Teoría de la conspiración, ¿realidad o ficción?

Lista completa de temas

LOS PASTORES, LAS OVEJAS Y LOS LOBOS

por Horacio Velmont
Contacto

Un debate que parece interminable es el que sostienen los teóricos de que existe una conspiración contra la humanidad y de los que sostienen que esos son delirios, es decir, que son puras ideas conspiranoicas.

Para dilucidar la cuestión preguntémonos si existe alguna conspiración entre los pastores para explotar a las ovejas. La obvia respuesta es que no existe ninguna conspiración. Casi diríamos que los pastores tienen el derecho natural de explotar a las ovejas, sea sacándoles su lana o comiéndoselas.

Pero sigamos con el ejemplo y pongamos con la imaginación a los lobos en el rebaño. Si los lobos hicieran un pacto con los pastores para explotar a las ovejas, ¿diríamos que hay una conspiración en contra de las ovejas? La respuesta sería un rotundo sí.

Traslademos ahora el ejemplo a los seres humanos. ¿Hay una conspiración entre los “dioses” para explotar a los seres humanos? La respuesta es que no. Los dioses, como los pastores, no conspiran, simplemente nos utilizan sin otro cuestionamiento. Naturalmente, ellos creen que tienen derecho a hacerlo, algo con lo que nosotros no estamos de acuerdo. Pero esto es harina de otro costal.

Desde el punto de vista de los dioses, entonces, no existe ninguna conspiración en contra de la humanidad. Pero la pregunta, para continuar con el ejemplo de los pastores y las ovejas, es si hay lobos en el rebaño humano, porque si los hay esto significaría que ellos, al aliarse con los dioses, son los conspiradores, y por lógica consecuencia, entonces sí hay conspiración y tienen razón aquellos que lo sospechan o directamente lo saben.

Lamentablemente sí existen, y tienen nombre y apellido: La Masonería y los Illuminati, pero en los grados más elevados, porque en los inferiores, de esto no saben nada.

Concretamente, entonces, ambos son en el fondo la misma escoria, pues se han aliado con los dioses para aprovecharse de la ingenua raza humana, a la que consideran un rebaño ideal para esquilmar.

Esta teoría de comparar a la humanidad con un rebaño de ovejas si bien en términos generales es bastante exacta, obviamente no lo es en cuanto a la capacidad de comprensión. Una oveja no es un ser humano, aunque algunos seres humanos parezcan tener la comprensión de una oveja.

Un pastor no se preocupa de que sus ovejas puedan despertar y rebelarse, pero los dioses y los “lobos” sí, por lo que utilizan diversos trucos para mantener a la humanidad dormida, o mejor dicho entretenida en cosas superficiales, que incluso ellos mismos provocan. En otras palabras, estupidizada, y para tener la prueba cabal de ello basta ver la televisión y los programas con los cuales el público se “engancha”.

Pero por sobre todas las cosas, alteran la historia. La historia que nos cuentan y nos hacen creer como real no tiene nada que ver con la verdadera. Así es como nos manipulan.

Afortunadamente existen seres humanos que han despertado a la verdadera realidad (Salvador Freixedo, David Icke, Carlos Luis Campos [Contraperiodismo Matrix] y Gabriel Silva, entre otros) y nos la han contado y hacen todo lo posible para que nosotros también despertemos. Desde ya que los que han despertado tienen la ineludible misión de despertar a los otros, porque dejar de dormir es la única forma de combatir a los conspiradores, bien denominados “la Élite”.

Como por algo hay que empezar, conviene aclarar quiénes son los “dioses”. La palabra dioses es equívoca, porque inconscientemente se la relaciona con Dios, con el Ser Supremo, y se piensa que los dioses están casi a su altura. En realidad, la palabra “dioses” es una errónea traducción, porque la verdadera es “los tipos altos” *.

Los tipos altos, al tener una tecnología infinitamente superior a la de la humanidad actual, fueron equiparados casi al Ser Supremo. Este error, de hablar de “dioses” en lugar de “tipos altos” confundió todo.

Para hacer una comparación, imaginemos un salvaje de nuestro mundo, que no sabe ni siquiera lo que es una cerilla porque el fuego lo hace frotando dos piedras, que de  pronto fuera llevado a la civilización. ¿No pensaría que sus habitantes son dioses y que esa es la morada de los dioses?

