Los monstruos humanos que gobiernan el mundo (Parte I)

Lista completa de temas

LA ESCALOFRIANTE HISTORIA DE CATHY O’BRIEN
(sobreviviente de la programación MK Ultra) 

Horacio Velmont
Contacto

ADVERTENCIA


En razón de la crudeza del relato y de las imágenes de torturas y sexo explícito que incluyen, se advierte que este material no es apto para los menores de 18 años ni tampoco para los mayores de esta edad que no se hallen debidamente formados.

CATHY O’BRIEN

 

CISCO WHEELER

“Somos programados para creer que nuestros Presidentes son hombres de honor, hombres de gran integridad, cuando en realidad son unos pútridos bastardos, ellos son pedófilos, ellos son adictos a las drogas, ellos practican alta magia, ellos hacen rituales. Ellos no piensan más que en sacrificar la vida de niños pequeños. Ellos no piensan en otra cosa más que en tener disponibles a todos los esclavos para ellos. Eso es lo que ocurre. Ésa es la verdad”. (ex esclava MK Ultra Cisco Wheeler)

“MK Ultra es simplemente la sofisticada aplicación en el cuerpo de lo que se ha hecho siempre a la humanidad” (ex esclava MK Ultra Cisco Wheeler).

La historia de Cathy O’Brien, escrita por ella misma, es el relato de un drama que sería de importancia muy relativa si se tratara de un hecho excepcional, pero resulta que, lamentablemente, no es un caso aislado y demuestra hasta qué punto está podrida nuestra sociedad, empezando por la cabeza. Y ya sabemos por donde comienza a pudrirse el pescado.

Hemos titulado esta nota como “La escalofriante historia de Cathy O’Brien”, pero es porque no hemos encontrado una palabra que realmente exprese los horrores que ha sufrido esta mujer que ha estado en contacto -y ha sido utilizada sexualmente de las formas más indignantes y atroces- por los más altos funcionarios gubernamentales del mundo. Y no solo ella, sino también su pequeña hija Kelly para pedofilia y pornografía.

abuso sexual infantil borrar

¿Puede alguien imaginarse lo que como madre pudo haber sufrido Cathy, que mientras era abusada sexualmente a través de las torturas más atroces escuchaba los gritos que desde la habitación contigua profería su hija a la cual le estaban haciendo lo mismo, o quizás algo peor?

Cathy, por otra parte, era una especie de mensajera del gobierno estadounidense que, además de entregar el mensaje y recibir su respuesta, también entregaba su cuerpo al destinatario para que hiciese con él lo que quisiera, con la única limitación de que no le quitara la vida. Fuera de esto podía abusar de ella de la forma más perversa que se le ocurriera, pues todo estaba permitido.

Tal como está el mundo de podrido, no parecería ser tan dramático el hecho de que una  mujer hermosa y sensual entregue mensajes gubernamentales y de paso se prostituya -aun aceptando el sexo “duro”- con el destinatario como un regalo del emisor. Pero eso era solamente la fachada, porque el drama radica en su preparación previa a estas misiones. Esta preparación, casi difícil de creer, pone los pelos de punta incluso al más insensible.

Por el otro lado, la historia de Cathy pone al descubierto la verdadera podredumbre de quienes nos gobiernan bajo la fachada de ser hombres y mujeres de honor. El poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolutamente.

Es muy sugestivo que los acusados, que como se verá pertenecen a la cumbre más elevada del poder, no han movido un dedo para defenderse de las denuncias, pero ello obedece al simple hecho de que si lo hicieran se hubiera descubierto que lo relatado era realmente la pura verdad. Entonces han optado por ignorarlas. Además, por supuesto, que probablemente no les importe un bledo.

Es prácticamente imposible que con solo leer el escalofriante relato de Cathy sobre lo que le hicieron pueda apreciarse lo que es en realidad el método de control mental MK Ultra, que lleva a la víctima al paroxismo del terror y el sufrimiento. Sin embargo, creemos que se puede tener una somera idea, y es bueno que se la tenga antes de comenzar la lectura, viendo estos videos, con la advertencia de que las imágenes son muy crudas y no aptas para menores o personas no debidamente preparadas.
http://www.slutload.com/watch/Iyj29UjnJuD/Blond-bdsm-slut-gets-wipped.HTML
http://motherless.com/G9765229/96E2B6B

http://motherless.com/G530644C/97023B3

http://www.pornhub.com/view_video.php?viewkey=924402534 

Estos videos, que se encuentran en la Red a disposición de cualquiera (los exhiben como “pornografía” pero es tortura encubierta), dan una pálida idea de lo que es la programación MK Ultra, porque se trata de modelos que las han secuestrado y torturan para filmar su sufrimiento y lucrar con su exhibición, pero solo la retienen a lo más tres o cuatro días (y les pagan muy bien).
En cambio las víctimas MK Ultra son programadas desde que se encuentran en el vientre materno y durante 30 años las torturan -casi diariamente- para crearles diversos compartimentos mentales y utilizarlas en diversas misiones políticas. Alrededor de dicha edad simplemente las matan porque las consideran peligrosas.
Si usted vio los videos, ya podrá comprender perfectamente el relato de Cathy en toda su intensidad, especialmente si tiene en cuenta que no se trató de un hecho aislado, sino que fue sometida a este tipo de tortura extrema en forma reiterada,  a fin de quebrar y controlar su mente mientras estuvo al servicio (forzado) del gobierno de Estados Unidos. Lo más alucinante de todo es que su preparación comenzó, como ya señalé, desde que estaba en el vientre de su madre.
Hay algo que aclarar, y es que como se trata de esclavas sexuales de alto vuelo (“modelo presidencial”), las misiones políticas de mensajeras van acompañadas de servicios sexuales al destinatario, como una especie de regalo o presente.
Esto, que parecería no tener ninguna trascendencia, sí lo tiene si se piensa que dichos destinatarios son depravados y el sexo lo practican con torturas de todo tipo.
Es obvio que la mensajera tiene que estar dispuesta y muy bien preparada para que la torturen salvajemente incluso hasta el límite mismo de la muerte. Esto es la programación MK Ultra. ¿Se entiende?

Muchas modelos presidenciales han sucumbido por asfixia, porque una de las depravaciones de los destinatarios es el sexo oral que no le permite respirar hasta que no se retire el pene. Están preparadas para resistir sin respirar entre tres y cinco minutos, lo que da una idea de lo alucinante que es la programación.
Una advertencia necesaria: las torturas bajo el disfraz de pornografía que se ven en la Red dan la impresión de que la modelo ha aceptado voluntariamente lo que le hicieron, es decir que ha prestado libremente el consentimiento, pero se trata de un truco porque la obligan, bajo amenaza, a fingirlo.  Quien lo desee comprobar puede acudir a este link:
EL CALVARIO DE ANGIEKITANA
https://horaciovelmont.wordpress.com/2014/11/12/la-mafia-del-bondage/ 

¿Qué es lo que hicieron en definitiva con Cathy? Pues la transformaron en un robot humano para que obedeciera órdenes. Mediante la hipnosis esto es posible. Pero no estamos hablando de la hipnosis de salón, sino de otro tipo de hipnosis, la que va acompañada de drogas y torturas extremas. El desmayo por asfixia, por ejemplo, era algo casi de rutina.

 

https://dianeticaycienciologia.wordpress.com/2015/01/05/la-ciencia-de-la-mente-ilustrada-parte-i/

Para comprender por qué esto es posible en los seres humanos hay que conocer los descubrimientos realizados por L. Ronald Hubbard sobre la mente, especialmente difundidos en su libro “Dianética, la ciencia moderna de la salud mental”, cuya primera edición data de 1950. 

El sistema de control mental conocido como MK Ultra es una aplicación empírica de los descubrimientos de Hubbard. Para que se entienda, basta imaginar a un pianista que toca de oído y un pianista que toca basado en una partitura porque ha estudiado música. Ambos pueden ejecutar la misma melodía, pero el que sabe verdaderamente lo que está haciendo es el segundo. El método MK Ultra es el primero, es decir el que toca de oído. Obviamente.

Para hacer más fácil la comprensión, sépase que mediante el hipnotismo se pueden dar órdenes a un sujeto de modo que obedezca a un determinado tipo de restimulador. Y de esta forma se pueden implantar en la mente varios compartimientos aislados cuyo contenido el sujeto ignora, y cada uno con un restimulador específico solo conocido por el programador. 

De esta forma el sujeto programado puede tener múltiples personalidades que surgirán cuando el programador toque el “botón” (restimulador) adecuado. 

¿Por qué mencionamos el dolor como factor principal de este tipo de hipnosis? Simplemente porque el dolor, tanto físico como emocional, profundiza el trance hipnótico y hace más compulsivas las órdenes. Esto significa que una vez que el programador activa con el restimulador adecuado la orden contenida en el sujeto, éste la cumplirá indefectiblemente, no recordando después lo que hizo en estado de trance.

BRICE TAYLOR JUNTO A SUS AMOS MK ULTRA

Piénsese en este momento qué tipo de personalidad perversa puede ser alguien que utilice un sujeto, así programado, para sus propios fines. Y más tratándose de una mujer. Éste es el caso de Cathy O’Brien y muchas otras esclavas sexuales, como Cisco Wheeler, Arizona Wilder y Brice Taylor, entre las más conocidas.

Antes de proceder al relato de Cathy O’Brien considero de suma importancia la lectura de la opinión de Rafapal sobre su libro porque da la pauta de lo que revela la historia que cuenta, especialmente porque es de primera mano.
http://www.rafapal.com/?p=6601

“Trance-formation in América”: el libro definitivo sobre Mind Control, tráfico de drogas, pederastia y satanismo entre la “élite”
Hay, por lo menos, una persona en este Planeta a quien besaría los pies: esa persona se llama Cathy O’Brien, esclava sexual MK Ultra desde que era un bebé, utilizada como espía y correo en el tráfico de drogas por los presidentes de los Estados Unidos Gerald Ford, Bill Clinton, George Bush y Ronald Reagan y la mujer que escribió, junto a la persona que la “desprogramó”, su marido Mark Philiphs, el libro “Trance-Formation in América” en el que cuenta toda su historia.
Tanto me impresionaron sus vídeos la primera vez que los ví que hace dos años y pico intenté que se publicara en España esta espeluznante autobiografía: sin duda alguna, el relato más escalofriante de la historia del Ser Humano. Ejercí de intermediario entre la editorial La esfera de los libros y la reseñada pareja, hasta el punto en el que el acuerdo estaba cerrado. En el último momento, los responsables de la editorial, conscientes del tamaño de las acusaciones que Cathy realizaba, pidieron consejo a sus abogados que, finalmente, decidieron no publicarlo.
 Para que os hagáis una idea del contenido de este libro, ésta es la primera frase: “Mi pedófilo padre, Earl O’Brien, se jacta de que sustituyó el pezón de mi madre por su pene poco tiempo después de que hubiera nacido”.


