Vendo o alquilo trastornos mentales

Lista completa de temas

EL MIEDO A VOLAR 

por Horacio Velmont
Contacto

En estos tiempos de crisis cualquier artilugio es bueno para ganarse unos pesos, y uno de ellos podría ser, por ejemplo, la venta o el alquiler de trastornos mentales, como el del miedo a volar. 

Francamente no sé por qué razón alguien que no le tiene miedo a los aviones querría un trastorno así, que de solo pensar en subirse a uno lo hiciera temblar como si estuviera a punto de perder la cabeza a manos del verdugo. 

Pero sabemos que hay gente para todo… ¿Acaso no hay personas que se han ofrecido para ser comido por caníbales? ¿Qué habría de extraño, entonces, en que alguien quisiera tener un trastorno así o algún otro peor?

Posiblemente a estas alturas algún lector perceptivo se esté preguntando qué me traigo entre manos con estas ridiculeces, y estará acertado porque realmente algo me traigo, y es precisamente llamar la atención del público hacia la obsolencia de la Psiquiatría, la Psicología y toda la Medicina en general, profesiones que parecerían estar, en cuanto al conocimiento del mecanismo mental, aún en la Edad de Piedra. ¿Cómo es esto posible ya en el Siglo XXI?

Para colmo es cierto que los trastornos mentales se pueden producir a voluntad, y por lo tanto, si alguien está tan demente como para querer tenerlos, ellos les pueden ser vendidos o alquilados o incluso ofrecidos gratuitamente.

El hecho concreto es que el saber cómo producir artificialmente un trastorno mental  también permite conocer su origen y por lo tanto la forma de eliminarlos (de ahí que haya mencionado lo del alquiler: el trastorno sería solo temporal).

La clave para producir un trastorno mental cualquiera es la inconsciencia, entendiéndose por ella la reducción de la consciencia (disminución analítica).

Cuando la mente disminuye su capacidad por cualquier motivo, por ejemplo a causa de un golpe o de un susto, automáticamente se produce un implante hipnótico. No a veces, aleatoriamente, sino siempre, como una constante inalterable.

Uno de los mejores ejemplos es el del quirófano, donde el paciente está inconsciente, en el sentido de que su consciencia está desconectada, pero no su mente reactiva o segunda mente, que es un mecanismo de supervivencia que poseen todos los seres vivos y que nunca se desconecta.

La mente reactiva graba todo lo que sucede alrededor del paciente en estado de inconsciencia como órdenes hipnóticas, susceptibles de restimularse más tarde.

Las palabras dichas por los cirujanos y las enfermeras en los quirófanos son similares a órdenes hipnóticas de alto poder porque está presente el dolor. Precisamente es el dolor el que aumenta el poder compulsivo de las órdenes hipnóticas, que técnicamente se denominan “engramas”.

Si un cirujano conversa con la enfermera y le dice, sugestivamente -no importa si es en serio o en broma, ni tampoco a qué se estaba refiriendo con “volar”- por ejemplo: “Tú tienes miedo a volar, de solo pensar en volar o de que alguien te lleve a volar ya te pones a temblar y tienes un sudor frío”.

Obviamente que estoy exagerando en cuanto a las expresiones referentes al miedo a volar, porque en la práctica no es necesaria tanta precisión, pues cualquier palabra puede provocarlo, ya que la mente reactiva siempre “interpreta” irracionalmente el contenido del engrama, especialmente las palabras. 

Incluso bastaría un simple “siempre tienes miedo”, esto es en razón de que la mente reactiva es tan irracional como impredecible.

De la misma forma que en este ejemplo los trastornos mentales se pueden producir a voluntad del operador, bastando llevar al sujeto  a la inconsciencia con cualquier método y luego implantarle verbalmente sugestiones acordes con el trastorno que se le quiere provocar.

La técnica para eliminar los engramas que producen los trastornos mentales fue descubierta y desarrollada por L. Ronald Hubbard y expuesta en su libro “Dianética, la ciencia moderna de la salud mental”.

Es interesante recordar el hecho de que fue precisamente Hubbard quien descubrió, al tratar algunos pacientes que sufrían algunos trastornos mentales, que habían sido tratados con el método conocido como MK-Ultra.

http://www.infobae.com/2014/12/19/1616290-claves-superar-el-miedo-volar

De lo expuesto surge que todas las explicaciones brindadas recientemente por el doctor Daniel Stamboulian en Infobae sobre el origen del miedo a volar son lamentablemente erróneas.

Naturalmente que las precedentes explicaciones solo son un esbozo del tema, de modo que quienes deseen profundizarlas pueden acudir al libro de Hubbard así como también a las notas cuyos links se indican al pie.

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
Asesinos Programados
Mensajes subliminales, ¿sí o no?
Mente reactiva y programación MK Ultra
Atentado de Boston
Las esclavas sexuales MK Ultra

Control mental basado en el trauma
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s