Alberto Cormillot, perdido como turco en la neblina

Lista completa de temas

GARRAFAL CONFUSIÓN DEL CEREBRO CON LA MENTE

Horacio Velmont

Contacto

Alberto Cormillot - Wikipedia, la enciclopedia libre

https://www.infobae.com/salud/2022/08/18/las-partes-del-cerebro-por-que-a-veces-tenemos-reacciones-que-no-sabemos-de-donde-salieron/

Hoy, esto está escrito el 18/8/22, apareció un artículo del conocido especialista en obesidad Alberto Cormillot, tan disparatado que nos ha impulsado a aclarar las cosas.

Hemos titulado esta nota «Alberto Cormillot, perdido como turco en la neblina» porque «estar perdido como turco en la neblina” no es lo mejor que le puede pasar a una persona, ya que es la demostración de que está totalmente desconcertado, confundido ante algo que no puede resolver por no conocerlo, por no verlo, por no saber.

Demás está decir que turco o de la nacionalidad que sea, una neblina espesa no deja ver nada frente a nuestros ojos. Así ciegos, no se puede avanzar, ni siquiera intentar saber qué hay adelante.

Alberto Cormillot, en su artículo, habla del cerebro como si fuera la persona, es decir, el ser pensante, pero resulta que el cerebro es una máquina, y, como es sabido por todos (menos por el doctor Cormillot, por supuesto) las máquinas no piensan.

10 consejos para mejorar el rendimiento de tu computadora - Infobae

Para que se entienda mejor el disparate, es lo mismo que confundir la computadora con la persona que la opera.

Para aclarar un poco las cosas digamos que la mente es la parte pensante, el ser, la persona, y el cerebro es el órgano material que sirve para que la mjente pueda operar en el plano físico (dicho esto de la forma más elemental posible para que se entienda).

Si fuera solo este disparate, uno podría disimular y dejarlo pasar, pero resulta que todo el artículo es una divagación que no se condice con lo que actualmente se sabe de la mente humana y la forma de repararla cuando esta no funciona bien.

Hace u n tiempo hemos escrito una nota que resulta conveniente transcribir aquí porque da cuenta, mejor ninguna otra, de lo que acabamos de decir respecto del doctor Cormillot.

Lo que los médicos, los psicólogos
y los psiquiatras ignoran

Imagen relacionada

Resultado de imagen para imagenes ronald hubbard

DIANÉTICA Y CIENCIOLOGÍA
Apuntes basados en las enseñanzas de L. Ronald Hubbard

Inutilidad del diagnóstico de las enfermedades mentales

La ignorancia es la raíz de todos los males, estúpido!!

Ya ha transcurrido más de medio siglo  sin que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras hayan llegado a saber que la ciencia de la mente ha sido descubierta y con ella el origen de todos los trastornos mentales.

No estamos hablando de cosas esotéricas, ya que el libro donde se detalla tal descubrimiento está a la venta en todas las librerías del mundo y al alcance de todos los bolsillos, para decirlo de alguna manera ilustrativa. Incluso es un best seller permanente a nivel mundial.

En rigor, si bien hablamos de los médicos, los psicólogos y los psiquiatras, en el fondo nos estamos refiriendo a la humanidad toda, porque la ciencia de la mente ya debería ser conocida por todos, e incluso enseñarse en la misma escuela en cuanto el niño empieza a estudiar. Por lo menos las cosas sencillas que estén a su alcance entender.

Por qué se producen los desmayos? | CinfaSalud

¿Cuál sería el fundamento clave que todos deberían saber? Pues que toda disminución de la conciencia implica un implante hipnótico de impredecibles consecuencias si más tarde se activa por encontrarse en el entorno el restimulador apropiado.
Resultado de imagen para imagenes hipnotismo

Recuérdese que estamos hablando de hipnotismo, y todos saben cómo opera, haciendo que el sujeto cumpla las órdenes dadas por el hipnotizador, no importa lo absurda o ridículas que sean.

Desde ya que no estamos hablando del «hipnotismo de salón» ni tampoco del «hipnotismo teatral», que es solo entretenimiento y las «víctimas» simplemente actores pagados. Sin perjuicio, por supuesto, de que alguno por azar caiga de verdad en un trance hipnótico. También estas cosas suceden.

Una persona que se cae de una escalera y se desmaya, que sería el caso extremo de inconsciencia, graba todo lo que sucede a su alrededor a nivel celular como orden o sugestión hipnótica. Lo hace inherentemente, es decir, por construcción natural de la mente. Y no se puede anular.

ENGRAMAS

Técnicamente, esa grabación hipnótica se denomina «engrama». El engrama contiene todos los percépticos del momento: dolor, olor, tacto, ruidos, etc., y especialmente las conversaciones que se realizan en las cercanías de la persona desmayada. Todos estos percépticos son restimuladores del engrama-orden hipnótica.

Resultado de imagen para imagenes desmayo

¡Pobre, le costará mucho recuperarse!

Si alguien que ha acudido a auxiliarla dice, por ejemplo, algo tan común como: «Pobre, le costará mucho recuperarse», estas palabras formarán parte del engrama y en el futuro, en cumplimiento de esa orden hipnótica, le costará mucho recuperarse… ¡de cualquier cosa que le suceda!

Y ni pensar lo que le sucederá si dice: «¿Quedará paralítica?»… La mente reactiva no entiende de sutilezas y grabará directamente: «Quedará paralítica»… ¿Se entiende a qué me estoy refiriendo?

Resultado de imagen para imagenes cirujanosUn factor importante a considerar es el dolor, porque cuando en el incidente hay dolor -como en una operación quirúrgica-, la mente graba con más profundidad el engrama y hace más compulsiva la orden hipnótica que contiene.

La mente donde se graban los engramas se denomina reactiva, y es distinta de la mente analítica o consciente. Mientras la mente analítica o consciente graba recuerdos, la mente reactiva graba órdenes hipnóticas, es decir, engramas.

La diferencia entre un engrama y un recuerdo es que los recuerdos están al alcance de la conciencia, mientras que los engramas no, obviamente porque cuando fueron recibidos la persona estaba inconsciente.

Esto significa que la persona que recibió como engrama la orden hipnótica de que nunca se recuperará ignora esta circunstancia y por tanto la razón de que le cueste tanto recuperarse de cualquier cosa. Incluso cada vez que le suceda algo lo mencionará: «Siempre me cuesta recuperarme».

Otra diferencia es que los recuerdos no son aberrativos en tanto que los engramas sí. Los engramas, por otra parte, no son experiencia como los recuerdos, sino «acción impuesta», porque la mente reactiva no piensa antes de actuar, sino que reacciona automáticamente ante un estímulo determinado.

Es obvio que si la mente reactiva no operara así y antes de actuar evaluara la situación, en el tiempo que tardaría en hacerlo el organismo podría perecer. Es por eso que si escuchamos a nuestras espaldas una bocina pegamos un salto, y no importa si era la de un triciclo y no la de un autobús.

Mujer Mayor Caida Abajo De Las Escaleras Foto de archivo - Imagen de ropa, ciudadano: 84100026

«Yo también siempre me caigo de la escalera»…
 .

Continuando con el ejemplo, si las palabras dichas son otras, por ejemplo: «No puedo culparla, yo también siempre me caigo de la escalera», la pobre víctima llevará en sus células la orden hipnótica de caerse siempre de la escalera. Y por supuesto, si alguien de su entorno se cayera de la escalera, también dirá estas mismas palabras, «No puedo culparla, yo también siempre me caigo de la escalera», sin saber que sus palabras no provienen de su mente analítica o consciente sino de su mente reactiva.

Imagen relacionada

La existencia de la mente reactiva tiene su razón de ser porque ella toma el mando del organismo cuando la mente analítica o consciente se desconecta por alguna circunstancia. Es decir, opera como un fusible. Cualquier máquina, y la mente es una máquina, está protegida así.

Boxeo: Un boxeador grogui manda a la lona a su rival con un puñetazo sorpresa | Marca.com

Un boxeador que completamente «groggy» sigue tirando puñetazos al aire no lo hace con su mente analítica o consciente sino con su mente reactiva, que tomó el mando del organismo porque es un mecanismo de supervivencia. Todos los seres vivos lo tienen.

La mente reactiva, si bien por un lado ayuda al organismo a salvarse, por el otro lo aberra. Este es el quid.

En el hombre primitivo la mente reactiva lo ayudó a sobrevivir, pero en la etapa actual, el hombre no la necesita. O por lo menos no la necesita en tal magnitud.

¿Cómo opera esta mente en su función de salvar al organismo de un peligro? Supongamos que un perro salvaje viene a atacarnos. Obviamente nos asustamos y al hacerlo nuestra mente analítica o consciente disminuye su poder activándose la mente reactiva, que graba el incidente.

En el futuro, cada vez que aparezca un perro o algo que se parezca a un perro nos hará temblar sin que sepamos la verdadera razón: restimulación del engrama anterior con el enorme perro.

Como los incidentes parecidos se enlazan como los eslabones de una cadena, cada incidente los restimula a todos. Y de allí a enfermar a las personas hay un solo paso.

Imagen relacionada

Supongamos que alguien va al médico, al psicólogo o al psiquiatra porque apenas puede caminar ya que las piernas no soportan el peso del cuerpo. ¿Qué hacen estos profesionales? ¡Pues le hacen todos los exámenes que existen en la medicina con el resultado de que la persona está sana! Obviamente quedan perplejos, mandan al paciente a la casa y le aconsejan que compre una silla de ruedas.

Como última alternativa acude a un amigo que es cienciólogo y este lo trata con Dianética, y trabajando en equipo con él descubren que hace algunos años estuvo en cama muy enfermo y su madre a su lado cuidándolo decía continuamente: «No lo soporto más, no lo soporto más».

Estas palabras se habían grabado como engramas en la mente reactiva de su amigo, mecanismo que estúpidamente «interpretó» que las piernas no podían soportar el peso del cuerpo, y de ahí el problema.

El caso no es inventado y sucedió realmente. Todos los trastornos mentales enlistados por la Psiquiatría tienen este origen: claustrofobia, aracnofobia, etc.  Y la prueba de que su origen son los engramas es que cuando con la técnica Dianética, desarrollada por L. Ronald Hubbard, se los eliminan de la mente reactiva, tales trstornos desaparecen completamente.

¿Acaso es necesaria una mejor prueba?

Lo expuesto, que solo es una somera introducción a los descubrimientos de Hubbard, pueden completarse con la bibliografía indicada al pie.

LECTURAS RECOMENDADAS
CÓMO USAR DIANÉTICA (completo) (video)

https://www.youtube.com/watch?v=ZLxT10ifzHg

LISTA COMPLETA DE TEMAS ORDENADOS POR MATERIA (Conspiraciones, Misterios, Autoatentados, Religión, Ufología, Vaticano, etc.)
https://horaciovelmont.wordpress.com/2016/02/12/lista-completa-de-temas-por-materia/

¿POR QUÉ CREER EN EL GRUPO OBNOSIS?
https://horaciovelmont.wordpress.com/2016/02/14/por-que-creer-en-el-grupo-obnosis/  

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
DIANÉTICA Y CIENCIOLOGÍA
¿Por qué Cienciología es el único camino de salida para la humanidad?
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
¿Puede repararse la mente?
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
Los humanos robots
La verdad sobre el “baypass gástrico”
Por qué defiendo a Cienciología
La razón por la que se ataca a Cienciología
Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Falacias de la Neurología
Síndrome del impostor
Corrupción, método infalible para exterminarla de golpe
Todos somos dementes hasta que se demuestre lo contrario
Nunca preguntes: “¿Por qué lo hiciste?”
Los peligros del hipnotismo
El caso del médico asaltado que mató al ladrón
El caso de El Estrangulador de Boston
Lo que ignoran los maestros escolares
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Por qué ganó las elecciones Donald Trump?
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Tom Cruise y la maldición de Cienciología
Marlon Brando y la violación de María Schneider en … (Último tango en París)
La verdad sobre la cirugía estética
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La depresión, sus verdaderas causas
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
Hablemos de tetas, con perdón de la palabra
El fraude de las encuestas
¿Matar una cucaracha crea Karma?
¡Ufa con el miedo a volar! (Aerofobia)
La causa de la criminalidad
El síndrome de Tourette #!@%*
¿Qué es la Prosopagnosia o “ceguera facial”
¿Qué es la erotomanía?
Gurdjieff y su enseñanza sobre la falta de unidad en el hombre
Leah Remini vesus Cienciología
Los secretos de Cienciología develados
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte I)
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte II)
Cienciología y la Tecnología de Estudio
¿Realmente crees conocer a las personas?
Uso de la invalidación para manipular a las personas
Los esclavos de la Cienciología
La verdad sobre la carrera de Psicología
Preguntas y respuestas basadas en las críticas a Cienciología
¿Son recuperables los violadores?
Crítica a la serie Esclavos de la Cienciología
Obsolencia de la Justicia Penal, la pena, la cárcel y …
Cienciologia y el lavado de cerebro
Cómo inventa enfermedades la Psiquiatría
¿Es verdad que el tiempo cura todos los males?
Stealthing, práctica sexual de quitarse disimuladamente el preservativo
Trastorno por déficit de atención
Homosexualidad, inexorable camino involutivo
¿Por qué se nos pega un hit? (A propósito del … tema “despacito”)
El caso Fernando Farré, asesino de su esposa con 70 puñaladas …

Síndrome de la acumulación compulsiva
El origen del síndrome de las compras compulsivas
La Psiquiatría y el cuento de los asesinatos a sangre fría
La verdad sobre el éxito de la canción “Despacito” 
El affaire Julio De Vido, ¿honor entre ladrones?
Sadismo, masoquismo y “Las 50 Sombras de Grey”
Dislexia, Neurobiología y Oscurantismo

El extraño caso de las “Ponygirls”
El síndrome de Asperger o los inventos de la Psiquiatría
La verdad sobre los asesinatos de mujeres en México
El Nudismo al desnudo
Hablemos de sexo, con perdón de la palabra
El extraño caso de Andréi Chikatilo, el carnicero de Rostov
Cayó preso Boudou, ¿y Cristina cuándo cae?
La cárcel, el invento más perverso, estúpido e inútil del mundo

La homosexualidad no es inherente al ser humano
Eduardo Feinmann y su fallida encuesta sobre el aborto
Tiempos de barbarie: la terapia de conversión para curar la homosexualidad
El caso del policía Luis Chocobar, ¿héroe o asesino?

Aborto o el dilema de asesinar o no a la criatura por nacer
No siempre “somos lo que pensamos” 
Misión imposible: atropellar y no huir
Cienciología y el aborto
Exhibicionismo, ¿perversión sexual o enfermedad mental?
Oscurantismo y castración química para los violadores

La verdad de lo que nos sucede cuando muere un ser querido
Falacias abortistas
Instrucciones para provocar trastornos mentales en el niño
El misterio de la extraña enfermedad de Shanyna Isom
El misterio de la esquizofrenia
Inutilidad del diagnóstico de las enfermedades mentales
El aborto y la justificación del asesinato de la criatura por nacer …
El crimen no paga, el aborto tampoco
El lucrativo negocio que encubre el aborto legal, seguro y gratuito …
La Psiquiatría y la Neurología al borde de la demencia
Mauricio Macri y la ley de aborto legal ¿cómplice de homicidio …
El “Aborto legal” y “El Planeta de los Simios”
El fraude de “Reduccel cápsulas” para adelgazar
El Aborto Legal y el refrán “Morte a te, felicita per noi”
El mito de la imparcialidad de los jueces 
Mario Vargas Llosas y el aborto
La verdad sobre el sexo anal
Los peligros ocultos de las prácticas sadomasoquistas
La violación de Thelma Fardin (Juan Darthés)
Carta abierta a todas las mujeres violadas
Boxeo ¿deporte o crimen? 

Lo único malo de Cienciología son los cienciólogos
Hablemos de la obesidad y las dietas
Lo que la Psiquiatria ignora sobre los tranquilizantes
Neurología o cómo seguir en el horno
Psiquiatras: ¡la depresión no se cura con drogas ni con electrochoques!

El Código Penal como indicio del fracaso de una civilización
La tortura del aplanamiento de senos
¿Quieres saber la verdad sobre Cienciología? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre el Psicoanálisis?  ¡Pregúntame!
Tu Sam y los peligros del hipnotismo
¿Quieres saber la verdad sobre el “Juicio por Jurado”? ¡Pregúntame!
¿Por qué Cristina, ladrona confesa, mide tanto en las encuestas?
Pedofilia, ¿amor por los niños o enfermedad mental?
Hablemos de la pedofilia y de los pedófilos
Eutanasia, el caso de Noa Pothoven
¿Por qué los políticos nunca admiten su culpabilidad?
La violación de Marcela Baños
La verdad de las siglas LGBT (Lesbianas, Gay, Bissexual, Transgénero)
El extraño caso de las personas que se creen animales
El drama de los LGBTIQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Travestis, Transesuales, Intersexos)

¿Quieres saber la verdad sobre la homosexualidad? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre la fiebre uterina o ninfomanía? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre el travestismo? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre la transexualidad? ¡Pregúntame!

¿Hay niñas con pene y niños con vulva?
Existencia del alma, ¿mito o realidad?
¿Quieres saber la verdad sobre el traslado a otros universos? ¡Pregúntame!
El drama de los transgénero (el caso de Mariano “Marian” López Reta)
Hablemos del orgasmo femenino, con perdón de la palabra
¿Macri también padece del “Mal de Hubris”?
La violación de Sofía Otero
La “amnesia disociativa” o cómo la Psiquiatría inventa enfermedades mentales
El caso de los hombres que se creen mujeres

La verdad sobre las personas que creen ser animales
Todas las desviaciones sexuales tienen el mismo origen y son reversibles

El “orgullo gay” en el banquillo
La verdad oculta en el “orgullo gay”
La ciencia contra la homosexualidad
La verdad sobre el “suicidio por policía”
Los jueces penales tienen que dejar de juzgar a “ojo de buen cubero”
La verdad por la cual la pena de muerte no disuade la criminalidad
El extraño caso de Gil Pereg, que se cree gato, maúlla y le tiene terror al baño
¿Quieres saber la verdad sobre las fantasías sexuales? ¡Pregúntame!
La verdadera historia del descubrimiento de la mente reactiva
Conspiración contra el vapeo (la verdad sobre el cigarrillo electrónico)
¿Te atreverías a entrar en la “Casa del Terror” para ganar 20.000 dólares?
¿Quieres saber por qué existe la maldad? ¡Pregúntame!
¿Sabías que existen personas que tienen sexo con automóviles?
La verdad sobre la masturbación pública
La verdad sobre el miedo a los payasos
La verdad sobre Cienciología y la homosexualidad
La verdad sobre el cambio de sexo
El fraude de las operaciones de “cambio de sexo

El fraude de la adopción homosexual
La verdad oculta detrás de la cirugía de “cambio de sexo”
El extraño caso de los niños que creen ser niñas o animales

Psiquiatría, disforia de género y transexualidad
Hablemos de Estanislao Fernández, el hijo gay del presidente electo argentino
La verdad sobre el tercer sexo
Identidades sexuales: hombre, mujer, intersexo y animal
Carta abierta a todos los gays, lesbianas, bisexuales, travestistas y transexuales
Evo Morales y la enfermedad de querer eternizarse en el poder
¿Qué sucedería si extirparas de tu mente ese “arbitrario” que hace que no seas tú?
El extraño caso de Tom Peters, el primer hombre “transespecie”
Hipnotismo y homosexualidad
Cómo la ignorancia vuelve estúpidas a las personas
¿Quieres saber por qué los homosexuales no quieren curarse? ¡Pregúntame!
El extraño caso del supositorio milagroso que cura la homosexualidad
El extraño caso de Karen, que pasó de hombre a mujer y ahora quiere ser caballo
¿Quieres saber cuál es la diferencia entre un homosexual y un heterosexual? ¡Pregúntame!
El Electropsicómetro, el aparato que cura la homosexualidad
Homosexualidad, ¿enfermedad mental, perversión o elección de vida?
Por qué la homosexualidad debe erradicarse
El homosexual debe ser respetado, pero la homosexualidad combatida
La homosexualidad en el reino humano y en el reino animal
¿Qué es más difícil, dejar el cigarrillo, dejar el alcohol o dejar de ser homosexual?
La Psiquiatría se burla de los gays
Cuando la realidad supera a la ficción
Los hombres y las mujeres son espíritus encarnados con el sexo de nacimiento
El engaño de la ideología de género
La homosexualidad en el Planeta de los Simios
Todos los homosexuales son heterosexuales
Carta abierta a un abortista, ministro de salud pública Ginés González García
Salir del clóset debería ser fácil, la Psiquiatría lo ha hecho difícil
Ningún presidente es cuerdo (ni tampoco el vicepresidente)
¿Sabías que Brad Pitt sufre de “ceguera facial”?
La iglesia alemana quiere abolir el celibato y propiciar el sexo homosexual
El lenguaje inclusivo como enfermedad mental
¿Qué parte de “LA HOMOSEXUALIDAD ES UNA ENFERMEDAD MENTAL” no entiendes?
Diferencia entre identidad de género, sexo biológico y expresión de género
¿Qué parte de “el abortismo es una enfermedad mental” no entiendes?
¿Qué parte de “el lenguaje inclusivo es una enfermedad mental” no entiendes?
Dady Brieva, Luis Novaresio y la carga de ser puto
¿Qué parte de “Nos están tomando por idiotas” no entiendes?
El insólito caso del comisario que se masturbaba frente a sus subordinadas
Florencia de la V ¿es un hombre o es una mujer?
¿Qué parte de “hay países donde es legal tener sexo con animales” no entiendes?
Gabriel Rolón, psicoanalista, o el culto al discurso hueco
Buenas y malas noticias para los gays, las lesbianas, los bisexuales, los travestis, los transgénero, los transespecie e incluso los quer
¿Cuál es el largo de un cabello?
El caso de los rugbiers asesinos y la Justicia a “ojo de buen cubero”
Carta abierta a Fernando Burlando, a propósito del asesinato de Fernando Báez Sosa
Aborto legal: la mujer que opte por no abortar no será sancionada penalmente
El caso de los rugbiers asesinos, la otra mirada
Cómo devolverles la dignidad a los homosexuales
La homosexualidad tiene el mismo origen que todas las enfermedades mentales enlistadas por la Psiquiatría
La Psiquiatría cataloga a la homosexualidad como perversión
El Coronavirus y la somatización de sus síntomas
Yo estuve preso en la cárcel de Devoto durante quince días
El fraude de la reprogramación mental
Olores que matan (hiperosmia y fantosmia)

El caso del jubilado Jorge Ríos que mató a un ladrón
¿Por qué es tan difícil superar las adicciones?
“Todos hablan por boca de ganso”
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte 1)
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte 2)
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte 3)
Ivana Nadal: “El violador también fue un bebé inocente”
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte 4) Autismo
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte VI) Desagravio a las tetas
El caso del hombre que se operó para parecerse a un alien
Cary Grant, bisexual, entre Randolph Scott y Sophia Loren
Fobias, cómo superarlas
Carta abierta al Dr. Alberto Cormillot
Muerte de Maradona, lo que nadie dijo (ni dirá)
Por qué los medicamentos mataron a Maradona
Pensamientos obsesivos, cómo eliminarlos
El experimento que demostró que la Psiquiatría es pseudociencia
¿Sabías que la mente humana es infalible?
La ejecución de Lisa Marie Montgomery
Cómo los engramas condicionan nuestra conducta
Hablemos del bruxismo o rechinar de dientes
Tartamudez, ¿enfermedad “misteriosa”?
El verdadero crimen de las bromas pesadas
¿Qué parte de “la neurología es seudociencia” no entiendes?
El peor crimen: hablar en torno a una persona inconsciente
Para entender a Alberto, el presidente que nos merecemos
¿Hombres policías con polleras? ¡Pues ahora sí!
“Amaxofobia”, una nueva enfermedad mental inventada por la Psiquiatría
El caso del cartonero Carlos Savanz que secuestró a la niña Maia
Por qué la Justicia no quiere que el delincuente se redima
Asexualidad, ¿celibato, abstinencia o enfermedad mental?
El fracaso de los métodos para dejar de fumar
¡Ufa con querer instaurar la pena de muerte en Argentina!
Video que da qué pensar: ¿somos solo materia o hay algo más?
Hablemos de la disforia postcoital: cuando el orgasmo provoca tristeza
¿Las cadetas de la Policía tienen que acostarse con sus jefes?
Demi Lovato ¿género no binario?
El Coronavirus, la cuarentena y el síndrome de la cueva
Relación entre el autismo, la homosexualidad y creerse un animal
¿Sabías que la “máquina de la felicidad” ya se inventó pero se oculta?

¿Sabías que en “La naranja mecánica” Stanley Kubrick denunció la programación Mk Ultra?
Si no sabes esto es porque lo ocultan
Penes de madera ¿y por qué no también vaginas de plástico?
Ni masculino ni femenino: DNI para “personas no binarias” (?)
Hablemos del hábito de comerse las uñas
Hablemos de la adicción a la pornografía
Si sufriste abuso sexual, nunca acudas a un psiquiatra
El drama de Chano Charpentier, Maradona y las drogas
La condena a prisión perpetua de Nahir Galarza, un disparate judicial
Contundente descargo del hijo de Alberto: “Soy reputo y bancátela”
La demencia llegó al deporte
Carta abierta a Luis Novaresio (burla al lenguaje inclusivo)
Solo hay dos géneros: masculino y femenino (el resto es enfermedad mental)
Hablemos de las mujeres que acaban rápido
Los talibanes y el verdadero origen de sus aberraciones
ESTUPOR: El Congreso se iluminó con los colores de la bandera LGTBIQ+
El gran engaño de los psicofármacos
Soy bisexual, la confesión de Ángela Torres
Votar es irracional (menos mal que no todos lo saben)
Mauricio Macri: ¿apología del delito?
La orientación sexual, si no es heterosexual, es enfermedad mental
Las neurociencias fallan por la base
Juicio por jurados, un disparate judicial
Acudir a los psicofármacos, la peor decisión
Francia, pionera en la prohibición de las “terapias de reorientación sexual”
¿Quieres curarte de la dislexia o la homosexualidad o los ataques de pánico? ¡Pregúntame!
La homosexualidad a la luz de los conocimientos actuales
Una más de la nefasta Psiquiatría: “Estimulación cerebral profunda”
¿Sabías que Demóstenes se curó la tartamudez hablando con piedritas en la boca?
“Yo nena, yo princesa”, el caso de los niños “trans”
El caso de las selfies mortales o cuando el instinto de conservación falla
Los travestis van “armados” (conmoción por el chiste de Sergio Lapegüe)
¿Conoces a Jeffrey Dahmer, “el caníbal de Milwaukee”?
Luis Novaresio y la reivindicación de su condición de puto
Los homosexuales tienen ojos y no ven, oídos y no escuchan…
Asesinato del kiosquero ¿se puede matar a sangre fría?
El peor error de la Psiquiatría forense
Hablemos de la tartamudez de Eduardo «Wado» de Pedro
Alberto Fernández, la derrota electoral y su extraña autopercepción de haber ganado
Otro disparate de Facundo Manes: «el presidente tiene anosognosia»
Las drogas, el celular y el síndrome de la abstinencia
Dianética, la única terapia que puede curar la homosexualidad
Antonio Laje, los acosadores sexuales son también víctimas
Fabián Gianola, los acosadores sexuales también son víctimas
Vladimir Putín versus el género «trans»: un hombre es un hombre y una mujer una mujer
¿Qué parte no entiendes de «todos tenemos órdenes hipnóticas ocultas que dirigen nuestra conducta»?
La obesidad, ¿es o no una enfermedad?
El caso de Héctor «Bambino» Veira, condenado por abuso sexual
Nahir Galarza, ¿inocente o culpable?
El caso de Lucas: bullying por dislexia
Richard Gere ¿besador obsceno e impúdico?
¿Sabías que la Justicia Penal es la institución más obsoleta?
Lizy Tagliani y el absurdo de declararse «trans»
¿Qué parte no entiendes de «si no hay consumidores no hay narcotráfico»?
El extraño caso de Erik Sprague, “El hombre lagarto»
¿Sabías que la naturaleza básica de los seres humanos es la racionalidad, la bondad y la solidaridad?
El extraño caso de Billy Milligan, que poseía 34 personalidades diferentes
Hablemos de la maldita depresión, de su verdadero origen y de su curación
¿Qué es esa tontería del «Síndrome de Stendhal»?
¿Por qué los hombres violan?
¿Qué parte no entiendes de «no existen las mujeres con pene»?
¿Qué parte no entiendes de «el diagnóstico de las enfermedades mentales es un bluff de la Psiquiatría?»
Ansiedad sexual, trastorno mental cuyo origen y curación la Psiquiatría ignora supinamente
La verdad de cómo impacta la muerte de un ser querido en el cerebro
Hablemos de la Tricotilomanía, compulsión de arrancarse el pelo
Hablemos del cachetazo de Will Smith a Chris Rock en los Oscar 2022
¿Qué parte no entiendes de «la homosexualidad no es una opción personal»?
¿Sabías que en el Ejército argentino hay soldados y «soldadas»?
Chifladuras del Siglo XXI: cirugías de cambio de género
El calvario de ser gay en la Venezuela de Maduro
Autismo, Psiquiatría y el fraude del diagnóstico de las enfermedades mentales
Lo único que faltaba: ¡clubes de masturbación!
¿Por qué es tan difícil tratar las enfermedades mentales?
Jamás le pegarías a un niño si supieras las verdaderas consecuencias del castigo
Solo la ignorancia provoca la persecución de las personas del colectivo diverso (LGBT+)
La batalla perdida de Alberto Cormillot contra la obesidad
¿La mente puede hacer que un hombre crea ser mujer y que una mujer crea ser hombre?
Hablar de Cienciología es hablar de la estupidez humana
Hablemos del asma, su verdadero origen y curación
El día en que la Psiquiatría hundió a los homosexuales
Máxima estupidez: utilización estatal del «lenguaje y comunicación no sexista»

.

