¿Quieres la verdad? ¡Pues aquí la tienes! (Parte III)

Lista completa de temas

ENIGMAS DEVELADOS EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS

(Según las enseñanzas del Grupo Ruanel)

por Horacio Velmont
Contacto

PREGUNTA: ¿Cuál es la verdadera historia de Jesús?

RESPUESTA: Desde ya que la historia que relata la Biblia sobre Jesús es falsa. Pero es falsa su historia, no su existencia, ya que en realidad Jesús, conocido en Roma como Jesús el Esenio, existió realmente.
En su encarnación anterior este excelso Maestro era un Hombre Primigenio o Primordial que habitaba en el interior del planeta, en la llamada Tierra hueca, en la cual, como ya lo señalamos muchas veces, se encuentra el tan mentado Paraíso o Jardín del Edén, que no es ningún lugar espiritual sino físico.
Como todo Hombre Primigenio, Jesús era inmortal, es decir, vivía indefinidamente porque su organismo físico no se deterioraba. Pero por amor a nosotros, por piedad – no se bien como llamar a este sentimiento-, a nuestra mortalidad creada perversamente por Jehová, decidió abandonar esa inmortalidad y nacer en la superficie como mortal. En otras palabras, Jesús era uno de los “dioses” de los que tanto se hablaba.  

PREGUNTA: ¿Jesús era judío?

RESPUESTA: No, no lo era, pues había nacido de padres que pertenecían a la congregación Esenia, que no era judía. Son falsas las fuentes que lo signan como tal, que lo que buscaron fue ligar su figura como descendiente judío.
Esta circunstancia permite aclarar muchos de los eventos que sucedieron, como el no poder ser juzgado por los judíos que lo atacaron en su misión, el haber podido actuar de manera aparentemente opuesta a la tradición judía, especialmente a la forma en que vivía con su esposa, y su relación con Roma.
Los Esenios eran muy bien vistos por el Imperio Romano porque eran una tribu con principios superiores, de alta integridad espiritual, y compartían mucho de la ética y el orden que en sus orígenes los emperadores romanos pretendían dar a las provincias para evitar enfrentamientos y generar protección a sus ciudadanos.
Muchos de los Esenios eran considerados maestros espirituales y Jesús fue muy valorado por sus enseñanzas, a tal punto que llegó a ser ciudadano romano.

PREGUNTA: ¿Jesús dijo realmente que en su reino el sol no se ponía?

RESPUESTA: Como ya señalamos, Jesús tuvo su vida como Primordial inmortal en la Tierra interior, a la cual renunció desencarnando voluntariamente a través de un ritual; este sacrificio fue un verdadero acto de amor por la humanidad mortal.
Todos los primordiales que vienen de Agartha o Tierra hueca, han dejado un mensaje similar: “El lugar donde el sol jamás se oculta”. En la tradición egipcia también pueden encontrarse alusiones similares.
Pero este mensaje ha sido eliminado de la historia del Maestro y de todos los que le precedieron, porque lo que más se ha tratado de ocultar por siglos es la existencia de esta parte del planeta, la tierra original del planeta Gaia.
Resulta obvia la referencia a la Tierra hueca, porque en la superficie de cada planeta el sol exterior se oculta.

PREGUNTA: ¿Cuál fue concretamente la misión de Jesús al encarnar como mortal en la superficie del planeta?