Pedófilo, satánico, torturador: el senador Byrd estará en el infierno por eones (murió este año).
Las páginas que siguen constituyen, como digo, el relato más crudo de la “Élite” que nos gobierna, puesto que el padre de Cathy vendió su hija al senador Byrd para que hiciera de ella una esclava programada MK Ultra y a su vez la prostituyó y la hizo casarse con varios pedófilos ligados a la Élite y el tráfico de drogas. Cathy fue programada con diferentes personalidades mediante las cuales realizó labores de “correo” en el tráfico de drogas y esclava sexual para senadores, vicepresidentes y presidentes de los Estados Unidos Méjico y Canadá como Gerald Ford, Pierre Troudeau, Dick Cheney, George Bush Sr, Bill Clinton, Brian Mulroney, Miguel de la Madrid o Salinas de Gortari, entre otros muchos. El libro es tan fuerte que os iré hablando de él en los próximos meses pero lo realmente importante son las consecuencias de la información que Cathy, una vez desprogramada, revela, directamente de las fuentes, porque ella recibió mensajes en clave y asistió a reuniones donde estos psicópatas decidieron guerras y tráfico de drogas, antes de violarla y realizar sobre ella todo tipo de torturas. Por poneos solo un ejemplo, aquellos que seais seguidores de “Los Simpson”, el capítulo en el que Bart es capturado por el malvado millonario Burns y es obligado a “jugar” a un juego en el que tiene que escapar de los perros que le persiguen está basado en uno, real, llamado “The most dangerous game” (El juego más peligroso) en el que el psicópata de turno, subido en un helicóptero, tiene los mandos. Dick Cheney es un adicto a este juego, además de al bestialismo y la zoofilia. Ya que estamos, os cuento que los presidentes de los Estados Unidos tienen sus propios pornógrafos (Larry Flint, de la revista Hustler es uno de ellos) y graban películas porno con los niños que tienen por esclavos (Cathy y su hija Kelly, nacida en 1980 y todavía en manos de estos psicópatas protagonizaron algunas películas). De la lectura del libro (y otras cosas que he leído), deduzco que la industria pornográfica fue desarrollada por la CIA y que tanto Hugh Heffner (revista Playboy) como Larry Flint (Hustler) son programadores mentales al servicio de esta gente, al tiempo que proveedores de esclavas sexuales. Podéis estar seguros que las chicas que acompañan al magnate judío Heffner no tienen conciencia de sí mismas y, simplemente, actúan del papel que las han programado.

Violador, satanista y traficante: Senador Traficant                         Violador, satanista y traficante: Senador Traficant

Las esclavas sexuales (y esclavos, porque esta gente son bisexuales) son creados desde la infancia, por medio de la tortura sistemática y auspiciada por psicólogos especializados en guerra psicológica, como el general Michael Aquino, satánico fundador de la iglesia de Seth.

General Aquino, inspiración para el personaje de Los Monsters
General Aquino, inspiración para el personaje de “Los Monsters”

 Como he explicado en más ocasiones, esas torturas crean una disociación cognitiva que redunda en una personalidad múltiple, logrando convertir a esos seres humanos en los esclavos sexuales perfectos, no sólo para satisfacer sus desviaciones sexuales, sino para actuar de “correos”, evitando así que puedan ser involucrados en algunos de sus muchísimos negocios sucios (tráfico de drogas, de niños, de armas, torturas, esclavitud). Y esto lo cuenta, insisto, en primera persona y con todo tipo de detalles la “Presidential model” (Modelo presidencial, es decir, esclava sexual del Presidente), Cathy O’Brien.

Marilyn Monroe, primera esclava presidencial MK Ultra y sex symbol programado

La cosa se pone interesante cuando nos enteramos de que la primera “Presidential Model” fue una tal Marilyn Monroe (originariamente, Norma Jean, víctima de abusos sexuales cuando era niña y depresiva, además de muy inteligente) que, además, casualidades de la vida, FUE LA PRIMERA PORTADA DE LA REVISTA PLAYBOY.
 Y aquí es cuando Rafapal, con vuestro permiso, empieza a conectar piezas del puzzle. Si el fenómeno del “sex symbol” comienza con Marilyn y la bella asesinada fue una esclava sexual, utilizada como correo y para espiar al presidente JFK y su hermano Bob, entre otros, es que todo el fenómeno de las sex symbol y las modelos en general, responde al mismo propósito. Aquí nos acordamos del papel que tuvo la alemana Marlene Dietrich durante la Alemania nazi, verdadero precedente de este arquetipo de “diosa del sexo inalcanzable, ligada a la élite”! (y bisexual, por cierto). Sabiendo como sabemos que los nazis se fueron a trabajar a Estados Unidos al acabar la guerra, encontramos la conexión entre una y otra, y lo ligamos con otras dos novias del satanista y correligionario de Aquino, Anton Levay, que sumamos a Marilyn Monroe, las también starlettes, Zsa Zsa Gabor (recientemente fallecida) y la exuberante Jane Mansfield.
A la derecha, junto a Aquino y Samy Davis, Levay, novio y posible programador de Marilyn y Zsa Zsa Gabor
                                  A la derecha, junto a Aquino y Samy Davis, Levay,
novio y posible programador de Marilyn y Zsa Zsa Gabor

Seguimos buceando por el arquetipo de sex symbol y nos encontraremos con diosas criadas desde la infancia en el show bussiness, comenzando por Liz Taylor, siguiendo por Bo Dereck (programada, al igual que Linda Evans y Ursula Andress por John Dereck) y más modernamente, gente como Liv Tyler y Angelina Jolie. Estas últimass tienen una característica en común: no conocieron a su padre hasta que fueron mayores, y ambos, el cantante de Aerosmith (Steven Tyler) y el actor Jon Voight (famoso por protagonizar la película “Cowboy de medianoche” en la que hacía de prostituto), con bastante seguridad han formado parte de las estrellas del show bussiness con conexiones con el satanismo.
Cathy estuvo casada con una estrella de la música country, llamado Alex Houston, y en el curso de su vida dentro de esas logias satanistas pudo comprobar cómo una cierta parte de la industria de la música country (con centro en Nashville) tenían conexiones con el mundo de la droga y el satanismo. (Una conexión entre droga y música que se confirma en el libro “Mr Nice” que os contaré otro día).

Alex Houston, programador MK Ultra de Cathy
                                     Alex Houston, programador MK Ultra de Cathy

A lo que voy es que las características de un programador mental son muy aptas, por lo visto, para las personas con dotes teatrales, de ahí que gente como Bob Hope o el cantante country Kris Kristofferson sean programadores MK Ultra. Este último, todavía cantando profesionalmente, es un pájaro absolutamente deleznable y violó a la niña Cathy de manera salvaje. Hace ya tiempo que os conté las conexiones del cantante de “Mamas and the Papas”, John Philips, con MK Ultra y también os conté que su hija fue su pareja durante una docena de años. Evidentemente, estaba programada y había sido violada desde niña, no me extrañaría nada, nada, que ese caso se repitiera en los que os cuento a continuación.
 El caso de Angelina Jolie es prototípico de una esclava sexual, pues ejerce de “embajadora de buena voluntad de la Élite”, además de haber sido invitada al CFR. Su matrimonio con Brad Pitt estoy por asegurar que fue programado (al igual que los de Cathy) por su “propietario”. Jolie es un juguete en manos de la Élite y una herramienta para tener controlada a la población femenina.
 Más claros todavía son los casos de Madonna (que comenzó en la industria del porno, como Marilyn y Cathy), Britney Spears, Christina Aguilera, Kylie Minogue, Shakira o Lady Gaga: simplemente con revisar sus vídeoclips, como he hecho en más de una ocasión, encontramos elementos satánicos, que nos llevan a la indefectible conclusión de que son esclavas sexuales, absolutamente programadas con el fin de manejar a la población femenina que la tenga como referentes. La niña de ET, Drew Barrymore, hija de otro actor, es otra candidata. (Al igual que la mayor parte de hijos e hijas de actores pues la industria misma del espectáculo es un coto vedado de los satánicos).

            Kris Kristofferson, destacado satanista, pedófilo y programador MK Ultra

De la lectura del libro, se extrapola la conexión entre la industria de la pederastia (y la pornografía) con el satanismo, con las diferentes iglesias (católica, mormona, protestante) como directoras de todo este concierto. Cathy se refiere en todo momento a su programación católica-jesuita como origen de todo su trauma y tanto sus primeros programadores (su padre, su primer marido, y su propietario, el congresista Byrd) como los siguientes (Reagan, Cheney, Bush) se declaran cristianos practicantes y, por lo visto, y esto es lo importante, tienen en sus confesores eclesiásticos, a las personas que, a su vez, los controlan. Cathy se hizo (o le obligaron a hacerse) mormona, identificando esta secta como una de la grandes programadoras. La conexión de la secta de Charles Manson (asociado al director de cine, Roman Polanski) con la iglesia mormona nos pone en el camino correcto para identificar quién está detrás de todo este invento. Mi veredicto es claro: NO EXISTE UN PROBLEMA DE PEDERASTIA, AISLADO, EN LA IGLESIA CATÓLICA SINO QUE ESTOS CURAS FORMAN PARTE DE UNA COMPLEJA RED DE SATANISTAS QUE UTILIZAN A LOS NIÑOS EN SUS CEREMONIAS Y PARA ROBARLES SU PODER.
Por otro lado, la intuición que os revelé hace tiempo sobre que la capacidad de mentir de los políticos viene dada por las relaciones sadomasoquistas y pederastas que mantienen se ve corroborada por este libro. Os puedo asegurar que la mayor parte de los políticos, grandes empresarios y altos cargos de la iglesia y la sociedad del espectáculo en todos los países participan en estos rituales y protagonizan este sexo depravado. Ese es su gran secreto y el origen de su “Poder”.

¿Más cosas? La lesbiana Hillary Clinton se volvía loca por la vagina de Cathy, a quien le habían creado una incisión simbólica que era como una doble vagina, su “marido” Bill, bisexual también, es un adicto a la cocaína, y Dick Cheney y George Bush padre, a la heroína (este último sólo folla con niños). Cathy dice haber visto realizar “trucos” de transformación reptiliana al propio George Bush, Ronald Reagan, Dick Cheney y Miguel de la Madrid, aunque ella lo explica mediante un “truco holográfico”.
También me parece importante destacar que la programación (mediante la misma psicología conductista que descubrieron Skinner o Paulov de asociación de un estímulo, en este caso, violación o descargas eléctricas con un mensaje o personalidad) que sufrió Cathy utilizaba tanto la religión católica a través de versículos de la Biblia, como discursos de Kennedy o diálogos de El Mago de Oz o Peter Pan, entre otros éxitos de Walt Disney. Otro día profundizaré por aquí porque tiene tela y es preciso explicar la psicología conductista para entenderlo.
¡Ah, por cierto, y le hacían escuchar, para emparanoiarla más de que no podría escaparse: “Eye in the sky”, de Alan Parsons Project (hace tiempo que sospechaba de esta canción). En concreto, eran Bush y Cheney los que le decían que todo lo podían ver a través de su tecnología (obviamente, hablaban de HAARP).
Podría seguir y no parar, el libro, como véis, sería número uno en ventas si alguna vez se publicara en alguna gran editorial.
 Son tales las extrapolaciones que puedo hacer de este libro que os las iré contando a lo largo de estos meses. De momento, os dejo con él. Si alguien, en algún país, se atreve a publicar este libro en papel, hará un gran servicio a la Humanidad porque dejará a esta panda de psicópatas completamente expuestos ante la Verdad.
 De momento (sólo para los muy valientes) os dejo con la versión en español. La primera parte es la introducción a cargo de Mark Philips. Lo realmente fuerte empieza en la página 40. Tened una cerveza a mano, os lo aconsejo.