 

¿Quién crees que es el Papa Francisco?

Lista completa de temas

¿SANTO O DEMONIO, INGENUO O HIPÓCRITA?

Horacio Velmont

Contacto

El papa Francisco afirmó que si llegara a renunciar a su cargo "no volvería a vivir a la Argentina"

Jorge Mario Bergoglio cumplió ya nueve años como papa Francisco en el Vaticano, y como jerarca máximo de la Iglesia Católica.

La pregunta que nos hacemos en esta nota, para bien o para mal, es si el papa Francisco es un Santo o un demonio, y también si es un ingenuo o un hipócrita.

No tenemos ninguna intención de facilitarle a nadie la respuesta, porque lo que expondremos a continuación hablará por sí mismo y deberá ser el propio lector el que responda a la pregunta. ¡Y vaya sorpresa que se llevará!

Solo diremos  que el lector tiene que prestar atención, más que a la figura del papa, que en definitiva es anecdótica en razón de la brevedad de su reinado, a la institución que representa, que no es lo que aparenta ser

El terrible secreto de François Berenger-Saunière

EL ORO DE RENNES

Imagen relacionada

“Cuán bien sabemos qué superstición mas útil ha sido para
nosotros esta fábula de Cristo”. Papa Leo X (1513-1521)

François Berenger-Saunière

El sacerdote Berenger-Sauniére tomó a su cargo la parroquia de Rennes-le-Château en 1985 y seis años más tarde, allá por 1891, comenzó a realizar reformas en la iglesia -un edificio construido en época medieval, maltrecho a causa del implacable paso de los siglos y los estragos de la humedad- hasta que el azar hizo que los albañiles descubrieran una oquedad en uno de los pilares del altar mayor, dentro de la cual se ocultaban dos pergaminos y de cuya veracidad dio fe el testimonio de dos de los obreros que participaron en aquella restauración, los cuales en 1958 refirieron el encuentro a Gérard de Sède, hecho que éste consignó en su libro “El Oro de Rennes”.

Con posterioridad a este descubrimiento, y después de un viaje a París en el que hizo examinar por peritos los documentos encontrados para establecer su autenticidad, este sacerdote pareció enriquecerse de golpe, acometiendo costosísimas reformas que nunca podían haber salido de su magro bolsillo, dado la modestia de su cargo, y embarcándose en un alto tren de vida que fue el asombro de todos sus vecinos. 

Berenger-Saunière compró terrenos y mandó levantar dos nuevas edificaciones: una fastuosa mansión que bautizó como Villa Bethania, a la que trasladó su residencia, y la muy peculiar Torre Magdala, que acogió su biblioteca. Asimismo, emprendió una serie de reformas en el cementerio del pueblo, y por último no se limitó a restaurar el viejo templo medieval: en realidad lo que hizo fue erigir una nueva iglesia siguiendo su propio, y dudoso, criterio estético.

TERRIBILIS EST LOCUS ISTE Un... - La Ciudad de la Llama Azul | Facebook

El misterio del abad Saunière en Rennes-le-Château

Pero lo que más alarmó a los pobladores y sembró la discordia entre sus superiores jerárquicos, fue el hecho de dar un nuevo sentido a la vetusta sede parroquial, emplazando una escultura de tintes demoníacos a la entrada del templo, que sostiene la pila de agua bendita, y una inscripción, tallada sobre el pórtico, que reza: “Terribilis Est Locus Iste” (Este lugar es terrible).

Son, como se ve, factores suficientes para explicar las suspicacias que, poco a poco, se fueron afianzando entre los vecinos: de un lado, la sospecha fundada de que algo turbio ocurría en torno a aquel párroco que había llegado al pueblo sin más patrimonio que el que le otorgaban su ínfimo sueldo y unos exiguos ahorros familiares y que, de pronto, no sólo emprendía ambiciosas construcciones, sino que llegaba a alternar con figuras de la sociedad y la cultura francesas que formaban parte de círculos ocultistas con los que el sacerdote habría entrado en contacto durante su estancia en París, y en los que incluso se inscribían miembros de la realeza europea.

Durante muchas décadas, la vida y milagros de Berenger-Saunière sólo sirvieron para alimentar el imaginario local y apenas trascendieron los límites del Languedoc, y probablemente no lo hubieran hecho nunca de no ser por los opúsculos del ya citado Gerard de Sède y por la posterior aparición de tres investigadores que accedieron a los estudios de aquél y les dieron un impulso nuevo y definitivo al aprovecharlos para desarrollar una tesis que terminaría rompiendo moldes.

La aparición de El enigma sagrado —el libro en el que Michael Baigent, Richard Leigh y Henry Lincoln comenzaban refiriéndose al caso de Rennes-le-Château para terminar elaborando una densa teoría que explicara la inmensa riqueza acumulada por Saunière y que, de paso, hiciera tambalearse ciertos dogmas— supuso una cierta conmoción a principios de la década de los 80, cuando vio la luz la primera edición, y su eco se fue expandiendo paulatinamente y adquirió tintes homéricos cuando, allá por la pasada década, un escritor norteamericano refundió sus tesis en una obra de ficción que se convertiría en el último gran boom del mercado literario en los años inmediatamente anteriores a la crisis.

Dan Brown no dijo en ningún momento que El enigma sagrado se encontrara entre las fuentes que había utilizado para escribir El código Da Vinci, pero basta con confrontar uno y otro título para comprobar que todas las supuestas revelaciones del segundo se habían explicitado ya en el primero, y que da la impresión de que, en no pocos pasajes, el narrador norteamericano no hizo más que copiar y pegar lo que 20 años antes habían pergeñado sus antecesores.

Sería completamente inútil detallar las diversas teorías que emitieron aquellos que investigaron la historia de Berenger-Sauniére para justificar su inmensa fortuna  porque no llevarían a ningún buen puerto, especialmente porque ninguna da en la tecla.

Como se dice vulgarmente, vamos directamente al punto: este sacerdote encontró documento probatorios del casamiento de Jesús con María Magdalena, y supuestamente de su descendencia.

Digo de su «supuesta» descendencia porque esto es un dato erróneo, ya que ellos no tuvieron descendencia en razón de que un hijo hubiera obstaculizado o impedido su Ascensión al Reino Crístico a través de la Magia Sexual.

Este hecho permite terminar con uno de los mitos: no existe ninguna tumba, ni de Jesús ni de María Magdalena, ya que el proceso de Ascensión involucra la disolución del cuerpo físico. El otro es que Jesús no fue crucificado, siendo este hecho pura invención.

Es de hacer notar, en este último sentido, que los propios autores de El enigma sagrado cuentan en su libro cómo, al iniciar las primeras pesquisas en torno al asunto de Rennes-le-Château, recibieron la carta de un viejo sacerdote que les advirtió que el secreto de Berenger-Saunière consistía en «pruebas incontrovertibles de que la crucifixión era un engaño y de que Jesús aún vivía en el 45 d. C.» Es decir, algo que no solo ponía en solfa un dogma universalmente aceptado y extendido entre una buena parte de la humanidad, sino que incluso podía llegar a cuestionar el poder del Vaticano, una institución que, en las postrimerías del XIX, gozaba aún de un poder inmenso en casi todos los ámbitos del mundo occidental.

¿A estas alturas hay necesidad de aclarar que la inmensa fortuna de Berenger-Saunière provenía del chantaje  -de que otra manera podría llamárselo-  que éste le hizo al Vaticano para guardar silencio? Y menos aclaración necesita aún el hecho de que cualquier dinero que exigiera Berenger Saunière sería poco frente a la destrucción de la Iglesia que significaba la circunstancia de que se hicieran público los documentos encontrados. 

Existen muchísimos temas afines al descubrimiento de Bergenere-Saunière, pero ya los hemos abordado en otros lugares y sería redundante volverlos a reiterar aquí. Para aquellos que deseen estudiarlos indicamos al pie los link respectivos.El verdadero Santo Grial

COMENTARIO DE DANIEL (DIRECTOR DEL GRUPO RUANEL)
Discutir si Jesús estaba casado es tan absurdo como discutir si el Papa es soltero. Si bien Jesús no era judío, sin embargo estaba asimilado a ellos y a sus costumbres,  y como todo rabí estaba casado (de la misma forma como todos los Papas son solteros). En ambos supuestos las cosas caen de maduro y debatir al respecto es poco menos que ridículo. En cuanto al descubrimiento de Berenger-Saunièri, los documentos que encontró estaban referidos al casamiento de Jesús con María Magdalena (María de Betania).
En esos tiempos, valga la reiteración, no se concebía que un rabí no se casase y por eso Jesús tuvo que hacerlo obligadamente.  La razón de que no se mencione en ningún texto esta circunstancia es por la misma razón de que tampoco se haga alusión a que un Papa es soltero. Sería una superfluidad porque son hechos públicos y notorios.
Por último, el Santo Grial no era una copa ni tampoco el hijo que llevaría María Magdalena en su vientre, en primer lugar porque Jesús no tuvo descendencia, y en segundo lugar porque el Grial representa al útero femenino. Se trata de una copa perfecta, de un cáliz. También está relacionada con la Alta Magía Sexual. 

Es importante hacer hincapié también que entre los documentos que encontró Berenger-Saunière estaba la prueba de que la iglesia era más satánica que otra cosa y que en lugar de adorar a Dios adoraba a Satán. En definitiva, que la iglesia estaba lejos de ser lo que aparentaba ser, y por eso  este sacerdote hizo emplazar una escultura demoníaca y esculpir las palabras “Terribilis Est Locus Iste” (Este lugar es terrible).

LECTURA RECOMENDADA
La farsa de las religiones judeo cristianas

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
El horrendo destino de Jehová
La verdad sobre Sodoma y Gomorra
Las plagas de Egipto
El descenso de Jesús “a los infiernos”
Jehová es Satanás
Jehová, el dios chantajista
El mito de la crucifixión de Jesús
La verdad sobre el aborto
Sudario de Turín, ¿verdadero o falso?
Origen de Jehová y los humanos mortales
¿Jesús es Dios?
El enigma de la combustión humana espontánea
¿Quieres saber la verdad oculta detrás del mito de la «Virgen María»?
La verdadera historia de Nerón
El Evangelio de Nerón
La iglesia del papa Francisco
El cuento de la “Transfiguración” de Jesús
La tentación de Jesús por Satanás
Jehová y la clonación de Adán y Eva
La trampa de la reencarnación
Reivindicando a Jesús
Las muertes de Jesús
Código Da Vinci, ¿ficción o realidad?
Circuncisión, ¿mutilación divina o satánica?
Ascensión, autocombustión y evolución
El enigma de la combustión humana espontánea
El Jardín del Edén existe y está ubicado
El caso de los simios humanos
El terrible secreto de François Berenger-Saunière
El secreto de los Templarios
La verdad sobre la virginidad de María
La historia adulterada de Jesús
La verdad sobre el nacimiento de Jesús
El Papa Francisco y la Iglesia Católica
Ascenso al Reino Krístico o descenso al Reino Simio
¡Ufa con la crucifixión de Jesús!
Papa Francisco, ¿comprador o vendedor de humo?
José Luis Parise ¿chanta o iluminado?
El cuento de la tumba de Jesús
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
El cuento de la Última Cena de Jesús
Homosexualidad, inexorable camino involutivo
¿Es posible liberarnos de la esclavitud de las religiones?
El misterio del origen del hombre, su envejecimiento y muerte
La fallida encuesta de Eduardo Feinmann sobre el aborto
El aborto y el supuesto derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo …
Aborto o el dilema de asesinar o no a la criatura por nacer
Carta abierta a Victoria Donda sobre el aborto
El aborto y la instauración de la pena de muerte en Argentina
Javier Milei, el caso del economista que no eyacula
¡Ufa con el “Santo Sudario”!
El aborto desde el punto de vista esotérico
La ciencia nunca descansa, pero debería hacerlo
¿Sabías que el dios de los católicos y de los judíos es el mismo Satanás?
¿Quieres saber la verdad sobre Jesús? ¡Pregúntame!
El incendio de la Catedral de Notre Dame 
¿Quieres saber la verdad sobre las diez plagas de Egipto? ¡Pregúntame!
¿Qué parte de «Jesús se casó con María Magdalena en las Bodas de Caná» no entiendes?
¿Quieres saber la verdad sobre si Jesús es Dios? ¡Pregúntame!
¿Dónde está el cuerpo de Jesús?
Jesús nunca existió
La cruda verdad sobre María Magdalena, la esposa de Jesús

 

La homosexualidad como enfermedad mental y la terapia de conversión

Lista completa de temas

LA IGNORANCIA ES LA RAÍZ DE TODOS LOS MALES

Horacio Velmont

Contacto

@frioconsol

https://www.infobae.com/lgbt/2022/07/23/fue-victima-de-las-terapias-de-conversion-y-relata-el-calvario-que-sufrio-ensenan-a-que-te-odies-y-te-colocan-al-borde/

Hoy, esto está escrito el 23/7/22, apareció un artículo en Infobae que nos ha movilizado a escribir esta nota, reiterando conceptos ya expresados, que dan cuenta, por un lado, de que la homosexualidad es un trastorno mental como cualquiera de los enlistados por la Psiquiatría (claustrofobia, aerofobia, etc.), y por el otro que, como tal, es reversible.

En este artículo de Infobae el autor habla de los padecimientos sufridos cuando estuvo bajo el tratamiento conocido como «terapia de conversión», un disparate mayúsculo que da pie al título de esta nota: «La ignorancia es la raíz de todos los males».

Hace un tiempo hemos escrito una explicación bastante exhaustiva sobre esta disparatada terapia y por supuesto sobre el verdadero origen de la homosexualidad. Vale la pena su lectura.

Tiempos de barbarie: la terapia de
conversión para curar la homosexualidad

Resultado de imagen para imagenes homosexualidad

Resultado de imagen para IMAGENES TERAPIA DE ORIENTACION SEXUAL

ME TORTURARON PARA CURAR MI HOMOSEXUALIDAD

https://www.clarin.com/mundo/torturaron-curar-homosexualidad_0_HkjGk1THf.html

El tema de la homosexualidad lo hemos abordado muchas veces y parecía que ya lo habíamos dicho todo, pero sin embargo dejamos de lado un aspecto importante: las terapias que pretenden transformar al homosexual en heterosexual, lo cual es un disparate si no se conoce con certeza el mecanismo mental y con más precisión el factor que provoca el desvío de la sexualidad normal.

La clave de la sexualidad normal, es decir, de la heterosexualidad, lo brinda el hecho de que la evolución del ser humano está afincada en la relación sexual entre un hombre y una mujer, no entre dos mujeres o dos hombres.

Si consideramos que la vida en el plano físico es lo único que hay y que al morir todo se acaba porque nos disolvemos en la nada, como pregona la Psiquiatría, la homosexualidad podría ser considerada una alternativa válida.

Pero si, por el contrario, partimos de la base de que el ser humano es un espíritu que evoluciona, como preconizan los Maestros de Luz, y que al dejar el plano físico continuamos nuestro camino hacia reinos superiores, entonces la cosa cambia.

Resultado de imagen para imagenes magia sexual

¿Pero por qué la homosexualidad constituiría un camino involutivo? Y la respuesta se encuentra, desde el punto de vista esotérico, en la Magia Sexual, que exige la participación de un hombre y una mujer para ascender al Reino Crístico, que es precisamente el próximo escalón al que debe subir la raza humana.

Resultado de imagen para imagenes discriminacion

La afirmación de que la homosexualidad es un camino involutivo no tiene ninguna relación con la tan mentada discriminación, que es el trato diferente y perjudicial que se da a una persona por motivos de raza, sexo, ideas políticas, religión, etc.

Resultado de imagen para imagenes orgullo gay

En este sentido hay que catalogar al denominado «orgullo gay» como un absurdo en cuanto –y siempre hablando desde el punto de vista de que el ser humano es un espíritu que evoluciona–, la homosexualidad es el camino opuesto.

Imagen relacionada

Resultado de imagen para imagenes jesus y maria magdalenaSi seguimos al Maestro Jesús -el verdadero, no al inventado por la Biblia-, que decía que él era el Camino, la Verdad, y la Vida, y por tal motivo se esposó con María Magdalena para ascender con ella al Reino Crístico a través de la Magia Sexual, entonces tenemos que preconizar la heterosexualidad y no la homosexualidad.

Respetamos al homosexual como ser humano, pero combatimos, por los motivos expresados, a la homosexualidad en cuanto se trata de una desviación de la energía sexual que impide la Ascensión, que es harina de otro costal. ¿Se entiende el punto?

Demostrado que la heterosexualidad es lo normal, la pregunta es si son válidos los intentos de transformar a un homosexual en heterosexual.

terapia homosexualidad codigo nuevo

http://www.codigonuevo.com/asi-son-las-aberrantes-terapias-de-conversion-sexual-que-quieren-sanar-a-los-gays-y-que-todavia-hoy-se-practican/

La respuesta obvia es que si la terapia es la correcta nada obstaría a su aplicación. Pero, lamentablemente, las que se aplican en la actualidad son, además de disparatadas, extremadamente crueles y perjudiciales a causa de la ignorancia que existe en la Psiquiatría y en la Psicología tradicional sobre el origen de la homosexualidad y la bisexualidad, que también hay que incluirla.

Pero antes de continuar veamos lo que dice al respecto Wikipedia, que constituye un buen comienzo para abordar este tema.
https://es.wikipedia.org/wiki/Terapia_de_reorientaci%C3%B3n_sexual 

La terapia de reorientación sexual (también conocida como terapia de conversión sexual) consiste en una serie de métodos pseudocientíficos enfocados al cambio de la orientación sexual de personas homosexuales y bisexuales para intentar convertirlos en heterosexuales, o para eliminar o disminuir sus deseos y comportamientos homosexuales, incluyendo la modificación del comportamiento, la terapia de aversión, el psicoanálisis, la oración y el consejo religioso.​ La terapia de reorientación sexual está estrechamente relacionada con el movimiento exgay, que es más explícitamente religioso.
Grupos de exgais tienden a concentrarse en evitar actividades homosexuales y secundariamente (o a veces, en absoluto) en cambiar la tendencia subyacente.
Actualmente, la Asociación Estadounidense de Psicología (en una resolución con 125 votos a favor, y 4 en contra) condena estas terapias que intentan cambiar la orientación sexual de los pacientes, indicando que hay grandes probabilidades de que los pacientes sufran depresión y tendencias suicidas. Además, declaró que los psicólogos y demás terapeutas no deben decirle a sus clientes homosexuales que pueden convertirse en heterosexuales a través de terapia u otros tratamientos ya que no existe evidencia sólida de que esto sea posible. Estas declaraciones fueron realizadas luego de una investigación que duró dos años y en las que participaron sus 150 000 miembros.
El consenso médico y de los trabajadores de la salud mental en los Estados Unidos es que no existe o existe muy poca evidencia científica de que la terapia de reorientación sexual sea efectiva para cambiar la orientación sexual, y existe alguna evidencia de que puede ser dañina.​ Ninguna de las principales organizaciones médicas de Estados Unidos apoya la terapia de reorientación y algunas han expresado su preocupación sobre la ética y las hipótesis que rodean a esta práctica.
La mayoría opina que la orientación sexual no puede ser cambiada con terapia ni mucho menos a la fuerza,​ que los intentos de reorientación pueden ser dañinos para el bienestar personal,​ y que «las posiciones defendidas por [los partidarios de la terapia de reorientación] NARTH (National Association for Research and Therapy of Homosexuality) y Enfoque a la Familia (Focus on the Family) crean un ambiente en el que pueden florecer el prejuicio y la discriminación».
E
l término de «conversión» suele preferirse al de «reparativo», ya que este último sugiere que el deseo sexual por su mismo sexo puede o debe ser «reparado».
Debido a la opinión médica, la terapia de reorientación sexual es una práctica marginal.
En la década de 2000, los terapeutas de reorientación sexual definen el movimiento como la posibilidad de dar a elegir su sexualidad a los hombres y mujeres homosexuales que son infelices por ello.
Los defensores de los derechos del colectivo LGBT describen el fenómeno como «la derecha cristiana que ha vuelto a empaquetar su campaña antigay en términos más suaves y amables. En vez de simplemente denunciar a los homosexuales como corruptos social y moralmente, la derecha cristiana ha pasado a una estrategia de enfatizar […] el movimiento exgay. Sin embargo, tras la máscara de compasión, el fin sigue siendo el mismo: reducir la protección legal para gays, lesbianas. bisexuales y transexuales».

Hemos​ elegido este texto porque da la exacta pauta de la ignorancia de la «ciencia médica» en cuestiones que ya se han solucionado hace más de medio siglo.

Primariamente, existen dos tipos de homosexualidad, la genética y la engrámica. Con la primera, en razón de que involucra temas ajenos a esta nota como la reencarnación, no nos metemos, pero sí con la segunda porque es, ¿cómo diríamos?, más propia del plano físico.

No nos vamos a extender explicando lo que son los engramas, sino decir simplemente que son órdenes hipnóticas que las personas van acumulando a lo largo de su vida cada vez que caen en la inconsciencia (total o incluso parcial).

Estas órdenes hipnóticas, técnicamente denominadas «engramas», pueden restimularse en el futuro provocando todas los trastornos mentales enlistados o a enlistar por la Psiquiatría o la Psicología en general (psicosis, fobias, paranoia, etc.).

Entre dichos trastornos se encuentra, obviamente, la homosexualidad, la bisexualidad, el travestismo, etc., que en definitiva no son más que problemas psicosomáticos de origen engrámico. Recuérdese que no nos referimos en esta nota a la homosexualidad traída de vidas anteriores.

Resultado de imagen para imagenes cirujanos y enfermeras

Supongamos que una persona esta siendo operada con anestesia total, y los cirujanos y enfermeras conversan animadamente desconociendo que las células del paciente están grabando como órdenes hipnóticas todo lo que sucede en la mente reactiva, que es una segunda mente (ignorada supinamente por la Psiquiatrías) vinculada con la supervivencia.

Siguiendo con el ejemplo imaginemos que uno de los cirujanos le dice a la enfermera algo así como «yo siempre huyo de todo lo tradicional, me gusta siempre intentar algo nuevo, y en este sentido los hombres son mejores que las mujeres».

Resultado de imagen para imagenes ama de casa pelirroja

No importa cuál pueda ser el verdadero sentido que le dio el cirujano a sus palabras, el paciente tiene en su mente reactiva un engrama-orden hipnótica de lujo, y si más tarde se restimula porque su esposa tiene la voz parecida a la de la enfermera o es pelirroja como ella, es muy posible que se sienta inclinado a tener relaciones homosexuales. Su fuerza de compulsión también depende de los engramas similares que le hayan implantado antes, pues cuando se restimula uno se restimulan todos.

Resultado de imagen para imagenes parto

Si esas palabras las dijo el médico cuando estaba ayudando a la parturienta a dar a luz al niño, esta criatura puede dar síntomas a temprana edad de inclinaciones homosexuales. En materia de implantes de engramas, el nacimiento es uno de los peores.

Téngase en cuenta que es el dolor el que potencia el engrama, y en las operaciones quirúrgicas este es el factor que predomina. 

Naturalmente que hemos expuesto un ejemplo muy simple, porque la mente reactiva es impredecible y cualquier palabra puede conducir a trastornos mentales, especialmente si existen, como ya señalamos, engramas anteriores similares, los cuales se acumulan hasta detonar.

Resultado de imagen para imagenes ronald hubbard

Quien descubrió la existencia de la mente reactiva y los engramas fue L. Ronald Hubbard, descubrimiento que no hubiera cambiado nada si también no hubiera descubierto la técnica para eliminar esas órdenes hipnóticas.

Resultado de imagen para imagenes auditacion dianetica

Resultado de imagen para imagenes auditacion dianetica

Esa técnica consiste en lo que él denominó «auditación», en la que el «auditor», trabajando en equipo con el paciente, buscan los engramas que provocan el trastorno mental y los eliminan.

Dicha eliminación se produce cuando el paciente «retorna» al suceso y lo vuelve a vivir tal cual sucedió (es decir, no simplemente lo recuerda, pues el simple recordar no elimina nada). El auditor siempre pregunta si hay engramas anteriores y si los hay también los recorre hasta eliminarles la carga.

Esto no es simple teoría, ya que se basa en un axioma preciso:

Axioma 12: La condición primaria de cualquier universo es que dos espacios, energías u objetos no deben ocupar el mismo espacio. Cuando se viola esta condición (un duplicado perfecto) se anula la apariencia de cualquier universo o cualquier parte de él.

Axioma 20: Inducir al estático [al paciente] a crear un duplicado perfecto causa el desvanecimiento de cualquier existencia o parte de ella. Un duplicado perfecto es una creación adicional del objeto, su energía y espacio, en su propio espacio, en su propio tiempo, usando su propia energía. Esto viola la condición de que dos objetos no deben ocupar el mismo espacio, y causa el desvanecimiento del objeto.

Toda la técnica, por lo tanto, para restaurar la mente al estado óptimo involucra que el paciente relate, como si lo estuviera viviendo en ese momento, todo lo sucedido. Incluso todo lo sucedido cuando estaba anestesiado en la mesa de operaciones.

Recuérdese que cuando la mente analítica o consciente se desconecta, la mente reactiva toma el mando y graba todo lo que ocurre durante la insconciencia. Y esta grabación puede ser percibida más tarde por la mente analítica y relatar el incidente a fin de duplicarlo y eliminarlo.

Resultado de imagen para imagenes psicoanalisis interminable

Este proceso, al ser desconocido por la Psiquiatría, y en particular por el Psicoanálisis (catalogado como «interminable»), hace que sus tratamientos nunca puedan solucionar ningún trastorno mental, ya que no van al origen.

