La ley de atracción y el efecto placebo

Lista completa de temas

SIMILITUDES Y DIFERENCIAS
por Horacio Velmont
Contacto

 
El ser humano tiene poderes innatos de los cuales no solo no es consciente sino que muchas veces los utiliza sin saber que forman parte de su herencia, como los que se encuentran involucrados en la Ley de Atracción y en el denominado “efecto placebo”.
Ambas fuerzas tienen similitudes y también diferencias, pero en definitiva se unen en un punto porque ambas representan el poder que tenemos todos para hacer que las cosas sucedan.

La Ley de Atracción ha sido definida como la idea o supuesto de que los pensamientos (conscientes o inconscientes) influyen sobre las vidas de las personas y el “efecto placebo” como la capacidad curativa de un agente terapéutico que no contiene ningún farmaco en su composición.
Ambas definiciones, propuestas por Wikipedia, son erróneas en el sentido de que tanto la Ley de Atracción como el efecto placebo son en realidad, como ya señalamos, poderes que tiene cada ser humano y que los utiliza, consciente o inconscientemente, para producir efectos.

La diferencia consiste en que en el efecto placebo la persona se apoyó para producirlo en determinadas sustancias o tratamientos –algo que no sucede en la aplicación de la Ley de Atracción– que en realidad son inocuos para producir el efecto que se busca.

Pero fuera de esto, tanto la Ley de Atracción como el efecto placebo tienen detrás los poderes inherentes a todo ser humano de decidir su propia realidad.

Hace muchos años era mi costumbre llevar de veraneo a la familia a algún lugar playero y teníamos el problema de que mi hija menor se mareaba durante todo el viaje, lo cual significaba un sufrimiento no solo para ella sino para todos.
Mi esposa, con esa especial intuición que tienen a veces las mujeres para solucionar fácilmente los problemas más graves, recogió una piedrita del camino y le dijo: “Sostenla en tu mano y mientras lo hagas no tendrás ningún mareo”. El remedio resultó y todos los años mi hija le pedía a su madre la consabida piedrita para no marearse.
En este ejemplo podemos ver con claridad el poder de la mente tanto para producirse un trastorno como para dejar de producírselo, porque la piedrita, es obvio, no tenía ninguna capacidad para producir ese efecto sanador.

Recuerdo otro ejemplo que vale la pena poner de presente y que me atañe. En la época de mi juventud en la que me psicoanalizaba tuve un período en el que después de comer la cabeza se me inflaba como si fuera un globo, ésa era la sensación que tenía.

El psicoanalista, cuando le relaté lo que me sucedía, me dijo: “Horacio, la comida nunca puede producirle ese efecto, usted lo está somatizando. Bajo mi responsabilidad, cuando salga de aquí vaya a la panadería, compre todas las masas que quiera de las que más le guste, cómaselas y verá que la cabeza no se le “infla”.
En esa época yo le tenía al psicoanalista una confianza casi ciega, de modo que le hice caso, y ¡oh, milagro!, después de comemerse una enorme cantidad de masas la cabeza no se me infló. Y a partir de allí nunca volvió a sucederme algo parecido.
Creo que con estos ejemplos simples queda demostrado el poder de la mente tanto para producirse trastornos como para solucionarlos.  Con toda seguridad quienes estén leyendo esto tendrán sus propios casos que le darán la pauta del poder que tiene la mente para producir efectos sobre la propia realidad.
Se han hecho infinidad de experimentos para examinar el poder del efecto placebo, incluso en la cirugía***.

En la década de 1950, la cirugía era el tratamiento habitual para la angina de pecho, un dolor recurrente en el pecho y en el brazo izquierdo provocado por la disminución del riego sanguíneo en el corazón. Posteriormente, unos médicos resolutivos decidieron hacer un experimento y, en vez de hacer la cirugía acostumbrada que consistía en ligar la arteria mamaria, abrían a los pacientes y después les cosían sin más. Los pacientes sometidos al simulacro de cirugía dijeron que sentían tanto alivio como los que habían sufrido la operación quirúrgica completa .
En la última mitad del siglo XX se llevó a cabo una investigación exhaustiva sobre el efecto placebo en centenares de estudios distintos realizados en todo el mundo. Se sabe que de todas las personas a las que se suministra un placebo determinado, en un 35 % de media producirá un efecto significativo, aunque la cifra puede variar mucho de una situación a otra.
Entre las dolencias que han respondido al efecto placebo, además de la angina de pecho, cabe citar la migraña, la fiebre, las alergias, el catarro común, el acné, el asma, las verrugas, dolores de varios tipos, las náuseas y mareos, las úlceras pépticas, síndromes psiquiátricos como la depresión y la ansiedad, la artritis reumatoide y degenerativa, la diabetes, el malestar producido por la radioterapia, la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple y el cáncer.
Es obvio que entre ellas figuran desde enfermedades que no son serias hasta las que ponen la vida en peligro; pero el efecto placebo puede implicar cambios fisiológicos casi milagrosos hasta en las afecciones más leves.