Los dioses, en definitiva, no son más que seres, humanos y no humanos, simplemente más avanzados tecnológicamente que la inmensa mayoría actual de la humanidad. Nada más que eso. Los tipos altos son los famosos “elohim” o “dioses menores”. ¿Van entendiendo la tremenda confusión que hay en este tema?

El punto siguiente es aclarar bien quiénes son esos dioses, o mejor dicho esos “tipos altos”. Y aquí hay que entrar a examinar el origen de la raza humana, lo cual será una gran sorpresa para muchos.

Hay teorías que sostienen que la raza humana fue creada por extraterrestres reptiloides, los Anunnaki, provenientes del planeta Nibiru. Esto ha sido difundido por Zacharie Sitchin. Categóricamente esto es falso.

Antes de proseguir hay que aclarar la confusión sobre el nombre “Anunnaki”, que es una palabra que significa “vinieron de arriba”. Obviamente, si los extraterrestres reptiloideos vinieron del espacio exterior y descendieron en nuestro planeta, cabe decir que “vinieron de arriba”, o sea que cabe llamarlos Anunnaki.

Pero si ellos, contrariamente a lo que sostiene Sitchin, no fueron nuestros creadores, ¿quiénes entonces lo fueron? La respuesta es que fueron también los Anunnaki, en el sentido de que también vinieron de arriba (aunque no del espacio exterior), pero mucho antes que los extraterrestres reptiloideos de Nibiru. A éstos hay que llamarlos “verdaderos Anunnaki”, y a aquéllos, “falsos Anunnaki”. Estas distinción es al solo efecto de diferenciarlos, porque en cuanto a que vinieron de arriba, a ambos les cuadra dicha denominación.

¿De dónde vinieron los verdaderos Anunnaki? La respuesta es que los verdaderos Anunnaki provinieron del interior de nuestro planeta, es decir, de la civilización de la Tierra hueca, del tan mentado “Jardín del Edén” y que el Maestro Jesús decía que lo habíamos perdido y debíamos recuperarlo.

Desde ya que no se iban a trasladar a pie desde el interior del planeta a la superficie, sino en naves espaciales. Por eso se decía que venían de arriba-Anunnaki. Recordemos, de paso, haciendo una digresión, que el famoso George Adamski, según dijo, fue llevado a la Luna, donde encontró un verdadero Paraíso. En realidad fue llevado a la Tierra hueca haciéndole creer que había sido llevado a nuestro satélite para ocultar la existencia de la civilización intraterrena.

Los verdaderos Anunnaki fueron los auténticos creadores de la raza humana, no los extraterrestres reptiloideos de Nibiru, que solo experimentaron con las creaciones de ellos.

Continúo que la exposición. Los creadores de la raza humana, en realidad, no fueron los seres de la civilización del interior de la Tierra (esta generalización es falsa), sino uno de ellos en particular, que fue atacado por el ego y quiso emular a Dios: Jehová o Yahvé o Satanás. Fuera de los secuaces de Jehová, el resto de los habitantes de la Tierra Hueca estaban en contra de los experimentos que hacía este ser.

  

La historia de Adán y Eva, en cuanto al relato acerca de los primeros hombres creados por Jehová, por lo tanto es cierta y ocurrió en el Jardín del Edén, el cual, como ya señalé, está ubicado en la Tierra hueca, no en la superficie.

En muchas imágenes están confundidos los extraterrestres reptiloides de Nibiru (falsos Anunnaki) con los humanos del interior del planeta (verdaderos Anunnaki), siendo los creadores de nuestra raza estos últimos y los que experimentaron con la creación de Jehová los segundos. ¿Se entiende la diferencia?

Por eso hay que distinguir bien a los creadores de la raza humana mortal de aquellos que experimentaron con la creación de Jehová. Sinceramente no sé cómo explicarlo más claramente.

Es importante dejar sentado que en todos estos casos en los que hablamos de creación de seres humanos y de experimentación con los seres humanos creados, en realidad nos estamos refiriendo a lo que ahora conocemos como “clonación”. Una cosa es crear (clonar) un organismo y otro darle vida a través del espíritu. El espíritu no fue creado por Jehová, sino por Dios, el Absoluto o cómo se le quiera llamar a esta entidad. Incluso habría que decir que nunca hubo creación de espíritus, porque éstos siempre existieron, ya que la llamada “Creación” es una forma de decir, porque en realidad todo es un “Eterno Presente”. Pero esto es harina de otro costal y no forma parte de esta nota. En concreto, solo a los fines prácticas hablamos de “creación”.