Nota: Quien desee leer la introducción de Mark Philips puede acudir a este link:

http://www.mediafire.com/view/w7iz5nea1pb6jng/TRANCE-formacion-de-America.pdf 

 EL RELATO DE CATHY O’BRIEN

El  control  mental  es  absoluto.  Bajo  el  Proyecto  Monarca  del  MK-Ultra  basado  en  el  control mental mediante el trauma, perdí el control de mis propios pensamientos del libre albedrío – No se me ocurría ninguna pregunta, razón o comprensión consciente – sólo podía hacer exactamente lo que me veía obligada  a  hacer.  Los  que  controlaban  mi  mente,  y  en  última  instancia,  mis  actos,  afirmaban  ser “extranjeros”,  “demonios”  y  “dioses”.  Pero  esta  es  mi  experiencia,  estos  perpe-traidores controladores del Nuevo Orden  Mundial  estaban-están completamente obligados por  las  limitaciones humanas, a pesar de sus tácticas de terror con reclamos e ilusiones. Las verdaderas leyes de la naturaleza, y las mismas leyes de los hombres, de hecho, se les aplican a ellos. Mientras era manipulada por mi religión, mis instintos maternales, y mi genuina preocupación por la  humanidad  – nunca estuvieron  en  “posesión”  de  mi ser  innato.  Podían hacerme  uno de  ellos.  Nunca tuvieron en cuenta la fuerza del espíritu humano. Ni siquiera sabían que existía. Pregunta por qué.


 

Mi  nombre  es  Cathleen  (Cathy)  Ann  O’Brien,  nacida  el  04/12/57  en  Muskegon,  Michigan.  He preparado este libro para vuestra revisión y edificación de una herramienta poco conocida que “nuestro” gobierno de Estados Unidos está encubriendo, de manera ilegal, y utilizando anticonstitucionalment para implementar  el  Nuevo Orden  Mundial (Un  Gobierno Mundial).  Esta  bien  documentada  herramienta  es una sofisticada y avanzada forma de modificación de la conducta (lavado de cerebro) más comúnmente conocida  como  CONTROL  MENTAL.  Mi  conocimiento  de  primera  mano  de  esta  técnica  de  Guerra Psicológica del Gobierno de EEUU TOP SECRET proviene de mi experiencia personal como “Modelo Presidencial” y esclava del control mental de la Casa Blanca.
Gran parte de la información incluida aquí ha sido corroborada y validada mediante los valientes y valerosos miembros “limpios” que aplican la ley, científicos y agentes de las comunidades de Inteligencia familiarizados con este caso. Estos esfuerzos individuales me han ayudado a entender y corroborar lo que pasa  después  de  una  vida  de  sistemática  tortura  física  y  psicológica  orquestada  para  modificar  mi comportamiento  a  través  del  control  total  de  mi  mente.  Algunos  de  estos  valientes  individuos  son empleados por el sistema que me controla y viven con el miedo a perder el puesto de trabajo, la familia o la vida. Han llegado tan lejos como atreverse a denunciar, en vano, públicamente esta herramienta de los ingenieros del  “Nuevo Orden  Mundial”.  Este libro  es  un esfuerzo  de  base  para  solicitar y  conseguir  el apoyo público y privado de los defensores de los derechos humanos, autores reconocidos y respetados en América para exponer esta invisible amenaza personal y social. Esto se puede hacer con la cooperación bien organizada, los ciudadanos con pasión por la justicia, que han expresado su interés en la restauración de nuestra  Constitución y  en tomar  de  nuevo América.  Esta  copia que  tienes  en  las  manos tiene como objetivo ayudarte a llevarlo a cabo.
Aunque  estas  páginas  han  sido  condensadas  para  su  rápida  lectura,  hay  literalmente  miles  de archivos  de  documentación  que  apoyan  gran  parte  de  los  informes  que  presento.  Gracias  a  que  estos dedicados  individuos  encontraron  un  medio  más  inteligente  de  manipular  el  sistema  que  los perpetradores, los documentos a que me refiero fueron desclasificados ¡por el derecho de publicación de la fuente!
Es mi  respeto patriótico  hacia los principios  de verdad,  justicia, y libertad  en los  que  en última instancia fueron fundados los Estados Unidos lo que me obliga a exponer las motivaciones de dominación mundial de aquellos que tienen tomado el control de nuestro gobierno , comúnmente conocido como el gobierno  en  la  sombra.  Tomando  de  nuevo  América  AHORA,  podemos  mantener  la  integridad  de  la historia de nuestro país y la detención del curso de su futuro destinado a ser reconocida a nivel mundial por  las atrocidades  del control  mental  desencadenadas  sobre la  humanidad  que,  literalmente,  empiezan donde Adolf Hitler las dejó. La versión de Hitler de dominar el mundo que él llamó en 1939 el “Nuevo Orden  Mundial” se  está  aplicando actualmente  a  través de  tecnologías avanzadas  como,  entre  otros,  la ingeniería genética de control mental por los que tienen el control América. El senador Daniel Inouye, (D. HI) habló sobre las operaciones de este gobierno secreto ante un subcomité del Senado y lo describió tal como  “…  un  gobierno  sombrío  con  su  propia  Fuerza  Aérea,  su  propia  Armada,  su  propio  mecanismo suministrador de fondos, y la capacidad de llevar a cabo sus propias ideas de interés nacional, “liberado de todos los pesos y contrapesos y librado de la propia ley”.


La  experiencia  de  mi  principal  abogado  defensor  y  experto  desprogramador,  Mark  Phillips, desarrollada a través  de su  conocimiento del Departamento  de Defensa  de EEUU,  del “Top Secret” en cuanto  a  la  búsqueda  e  investigadores  del  control  mental,  fue  la  responsable  de  la  restauración  de  mi mente  para  un  funcionamiento  normal.  Como  resultado,  he  recuperado  los  recuerdos  relacionados  con este  texto,  y  los  de  haber  sobrevivido  a  la  terrible  experiencia,  habiendo  llegado  a  este  punto  de frustración enorme. En 1988, a través de una serie de eventos brillantemente orquestados, Mark Phillips me rescató  a mí  y  a  mi hija  de 8  años, Kelly,  de  nuestra existencia  de control-mental  y  nos llevó  a la seguridad de Alaska para la rehabilitación. Fue allí donde comenzó el tedioso proceso de desenredar mi amnésica mente  para recordar  conscientemente lo  que  supuestamente  tenía  que olvidar.  Muchos  en los E.U. y también gobiernos secretos extranjeros y reputaciones personales habían apostado en la creencia de  que  no  se  podía  ser  desprogramado  y  rehabilitado  para  no  revelar  con  precisión  las  actividades criminales encubiertas y perversiones en las que Kelly y yo nos vimos obligadas a participar, sobre todo durante  los  gobiernos  de  las  Administraciones  Reagan  /  Bush.  Ahora  que  he ganado  el  control  de  mi propia mente, lo veo como mi deber, como madre y patriota americana para ejercer mi conseguida libre voluntad de exponer las atrocidades del control mental que mi hija y yo tuvimos que soportar a manos de los que  tienen  el  control  de  nuestro  gobierno.  Este punto  de  vista  personal desde dentro  de  La  Caja  de Pandora  incluye  una  aguda  percepción  de  la  forma  de  control-mental  que  se  está  utilizando  para aparentemente  implementar  el  Nuevo  Orden  Mundial,  y  un  conocimiento  personal  de  QUIEN  son algunos  de  los  llamados  “intelectuales”  que  están  detrás  de  este  mundo  y  el  esfuerzo  por  dominar  la mente.
La  mayoría  de  los  estadounidenses  con  edad  suficiente  para  recordar  recuerdan  exactamente dónde estaban y qué estaban haciendo cuando el presidente John F. Kennedy fue asesinado. Su asesinato traumatizó a la nación y proporcionó un ejemplo de cómo la mente humana registra fotográficamente los acontecimientos que rodean el trauma. Los traumas que rutinariamente soporté durante mi victimización del control-mental me proporcionaron la flexibilidad para recuperar mi memoria con el detalle fotográfico con  el  que  fueron  grabados.  Las  citas  directas  que  he  incluido  en  las  páginas  siguientes  representan eventos cuidadosamente seleccionados, y son textuales. Pido disculpas por las obscenidades expresadas, pero era necesario para mantener la integridad de las declaraciones y reflejar con precisión el carácter de los personajes.
Yo  todavía  tengo  la  libertad  de  decir  lo  que  pienso,  mi  hija  Kelly,  de  17  años,  no  es  tan afortunada.  Kelly  aún  no  ha  recibido  rehabilitación  para  su  destrozada  personalidad  y  joven  mente programada. La sofisticación de alta tecnología de los procedimientos del Proyecto Monarca basado en el trauma del control mental, que tuvo que soportar, literalmente desde su nacimiento, según los informes, requiere atención calificada muy especializada, con el fin de ayudarla con el tiempo a obtener el control de su mente  y  su vida.  Debido  al  poder político de  los abusadores, todos  los esfuerzos para  obtener  su derecho  inalienable  a  la  rehabilitación  y  conseguir  justicia  han  sido  bloqueados  con  el  pretexto  de  la llamada  “Seguridad  Nacional”.  Como  consecuencia,  Kelly  sigue  sin  tratamiento  bajo  la  custodia  del Estado  de  Tennessee,  una  víctima  del  sistema,  de  un  sistema  controlado  y  manipulado  por  nuestros abusivos “Líderes” gubernamentales – un sistema donde las formas estatales no permiten informes TOP SECRET  de  abusos  militares  –  un  sistema  que  existe  debido  al  financiamiento  federal  dirigido  por nuestros perversos y corruptos  abusadores en  Washington,  D.C. Ella sigue siendo una  detenida  política bajo la custodia del Estado de Tennessee en este momento, a la espera y sufriendo!
Violaciones  de  las  leyes  y  de  los  derechos,  tácticas  de  intimidación  de  Guerra  Psicológica, amenazas a  nuestra  vida,  y  varias  otras prácticas  de  contención de  los  daños causados  por  la  CIA que hasta ahora han tenido lugar sin obstáculos y sin control debido a la Ley de Seguridad Nacional de 1947 y la  Enmienda  de  1986  del  mismo  Reagan,  que  permite  a  quien  tiene  el  control  de  nuestro  gobierno censurar y / o encubrir a cualquiera que quieran. Ahora, con nuestro país libre de amenazas externas como consecuencia de la  caída  de la  Unión  Soviética, nuestra “prensa libre” nos informa,  pero  a través de la censura.  Este  hecho  por  sí  solo  debería  liberarnos  para  perseguir  justicia,  pero  no  es  así.  Por  favor, pregunta por qué.
He aquí el propósito de entregar este libro en este momento. Después de siete largos años de estar injusta y dolorosamente separada de mi hija, mientras que los abusadores han tenido pleno acceso a ella a través de un sistema corrupto y manipulado, es mi ferviente esperanza e intención el solicitar la ayuda de ustedes  en  forma  de  asesoramiento,  conocimientos,  y  protesta  pública  sobre  este  problema  tan solucionable.
No pude evitar los traumáticos abusos del control-mental sufridos  por Kelly debido a mi propia victimización, sin embargo, depende de mí el exponer la verdad y contar con la ayuda que el Tribunal de Menores le ha impedido buscar. Dedico este libro a Kelly, y todas las demás personas como ella, a todos los  americanos  inconscientes  de  las  atrocidades  del  control-mental  que  dominan  este  país.  Lo  que  los norteamericanos no  saben es que  les están  destruyendo  desde dentro.  El  conocimiento  es nuestra única defensa contra el control-mental. Es hora de DESPERTAR y armarnos con la verdad, restaurar los valores constitucionales de la libertad y la justicia para todos, haciendo cumplir, con carácter retroactivo, la 13ª Enmienda, y reconquistar América!