Tomemos por ejemplo la verruga simple. La verruga es un pequeño crecimiento tumoral en la piel provocado por un virus. Es extraordinariamente fácil de curar utilizando placebos, como demuestra el número casi infinito de rituales populares utilizados en diversas culturas para librarse de las verrugas, siendo el propio ritual un tipo de placebo. Lewis Thomas, presidente emérito del Memorial Sloan-Kettering Cáncer Center de Nueva York, habla de un médico que solía librar a sus pacientes de las verrugas limitándose a aplicar sobre ellas un tinte púrpura inofensivo.
Asimismo, varía mucho la eficacia del placebo en una circunstancia dada. En nueve estudios a doble ciego realizados para comparar placebos con la aspirina, se demostró que los placebos eran igual de eficaces que el analgésico real. Según esto, se podría esperar que fueran menos efectivos si se comparan con un analgésico mucho más fuerte, como la morfina, y sin embargo no es así. En seis estudios a doble ciego se descubrió que ¡los placebos fueron tan eficaces para aliviar el dolor como la morfina en un 56 % de los casos!

Un factor que puede influir en la eficacia del placebo es el método con el que se suministre. En general se estima que las inyecciones son más potentes que las píldoras, de ahí que si se da un placebo en forma de inyección, su eficacia puede aumentar. De manera similar, muchas veces se considera que las cápsulas son más eficaces que las pastillas y hasta el tamaño, el color y la forma de una píldora pueden desempeñar un papel.

En un estudio concebido para determinar el valor de sugestión del color de una píldora, se descubrió que la gente tiende a creer que las píldoras amarillas o naranjas actúan sobre el estado de ánimo y o bien estimulan o bien deprimen. Se supone que las píldoras de color rojo oscuro son sedantes, las de color lavanda, alucinógenos, y las blancas, calmantes.