Jehová, entonces, creó a Adán y Eva, a su imagen y semejanza porque Jehová también es humano, pero los hizo mortales. Aquí hay que aclarar que el organismo físico de los habitantes de la Tierra Hueca-del Jardín del Edén  no se deteriora, por lo que en este sentido son inmortales, lo que no significa que sean eternos, ya que en su momento Ascienden al plano siguiente, continuando su evolución. En esta mortalidad se puede ver claramente la maldad de Jehová, sumada a que los echó del “Paraíso”, es decir, los envió a la superficie. A partir de aquí se desarrolló y proliferó la raza humana… mortal.

Como se podrá apreciar, estoy tratando de exponer, de la manera más sencilla posible, nuestro origen, que no es el que relata la Biblia, que es solo un remedo de la verdad y acomodada con fines de manipulación.

Ahora hay que pasar a la explicación de algunos matices referentes a los lobos “asociados” con el pastor para explotar al rebaño. Jehová y sus secuaces necesitan de las emociones humanas (dolor, angustia, miedo, etc.). para sobrevivir. Para que se entienda, es algo similar a practicar el canibalismo para sobrevivir. Tanto Jehová como los caníbales son seres degradados porque nadie necesita sobrevivir a través de las emociones humanas ni tampoco comerse a sus semejantes para no morir. ¿Se entiende el punto?

Jehová está asociado con la Élite” para obtener esa “nutrición”, y así, ambos en combinación promueven todos los conflictos humanos, desde las más cruentas guerras hasta los mínimos conflictos domésticos. Sí, la Segunda Guerra Mundial, para poner un ejemplo, tuvo ese propósito. Todo sirve de alimento.

¿Acaso Jehová no promovía en “su” pueblo los sacrificios? ¿Por qué lo haría si no era para alimentarse este degradado ser del sufrimiento causado por dichos sacrificios?

Esto lo ha explicado muy bien Salvador Freixedo en su libro “Defendámonos de los dioses”, especialmente en cuanto a lo que le proveía a Jehová todo ese sufrimiento.

Los sacrificios humanos, que han sido realizados por todos los pueblos de la antigüedad e incluso se siguen haciendo en la actualidad, tienen origen, precisamente, en esta “necesidad” de Jehová y sus secuaces de alimentarse del sufrimiento.

Y aquí no podemos dejar pasar sin mencionar los sacrificios de niños de la Masonería, que es precisamente el famoso secreto masónico, del cual solo están enterados los grados más altos. Estos sacrificios son uno de los factores que explican la desaparición de niños. Uno de ellos, aclaramos, porque los niños también desaparecen por otros motivos.

Quienes practican los rituales son precisamente los “lobos” del cuento, que están “asociados” con esas entidades que en los rituales absorben las energías de la víctima.

No hay necesidad de preguntar qué reciben a cambio, de tales entidades, aquellos que practican los sacrificios porque salta a la vista: fama, poder, riqueza, sexo, y todo lo que puede anhelar un ser humano degradado. Es una especie de “toma y daca”. Cuando se habla de “vender el alma al Diablo”, la referencia es precisamente a esta asociación.

El satanista más famoso del mundo, Aleister Crowley, que también era masón, propugnaba el sacrificio humano y confesó sacrificar incluso a niños.

En su libro de 1929, “Magia en teoría y práctica”, explica las razones para la muerte ritual y por qué los niños pequeños son las mejores víctimas: “Era la teoría de los magos antiguos que cualquier ser viviente era un almacén de energía que variaba en cantidad de acuerdo con el tamaño y la salud del animal, y en calidad de acuerdo con su calidad mental y moral. En la muerte de este animal esta energía es liberada repentinamente. Para el trabajo espiritual más alto uno debe en consecuencia escoger a esa víctima que contiene la fuerza mayor y más pura. Un niño varón de perfecta inocencia y alta inteligencia es la víctima más satisfactoria y apropiada”.

Crowley añade una nota al pie de página señalando que de acuerdo con los registros del satanista Frater Perurabo, él llevó a cabo justo tal sacrificio 150 veces todos los años entre 1912 y 1928. Es decir que este único hombre sacrificó a más de 2500 niños jóvenes ritualmente en ese período.