¿Es necesario que aclare aún más la razón por la que todos los tratamientos para curar la homosexualidad que no sean los de eliminar el engrama que la cause resulten inútiles e incluso contraproducentes.

¿Por qué son contraproducentes? Simplemente porque añaden más leña al fuego. Es decir, al engrama que ya tiene el homosexual se agregan los que le añade el terapeuta, sea psiquiátrico o psicoanalítico.

Imagen relacionada

Imagen relacionada

Queda una pregunta muy importante para hacer, y es qué actitud debe adoptar el homosexual frente a su orientación desviada, y la respuesta la brindó Denyse, colaboradora del Grupo Ruanel ante una pregunta de Daniel, su director.

Daniel: Última pregunta: Se comprende que el homosexualismo es una desviación que en muchos casos viene de vidas anteriores, sin embargo vivimos en un mundo en el que este tipo de conocimientos es ignorado o rechazado por muchos. Teniendo esto en cuenta, ¿qué pasa, entonces, con aquellas personas homosexuales que han formado vínculos amorosos fuertes y continúan con sus prácticas sexuales? ¿Es igual de dañino  o por el contrario se podría llegar a afirmar que este tipo de relaciones practicadas de una manera amorosa, podrían no ser dañinas? ¿Existiría algún “límite”?

Denyse: Una relación afectiva no debería ser dañina, no tiene por que ser dañina. Ahora, una relación sexual partiendo de un principio antinatural basado en una desviación a causa de engramas y asuntos inconscientes no resueltos, sí va a terminar generando daño a ambas partes. Esto, desafortunadamente, ocurre con las parejas homosexuales, parejas que generalmente terminan en divorcios drásticos y dramáticos, en separaciones cargadas de rencor generando apatías y vacíos no resueltos que se pretenden “llenar” pero nunca se logra. Es una situación triste que si bien sucede también en la mayoría de las parejas heterosexuales, el agravante en el caso homosexual sería el desconocer el hecho de que la Energía Sagrada no fluye. No puede fluir entre ellos por una simple Ley de Generación y Polaridad. La polaridad nos habla de lo positivo-masculino y de lo negativo-femenino, y si estos factores no están expresados de manera natural en los hombres y mujeres que tienen parejas del mismo sexo, la consecuencia será que la generación de vida y Energía Sagrada para la elevación y nutrición del cuerpo Kristico no va a ser posible.

En los tiempos actuales estos asuntos y realidades son muy difíciles de aceptar, ya que estamos cargados de preconceptos. La sociedad ha generado una especie de “amalgama” que tergiversa y oculta la realidad dolorosa que implica el vivir una experiencia homosexual, porque no es fácil para ningún ser humano el tener que enfrentar esta ambivalencia que tiene incluso una especia de “interruptor mental”; es decir, existe algo a nivel inconsciente y a manera de operación biológica en nuestro cerebro que nos lleva a eso como mecanismo de protección.

Entonces, no se trata de discriminar ni juzgar estas condiciones que estarían fuera de lo común con respecto a personas con inclinaciones sexuales naturales, heterosexuales. Para los homosexuales, a su vez, se trata mas bien de un aprendizaje y de un conflicto cuya causa se puede llegar a comprender a través de las Leyes Universales, los conocimientos ancestrales, e incluso a través de la verdadera Psicología, que explica la verdadera causa de los conflictos humanos. Gracias a todos estos conocimientos, una persona homosexual puede llegar a despertar su conciencia, y llegará a comprender y aceptar que deberá llevar una vida muy reservada, sino solitaria, en cuanto al uso de su energía sexual, de manera que esta vuelva a “encausarse” de forma correcta en la siguiente encarnación en vez de empeorarse con una relación que no corresponde a las Leyes Naturales Universales, a las leyes de Polaridad y Generación.

NOTA ADICIONAL DE HORACIO VELMONT

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Es importante tener en cuenta que la mente reactiva es un mecanismo de supervivencia que graba todo lo que sucede mientras la mente analítica o consciente está desconectada. Es decir que opera como un fusible. La mente, por lo tanto, nunca está «inconsciente» en realidad.
.
En cuanto mecanismo de supervivencia, la mente reactiva no puede ser desactivada y todo lo que graba es para salvar al organismo de algún peligro, real o imaginario.
.
La mente reactiva no razona antes de actuar, sino que reacciona de inmediato, ya que si no lo hace el organismo puede perecer. Me refiero a que nos hace pegar un salto si escuchamos una bocina. Después, si no se trataba de la bocina de un camión sino la de un triciclo, enhorabuena. La mente reactiva no se inmuta si se equivoca.
.
Hay otro factor muy importante para tener en cuenta, y es que siendo todo lo que graba la mente reactiva para futura supervivencia (si alguien es mordido por un perro, cada vez que en el futuro vea un perro o algo parecido a un perro tenderá a huir), dicha mente protege sus engramas de cualquier técnica que quiera eliminarlos.

En otras palabras, todas esas técnicas de «reorientación sexual» están destinadas al fracaso porque la mente reactiva se opondrá a ellas protegiendo los engramas. Esa oposición de la mente reactiva puede observarse en los trastornos colaterales que dihas técnicas provocan.

Desde ya que la tecnología descubierta por L. Ronald Hubbard, conociendo esa particularidad de los engramas, los aborda desde una perspectiva diferente que los desarma. Pero esto no es tema de esta nota.

LECTURA RECOMENDADA

Al homosexual no hay que perseguirlo, hay que curarlo

 

Yo no me autopercibo hombre ni mujer, sino perro

Lista completa de temas

REGRESO AL MUNDO SIMIO

Horacio Velmont

Contacto

El planeta de los simios o el mudo reproche de la Estatua de la Libertad | La mano del extranjero

EL PLANETA DE LOS SIMIOS 1968, LA PRIMERA PELICULA Y TODA UNA OBRA MAESTRA INDISCUTIBLE

¡BESTIAS, LO TRANSFORMARON EN GÉNERO NO BINARIO!

Carcajada GIFs | Tenor

https://www.clarin.com/sociedad/binarios-528-personas-optaron-x-dni-mitad-menores-29-anos-60_0_2PjsdSco8N.html

Hoy, 22/7/22  apareció la noticia en algunos medios de comunicación recordando que hace un año se aprobaba el Decreto 476/21, que hizo posible la entrega de los primeros DNI y pasaportes para personas no binarias, supuestamente un «hecho histórico» en el reconocimiento del derecho a la identidad de género en nuestro país y en toda la región.

Alberto Fernández apoyó a Cristina Kirchner contra la Corte Suprema: "La Justicia necesita una reforma profunda" - El Cronista

¿Dije alguna zoncera?

Carcajada Putin GIFs | Tenor

Zonceras Argentinas Y Otras Yerbas por Anibal Fernandez - Mauro Yardin Librerías

Resultado de imagen para imagenes travestis

Yo quiero jubilarme a los 65 años …

Por supuesto que nuestro querido y nunca bien amado presidente Alberto Fernández hizo gala, una vez más, de lo que Aníbal Fernández alguna vez llamó «zonceras criollas», pues al firmar el decreto dijo, con gran «sabiduría», que al Estado no le interesa el género de las personas, olvidando, por ejemplo, que la edad de las mujeres para jubilarse es 65 años, es decir, mucho antes que los hombres… ¿Cómo que al Estado no le interesa el género de las personas?

No binarios: 528 personas optaron por la “x” en su DNI, la mitad son menores de 29 años y una tiene más de 60

A un año de la implementación del DNI no binario, 528 personas optaron por rectificar sus documentos e incluir la nomenclatura “X” para reconocer identidades de género por fuera del binomio masculino/femenino. Más de la mitad fueron menores de 29 años, aunque también hubo hasta una persona de más de 60 años que hizo su opción en ese sentido.

Los datos surgen de la Dirección Nacional de Población del Registro Nacional de las Personas (RENAPER), dependiente del Ministerio del Interior de la Nación, que relevó los trámites en las distintas sedes del país.

En un año 528 personas rectificaron su DNI con la nomenclatura “X”, lo que representa el 20,8% sobre el total de cambios de identidad de género realizados desde el 21 de julio de 2021.

El decreto 476/2021 amplió los derechos reconocidos por la Ley de Identidad de Género (Ley 26.743), a 10 años de su sanción, interpretando sus alcances más allá del binarismo y convirtiendo a la Argentina en el primer país de la región en reconocer y ampliar estos derechos.

El presidente Alberto Fernández durante la presentación nuevo DNI para personas no binarias. Foto Juano Tesone.

Trans-especie: Cómo es sentirte y comportarte como un animal

Trans-especie, sentirte y comportarte como un animal - AS.com

Yo me autopercibo como perro y estoy aprendiendo a ladrar…

“Este es un paso que espero que termine el día en que en el DNI a nadie le pregunten si es hombre, mujer o lo que sea. Es eso lo que realmente tenemos que conseguir y lograr. Qué le importa al Estado saber la orientación sexual de sus ciudadanos, no es lo que necesita saber», sostuvo Alberto Fernández al firmar el decreto.

Resultado de imagen para imagenes homosexuales haciendo el ridiculo

La verdad sobre el tercer sexo

El disparate de este decreto surge porque, científicamente, solo existen los géneros del nacimiento, hombre o mujer, y quien se autoperciba algo distinto, animal, planta, placard  o lo que sea, tiene un problema mental.

La mente es un instrumento poderoso, tan poderoso que puede producir trastornos como estos:

Así es el insólito mundo de los hombres que se creen perros

Resultado de imagen para imagenes personas que se creen animales

Trans-especie: Cómo es sentirte y comportarte como un animal

Hablamos con un 'furry' para entender su necesidad de disfrazarse de animal

El extraño caso de las personas que se creen animales

Resultado de imagen para imagenes transespecie cirugia

El extraño caso de Karen, que pasó de hombre a mujer y ahora quiere ser caballo

Resultado de imagen para imagenes ponygirl

Imagen relacionada

El extraño caso de las “Ponygirls”

El disparate de la Psiquiatría se hace mayúsculo cuando no enlista como enfermedad mental a los «transespecie», es decir, a aquellos que sienten que su identidad psicológica es perro, gato, pájaro, serpiente, dragón, caballo, sindicando incluso que es «normal» que alguien utilice la cirugía para parecerse al animal que cree que es.

En otras palabras, dice que es «normal» que un hombre se sienta mujer, que una mujer se sienta hombre, que alguien pueda tener sexo tanto con mujeres como con hombres, que sienta compulsión por vestirse con ropas del género opuesto, que quiera mutilarse el pene para sustituirlo por una vagina, o que quiera utilizar la cirugía para que su rostro se parezca al perro que siente que es. ¿Estamos todos locos o solamente es una sensación?

dianetica ciencia moderna salud - Iberlibro

L. Ronald Hubbard: In His Own Voice | Revista Freedom

Los ataques más fuertes, la Psiquiatría los recibió de Ronald Hubbard, quien confesó abiertamente que él había venido para eliminar a esta seudociencia del mundo civilizado, demostrando en su libro «Dianética la ciencia de la salud mental», editado desde hace mucho más de medio siglo (1950), cuál era el verdadero origen de todas las enfermedades mentales.

E-Meter | Escepticcionario

El auditor y el preclear | Iglesia de Scientology de Argentina

E incluso desarrolló la tecnología, que también se aplica en todo el mundo, para erradicarlas del planeta.

LECTURAS RECOMENDADAS

Al homosexual no hay que perseguirlo, hay que curarlo

Tiempos de barbarie: la terapia de conversión para curar la homosexualidad

 

Al homosexual no hay que perseguirlo, hay que curarlo

Lista completa de temas

HACE MÁS DE MEDIO SIGLO QUE SE
CONOCE EL ORIGEN DE LA HOMOSEXUALIDAD

Horacio Velmont

Contacto

Sherlock Holmes: Un día como hoy se publicó la primera novela del famoso detective | CULTURA | PERU21

Así es, querido Watson, es más fácil enseñarle a un gusano la ley de la
relatividad que convencer a un gay de que la homosexualidad es psicosomática…

El día en que se acepte que la homosexualidad y todas las desviaciones de la sexualidad son trastornos mentales como cualquier otro, como ya ha sido demostrado irrefutablemente, se acabarán las persecuciones, ¿porque quién sería tan necio como para perseguir a alguien porque tiene una enfermedad mental?

El mapa de la homofobia: uno de cada tres países castigan penalmente las relaciones homosexuales, once con la muerte

https://www.perfil.com/noticias/opinion/luis-etchenique-dia-del-orgullo-lgbtiq-un-ano-mas-conquistando-derechos.phtml

Inutilidad del diagnóstico de las enfermedades mentales

No es necesario revelar, por lo sabido, que hay países que condenan la homosexualidad, incluso con pena de muerte, ignorando que su verdadero origen es el mismo que cualquier otro trastorno (claustrofobia, aerofobia, esquizofrenia, dislexia, etc., y todos los enlistados por la Psiquiatría).

Imagen relacionada

Resultado de imagen para imagenes homosexuales haciendo el ridiculo

La verdad sobre el tercer sexo

Pero también es justo reconocer que son los mismos homosexuales los que con su actitud de un (inexistente) «tercer sexo» son los que provocan esas persecuciones.

Es muy sencillo demostrar que la homosexualidad y todas las desviaciones de la sexualidad normal tienen origen en la mente, porque hay muchos trastornos similares. Y la pregunta del millón es ¿por qué la homosexualidad y sus desviaciones no debieran ser también trastornos psicosomáticos como ellos?

La mente es un instrumento poderoso, tan poderoso que puede producir trastornos como estos:

Así es el insólito mundo de los hombres que se creen perros

Trans-especie, sentirte y comportarte como un animal - AS.com

Resultado de imagen para imagenes transespecie cirugia

Resultado de imagen para imagenes personas que se creen animales

Trans-especie: Cómo es sentirte y comportarte como un animal

Hablamos con un 'furry' para entender su necesidad de disfrazarse de animal

El extraño caso de las personas que se creen animales

Resultado de imagen para imagenes transespecie cirugia

El extraño caso de Karen, que pasó de hombre a mujer y ahora quiere ser caballo

Resultado de imagen para imagenes ponygirl

Imagen relacionada

El extraño caso de las “Ponygirls”

El disparate de la Psiquiatría se hace mayúsculo cuando no enlista como enfermedad mental a los «transespecie», es decir, a aquellos que sienten que su identidad psicológica es perro, gato, pájaro, serpiente, dragón, caballo, sindicando incluso que es «normal» que alguien utilice la cirugía para parecerse al animal que cree que es.

En otras palabras, dice que es «normal» que un hombre se sienta mujer, que una mujer se sienta hombre, que alguien pueda tener sexo tanto con mujeres como con hombres, que sienta compulsión por vestirse con ropas del género opuesto, que quiera mutilarse el pene para sustituirlo por una vagina, o que quiera utilizar la cirugía para que su rostro se parezca al perro que siente que es. ¿Estamos todos locos o solamente es una sensación?

dianetica ciencia moderna salud - Iberlibro

L. Ronald Hubbard: In His Own Voice | Revista Freedom

Los ataques más fuertes, la Psiquiatría los recibió de Ronald Hubbard, quien confesó abiertamente que él había venido para eliminar a esta seudociencia del mundo civilizado, demostrando en su libro «Dianética la ciencia de la salud mental», editado desde hace mucho más de medio siglo (1950), cuál era el verdadero origen de todas las enfermedades mentales.

E-Meter | Escepticcionario

El auditor y el preclear | Iglesia de Scientology de Argentina

E incluso desarrolló la tecnología, que también se aplica en todo el mundo, para erradicarlas del planeta.

Imagen relacionada

Imagen relacionada

Basta el sentido común para darse cuenta de que estas conductas tienen que deberse a un trastorno mental (algo que por otra parte, como ya señalamos, ha sido científicamente demostrado): cuando se elimina el factor que los provoca desaparece definitivamente la desviación. Este es un hecho perfectamente observable en todos los casos, sin distinción.

noviembre | 2019 | Grupo Obnosis

Todas las desviaciones sexuales tienen el mismo origen y son reversibles

Concretamente, la homosexualidad y todas las desviaciones sexuales desaparecen  automáticamente, valga la reiteración, cuando se elimina el factor que las provoca.

Resultado de imagen para imagenes sexo anal homosexual

La verdad sobre el sexo anal

Resultado de imagen para imagenes gay ridiculos

Resultado de imagen para imagenes travestis

El caso de los hombres que se creen mujeres

Hace un tiempo hemos escrito una extensa nota sobre este tema que aclara muchas dudas, por lo que resulta conveniente retranscribirla aquí.

El homosexual debe ser respetado, pero la homosexualidad combatida

PONIENDO LOS PUNTOS SOBRE LAS ÍES

Resultado de imagen para imagenes libro dianetica

Resultado de imagen para imagenes ronald hubbard

La única forma de terminar con la grieta entre los heterosexuales y los homosexuales y todos los que padecen alguna desviación de la sexualidad normal, agrupados bajo la sigla LGBTI, es difundiendo los descubrimientos sobre la mente realizados por Ronald Hubbard, entre ellos sobre el arbitrario que provoca todas las enfermedades mentales.

La Psiquiatría ha eliminado de sus vademecum a la homosexualidad como enfermedad mental, pero sigue ignorando cuál es su verdadero origen.

Resultado de imagen para imagenes sexo homosexual

«Existen muchas teorías acerca de los orígenes de la orientación sexual de una persona. La mayoría de los científicos en la actualidad acuerdan que la orientación sexual es más probablemente el resultado de una interacción compleja de factores biológicos, cognitivos y del entorno. En la mayoría de las personas, la orientación sexual se moldea a una edad temprana. Además, hay pruebas importantes recientes que sugieren que la biología, incluidos los factores hormonales genéticos o innatos, desempeñan un papel importante en la sexualidad de una persona. Es importante reconocer que existen probablemente muchos motivos para la orientación sexual de una persona y los motivos pueden ser diferentes para las distintas personas».

Datos sobre el Orgullo Gay 2019

El día en que la Psiquiatría hundió a los homosexuales

Esta ignorancia ha llevado a los homosexuales a defender su condición inventando la existencia de un «tercer sexo», cuando científicamente se sabe que solo existen dos, los del nacimiento: hombre y mujer.

Resultado de imagen para imagenes desmayo

¿Cuál fue el arbitrario que descubrió Ronald Hubbard como fuente de todas las aberraciones humanas, incluso la homosexualidad y todas las desviaciones de la sexualidad normal, es decir, de la heterosexualidad? ¡Pues la inconsciencia!, y no solo cuando esta es total sino incluso cuando es solamente parcial.

Resultado de imagen para imagenes hipnotismo

Imagen relacionada

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

¿Por qué la inconsciencia es la madre de todas las aberraciones? La respuesta es que  cuando se desconecta la mente analítica o consciente se activa una segunda mente, que funciona como mecanismo de supervivencia, que graba como órdenes hipnóticas  todo lo que sucede durante todo el tiempo que dura la inconsciencia, tal cual lo haría un hipnotizador en una sesión de hipnosis con el sujeto en experimentación.

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Antes de los descubrimientos de Hubbard no se sabía que una persona inconsciente grabara todo lo que sucedía, y ello se debía a que la Psiquiatría solo conocía la mente analítica o consciente, de modo que desconectada esta, consideraba que toda la mente quedaba sin funcionar.

Fue realmente un suceso extraordinario el hecho de descubrir que la inconsciencia total no existía, ya que cuando la mente analítica se desconectaba, otra mente se conectaba automáticamente para tomar el mando del organismo.

Resultado de imagen para imagenes boxeador groggy

El ejemplo clásico es el del boxeador que sigue tirando puñetazos al aire completamente «groggy», y después no se acuerda que lo hizo.

Resultado de imagen para imagenes engrama mente reactiva

Las grabaciones que realiza esa segunda mente, denominada apropiadamente «mente reactiva» porque no piensa antes de actuar, sino que opera automáticamente ante una desconexión analítica, se denominan técnicamente «engramas».

Resultado de imagen para imagenes caida escalera

Accidentes de tránsito: la principal causa de muerte de los jóvenes entre 15 y 29 años

Resultado de imagen para imagenes anestesia cirugia

Los engramas son órdenes hipnóticas que incluyen dolor como parte de su contenido, por ejemplo la caída de una escalera, el impacto de un accidente vehicular o la anestesia en las operaciones quirúrgicas.

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Imagen relacionada

Imagen relacionada

Los bigotes más raros del mundo « Bacinerias.com

La mente reactiva es un mecanismo subidiota que simplemente graba todo lo que sucede en momentos de inconsciencia, de la misma forma que lo haría un CD. Y la interpretación de su contenido lo realiza en forma literal: «tubo» es «tuvo»; «va riendo» es «barriendo», «hazlo ya» puede significar cualquier cosa, desde asaltar un banco, recluirse en un convento, ganar un concurso del bigote más largo o sacarse musculos hasta reventar.

Dos muertes por caídas de escaleras manuales en dos días sucesivos | Prevención Integral & ORP Conference

Imaginemos una persona que se ha caído de una escalera y la gente alrededor acude presurosa para ayudarla. Todo lo que digan en ese momento se graba en la mente reactiva de la víctima y si alguien dice, por ejemplo, «pobre, en el futuro tendrá dificultad para caminar», con toda probabilidad su mente reactiva hará cumplir en el futuro esta orden hipnótica, inclusive hasta dejarlo paralítico, para desesperación de los médicos que no encuentran razón para ello, ya que las radiografías indican que no  tiene lesión alguna.

Imagen relacionada

Con respecto a la homosexualidad, bastará imaginar a un paciente anestesiado en la mesa de operaciones y dos cirujanos que conversen. No importa el verdadero sentido de lo que hablen ni tampoco si es en broma, pero si uno le dice al otro algo así como «tener sexo con las mujeres acarrea muchos disgustos, lo mejor es acostarse con hombres», ese paciente en el futuro con seguridad estará en problemas para relacionarse sexualmente con el género femenino.

Resultado de imagen para imagenes esposa cocina

Si ese paciente tiene una esposa cuya voz o su pelo es parecido al de la enfermera que colaboraba con los cirujanos, ese hecho operará como restimulador del engrama del quirófano y puede impulsarlo a buscar el sexo con los de su mismo género.

Asesinos programados

Los asesinos no nacen, los hacen

No hay que olvidarse que el dolor potencia el engrama, peculiaridad esta que es aprovechada por ciertos gobiernos para programar asesinos.

Resultado de imagen para imagenes paises que condenan la homosexualidad

https://www.abc.es/sociedad/abci-mapa-muestra-paises-donde-todavia-persigue-homosexualidad-201809070134_noticia.html 

Los problemas que causa la homosexualidad y todas las desviaciones de la sexualidad normal   -incluso hay países que establecen severas penas para quienes las practiquen-,   se deben a la ignorancia de su origen, ya que cuando sea conocido por todos de que se trata de una enfermedad mental como las que todos tenemos (y el que diga que carece de enfermedades mentales que tire la primera piedra) nadie los perseguirá, simplemente porque a los enfermos no se los agrede, sino que se los respeta y ayuda.

COMENTARIO ADICIONAL DE HORACIO VELMONT

Resultado de imagen para imagenes libro dianetica

Resultado de imagen para imagenes lronald hubbard

El descubrimiento realizado por Hubbard de la segunda mente del hombre, la mente reactiva, constituye incuestionablemente uno de los mayores hitos científicos de la humanidad.

En esta etapa de la civilización no se justifica la ignorancia sobre el origen de las aberraciones humanas, máxime que los descubrimientos de Ronald Hubbard ya son patrimonio de la humanidad y no pueden ser ignorados por la «Ciencia Oficial».

Es muy sospechoso que estos descubrimientos no se enseñen, ni siquiera para criticarlos, en las facultades de Medicina, o de Psiquiatría o de Psicología. Simplemente se los ignora.

Vale la pena transcribir lo que ha dicho Hubbard de ella en su libro Dianética, la ciencia moderna de la salud mental.

Se descubrió que la mente humana había sido enormemente calumniada, ya que se encontró que poseía capacidades que excedían en mucho a las que se habían imaginado, y mucho menos comprobado, hasta ahora.
Se encontró que el carácter humano básico había sido puesto en la picota porque el hombre no había sido capaz de distinguir entre la conducta irracional derivada de datos deficientes y la conducta irracional derivada de otra fuente mucho más perversa.
Si alguna vez hubo un diablo, él diseñó la mente reactiva.
Este mecanismo funcional se las arregló para desaparecer de la vista tan concienzudamente que solo la filosofía inductiva, viajando del efecto hacia la causa, sirvió para descubrirlo. El trabajo detectivesco que se invirtió en la localización de este supercriminal de la psique humana llevó muchos años. Ahora su identidad puede ser certificada por cualquier técnico en cualquier clínica o en cualquier grupo de personas. Se han examinado y tratado doscientos setenta y tres individuos, representantes de todos los diversos tipos de enfermedades mentales inorgánicas y de las muchas variedades de enfermedades psicosomáticas. En cada uno se encontró esta mente reactiva operando, sin variar sus principios. Esta es una larga serie de casos y pronto se hará más larga.
Todo el mundo posee la mente reactiva. Ningún ser humano, examinado en cualquier parte, se encontró exento de ella o libre del contenido aberrativo de su banco de engramas, el depósito de datos que sirve a la mente reactiva.
¿Qué es lo que hace esta mente? Bloquea el recuerdo auditivo. Coloca circuitos vocales en la mente. Hace que la gente sea sorda a los tonos. Hace que la gente tartamudee. Hace todas y cada una de las cosas que pueden encontrarse en cualquier lista de enfermedades mentales: psicosis, neurosis, compulsiones, represiones…
¿Qué puede hacer? Puede ocasionarle a una persona artritis1, sinovitis2, asma, alergias, sinusitis, trastornos coronarios, hipertensión sanguínea, y así a lo largo de todo el catálogo de enfermedades psicosomáticas, agregando algunas que nunca fueron específicamente clasificadas como psicosomáticas, tales como el catarro común.
Y es lo único en el ser humano que puede producir estos efectos. Es lo que invariablemente los origina.
Esta es la mente que hizo pensar a Sócrates que poseía un «demonio» que le daba respuestas.
Esta es la mente que hizo que Calígula nombrara a su caballo para un puesto en el gobierno. Esta es la mente que hizo que César cortara las manos derechas de miles de galos; la que hizo que Napoleón redujera la estatura de los franceses en una pulgada.
Esta es la mente que mantiene la amenaza de la guerra, la que hace que la política sea irracional, la que hace gritar a los oficiales superiores, la que hace que los niños lloren por miedo a la oscuridad. Esta es la mente que hace que un hombre suprima sus esperanzas, la que mantiene sus apatías, la que le da indecisión cuando debería actuar y la que lo mata antes de que haya comenzado a vivir.
Si alguna vez hubo un demonio, él la inventó.
Descarga el contenido del banco de esta mente, y la artritis se desvanece, la miopía mejora, la enfermedad cardiaca disminuye, el asma desaparece, los estómagos funcionan correctamente y todo el catálogo de enfermedades se va para no volver.
Descarga el banco reactivo de engramas, y el esquizofrénico finalmente se enfrenta a la realidad, el maníaco-depresivo se lanza a lograr cosas, el neurótico, deja de aferrarse a libros que le dicen cuánto necesita sus neurosis y empieza a vivir, la mujer deja de gritar a sus hijos y el dipsómano puede beber cuando quiera y después dejarlo.
Estos son hechos científicos. Invariablemente se comparan con la experiencia observada.
La mente reactiva es la fuente total de la aberración. Puede probarse, y se ha probado repetidamente, que no hay ninguna otra, ya que cuando se descarga ese banco de engramas todos los síntomas indeseables se desvanecen y el hombre empieza a actuar según su patrón óptimo.
Si uno estuviera buscando algo parecido a demonios en una mente humana -como los que uno observa en algunos pacientes de los manicomios- podría encontrarlos bastante fácilmente. Solo que no son demonios. Son circuitos de desviación que proceden del banco de engramas.
¡Qué de oraciones y exhortaciones se han empleado en contra de estos circuitos de desviación!