CAPÍTULO I  

MI INTRODUCCIÓN A LA HUMANIDAD

El pedófilo de mi padre, Earl O’Brien, presumía que él había empezado a sustituir su pene por el pezón  de  mi  madre  poco  después  que  yo  naciera.  Mi  multgeneracionalmente  maltratada  e  incestuosa madre, Carol Tanis, no protestó por sus perversas acciones debido a que (al parecer) había sufrido abusos similares  de  pequeña,  lo  que  le  llevó  a  adquirir  el  Desorden  de  Personalidad  Múltiple  (DPM)  (1).  El primer recuerdo que pude recuperar fue que no podía respirar debido a que el  pene de  mi  padre  estaba metido dentro de mi pequeña garganta. Sin embargo, yo no podía diferenciar el semen, de la leche de mi madre. No recuerdo haberlo pensado, pero supe a través de la educación que este temprano abuso sexual había  distorsionado  mis  primitivos  conceptos  de  la  alimentación,  la  respiración,  la  sexualidad  y  la percepción de los padres.
Recuerdo que cuando era un bebé no podía correr (apenas sabía caminar) hacia mi madre en busca de  la ayuda  que  ya mis  instintos demandaban.  Entre  sollozos, tragando  saliva,  mi terror  aumentaba  al intentar aclarar la garganta del semen de mi padre y coger un poco de aire. Mi madre finalmente llegó a mi  lado.  En  vez  de  consolarme,  me  acusó  de  tener  una  pataleta  y  de  “contener  la  respiración”.  Ella respondió lanzándome un vaso de agua fría en la cara. Me sorprendió! A medida que el agua salpicaba mi cara,  sabía  que  ella  no  me  ayudaría  y  que  dependía  de  mí  misma  para  salvarme.  Automáticamente desarrollé el Desorden  de Personalidad  Múltiple. Yo era,  por supuesto,  demasiado  joven para  entender lógicamente que lo que mi padre me hacía estaba mal.     Acepté  su  asfixiante  abuso  sexual  como  una  parte  normal  y  natural  de  la  vida  familiar,  y  me separé en otra personalidad para poder luchar contra el dolor y la asfixia para satisfacer sus perversiones. Así que, como criatura, me disocié del abuso de mi padre. Yo era totalmente incapaz de recordar su abuso sexual,  incluso  en  su  presencia,  hasta  que  veía  o  sentía  su  pene.  Entonces  el  terror,  que  era  lo  que condicionaba mi respuesta, desencadenaba el acceso a la parte de mi cerebro que previamente soportaba el trauma,  recordaba el abuso  y  sabía cómo  tratar  con él. Esta parte  de  mi  cerebro se  convirtió  en una personalidad propia, que pertenecía a mi padre, que él alquilaba y luego vendió al Gobierno de EEUU, como se explicará en detalle en las páginas siguientes.
Otras partes de mi mente condicionada trataban con otros abusadores, abusos y circunstancias. Mi padre  era  (según  han  revelado  mis  propias  investigaciones)  al  parecer,  hijo  de  un  incesto multigeneracional de una pobre, grande, y horriblemente disfuncional familia. Su madre se ganaba la vida como prostituta con los leñadores locales, después que su padre muriera cuando él tenía dos años de edad. Los hermanos y la hermana de mi padre eran ritualmente abusados sexualmente (a escondidas) igual que él.  Al  crecer  fueron  drogadictos,  prostitutas,  vagabundos  callejeros  y  pedófilos  que  también  abusaban sexualmente de mí y  de mis hermanos y hermanas. Desarrollé  más personalidades divididas para hacer frente a los traumas de estas relaciones tortuosas.
La  disfuncionalidad  de  la  familia  de  mi  madre  también  parece  multigeneracional,  pero  de  una clase  socioeconómica  algo  más  alta.  Su  padre  era  propietario  de  un  edificio  ocupado  por  una  Logia Masónica Azul, y logró dirigir, con su madre, la distribución comercial de una cerveza local después de terminar su carrera militar. Juntos abusaban sexualmente de mi madre y de sus tres hermanos, que a su vez abusaron sexualmente de mí.     Mi familia y yo fuimos a menudo a acampar en la vasta superficie desértica circundante a la Logia Masónica de mi abuelo en Newaygo, Michigan. Grandes acantilados conocidos como “The High Banks” (“Los  Bancos  Altos”)  sobrepasan  el  río  White  que  fluye  a  través  de  su  propiedad,  que  es  donde montábamos  nuestras  tiendas.  Los  hermanos  de  mi  madre,  el  tío  Ted  y  el  tío  Arthur  Tanis  “el Bombardero”, a menudo nos acompañaban y abusaban sexualmente de mi hermano y de mí.
Fue en la temporada de caza de ciervos, en las inmediaciones de noviembre de 1961, cuando mi padre llevó  a  la  familia  de camping a “Los Bancos Altos” a  cazar  con mis tíos.  Una  noche,  en que mi hermano y yo estábamos siendo pasados sexualmente alrededor de la hoguera para satisfacer perversiones pedófilas, un cazador perdido tropezó con nuestro campamento. Mi padre le disparó cuando trató de huir corriendo,  las  detonaciones  del  rifle  me  perforaron  el  cerebro  y  fragmentaron  aún  más  mi  mente.  Me quedé aturdida en un tránsito disociativo, mientras mi madre recogía metódicamente el camping, mi padre y mis tíos se deshacían del cuerpo.
Tal y como mi padre nos alejaba de la escena del crimen, fuimos detenidos por varios cazadores que habían bloqueado la carretera en un intento desesperado por encontrar a su compañero desaparecido. Describieron  al  hombre  asesinado  por  mi  padre,  y  dijeron  que  habían  oído  disparos.  La  realidad  se interpuso en mi  tránsito disociativo, y empecé a gritar y llorar histéricamente hasta que ya no sabía por qué estaba llorando.
Mi tío Ted (2) pronto se convirtió en un vagabundo indigente. El tío “el bombardero” murió pocos años después de alcoholismo en sus cuarenta y pocos años. Y mi padre se convirtió en alguien mucho más conectado, financiera y políticamente.
El hermano mayor de mi madre, el tío Bob, fue piloto en la Inteligencia de la Fuerza Aérea y con frecuencia  presumía  de  trabajabar  para  el  Vaticano.  El  tío  Bob  también  se  dedicaba  a  la  pornografía comercial, producía pornografía infantil para la Mafia local de Michigan, lo que nos lleva de vuelta al rey del porno de la mafia y representante de EE.UU., Jerry Ford. Me separé en más personalidades solo para poder lidiar con mi tío Bob, sus “Amigos” y el perverso negocio que compartía con mi padre.
La educación de sexto grado de mi padre le había merecido un puesto de trabajo como buscador de gusanos  para los pescadores deportivos locales.  Cuando yo tenía  seis años  de edad, sin embargo,  la explotación  pornográfica  de  mi  hermano  mayor,  Bill,  y  la  mía  le  habían  proporcionado  ingresos suficientes para  mudarse  a una casa más grande  ubicada en las  dunas de  arena  de  Michigan. Mi padre estaba en casa. Los turistas y los traficantes de drogas que  cubrían la orilla oriental del lago Michigan, además, complementaban su renta pagando por sexo perverso con nosotros, los niños. Mi padre también se involucró en la venta ilegal de drogas.


Poco  después  de  trasladarnos,  atraparon  a  mi  padre  enviando  pornografía  infantil  a  través  del correo de los EE.UU. según se nos dijo. Era una película de bestialismo donde salíamos Buster y yo, el perro  boxer  de mi Tío  Sam  O’Brien.  Mi  tío  Bob,  también  implicado  en  la  producción  de  pornografía, aparentemente  lejos  de  la  desesperación  informó  a  mi  padre  de  un  Proyecto  TOP  SECRET  de  una Agencia de la Inteligencia de Defensa del gobierno de los EE.UU. de lo que él estaba al corriente. Este era el Proyecto Monarca. El Proyecto Monarca era una operación de control mental que “reclutaba” niños víctimas  de  abusos  incestuosos  multigeneracionales  con  Trastorno  de  Personalidad  Múltiple  para  sus estudios  genéticos  de  control  mental.  Yo  era  una  de  las  principales  “candidatas”,  una  “escogida”.  Mi padre  aprovechó  la  oportunidad  que  debía  proporcionarle  inmunidad  judicial.  En  medio  del  caos  que siguió, Jerry Ford (3) llegó a casa con las pruebas en la mano para una reunión con mi padre.
“Está en casa  Earl?”  gritó a mi  madre,  que estaba nerviosa detrás  de la puerta de tela  metálica, vacilante entre si dejarlo entrar o no.
“Todavía  no”,  respondió  mi  madre  con  voz  temblorosa.  (4)  “Ya  debería  haber  regresado  del trabajo, sé que él le esperaba”.
“Está bien”. Ford  centró su atención en mí. Yo estaba de pie, fuera, en el porche delantero,  y se agachó a mi nivel. Acariciando el gran sobre marrón, bajo el brazo, que contenía la pornografía incautada, dijo: “A ti te gustan los perritos, ¿eh?”
“Buster  es  un  perrito  muy  bonito”,  le  contesté.  “Es  divertido”.  Sin  entender  por  qué  se  habían llevado muy lejos el perro cuando la pornografía había sido incautada, me quejé,
“Buster se ha ido”.
“Buster se ha ido?” preguntó Ford.
“Sí. Mi Tío Sam se lo llevó”, le dije.
Ford se puso a reír ante la ironía de mi declaración. Desde mi limitado punto de vista, pensaba que le parecía gracioso que Buster hubiera marchado. Mi padre apareció en el camino de entrada, haciendo sonar la bocina de su nuevo descapotable, de color canela. Ford se puso de pie. Con mis ojos a la altura de su bragueta, me di cuenta de que su pene estaba erecto y me lo tomé como un condicionamiento.
“Ahora no, bonita”, dijo. “Tengo cosas que hacer …” Ford entró en casa con mis padres para sellar oficialmente mi destino.
No  mucho  tiempo  después  mi  padre  era  trasladado  en  avión  a  Boston  para  un  curso  de  dos semanas de duración en Harvard sobre cómo educarme para esta ramificación del Proyecto Monarca MK-Ultra, cuando volvió de Boston, estaba sonriente y contento con sus nuevos conocimientos sobre lo que él llamaba “psicología inversa”.
Esto  equivalía  a  “inversiones satánicas”, y  consistía  en  aquellos  juegos-de-palabras similares  a trabalenguas que se me quedaron grabados como, “Gana lo que guardes, que yo guardaré lo que ganes”.
Él me regaló una encantadora pulsera conmemorativa con perritos, y mi madre la buena nueva de que “sería  bueno  tener  más hijos” para incluirlos  en  el  proyecto. (Ahora tengo dos  hermanas y  cuatro hermanos que van desde los 16 a los 37 años que todavía están bajo control-mental.) Mi madre cumplía con las sugerencias de mi padre, dominando el arte de la manipulación del lenguaje. Por ejemplo, cuando yo  tirando  hacia  abajo  no  podía  meter  la  camiseta  del  pijama  dentro  de  los  pantalones  en  un  pueril esfuerzo de mantenerlas alejadas de mi padre, le pedía a mi madre, ”por favor mételo”. Y ella lo que hacía era pellizcarme la piel. Mi dolor era psicológico, ya que me demostraba una vez más que no tenía ninguna intención de protegerme contra el abuso sexual de mi padre.