Al principio hemos hablado de que la historia se ha acomodado o cambiado a fin que al no saber la verdad resulte más fácil la manipulación de las masas. La lista sería muy extensa, pero considero que la principal es la de la falsa crucifixión de Jesús.

El Maestro pertenecía al círculo de los Esenios, que era un grupo muy ético y bien mirado por Roma porque también participaba de la misma ética. Incluso el emperador Tiberio y el propio Poncio Pilatos eran sus amigos y también discípulos. Jesús muchas veces participaba de su mesa. Eso de la crueldad de los emperadores romanos, por lo menos de las primeras épocas, era falso. Incluso Nerón era cristiano y ferviente seguidor de las enseñanzas de Jesús.

En síntesis, Jesús era protegido por Roma y sus funcionarios, especialmente Poncio Pilatos, jamás hubieran permitido su muerte, y menos en la cruz.

La pregunta del millón es por qué razón se inventó que Jesús fue crucificado. Y la respuesta es que se quiso dar la falsa idea al mundo de que la salvación solo se obtiene con la mansedumbre. Es decir que hay que ser dócil como una oveja que va al matadero: sin protestar. ¡Vaya cuento que nos vendieron!

Las palabras de Jesús también se tergiversaron, como las que dijo respecto a poner la otra mejilla. El Maestro nunca dijo tal cosa. Jesús y sus discípulos portaban espadas, y si no se hubieran defendido los habrían asesinado. Herodes había puesto precio a su cabeza y muchos querían ganar esa recompensa.

Cuando a Jesús uno de sus discípulos le preguntó cuál debía ser su conducta si alguien lo atacaba, el Maestro no respondió que había que poner la otra mejilla, sino, con tono de admonición, le preguntó: “¿Y tú que portas espada para defenderte y defender a los tuyos de quienes quieren asesinarte me preguntas eso?”. Quedaba así claro lo que el Maestro quería decir.

Cabe preguntarse si Jesús, al defenderse, alguna vez mató a alguien. Más allá de que le hubiera sido lícito hacerlo, porque la defensa de la propia vida es un derecho sagrado, él no tuvo necesidad de hacerlo porque tenía poderes, incluso podía hacer que no lo percibieran.

No obstante, y esto es una opinión personal mía, alguna oreja pudo haber cortado por ahí, perdonando la vida al agresor.

La idea de que la violencia engendra la violencia se ha enseñado, por otra parte, como una doctrina correcta, lo cual también lo que se propone es la mansedumbre como premisa de salvación. La clave, por supuesto, siempre es el equilibrio y el análisis correcto de la situación. La violencia sería el último recurso, pero nunca la no violencia en todos los casos. A veces no existe otra alternativa.

Otra de las falsedades históricas referidas a Jesús es que se mantuvo soltero, poniendo a la castidad como si fuera un valor extraordinario. Lo cierto es que Jesús se casó legalmente con María Magdalena (la unión de la pareja humana es necesaria para la Ascensión: Magia Sexual).

Como al pasar, pienso que la difusión clerical  de que la castidad es buena a los ojos de Dios es uno de los más grandes disparates, porque si por un lado se habla de que el placer sexual es un  regalo de Dios, y por el otro se premia al que se abstiene, se entra en un contrasentido delirante. ¿A quién se le ocurre que si a uno le hacen un regalo es más meritorio a los ojos del que regala que lo rechacemos?

En cuanto al Sudario de Turín, que tantos cuestionamientos ha recibido, la realidad es que procede del 1200, como surge de los experimentos hechos con el Carbono 14. La Iglesia lo sabe pero no lo dice porque le conviene que se crea que pertenece a Jesús porque así se refuerza la idea de que realmente fue crucificado.

Los sudarios (hay muchísimos) tienen origen en el proceso de Ascensión y la imagen que deja impregnada en la tela se debe precisamente a dicho proceso. Cuando el proceso de la Ascensión es incompleto, surge lo que se conoce como “combustión humana espontánea”.

Jesús Ascendió en la India (Cachemira) siendo un anciano, desconociéndose en la actualidad el paradero de su sudario. En este sentido, en cuanto al lugar de su muerte, tenía razón Andreas Faber-Káiser. Probablemente, su deceso haya sido un homicidio como forma de acallarlo.