Otro factor es la actitud que transmite el médico cuando receta el placebo. El doctor David Sobel, un especialista en placebos del Kaiser Hospital de California, cuenta la historia de un médico que trataba a un paciente de asma que lo estaba pasando especialmente mal tratando de mantener abiertos los bronquios. El médico pidió una muestra de una nueva medicina muy potente a una compañía farmacéutica y se la dio al hombre.
En unos minutos, el paciente mostró una mejora espectacular y empezó a respirar con más facilidad. Sin embargo, cuando tuvo el siguiente ataque, el médico decidió ver qué pasaría si le diera un placebo. Esa vez, el hombre se quejaba de que tenía que haber un error con lo que le había recetado el médico porque no le eliminaba completamente la dificultad respiratoria.
Aquello convenció al médico de que la medicina de muestra era realmente una nueva medicina muy potente para el asma, hasta que recibió una carta de la compañía farmacéutica en la que le informaban ¡que en lugar de la nueva medicina, le habían enviado un placebo por error!
Con toda certeza, lo que explica la diferencia fue el entusiasmo inconsciente del médico por el primer placebo y no por el segundo.
El tema de estos poderes innatos del ser humano fueron abordados en sesión mediúmnica y su exhaustividad nos exime de mayores comentarios.
.
Sección del 4/2/13
Médium: Denyse Gómez Zapata
Interlocutor: Daniel Asamuya
Entidad invocada: Daisy-El, Yo Superior de Denyse Gómez Zapata
INTERLOCUTOR: Comencemos… Tengo un tema agendado que es el referente al llamado “efecto placebo”, en particular si tiene algo que ver con la Ley de Atracción, aunque tengo entendido que son dos cosas diferentes. Solo me interesa aclarar el punto para poderlos distinguir, es decir qué es el efecto placebo y cuál es su diferencia con la Ley de Atracción.
DAISY-EL: Lo que llaman Ley de Atracción es una forma moderna, si se puede denominar así, de una ley universal, que es la Ley de Generación y que también está unida a la Ley de Causa y Efecto, es decir, entendiendo que el efecto como resultado tiene origen en una causa que es creada por cada uno de nosotros, seamos conscientes de ello o no. Nosotros somos creadores conscientes o inconscientes, eso ya se ha hablado antes. Y en esto se sustenta lo que llaman hoy la famosa Ley de Atracción, que quizás el nombre no es muy apropiado…
INTERLOCUTOR: ¿No es muy apropiado?
DAISY-EL: Claro… No es muy apropiado para llamar a estas fuerzas que se mueven y que llamamos “leyes”, leyes universales; porque se entiende como si el ser humano fuese una especie de imán que simplemente se activa y puede hacer que hacia él lleguen todas las cosas que desea, y esto es una interpretación un poco… no le llamemos errónea, llamémosle primaria o infantil, porque no es así como funciona.
Para ser más precisos, no es una especie de magia en la que tú pones tu mente, tus sentidos, tus emociones enfocados hacia algo y eso llega a ti como si fuese una especie de conjuro mágico si no tenemos unas bases que vayan sustentando esa llamada Ley de Atracción. Por lo tanto la llamada Ley de Atracción es algo mucho más amplio, es un concepto mucho más amplio. Algunos maestros modernos, personas que se han dedicado a estudiar este tipo de temas, relacionados con el movimiento de las energías, leyes universales, de la magia –hay uno bastante conocido por ustedes—aciertan cuando hablan de la Ley de Atracción, porque lo que se dice generalmente de esta ley es algo muy incompleto.
INTERLOCUTOR: ¿Incompleto…?
DAISY-EL: Sí, incompleto… Digamos que son los primeros pasos en el despertar humano que se da cuenta de su poder creador, de que todo lo que vive hacia fuera a diario es una construcción que va elaborando, un hilo que él mismo ha tejido desde tiempo atrás, una construcción desde el pasado que va hasta el presente, y que en el presente va construyendo y ampliando hacia el futuro. Es algo que tiene que ver con el poder del ser humano, innato en él, de labrar su destino. Y ésa es la base más real, llamémosle así, de lo que hablan acerca de la Ley de Atracción. Se trata de la clave de la magia alquímica realmente. Pero preguntas por el efecto placebo…
INTERLOCUTOR: Sí, así es… ¿Cómo lo distingues? ¿Qué me puedes decir sobre ello?
DAISY-EL: Digamos que el término se mueve en otro contexto y por eso parecería que no tienen una relación directa, sin embargo sí tienen una relación, aunque indirecta, porque en última instancia todo está unido, las cosas y los conceptos se asocian y finalmente se encuentran en algún punto.
Hay principios básicos que hacen que se unan porque en definitiva estamos hablando en el sentido de leyes de la vida, de leyes universales, y estas leyes se aplican en todos los niveles.
INTERLOCUTOR: ¿Cuándo entra realmente en juego el efecto placebo?
DAISY-EL: Si hablamos del caso del estado anímico del ser humano, del estado psíquico, de la construcción de una liberación del ser humano que le permita estar en un estado de paz, por ejemplo, que es el estado bien equilibrado de la salud, y se une este concepto de la salud a la búsqueda de este estado de equilibrio, de armonización, pues aquí es donde el efecto placebo entra en juego.
En rigor, el nombre “efecto placebo” sería una forma moderna de denominar a la autoprogramación, a la sugestión también, más que nada como el resultado de ese poder innato en el ser humano de cambiar y transformar las cosas, de hacerlas realidad…
INTERLOCUTOR: Pero sería en una forma ficticia, ¿no? O se lo toma, o mejor dicho es tomado como…
DAISY-EL: …Entre la Ley de Atracción y el supuesto efecto placebo, la base de ambos es que mediante ellos los seres humanos despiertan el potencial que tienen para crear realidad, para hacer realidad una situación a través de la programación mental, la convicción, los principios vitales que mueven a un ser humano en la existencia. Esas cosas que mueven de raíz a un ser humano se estabilizan o cambian de lugar, se organizan de determinada manera a través de una determinación interna y eso hace que se busquen los efectos que se esperan.
INTERLOCUTOR: Concretamente, entonces, ¿cuál sería la diferencia?
DAISY-EL: La diferencia, concretamente, es que cuando se habla del efecto placebo se está teniendo en cuenta la utilización de algún elemento externo, que puede ser un falso medicamento, que puede ser una terapia de poco efecto biológico, que puede ser una acción, un ritual, algún tipo de mecanismo sobre el cual una persona sustenta su fe, su creencia, su confianza, su credibilidad, que se convierte en convicción al punto de generar esa reorganización, esa reprogramación mental, esa convicción plena de que las cosas van a solucionarse, o vamos a cambiar, o el síntoma desaparecerá y todo va a mejorar.
INTERLOCUTOR: Pero entonces el efecto placebo no se podría considerar como el resultado falso de algo anhelado… Es decir, por ejemplo, yo me hago una terapia pero en realidad la persona no me está haciendo una sanación real y yo creo que sí, me he sanado, y cuando al tiempo tal vez vuelvo a lo mismo entonces se había escuchado decir a otro terapeuta “ah, como actúa el efecto placebo”, como diciendo no, en realidad nunca te desactivaste el engrama, por poner un ejemplo, sino que fue un efecto placebo tuyo, nada más. Como queriendo decir que el efecto placebo es una sanación falsa.
DAISY-EL: Ajáh…
INTERLOCUTOR: ¿Es correcto? No sé si se le puede decir así…
DAISY-EL: La verdad es que el efecto placebo se lo ha interpretado erróneamente… Justamente ese titulillo de “placebo” tiene esa connotación de ser algo que está sustituyendo a la verdadera sanación y que solo es producto de la sugestión propia del individuo. Ése, digamos, es el término corriente o la forma de comprensión del efecto placebo, el que entienden actualmente la mayoría de las personas cuando se refieren a este efecto… Es decir que es dado por sugestión, o que se programó así o “le recé a esto y sané”, como si uno pudiera sanarse simplemente por fe…
INTERLOCUTOR: Bueno, la fe sirve…
DAISY-EL: Lo estoy diciendo de manera irónica porque realmente lo que sana al ser humano es la convicción en algo.
INTERLOCUTOR: Eso es la fe…
DAISY-EL: Cuando la fe se convierte en certeza obviamente va a generar ese efecto. Para que la fe se convierta en certeza tiene que pasar por unos estados determinados, es decir, no basta con creer en algo. La convicción es un asunto muy íntimo, personal, de afianzamiento propio, de autodeterminación. Cuando nosotros creemos en algo pero no sentimos que lo hemos determinado, que lo hemos decidido para nosotros, para nuestra situación propia, para nuestra vida, no lo decretamos como algo que va a ser así, y entonces las cosas van a seguir igual. Nunca cambian, por más que pensemos que algo pueda ser bueno.