¿Es acaso necesario insistir, después de estas reveladoras palabras de Hubbard, en que todas las desviaciones de la sexualidad normal son provocadas por la mente reactiva y que por lo tanto no forman parte de la esencia vital del ser humano? ¿Y que después de eliminarse las órdenes hipnóticas-engrámicas que provocan esas desviaciones el homosexual deja de orientarse hacia personas de su mismo sexo, o que el travesti deja de querer vestirse con ropas femeninas o que el transexual ya no quiere que le cercenen el pene?

LECTURA RECOMENDADA

Dianética, Cali
¿Se puede dejar de ser tonto?

Tiempos de barbarie: la terapia de conversión para curar la homosexualidad

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
HOMOSEXUALIDAD Y OTROS DESVÍOS DE LA SEXUALIDAD
Adopción homosexual, ¿sí o no?
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran

Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Falacias de la Neurología
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
El extraño caso de las “Ponygirls”

La homosexualidad no es inherente al ser humano
Exhibicionismo, ¿perversión sexual o enfermedad mental?
Inutilidad del diagnóstico de las enfermedades mentales
La verdad de las siglas LGBT (Lesbianas, Gay, Bissexual, Transgénero)
El extraño caso de las personas que se creen animales
El drama de los LGBTIQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Travestis, Transesuales, Intersexos)
¿Quieres saber la verdad sobre la homosexualidad? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre la fiebre uterina o ninfomanía? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre el travestismo? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre la transexualidad? ¡Pregúntame!
¿Hay niñas con pene y niños con vulva?
El drama de los transgénero (el caso de Mariano “Marian” López Reta)
Hablemos del orgasmo femenino, con perdón de la palabra
La “amnesia disociativa” o cómo la Psiquiatría inventa enfermedades mentales
El caso de los hombres que se creen mujeres
La verdad sobre las personas que creen ser animales
Todas las desviaciones sexuales tienen el mismo origen y son reversibles
El “orgullo gay” en el banquillo
La verdad oculta en el “orgullo gay”
La ciencia contra la homosexualidad
El extraño caso de Gil Pereg, que se cree gato, maúlla y le tiene terror al baño
¿Quieres saber la verdad sobre las fantasías sexuales? ¡Pregúntame!
La verdadera historia del descubrimiento de la mente reactiva
¿Sabías que existen personas que tienen sexo con automóviles?
La verdad sobre la masturbación pública
El fraude de las operaciones de “cambio de sexo
El fraude de la adopción homosexual
La verdad oculta detrás de la cirugía de “cambio de sexo”
El extraño caso de los niños que creen ser niñas o animales
Psiquiatría, disforia de género y transexualidad
Hablemos de Estanislao Fernández, el hijo gay del presidente electo argentino
La verdad sobre el tercer sexo
Identidades sexuales: hombre, mujer, intersexo y animal
Carta abierta a todos los gays, lesbianas, bisexuales, travestistas y transexuales
El extraño caso de Tom Peters, el primer hombre “transespecie”
Hipnotismo y homosexualidad
Cómo la ignorancia vuelve estúpidas a las personas
¿Quieres saber por qué los homosexuales no quieren curarse? ¡Pregúntame!
El extraño caso del supositorio milagroso que cura la homosexualidad
El extraño caso de Karen, que pasó de hombre a mujer y ahora quiere ser caballo
¿Quieres saber cuál es la diferencia entre un homosexual y un heterosexual? ¡Pregúntame!
El Electropsicómetro, el aparato que cura la homosexualidad
Homosexualidad, ¿enfermedad mental, perversión o elección de vida?
Por qué la homosexualidad debe erradicarse
El homosexual debe ser respetado, pero la homosexualidad combatida
La homosexualidad en el reino humano y en el reino animal
¿Qué es más difícil, dejar el cigarrillo, dejar el alcohol o dejar de ser homosexual?
La Psiquiatría se burla de los gays
Los hombres y las mujeres son espíritus encarnados con el sexo de nacimiento
El engaño de la ideología de género
La homosexualidad en el Planeta de los Simios
Todos los homosexuales son heterosexuales
Salir del clóset debería ser fácil, la Psiquiatría lo ha hecho difícil
La iglesia alemana quiere abolir el celibato y propiciar el sexo homosexual
El lenguaje inclusivo como enfermedad mental
Diferencia entre identidad de género, sexo biológico y expresión de género
Florencia de la V ¿es un hombre o es una mujer?
Alberto Fernández, el aborto y la violación de la Constitución nacional
Homosexualidad, la otra mirada
Cómo devolverles la dignidad a los homosexuales
La homosexualidad tiene el mismo origen que todas las enfermedades mentales enlistadas por la Psiquiatría
La Psiquiatría cataloga a la homosexualidad como perversión
¿Hombres policías con polleras? ¡Pues ahora sí!
Lo único que faltaba: ahora los hombres pueden embarazarse y tener bebés
Contundente descargo del hijo de Alberto: «Soy reputo y bancátela»
La demencia llegó al deporte
Solo hay dos géneros: masculino y femenino (el resto es enfermedad mental)
La orientación sexual, si no es heterosexual, es enfermedad mental
Francia, pionera en la prohibición de las «terapias de reorientación sexual»
La homosexualidad a la luz de los conocimientos actuales
«Yo nena, yo princesa», el caso de los niños «trans»
Soy bisexual, la confesión de Ángela Torres
Las neurociencias fallan por la base
¿Quieres curarte de la dislexia o la homosexualidad o los ataques de pánico? ¡Pregúntame!

Los travestis van “armados” (conmoción por el chiste de Sergio Lapegüe)
Luis Novaresio y la reivindicación de su condición de puto
Los homosexuales tienen ojos y no ven, oídos y no escuchan…
Dianética, la única terapia que puede curar la homosexualidad
Vladimir Putín versus el género «trans»: un hombre es un hombre y una mujer una mujer
¿Qué parte no entiendes de «no existen las mujeres con pene»?
Cómo eliminar el asesinato de las personas «trans
»
¿Qué parte no entiendes de «la homosexualidad no es una opción personal»
¿Sabías que en el Ejército argentino hay soldados y «soldadas»?
Chifladuras del Siglo XXI: cirugías de cambio de género
El calvario de ser gay en la Venezuela de Maduro
Lo único que faltaba: ¡clubes de masturbación!
Solo la ignorancia provoca la persecución de las personas del colectivo diverso (LGBT+)
¿La mente puede hacer que un hombre crea ser mujer y que una mujer crea ser hombre?
El día en que la Psiquiatría hundió a los homosexuales
Máxima estupidez: utilización estatal del «lenguaje y comunicación no sexista»

 

¿Por qué importa el consentimiento en una práctica sexual?

Lista completa de temas

LAS VERDADES A MEDIAS

Horacio Velmont

Contacto

https://rouge.perfil.com/noticias/agenda/por-que-importa-el-consentimiento-en-una-practica-sexual.phtml?_ga=2.258567178.1487659831.1656152212-25206360.1542195258

Hoy, 26/6/22,  apareció una nota en Perfil  de la licenciada Analía Lilian Pereyra,  donde, al abordar el consentimiento en una relación sexual, lo considera un acuerdo ineludible y explícito, porque de lo contrario, dice, si no hay consentimiento la práctica del sexo se transforma en abuso.

Pero cuando uno espera que la articulista exponga qué sucede cuando una mujer es abusada, que es el verdadero quid de la cuestión, se explaya por otros caminos trillados eludiendo lo más importante: cómo se repara la mente de esa mujer que ha sufrido un abuso.  Fuera de esto, el resto es bla, bla, bla…                                     .

No lo expone porque es una ignorante sino simplemente porque en la Facultad no se lo enseñaron.

Hace un tiempo hemos escrito un extenso artículo (muchos en realidad) donde todos estos temas se aclaran debidamente, por lo que resulta conveniente transcribirlo nuevamente aquí.

Una mujer fue abusada sexualmente tras tener que caminar por el cierre de una vía en Cayambe

Concretamente, una mujer que es abusada graba a nivel celular todo el incidente como órdenes hipnóticas, las que más tarde pueden provocarle indecibles sufrimientos y trastornos mentales si se restimulan.

La mente reactiva, tu archienemigo

EL VILLANO DE LA PELÍCULA 

Ronald Hubbard comenzó sus investigaciones a través del hipnotismo. Así, comprobó, como ya lo habían hecho muchos antes que él,  que a una persona hipnotizada se le pueden dar órdenes para que las cumpla posteriormente: «Ahora despertarás y cuando me toque la nariz harás tal cosa y cuando me toque la corbata harás esta otra cosa».

Pero, a diferencia del resto de los hipnotizadores, no se detuvo allí sino que especuló sobre la posibilidad de que las órdenes hipnóticas penetraran también en la mente pero en forma subrepticia, es decir, sin que la persona se prestara voluntariamente a ser hipnotizada.

Resultado de imagen para imagenes hipnosis dolorosas

Resultado de imagen para imagenes caida

Fue así que descubrió que cada vez que la mente de alguien, por alguna razón, disminuía su poder, es decir, caía en la inconsciencia -total o parcial-, se producía la misma grabación que cuando utilizaba el hipnotismo. En otras palabras, las personas vivían de la misma manera que si fueran constantemente hipnotizadas y despertadas, hipnotizadas y despertadas, y así sucesivamente.

A reglón seguido especuló sobre la posibilidad de que esas órdenes hipnóticas fueran las que producían los trastornos mentales, y comprobó que realmente era así. ¡Había descubierto el origen  de las aberraciones en el hombre!

Este descubrimiento fue el que lo llevó, a su vez, a descubrir que la mente analítica (o «consciente») era totalmente inocente de los desaguisados provocados por los hombres a través de la historia, sino otra completamente distinta, que era precisamente la que archivaba las órdenes hipnóticas.

Imagen relacionadaA esta segunda mente la denominó «reactiva» porque no piensa antes de actuar -como la mente analítica-, sino que reacciona automáticamente ante un estímulo determinado. Y llamó «engramas» a las órdenes hipnóticas en ella archivadas.

Los engramas incluyen como parte de su contenido no solamente las palabras sino todo lo que ocurre a su alrededor y más aún: ruidos, olores, sensaciones táctiles, colores, etc. Todos estos son restimuladores similares a «cuando me toque la nariz harás tal cosa, y cuando me toque la corbata harás esta otra cosa».

Obviamente se dio cuenta de que la mente reactiva era un mecanismo de supervivencia que todos los hombres poseían, inclusive animales y plantas.

El descubrimiento de la mente reactiva dejó al descubierto la paradoja de que la mente consciente era la única que podía quedar inconsciente, porque la mente reactiva, siendo un mecanismo de supervivencia, siempre estaba alerta, activándose para dirigir al organismo cuando la mente analítica se desconectaba por alguna razón.

Resultado de imagen para imagenes boxeador groggy

El ejemplo clásico es el del boxeador que totalmente inconsciente sigue lanzando puñetazos al aire, algo que después, al recuperar la conciencia, no recuerda haber hecho.

Imagen relacionadaHubbard dedujo que era lógico que existiera la mente reactiva, porque cualquier máquina estaría protegida con un fusible. Y la mente reactiva funcionaba como un fusible desconectando a la mente analítica y tomando el mando ante una emergencia. ¿De qué otra forma podría protegerse a una mente tan delicada como la analítica sino desconectándola? ¿Y de que otra forma podría protegerse al organismo cuando la mente analítica estaba desconectada sino asumiendo el mando? ¡Esto era supervivencia pura!

En sus investigaciones, como era de suponer, también descubrió que muchas de las personas sobre las cuales ponía a prueba sus descubrimientos habían sido hipnotizadas por agentes gubernamentales. Desde ya que las órdenes hipnóticas que les habían implantado eran horrorosas, especialmente porque habían sido implantadas a través del dolor. Este método fue denunciado por Stanley Kubrick en «La Naranja mecánica».

Imagen relacionadaEs importante aclarar que una cosa es el hipnotismo que podríamos llamar «de salón», donde la persona se somete voluntariamente a él, y otra cosa muy distinta es el hipnotismo cuyas órdenes se implantan mediante la tortura.

Las órdenes implantadas mediante la tortura tienen un tremendo poder compulsivo, al punto que cuando el operador brinda la clave, es decir, el restimulador, incluso telefónicamente, el sujeto cae en trance y quien actúa cumpliendo el mandato es realmente otra persona. Más tarde, esa persona ignorará completamente lo que hizo durante el tiempo en que era otra persona.

Quizás alguien se pregunte por qué razón es necesario el implante hipnótico mediante el dolor, y la respuesta es que el hombre es inherentemente bueno y solidario y para hacerlo un asesino se necesitan medidas extremas. El dolor, precisamente, es el que profundiza la orden hipnótica y hace que se cumpla inexorablemente.

Una vez descubierto el origen de las aberraciones, Hubbard se dedicó a investigar la forma en que podrían eliminarse de la mente reactiva los engramas-órdenes hipnóticas. Y así nació Dianética y más tarde Cienciología, cuya tecnología es más sofisticada y va más allá de la eliminación de los engramas.

Muchas veces oímos decir que «el tiempo cura todos los males». Otro de los descubrimientos de Hubbard es que precisamente ocurre todo lo contrario, porque los engramas-órdenes hipnóticas no se eliminan con el tiempo sino que se acumulan, y al acumularse se agravan.

Una de las metas de Dianética y Cienciología es liberar a la mente reactiva de los engramas-órdenes hipnóticas, que equivale, primordialmente, a la restauración de la mente tornándola sana, es decir, sin aberraciones. La persona que ha logrado este estado se la denomina «clear» (aclarado).

LECTURAS RECOMENDADAS
La Ciencia de la Mente Ilustrada (Parte I)
(libro completo: al pie se incluye el link para acceder a la parte siguiente)

La violación de Sofía Otero
La violación de Marcela Baños
La violación de Thelma Fardin (Juan Darthés)
Carta abierta a todas las mujeres violadas

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
DIANÉTICA Y CIENCIOLOGÍA
¿Por qué Cienciología es el único camino de salida para la humanidad?
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
¿Puede repararse la mente?
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
Los humanos robots
La verdad sobre el “baypass gástrico”
Por qué defiendo a Cienciología
La razón por la que se ataca a Cienciología
Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Falacias de la Neurología
Síndrome del impostor
Corrupción, método infalible para exterminarla de golpe
Todos somos dementes hasta que se demuestre lo contrario
Nunca preguntes: “¿Por qué lo hiciste?”
Los peligros del hipnotismo
El caso del médico asaltado que mató al ladrón
El caso de El Estrangulador de Boston
Lo que ignoran los maestros escolares
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Por qué ganó las elecciones Donald Trump?
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Tom Cruise y la maldición de Cienciología
Marlon Brando y la violación de María Schneider en … (Último tango en París)
La verdad sobre la cirugía estética
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La depresión, sus verdaderas causas
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
Hablemos de tetas, con perdón de la palabra
El fraude de las encuestas
¿Matar una cucaracha crea Karma?
¡Ufa con el miedo a volar! (Aerofobia)
La causa de la criminalidad
El síndrome de Tourette #!@%*
¿Qué es la Prosopagnosia o “ceguera facial”
¿Qué es la erotomanía?
Gurdjieff y su enseñanza sobre la falta de unidad en el hombre
Leah Remini vesus Cienciología
Los secretos de Cienciología develados
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte I)
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte II)
Cienciología y la Tecnología de Estudio
¿Realmente crees conocer a las personas?
Uso de la invalidación para manipular a las personas
Los esclavos de la Cienciología
La verdad sobre la carrera de Psicología
Preguntas y respuestas basadas en las críticas a Cienciología
¿Son recuperables los violadores?
Crítica a la serie Esclavos de la Cienciología
Obsolencia de la Justicia Penal, la pena, la cárcel y …
Cienciologia y el lavado de cerebro
Cómo inventa enfermedades la Psiquiatría
¿Es verdad que el tiempo cura todos los males?
Stealthing, práctica sexual de quitarse disimuladamente el preservativo
Trastorno por déficit de atención

Homosexualidad, inexorable camino involutivo
¿Por qué se nos pega un hit? (A propósito del … tema “despacito”)

El caso Fernando Farré, asesino de su esposa con 70 puñaladas …
Síndrome de la acumulación compulsiva
El origen del síndrome de las compras compulsivas
La Psiquiatría y el cuento de los asesinatos a sangre fría
La verdad sobre el éxito de la canción “Despacito” 
El affaire Julio De Vido, ¿honor entre ladrones?
Sadismo, masoquismo y “Las 50 Sombras de Grey”
Dislexia, Neurobiología y Oscurantismo

El extraño caso de las “Ponygirls”
El síndrome de Asperger o los inventos de la Psiquiatría
La verdad sobre los asesinatos de mujeres en México
El Nudismo al desnudo
Hablemos de sexo, con perdón de la palabra
El extraño caso de Andréi Chikatilo, el carnicero de Rostov
Cayó preso Boudou, ¿y Cristina cuándo cae?
La cárcel, el invento más perverso, estúpido e inútil del mundo

La homosexualidad no es inherente al ser humano
Eduardo Feinmann y su fallida encuesta sobre el aborto
Tiempos de barbarie: la terapia de conversión para curar la homosexualidad
El caso del policía Luis Chocobar, ¿héroe o asesino?

Aborto o el dilema de asesinar o no a la criatura por nacer
No siempre “somos lo que pensamos” 
Misión imposible: atropellar y no huir
Cienciología y el aborto
Exhibicionismo, ¿perversión sexual o enfermedad mental?
Oscurantismo y castración química para los violadores
La verdad de lo que nos sucede cuando muere un ser querido
Falacias abortistas
Instrucciones para provocar trastornos mentales en el niño
El misterio de la extraña enfermedad de Shanyna Isom
El misterio de la esquizofrenia
Inutilidad del diagnóstico de las enfermedades mentales
El aborto y la justificación del asesinato de la criatura por nacer …
El crimen no paga, el aborto tampoco
El lucrativo negocio que encubre el aborto legal, seguro y gratuito …
La Psiquiatría y la Neurología al borde de la demencia
Mauricio Macri y la ley de aborto legal ¿cómplice de homicidio …
El “Aborto legal” y “El Planeta de los Simios”
El fraude de “Reduccel cápsulas” para adelgazar
El Aborto Legal y el refrán “Morte a te, felicita per noi”
El mito de la imparcialidad de los jueces 
Mario Vargas Llosas y el aborto
La verdad sobre el sexo anal
Los peligros ocultos de las prácticas sadomasoquistas
La violación de Thelma Fardin (Juan Darthés)
Carta abierta a todas las mujeres violadas
Boxeo ¿deporte o crimen? 
Lo único malo de Cienciología son los cienciólogos
Hablemos de la obesidad y las dietas
Lo que la Psiquiatria ignora sobre los tranquilizantes
Neurología o cómo seguir en el horno
Psiquiatras: ¡la depresión no se cura con drogas ni con electrochoques!
El Código Penal como indicio del fracaso de una civilización
La tortura del aplanamiento de senos
¿Quieres saber la verdad sobre Cienciología? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre el Psicoanálisis?  ¡Pregúntame!
Tu Sam y los peligros del hipnotismo
¿Quieres saber la verdad sobre el “Juicio por Jurado”? ¡Pregúntame!
¿Por qué Cristina, ladrona confesa, mide tanto en las encuestas?
Pedofilia, ¿amor por los niños o enfermedad mental?
Hablemos de la pedofilia y de los pedófilos
Eutanasia, el caso de Noa Pothoven
¿Por qué los políticos nunca admiten su culpabilidad?
La violación de Marcela Baños
La verdad de las siglas LGBT (Lesbianas, Gay, Bissexual, Transgénero)
El extraño caso de las personas que se creen animales
El drama de los LGBTIQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Travestis, Transesuales, Intersexos)
¿Quieres saber la verdad sobre la homosexualidad? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre la fiebre uterina o ninfomanía? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre el travestismo? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre la transexualidad? ¡Pregúntame!
¿Hay niñas con pene y niños con vulva?
Existencia del alma, ¿mito o realidad?
¿Quieres saber la verdad sobre el traslado a otros universos? ¡Pregúntame!
El drama de los transgénero (el caso de Mariano “Marian” López Reta)
Hablemos del orgasmo femenino, con perdón de la palabra
¿Macri también padece del “Mal de Hubris”?
La violación de Sofía Otero
La “amnesia disociativa” o cómo la Psiquiatría inventa enfermedades mentales
El caso de los hombres que se creen mujeres
La verdad sobre las personas que creen ser animales
Todas las desviaciones sexuales tienen el mismo origen y son reversibles
El “orgullo gay” en el banquillo
La verdad oculta en el “orgullo gay”
La ciencia contra la homosexualidad
La verdad sobre el “suicidio por policía”
Los jueces penales tienen que dejar de juzgar a “ojo de buen cubero”
La verdad por la cual la pena de muerte no disuade la criminalidad
El extraño caso de Gil Pereg, que se cree gato, maúlla y le tiene terror al baño
¿Quieres saber la verdad sobre las fantasías sexuales? ¡Pregúntame!
La verdadera historia del descubrimiento de la mente reactiva
Conspiración contra el vapeo (la verdad sobre el cigarrillo electrónico)
¿Te atreverías a entrar en la “Casa del Terror” para ganar 20.000 dólares?
¿Quieres saber por qué existe la maldad? ¡Pregúntame!
¿Sabías que existen personas que tienen sexo con automóviles?
La verdad sobre la masturbación pública
La verdad sobre el miedo a los payasos
La verdad sobre Cienciología y la homosexualidad
La verdad sobre el cambio de sexo
El fraude de las operaciones de “cambio de sexo
El fraude de la adopción homosexual
La verdad oculta detrás de la cirugía de “cambio de sexo”
El extraño caso de los niños que creen ser niñas o animales
Psiquiatría, disforia de género y transexualidad
Hablemos de Estanislao Fernández, el hijo gay del presidente electo argentino
La verdad sobre el tercer sexo
Identidades sexuales: hombre, mujer, intersexo y animal
Carta abierta a todos los gays, lesbianas, bisexuales, travestistas y transexuales
Evo Morales y la enfermedad de querer eternizarse en el poder
¿Qué sucedería si extirparas de tu mente ese “arbitrario” que hace que no seas tú?
El extraño caso de Tom Peters, el primer hombre “transespecie”
Hipnotismo y homosexualidad
Cómo la ignorancia vuelve estúpidas a las personas
¿Quieres saber por qué los homosexuales no quieren curarse? ¡Pregúntame!
El extraño caso del supositorio milagroso que cura la homosexualidad
El extraño caso de Karen, que pasó de hombre a mujer y ahora quiere ser caballo
¿Quieres saber cuál es la diferencia entre un homosexual y un heterosexual? ¡Pregúntame!
El Electropsicómetro, el aparato que cura la homosexualidad
Homosexualidad, ¿enfermedad mental, perversión o elección de vida?
Por qué la homosexualidad debe erradicarse
El homosexual debe ser respetado, pero la homosexualidad combatida
La homosexualidad en el reino humano y en el reino animal
¿Qué es más difícil, dejar el cigarrillo, dejar el alcohol o dejar de ser homosexual?
La Psiquiatría se burla de los gays
Cuando la realidad supera a la ficción
Los hombres y las mujeres son espíritus encarnados con el sexo de nacimiento
El engaño de la ideología de género
La homosexualidad en el Planeta de los Simios
Todos los homosexuales son heterosexuales
Carta abierta a un abortista, ministro de salud pública Ginés González García
Salir del clóset debería ser fácil, la Psiquiatría lo ha hecho difícil
Ningún presidente es cuerdo (ni tampoco el vicepresidente)
¿Sabías que Brad Pitt sufre de “ceguera facial”?
La iglesia alemana quiere abolir el celibato y propiciar el sexo homosexual
El lenguaje inclusivo como enfermedad mental
¿Qué parte de “LA HOMOSEXUALIDAD ES UNA ENFERMEDAD MENTAL” no entiendes?
Diferencia entre identidad de género, sexo biológico y expresión de género
¿Qué parte de “el abortismo es una enfermedad mental” no entiendes?
¿Qué parte de “el lenguaje inclusivo es una enfermedad mental” no entiendes?
Dady Brieva, Luis Novaresio y la carga de ser puto
¿Qué parte de “Nos están tomando por idiotas” no entiendes?
El insólito caso del comisario que se masturbaba frente a sus subordinadas
Florencia de la V ¿es un hombre o es una mujer?
¿Qué parte de “hay países donde es legal tener sexo con animales” no entiendes?
Gabriel Rolón, psicoanalista, o el culto al discurso hueco
Buenas y malas noticias para los gays, las lesbianas, los bisexuales, los travestis, los transgénero, los transespecie e incluso los quer
¿Cuál es el largo de un cabello?
El caso de los rugbiers asesinos y la Justicia a “ojo de buen cubero”
Carta abierta a Fernando Burlando, a propósito del asesinato de Fernando Báez Sosa
Aborto legal: la mujer que opte por no abortar no será sancionada penalmente
El caso de los rugbiers asesinos, la otra mirada
Cómo devolverles la dignidad a los homosexuales
La homosexualidad tiene el mismo origen que todas las enfermedades mentales enlistadas por la Psiquiatría
La Psiquiatría cataloga a la homosexualidad como perversión
El Coronavirus y la somatización de sus síntomas
Yo estuve preso en la cárcel de Devoto durante quince días
El fraude de la reprogramación mental
Olores que matan (hiperosmia y fantosmia)
El caso del jubilado Jorge Ríos que mató a un ladrón
¿Por qué es tan difícil superar las adicciones?
“Todos hablan por boca de ganso”
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte 1)
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte 2)
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte 3)
Ivana Nadal: “El violador también fue un bebé inocente”
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte 4) Autismo
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte VI) Desagravio a las tetas
El caso del hombre que se operó para parecerse a un alien
Cary Grant, bisexual, entre Randolph Scott y Sophia Loren
Fobias, cómo superarlas
Carta abierta al Dr. Alberto Cormillot
Muerte de Maradona, lo que nadie dijo (ni dirá)
Por qué los medicamentos mataron a Maradona
Pensamientos obsesivos, cómo eliminarlos
El experimento que demostró que la Psiquiatría es pseudociencia
¿Sabías que la mente humana es infalible?
La ejecución de Lisa Marie Montgomery
Cómo los engramas condicionan nuestra conducta
Hablemos del bruxismo o rechinar de dientes
Tartamudez, ¿enfermedad “misteriosa”?
El verdadero crimen de las bromas pesadas
¿Qué parte de “la neurología es seudociencia” no entiendes?
El peor crimen: hablar en torno a una persona inconsciente
Para entender a Alberto, el presidente que nos merecemos
¿Hombres policías con polleras? ¡Pues ahora sí!
“Amaxofobia”, una nueva enfermedad mental inventada por la Psiquiatría
El caso del cartonero Carlos Savanz que secuestró a la niña Maia
Por qué la Justicia no quiere que el delincuente se redima
Asexualidad, ¿celibato, abstinencia o enfermedad mental?
El fracaso de los métodos para dejar de fumar
¡Ufa con querer instaurar la pena de muerte en Argentina!
Video que da qué pensar: ¿somos solo materia o hay algo más?
Hablemos de la disforia postcoital: cuando el orgasmo provoca tristeza
¿Las cadetas de la Policía tienen que acostarse con sus jefes?
Demi Lovato ¿género no binario?
El Coronavirus, la cuarentena y el síndrome de la cueva
Relación entre el autismo, la homosexualidad y creerse un animal
¿Sabías que la “máquina de la felicidad” ya se inventó pero se oculta?
¿Sabías que en “La naranja mecánica” Stanley Kubrick denunció la programación Mk Ultra?
Si no sabes esto es porque lo ocultan
Penes de madera ¿y por qué no también vaginas de plástico?
Ni masculino ni femenino: DNI para “personas no binarias” (?)
Hablemos del hábito de comerse las uñas
Hablemos de la adicción a la pornografía
Si sufriste abuso sexual, nunca acudas a un psiquiatra
El drama de Chano Charpentier, Maradona y las drogas
La condena a prisión perpetua de Nahir Galarza, un disparate judicial
Contundente descargo del hijo de Alberto: “Soy reputo y bancátela”
La demencia llegó al deporte
Carta abierta a Luis Novaresio (burla al lenguaje inclusivo)
Solo hay dos géneros: masculino y femenino (el resto es enfermedad mental)
Hablemos de las mujeres que acaban rápido
Los talibanes y el verdadero origen de sus aberraciones
ESTUPOR: El Congreso se iluminó con los colores de la bandera LGTBIQ+
El gran engaño de los psicofármacos
Soy bisexual, la confesión de Ángela Torres
Votar es irracional (menos mal que no todos lo saben)
Mauricio Macri: ¿apología del delito?
La orientación sexual, si no es heterosexual, es enfermedad mental
Las neurociencias fallan por la base
Juicio por jurados, un disparate judicial
Acudir a los psicofármacos, la peor decisión
Francia, pionera en la prohibición de las “terapias de reorientación sexual”
¿Quieres curarte de la dislexia o la homosexualidad o los ataques de pánico? ¡Pregúntame!
La homosexualidad a la luz de los conocimientos actuales
Una más de la nefasta Psiquiatría: “Estimulación cerebral profunda”
¿Sabías que Demóstenes se curó la tartamudez hablando con piedritas en la boca?
“Yo nena, yo princesa”, el caso de los niños “trans”
El caso de las selfies mortales o cuando el instinto de conservación falla
Los travestis van “armados” (conmoción por el chiste de Sergio Lapegüe)
¿Conoces a Jeffrey Dahmer, “el caníbal de Milwaukee”?
Luis Novaresio y la reivindicación de su condición de puto
Los homosexuales tienen ojos y no ven, oídos y no escuchan…
Asesinato del kiosquero ¿se puede matar a sangre fría?
El peor error de la Psiquiatría forense
Hablemos de la tartamudez de Eduardo «Wado» de Pedro
Alberto Fernández, la derrota electoral y su extraña autopercepción de haber ganado
Otro disparate de Facundo Manes: «el presidente tiene anosognosia»
Las drogas, el celular y el síndrome de la abstinencia
Dianética, la única terapia que puede curar la homosexualidad
Antonio Laje, los acosadores sexuales son también víctimas
Fabián Gianola, los acosadores sexuales también son víctimas
Vladimir Putín versus el género «trans»: un hombre es un hombre y una mujer una mujer
¿Qué parte no entiendes de «todos tenemos órdenes hipnóticas ocultas que dirigen nuestra conducta»?
La obesidad, ¿es o no una enfermedad?
El caso de Héctor «Bambino» Veira, condenado por abuso sexual
Nahir Galarza, ¿inocente o culpable?
El caso de Lucas: bullying por dislexia
Richard Gere ¿besador obsceno e impúdico?
¿Sabías que la Justicia Penal es la institución más obsoleta?
Lizy Tagliani y el absurdo de declararse «trans»
¿Qué parte no entiendes de «si no hay consumidores no hay narcotráfico»?
El extraño caso de Erik Sprague, “El hombre lagarto»
¿Sabías que la naturaleza básica de los seres humanos es la racionalidad, la bondad y la solidaridad?
El extraño caso de Billy Milligan, que poseía 34 personalidades diferentes
Hablemos de la maldita depresión, de su verdadero origen y de su curación
¿Qué es esa tontería del «Síndrome de Stendhal»?
¿Por qué los hombres violan?
¿Qué parte no entiendes de «no existen las mujeres con pene»?
¿Qué parte no entiendes de «el diagnóstico de las enfermedades mentales es un bluff de la Psiquiatría?»
Ansiedad sexual, trastorno mental cuyo origen y curación la Psiquiatría ignora supinamente
La verdad de cómo impacta la muerte de un ser querido en el cerebro
Hablemos de la Tricotilomanía, compulsión de arrancarse el pelo
Hablemos del cachetazo de Will Smith a Chris Rock en los Oscar 2022
¿Qué parte no entiendes de «la homosexualidad no es una opción personal»?
¿Sabías que en el Ejército argentino hay soldados y «soldadas»?
Chifladuras del Siglo XXI: cirugías de cambio de género
El calvario de ser gay en la Venezuela de Maduro
Autismo, Psiquiatría y el fraude del diagnóstico de las enfermedades mentales
Lo único que faltaba: ¡clubes de masturbación!
¿Por qué es tan difícil tratar las enfermedades mentales?
Jamás le pegarías a un niño si supieras las verdaderas consecuencias del castigo
Solo la ignorancia provoca la persecución de las personas del colectivo diverso (LGBT+)
La batalla perdida de Alberto Cormillot contra la obesidad
¿La mente puede hacer que un hombre crea ser mujer y que una mujer crea ser hombre?
Hablar de Cienciología es hablar de la estupidez humana
Hablemos del asma, su verdadero origen y curación
El día en que la Psiquiatría hundió a los homosexuales
Máxima estupidez: utilización estatal del «lenguaje y comunicación no sexista»
Carta abierta al Sanatorio Dupuytren
La ignorancia es la raíz de todos los males, estúpido!!
¿Se puede dejar de ser tonto?
¿Qué parte no entiendes de «el hipnotismo destruye la mente»?
Carta abierta a John Milton, mentalista, destructor de la mente