También siguiendo las instrucciones proporcionadas por el gobierno, mi padre empezó a hacerme trabajar como la legendaria Cenicienta. Sacar a paladas las cenizas de la chimenea, apilar leña, rastrillar hojas, quitar la nieve a golpe de pala, picar hielo y barrer “porque”, decía mi padre, “tus pequeñas manos encajan mejor con el rastrillo, el mocho, la pala y los mangos de escoba”.
En aquellos momentos, la explotación sexual que mi padre hacía de mí incluía la prostitución con sus  amigos,  los  mafiosos  locales  y  los  masones,  los  parientes,  los  satanistas,  los  desconocidos,  y  los agentes de policía. Cuando no estaba trabajando hasta el agotamiento físico, me hacían hacer películas porno, o era prostituida, o participando en abusos de incesto, me disociaba en los libros. Había aprendido a leer a los cuatro años debido a mi memoria fotográfica lo que era un resultado natural del DPM / TID.
Los  investigadores  del  gobierno  involucrados  en  el  Proyecto  Monarca  MK-Ultra  conocían  el aspecto de la  memoria  fotográfica del DPM / TID,  por supuesto,  así como otras características “súper humanas” resultantes. La agudeza visual de un  DPM / TID es 44 veces mayor que el promedio de las personas. Mi extraordinariamente desarrollado alto umbral del dolor, además de la compartimentación de la  memoria  eran  “necesarias”  para  efectuar  operaciones  militares  encubiertas.  Además,  mi  sexualidad había  sido  primitivamente  retorcida  desde  la  infancia.  Esta  programación  era  atractiva  y  útil  para  los políticos  perversos  que  creyeron  que  podían  esconder  profundamente  sus  acciones  dentro  de  mis compartimentos de memoria, a los que los médicos se refieren como personalidades.


Inmediatamente  después  de la  vuelta, de  Boston,  de mi  padre,  fui  rutinariamente prostituida  al senador del Estado de Michigan, Guy Vanderjagt. Más tarde Vanderjagt se convirtió en un miembro del Congreso de EEUU y finalmente presidente del Comité Nacional del Congreso Republicano que llevó a George Bush a la oficina Presidencial. Fui prostituida a Vanderjagt tras numerosas desfiles locales en los que él solía participar siempre, en el Retiro para Políticos de Mackinac Island, en mi casa en el estado de Michigan, entre otros lugares.
Mi tío Bob ayudó a mi padre a decorar mi dormitorio de rojo, blanco y paneles azules y banderas de los Estados Unidos. Él ayudó a codificar mi mente según las metodologías del Proyecto Monarca. Los cuentos de hadas  eran utilizados para confundir  la fantasía con  la realidad, sobre todo  las historias de Disney y El Mago de Oz, que sirvieron de base para la futura programación.
Tuve  diferentes  personalidades  en  la  pornografía,  una  personalidad  en  el  bestialismo,  una personalidad  en  el  incesto,  una  personalidad  para  poder  soportar  el  terrible  abuso  psicológico  de  mi madre, una personalidad en la prostitución, y el resto del “yo”, era una poco “normal” en la escuela. Mi personalidad “normal” proporcionó una tapadera para el abuso que sufría, pero lo mejor de todo es que tenía esperanza – esperanza de que había algún lugar en el mundo donde la gente no se hacían daño los unos a los otros. Esta misma otra personalidad también asistió a Catecismo haciendo una clase semanal en la Iglesia católica de San Francisco de Sales en Muskegon, Michigan.        Mi profesora de catecismo era una monja, o “hermana”. Aunque no podía pensar conscientemente en  protegerme  del  abuso,  había  decidido  que  hacerme  monja  me  proporcionaría  la  clase  de  vida  que buscaba.  No  podía  confiar  en  que mi familia,  ni la  policía,  ni  los  políticos me  protegerían. La  iglesia parecía ser mi respuesta, y yo escuchava en clase diligentemente y rezaba religiosamente. Lo aprendí todo sobre la estructura política de la iglesia, y estaba preparada para mi primera Confesión.
Las creencias católicas que me enseñaron incluían la idea de que el hombre no está en condiciones de hablar directamente con Dios (el Padre), que debe tener un sacerdote intercediendo en su lugar. Esta es la finalidad de ir a la confesión. Se me instruyó a decir mis pecados al sacerdote (también conocido como Padre), al que le transmitimos el mensaje para Dios. Él entonces se supone que me dirá cuántos “Aves María”  y  “Padres Nuestro”  tengo  que  rezar  como  penitencia  o  castigo.  Mi  profesor  de  catecismo  dio varios ejemplos de “pecados” en clase, que incluían “el sexo fuera del matrimonio”. Cuando el sacerdote, el Padre James Thaylen, abrió la portezuela trasera del enrejado del confesionario, empecé a decir tal y
como  me  habían  enseñado,  “Perdóname  Padre,  porque  he  pecado….”  A  continuación  le  dije  que  tenía relaciones sexuales con mi padre y mi hermano, su respuesta fue que debería “rezar tres Ave Marías y un Padre Nuestro y estaría perdonada” (?!)
Entonces supe que tampoco debía creer en esto de la confesión, pues o bien era un engaño, o Dios toleraba el abuso sexual infantil. Esa noche, mi padre quiso hablar conmigo. Por lo que me pareció, él era ni más ni menos el “Padre” por el cual el sacerdote había intercedido. Mi padre me aleccionó a que “de ahora  en  adelante”,  yo  tenía  que  decir  simplemente  “he  desobedecido  a  mis  padres”  cuando  fuera  a confesar y nada más!     


La siguiente vez que fui a confesar, hice exactamente lo que me habían dicho. Entonces se abrió el enrejado del confesionario que había entre mí y el sacerdote y del otro lado de la ventana salió un pene, “Dios dijo que tu penitencia será tratarme como si fuera tu padre. Y recuerda: hagas lo que hagas al más pequeño  de tus  hermanos,  me lo  harás  a mí”.
Después de  hacerle  sexo  oral al  Padre  Thaylen,  salí  del confesionario, todos los demás niños estaban muy impacientemente esperando su turno.  Mi maestra me regañó por haber tardado tanto y me dijo que añadiera algunos “Padres Nuestros” extras a mi penitencia. Cuando  le  dije  que  yo  ya  tenía  mi  penitencia,  añadió  que  “el  orden  de  las  cosas”  dentro  del  ritual Confesional  no  se  ajustaban con  lo  que  acababa  de  experimentar!
Sin  saber  conscientemente  por  qué, abandoné la idea de hacerme monja, tal y como esta parte de mí, también, se separó de lo que quedaba de mi base de personalidad “normal”.
Seguí manteniendo una ilusión de normalidad en la escuela, (5) sobresalía en los estudios debido a mi memoria fotográfica, y a pesar de mi “soñar despierta” crónico. Tenía un montón de amigos y jugaba con  entusiasmo  al  patio,  gastando  grandes  cantidades  de  energía  en  un  esfuerzo  subconsciente  para escapar de mi propia mente. Y me perdí en los libros que mi padre me sugirió que leyera: El Mago De Oz,  Alicia  en  el  País  de  las  Maravillas,  La  isla  de  los  Delfines  Azules,  los  clásicos  de  Disney,  y  la Cenicienta,  todos los  cuales fueron  utilizados  en el  acondicionamiento de  mi  mente de  tal  manera  que pronto se convertirían en programación de control mental”. (6)       

 El ver la televisión me fue restringido y controlado de acuerdo con el aprendizaje de mi padre. Me estaba permitido, pero ver lo “mejor” de las películas: El Mago de Oz, Los Classics de Disney, Alicia en el País de las Maravillas, y la Cenicienta, una y otra vez y otra y otra.
Cuando estaba en segundo grado, mi tropa Brownie marchaba en el Desfile del Día de la Memoria en la que el entonces senador del Estado de Michigan VanderJagt también participaba. Al final del desfile, me llevó a un motel cercano y me hizo hacerle sexo oral antes de enviarme de vuelta donde estaba esperando mi tropa Brownie. Mi líder Brownie y sus compañeros pensaron que era encomiable que VanderJagt me llevara con él. Ellos se reunieron para escucharlo todo. Al ver una salpicadura blanca de semen encima de mi banda, les expliqué a toda prisa  que me había “dado un  batido”, y lo limpié corriendo.  El tener que encubrir  su perversión ante  mi  tropa Brownie  infringió mi personalidad de  la escuela, y  la  “normal” se hizo aún más pequeña.
El  recuerdo  de  este  incidente  quedó  compartimentado  en  mi  mente.  Hice  así  una  asociación consciente con Vanderjagt cuando mi maestra de tercer grado anunció que haríamos un viaje de campo a la capital del estado en Lansing, Michigan, donde él estaba en período de sesiones.

Una vez en la capital, fui conducida lejos de mis compañeros de clase y llevada a una oficina donde me esperaba con su amigo y mentor (pronto iba a ser presidente) Gerald Ford. VanderJagt me levantó la falda, me bajó las bragas y me  colocó  sobre  el  escritorio  para  tener  relaciones  sexuales con  él  y  con  Ford.  Después  Ford  se  reía mientras  VanderJagd  me  metía  una  pequeña  bandera  estadounidense  por  el  culo  y  me  ensenañaba  a hacerla ondear. Después me mostró una pluma que llevaba inscrito el lema de Kennedy y que yo llevaría ya  por  el  resto  de  mi  existencia  de  mente-controlada,  “No  preguntes  que  puede  hacer  tu  país  por  ti. Pregúntate que puedes hacer tú por tu país”.
Luego  VanderJagt  me  acompañó de vuelta  a la  terraza de la  Legislatura donde  mis compañeros estaban reunidos. Puso el brazo alrededor mío delante de todos mis compañeros de clase y me presentó con la bandera americana que él y Ford acababan de hacerme ondearla con el culo. Mi personalidad de la escuela  se  separó  de  nuevo,  pero  todavía me  mantenía  la  esperanza  de  que  en  algún  lugar,  algún  día, podría  encontrar  un  lugar  donde la  gente  no  …  qué?  Ya  no  podía  recordar  de  qué  estaba  tratando  de escapar.