Y fíjate que hay algo muy curioso… En la medicina casi siempre es donde más se tiene superstición… Me refiero a lo que son los tratamientos que supuestamente generan un efecto placebo. Pero la pregunta invertida nunca se hace con respecto a las cosas que científicamente son demostrables que pueden llegar a generar sanación en alguien. ¿Cómo se explica, entonces, que algunos medicamentos no surtan el efecto esperado en algunos pacientes, que algunos tratamientos, en vez de mejorar al paciente, por más de que se le convenza de que va a mejorar, lo que hacen es empeorar la situación de ese paciente?
¿Por qué ciertas sustancias que se dice que son sanadoras, preventivas, que ayudan a determinadas situaciones de infección o enfermedad, por decir algo como en el caso de las vacunas, paradójicamente estadísticas reales han demostrado que se reactivan muchas enfermedades a través de ellas, o hay situaciones en donde el sistema inmunológico, por ejemplo, termina más derrotado que fortalecido, por más fe que se le tenga a estas invenciones o a estos tratamientos?
¿Y cuántos de estos casos supuestamente mejoran o se comprueban que no hubo ninguna una mejora, o incluso que, biológicamente, el sistema inmune está deteriorado, hay daño de las células?
Hay muchos tratamientos que son totalmente agresivos contra el ser humano, como por ejemplo el “by pass gástrico” *. Estas personas empiezan a adelgazar a partir de un tratamiento bastante drástico que se les hizo, que podría casi robarles vitalidad total… ¿Pero cómo pueden unos, una gran parte, sentirse mal, empeorar, y una gran minoría mejorar?
INTERLOCUTOR: Porque los medicamentos no tienen efecto, sino que uno decide el efecto que tendrá…
DAISY-EL: Y ése es el asunto que no se admite… La ciencia materialista aún no se ha permitido pensar en el observador de la física cuántica, en ese ser que decidiendo cada segundo, sea consciente o no de ello, reitero, asume lo que está sucediendo en su vida, en su mundo. La clave es que finalmente es el paciente el que decide.
Lo que ocurre, en realidad, es que el ego ciega al científico porque él cree que con la ciencia tiene el poder de controlar la enfermedad, de controlar las circunstancias de un individuo para que éstas sean de determinada manera, o de que se alivie o se cure de determinada forma. Ese científico en su ceguera no puede darse cuenta de que cada paciente tiene una determinada fuerza sobre la cual nadie tiene poder, solamente puede tener cierta influencia.
El hecho concreto es que no podemos cambiar el mundo y no podemos cambiar a nadie. Ni siquiera podemos cambiar nuestra realidad personal.
Todas estas técnicas modernas que están apareciendo, como el Hoʻoponopono**, que hablan del nuevo principio, en definitiva es el ser el que a través del cambio de su realidad interna logra la sanación…
Estamos en un momento en que a algunos aún les cuesta ver esto… Sobre todo en el ámbito de la medicina, en el ámbito de la ciencia, sigue habiendo mucha resistencia a aceptar que cada uno decide. Y es esto lo que va a permitir que determinado tratamiento, creencia, medicina, sea alternativa o alopática, pueda hacer efecto en nosotros.
INTERLOCUTOR: ¿Pero tan estricto esto es así? Me refiero a que un medicamento no tenga efecto de por sí sino solo el que nosotros decidamos que tenga…
DAISY-EL: A ver… Cuando yo hablo de que eso también se da a la inversa, es decir que cuando se utiliza un medicamento también puede ocurrir un efecto placebo, no estoy diciendo que en todos los casos sea así. Simplemente estoy poniendo sobre el tapete, en igualdad de condiciones, ambas cosas.
Cuando pensamos que algo que produce sanación no es científico porque no genera un efecto biológico físicamente demostrable (niveles de sustancias que se miden en sangre, en orina, etc.), lo minimizamos, lo cercenamos y decimos que es placebo. Pero esta suposición es errónea porque no vemos su acción biológica en razón de que actúa a otro nivel, en un nivel más sutil.
Pero también estoy mostrando la otra cara, la cara de ese medicamento que actúa y tiene un efecto a nivel biológico y una actividad físicamente demostrable con niveles de sustancias que se miden en sangre, en orina, etc., y sin embargo al parecer no hay un efecto, no hay una resolución del problema como se espera, no hay una reacción del cuerpo a esas sustancias. Esos casos también ocurren, y eso es lo que interesa que veamos.
En conclusión, queremos hacer hincapié, al poner las dos fuerzas en igualdad de condiciones, en aspectos que van más allá de lo que a algo podamos llamarle placebo o no.
La cuestión primordial es que el humano es un ser complejo, es un ser que no solamente es una entidad biológica, sino un conglomerado de fuerzas biológicas, energéticas, emocionales, mentales y espirituales que se unen y se entremezclan.
Este conglomerado de fuerzas biológicas, esas proporciones digamos de energía, de capas y subcapas sutiles y más sutiles, están actuando de una manera diferente en cada uno de nosotros, dentro de cada uno de nosotros.
Hay seres que tienen una energía mental tan poderosa que no permiten siquiera que un elemento biológico, demostrable físicamente que puede provocar un efecto biológico en el cuerpo, actúe y provoque la sanación. Estos seres se cierran, cierran su cuerpo a la acción que ese elemento biológico pueda generar porque su mente está tan convencida de su enfermedad que lo bloquea. Tienen ese ese poder. Y ése es justamente el poder que como seres humanos desconocemos que tenemos.
Entonces, cuando vemos en una persona un efecto placebo porque hay una sustancia desconocida, un mecanismo, un tratamiento que no ha sido probado desde la ciencia materialista –es decir que no se han visto los efectos a nivel biológico y actúa y termina generando un cambio positivo–, entonces, claro, al no encontrar razones físicas para explicar ese efecto le llamamos “placebo”.
Hay cosas que desconocemos y le ponemos la etiqueta de placebo porque, evidentemente, estamos con la venda puesta en los ojos que no nos permite ver más allá sobre cuáles son los mecanismos más sutiles, profundos, que actúan en un ser humano para que pueda generarse un proceso de sanación o de transformación, porque como hablamos al principio, la base mínima es apropiarse del destino y crear la realidad que necesito en este momento…
INTERLOCUTOR: Claro…
DAISY-EL: A ti te ha pasado, y a este receptáculo también, de pasar por momentos claves en donde decimos “no más”, no voy a decidir sintiéndome mal por esto o no me voy a enfermar más de esto y así sucede. Porque la determinación es un elemento de poder del ser humano que pocas veces usamos.
Yo me atrevería a decir que si nos detuviéramos a decidir qué es placebo y qué no es placebo, moriríamos locos todos porque entonces muchas cosas son placebo en ciertos momentos, en ciertas circunstancias, y para ciertas personas, porque todos somos distintos.
Muchas veces un medicamento generó un efecto tan fuerte en alguien –y hablo del caso personal también–, que simplemente hay una apertura distinta, una energía distinta –todos somos diferentes en ese sentido– que terminamos rechazando esa sustancia.
Pero cuando una medicina tan sutil, como es la alopática, por ejemplo, termina sanando sin conocer ni siquiera como opera, para que pueda ser una mera sugestión tiene que haber también un conocimiento que me permita reprogramarme para que haga o no efecto por ésta o aquella razón.
Sin embargo muchas veces ni siquiera existe eso. Entonces tenemos que abrir la mente, porque aquí hay otras posibilidades, otras formas de sanar, y tomar conciencia de que nosotros no somos un cuerpo nada más y que a nivel psíquico –que es el origen de todos nuestros conflictos incluyendo la enfermedad como una manifestación clara y visible de nuestros conflictos internos– desde ahí podemos empezar a sanar.
De ese cambio emocional, de esa pequeña molécula energética, a través de unos cuantos golpes que parecieran no hacer nada, puede cambiar el orden de las cosas a un nivel más sutil. Y de ahí puede verse la cascada de las consecuencias.
Es necesario aprender a abrirse al punto de que las cosas se evalúen desde sus efectos, desde las consecuencias, desde las vivencias, desde cómo operan los seres humanos ciertas cosas.
¿Es tan difícil, acaso, abrirnos a esa posibilidad de sanación si a cien personas de ciento cincuenta les sirvió el mismo tratamiento para revolver un determinado asunto, por más que no encontremos el mecanismo científico, biológico, exacto de cómo operó?
Estamos hablando también de estadísticas importantes, cosas que le han funcionado a la gran mayoría, y le han funcionado incluso desde épocas muy remotas de la antigüedad, y que se ha manoseado solo por el ego acendrado de una ciencia que se cree con el poder de la verdad.
Eso es lo que hay que ver y también tratar de abrir nuevamente esa puerta con el fin de vacceder a esa sabiduría ancestral que se ha perdido, y recuperarla y retomarla y empezar a ver sin la venda puesta, con los ojos abiertos los efectos que tienen muchos tratamientos nuevos a los que se les ha puesto la etiqueta de placebo simplemente por esa actitud de egocentrismo que ha acompañado a la medicina y la ciencias modernas.
INTERLOCUTOR: ¿Eso sería todo?
DAISY-EL: Así es.
INTERLOCUTOR: Creo que estas cuestiones han quedado debidamente aclaradas, muchas gracias.
 