La historia falsificada está plagada de operaciones de falsa bandera (destrucción del Pentágono y de la Torres Gemelas), muertes declaradas como naturales o accidentales que fueron asesinatos (Marilyn Monroe, Stanley Kubrick), conspiraciones disfrazadas (Jack el Destripador, hundimiento del Titanic), etc.

No incluimos entre los homicidios a la muerte de la princesa Lady Di porque si bien estaban tratando de asesinarla a través de un accidente vehicular, este accidente se produjo fortuitamente. A veces estas cosas suceden y encubren lo que se tramaba. Algo similar ocurrió con el hundimiento del Titanic, que si bien fue una carga explosiva la que lo partió en dos, el hecho de haber chocado con un iceberg encubrió la conspiración.

El tema de la falsificación de la historia lo hemos expuesto muchas veces, por lo que no hay necesidad de reiterarlo aquí. Para los que lo quieran profundizar indicamos al pie algunos links.

NOTA ADICIONAL DE HORACIO VELMONTL

Lamentablemente, los medios masivos de comunicación se encargan, consciente o inconscientemente, de mantener la falsedad de la historia. Así vemos que como cuando se habla de la destrucción de las Torres Gemelas se habla de atentado terrorista, cuando ya se probó hasta el cansancio que se trató de un autoatentado; cuando se habla de Jack el Destripador se habla de un asesino en serie impune, cuando en realidad las muertes de las prostitutas fueron el resultado de una conspiración en la cual la propia realeza británica estaba involucrada (sin perjuicio, por supuesto, de que murieron a través de rituales masónicos),  cuando se habla del Titanic siempre se asocia su hundimiento al impacto contra un iceberg, cuando se sabe que se trató de una conspiración (una mole de hielo nunca pude hundir un barco porque está compuesto de compartimientos estancos, y si uno se agrieta y le entra el agua los otros lo mantienen a flote); cuando se habla de un recital del beatle Paul McCartney nunca se habla del impostor, aunque se haya probado que el verdadero murió y fue suplantado por alguien muy parecido (además, Paul era de menor estatura que la de quien lo suplantó), etc.

No hace mucho, una actriz y cantante llamada Tila Tequila, denunció las manipulaciones del Nuevo Orden Mundial, en particular con ella (MK Ultra), pero los medios en general la trataron poco medio de loca para desvirtuar sus acusaciones. ¿Cómo vamos a poder combatirlos, si los propios medios de comunicación, que son los que debieran estar exponiendo públicamente estos hechos, son los primeros en ocultarlos?

COMENTARIO DE DENYSE

Podríamos hacer la aclaración de que los directos aliados de Jehová con los cuales han existido las conspiraciones desde la más remota antigüedad, ha sido los llamados hoy en día Sionistas. El sionismo encabezado por la cadena generacional de las élites del pueblo hebreo, “elegidos” por Jehová- Satanas, son quienes han armado la infinidad de planes de control que hoy en día se hacen evidentes.

Siempre encontraron la manera de apoderarse de los pueblos, degenerar los Imperios, cambiar la historia de la humanidad para exponer cientos de mentiras a las masas, especialmente difamando a los que pretendieron actuar con principios éticos y difundir la verdad, crearon el dinero y establecieron un sistema económico y político a su favor.

Ellos son los creadores de las religiones oficiales y el reemplazo de las antiguas Escuelas de misterios en asociaciones pseudomísticas como la Masonería, ellos distorsionaron el verdadero espiritualismo y ocultaron los conocimientos ancestrales para la consecución de la libertad de los humanos mortales y de su evolución, tienen el control de la actual pseudociencia encabezada por el falso entendimiento de la teoría evolutiva con la consecuente degeneración racial y biológica…

Las conspiraciones múltiples de estos seres son en realidad una plaga, una mala hierba implantada con fuerza en las raíces de la humanidad actual, no se trata solo de meros encubrimientos, sino de montajes muy elaborados que han mantenido en ceguedad y atontamiento a la mayoría de las personas que habitan la superficie del mundo.

LECTURA RECOMENDADA

Para comprender a cabalidad lo expuesto en esta nota es ineludible la lectura de la obra de Ramiro de Granada “La Biblia III, Testamento de todos los tiempos”.

.

LECTURAS COMPLEMENTARIAS

Todos los temas que se exponen en estas notas fueron tratados “in extenso” en los sitios oficiales del Grupo Ruanel y el Grupo Obnosis y en honor a la brevedad a ellos nos remitimos:
Lista completa de temas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s