Carta abierta a John Milton, mentalista, destructor de la mente

Lista completa de temas

FRANCAMENTE, QUIEN PERMITE SER
HIPNOTIZADO ES UN  TONTO

Horacio Velmont

Contacto

0613_john_milton

https://www.perfil.com/noticias/vivo/te-animas-a-ser-parte-de-una-sesion-de-hipnotismo-colectivo.phtml

¿Te animás a ser parte de una sesión de hipnotismo colectivo? Si la respuesta es afirmativa (y si no, pensalo un poco) tenés que ir a ver a John Milton al Auditorio de Belgrano pues desde este jueves 16 y por cuatro semanas, hará gala de sus cualidades para el hipnotismo sincrónico con el fin de que la audiencia trabaje sobre sus bloqueos y alcance nuevas metas. 

El párrafo que antecede pertenece al aviso publicado por «Perfil» el 20/6/22, invitando a una sesión colectiva de hipnotismo. El aviso no menciona que el hipnotismo destruye la mente y las sugestiones hipnóticas equivalen a implantar demencia en las personas que se someten a él.

CONTINUAR LEYENDO EN

¿Qué parte no entiendes de «el hipnotismo destruye la mente»?

¿Qué parte no entiendes de «Paul McCartney falleció en 1966 y fue sustituido por un doble»?

Lista completa de temas

UNA FARSA BASADA EN EL DINERO

Horacio Velmont

Contacto

En estos días -esto está escrito el 18/6/22- se recuerda que en 1969 un fuerte rumor comenzó a correr en los Estados Unidos: Paul McCartney había fallecido unos años antes en un choque automovilístico y que para tapar su ausencia los Beatles habían contratado un músico idéntico. 

Pese a todas las desmentidas en el sentido de que todo esto no era más que un mito, nosotros, los integrantes del Grupo Obnosis, sabemos que es verdad. Al respecto, hace algún tiempo, hemos aclarado el hecho en una extensa nota que no deja ninguna duda del trágico fallecimiento del verdadero Paul McCartney y su reemplazo por alguien muy parecido surgido de un concurso.

Paul McCartney ¿vivo o muerto?

 

http://contraperiodismomatrix.com/paul-maccartney-is-dead-bush-laden-is-alive/

Así es, querido Watson, el doble de Paul McCartney fue
operado varias veces para que se pareciera al original

EL DOBLE DEL BEATLE

por Horacio Velmont

Es un hecho cierto que Paul McCartney falleció en un accidente automovilístico y que fue reemplazado por un doble. Esto lo sabíamos desde un principio a través de la mediumnidad, que si bien no es una ciencia oficializada, puede dársele crédito cuando los canalizadores, como los que integran el Grupo Ruanel, son confiables.

Leyenda urbana

“Paul está muerto” es una leyenda urbana que asegura que Paul McCartney, cantante y compositor de la legendaria banda The Beatles murió físicamente en 1966, y que fue reemplazado por un doble muy parecido a él físicamente, e incluso con la misma voz, llamado William Campbell, un Policía de Canadá. Oficialmente, por lo tanto, hasta la fecha McCartney se encuentra vivo.

El accidente que le costó la vida

La versión super conocida cuenta que el miércoles 9 de noviembre de 1966 a las 5:00 de la mañana, McCartney se encontraba trabajando en el álbum Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, y después de una tempestuosa discusión con los otros tres Beatles, Paul salió del estudio semidesnudo, subió a su Austin-Healey y lo manejó a alta velocidad, chocando finalmente contra un poste de luz y murió.

Este hecho, sin embargo, se ocultó y por eso no hay evidencia de algún accidente en el cual se haya visto envuelto Paul McCartney, aunque durante la primera semana de enero de 1967, el Mini Cooper de McCartney fue destrozado por un amigo en la autopista M1, en las afueras de Londres. McCartney tuvo un accidente de moto el 26 de diciembre de 1965, donde como consecuencia del mismo, se le fracturó un diente y le quedó una cicatriz en su labio que puede verse en los vídeos promocionales del single Paperback Writer/Rain, hechos poco después del accidente, en Mayo de 1966. De acuerdo a McCartney, su deseo de esconder la cicatriz en su labio fue el que le llevó a dejarse crecer el bigote más o menos en la misma época en que los otros tres Beatles también lo hicieron, poco antes de la presentación de Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band.

De acuerdo a los partidarios de este rumor, McCartney fue reemplazado por el ganador de un concurso de dobles de Paul McCartney. El doble sería un policía canadiense William Shears Campbell, citado Billy Shears (el nombre del líder ficticio de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band), William Sheppard (basado en la inspiración para la canción The Continuing Story of Bungalow Bill), o alguna combinación de los nombres.

Con la llegada del Internet, los rumores de que “Paul está Muerto” encontraron nueva vida. Varios sitios web han afirmado que la evidencia fotográfica prueba que el McCartney de antes y después de finales de 1966 no puede ser el mismo hombre. Algunas de estas nuevas teorías indican que McCartney fue asesinado.

La verdadera historia

No reviste ningún interés para nosotros indagar sobre la muerte de Paul McCartney, porque lo que importa en realidad es que ese luctuoso suceso realmente ocurrió y que el beatle fue reemplazado por un doble que lo suplantó durante mucho tiempo hasta que al final se descubrió la verdad.

No obstante, a pesar de las pruebas contundentes de que quien dice ser el verdadero Paul McCartney no lo es, oficialmente sigue siendo el verdadero beatle.

Desde ya que hay mucho dinero en juego como para echarlo todo a perder difundiendo públicamente la verdad.

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
http://www.youtube.com/watch?v=iZPL92Z6-ns
http://www.youtube.com/watch?v=yXP_vKewaj0
https://www.youtube.com/watch?v=Ys-YoQiwIOs

 

¿Qué parte no entiendes de «el hipnotismo destruye la mente»?

Lista completa de temas

A PROPÓSITO DE LA PRESENTACIÓN DEL MENTALISTA JOHN MILTON EN EL PROGRAMA DE CARMEN BARBIERI

Horacio Velmont

Contacto

Sherlock Holmes: Un día como hoy se publicó la primera novela del famoso detective | CULTURA | PERU21

Así es, querido Watson, si alguien quiere hipnotizarnos,
tenemos que huir de él como de la peste …

John MiIlton

https://www.infobae.com/teleshow/2022/06/15/john-milton-el-mentalista-mexicano-que-sorprendio-al-aire-a-carmen-barbieri-derriba-mitos-y-aporta-verdades-sobre-la-hipnosis/

Se define como “el caballero de la hipnosis”, asegura que la práctica puede servir como herramienta para cambiar de hábitos, dejar a un lado costumbres nocivas y mejorar en el día a día. Pero, ¿qué es la hipnosis? En diálogo con Teleshow, el mentalista John Milton dejó en claro que es mucho más que un espectáculo pintoresco que se puede ver en teatro o televisión y derribó algunos mitos en torno a la práctica.

Con fecha 14/6/22, Milton estuvo en el programa de Carmen Barbieri (Mañanísima) e hipnotizó en vivo a la conductora. “Soltando los brazos, cerrando los ojos Carmen. Soltando el aire. Cabecita floja. Sea cual sea su credo filosófico haga un mantra y sobre usted comenzará a caer luz”, le dijo Milton, y agregó: “Durante 30 días no tendrá dolor, estrés ni preocupación. Contaré hasta cinco y despertará positiva, sin dolor, como si le hubieran sacado un lastre que venía cargando”. Al despertar, Carmen comunicó sus sensaciones: “Estoy mareada. Me siento totalmente liviana. Estoy como si me hubiese tomado un frasco de clonazepam. Estoy bien, pero rara”.

Hace un tiempo hemos escrito una extensa nota sobre los peligros del hipnotismo, debiéndose considerar a quien lo practica como un «destructor de la mente» (lamentablemente, por ignorancia del legislador, esta práctica no figura como delito en los códigos penales, siendo, como lo es, uno de los más aberrantes).

Los peligros del hipnotismo

LAS SUGESTIONES HIPNÓTICAS
NO DESAPARECEN CON EL TIEMPO
SINO QUE SE AGRAVAN

706dc-introhisthipnEl hipnotismo es equivalente a aberración, pues mediante sugestión imperativa  el operador implanta una u otra forma de demencia, cuyos efectos son impredecibles.

Desde ya que las sugestiones hipnóticas pueden eliminarse mediante la técnica dianética, pero como los hipnotizadores casi con seguridad no la conocen, entonces no la aplican, y el sujeto de la experiencia se queda con ellas.

¿Cómo se produce la demencia?

Resultado de imagen para imagenes desmayo

Experimentos realizados en la década del 40 por el científico y humanista norteamericano L. Ronald Hubbard dieron como resultado que una persona inconsciente registraba a nivel celular todo lo que sucedía en su entorno.

62652-img_0919Esta grabación, de la misma naturaleza que las sugestiones hipnóticas, se veía potenciada cuando se encontraban presentes el dolor y las drogas, como en las operaciones quirúrgicas, a tal punto que si se reestimulaban más tarde el sujeto debía cumplirlas inexorablemente ya que no podía resistirse a ellas.

Celula

Estas grabaciones, en Biología, se denominan engramas, que pueden definirse como las huellas que deja un estímulo en el protoplasma (sustancia constitutiva de las células) de un tejido.

Resultado de imagen para imagenes mente reactivaEl hombre, pues, además de mente analítica tenía una segunda mente, que Hubbard llamó reactiva porque en lugar de razonar reaccionaba automáticamente ante una situación de peligro.

Resultado de imagen para imagenes animales cazando.

Se trataba, pues, de un mecanismo de supervivencia que tenían todos los seres vivos.

Según Hubbard descubrió, y actualmente es un hecho científico comprobado, la mente reactiva y su contenido engrámico son el único origen de todas las enfermedades mentales y la delincuencia.

Resultado de imagen para imagenes auditacion dianetica

Resultado de imagen para imagenes auditacion dianetica

Esto es verdad porque cuando se elimina de la mente reactiva ese contenido engrámico, desaparecen todos los trastornos mentales y la persona actúa racionalmente, según su patrón óptimo.

Resultado de imagen para imagenes libro dianetica

La técnica para eliminar definitivamente del planeta estas lacras de la humanidad fue explicada minuciosamente por Hubbard en su libro, best seller mundial permanente, «Dianética, la ciencia moderna de la salud mental» y desde hace más de medio siglo es aplicada exitosamente en todos los países del mundo.

Resultado de imagen para imagenes axiomas dianetica

Hubbard también descubrió las leyes de la mente y del universo físico, las cuales están expuestas en los denominados «Axiomas de Dianética» y «Axiomas de Cienciología». Todas han sido comprobadas científicamente y la documentación se encuentra a disposición de quienes la soliciten.

Resultado de imagen para imagenes geocentrismo

¿Cuál es la razón de que un descubrimiento de tal magnitud aún no es patrimonio de toda la humanidad? La respuesta es muy simple, y es que históricamente los más importantes descubrimientos científicos siempre tardaron siglos en ser aceptados por la «ciencia oficial», y la velocidad actual de las comunicaciones, especialmente Internet, ha contribuido, no a difundirlos sino a que se pierdan en una maraña de divulgaciones presuntamente científicas, en su mayoría carentes de verosimilitud.

Trastornos provocados por los engramas

Resultado de imagen para imagenes suicidas

Debe tenerse en cuenta que las órdenes engrámicas que provocan los trastornos mentales son impredecibles, es decir, en algunas personas pueden provocar impulsos suicidas o criminales o transformarlas en un «hombre elefante», y en otras ser tan inocuas como un vaso de agua pura.

En todos los casos queda sobreentendido que la persona debe tener la mente analítica reducida por algún golpe o alguna conmoción, porque si la mente analítica está funcionando a pleno no hay grabación engrámica.

Cuanto más grande es la conmoción y el consiguiente dolor, más profunda y poderosa será la grabación engrámica y su cumplimiento en caso de restimulación.

Para comprender bien lo que es una grabación engrámica basta relacionarla con las sugestiones hipnóticas.

El engrama, por definición, contiene dolor, de modo que si una orden hipnótica contuviera dolor sería igual a un engrama.

La diferencia entre el hipnotismo y el engrama es que mientras por lo general la persona se presta voluntariamente a ser hipnotizada, el engrama entra en la mente en forma subrepticia, es decir «sin permiso».

Debe tenerse en cuenta que los engramas, de la misma forma que las órdenes hipnóticas, y como ya señalamos al principio, no desaparecen con el tiempo, sino que, por el contrario, se hacen más fuertes al agregarse nuevos engramas a la cadena de engramas.

El hipnotismo y el engrama

Resultado de imagen para imagenes hipnotismo con movimiento

Para comprender cómo funciona la mente reactiva para producir enfermedades mentales es importante conocer el mecanismo de la hipnosis, ya que se trata, en el fondo, de algo similar.

El hipnotizador implanta adrede engramas en la mente reactiva del sujeto con el cual opera, el cual puede haberse prestado voluntariamente para el experimento o no.

Resultado de imagen para imagenes hipnotismo con drogas

Si el hipnotizador utiliza el dolor físico para fijar mejor las sugestiones  u órdenes poshipnóticas, el resultado es similar al de un engrama, que por definición también contiene dolor físico como parte de su contenido.

La diferencia, entonces, entre un engrama y una orden hipnótica es que mientras el implante engrámico es fortuito, es decir, se produce por azar, la orden hipnótica es implantada con conocimiento de causa por el hipnotizador.

¿Qué es en realidad el hipnotismo?

Resultado de imagen para imagenes hipnotismo con dolor

El hipnotismo  puede definirse como la técnica de implantar sugestiones imperativas en la mente reactiva (erróneamente denominada “inconsciente” por la Psicología) del sujeto con el cual se experimenta, cuya consecuencia dañina es la reducción de su autodeterminismo al obligársele a obedecer órdenes introducidas subrepticiamente por debajo de su nivel consciente (o analítico).

Esta submente, de categoría muy primitiva, es un mecanismo de supervivencia que opera tanto en los animales como en el hombre, y dirige a la mente consciente sin que la persona siquiera sospeche que está siendo gobernada por ella.

Cuando hablamos de “mente inconsciente” o  reactiva nos estamos refiriendo no a una parte determinada o especial del cuerpo sino un mecanismo de recordar, muy rudimentario, montado a nivel celular.

Resultado de imagen para imagenes accidente vehicular
Resultado de imagen para imagenes perdida de un familiar

La mente reactiva registra todos y cada uno de los datos contenidos en los momentos de dolor físico (por ejemplo, el impacto de un choque) o emoción dolorosa (la pérdida de un ser querido), experimentados por el individuo en el transcurso de su vida.

Cuando una persona está con el poder analítico reducido, total o parcialmente, por drogas, shock, lesión, enfermedad o directamente anestesia, la mente reactiva está abierta al registro de engramas.

Resultado de imagen para imagenes caidas

Antes de los descubrimientos sobre la mente humana de L. Ronald Hubbard, no se sabía que un individuo inconsciente  podía registrar todas las cosas que se decían y hacían a su alrededor.

Cirugía: MedlinePlus en español

Durante una cirugía, cuando el paciente está en la mesa de operaciones bajo los efectos de la anestesia, su mente reactiva registra todo lo que se dice y se hace próximo a ella y, además, el dolor físico y la sensación de estar drogado, percepciones éstas que combinadas crean un engrama.

Por lo tanto, el cirujano o dentista que permite que exista cualquier conversación o percépticos innecesarios en el entorno del paciente anestesiado, está practicando el tipo de hipnotismo más serio, salvaje y duradero que se pueda concebir, en cuanto incluye dolor físico y drogas hipnóticas .

Cuando se les demuestra a aquellos cirujanos que “sabían” que sus pacientes estaban inconscientes y que “sabían” que no se estaba llevando a cabo ningún registro, se sorprenden cuando estos mismos pacientes, bajo procesamiento, repiten la conversación, que el cirujano recuerda muy bien haber utilizado, y describen con gran minuciosidad operaciones sobre las cuales, debido a su ignorancia en cuestiones quirúrgicas, no podrían tener ningún conocimiento.

El médico y el dentista olvidan que los anestésicos empezaron a utilizarse en forma general recién hacia fines del siglo pasado, y son definitivamente nuevos en el campo de la Medicina, y que no se sabe ni se sabía muchos sobre ellos.

De ahí que no deba sorprender su ignorancia sobre lo que le estaba sucediendo a un paciente bajo la anestesia, ya que la humanidad tampoco tenía mucha información sobre la anestesia misma.

El obstetra, cuya paciente sufre de psicosis posparto, tiembla cuando descubre que fueron sus palabras vertidas sobre la parturienta, a la que creía “obviamente” inconsciente, las que dejaron en su mente reactiva el mandato hipnótico que provoca que aborrezca al niño y que trate de matarlo diez días después del parto.

Es muy difícil que un ser humano acepte una responsabilidad de esta magnitud, ya que lo que se le puede hacer a la mente del paciente en el quirófano es muy aterrador.

Resultado de imagen para imagenes risas en el quirofano

En la actualidad, los chistes obscenos y de mal gusto y los comentarios invalidantes sobre el paciente son pan de todos los días en los quirófanos de todo el mundo.

Tales actitudes podían ser justificables hace medio siglo, pero después de  los descubrimientos de Hubbard, todos los ruidos, las conversaciones e incluso la música en las cercanías de un paciente anestesiado, deben ser consideradas absolutamente criminales.

Durante una operación o lesión de cualquier especie, debería observarse un silencio absoluto, completo, sepulcral. No hay nada que pueda decirse o darse como percéptico, en cualquier momento de inconsciencia, que resulte de algún beneficio para el paciente.

A la luz de los conocimientos actuales, entonces, las palabras o el sonido en la proximidad de una persona inconsciente deberían ser castigados severamente, ya que cualquiera que conozca estos hechos, tal acto sería un esfuerzo intencionado para destruir el intelecto o el equilibrio mental de un ser humano.Resultado de imagen para imagenes silencio hospital

La regla de oro podría modificarse para decir: “Si amas a tu hermano, cierra la boca mientras esté inconsciente”.

En Estados Unidos y en muchos lugares del mundo hay infinidad de hospitales en los cuales sus cirujanos, estando informados sobre el daño que pueden provocar a los pacientes estas actitudes desaprensivas,  guardan y hacen guardar silencio en los quirófanos.

El engrama

Resultado de imagen para imagenes engrama
Resultado de imagen para imagenes engrama
El engrama es un término de la Biología que se define como “huella definida y permanente  que un estímulo deja en el protoplasma  de un tejido”. Se lo considera un grupo unitario de estímulos que inciden únicamente en el ser celular. Por lo tanto, un individuo tiene un engrama en cada momento, a lo largo de su vida, en que ha sido golpeado o lesionado severamente.
.

El hipnotismo puede conectar estos incidentes dolorosos, que de otra manera permanecerían inactivos, y provocar en la persona hipnotizada trastornos mentales impredecibles. El hipnotismo tiene potencialidad como para destruir el intelecto, la cordura e inclusive provocar la muerte del que ingenuamente se somete a él.

Error de los hipnotizadores

Los hipnotizadores creen, erróneamente, que el poder de la sugestión desaparece con el tiempo. Esta creencia, vale la pena reiterar, es absolutamente falsa.

Los experimentos que se han hecho han permitido comprobar, de modo irrefutable, que las sugestiones hipnóticas no desaparecen, con el riesgo que ello significa para la salud mental de cualquiera que se deje hipnotizar.

Quien se somete al hipnotismo es, francamente, un tonto.

Hipnotismo y demencia

El hipnotismo y la demencia son, en cierta forma, cosas similares. No importa lo ridícula que sea la sugestión dada a un individuo bajo hipnosis, él la llevará a cabo de una manera u otra. Cualquier sugestión operará en el interior de su mente, quedando desconocida para sus niveles superiores de conciencia.

Si a una persona hipnotizada se le dice que cuando despierte se quitará el zapato izquierdo y lo pondrá sobre la chimenea, y que se olvidará de lo que se le dijo, al despertárselo parpadeará un poco, levantará el pie y se quitará el zapato izquierdo sin saber la razón.

Y dirá, para justificar el motivo por el que se quitó el zapato, algo así como “mi pie está demasiado caliente”. Luego, lo pondrá sobre la chimenea. Si se le pregunta por qué razón lo hace, quizás responda “porque detesto ponerme un zapato húmedo; está más caliente aquí arriba y se secará rápidamente” .

Mediante el hipnotismo pueden recrearse todos los trastornos mentales catalogados y a catalogarse en el futuro por la psiquiatría: represiones, psicosis, compulsiones, neurosis, etc.

El hipnotismo y la demencia en el fondo son, como ya señalé, cosas similares. A la persona hipnotizada se le puede originar un impulso de reprimirse sugiriéndole que será incapaz de pronunciar la palabra “no”. Se podrá observar que la omitirá en la conversación, utilizando sustitutos sorprendentes, sin darse cuenta de que tiene una orden oculta (sugestión poshipnótica) de evitar esa palabra.

También se le puede decir que nunca se mirará al espejo y se abstendrá de hacerlo, siempre justificando esta actitud omisiva con las excusas más inverosímiles.

Resultado de imagen para imagenes lavar manos

Si se le dice que tendrá necesidad de lavarse las manos cuando escuche el timbre de la puerta o que cada vez que vez un perro ladre se sobresaltará, cumplirá estas órdenes inexorablemente, a las que la psiquiatría cataloga como compulsiones.

Para provocar una neurosis mediante el hipnotismo basta con sugerirle que tendrá un permanente impulso de acostarse y dormir, pero que cuando lo haga sentirá que no puede conciliar el sueño, o que tendrá pensamientos muy eróticos cada vez que vea determinada prenda, pero que cuando los tenga sentirá que le pica la nariz.

Imagen relacionada

Si se le implanta la sugestión de que robó un banco y la policía lo está buscando, o que le están dando veneno en todo restaurante en el que intente comer, se le provocará una psicosis.

Puede decírsele que en realidad es otra persona, que posee una mansión y responde al nombre de “Lord Chesterfield”, en cuyo caso se le habrá originado una demencia esquizofrénica.

Si la sugestión hipnótica incluye la orden de que cuando despierte se sentirá tan terriblemente mal que no tendrá otra esperanza más que la muerte, se le estará creando una demencia depresiva.

En otros experimentos se le puede informar al sujeto que es la persona más maravillosa del mundo y que esto lo piensan todos, o que es objeto de adoración de todas las mujeres. La psiquiatría cataloga a estas actitudes como demencia maníaca.

Puede sugerírsele que en lo único que podrá pensar será en lo enfermo que está y que padecerá cualquier enfermedad sobre la que oiga hablar. Esto lo hará reaccionar como  si fuera un hipocondríaco.