RESPUESTA: En principio, y en sus aspectos generales, su misión en la superficie fue reiterar las enseñanzas de otros maestros anteriores a él, es decir, renovar el conocimiento que se han esmerado en destruir acerca del origen espiritual y sagrado de todos los seres hijos de Gaia.
En lo específico, recordar nuestro derecho a la Ascensión, como evolución natural del Reino Humano y ayudarnos a vencer las limitaciones que nuestra genética y adormilamiento nos genera.
Para hacer eso le fue necesario hacer lo que otros maestros anteriores a él hicieron desde la más remota antigüedad: renunciar a su inmortalidad en Agartha, nacer como un humano mortal, y con esta genética limitada mostrar el Camino, la Verdad, y la Vida de la real  naturaleza humana, el poder que yace más allá de estas limitaciones y que puede hacernos retornar al sendero evolutivo.
Ésta es la razón por la que tanto insistía en que lo siguieran, no que creyeran en él o lo adoraran, sino en que hiciéramos lo que él estaba haciendo para alcanzar la “Vida Eterna”, logrando la inmortalidad a la que teníamos derecho y venciendo así a la muerte.
Debe entenderse, para comprender mejor esto, que si Jehová hubiera clonado a Adán y Eva sin quitarles el don de la inmortalidad y también dotándolos de todos los atributos de los Hombres Primordiales, la raza humana se hubiera desarrollado en la civilización de la Tierra hueca, viviríamos “eternamente” y luego Ascenderíamos como algo natural de la vida.
He remarcado con comillas la palabra “eternamente” porque se trata de una eternidad relativa (para nosotros, que no llegamos a vivir 100 años, 5000 años es toda una eternidad).
En otras palabras, los Hombres Primordiales viven muchos años hasta que llega una especie de “cansancio” o quizás “aburrimiento” (ésta última es una expresión mía) por el plano físico que tiene la consecuencia de una Ascensión automática al Reino siguiente, al Crístico.
Esta Ascensión no es una muerte como la que padecemos los seres humanos, atados a un indefinido ciclo de muertes y encarnaciones, sino la elevación a un Reino Superior.

PREGUNTA: ¿El casamiento de Jesús con María Magdalena se debió a algún un propósito especial?

RESPUESTA: El Maestro necesitaba de una compañera para lograr el Ascenso evolutivo a través de la Magia del amor o Tantra Yoga. Éste es uno de los secretos de la Ascensión que tanto se han esmerado en ocultar y tergiversar, ya que es de importancia vital el manejo de la Energía Sagrada, llamada en oriente Kundalini.
En Egipto, sumado a su tradición esenia, fue iniciado en estos secretos, y esta mujer que se convirtió en su esposa y que participó en los rituales femeninos de expurgación de la “diosa” −los famosos demonios expulsados (roles psicológicos), no por Jesús, sino por su propio mérito y voluntad-, fue  Myriam de Betania, también llamada de Magdala porque nació allí, a quien conoció en la misma congregación esenia.
Su boda ocurrió en Caná, como lo relató Juan, aunque en la Biblia esto aparece oculto y cortado. 

PREGUNTA: ¿Cuál es la verdad sobre los milagros atribuidos a Jesús?

RESPUESTA: Más allá de que, como sabemos, los milagros no existen, sino que detrás de ellos hay explicaciones científicas, lo cierto es que Jesús realizó hechos extraordinarios, como la multiplicación de los panes y los peces, solo que no en la dimensión que falsamente se les ha dado con el propósito de manipular a las masas, distrayéndolas o fanatizándolas.
Las versiones de los “Evangelios” fueron alteradas para generar una visión de “milagros” mal entendidos por desconocimiento de las leyes universales y de los procesos iniciáticos que hace posible a todo ser humano cerca del estado Crístico realizar tales acciones.
La materialización del mencionado alimento que realizó solo ocurrió en pocas ocasiones y tuvo una finalidad más pedagógica o demostrativa que otra cosa.  Su objetivo era la enseñanza para algunos de sus discípulos más despiertos.
Otros “milagros” fueron hechos dentro de un entorno de intimidad y por razones muy concretas. Solo cuando hacía curaciones masivas -que eran algunas-, estuvo rodeado de testigos, ya que los judíos en la Palestina de esa época solo buscaban, en la mayoría de los casos, mitigar su sufrimiento, porque muy pocos querían saber del verdadero Dios-Padre y les costaba concebir un mundo intraterreno.

PREGUNTA: ¿Dónde se encuentran las verdaderas enseñanzas de Jesús?