(1) El Desorden de Personalidad Múltiple (DPM), ahora conocido entre los profesionales de salud mental, como Trastorno de Identidad Disociativo (TID) es la defensa de la mente sana ante una situación de  locos.  Se  trata  de  una  forma  de  lidiar  con  un trauma  que  es,  literalmente,  demasiado horrible  para comprender.  La  violación  incestuosa  viola  el  instinto  primitivo  y  supera  la  tolerancia  al  dolor.  Al compartimentar la memoria por tan horribles abusos, el resto de la mente puede funcionar “normalmente” como si nada hubiera pasado. Esta compartimentación creada por el cerebro es en realidad el cierre de las vías neuronales a una parte específica del cerebro. Estas vías neuronales se activan abriéndose de nuevo cuando el abuso se repite. La misma parte del cerebro que está condicionada al trauma trata con él tantas veces como sea necesario.
(2) El tío Ted había llorado también histéricamente la noche del asesinato. Varios años más tarde, casi se mató cuando hizo caer su coche al río White cerca del lugar del asesinato.
(3) Gerald Ford, alias Leslie Lynch King, Jr., sirvió en el subcomité de asignaciones para la CIA y fue  nombrado  por  la  Comisión  Warren  para  investigar  el  asesinato  del  presidente  John  F.  Kennedy, mientrastanto yo lo conocía sólo como el jefe del porno!
(4) Mi madre a menudo se quejaba de que ella “no podía ver las caras”, mi experiencia personal me  ha  llevado  a  pensar  que  padecía  o  había  sufrido  traumas  físicos  y  psicológicos,  y  por  tanto  no controlaba sus sentidos.
(5) Si mis maestros hubieran tenido conocimiento de los signos evidentes del abuso de menores, mi  “ilusión  de  normalidad”  habría  sido  interpretada  como  un  grito  de  ayuda.  El  soñar  despierto  y  el tráfico disociativo, son tonos de impotencia y la sexualidad en los dibujos y las marcas que la electricidad deja en la cara habrían sido reconocidos.
(6)  Estos  mismos  temas  se  utilizan  habitualmente  en  la  creación  de  esclavos  del  Proyecto Monarca. Este hecho ha surgido a través de años de trabajo en red con profesionales de la salud mental.

CAPÍTULO II 

EL RITO DE PERMANECER EN SILENCIO

        

El  7 de mayo de 1966, yo estaba vestida de blanco  con mi velo  católico mis zapatos de charol blancas como era obligatorio para hacer mi primera comunión. Estaba de pie fuera del nuevo edificio, una estructura  de  hormigón  retorcido,  de  la  Iglesia  de  San  Francisco  de  Asís  en  Muskegon  a  la  espera  de comenzar la ceremonia cuando Guy VanderJagt, que estaba afiliado a la iglesia, vino hacia mí caminando por el césped.
Se puso en  cuclillas  con una rodilla  en  el suelo, y me dijo:  “Se te ve  bonita hoy. Eres tan  bella como  tu  nombre.  Cathleen  en  gaélico  significa  ‘pureza’,  y  es  muy  claro  para  mí  que  tu  pureza  es impecable. Ann significa ‘gracia’. Es por la gracia de Dios, no por tus acciones, que eres pura. Pura de corazón.  Estas  cubierta  con  la  sangre  de  nuestro  Señor  y  Salvador,  al  igual  que  la  cruz  en  la  que  lo colgaron. Esto es para ti”.
Abrió una caja de terciopelo negro, mostrando un collar con una cruz de color rosa.  Tal  como  con  la  pluma  con  la  inscripción  de  Kennedy  que  me  había  enseñado  en  la  capital  del estado,  el  significado  oculto  del  collar  de  la  cruz  rosa  (rosa-cruz)  lo  llevaría  durante  el  resto  de  mi existencia con la mente-controlada.
Un pedófilo, camarada de VanderJagt en el Proyecto Monarca, el Padre Don, se unió a nosotros, rebuscando en el fondo del bolsillo de su túnica me mostró un delicado talismán azul de la Virgen. Había que usarlo junto con la  cruz rosada “Para simbolizar tu servicio a la Santa Iglesia Católica”, me dijo el Padre Don a la cual yo: “prometía servir y obedecer”.
Tal  como  VanderJagt  sujetaba  la  cruz  rosada  y  el  talismán  azul  de  la  virgen  alrededor  de  mi cuello,  me  dijo  que  ahora  yendo  de rojo,  blanco y azul iba  apropiadamente  vestida  para  la  ceremonia. Podía sentir su aliento en mi cuello mientras me ajustaba el collar y me aleccionó: “Cuando el Padre diga” el Cuerpo de Cristo “tú debes decir” Ahhh… men (hombres en inglés) … tú reconoces que Cristo es Dios hecho hombre, y que tú sabes para que son los hombres. Cuando el padre te dé la hostia, se te pegará en el cielo del paladar si no se la chupas del pulgar”.
Me apresuré a alinearme con mis compañeros de clase de catecismo para la procesión a la iglesia de nuestra santa misa de comunión.
“El Cuerpo de Cristo”, dijo el padre Don, sosteniendo la hostia.
“Ahhh … men”, respondí como se me había indicado, chupando la hostia de su pulgar.
Tras los servicios, VanderJagt y el Padre Don me hablaron brevemente mientras mi padre estaba congregado  con  otros  feligreses.  El  Padre  me  estaba  diciendo,  “…  Dios  te  ha  escogido  para  el  trabajo dentro de su Santa Iglesia. Tu eres una de los Elegidos, (1) criatura mía …”
Más tarde esa noche, VanderJagt asistió a la recepción que mis padres celebraban para mí en casa. Habló con mi  padre  un rato, pero pasó la mayor  parte del tiempo  hablando  con  mi tío Bob, que había volado hacía poco en “una misión por encima de los mares”. Mi tío Bob y VanderJagt eran amigos, y lo mantuvieron  a lo largo  de  los  años.  A  medida  que  la recepción se dispersaba, VanderJagt me llevó  de vuelta a la iglesia para un “servicio especial de tarde con el Padre Don”.
VanderJagt  abrió  la  puerta  de  la  rectoría  de  la  iglesia  vieja  al  otro  lado  de  la  calle  de  la  nueva estructura de St. Francis, contándome que teníamos que “tener una charla muy importante ahora que me había comido el cuerpo de Cristo”. La charla, la sangre, el trauma y los abusos sexuales que sucedieron a continuación condicionaron mi mente para aceptar fácilmente la programación que deliberadamente a lo largo  de  los  años  fueron  fusionando  el  Gobierno  de  EEUU  y  los  esfuerzos  del  control  mental  de  los jesuitas para tener los controles del Nuevo Orden Mundial.
“Yo trabajo para el Vaticano, y ahora, tú también”, me dijo VanderJagt. “Acabas de hacer un pacto con la Santa Iglesia Católica. Nunca debes romper este pacto”.
Capaz de cuestionar aún en ese momento, pregunté: “¿Qué es un pacto?”        VanderJagt  respondió:  “Un  pacto  es  la  promesa  de  guardar  secretos,  secretos  que  la  iglesia siempre ha sabido.  El  Papa tiene todos  los secretos  encerrados en el  Vaticano. Tu tío Bob y  yo hemos estado en el Vaticano. Es hora de que ingreses en el pacto sagrado y aprendas los secretos de la iglesia que fueron escritos mucho antes de Cristo, incluso antes de su venida. Los monjes dominicos mantienen
el pacto que Noé llevó al nuevo mundo. Han mantenido el secreto con ellos. Se escribió en pergaminos y se mantuvo en  un lugar  secreto en  el  Vaticano.  Tomaron  el Voto  de Silencio  para no  revelar  nunca su ubicación o  su  contenido.  Debes ingresar  en  el pacto.  El  secreto te lo  tienes que  llevar  a  la tumba.  No debes revelar el secreto a tu madre, ni a tu padre ni a nadie”.
VanderJagt  procedió  a  llenar  mi  joven  mente  con  interpretaciones  bíblicas  sugestionables  que sentaron  las  bases  para  futuros  “inter-intra  dimensionales”  temas  de  programación  utilizados  por  los programadores del  Proyecto  Monarca para controlar la  compartimentación de  la memoria,  sinónimo de DPM / TID.
“Cristo  los  vio  a  todos”,  me estaba  diciendo  VanderJagt:  “Son  las  dimensiones,  los  lugares  que puedes  ver  camino  de  la  muerte.  (2)  Es  por  eso  que  se  llaman  “diemensiones”  (juego  de  palabras  en inglés, die / muerte). Sólo tienes que recordar que Cristo después de morir volvió para decirnos todo lo que había visto mientras hacía el camino hacia el cielo. Marchó sólo tres días, pero estuvo fuera mucho más  tiempo  porque  el  tiempo  no  pasa  igual  en  otras  dimensiones.  El  purgatorio  es  una  dimensión.  El infierno es otra. Y hay muchas otras en medio. Oz es otra dimensión. El cielo no es el límite de todos los mundos  que  hay  ahí  fuera  esperando  ser  explorados. Tú  puedes  viajar  por  dentro  y  por  fuera  de  todas estas dimensiones,  aprendiendo  los  secretos  del  universo.  Has  sido  elegida  para  explorar  estos  oleosos mundos para la iglesia. Escucha en la quietud y sentirás su voz, guiándote (3) en tus misiones. La cruz rosa es como las zapatillas rojas de Dorothy. Nunca te quites la cruz de color de rosa, Cathy, al viajar por otras dimensiones y siempre serás capaz de volver a casa”.
El Padre Don se unió a VanderJagt en un ritual en el que me bañaban con la sangre de un cordero sacrificado,  y  posteriormente,  a  través  de  este  horrible  trauma  de  sangre,  bloqueaban  las  percepciones establecidas y creaban una base más profunda en mi mente para la programación del control mental. Esta base para la programación quedaba anclada en el Voto de Silencio que los monjes jesuitas toman “no sólo para guardar secretos, sino porque su mente todavía puede hacerlo y al mismo tiempo escuchar su guía interno”.  Seguro  que  el  “Rito  de  permanecer  en  silencio”  que  habían  realizado  les  garantízaba  que  yo mantendría  en  secreto  las  perversiones  pederastas  a  las  que  me  sometieron  el  Padre  Don  y  Guy VanderJagt. Los dos bromeaban diciendo que me había convertido en “una buena Cathy-lick”. (Juego de palabras Cathy-lick por Cató-lic(a) lick significa lamer, “una buena Cathy-lame”)
Después de que el rito de guardar silencio se instalara, las voces de mis múltiples personalidades que  antes  había  sentido  en  mi  cabeza  cesaron.  En  el  silencio  de  los  deliberadamente  creados compartimentos de memoria, sólo podía oír la voz de mis abusadores, que los habían creado … el mando de mi silencio.       Silencio  para  según  quién  y/o  que  yo  sabía  estaba  involucrado  en  el  Proyecto  Monarca  de Control Mental.
Mi  familia  y  yo  íbamos  habitualmente  de  vacaciones  a  Mackinac  Island,  Michigan,  que  es  una pequeña  isla  situada  en  los  Grandes  Lagos  cerca  de  la  frontera  con  Canadá.  Mackinac  Island,  con  la mansión  del  gobernador  y  el  histórico  Gran  Hotel,  fue  un  patio  de  recreo  político  donde  mi  padre  me prostituía, entre otros pedófilos, con Jerry Ford, Guy VanderJagt, y más tarde con el senador de  EEUU Robert C. Byrd. Mi parte del control mental que allí se prostituia percibía Mackinac como otra dimensión, la eternidad de la cual era realzada por el estilo antiguo de la isla. Los automóviles estaban prohibidos en la pequeña isla,  delegaban  para el  transporte los  buggies  tirados por  caballos y  las bicicletas.  Una  vez, cuando Lee Iaccoca asistió a una fiesta en la Mansión del entonces gobernador Romney, le oí comentar: “Qué mejor sitio para que los ejecutivos del ramo del automóvil puedan conseguir alejarse de todo, que una isla sin coches?”.
Mackinac  Island,  por  su  ubicación  geográfica,  proporcionaba  siempre  un  aire  de  amistad  entre EEUU  y  Canadá,  que  formaría  en  mi  percepción  infantil  que  nuestros  países  no  tenían  fronteras.  Este punto de vista político era aún más reforzado por mi padre que siempre llevaba la familia a las Cataratas del  Niágara,  donde  mi  mente  debía  ser  simbólicamente  “lavada  de  toda  memoria”,  o  de  lo  que  había pasado en Mackinac. Numerosas cascadas del Niágara, poderosas cascadas estaban razonablemente cerca de Mackinac Island, y compartían la frontera entre EEUU y Canadá.