—————————————————
* “By pass gástrico”: Intervención quirúrgica para poner fin a la obesidad que consiste en un corte que se realiza en el estómago de manera de crear una pequeña bolsa gástrica de entre 10 y 30 centímetros. Ésta hará las veces de estómago, reduciendo su tamaño considerablemente. Una vez que se ha realizado esa primera etapa se une el nuevo estómago al intestino delgado. El remanente del estómago queda intacto porque continúa recibiendo un flujo normal de sangre. Es considerada una intervención de tipo mixto. Esto quiere decir que la pérdida de peso es mediante dos vías, la restricción de la ingesta de alimentos y la disminución de su absorción. Con la derivación gástrica el grado de pérdida de peso es variable y depende básicamente de la conducta del paciente después de la intervención, siendo indispensables un adecuado régimen complementario dietético y de ejercicios, pues de lo contrario podría recuperar el peso perdido.
** Hoʻoponopono (ho-o-pono-pono): Antigua práctica hawaiana basada en la reconciliación y el perdón. Literalmente significa enderezar lo torcido o corregir un error. Algunos traducen el concepto como “Amarse a uno mismo”. Los pensamientos de las personas tienden a estar imbuidos de memorias dolorosas; memorias de personas, lugares, cosas. Por eso, en esta práctica se hace necesaria en la meditación para modificar nuestros pensamientos y que estos sean positivos y sanadores.
*** M. Talbot, El universo holográfico, capítulo 4: “Canto al cuerpo holográfico”,
http://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/holographicuniverse/universoholografico04.htm
.
LECTURAS COMPLEMENTARIAS 
La Ley de Atracción
http://horaciovelmont.org/wp-admin/post.php?post=13095&action=edit&message=1
El universo holográfico
http://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/holographicuniverse/universoholografico.htm#ÍNDICE