De esta forma puede recorrerse toda la lista de trastornos mentales, y creando sugestiones imperativas para producir el estado de ánimo apropiado, lograr en el individuo despierto actitudes irracionales, que en todos los casos justificará de la forma más insólita.

Dependiendo de que el sujeto con el cual se experimenta carezca de engramas (lo cual sería algo realmente excepcional) que puedan reestimularse accidentalmente por la hipnosis, para restaurar la cordura del demente temporal bastará liberar la sugestión pasándola a su conciencia, momento en que ella perderá la fuerza que tiene sobre él.

Resultados de la experimentación

Resultado de imagen para imagenes mente reactivaResultado de imagen para imagenes mente reactivaLa reproducción de aberraciones de todo tipo en individuos que han sido hipnotizados o drogados ha demostrado que hay alguna porción de la mente que no está en contacto con la conciencia, pero que contiene datos.
.

Fue la búsqueda de esta parte de la mente lo que condujo a la solución del problema de la demencia, las enfermedades psicosomáticas y otras aberraciones.

No fue abordándolas mediante el hipnotismo, ya que éste es simplemente otra herramienta, y que en la práctica, para curar enfermedades, no se necesita en absoluto.

Es importante hacer aquí una advertencia. Las pruebas que se hicieron fueron hechas a personas que pudieron ser hipnotizadas y a personas que no pudieron serlo pero fueron drogadas.

Estas pruebas proporcionaron valiosos datos para formular el procesamiento dianético, pero sólo se pueden hacer cuando se conoce perfectamente su mecanismo, pues estas sugestiones el tiempo no las elimina.

El hipnotismo es una variable incontrolable, es peligroso, y una bomba atómica en una reunión no lo sería más.

Mediante la hipnosis y las sugestiones poshipnóticas hemos visto a un individuo que actúa cuerdamente conducirse luego, temporalmente, en forma irracional.

Su cordura es restaurada al liberar la sugestión pasándola a su conciencia, momento en que la sugestión pierde la fuerza que tenía sobre él.

Resultado de imagen para imagenes hipnotizadores

Examinemos un caso. El individuo estaba hipnotizado, es decir “inconsciente” (inconsciencia analítica, obviamente, y no reactiva), lo que significa que no se encontraba en posesión de su plena conciencia o autodeterminismo.

Se le dijo algo que debía hacer, y ese algo estaba oculto a su conciencia. El operador le dio una señal. Cuando la señal se produjo, el individuo llevó a cabo un acto.

Para justificarlo dio razones que no eran las verdaderas (“pensamiento justificado”). Él encontraba defectos en el operador y en su indumentaria, pero no se daba cuenta de que era la corbata o la nariz la que daba la señal para la acción.

Cuando se eliminó la sugestión, el sujeto ya no sentía la compulsión de llevar a cabo el acto sugerido hipnóticamente.

Éstas son las partes de la aberración. Una vez que uno sabe exactamente qué partes de qué cosas son aberraciones, todo el problema es muy sencillo de resolver.

A primera vista parece increíble que la fuente de la aberración pudiera haberse mantenido tan perfectamente oculta durante tantos miles de años de investigación.

Sin embargo, reconsiderándolo, resulta milagroso que la fuente haya sido descubierta, porque estaba escondida muy bien y muy astutamente.

El hipnotismo provoca un tipo de inconsciencia analítica que es menos severa que cuando se produce por conmoción en accidentes, anestesias utilizadas para operaciones, etc.

Éstas, así como también el dolor de las lesiones y los delirios de la enfermedad, son las fuentes principales de lo que nosotros llamamos “inconsciencia”.

Actitud irresponsable de los hipnotizadores

En virtud de que nadie puede saber el contenido engrámico que una persona tiene en su mente reactiva, así como tampoco los engramas que se reestimularán con la hipnosis, cae de maduro que hipnotizar a un semejante configura una actitud irresponsable que debiera ser sancionada rigurosamente por la ley penal.

La hipnosis, del modo en que se la practica comúnmente, es un asunto fulminante, y el hipnotizador que no está familiarizado con Dianética  no tiene más idea de cómo liberar al individuo de una sugestión que él la ha implantado que lo que pueda saber acerca de cómo pelar un átomo.

En rigor, no habría nada malo en hipnotizar personas en tanto uno supiera cómo eliminar las sugestiones.

Haciendo una analogía un poco burda para facilitar su comprensión, únicamente aquella persona que fuera capaz de resucitar debería tener permiso para matar.

Si una persona pudiera de inmediato devolver la vida a un hombre muerto sin daño alguno, ningún inconveniente habría en autorizarlo a matar.

Pero el hipnólogo (aunque fuera médico, psiquiatra o psicoanalista), al no saber nada sobre el verdadero mecanismo de la mente humana ni sobre las leyes de su funcionamiento, no puede eliminar las sugestiones que ha implantado y, por lo tanto, la práctica del hipnotismo le debe ser vedada en forma absoluta.

El hipnotismo experimental genuino, en última instancia (y habría que preguntarse para qué fin, ya que actualmente carece de utilidad) debería hacerse estrictamente en el laboratorio —jamás en los salones—, con el conocimiento cabal de que se está reduciendo la eficiencia del ser humano con el cual se está operando y que se corre el serio riesgo de producirle un daño irreparable.

Resultado de imagen para imagenes golpeado

La sumisión a ser hipnotizado es análoga al hecho de ser golpeado, con la excepción de que el individuo generalmente puede recuperarse del hecho de ser golpeado.

El hipnotismo, para cualquier ser humano de pensamiento claro, que crea en el valor de las personas como seres humanos, debe ser visto como algo muy repugnante.

Penalización del hipnotismo

La intervención de controles ocultos por debajo del nivel de conciencia nunca puede beneficiar a la mente. No  importa si el hipnotizador le dice al sujeto que va a mejorar en su trabajo o que estará más saludable. Las órdenes hipnóticas no hacen  al hombre libre sino esclavo.

Como ya lo hemos señalado reiteradamente, el hipnotismo y la demencia son, en el fondo, cosas similares. Mediante sugestión imperativa el hipnotismo introduce en la mente reactiva una u otra forma de demencia.

Mediante sugestiones poshipnóticas el operador puede hacer actuar a una persona como  si fuera demente, provocándole todo tipo de enfermedades mentales e inclusive programarlo como asesino en potencia.

Los hipnotizadores creen, erróneamente, que el poder de la sugestión desaparece con el tiempo. Esta creencia es absolutamente falsa.

Los experimentos que se hicieron han permitido ratificar que las sugestiones hipnóticas no  desaparecen totalmente, corriéndose el serio riesgo de que alguien se vuelva loco si accidentalmente se reestimulan.

Todo lo que le dice el hipnotizador al sujeto hipnotizado es potencialmente un destructor de su intelecto y de su cordura, ya que son impredecibles los trastornos mentales que puede provocar el hipnotismo al conectar incidentes dolorosos de la vida de una persona que de otra manera estarían inactivos.

Por lo tanto, constituye un ineludible deber de las autoridades competentes poner fin a la expansión del hipnotismo en la sociedad, para lo cual el primer paso es modificar las leyes penales, ya que a pesar de todos los peligros señalados no lo sancionan.

El art. 208 del Cód. Penal argentino, por ejemplo, pena a quien “sin título ni autorización para el ejercicio de un arte de curar… anunciare, prescribiere, administrare o aplicare habitual-mente… hipnotismo… destinado al tratamiento de las personas, aun a título gratuito” (inc. 1).

El bien protegido por este dispositivo es el de la salud, incurriendo en este delito quien utiliza el hipnotismo para el tratamiento de las enfermedades careciendo de título o autorización.

Es decir que para el Código Penal argentino la práctica de la hipnosis por quien carezca de título o autorización para el ejercicio de un arte de curar, en tanto no lo sea para tratar enfermedades, no es delito.

El Código Penal, pues, debe ser modificado suprimiendo la palabra “hipnotismo” del inc. 1 del art. 208, el que quedaría contemplado en el art. 208 bis que se propone en estos términos:

“Será reprimido con prisión de seis meses a dos años el que, con o sin título o autorización para el ejercicio de un arte de curar, aplicare a una persona hipnotismo, aun a título gratuito”.

De esta forma, la sanción recaería sobre cualquiera que lo practicare, aun con “título o autorización para el ejercicio de un arte de curar”.

La práctica del hipnotismo revela, más que ninguna otra, el atraso de una sociedad, porque implica el desconocimiento absoluto del mecanismo mental.

Las sugestiones hipnóticas no sólo no desaparecen con el tiempo, sino que en su transcurso se hacen más y más poderosas, llevando al sujeto con el cual se ha experimentado a la enfermedad, a la locura, a la delincuencia e incluso a la misma muerte.

Programación de asesinos

El escalofriante caso real que inspiró a "Stranger Things"

Recuérdese que las organizaciones de inteligencia de Estados Unidos, entre otras, utilizan el hipnotismo como eficaz arma de guerra, especialmente para la programación de asesinos.

En 1950,  L. Ronald Hubbard, antiguo oficial de la Marina, reveló que ciertos servicios de inteligencia utilizaban una técnica para programar hipnóticamente a un individuo, sin su conocimiento ni su consentimiento, tras drogarle e infligirle dolor por medios que no dejaban rastros.

Esto posibilitaría borrar de la memoria, asimismo, ciertos períodos de su vida y le obligaría a cumplir las órdenes recibidas, convirtiéndolo en un criminal o en un espía.

En tanto Hubbard aseguraba que sus investigaciones eran espiadas por los rusos, otros sospechaban que los servicios de inteligencia norteamericanos habían usado sus hallazgos para fabricar asesinos programados.

Hicieron falta varias décadas para que las organizaciones que había creado demostrasen —gracias a la libertad de información— que las investigaciones sobre el control metal y la inmiscusión en la vida de los ciudadanos por parte de las agencias gubernamentales, que Hubbard había denunciado, eran una triste realidad.

LECTURA RECOMENDADA
DIANÉTICA Y CIENCIOLOGÍA
Apuntes basados en las enseñanzas de L. Ronald Hubbard

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
¿Por qué Cienciología es el único camino de salida para la humanidad?
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
¿Puede repararse la mente?
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
Los humanos robots
La verdad sobre el “baypass gástrico”
Por qué defiendo a Cienciología
La razón por la que se ataca a Cienciología
Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Falacias de la Neurología
Síndrome del impostor
Corrupción, método infalible para exterminarla de golpe
Todos somos dementes hasta que se demuestre lo contrario
Nunca preguntes: “¿Por qué lo hiciste?”
Los peligros del hipnotismo
El caso del médico asaltado que mató al ladrón
El caso de El Estrangulador de Boston
Lo que ignoran los maestros escolares
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Por qué ganó las elecciones Donald Trump?
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Tom Cruise y la maldición de Cienciología
Marlon Brando y la violación de María Schneider en … (Último tango en París)
La verdad sobre la cirugía estética
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La depresión, sus verdaderas causas
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
Hablemos de tetas, con perdón de la palabra
El fraude de las encuestas
¿Matar una cucaracha crea Karma?
¡Ufa con el miedo a volar! (Aerofobia)
La causa de la criminalidad
El síndrome de Tourette #!@%*
¿Qué es la Prosopagnosia o “ceguera facial”
¿Qué es la erotomanía?
Gurdjieff y su enseñanza sobre la falta de unidad en el hombre
Leah Remini vesus Cienciología
Los secretos de Cienciología develados
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte I)
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte II)
Cienciología y la Tecnología de Estudio
¿Realmente crees conocer a las personas?
Uso de la invalidación para manipular a las personas
Los esclavos de la Cienciología
La verdad sobre la carrera de Psicología
Preguntas y respuestas basadas en las críticas a Cienciología
¿Son recuperables los violadores?
Crítica a la serie Esclavos de la Cienciología
Obsolencia de la Justicia Penal, la pena, la cárcel y …
Cienciologia y el lavado de cerebro
Cómo inventa enfermedades la Psiquiatría
¿Es verdad que el tiempo cura todos los males?
Stealthing, práctica sexual de quitarse disimuladamente el preservativo
Trastorno por déficit de atención
Homosexualidad, inexorable camino involutivo
¿Por qué se nos pega un hit? (A propósito del … tema “despacito”)
El caso Fernando Farré, asesino de su esposa con 70 puñaladas …

Síndrome de la acumulación compulsiva
El origen del síndrome de las compras compulsivas
La Psiquiatría y el cuento de los asesinatos a sangre fría
La verdad sobre el éxito de la canción “Despacito” 
El affaire Julio De Vido, ¿honor entre ladrones?
Sadismo, masoquismo y “Las 50 Sombras de Grey”
Dislexia, Neurobiología y Oscurantismo

El extraño caso de las “Ponygirls”
El síndrome de Asperger o los inventos de la Psiquiatría
La verdad sobre los asesinatos de mujeres en México
El Nudismo al desnudo
Hablemos de sexo, con perdón de la palabra
El extraño caso de Andréi Chikatilo, el carnicero de Rostov
Cayó preso Boudou, ¿y Cristina cuándo cae?
La cárcel, el invento más perverso, estúpido e inútil del mundo

La homosexualidad no es inherente al ser humano
Eduardo Feinmann y su fallida encuesta sobre el aborto
Tiempos de barbarie: la terapia de conversión para curar la homosexualidad
El caso del policía Luis Chocobar, ¿héroe o asesino?

Aborto o el dilema de asesinar o no a la criatura por nacer
No siempre “somos lo que pensamos” 
Misión imposible: atropellar y no huir
Cienciología y el aborto
Exhibicionismo, ¿perversión sexual o enfermedad mental?
Oscurantismo y castración química para los violadores

La verdad de lo que nos sucede cuando muere un ser querido
Falacias abortistas
Instrucciones para provocar trastornos mentales en el niño
El misterio de la extraña enfermedad de Shanyna Isom
El misterio de la esquizofrenia
Inutilidad del diagnóstico de las enfermedades mentales
El aborto y la justificación del asesinato de la criatura por nacer …
El crimen no paga, el aborto tampoco
El lucrativo negocio que encubre el aborto legal, seguro y gratuito …
La Psiquiatría y la Neurología al borde de la demencia
Mauricio Macri y la ley de aborto legal ¿cómplice de homicidio …
El “Aborto legal” y “El Planeta de los Simios”
El fraude de “Reduccel cápsulas” para adelgazar
El Aborto Legal y el refrán “Morte a te, felicita per noi”
El mito de la imparcialidad de los jueces 
Mario Vargas Llosas y el aborto
La verdad sobre el sexo anal
Los peligros ocultos de las prácticas sadomasoquistas
La violación de Thelma Fardin (Juan Darthés)
Carta abierta a todas las mujeres violadas
Boxeo ¿deporte o crimen? 

Lo único malo de Cienciología son los cienciólogos
Hablemos de la obesidad y las dietas
Lo que la Psiquiatria ignora sobre los tranquilizantes
Neurología o cómo seguir en el horno
Psiquiatras: ¡la depresión no se cura con drogas ni con electrochoques!

El Código Penal como indicio del fracaso de una civilización
La tortura del aplanamiento de senos
¿Quieres saber la verdad sobre Cienciología? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre el Psicoanálisis?  ¡Pregúntame!
Tu Sam y los peligros del hipnotismo
¿Quieres saber la verdad sobre el “Juicio por Jurado”? ¡Pregúntame!
¿Por qué Cristina, ladrona confesa, mide tanto en las encuestas?
Pedofilia, ¿amor por los niños o enfermedad mental?
Hablemos de la pedofilia y de los pedófilos
Eutanasia, el caso de Noa Pothoven
¿Por qué los políticos nunca admiten su culpabilidad?
La violación de Marcela Baños
La verdad de las siglas LGBT (Lesbianas, Gay, Bissexual, Transgénero)
El extraño caso de las personas que se creen animales
El drama de los LGBTIQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Travestis, Transesuales, Intersexos)

¿Quieres saber la verdad sobre la homosexualidad? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre la fiebre uterina o ninfomanía? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre el travestismo? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre la transexualidad? ¡Pregúntame!

¿Hay niñas con pene y niños con vulva?
Existencia del alma, ¿mito o realidad?
¿Quieres saber la verdad sobre el traslado a otros universos? ¡Pregúntame!
El drama de los transgénero (el caso de Mariano “Marian” López Reta)
Hablemos del orgasmo femenino, con perdón de la palabra
¿Macri también padece del “Mal de Hubris”?
La violación de Sofía Otero
La “amnesia disociativa” o cómo la Psiquiatría inventa enfermedades mentales
El caso de los hombres que se creen mujeres

La verdad sobre las personas que creen ser animales
Todas las desviaciones sexuales tienen el mismo origen y son reversibles

El “orgullo gay” en el banquillo
La verdad oculta en el “orgullo gay”
La ciencia contra la homosexualidad
La verdad sobre el “suicidio por policía”
Los jueces penales tienen que dejar de juzgar a “ojo de buen cubero”
La verdad por la cual la pena de muerte no disuade la criminalidad
El extraño caso de Gil Pereg, que se cree gato, maúlla y le tiene terror al baño
¿Quieres saber la verdad sobre las fantasías sexuales? ¡Pregúntame!
La verdadera historia del descubrimiento de la mente reactiva
Conspiración contra el vapeo (la verdad sobre el cigarrillo electrónico)
¿Te atreverías a entrar en la “Casa del Terror” para ganar 20.000 dólares?
¿Quieres saber por qué existe la maldad? ¡Pregúntame!
¿Sabías que existen personas que tienen sexo con automóviles?
La verdad sobre la masturbación pública
La verdad sobre el miedo a los payasos
La verdad sobre Cienciología y la homosexualidad
La verdad sobre el cambio de sexo
El fraude de las operaciones de “cambio de sexo

El fraude de la adopción homosexual
La verdad oculta detrás de la cirugía de “cambio de sexo”
El extraño caso de los niños que creen ser niñas o animales

Psiquiatría, disforia de género y transexualidad
Hablemos de Estanislao Fernández, el hijo gay del presidente electo argentino
La verdad sobre el tercer sexo
Identidades sexuales: hombre, mujer, intersexo y animal
Carta abierta a todos los gays, lesbianas, bisexuales, travestistas y transexuales
Evo Morales y la enfermedad de querer eternizarse en el poder
¿Qué sucedería si extirparas de tu mente ese “arbitrario” que hace que no seas tú?
El extraño caso de Tom Peters, el primer hombre “transespecie”
Hipnotismo y homosexualidad
Cómo la ignorancia vuelve estúpidas a las personas
¿Quieres saber por qué los homosexuales no quieren curarse? ¡Pregúntame!
El extraño caso del supositorio milagroso que cura la homosexualidad
El extraño caso de Karen, que pasó de hombre a mujer y ahora quiere ser caballo
¿Quieres saber cuál es la diferencia entre un homosexual y un heterosexual? ¡Pregúntame!
El Electropsicómetro, el aparato que cura la homosexualidad
Homosexualidad, ¿enfermedad mental, perversión o elección de vida?
Por qué la homosexualidad debe erradicarse
El homosexual debe ser respetado, pero la homosexualidad combatida
La homosexualidad en el reino humano y en el reino animal
¿Qué es más difícil, dejar el cigarrillo, dejar el alcohol o dejar de ser homosexual?
La Psiquiatría se burla de los gays
Cuando la realidad supera a la ficción
Los hombres y las mujeres son espíritus encarnados con el sexo de nacimiento
El engaño de la ideología de género
La homosexualidad en el Planeta de los Simios
Todos los homosexuales son heterosexuales
Carta abierta a un abortista, ministro de salud pública Ginés González García
Salir del clóset debería ser fácil, la Psiquiatría lo ha hecho difícil
Ningún presidente es cuerdo (ni tampoco el vicepresidente)
¿Sabías que Brad Pitt sufre de “ceguera facial”?
La iglesia alemana quiere abolir el celibato y propiciar el sexo homosexual
El lenguaje inclusivo como enfermedad mental
¿Qué parte de “LA HOMOSEXUALIDAD ES UNA ENFERMEDAD MENTAL” no entiendes?
Diferencia entre identidad de género, sexo biológico y expresión de género
¿Qué parte de “el abortismo es una enfermedad mental” no entiendes?
¿Qué parte de “el lenguaje inclusivo es una enfermedad mental” no entiendes?
Dady Brieva, Luis Novaresio y la carga de ser puto
¿Qué parte de “Nos están tomando por idiotas” no entiendes?
El insólito caso del comisario que se masturbaba frente a sus subordinadas
Florencia de la V ¿es un hombre o es una mujer?
¿Qué parte de “hay países donde es legal tener sexo con animales” no entiendes?
Gabriel Rolón, psicoanalista, o el culto al discurso hueco
Buenas y malas noticias para los gays, las lesbianas, los bisexuales, los travestis, los transgénero, los transespecie e incluso los quer
¿Cuál es el largo de un cabello?
El caso de los rugbiers asesinos y la Justicia a “ojo de buen cubero”
Carta abierta a Fernando Burlando, a propósito del asesinato de Fernando Báez Sosa
Aborto legal: la mujer que opte por no abortar no será sancionada penalmente
El caso de los rugbiers asesinos, la otra mirada
Cómo devolverles la dignidad a los homosexuales
La homosexualidad tiene el mismo origen que todas las enfermedades mentales enlistadas por la Psiquiatría
La Psiquiatría cataloga a la homosexualidad como perversión
El Coronavirus y la somatización de sus síntomas
Yo estuve preso en la cárcel de Devoto durante quince días
El fraude de la reprogramación mental
Olores que matan (hiperosmia y fantosmia)

El caso del jubilado Jorge Ríos que mató a un ladrón
¿Por qué es tan difícil superar las adicciones?
“Todos hablan por boca de ganso”
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte 1)
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte 2)
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte 3)
Ivana Nadal: “El violador también fue un bebé inocente”
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte 4) Autismo
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte VI) Desagravio a las tetas
El caso del hombre que se operó para parecerse a un alien
Cary Grant, bisexual, entre Randolph Scott y Sophia Loren
Fobias, cómo superarlas
Carta abierta al Dr. Alberto Cormillot
Muerte de Maradona, lo que nadie dijo (ni dirá)
Por qué los medicamentos mataron a Maradona
Pensamientos obsesivos, cómo eliminarlos
El experimento que demostró que la Psiquiatría es pseudociencia
¿Sabías que la mente humana es infalible?
La ejecución de Lisa Marie Montgomery
Cómo los engramas condicionan nuestra conducta
Hablemos del bruxismo o rechinar de dientes
Tartamudez, ¿enfermedad “misteriosa”?
El verdadero crimen de las bromas pesadas
¿Qué parte de “la neurología es seudociencia” no entiendes?
El peor crimen: hablar en torno a una persona inconsciente
Para entender a Alberto, el presidente que nos merecemos
¿Hombres policías con polleras? ¡Pues ahora sí!
“Amaxofobia”, una nueva enfermedad mental inventada por la Psiquiatría
El caso del cartonero Carlos Savanz que secuestró a la niña Maia
Por qué la Justicia no quiere que el delincuente se redima
Asexualidad, ¿celibato, abstinencia o enfermedad mental?
El fracaso de los métodos para dejar de fumar
¡Ufa con querer instaurar la pena de muerte en Argentina!
Video que da qué pensar: ¿somos solo materia o hay algo más?
Hablemos de la disforia postcoital: cuando el orgasmo provoca tristeza
¿Las cadetas de la Policía tienen que acostarse con sus jefes?
Demi Lovato ¿género no binario?
El Coronavirus, la cuarentena y el síndrome de la cueva
Relación entre el autismo, la homosexualidad y creerse un animal
¿Sabías que la “máquina de la felicidad” ya se inventó pero se oculta?

¿Sabías que en “La naranja mecánica” Stanley Kubrick denunció la programación Mk Ultra?
Si no sabes esto es porque lo ocultan
Penes de madera ¿y por qué no también vaginas de plástico?
Ni masculino ni femenino: DNI para “personas no binarias” (?)
Hablemos del hábito de comerse las uñas
Hablemos de la adicción a la pornografía
Si sufriste abuso sexual, nunca acudas a un psiquiatra
El drama de Chano Charpentier, Maradona y las drogas
La condena a prisión perpetua de Nahir Galarza, un disparate judicial
Contundente descargo del hijo de Alberto: “Soy reputo y bancátela”
La demencia llegó al deporte
Carta abierta a Luis Novaresio (burla al lenguaje inclusivo)
Solo hay dos géneros: masculino y femenino (el resto es enfermedad mental)
Hablemos de las mujeres que acaban rápido
Los talibanes y el verdadero origen de sus aberraciones
ESTUPOR: El Congreso se iluminó con los colores de la bandera LGTBIQ+
El gran engaño de los psicofármacos
Soy bisexual, la confesión de Ángela Torres
Votar es irracional (menos mal que no todos lo saben)
Mauricio Macri: ¿apología del delito?
La orientación sexual, si no es heterosexual, es enfermedad mental
Las neurociencias fallan por la base
Juicio por jurados, un disparate judicial
Acudir a los psicofármacos, la peor decisión
Francia, pionera en la prohibición de las “terapias de reorientación sexual”
¿Quieres curarte de la dislexia o la homosexualidad o los ataques de pánico? ¡Pregúntame!
La homosexualidad a la luz de los conocimientos actuales
Una más de la nefasta Psiquiatría: “Estimulación cerebral profunda”
¿Sabías que Demóstenes se curó la tartamudez hablando con piedritas en la boca?
“Yo nena, yo princesa”, el caso de los niños “trans”
El caso de las selfies mortales o cuando el instinto de conservación falla
Los travestis van “armados” (conmoción por el chiste de Sergio Lapegüe)
¿Conoces a Jeffrey Dahmer, “el caníbal de Milwaukee”?
Luis Novaresio y la reivindicación de su condición de puto
Los homosexuales tienen ojos y no ven, oídos y no escuchan…
Asesinato del kiosquero ¿se puede matar a sangre fría?
El peor error de la Psiquiatría forense
Hablemos de la tartamudez de Eduardo «Wado» de Pedro
Alberto Fernández, la derrota electoral y su extraña autopercepción de haber ganado
Otro disparate de Facundo Manes: «el presidente tiene anosognosia»
Las drogas, el celular y el síndrome de la abstinencia
Dianética, la única terapia que puede curar la homosexualidad
Antonio Laje, los acosadores sexuales son también víctimas
Fabián Gianola, los acosadores sexuales también son víctimas
Vladimir Putín versus el género «trans»: un hombre es un hombre y una mujer una mujer
¿Qué parte no entiendes de «todos tenemos órdenes hipnóticas ocultas que dirigen nuestra conducta»?
La obesidad, ¿es o no una enfermedad?
El caso de Héctor «Bambino» Veira, condenado por abuso sexual
Nahir Galarza, ¿inocente o culpable?
El caso de Lucas: bullying por dislexia
Richard Gere ¿besador obsceno e impúdico?
¿Sabías que la Justicia Penal es la institución más obsoleta?
Lizy Tagliani y el absurdo de declararse «trans»
¿Qué parte no entiendes de «si no hay consumidores no hay narcotráfico»?
El extraño caso de Erik Sprague, “El hombre lagarto»
¿Sabías que la naturaleza básica de los seres humanos es la racionalidad, la bondad y la solidaridad?
El extraño caso de Billy Milligan, que poseía 34 personalidades diferentes
Hablemos de la maldita depresión, de su verdadero origen y de su curación
¿Qué es esa tontería del «Síndrome de Stendhal»?
¿Por qué los hombres violan?
¿Qué parte no entiendes de «no existen las mujeres con pene»?
¿Qué parte no entiendes de «el diagnóstico de las enfermedades mentales es un bluff de la Psiquiatría?»
Ansiedad sexual, trastorno mental cuyo origen y curación la Psiquiatría ignora supinamente
La verdad de cómo impacta la muerte de un ser querido en el cerebro
Hablemos de la Tricotilomanía, compulsión de arrancarse el pelo
Hablemos del cachetazo de Will Smith a Chris Rock en los Oscar 2022
¿Qué parte no entiendes de «la homosexualidad no es una opción personal»?
¿Sabías que en el Ejército argentino hay soldados y «soldadas»?
Chifladuras del Siglo XXI: cirugías de cambio de género
El calvario de ser gay en la Venezuela de Maduro
Autismo, Psiquiatría y el fraude del diagnóstico de las enfermedades mentales
Lo único que faltaba: ¡clubes de masturbación!
¿Por qué es tan difícil tratar las enfermedades mentales?
Jamás le pegarías a un niño si supieras las verdaderas consecuencias del castigo
Solo la ignorancia provoca la persecución de las personas del colectivo diverso (LGBT+)
La batalla perdida de Alberto Cormillot contra la obesidad
¿La mente puede hacer que un hombre crea ser mujer y que una mujer crea ser hombre?
Hablar de Cienciología es hablar de la estupidez humana
Hablemos del asma, su verdadero origen y curación
El día en que la Psiquiatría hundió a los homosexuales
Máxima estupidez: utilización estatal del «lenguaje y comunicación no sexista»
Carta abierta al Sanatorio Dupuytren
La ignorancia es la raíz de todos los males, estúpido!!
¿Se puede dejar de ser tonto?