 

Cuando  Pierre  Trudeau  fue  elegido  Primer  Ministro  de  Canadá,  en  1968,  a  menudo  oía  decir, “Pierre Trudeau es uno de los nuestros, ya sabes”. Oí por primera vez esta críptica frase en referencia a la lealtad de Trudeau hacia el Vaticano cuando el Padre Don estaba discutiendo con un personaje famoso, un  domingo  después  de  misa.  Este  hecho  circuló  rápidamente  entre  los  que  yo  sabía  que  estaban involucrados en el aspecto Católico / Jesuita del Proyecto Monarca.
El verano después de que Trudeau fue elegido, mi padre llevó a la familia a Mackinac Island como
de costumbre. Encaramada encima de una gran  estatua  en  los  jardines  de  la Mansión del Gobernador, podía ver a través del campo hasta el Grand Hotel.  Me di cuenta que banderas Canadienses ondeaban entre banderas de los Estados Unidos alineadas en la parte delantera del antiguo hotel. Cuando me deslizé estatua abajo, Guy VanderJagt se acercó con una copa y un cigarrillo en la mano. Poniéndome el pelo en su  lugar,  dijo,  “Ponte  bien  la  camisa,  tengo  a  alguien  importante  para  que  tengas  un  encuentro”.      “Sabía que era alguien importante de aquí por aquellas banderas”, le dije, metiéndome la camisa dentro de los pantalones cortos de color rosa.        “Cuando  estaba  en  el  Vaticano”,  comenzó  VanderJagt,  “me  dijeron  que  el  primer  ministro Trudeau es amigo del Papa. Piensa como uno de nosotros. Un verdadero Católico. Le gustan las Cathy-licks”.
VanderJagt me llevó arriba, a la mansión, donde Pierre Trudeau estaba bajando las persianas de la ventana de una habitación poco iluminada llena de antigüedades. VanderJagt cerró la puerta detrás de mí. La chaqueta del esmoquin de Trudeau estaba perfectamente colocada sobre una silla, lo que le dejaba en pantalones formales, con camisa, y una brillante faja roja que me llamó la atención. “Me gusta su faja”, le dije.  “Nadie te ha enseñado Silencio  aún?”  Su actitud  sombría,  áspera quedaba suavizada  por una  voz suave y sedosa.
La parte de mí que había sufrido el Rito de Permanecer en Silencio se activó, asumí que Trudeau lo sabía todo sobre interdimensionalidades según mis percepciones deliberadamente formadas. No podía-no comprendía que las interdimensionalidades en realidad equivalían a la dimensión interna de mi propia mente compartimentada. Del mismo modo, tampoco entendía que “Keys to the Kingdom” (Las Llaves del Reino) se refería al conocimiento de los códigos, las llaves para activar mi controlada mente. “Guy me ha dicho que te gustan las Cathy-licks”, le dije, repitiendo lo que VanderJagt me había  dicho. “Eres tú el guardián de las llaves?”.
Trudeau con sus ojos fríos y oscuros aparentemente miraba a través de mí. “Puedes aprender más en la escuela  del pensamiento que  con  preguntas  precoces.  No  has  aprendido  que  los  niños deben  ser vistos pero no escuchados?”
“Es esta una pregunta precoz?” Le pregunté. “¿Qué es una pregunta precoz?”     Trudeau  suspiró  con  impaciencia.  “Esto  es  irrelevante.  Lo  que  importa  es  que  cierres  la  boca, aquietes la mente, y entres en la escuela del pensamiento. El silencio es una virtud. Escucha el silencio en la quietud de tu mente. Adéntrate en el interior de tu mente”, dirigiendo lentamente. “Más y más profundo donde es tranquilo y en silencio …”
Trudeau manipulaba hábilmente mi mente con sofisticados lenguajes hipnóticos. No sólo dio de alta mi silencio para las perversiones pedófilas a las que él se entregaba, sino que instruyó mi “escuela de pensamiento” de una manera que se equiparaba a la programación. Él sentó las bases para los programas de  Aire-Agua  que  son  un  espejo-dimensional  de  los  temas  utilizados  a  menudo  por  la  NASA  y  otras personas involucradas en el Proyecto Monarca. Jugando  con el sonido de su propio nombre “Pee-Air” (Pipí-Aire) (Pierre), añadió un giro perverso al tema cada vez que accedía a prostituirme con él.
Si yo hubiera sido capaz de sentir miedo, habría tenido miedo de Pierre Trudeau. La lentitud de Trudeau,  enmascaraba  con  deliberados  movimientos  el  poder  brutal  de  su  cuerpo  tanto  como  sus aterciopeladas maneras, su voz suave me atravesó la mente y se introdujo en mis pensamientos. El tono frío helado de sus afeminados manicurados y largos dedos, contrastaban con el calor de su perversión … una perversión de la que me culpaba a mí y mis “despectivas, maneras tentadoras”.
En mi ignorancia infantil creía que el comportamiento de Trudeau y sus repeinados cabellos eran características  de  su  ascendencia  francesa.  “Yo  lo  sé  todo  de  los  franceses”,  presumí  ante  mi  nuevo “abuelo” Van, cuando le visitamos en su casa de Milwaukee, Wisconsin.
El  padre  de  mi  madre  había  muerto  poco  antes  de  que  Kennedy  fuera  asesinado,  y  mi  abuela rápidamente se pegó a un rico hombre  de  negocios, de la alta política de Milwaukee. La abuela había conocido al abuelo Van Vandenburg  en  el  buque  de pasaje / mercancías que recorría  las  aguas de los Grandes  Lagos,  el  Clipper  Milwaukee.  El  Clipper  transporta  carga,  incluyendo  los  Cadillacs  para  la Vandenburg Motors de Canadá, así como las drogas autorizadas por el Servicio de Guardacostas Local a través del Gobierno de EEUU y que mi padre distribuía. A veces acompañaba a mi padre a los muelles de Muskegon  a  recoger  el  cargamento,  lo  que  a  menudo  involucraba  la  prostitución.  Jerry  Ford  y  Guy VanderJagt combinaban, a veces, negocios con placer en los casinos del barco, que es donde tuvo lugar la conexión  entre  la  abuela  y  el  abuelo  Van  según  se  dice.  El  abuelo  Van  conocía  en  Jerry  Ford,  y  en consecuencia también conocía a Pierre Trudeau.
“¿Qué sabes tú de los franceses?” me preguntó el abuelo Van mientras yo estaba sentada en el
suelo  en  su  sala  de  estar,  acariciando  al  perro  que  acababa  de  llevar  a  casa.  Sin  saber  qué  decir  y estupefacta por  su  pregunta,  me  quedé  en  silencio.  “Sé  que  has  conocido  a Pierre Trudeau”,  espetó él. “También  sé  que  amas  a  los  perritos.  Por  eso  he  comprado  este perro  para  tu abuela,  para  que  puedas disfrutarlo tu también. Se llama Pepe. Es un caniche francés”.
“Yo lo sé todo sobre los Franceses”. Dije, comparando mentalmente el gran Caniche francés que tenía delante con Trudeau. “Tienen las uñas bonitas…” Acaricié las uñas pintadas de Pepe. “Tienen el pelo divertido…” Acaricié el pelo cortado de Pepe. “Y mean mucho”, dije riendo.
“Será mejor que te lo lleves y lo haga fuera, entonces”, me dijo el abuelo Van, dándome la correa de Pepe. Después de llevar al perro, por lo que me pareció, a todos y cada uno de los árboles del barrio, decidí que le llamaría “Pee-pee”.  

El  tío  Bob  producía  películas  pornográficas  de  bestialismo  filmándonos  a  Pepe  y  a  mí  en numerosas ocasiones, más tarde sabría que Pierre Trudeau las veía. Pepe siguió siendo una parte de mi experiencia incluso después de que el abuelo Van se divorciara de la abuela, y mucho después de que me desarrollase más allá de la perversión de Trudeau por los niños pequeños.
Tardé  en  convertirme  en  una  adolescente.  Entonces  ya  tenía  trece  años,  mis  incipientes  pechos empezaban a hincharse, lo que me hacía “demasiado vieja” para las perversiones pedófilas de Vanderjagt.

Cuando mi padre me llevaba a la Isla de Mackinac a la prostitución de rutina en el Retiro de los Políticos, VanderJagt me presentó un nuevo amigo que había hecho y que estaba de congresista de los EE.UU. en Washington,  DC.  El  senador  demócrata  Robert  C.  Byrd,  de  West  Virginia.  Byrd  había  sido  senador vitalicio de EEUU, actuó como azote del Senado y más tarde fue presidente Pro Tempore del Senado y como todos los poderosos el líder de la Comisión de Asignaciones del Senado. Byrd llamaba la atención y el respeto de todos los que entraban en contacto con él, sobre todo de mi padre.  Cuando nos quedamos solos en su habitación, él se cernía sobre mí en una actitud amenazante. Sus rasgados ojos azules y fríos, se fijaban en los míos. Me desnudé y acosté como me ordenó. Me sentí momentáneamente aliviada al ver que su pene era anormalmente pequeño, tan pequeño que incluso no me dolía! Y podía respirar con él en la boca! Entonces empezó a entregarse a sus brutales perversiones, hablando sin parar de como yo estaba “hecha sólo para él”, debido a la enorme cantidad de dolor que podía soportar. Los azotes y las esposas de policía que había sufrido anteriormente eran un juego de niños en comparación con las torturas cercanas a la muerte del senador Byrd. Los cientos de cicatrices en mi cuerpo aún se ven hoy. Con VanderJagt, el sexo era una cuestión de “todo lo que yo le podía dar”, mientras que con Byrd era “todo lo que él podía obtener”. Y estava obligada  a  sentir el dolor que  cualquier  ser humano lógicamente  no podía  soportar. Estaba dedicada a Byrd a la edad de trece años y  eso significaba que estaría dirigiendo mi futuro en el Proyecto Monarca, y mi padre quiso cultivarme según sus especificaciones.
Mi  existencia  con  DPM /  TID  se  hizo  más  reglamentada  desde  este punto  en adelante.  Se  me mantenía físicamente desgastada  hasta el punto del agotamiento, para ser lo suficientemente receptiva a las limitadas capacidades de programación hipnótica de mi padre según las condiciones de mi mente para el control mental. En cuanto a la pornografía me vi obligada a prever que todo sería mucho más violento inmediatamente  después  de  Byrd,  el  cambio  pasó  de  ser  predominantemente  pedófilo  y  temas  de bestialismo a versiones de tortura sadomasoquista (S & M). Mi padre y mi madre trabajaban en tándem cada  día  “rompiendo  mi  espíritu”,  destruyendo  los  restos  que  quedaban  de  mi  autoconfianza, derrumbando  mi  autoestima,  y  por  lo  tanto  aniquilando  los  impulsos  de  mi  libre  albedrío.  Ellos  me condicionaban- enseñaban que mis sueños eran reales y mi realidad eran sueños, que lo negro era blanco y arriba estaba abajo. “Buenas noches, que duermas profundamente, sueña con papá y mamá” es lo que oía cada noche. Esto fue  pensado para confundir mi  mente  y  para pensar que el  incesto en mitad de la noche había sido “sólo una pesadilla”.
El  ver  la  televisión,  los  libros  y  la  música  fueron  aún  más  estrictamente  controlados  y supervisados que antes. Esto no sólo era para transgredir  la  última minúscula libertad de  elección, sino para el conjunto de propósitos condicionados del control mental.