RESPUESTA: Existe muy poco de su enseñanza en los evangelios conocidos de la Biblia. Frases a menudo cortadas o con cambio de palabras fueron incluidas para que los lectores tengan una interpretación distorsionada de ellas, muchas para ocultar la verdad de su origen, de su mensaje y para poner en boca del Maestro sentencias que les permitieran justificar el culto y la iglesia creados posteriormente en su nombre.
Para rescatar y depurar lo que se sabe de su mensaje, se debiera extraer de Juan lo que enseñó, pero explicarlo bajo un contexto distinto, es decir como un maestro No Judío, que estaba transmitiendo enseñanza esotérica de antiguas tradiciones arias y que hablaba en términos de Ascensión, de retorno al “Paraíso” (a la Tierra hueca), del Reino de los cielos Crístico, de los procesos de iniciación para lo cual era necesario nacer de nuevo –el despertar del Espíritu con el ascenso de la kundalini-, es decir realizar la catarsis o purificación del alma (ser como niños), de la Resurrección como ritual simbólico, no siempre literal, de las alusiones al viaje astral con la ida a los “infiernos” etc., etc.
Para entender este mensaje cortado y dado a medias se debe entrar en la enseñanza hermética y gnóstica que ha sido la que mejor la ha conservado. Mucha parte de este conocimiento se rescató a través del Evangelio gnóstico apócrifo de Tomás; pero es una tarea pendiente de los profesores del Grupo Ruanel ampliarlo y descifrarlo al lenguaje actual.
En realidad, bucear en la historia de Jesús es una tarea ímproba porque existen tantas versiones de la misma como mentes e intérpretes hay, y muchas están basadas en supuestos hechos históricos o pruebas de registros que son fuentes ya distorsionadas. La búsqueda de registros verídicos, por lo tanto, es un total desgaste y lo más probable es que lleven a conclusiones erradas.
Casi todas las versiones son fraudes, modificaciones o trozos sin coherencia en un sentido general y si toda la historia de la humanidad en esta parte del planeta está totalmente contaminada de mentiras -por las deformaciones que han hecho los hijos del demiurgo-, mucho más la suya y la de otros maestros o guerreros de la luz.
Hay que pensar con toda lógica que si logran publicar tantos libros que hablan de él es porque las mentiras que tienen, mezclando  algunos datos verídicos, aumentan más la confusión de los buscadores de la verdad. Y ciertamente los hechos reales –como la Ascensión− siguen tapados para evitar el despertar de conciencia.
Por eso seguir ese camino de buscar por la Red sin tener en cuenta a los que protegen con su vida documentos ocultos o registros esotéricos o herméticos,  es toparse con piedras y abismos insalvables, y es más sencillo entender y percibir intuitivamente quien ha sido y su verdadera intención a la luz de los principios sagrados, abrir el corazón a su enseñanza, que reconstruir los detalles de su vida.
Debemos encontrar las claves de su enseñanza en relación a las Leyes Universales porque “aquello que esté fuera del Espíritu, no es verdadero”.
No obstante, existen ciertos grupos que tienen información oculta de sus enseñanzas y testamentos o datos de su vida, y lo mantienen en reserva esperando sacarlas a la luz cuando las personas estén más abiertas y puedan tolerar la Verdad.
Esta tarea ya comenzó con las publicaciones del Votivum Herméticum en autores como Ramiro de Granada (La Biblia III, Testamento de todos los tiempos, que incluye el Evangelio de Nerón), y Gabriel Silva, con sus muchos artículos y videos.
Estos autores han recibido el visto bueno de los profesores del Grupo Ruanel, y es el motivo por el cual en muchos de mis escritos los cito.

PREGUNTA: ¿Cuál es la verdad sobre la crucifixión de Jesús?