 

 

 

El fraude del planeta Nibiru y los reptilianos

Lista completa de temas

LA VERDAD SOBRE ZACHARIE SITCHIN
por Horacio Velmont
Contacto

0fa6e-zecharia_sitchin

Se puede ser desinformador sin saberlo. Es el caso de Zacharie Sitchin, que solo se limitó a traducir las tablillas sumerias que hablaban del planeta Nibiru y los reptilianos como creadores de la raza humana. ¡Toda una patraña!
En principio, es mucha soberbia creer que se puede traducir así como así los jeroglíficos de las tablillas. En todo caso, cualquiera puede traducirlas sobre la base “científica” que supone que cada signo significa una cosa determinada. El resultado puede ser cualquier cosa.
Concretamente, todo el asunto de los reptilianos que vinieron del planeta Nibiru a buscar oro y que luego crearon al hombre para que haga el trabajo pesado en las minas no es más que bulo, una fachada para ocultar a quien está detrás de todo, porque ¡vaya sorpresa que se llevarán algunos! los reptilianos no son extraterrestres sino terrestres y son creaciones (clonaciones) de… ¡Jehová!
Por supuesto que existen los extraterrestres reptiloideos, pero nosotros nos estamos refiriendo puntualmente a los reptilianos supuestamente originarios del planeta Nibiru.

Seguidamente transcribiré la opinión del Grupo Ruanel sobre este asunto, que a mi juicio lo aclara en forma definitiva. Lo transcripto fue la respuesta a una consulta mía que les hice a los profesores Daniel y Denyse sobre los Anunnaki.