Por ejemplo, la reposición televisiva anual de Judy Garland de “El Mago de Oz” era celebrada en casa como un día de fiesta mayor. Esto me debía preparar la mente para una futura base de programación sobre un tema en el que yo, como Dorothy, podía “pasar” a otra dimensión “Over the Rainbow”. Al fin y al cabo, “los pájaros (Byrds) vuelan sobre el arco iris …” fue un tema que se convirtió en una parte de mi vida.
Mi padre insistía en que viera la película de la Cenicienta de Walt Disney con él, paralelizando mi existencia con la de la Cenicienta – “la mágica trance-formación de una sucia y pequeña esclava en una hermosa princesa”. Con el típico humor de la “psicología inversa”, él hacía referencia a las fotografías pornográficas  cuando  cantaba “Someday my Prince (prints)  (de  imprimir)  will come”, (I’m  coming,  en inglés  es  “me  corro”)  (“Algún  Día  mi  Príncipe  vendrá”),  y  literalmente  colocaba  el  énfasis  sexual  en “vendrá” (will come).
Mi hermano, Bill, que a menudo hacía porno infantil conmigo, no fue uno de los “elegidos” por el Proyecto  Monarca  (más  allá  de  suministrar,  en  los  últimos  años,  más  niños  para  ser  utilizados).  Sin embargo, mi padre pensó que “lo que era bueno para mí también sería bueno para mi hermano”.

Nos llevó a ver Pinocho de Walt Disney, explicándonos que mi hermano y yo éramos sus títeres todavía en fase de talla. Las distorsiones de la realidad  que le proveían estas y otras  películas de Disney junto con las  del gobierno  cuando  mi  padre  entrenaba  el control  de  la  influencia  entre  el  consciente y el subconsciente, comenzó a erosionar aún más nuestra capacidad de discernir la fantasía de la realidad. Mi hermano, de 37 años, sigue están psicológicamente bloqueado en los traumáticos años de infancia y  está obsesionado  a día de hoy con temas y producciones de Disney. Su casa está decorada con motivos de Disney, lleva ropa Disney,  escucha  las instrucciones de mi padre  en  su  teléfono  Disney,  y  mantiene  “Cuando deseas  una estrella” como su canción favorita, y ha bloqueado a sus hijos con este mismo tema.


Mi padre también me ordenó vio la horrible película “Pájaros” de Alfred Hitchcock. Esto reforzó en mi mente el tema de la película que no es otro que “No hay donde esconderse de los pájaros / Byrd”.
Estaba  rápidamente  empezando  a  perder  toda  capacidad  de  cuestionar  cualquier  cosa  por  mi propio  juicio.  Era  fácil  creer  que  de  hecho  no  había  “ningún  lugar  donde  ir,  ningún  lugar  donde esconderse”, que es una base psicológica necesaria y primordial del gobierno / control de la mente militar. En los últimos años el, “a quien llamarás?” y el chiste de Ronald Reagan, “puedes irte, pero no te puedes esconderte”, resonó  en  lo más  profundo  de mi mente.  Al fin y  al cabo,  aunque  se me ocurriera  buscar ayuda,  ¿quién  me  ayudaría?  ¿la  policía?  ¿la  iglesia?  ¿mis  padres?  ¿mis  parientes?  ¿los  políticos?  ¿la escuela? Me di cuenta que no quedaba nadie para ayudarme.
Mi  programación  de  televisión  se  expandió  para  incluir  los  espectáculos  que  toda  esclava  del Proyecto  Monarca  del  Control-Mental sabía que  tenía  que seguir: I Dream  Of  Jeannie,  La  tribu de  los Brady, Gumby y Pokey, y Bewitched. Podía relacionarme con el Genio complaciendo a su amo, que era un comandante de la Fuerza Aérea en I Dream Of Jeannie. Esto sirvió para confundir la realidad de mis propias experiencias con la fantasía producto de la televisión. Dije a todos los forasteros que mi familia era “tal y como los Brady”. Mediante Gumby y Pokey me hicieron creer que era tan flexible como estos artistas animados de arcilla. Por lo tanto, yo era capaz, físicamente, de maniobrar en cualquier posición sexual.  Los  espejos  representaban  portales  a  otras  dimensiones  y  aventuras  entrelazando  mi condicionamiento  Católico  con  temas  de  programación  como  Alicia  en  el  país  de  las  maravillas  y  El Mago de Oz. En Bewitched, es el nuevo vecino normal de la puerta de al lado que se considera más loco que las brujas. Esta es otra inversión que se aplicó a mi extraña existencia. Yo era una de las únicas chicas de la escuela que escuchaba música country.
En aquel tiempo, el Senador Byrd se creía un violinista de música country y era “mi deber amar lo que hacía”, me ordenó escuchar música country o ninguna música en absoluto. La música era mi vía de escape psicológico, una herramienta disociativa. Pero esto también se utilizó en  el escenario para mi futuro como  “Modelo Presidencial” esclava del Proyecto  Monarca de control-mental.      Como se ha sugerido, había leído la serie Boxcar Children  una y otra vez, empatizando con los ensayos, los traumas y las tribulaciones que los niños sufrían mientras se defendían por sí mismos en la larga  casa  furgón  de  las  vías  del  tren.  Mi  padre  a  menudo  me  hacía  sonidos  de  tren,  al  pasar,  para recordarme  subconscientemente  que  yo  estaba  en  ese  momento  “in  Train-ing”  (en-Tren-ando)  en  la indetectable pista del “Freedom Train”. (4) (“Tren de la Libertad”). Este término, tomado del ferrocarril subterráneo  para  esclavos  de  Harriet  Tubman,  invierte  el  sentido  de  la  palabra  “libertad”  para confundirnos  con  “una mente de una sola  pista” e inculcar  la  creencia  “soy libre de ser  esclavo”. Esto también  reforzaba  mi  entrenamiento  para  mantenerme  en  el  camino-el  plano  (pista),  que  ellos  habían establecido para mí. Mi padre a menudo hacía la broma: “Cuando Dios se va de los cerebros (brains), tú piensas que ha dicho “trenes” (trains) y entras en la línea equivocada”. El condenado (por delito capital) criminal de carrera, artista de la música country y agente de la CIA Merle Haggard utiliza a menudo bien documentados lenguajes crípticos en sus canciones que pertenecen a operaciones de esclavos del control mental  del  gobierno.  Publicó  canciones  como  “Freedom  Train”  y  “Over  the  Rainbow”.  Mi  padre  me repitió  muchas veces que  Merle Haggard  era mi cantante  “favorito” y  que sus canciones  reforzaban mi programación.    Por  supuesto,  el  senador  Byrd  siguió  siendo  mi  violinista  “favorito”  según  lo  ordenado.  Tocaba canciones de trenes como “Orange Blossom Special”, mientras hacía  sonidos de trenes con  el violín. A
veces yo  era  su  público  cautivo,  atado  y  amordazado,  mientras  tocaba  el  violín.  Otras  veces  me  hacía girar y girar sobre mí misma como una bailarina de una caja de música para añadir “nuevas dimensiones a nuestro sexo”.. Estas nuevas dimensiones incluían más y más dolor físico a través de tortura “perversa”.       Mi padre aprovechaba sus nuevas conexiones políticas y avanzaba en el trabajo, fabricaba piezas del árbol de levas para automóviles en una fábrica local. Pronto fue ascendido a un puesto de gestión de ventas  a  causa  de  sus  conexiones  dentro  de  la  Oficina  de  Adquisiciones  del  Pentágono  y  de  la Administración de Servicios Generales, junto con lo que había aprendido sobre persuasión hipnótica de doble  vínculo.  Para  complementar  sus  ingresos  continuó  con  la  explotación  sexual  de  sus  hijos.  Esto ahora incluía prostituirme descaradamente con la Guardia Costera de Muskegon mientras la cocaína venía o iba hacia la base. Mientras tanto, mi padre nos llevaba a todos a la iglesia cada domingo, y mi madre se mantenía  ocupada  haciendo  bebés  que  tenían  que  entrar  en  el  Proyecto.  De  una  manera  ciertamente pedófila,  se  rodeó  de  niños  entrenando  en  deportes  de  pequeñas  ligas,  acompañando  las  actividades escolares  y  el  Catecismo,  y  involucrándose  con  los  Boy  Scouts.  Todo  esto  hizo  que  pareciese  un ciudadano modelo y un “pilar de la comunidad”. La ilusión se derretía. Las partes de mí que sabían que era de otra manera no tenían más remedio que guardar silencio.   

(1) El Proyecto Monarca nombra a sus esclavos como “Los Elegidos”.  
(2) La tortura cercana a la muerte, así como la programación Puerta de la Muerte, eran utilizadas conjuntamente por los jesuitas católicos y la CIA en el Proyecto Monarca.   
(3)  Eran  las  voces  de  mis  programadores  del  control  mental  y  manipuladores  que  más  tarde  oí guiándome.
(4)  “Tren  de  la  Libertad”  es  el  término  reconocido  internacionalmente  como  un  código  secreto para operaciones de esclavos del Proyecto Monarca que oí repetidas veces a lo largo de mi victimización.

 CONTINÚA EN LA PARTE II
Los monstruos humanos que gobiernan el mundo (Parte I)
Los monstruos humanos que gobiernan el mundo (Parte II)
Los monstruos humanos que gobiernan el mundo (Parte III)
Los monstruos humanos que gobiernan el mundo (Parte IV)
Los monstruos humanos que gobiernan el mundo (Parte V)

Los monstruos humanos que gobiernan el mundo (Parte VI)
Los monstruos humanos que gobiernan el mundo (Parte VII)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s