RESPUESTA: Muchos autores, entre ellos Andreas Faber-Kaiser (Jesús vivió y murió en Cachemira) sostienen que el Maestro no murió en la cruz y que vivió hasta la ancianidad. Esto es parcialmente cierto, porque Jesús nunca podía haber padecido este suplicio ya que era protegido por Roma, no solo porque era un ciudadano romano, sino porque muchos funcionarios del Imperio eran sus amigos y también discípulos.
Hay que recordar que Jesús formaba parte del grupo de los Esenios, que eran muy respetados por los emperadores romanos porque tenían los mismos principios éticos. El propio Poncio Pilados era su amigo e incluso discípulo. ¿Cómo iba a lavarse las manos en señal de desentenderse del destino de Jesús?
Si hubo un sacrificio lo fue en el sentido de las iniciaciones como desarrollo progresivo de los siddis (apertura de chakras con los respectivos poderes que esto otorga a los iniciados). Por otra parte, es de sentido común, siendo la Ley del Karma tan inexorable, que para que alguien tenga que sufrir un suplicio tan cruel, como lo es la crucifixión, tiene que tener un terrible karma negativo. Eso de ninguna manera cuadra con Jesús.
Por otra parte, revuelve el estómago  el solo pensar que un “Hijo de Dios” se dejara asesinar de una manera tan despiadada, incluso admitiendo que su sacrificio haya sido un acto de amor, porque no era una acción digna de un Maestro desde ningún punto de vista.
Cuando se logra entender la figura de Jesús como un Primigenio, con una conducta y ética fieles a leyes universales asociadas al honor, la dignidad espiritual, la verdad, la voluntad, el sentido de la guerra interior (y exterior cuando ésta es necesaria para defenderlos), y hasta la misma necesidad de demostrar que en condiciones físicas armoniosas es posible la inmortalidad y posterior Ascensión, se sabe que esto no es congruente con el Jesús torturado en la cruz.
Estos razonamientos se ajustan a lo expuesto en el Evangelio de Nerón, que ya mencionamos que se encuentra incluido en el libro de Ramiro de Granada “La Biblia III”, en el cual se dice que Jesús tenía relaciones amistosas con Roma, y que cuando se presentó ante Pilatos fue por invitación suya, lo cual hacía prácticamente imposible una intervención negativa por parte de los romanos contra el Maestro.
En este mismo Evangelio se explica que Pilatos se lavó las manos para dar fe de que era verdad lo que decía, es decir que Jesús ya no es encontraba en su jurisdicción porque había partido con su esposa y discípulos hacia la Galia y por tanto no podía resolver sobre el pedido que le habían hecho los judíos de que lo detuviera y juzgara por perturbar la paz. En los hechos, y esto también se relata en el Evangelio de Nerón, el propio Pilatos los hizo acompañar de sus mejores soldados como medida de protección.
Con respecto al libro ya mencionado, “Jesús vivió y murió en Cachemira”, no todo lo que dice es cierto, especialmente en lo que se refiere a su muerte y a su tumba, porque el Maestro no murió sino que Ascendió, proceso que no deja ningún cuerpo.
Respecto a esto cabe preguntarse: ¿Cómo puede hablar y enseñar de la Vida Eterna un ser que se deja matar o muere de anciano como si nada?  Y desde ya  que tampoco es cierto su unión marital con la supuesta concubina que le servía.

Un punto importante a aclarar también es la cuestión de los discípulos de Jesús, que eran muchísimos más que los que menciona la Biblia, y que algunos de éstos, como “Petrus” y “el Sicarius” (o Iscariote) eran zelotes rebeldes, que poca afinidad tenían con sus enseñanzas y por lo tanto no fueron muy fieles a ellas, dejándose afectar por los judíos distorsionadores que surgieron para deformar el Cristianismo original, de los cuales el conocido en la Biblia fue Saulo de Tarso.
De todo lo expuesto se concluye que la supuesta traición de Judas era parte de la ficción relatada para justificar la condena -nunca acontecida- del Maestro Jesús.

PREGUNTA: Jesús y María Magdalena tuvieron descendencia?

RESPUESTA: Desde el momento en que los hijos habrían sido una atadura energética (kármica) que hubiera dificultado la Ascensión de ambos, es dable deducir que los ritos de magia sexual que Jesús y su esposa practicaron no generaron ninguna descendencia.
Hay que tener en cuenta que en el Tantra sexual no se fornica, es decir, no se derrama el semen  ni fluidos vaginales), y por eso las probabilidades de concepción son mínimas.
Esto significa, por otra parte, que el Grial no era la descendencia, como algunos sostienen, algo que también Gabriel Silva niega.
Es muy sospechoso que los libros de Dan Brown, los cuales son, dicho sea de paso, burdas copias de la investigación descripta por los autores de “El Enigma Sagrado”, haya tenido tanta popularidad –y apoyo comercial− al punto de que fueron llevados al cine.
Si se lee el libro El Código Da Vinci se podrá ver que los datos que le suministraban a cuenta gotas a los investigadores a manera de claves y acertijos, están de alguna manera marcados de manera indirecta por un tal “Priorato de Sion”, y ese nombre ya tiene demasiado desprestigio como para comerse el cuento de que eran buenos protectores del “Santo Grial”.
En rigor, la idea de la hija de Magdalena o su embarazo fue una historia que servía para justificar un linaje judío inexistente que aspiraba, en una pugna meramente materialista, tener la hegemonía del gobierno mundial.
De ahí vienen los enfrentamientos entre sectores de judíos, católicos y “paganos” asociados a la familia de los Merovingios. Una guerra que solo ha sido por el poder mundano de esta parte de la Tierra.