– Para nosotros Sitchín sí es un desinformador, pero es muy probable que sea involuntario, pues se basó en la información de las tablillas y nosotros desde un principio no confiamos plenamente en lo que allí se imprimió.
Sentimos que las tablillas mismas fueron escritas por los mismos sacerdotes o seguidores de la entidad negativa que se ha hecho pasar por el Absoluto, siendo una entidad no solo engañadora de varias razas humanas que han vivido desde hace mucho tiempo en la superficie del planeta sino también un ser físico, más allá de que en sus orígenes tenga atributos que nosotros no tengamos por sus manipulaciones genéticas.
En síntesis, las tablillas son parte del intento por borrar nuestro verdadero pasado, mucho más antiguo y anterior a la civilización sumeria.
Muestras de esta percepción: ¿Por qué no se explica nada acerca de la existencia de civilizaciones como Lemuria, Atlántida o la Hiperbórea? ¿Por qué en ellas se habla del Jardín del Edén (ubicándolo en la zona del oriente medio) como el Paraíso, cuando otras tradiciones hablan de que éste está perdido y el hombre debe recuperarlo?
Si en esta zona nació la humanidad conocida, ¿cómo se explica que Caín haya creado su propio pueblo con otros pobladores no homínidos fuera de este paraíso? y ¿a dónde se fue este falso creador si se dice que aún sigue vivo y se alimenta de nuestras energías? ¿Creó acaso otro Edem?
Además, ¿por qué se le ha permitido a Sitchín revelar con tanta amplitud sus teorías cuando se han quemado bibliotecas y museos y miles de libros para tapar la verdadera información de los orígenes? ¿No tendría que estar oculta la verdad conociendo los alcances de los poderosos de este mundo y transmitida de manera oculta, posiblemente por órdenes secretas? ¿Cómo se explica que se hayan interpretado estas tablillas y por otro lado EEUU haya confiscado una gran cantidad de información y descubrimientos arqueológicos que se encontraban en Irak sin saber hasta el momento su paradero?
Deja estas preguntas de reserva que ya en lo siguiente entenderás porqué las hacemos.
–Para nosotros, los Annunaki no son reptiles y aunque al principio yo tenía mis dudas por tanta mala información, Dany me lo confirmó después.
Por mi parte también sentía que los “Annunaki” era un nombre sumerio con el cual se nombró a los que venían en naves y que ellos lo sacaron a su vez de tradiciones más antiguas. Por lo tanto veía que eran mucho más antiguos a la mención de las tablillas.
El hecho de que algunas versiones los describieran como altos y rubios nos cerró más y consideramos que en realidad se trataban de nuestros Primigenios ancestros humanos, que posteriormente fueron llamados “dioses” por trasladarse en naves, tener una altura gigantesca a comparación del hombre de la superficie terrestre y ser los que formaron algunas de las civilizaciones más evolucionadas en esta parte de la Tierra.
Dany siempre sintió, al igual que yo, que el origen del Humano terrestre corresponde al verdadero Dios creador relacionado con el sol central de este planeta (el Logos planetario) y por lo tanto el Paraíso es justamente la Tierra hueca. Siempre me lo expresó así y yo me uní a este criterio, porque compartimos experiencias personales al respecto.
Cuando leímos el libro “El Dios Humeante” (un viaje real al centro de la Tierra), esta percepción se nos reafirmó aún más, ya que describen el mundo intraterreno con elementos similares a nuestra percepción y los humanos que allí viven son muy similares a estos humanos primordiales (miden entre 3 y 4 mts. de altura y de piel blanca también, como se describen a los Annunaki).
Precisamente tanto pleito con las razas se debe en parte a que los humanos terrestres son de raza blanca (Aria) desde los comienzos, con algunas influencias o “mejoras” extraterrestres, y que las demás razas provienen de los planetas cercanos, ya que considerando la teoría de la Tierra Hueca, en todos los planetas habría posibilidades de vida intraterrena.
Dany y yo pensamos que lo mejor de cada planeta está en el interior de los mismos y no en su superficie, en lo más cercano al ”corazón” o centro.
–Lo que se relata en el Génesis: “Ahora hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza”, consideramos que hace parte de aquello que se quiso dejar escrito como expresión de este otro ”dios”, posiblemente hermano físico de los Annunaki, que en compañía de otros seguidores como él clonaron de ellos mismos al hombre conocido, y esta clonación y sus experimentos genéticos lo que hicieron fue generar una decadencia progresiva de la primordial y verdadera raza humana.
¿Por qué no nos cierra aún la versión de la interpretación de las tablillas sumerias sobre la mezcla genética con el homínido? Porque en primer lugar esa teoría no resuelve lo de las razas tan diferentes que supuestamente se derivaron después de este suceso, y segundo porque las marcas genéticas del homínido tendrían que ser tan notorias que todavía deberían verse en nuestra actual civilización, entendiendo que la evolución tendría que ser demasiado lenta para que sea posible.
El hombre actual se asemeja mucho más a las imágenes de los “dioses” que a las del homínido, tanto, que no parece haber mezcla sino más bien una clonación directa, más allá de nuestros errores genéticos, que como el mismo Sitchin reconoce, es el famoso “pecado original” de nuestra raza (“pecado” significa etimológicamente “error genético”).

Esto explica por qué no compartimos la teoría evolucionista. Y esta percepción la hemos también afirmado desde que hemos estudiado un poco más la visión de muchos biólogos independientes que hablan de que es una teoría inviable a la luz de los descubrimientos recientes.
Ahora bien, la explicación de la existencia de estos seres homínidos sí pueden ser experimentos fallidos y anteriores de esta misma entidad “dios”, quien jugando con la genética lo único que propició fue la condenación a muerte de éstas y otras posibles creaciones de su juego genético, como los reptiles terrestres y su supuesta humanización, que habría que ver que alcance tiene o tuvo (algunas teorías afirman que ya no están en el planeta).
–Si bien las civilizaciones terrestres han hablado de “dioses”, siempre se ha observado en la última era la prevalencia de un “dios” con deseo de protagonismo, un monoteísmo que se hiso evidente con la aparición de las religiones más recientes y que se sustentan en el Génesis, como si la intención fuera darle el poder a una sola entidad para hacer creer a la humanidad qué él es el único dios existente a quien se debe adoración, fervor y sobre todo obediencia.
También en la mitología se observa un rebelde que se “satanizó” con respecto a otros “dioses”. Los Nórdicos hablan de Loki, en Sumeria se menciona a Enki, aunque curiosamente la historia sumeria lo favorece como el único interesado en ayudar al hombre que él creó (¿todos los demás son tan malvados?), en Egipto es Seth, y es curioso ver como en la historia del pueblo “elegido” israelita, Jehová es quien aleja a este pueblo de la concepción de la existencia de otros dioses en Egipto, de una cosmogonía universal –¿no sea que se enteren de la verdad?– y les hace “no tener más dioses fuera de él, porque su dios es un dios celoso” (celoso de otros como él y de los cuales se rebeló? ¿Es él el dios rebelde del que se habla en las mitologías? Con su obrar y su carácter no parece haber duda de eso).
–Y si el objetivo de este “dios” ha sido engañar a toda una humanidad durante tanto tiempo, ¿por qué no engañaría creando falsas concepciones sobre su origen? ¿Por qué no hacernos creer en una ciencia materialista que apoya el evolucionismo como una manera de hacernos sentir inferior a su falsa omnipotencia, pues al fin y al cabo no seríamos más que unos simios modificados gracias a él? ¿Por qué no hacernos pensar que debemos ser sus hijos esclavos obligados a sostenerlo dándole energía vital tenaz y macabramente, sin que nos enteremos de ello? Tanta información revuelta con tanto bache que no se unifica me suena a parte de toda esta treta para confundirnos más.