 

La ignorancia es la raíz de todos los males, estúpido!!

 

Amazon - Dianética: La Ciencia Moderna De La Salud Mental [Dianetics: The Modern Science of Mental Health] (Spanish Edition): L. Ronald Hubbard: 9781403147011: Books

L. Ron Hubbard - Wikipedia, la enciclopedia libre

Este artículo trata del descubrimiento de la ciencia de la mente realizada por L. Ronald Hubbard y difundido en su libro  «Dianética, la ciencia de la salud mental».

Sin ella es imposible comprender la conducta del hombre, y menos aún reparar su mente.

Los párrafos que siguen han sido tomados del libro mencionado.

Una ciencia de la mente es una meta que ha absorbido a miles de generaciones humanas. Ejércitos, dinastías y civilizaciones enteras han perecido por carecer de ella. Roma se hundió en el polvo por no tenerla. China nada en sangre por falta de ella. Y abajo, en el arsenal, hay una bomba atómica con su esperanzado morro totalmente armado, ignorante de ella.

Ninguna búsqueda se ha llevado a cabo más incesantemente ni ha sido más violenta. Ninguna tribu primitiva, no importa lo ignorante que sea, ha dejado de reconocer el problema como un problema ni ha dejado de presentar, al menos, un intento de formularla.

Resultado de imagen de brujos y hechiceros | Ancient forest, Art, Art dolls

Hoy en día encontramos al aborigen australiano sustituyendo una ciencia de la mente por un «cristal mágico curativo.» El chamán1 de la Guayana Británica sustituye las leyes mentales verdaderas por su canto monótono y su cigarro consagrado. El rítmico tambor del hechicero de Goldi sirve para aliviar la falta de sosiego en los pacientes, a falta de una técnica adecuada.

Esculapio - Revista Galenus

Sin embargo, la edad de oro ilustrada de Grecia no tenía más que superstición en su principal sanatorio para enfermos mentales: el templo de Esculapio. Lo máximo que los romanos podían hacer por la tranquilidad de espíritu de los enfermos era apelar a los penates, las divinidades domésticas, u ofrecer un sacrificio a Febris, diosa de las fiebres. Y siglos después, podía encontrarse a un rey inglés en las manos de exorcistas que intentaban curar sus delirios expulsando a los demonios fuera de él.

Enfermedades Raras afectan a 350 millones de personas en el mundo – Diario Social RD

Desde los tiempos más antiguos hasta la actualidad, en la tribu primitiva más tosca o en la civilización más magníficamente ornamentada, el hombre se ha encontrado en un atemorizado estado de desamparo cuando se le presentaban fenómenos de aberraciones o enfermedades extrañas.

Entrar en un manicomio era lo peor que te podía pasar | 3.500 Millones | Planeta Futuro | EL PAÍS

Su desesperación, en sus esfuerzos por curar al individuo, apenas ha variado en toda su historia, y hasta que se rebasó la mitad del siglo XX, los porcentajes de alivio en lo que respecta a desarreglos mentales individuales son equiparables a los éxitos de los chamanes al enfrentarse a los mismos problemas. Según un escritor moderno, el único avance de la psicoterapia era dar alojamientos limpios a los locos.

Para qué se sigue usando el "electroshock"? - BBC News Mundo

En cuanto a la brutalidad en el tratamiento del demente, los métodos del chamán o de Bedlam han sido sobrepasados por las técnicas «civilizadas» de destruir tejidos nerviosos con la violencia del electrochoque y la cirugía, tratamientos que los  resultados obtenidos no disculpaban, y que no habrían sido tolerados en la sociedad primitiva más miserable, ya que reducen a la víctima al mero automatismo, destruyendo la mayor parte de su personalidad y ambición, y dejándola en nada más que un animal manejable.

Lejos de una denuncia de las prácticas del «neurocirujano» y del punzón que clava y retuerce en las mentes enfermas, estas prácticas se mencionan solo para demostrar la profunda desesperación a la que el hombre puede llegar al enfrentarse con el problema, aparentemente irresoluble, de las mentes trastornadas.

En la esfera más amplia de las sociedades y naciones, la falta de esta ciencia de la mente jamás fue más evidente, porque las ciencias físicas, al avanzar irreflexivamente mucho más allá de la capacidad del hombre para comprender al hombre, le han dotado de armas perfectas y terribles que solo esperan otro estallido de la locura social de la guerra.

Estos problemas no son leves; se encuentran en el camino de cada hombre; esperan en compañía de su futuro. Mientras que el hombre ha reconocido que su principal superioridad sobre el reino animal era una mente pensante; mientras que comprendía que su mente era su única arma, ha buscado, reflexionado y postulado en un esfuerzo por encontrar una solución.

Como un rompecabezas desparramado por una mano descuidada, las ecuaciones que conducirían a, una ciencia de la mente y, por encima de eso, a una ciencia fundamental del universo, fueron revueltas una y otra vez.

A veces se unían dos fragmentos; a veces, como en el caso de la edad de oro griega, se construía una sección completa. El filósofo, el chamán, el hechicero, el matemático, todos miraron las piezas. Algunos vieron que todas debían pertenecer a rompecabezas diferentes. Algunos pensaron que todas pertenecían al mismo rompecabezas.

Unos decían que, en realidad, allí había seis rompecabezas, otros que dos. Y la guerras continuaron, y las sociedades se enfermaron o se dispersaron, y se escribieron sabios tomos sobre las hordas de locos, siempre en aumento.

Francis Bacon - Wikipedia, la enciclopedia libre

Biografia de Isaac Newton

Con los métodos de Bacon y con las matemáticas de Newton, las ciencias físicas continuaron, consolidando y avanzando sus fronteras; y como un batallón  abandonado, sin tener en cuenta cuántos soldados aliados exponía a la destrucción por parte del enemigo, los estudios de la mente se quedaron atrás.

Pero, después de todo, en cualquier rompecabezas hay un número determinado de piezas.

Antes y después de Francis Bacon, Herbert Spencer y muy pocos más, muchas de las pequeñas secciones habían sido unidas; muchos hechos verdaderos habían sido observados. Para aventurarse en las miles de variables que componen ese rompecabezas, uno solo tenía que saber distinguir lo correcto de lo incorrecto, lo verdadero de lo falso, y usar a toda la humanidad y a la naturaleza como su tubo de ensayo.

¿De qué debe estar compuesta una ciencia de la mente?

1) Una respuesta a la meta del pensamiento.

2) Una única fuente de todas las demencias: psicosis, neurosis, compulsiones, represiones ydesórdenes sociales.

3) Evidencia científica invariable de la naturaleza básica de la mente humana y de los datos

básicos sobre su funcionamiento.

4) Técnicas -el arte de la aplicación- mediante las cuales la única fuente descubierta podría ser curada invariablemente, exceptuando, por supuesto, las demencias de cerebros o sistemas nerviosos con malformaciones, extirpaciones o daños patológicos y especialmente las psicosis iatrogénicas (aquellas causadas por los médicos y que suponen la destrucción del cerebro vivo).

5) Métodos de prevención de los trastornos mentales.

6) La causa y curación de todas las enfermedades psicosomáticas cuya cantidad, según algunos, es un 70% de las enfermedades catalogadas en el hombre.

Tal ciencia rebasaría las condiciones más rigurosas previamente fijadas para ella en cualquier época, pero cualquier evaluación sobre el tema debería revelar que una ciencia de la mente tendría que poder ser y hacer exactamente esto.

Una ciencia de la mente, si verdaderamente fuera digna de ese nombre, tendría que estar al nivel de la física y de la química en cuanto a precisión experimental. No podría haber «casos especiales» para sus leyes. No se podría utilizar la autoridad como recurso. La bomba atómica explotará tanto si Einstein da su permiso como si no. Las leyes propias de la naturaleza regulan la explosión de esa bomba. Los técnicos, aplicando las técnicas qué se derivan de leyes naturales descubiertas, pueden hacer una o un millón de bombas, todas iguales.

Después de que el conjunto de axiomas y la técnica estuvieran organizados y funcionando como una ciencia de la mente, al mismo nivel que las ciencias físicas, se encontraría que ésta tiene puntos de acuerdo en el pensamiento con casi todas las escuelas de pensamiento que hayan podido existir.

Esto es, una vez más, una virtud y no un defecto.

A pesar de su sencillez, la Dianética es y hace estas cosas:

  1. Es una ciencia organizada del pensamiento, basada en axiomas precisos (enunciados de leyes naturales, similares a los de las ciencias físicas).
  1. Contiene una técnica terapéutica con la que se pueden tratar todas las enfermedadesmentales inorgánicas y todas las enfermedades psicosomáticas orgánicas, con garantía de una total curación, sin selección de casos.
  1. Produce en el hombre una condición de capacidad y racionalidad muy por encima de la norma actual, mejorando su vigor y personalidad en vez de destruirlos.
  1. La Dianética proporciona una comprensión completa de todas las potencialidades de la mente, descubriendo que son muy superiores a las suposiciones pasadas.
  1. En Dianética se descubre, en vez de aventurarse o presuponerse, la naturaleza básica del hombre, ya que esa naturaleza básica se puede avivar completamente en cualquier persona; y se descubre que esa naturaleza básica es buena.
  1. La Dianética descubre y demuestra, basándose en experiencias clínicas o de laboratorio, la única fuente del trastorno mental.
  1. La Dianética demuestra definitivamente el alcance y la capacidad de almacenar y recordarde la memoria humana.
  1. La Dianética descubre las capacidades máximas de grabación de la mente, con la conclusión de que son muy diferentes a suposiciones anteriores.
  1. La Dianética elabora la teoría no microbiana de la enfermedad, complementando a la bioquímica y a los trabajos de Pasteur sobre la teoría microbiana para abarcar este campo.
  1. Con la Dianética termina la «necesidad» de destruir el cerebro mediante electrochoque o cirugía para producir «docilidad» en los pacientes mentales y «adaptarlos».
  1. En Dianética existe una explicación funcional de los efectos fisiológicos de las drogas y de las sustancias endocrinas, y se da respuesta a muchos problemas planteados por la endocrinología.
  1. La Dianética mejora diferentes estudios educativos, sociológicos, militares y otros estudios humanos.
  1. La Dianética ayuda al campo de la citología así como a otros campos de investigación.

Esto es, pues, una descripción esquemática de lo que sería el campo de una ciencia de la mente y de lo que es el campo de la Dianética.

EL CLARO

Enigmas develados - Demencia frontal

En Dianética, al individuo óptimo se le llama claro. Con frecuencia aparecerá en este libro esta palabra como sustantivo y aclarar como verbo; de modo que es aconsejable detenerse aquí, al principio, para exponer con exactitud a qué podemos llamar claro, la meta de la terapia dianética.

5 Señales de que eres una persona sana | Estilo de Vida Bienestar | Univision

Se puede someter a un claro a pruebas de todas y cada una de las psicosis, neurosis, compulsiones y represiones (todas ellas aberraciones), y se le puede examinar en busca de cualquiera de las enfermedades autogénicas (autogeneradas) denominadas enfermedades psicosomáticas.

Estas pruebas confirman que el claro carece completamente de tales enfermedades o aberraciones. Pruebas adicionales de su inteligencia indican que esta es muy superior al promedio actual. La observación de su actividad demuestra que se entrega a la vida con vigor y satisfacción.

Además, estos resultados pueden obtenerse comparativamente. A una persona neurótica, que posee además enfermedades psicosomáticas, se le puede someter a pruebas en busca de estas aberraciones y enfermedades, demostrándose que existen.

Se le puede aplicar entonces la terapia dianética con el fin de eliminar estas neurosis y enfermedades. Finalmente, se la puede examinar obteniéndose los resultados antedichos. Esto, dicho sea de paso, es un experimento que se ha realizado muchas veces, siempre con los mismos resultados.

Se puede probar en un laboratorio que todas las personas a las que no les falte ningún órgano del sistema nervioso responden de este modo al aclararse con Dianética.

Además, el claro posee atributos fundamentales e inherentes, pero no siempre disponibles para quien no tenga el estado de claro, que no se habían sospechado en el hombre y que no están incluidos en las discusiones pasadas sobre sus capacidades y su comportamiento.

Primero está la cuestión de las percepciones. Incluso las personas que llamamos normales no siempre ven a todo color, oyen toda la gama de sonidos, ni perciben óptimamente con sus órganos del olfato, gusto, sensación táctil y orgánica.

Estas son las principales líneas de comunicación con el mundo finito que la mayoría de las personas reconoce como realidad. Es un comentario interesante que, aunque los observadores pasados consideraban que enfrentarse a la realidad era una necesidad absoluta si la persona aberrada deseaba estar cuerda, no se enunció ninguna explicación de cómo se podía hacer esto.

Para enfrentarse a la realidad en el presente, por supuesto que uno tendría que ser capaz de percibirla mediante las vías de comunicación que el hombre usa más frecuentemente en sus actividades.

Cualquiera de las percepciones del hombre puede estar aberrada por trastornos psíquicos que no permiten que la porción analítica de la mente de la persona se dé cuenta de las sensaciones que recibe.

En otras palabras, aunque puede que nada vaya mal en los mecanismos de recepción del color, pueden existir circuitos en la mente que supriman el color antes de que se le permita a la consciencia ver el objeto.

Qué es el daltonismo?¿tiene cura? | González Costea

Se puede demostrar que el daltonismo es relativo o existe en grados, de tal modo que los colores parecen ser menos brillantes, apagados o, en caso extremo, estar totalmente ausentes.

Todos conocemos gente para quien los colores «vivos» son odiosos y gente que los encuentra insuficientemente «vivos» para advertirlos. A este grado variable de daltonismo no se le ha reconocido como un factor psíquico, y si alguna vez se ha reparado en él, se ha supuesto vagamente que era alguna especie de condición mental.

Vecinos molestos? Te contamos qué hacer ante los ruidos del vecino

Existen personas para quienes los ruidos son bastante molestos; para quienes el gemido insistente de un violín, por ejemplo, se parece mucho a tener metido un berbiquí en el tímpano; y hay otras para quienes cincuenta violines tocando fuertemente resultarían sedantes; y existen aquellas que en presencia de un violín muestran desinterés y aburrimiento. Y también hay personas para quienes el sonido de un violín es algo monótono, aunque esté tocando la melodía más complicada.

Estas diferencias de percepción sónica (auditiva), al igual que de color y otros errores visuales, se han atribuido a la naturaleza inherente de la persona o a deficiencia orgánica, o bien no se les ha asignado ningún lugar en absoluto.

Análogamente, los olores, las sensaciones táctiles, las percepciones orgánicas, el dolor y la pesadez, varían ampliamente y sin razón aparente de persona a persona.

Una verificación superficial entre sus amigos demostrará a cualquiera que existen inmensas diferencias de percepción frente a estímulos idénticos. Para uno, el olor del pavo en el horno es maravilloso; otro lo huele con indiferencia; y puede que otro ni siquiera lo huela. Y puede que algún otro mantenga, en último extremo, que el pavo asándose huele exactamente igual que el fijador para el cabello.

Hasta que obtenemos claros, permanece confuso porqué han de existir estas diferencias. Porque en su mayor parte, esta extravagante calidad y cantidad de percepción se debe a la aberración.

Debido a las experiencias agradables del pasado y a la sensibilidad inherente, habrá cierta diferencia entre los claros; y no se debe suponer maquinalmente que la respuesta de un claro sea un término medio estandarizado y ajustado, esa pálida y detestable meta de las doctrinas del pasado.

El claro obtiene una respuesta máxima, compatible con su propio deseo de respuesta. Una mecha ardiendo sigue oliéndole peligrosa, pero no le enferma. El pavo asándose le huele bien si tiene apetito y le gusta el pavo, en cuyo caso le olerá pero que muy bien. Los violines tocan melodías, no monotonías; no causan dolor y se disfrutan al máximo si, por cuestión de gustos, al claro le agradan los violines. De no ser así, le gustarán los timbales, los saxofones o, según su estado de ánimo, ninguna música en absoluto.

En otras palabras, hay dos variables que entran en juego. Una, la más absurda, es la causada por las aberraciones. La otra, completamente racional y comprensible, es causada por la personalidad.

Así que las percepciones de un aberrado (persona que no es clara) difieren mucho de las de la persona que es clara (no aberrada).

Existen las diferencias de los órganos de percepción en sí y de los errores ocasionados por estos. Algunos de estos errores, un mínimo, son orgánicos: los tímpanos perforados no son mecanismos aptos para el registro del sonido. La mayoría de los errores de los percépticos (mensajes sensoriales) en el área orgánica están causados por errores psicosomáticos.

Desde qué edad pueden los niños usar lentes de medida?

Por todas partes se ven gafas sobre narices, incluso en niños. La mayoría de estas gafas se ponen en la cara con la intención de arreglar una condición que el propio cuerpo está luchando por desarreglar de nuevo.

La vista, cuando se ha llegado a la etapa de las gafas (no debido a las gafas), se está deteriorando por razones psicosomáticas. Y esta observación es tan obvia como afirmar que cuando las manzanas caen de los árboles, normalmente obedecen a la gravedad.

Uno de los incidentes que le ocurren a un claro es que su vista, si como aberrado había sido deficiente, generalmente mejora notablemente y, con una pequeña atención, recuperará la percepción óptima con el tiempo. (Lejos de ser para el óptico un argumento en contra de la Dianética, esto le asegura un negocio bastante bueno, pues se ha sabido de claros que, al final del tratamiento, han tenido que comprar, en sucesión rápida, cinco pares de lentes para compensar el arreglo de la vista; y muchos aberrados que se hacen claros a edad avanzada llegan a un máximo visual un poco por debajo del óptimo.)

La vista, orgánicamente, se redujo en el aberrado debido a sus aberraciones, de modo que disminuyó la función operativa óptima del órgano perceptivo. Repetidas pruebas han demostrado que, con la eliminación de las aberraciones, el cuerpo hace un esfuerzo heroico por restaurar su condición óptima.

Otitis media secretora en niños – Bupa Latam

La audición, junto con otros percépticos, varía orgánicamente en una amplia gama. Por ejemplo, las acumulaciones de calcio pueden hacer que los oídos «zumben» continuamente. La eliminación de las aberraciones permite al cuerpo reajustarse hacia su condición óptima; la acumulación de calcio desaparece y los oídos dejan de zumbar.

Pero dejando aparte este caso tan específico, hay grandes diferencias de audición desde el punto de vista orgánico. Tanto orgánica como aberrativamente, la audición puede aumentar notablemente o inhibirse marcadamente, de modo que una persona puede escuchar pasos a una manzana de distancia como cosa normal y otrano oiría un bombo retumbando en el porche de su casa.

El que las diversas percepciones sean ampliamente diferentes de persona a persona, tanto desde el punto de vista aberrativo como psicosomático, es el menor de los descubrimientos aquí descriptos.

El truco definitivo para recordar algo que creías haber olvidado

La capacidad de recordar es mucho más fantástica debido a la variación que existe de una persona a otra.

En el proceso de observar claros y aberrados, salió a la luz un método de recordar completamente nuevo, que era inherente a la mente pero que no había sido observado.

Este método de recordar, en su sentido más pleno, solo es posible en una pequeña porción de aberrados. Sin embargo, es normal en un claro.

Naturalmente, no se insinúa aquí que los eruditos de épocas pasadas no hayan sido observadores. Nos estamos ocupando aquí de un tema de estudio totalmente nuevo y hasta ahora inexistente, el claro.

Lo que un claro puede hacer fácilmente, muy pocas personas en el pasado han sido capaces de hacerlo parcialmente, y solo de vez en cuando.

A la capacidad inherente, no aprendida, de los mecanismos de recordar de la mente, se la puede denominar, como palabra técnica de Dianética, retornar. Se usa con el sentido que el diccionario da a esa palabra, añadiendo el hecho de que la mente tiene esta capacidad como una función normal de recordar, del modo siguiente: la persona puede «enviar» una parte de su mente a un período pasado, de forma mental, o bien mental y física combinadas, y puede reexperimentar sucesos que han tenido lugar en su pasado, de la misma manera y con las mismas sensaciones que entonces.

ESOTERICA: EL HIPNOTISMO Y LA TEOSOFÍA por John Schofield

Hace mucho tiempo había un arte conocido como hipnotismo, que usaba en personas hipnotizadas lo que se llamaba «regresión», en la que el hipnotizador envía a la persona de regreso a sucesos de su pasado de dos maneras diferentes. Esto se hacía con técnicas de trance, drogas y una considerable tecnología. A la persona hipnotizada se la podía enviar «completamente» a un momento del pasado, de manera que presentara todo el aspecto de tener la edad a la que se le había retornado, manifestando únicamente las facultades y recuerdos que tenía en aquel momento: a esto se le llamó revivificación (revivir).

La regresión era una técnica mediante la cual parte del propio individuo permanecía en el presente y parte regresaba al pasado. Se suponía que estas capacidades de la mente solo aparecían en estado hipnótico y solo se usaban dentro de la técnica hipnótica. Este arte es muy antiguo, remontándose a varios miles de años, y existe hoy día en Asia como aparentemente ha existido desde el albor de los tiempos.

Retorno sustituye aquí a regresión porque no es algo comparable y porque regresión, como palabra, tiene algunos significados peyorativos que obstaculizarían su uso.

Revivir sustituye en Dianética a revivificación debido a que en Dianética se pueden encontrar explicados los principios del hipnotismo, y el hipnotismo no se usa en la terapia dianética, como se explicará más adelante.

Además, la mente tiene otra capacidad de recordar. Parte de la mente puede retornar, aun cuando una persona esté completamente despierta, y reexperimentar completamente incidentes pasados.

Recordar es volver a vivir…

Si quieres comprobar esto, inténtalo con varias personas hasta que descubras una que lo haga fácilmente. Completamente despierta, ella puede retornar a momentos de su pasado. Probablemente no sepa que tiene semejante capacidad hasta que se le pida que lo haga. Si la tenía, probablemente pensó que todo el mundo podía hacerlo (el tipo de suposición que ha impedido que tantos datos sobre esto salieran a la luz con anterioridad).

Cómo puedo perder grasa nadando? - El blog del DiR

Ella puede volver a una ocasión en que estaba nadando, y nadar con el recuerdo completo de audición, vista, sabor, olor, tacto, sensación orgánica, etc.

En una ocasión, un «docto» caballero pasó varias horas demostrando ante una concurrencia que el recuerdo de un olor como sensación, por ejemplo, era totalmente imposible, ya que «la neurología había probado que los nervios olfatorios no estaban conectados con el tálamo.»

Dos personas de la concurrencia descubrieron esta habilidad de retornar y, a pesar de esta evidencia, el docto caballero continuó con la discusión de que el recuerdo olfatorio era imposible.

Cómo conseguir oler bien todo el día

Una prueba entre la concurrencia sobre esta facultad, que es independiente del retorno, puso en evidencia el hecho de que la mitad de los presentes, al recordar un olor, lo olían de nuevo.

Retornar es la ejecución total del recuerdo de imágenes. La memoria completa es capaz de hacer que las áreas orgánicas sientan de nuevo los estímulos de un incidente pasado.

El recuerdo parcial es común, aunque no lo suficientemente común como para ser normal, pero, desde luego, lo suficiente como para haber merecido un estudio considerable. Porque es, además, una variable muy amplia.

La percepción del presente sería un método para enfrentarse a la realidad. Pero si uno no puede enfrentarse a la realidad del pasado, entonces, en cierta medida no está enfrentándose a una porción de la realidad. Y si se acepta que enfrentarse a la realidad es conveniente, entonces uno tendría que enfrentarse también a la realidad del ayer, si desea ser considerado completamente «cuerdo», según la definición contemporánea.

«Enfrentarse al ayer» requiere disponer de una cierta condición de recuerdo. Uno tendría que ser capaz de recordar. Pero, ¿cuántas maneras de recordar hay?

Primero está el retornar. Esto es nuevo. Proporciona la ventaja de examinar las imágenes en movimiento y otras percepciones sensoriales que fueron grabadas en el momento del suceso con todos los sentidos presentes. Él también puede retornar a sus conclusiones e imaginaciones pasadas.

Poder estar de nuevo en el lugar donde los datos deseados fueron inspeccionados por primera vez es de considerable ayuda en el aprendizaje, en la investigación y en la vida ordinaria.

Después están los recuerdos más habituales. El recuerdo óptimo se consigue por el retorno de uno o varios sentidos, mientras que el individuo permanece en tiempo presente.

Oler una rosa. imagen de archivo. Imagen de entusiasmo - 36500015

En otras palabras, algunas personas, cuando piensan en una rosa, la ven, la huelen, la sienten. Ven a todo color, intensamente, con el «ojo de la mente». La huelen intensamente, y pueden sentir incluso hasta las espinas. Están pensando en rosas, recordando realmente una rosa.

gifs-animados-barcos-619615 – M. Jesús Núñez Fernández

Estas personas, al pensar en un barco, verían un barco específico, sentirían su movimiento si pensaran que están a bordo, olerían la resina o incluso aromas menos gratos, y oirían cualquier sonido que hubiera. Verían el barco en pleno movimiento y a todo color, y lo escucharían con toda su gama de sonidos.

Estas facultades varían ampliamente en el aberrado. Algunos, cuando se les dice que piensen en una rosa, tan solo pueden visualizarla. Algunos pueden olerla, pero no verla. Algunos la ven sin color o de un color muy pálido. Cuando se les dice que piensen en un barco, algunos aberrados solo ven una imagen plana, sin color, estática, como un cuadro o una fotografía de un barco.

Algunos perciben un barco en movimiento, sin color, pero con sonido. Algunos oyen el sonido de un barco pero no consiguen ver ninguna imagen. Algunos meramente piensan en un barco como un concepto de que los barcos existen y ellos los conocen, y no consiguen ver, sentir, oír, oler o percibir nada en forma de recuerdo.

Algunos observadores del pasado han llamado a esto «imaginación», pero el término es tan inaplicable al sonido y al tacto, a la sensación orgánica y al dolor que, uniformemente, se usa recuerdo como el término técnico dianético.

El valor del recuerdo ha recibido tan escasa atención en este asunto del vivir, que nunca antes se ha formulado el concepto completo. Por eso se detalla aquí, como se ha hecho anteriormente, con cierta extensión.

Es bastante sencillo comprobar los recuerdos. Si uno pregunta a sus compañeros cuáles son sus habilidades, adquirirá una idea notable de lo ampliamente que varía esta habilidad de una persona a otra.