PREGUNTA: ¿Los Evangelios que conocemos fueron inventados o escritos por la familia Piso?

RESPUESTA: La familia Piso, que probablemente nunca haya existido, como autora de los Evangelios es todo un bulo, perpetrado como una armadura más paga generar información opuesta, concretamente un bocadillo tramposo para los ateos que necesitan justificar la inexistencia del Maestro Jesús.
El propósito de estas supuestas investigaciones fue generar una total incredulidad frente a lo poco que quedó de sus enseñanzas.
Lo que sí hubo fue un grupo de judíos romanizados que durante la decadencia del Imperio Romano manipularon escritos y testimonios orales de algunos de los discípulos y los mezclaron con tradiciones del antiguo paganismo y contaron una historia alternativa del Maestro donde nace de una virgen, lo visitan reyes, realiza una supuesta cena de Pascua, muere y resucita, y otras cosas que nunca hizo.
También modificaron y recortaron textos originales, de testigos verdaderos como Juan, el Evangelista. Este  evangelio  de Juan, era originariamente acertado hasta que ellos hicieron esto.
Existieron muchos escritos perdidos y destruidos. Cuando los descubrieron los incineraron. Pero la enseñanza pasó a las generaciones siguientes.
De lo poco que puede ser rescatado se halla parte de las enseñanzas del evangelio de Juan en un bajo porcentaje, algunos eventos que si sucedieron, pero todo eso debe discernirse, no tomarse todo por cierto.
Lo único que ha servido de apoyo a tal mensaje es la existencia del registro del Evangelio de Nerón, documento protegido por el Votivum Hermeticum y publicado recientemente en la Biblia III, pero en internet no hay datos al respecto.

PREGUNTA: ¿Existe algún rito iniciático que involucre el término “resurrección”?

RESPUESTA: Este término que terminó por tomarse como un hecho físico en la vida del maestro, hace alusión a un ritual transmitido de enseñanzas ancestrales en las cuales se pasan 3 días en estado catatónico con la correspondiente salida del doble etérico o cuerpo astral y se viaja a esta región (que muchos describen como Infierno porque se pasa por el bajo astral) para aprendizaje y efectuar un tremendo ejercicio de autocontrol de los cuerpos sutiles.
Esto corresponde a la apertura de uno de los chakras inferiores, primera iniciación. Esta enseñanza se brindó en Egipto en los antiguos templos iniciáticos.
Transcribo lo que percibió Denyse del Maestro Jesús sobre este asunto porque es muy ilustrativo:
“De los egipcios recibí otra enseñanza mucho más profunda y tuve visiones sobre lo que había hecho en Agharta, mi rito de muerte, y porqué había decidido venir a esta parte del mundo. Eso se empezó a notar entre los maestros egipcios que nos guiaban y llegaron a decir de mí que tenía que ser un nuevo ‘faraón oculto’ para reintegrar y renovar el legado de la enseñanza de los ‘dioses¡. Algunos de ellos fueron ‘llamados¡ a educarme como a un faraón al estilo tradicional y me enseñaron que por ser un hijo de ‘dioses¡, yo debía convertirme en un dios también. Eso fue lo que hicieron, sometiéndome a diversas pruebas y enseñanza y prácticas secretas que yo devoraba rápidamente. Pero también pude trasmitirles parte de lo que en las comunicaciones recibía y a menudo se sorprendían de ello. A medida que avanzaba fui trasladado a templos cada vez más selectos y al final me sugirieron realizar algunos viajes a Oriente (Tibet e India). Con en estos viajes reuní las piezas de mi herencia genética y espiritual, que es la de este planeta y de mis ancestros espirituales”.

¿Quieres la verdad? ¡Pues aquí la tienes! (Parte I)
¿Quieres la verdad? ¡Pues aquí la tienes! (Parte II)
Quieres la verdad? ¡Pues aquí la tienes! (Parte III)
¿Quieres la verdad? ¡Pues aquí la tienes! (Parte IV)
¿Quieres la verdad? ¡Pues aquí la tienes! (Parte V)
¿Quieres la verdad? ¡Pues aquí la tienes! (Parte VI)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s