Algunos tienen este recuerdo, otros tienen aquel, otros no tienen ninguno, sino que operan únicamente a base de conceptos de recuerdo. Y si haces una prueba con los que te rodean, recuerda que cualquier percepción es archivada en la memoria, y por lo tanto, esta tiene un recuerdo que debe incluir dolor, temperatura, ritmo, sabor y peso, junto con la visión, sonido, tacto, y olor antes mencionados.

Los nombres dianéticos para estos recuerdos son visual (vista), sónico (sonido), táctil (tacto), olfatorio (olor), rítmico, cinestésico (peso y movimiento), somático (dolor), térmico (temperatura) y orgánico (sensaciones internas y emoción, según una nueva definición).

También hay otro grupo de actividades mentales que se pueden resumir bajo los títulos de imaginación e imaginación creativa. Aquí hay, una vez más, material abundante para experimentar.

La imaginación es la recombinación de cosas que uno ha sentido, pensado o computado intelectualmente como que existen, las cuales no existen necesariamente. Este es el método de la mente para contemplar metas deseables o predecir futuros.

La imaginación es extremadamente valiosa como parte de las soluciones esenciales en cualquier problema mental y en la existencia diaria. El hecho de que sea recombinación, no le priva en ningún sentido de su vasta y maravillosa complejidad.

Consejos para tener una mente sana

Un claro usa la imaginación en su totalidad. Hay una copia en la imaginación para la vista, el olfato, el gusto, el sonido; en fin, para cada una de las percepciones posibles. Estas son copias fabricadas según modelos que hay en los bancos de memoria1, combinados por medio de ideas y construcciones conceptuales. Nuevas estructuras físicas, el mañana en términos del hoy, el próximo año en términos del año pasado, el placer a obtener, las acciones a llevar a cabo, los accidentes que han de evitarse, todas estas son funciones de la imaginación.

El claro posee plena imaginación cromático-visual, tono-sónica, táctil, olfatoria, rítmica, cinestésica, térmica y orgánica por igual. Al pedírsele que se vea a sí mismo dando un paseo en una carroza dorada tirada por cuatro caballos, él «ve» el carruaje moviéndose, a todo color, «oye» todos los sonidos que deberían estar presentes, «huele» todos los olores que él cree que deberían estar allí, y «siente» la tapicería, el movimiento y la presencia de sí mismo dentro de la carroza.

Además de la imaginación normal, está la imaginación creativa. Esta es una habilidad sin dimensiones y muy amplia, bastante variable de una persona a otra, que algunos poseen en enorme cantidad.

Se incluye aquí, no como una parte de la función de la mente tratada como parte usual de la Dianética, sino para aislarla como una entidad existente. En un claro, que cuando estaba aberrado poseía imaginación creativa, aun estando inhibida, esta está presente y es demostrable. Es inherente.

Se puede aberrar solamente mediante la prohibición de su práctica general, es decir, aberrando la persistencia en su aplicación o enquistando la mente entera. Pero la imaginación creativa, esa posesión gracias a la cual se hacen obras de arte, se construyen estados y se enriquece el hombre, se puede contemplar como una función especial, de funcionamiento independiente y cuya existencia no depende en modo alguno de una condición aberrada en el individuo, ya que el examen de su actividad y su uso en un claro que la posee en grado suficiente demuestra su carácter inherente.

27,026 Racional Imágenes y Fotos - 123RF

Rara vez está ausente en cualquier persona. Finalmente, está la última pero más importante actividad de la mente. Se debe considerar al hombre como un ser sensible. Su sensibilidad depende de su habilidad para resolver problemas mediante la percepción o la creación y la comprensión de las situaciones.

Esta racionalidad es la función primaria y superior de esa parte de la mente que hace de él un hombre, no simplemente otro animal. Recordando, percibiendo, imaginando, él tiene la notable habilidad de llegar a conclusiones y usar estas para llegar a otras conclusiones. Este es el hombre racional.

La racionalidad, como algo separado de la aberración, solo se puede estudiar en una persona aclarada. Las aberraciones del aberrado le dan la apariencia de irracionalidad. Aunque a tal irracionalidad se le pueden dar nombres más suaves como «excentricidad» o «error humano» o incluso «idiosincrasia1 personal», es no obstante irracionalidad. La personalidad no depende de cuán irracionalmente pueda actuar un hombre.

Conoce las sanciones por conducir ebrio en América Latina – QueAutoCompro

No es un rasgo de la personalidad, por ejemplo, conducir ebrio y matar a un niño en un cruce, o incluso exponerse a matar a un niño mientras se conduce ebrio. La irracionalidad es simplemente eso: la incapacidad de obtener respuestas correctas a partir de los datos.

Hombre pensante, hombre pensante, pensando png | PNGEgg

LA MENTE HUMANA ES INFALIBE

Ahora bien, es curioso que aunque «todo el mundo sabe» (y qué cantidad tan enorme de información equivocada deja circular esa declaración) que «errar es de humanos», la parte sensitiva de la mente que computa las respuestas a los problemas y que hace del hombre un hombre, es absolutamente incapaz de errar.

Este fue un descubrimiento sorprendente cuando se hizo, pero no necesitaba serlo. Podía haberse deducido algún tiempo antes, ya que es bastante sencillo y fácil de comprender. La verdadera habilidad de computar del hombre nunca se equivoca, ni siquiera en una persona gravemente aberrada.

Observando la actividad de tal persona aberrada, uno podría suponer irreflexivamente que las computaciones de esa persona estaban equivocadas. Pero eso sería un error del observador. Cualquier persona, aberrada o clara, computa perfectamente según los datos almacenados y percibidos.

Calculadora - Wikipedia, la enciclopedia libre

Coge cualquier máquina calculadora corriente (y la mente es un instrumento excepcionalmente magnífico, muy, muy superior a cualquier máquina que ella invente en épocas venideras) y plantéale un problema para que lo resuelva.

Multiplica siete veces uno. Responderá, correctamente, siete. Ahora multiplica seis veces uno, pero continúa pulsando el siete. Seis veces uno es seis, pero la respuesta que obtendrás es cuarenta y dos. Continúa pulsando el siete y plantea otros problemas a la máquina. Están mal, no como problemas, sino como respuestas.

Ahora fija el siete de manera que permanezca pulsado sin importar qué teclas se pulsen, e intenta regalar la máquina por ahí. Nadie la querrá porque, obviamente, la máquina está loca. Dice que diez por diez son setecientos. Pero, ¿está la porción calculadora de la máquina realmente mal, o simplemente se la está alimentando con datos falsos?

De la misma manera, la mente humana, que está llamada a resolver problemas de tal magnitud y con tantas variables como para confundir a cualquier mera máquina calculadora mil veces por hora, es víctima de datos incorrectos.

Entran datos incorrectos en la máquina. La máquina da respuestas equivocadas. Entran datos incorrectos en los bancos de memoria humanos, la persona reacciona de una «manera anormal».

Entonces, el problema de resolver la aberración es esencialmente el problema de encontrar un «siete atascado».

Pero continuaremos con todo eso más adelante. Por ahora, hemos llevado a cabo nuestros objetivos inmediatos.

Estas son las diversas habilidades y actividades de la mente humana en su constante tarea de resolver y plantear solución a una multitud de problemas. Percibe, recuerda o retorna, imagina, concibe, y entonces resuelve. Sirviéndose de sus prolongaciones, los percépticos, los bancos de memoria y las imaginaciones, la mente produce respuestas que son invariablemente exactas, modificadas sólo por la observación, la educación y el punto de vista.

Todos podemos ser una mejor versión de nosotros mismos, contágiate con  estos 13 actos de bondad

Los propósitos básicos de esa mente y la naturaleza básica del hombre, según se puede descubrir en el claro, son constructivos y buenos, uniformemente constructivos e invariablemente buenos, modificándose únicamente por la observación, la educación y el punto de vista.

El hombre es bueno. Quítale sus aberraciones básicas, y con ellas se va la maldad a la que el escolástico y el moralista eran tan aficionados. La única parte que se puede separar de él es la parte «maligna». Y cuando se separa, su personalidad y su vigor se intensifican. Y él está contento de ver como desaparece la parte «maligna», porque era dolor físico.

Más adelante hay experimentos y pruebas sobre estas cosas, y se pueden medir con la precisión que tanto gusta al científico físico.

El claro, pues, no es una persona «ajustada», impulsada a la actividad por sus represiones ahora totalmente enquistadas. Es una persona sin represiones, que opera con autodeterminismo, y sus habilidades para percibir, recordar, retornar, imaginar, crear y computar están delineadas como hemos visto.

El claro es la meta de la terapia dianética, una meta que algo de paciencia y un poco de estudio y trabajo pueden producir. Cualquier persona puede ser aclarada a menos que haya sido tan desafortunada que se le haya quitado una parte grande de su cerebro o que haya nacido con una estructura nerviosa enormemente deformada.

 LECTURAS RECOMENDADAS
Apuntes basados en las enseñanzas de L. Ronald Hubbard
Inutilidad del diagnóstico de las enfermedades mentales

DIANÉTICA Y CIENCIOLOGÍA
¿Por qué Cienciología es el único camino de salida para la humanidad?
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
¿Puede repararse la mente?
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
Los humanos robots
La verdad sobre el “baypass gástrico”
Por qué defiendo a Cienciología
La razón por la que se ataca a Cienciología
Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Falacias de la Neurología
Síndrome del impostor
Corrupción, método infalible para exterminarla de golpe
Todos somos dementes hasta que se demuestre lo contrario
Nunca preguntes: “¿Por qué lo hiciste?”
Los peligros del hipnotismo
El caso del médico asaltado que mató al ladrón
El caso de El Estrangulador de Boston
Lo que ignoran los maestros escolares
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Por qué ganó las elecciones Donald Trump?
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Tom Cruise y la maldición de Cienciología
Marlon Brando y la violación de María Schneider en … (Último tango en París)
La verdad sobre la cirugía estética
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La depresión, sus verdaderas causas
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
Hablemos de tetas, con perdón de la palabra
El fraude de las encuestas
¿Matar una cucaracha crea Karma?
¡Ufa con el miedo a volar! (Aerofobia)
La causa de la criminalidad
El síndrome de Tourette #!@%*
¿Qué es la Prosopagnosia o “ceguera facial”
¿Qué es la erotomanía?
Gurdjieff y su enseñanza sobre la falta de unidad en el hombre
Leah Remini vesus Cienciología
Los secretos de Cienciología develados
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte I)
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte II)
Cienciología y la Tecnología de Estudio
¿Realmente crees conocer a las personas?
Uso de la invalidación para manipular a las personas
Los esclavos de la Cienciología
La verdad sobre la carrera de Psicología
Preguntas y respuestas basadas en las críticas a Cienciología
¿Son recuperables los violadores?
Crítica a la serie Esclavos de la Cienciología
Obsolencia de la Justicia Penal, la pena, la cárcel y …
Cienciologia y el lavado de cerebro
Cómo inventa enfermedades la Psiquiatría
¿Es verdad que el tiempo cura todos los males?
Stealthing, práctica sexual de quitarse disimuladamente el preservativo
Trastorno por déficit de atención
Homosexualidad, inexorable camino involutivo
¿Por qué se nos pega un hit? (A propósito del … tema “despacito”)
El caso Fernando Farré, asesino de su esposa con 70 puñaladas …

Síndrome de la acumulación compulsiva
El origen del síndrome de las compras compulsivas
La Psiquiatría y el cuento de los asesinatos a sangre fría
La verdad sobre el éxito de la canción “Despacito” 
El affaire Julio De Vido, ¿honor entre ladrones?
Sadismo, masoquismo y “Las 50 Sombras de Grey”
Dislexia, Neurobiología y Oscurantismo

El extraño caso de las “Ponygirls”
El síndrome de Asperger o los inventos de la Psiquiatría
La verdad sobre los asesinatos de mujeres en México
El Nudismo al desnudo
Hablemos de sexo, con perdón de la palabra
El extraño caso de Andréi Chikatilo, el carnicero de Rostov
Cayó preso Boudou, ¿y Cristina cuándo cae?
La cárcel, el invento más perverso, estúpido e inútil del mundo

La homosexualidad no es inherente al ser humano
Eduardo Feinmann y su fallida encuesta sobre el aborto
Tiempos de barbarie: la terapia de conversión para curar la homosexualidad
El caso del policía Luis Chocobar, ¿héroe o asesino?

Aborto o el dilema de asesinar o no a la criatura por nacer
No siempre “somos lo que pensamos” 
Misión imposible: atropellar y no huir
Cienciología y el aborto
Exhibicionismo, ¿perversión sexual o enfermedad mental?
Oscurantismo y castración química para los violadores

La verdad de lo que nos sucede cuando muere un ser querido
Falacias abortistas
Instrucciones para provocar trastornos mentales en el niño
El misterio de la extraña enfermedad de Shanyna Isom
El misterio de la esquizofrenia
Inutilidad del diagnóstico de las enfermedades mentales
El aborto y la justificación del asesinato de la criatura por nacer …
El crimen no paga, el aborto tampoco
El lucrativo negocio que encubre el aborto legal, seguro y gratuito …
La Psiquiatría y la Neurología al borde de la demencia
Mauricio Macri y la ley de aborto legal ¿cómplice de homicidio …
El “Aborto legal” y “El Planeta de los Simios”
El fraude de “Reduccel cápsulas” para adelgazar
El Aborto Legal y el refrán “Morte a te, felicita per noi”
El mito de la imparcialidad de los jueces 
Mario Vargas Llosas y el aborto
La verdad sobre el sexo anal
Los peligros ocultos de las prácticas sadomasoquistas
La violación de Thelma Fardin (Juan Darthés)
Carta abierta a todas las mujeres violadas
Boxeo ¿deporte o crimen? 

Lo único malo de Cienciología son los cienciólogos
Hablemos de la obesidad y las dietas
Lo que la Psiquiatria ignora sobre los tranquilizantes
Neurología o cómo seguir en el horno
Psiquiatras: ¡la depresión no se cura con drogas ni con electrochoques!

El Código Penal como indicio del fracaso de una civilización
La tortura del aplanamiento de senos
¿Quieres saber la verdad sobre Cienciología? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre el Psicoanálisis?  ¡Pregúntame!
Tu Sam y los peligros del hipnotismo
¿Quieres saber la verdad sobre el “Juicio por Jurado”? ¡Pregúntame!
¿Por qué Cristina, ladrona confesa, mide tanto en las encuestas?
Pedofilia, ¿amor por los niños o enfermedad mental?
Hablemos de la pedofilia y de los pedófilos
Eutanasia, el caso de Noa Pothoven
¿Por qué los políticos nunca admiten su culpabilidad?
La violación de Marcela Baños
La verdad de las siglas LGBT (Lesbianas, Gay, Bissexual, Transgénero)
El extraño caso de las personas que se creen animales
El drama de los LGBTIQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Travestis, Transesuales, Intersexos)

¿Quieres saber la verdad sobre la homosexualidad? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre la fiebre uterina o ninfomanía? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre el travestismo? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre la transexualidad? ¡Pregúntame!

¿Hay niñas con pene y niños con vulva?
Existencia del alma, ¿mito o realidad?
¿Quieres saber la verdad sobre el traslado a otros universos? ¡Pregúntame!
El drama de los transgénero (el caso de Mariano “Marian” López Reta)
Hablemos del orgasmo femenino, con perdón de la palabra
¿Macri también padece del “Mal de Hubris”?
La violación de Sofía Otero
La “amnesia disociativa” o cómo la Psiquiatría inventa enfermedades mentales
El caso de los hombres que se creen mujeres

La verdad sobre las personas que creen ser animales
Todas las desviaciones sexuales tienen el mismo origen y son reversibles

El “orgullo gay” en el banquillo
La verdad oculta en el “orgullo gay”
La ciencia contra la homosexualidad
La verdad sobre el “suicidio por policía”
Los jueces penales tienen que dejar de juzgar a “ojo de buen cubero”
La verdad por la cual la pena de muerte no disuade la criminalidad
El extraño caso de Gil Pereg, que se cree gato, maúlla y le tiene terror al baño
¿Quieres saber la verdad sobre las fantasías sexuales? ¡Pregúntame!
La verdadera historia del descubrimiento de la mente reactiva
Conspiración contra el vapeo (la verdad sobre el cigarrillo electrónico)
¿Te atreverías a entrar en la “Casa del Terror” para ganar 20.000 dólares?
¿Quieres saber por qué existe la maldad? ¡Pregúntame!
¿Sabías que existen personas que tienen sexo con automóviles?
La verdad sobre la masturbación pública
La verdad sobre el miedo a los payasos
La verdad sobre Cienciología y la homosexualidad
La verdad sobre el cambio de sexo
El fraude de las operaciones de “cambio de sexo

El fraude de la adopción homosexual
La verdad oculta detrás de la cirugía de “cambio de sexo”
El extraño caso de los niños que creen ser niñas o animales

Psiquiatría, disforia de género y transexualidad
Hablemos de Estanislao Fernández, el hijo gay del presidente electo argentino
La verdad sobre el tercer sexo
Identidades sexuales: hombre, mujer, intersexo y animal
Carta abierta a todos los gays, lesbianas, bisexuales, travestistas y transexuales
Evo Morales y la enfermedad de querer eternizarse en el poder
¿Qué sucedería si extirparas de tu mente ese “arbitrario” que hace que no seas tú?
El extraño caso de Tom Peters, el primer hombre “transespecie”
Hipnotismo y homosexualidad
Cómo la ignorancia vuelve estúpidas a las personas
¿Quieres saber por qué los homosexuales no quieren curarse? ¡Pregúntame!
El extraño caso del supositorio milagroso que cura la homosexualidad
El extraño caso de Karen, que pasó de hombre a mujer y ahora quiere ser caballo
¿Quieres saber cuál es la diferencia entre un homosexual y un heterosexual? ¡Pregúntame!
El Electropsicómetro, el aparato que cura la homosexualidad
Homosexualidad, ¿enfermedad mental, perversión o elección de vida?
Por qué la homosexualidad debe erradicarse
El homosexual debe ser respetado, pero la homosexualidad combatida
La homosexualidad en el reino humano y en el reino animal
¿Qué es más difícil, dejar el cigarrillo, dejar el alcohol o dejar de ser homosexual?
La Psiquiatría se burla de los gays
Cuando la realidad supera a la ficción
Los hombres y las mujeres son espíritus encarnados con el sexo de nacimiento
El engaño de la ideología de género
La homosexualidad en el Planeta de los Simios
Todos los homosexuales son heterosexuales
Carta abierta a un abortista, ministro de salud pública Ginés González García
Salir del clóset debería ser fácil, la Psiquiatría lo ha hecho difícil
Ningún presidente es cuerdo (ni tampoco el vicepresidente)
¿Sabías que Brad Pitt sufre de “ceguera facial”?
La iglesia alemana quiere abolir el celibato y propiciar el sexo homosexual
El lenguaje inclusivo como enfermedad mental
¿Qué parte de “LA HOMOSEXUALIDAD ES UNA ENFERMEDAD MENTAL” no entiendes?
Diferencia entre identidad de género, sexo biológico y expresión de género
¿Qué parte de “el abortismo es una enfermedad mental” no entiendes?
¿Qué parte de “el lenguaje inclusivo es una enfermedad mental” no entiendes?
Dady Brieva, Luis Novaresio y la carga de ser puto
¿Qué parte de “Nos están tomando por idiotas” no entiendes?
El insólito caso del comisario que se masturbaba frente a sus subordinadas
Florencia de la V ¿es un hombre o es una mujer?
¿Qué parte de “hay países donde es legal tener sexo con animales” no entiendes?
Gabriel Rolón, psicoanalista, o el culto al discurso hueco
Buenas y malas noticias para los gays, las lesbianas, los bisexuales, los travestis, los transgénero, los transespecie e incluso los quer
¿Cuál es el largo de un cabello?
El caso de los rugbiers asesinos y la Justicia a “ojo de buen cubero”
Carta abierta a Fernando Burlando, a propósito del asesinato de Fernando Báez Sosa
Aborto legal: la mujer que opte por no abortar no será sancionada penalmente
El caso de los rugbiers asesinos, la otra mirada
Cómo devolverles la dignidad a los homosexuales
La homosexualidad tiene el mismo origen que todas las enfermedades mentales enlistadas por la Psiquiatría
La Psiquiatría cataloga a la homosexualidad como perversión
El Coronavirus y la somatización de sus síntomas
Yo estuve preso en la cárcel de Devoto durante quince días
El fraude de la reprogramación mental
Olores que matan (hiperosmia y fantosmia)

El caso del jubilado Jorge Ríos que mató a un ladrón
¿Por qué es tan difícil superar las adicciones?
“Todos hablan por boca de ganso”
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte 1)
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte 2)
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte 3)
Ivana Nadal: “El violador también fue un bebé inocente”
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte 4) Autismo
Dios no nos va a castigar por pecadores, sino por idiotas (parte VI) Desagravio a las tetas
El caso del hombre que se operó para parecerse a un alien
Cary Grant, bisexual, entre Randolph Scott y Sophia Loren
Fobias, cómo superarlas
Carta abierta al Dr. Alberto Cormillot
Muerte de Maradona, lo que nadie dijo (ni dirá)
Por qué los medicamentos mataron a Maradona
Pensamientos obsesivos, cómo eliminarlos
El experimento que demostró que la Psiquiatría es pseudociencia
¿Sabías que la mente humana es infalible?
La ejecución de Lisa Marie Montgomery
Cómo los engramas condicionan nuestra conducta
Hablemos del bruxismo o rechinar de dientes
Tartamudez, ¿enfermedad “misteriosa”?
El verdadero crimen de las bromas pesadas
¿Qué parte de “la neurología es seudociencia” no entiendes?
El peor crimen: hablar en torno a una persona inconsciente
Para entender a Alberto, el presidente que nos merecemos
¿Hombres policías con polleras? ¡Pues ahora sí!
“Amaxofobia”, una nueva enfermedad mental inventada por la Psiquiatría
El caso del cartonero Carlos Savanz que secuestró a la niña Maia
Por qué la Justicia no quiere que el delincuente se redima
Asexualidad, ¿celibato, abstinencia o enfermedad mental?
El fracaso de los métodos para dejar de fumar
¡Ufa con querer instaurar la pena de muerte en Argentina!
Video que da qué pensar: ¿somos solo materia o hay algo más?
Hablemos de la disforia postcoital: cuando el orgasmo provoca tristeza
¿Las cadetas de la Policía tienen que acostarse con sus jefes?
Demi Lovato ¿género no binario?
El Coronavirus, la cuarentena y el síndrome de la cueva
Relación entre el autismo, la homosexualidad y creerse un animal
¿Sabías que la “máquina de la felicidad” ya se inventó pero se oculta?

¿Sabías que en “La naranja mecánica” Stanley Kubrick denunció la programación Mk Ultra?
Si no sabes esto es porque lo ocultan
Penes de madera ¿y por qué no también vaginas de plástico?
Ni masculino ni femenino: DNI para “personas no binarias” (?)
Hablemos del hábito de comerse las uñas
Hablemos de la adicción a la pornografía
Si sufriste abuso sexual, nunca acudas a un psiquiatra
El drama de Chano Charpentier, Maradona y las drogas
La condena a prisión perpetua de Nahir Galarza, un disparate judicial
Contundente descargo del hijo de Alberto: “Soy reputo y bancátela”
La demencia llegó al deporte
Carta abierta a Luis Novaresio (burla al lenguaje inclusivo)
Solo hay dos géneros: masculino y femenino (el resto es enfermedad mental)
Hablemos de las mujeres que acaban rápido
Los talibanes y el verdadero origen de sus aberraciones
ESTUPOR: El Congreso se iluminó con los colores de la bandera LGTBIQ+
El gran engaño de los psicofármacos
Soy bisexual, la confesión de Ángela Torres
Votar es irracional (menos mal que no todos lo saben)
Mauricio Macri: ¿apología del delito?
La orientación sexual, si no es heterosexual, es enfermedad mental
Las neurociencias fallan por la base
Juicio por jurados, un disparate judicial
Acudir a los psicofármacos, la peor decisión
Francia, pionera en la prohibición de las “terapias de reorientación sexual”
¿Quieres curarte de la dislexia o la homosexualidad o los ataques de pánico? ¡Pregúntame!
La homosexualidad a la luz de los conocimientos actuales
Una más de la nefasta Psiquiatría: “Estimulación cerebral profunda”
¿Sabías que Demóstenes se curó la tartamudez hablando con piedritas en la boca?
“Yo nena, yo princesa”, el caso de los niños “trans”
El caso de las selfies mortales o cuando el instinto de conservación falla
Los travestis van “armados” (conmoción por el chiste de Sergio Lapegüe)
¿Conoces a Jeffrey Dahmer, “el caníbal de Milwaukee”?
Luis Novaresio y la reivindicación de su condición de puto
Los homosexuales tienen ojos y no ven, oídos y no escuchan…
Asesinato del kiosquero ¿se puede matar a sangre fría?
El peor error de la Psiquiatría forense
Hablemos de la tartamudez de Eduardo «Wado» de Pedro
Alberto Fernández, la derrota electoral y su extraña autopercepción de haber ganado
Otro disparate de Facundo Manes: «el presidente tiene anosognosia»
Las drogas, el celular y el síndrome de la abstinencia
Dianética, la única terapia que puede curar la homosexualidad
Antonio Laje, los acosadores sexuales son también víctimas
Fabián Gianola, los acosadores sexuales también son víctimas
Vladimir Putín versus el género «trans»: un hombre es un hombre y una mujer una mujer
¿Qué parte no entiendes de «todos tenemos órdenes hipnóticas ocultas que dirigen nuestra conducta»?
La obesidad, ¿es o no una enfermedad?
El caso de Héctor «Bambino» Veira, condenado por abuso sexual
Nahir Galarza, ¿inocente o culpable?
El caso de Lucas: bullying por dislexia
Richard Gere ¿besador obsceno e impúdico?
¿Sabías que la Justicia Penal es la institución más obsoleta?
Lizy Tagliani y el absurdo de declararse «trans»
¿Qué parte no entiendes de «si no hay consumidores no hay narcotráfico»?
El extraño caso de Erik Sprague, “El hombre lagarto»
¿Sabías que la naturaleza básica de los seres humanos es la racionalidad, la bondad y la solidaridad?
El extraño caso de Billy Milligan, que poseía 34 personalidades diferentes
Hablemos de la maldita depresión, de su verdadero origen y de su curación
¿Qué es esa tontería del «Síndrome de Stendhal»?
¿Por qué los hombres violan?
¿Qué parte no entiendes de «no existen las mujeres con pene»?
¿Qué parte no entiendes de «el diagnóstico de las enfermedades mentales es un bluff de la Psiquiatría?»
Ansiedad sexual, trastorno mental cuyo origen y curación la Psiquiatría ignora supinamente
La verdad de cómo impacta la muerte de un ser querido en el cerebro
Hablemos de la Tricotilomanía, compulsión de arrancarse el pelo
Hablemos del cachetazo de Will Smith a Chris Rock en los Oscar 2022
¿Qué parte no entiendes de «la homosexualidad no es una opción personal»?
¿Sabías que en el Ejército argentino hay soldados y «soldadas»?
Chifladuras del Siglo XXI: cirugías de cambio de género
El calvario de ser gay en la Venezuela de Maduro
Autismo, Psiquiatría y el fraude del diagnóstico de las enfermedades mentales
Lo único que faltaba: ¡clubes de masturbación!
¿Por qué es tan difícil tratar las enfermedades mentales?
Jamás le pegarías a un niño si supieras las verdaderas consecuencias del castigo
Solo la ignorancia provoca la persecución de las personas del colectivo diverso (LGBT+)
La batalla perdida de Alberto Cormillot contra la obesidad
¿La mente puede hacer que un hombre crea ser mujer y que una mujer crea ser hombre?
Hablar de Cienciología es hablar de la estupidez humana
Hablemos del asma, su verdadero origen y curación
El día en que la Psiquiatría hundió a los homosexuales
Máxima estupidez: utilización estatal del «lenguaje y comunicación no sexista»
Carta abierta al Sanatorio Dupuytren