–El tema reptil podría ser también exagerado lo suficiente como para crear paranoia colectiva. Todos los temas conspiranoicos tienen este enfoque y nos dejan a merced de la preocupación y el miedo PORQUE ESE ES EL OBJETIVO: ser la comida energética de un ser que está tan degenerado en negatividad que no puede sostenerse físicamente siguiendo las leyes de la naturaleza que son positivas y por eso bebe la energía astral negativa que nosotros despedimos en altas cantidades. Y consideramos que sus seguidores sacerdotes de su estirpe también han terminado necesitando de lo mismo.
Desde hace tiempo, Dany y yo venimos sospechando que es del mismo Jehová que proviene la suplantación de la verdadera magia interior por la magia negra, en una serie de rituales sangrientos y deplorables con dicha finalidad, y se sabe por la historia que son los judíos, uno de los pueblos que más conocen de este tipo de magia negra a través de lo que ellos tienen como sagrado: la kábala y los grimorios de sus patriarcas (véase el Grimorio de Salomón y se sabrá de qué hablamos).

El mismo Maestro Jesús afirmó que nosotros –como humanos clonados– éramos hijos de Satanás y no del Padre y por eso hablaba de un segundo nacimiento. Y hablaba de que el verdadero príncipe de este mundo era Satanás y es a él a quien en verdad adorábamos. Jehová se tomó al mundo de la superficie y aún lo sigue dominando a través de sus seguidores, los mismos que siguen sus principios de poder, dominio y control.
También el asunto reptil puede estar relacionado con las formas astrales terribles que se forman en el plano astral más denso, o quizás a las formas holográficas que dicen que pueden formarse con tecnología para propiciar falsos testimonios al respecto.
Otra posibilidad es que a través de la magia negra puedan generarse este tipo de entidades (véase los llamados súcubos), o que seres extraterrestres con características o genética reptil (pero con forma humanoide, como lo visualiza Dany) se hayan mezclado posteriormente con las razas ya establecidas posteriormente en este planeta y hayan encontrado un campo fértil en un proceso degenerativo de los humanos abonado inicialmente por Jehová, o incluso que esta entidad también haya creado una especie reptil en el mismo planeta (Dany visualiza, por ejemplo, material genético reptil en la raza amarilla [oriental]).
Mi postura es que puede ser la suma de todos estos factores, lo cual explica tantas teorías divergentes sobre su presencia física, así como del trabajo que se les adjudica desde el astral o cuarta dimensión.
También daría la base explicativa a la presencia de nuestro cerebro reptil, una maligna modificación de nuestra genética en aras de convertirnos en seres más serviles y emocionalmente dependientes.
–Ya mencioné que el verdadero Paraíso lo visualizamos en la Tierra Hueca, por eso el asunto del Jardín del Edem sería más un lugar de aposento provisorio (?) de Jehová cuando llegó a la superficie de la Tierra. Y uniendo cabos, si este ser era como los otros Annunaki o dioses primordiales (físicos) del centro de la tierra, ¿por qué no pensar que de ahí también viene él?
Separado de sus “hermanos” dioses, optó por formar su propio Reino (por eso el Maestro Jesús insistía en decir que su “Reino no era de este mundo”, quizás refiriéndose a la superficie….) Y lo llamó Jardín del Edem para que fuera como el paraíso de su origen…
Por último queremos decirte con respecto a la misión del grupo que nosotros no pretendemos darle certezas a los demás, pues lo consideramos demasiado pretensioso sabiendo que cada ser humano forma sus certezas de acuerdo a su experiencia personal y teniendo en cuenta que somos tan humanos como cualquiera y por lo tanto falibles de error con respecto a la Verdad. Somos más bien buscadores como todos, más allá de que tenemos la gracia de poder recibir algunas migajas del inmenso océano de información de los registros akáshicos, pero no creemos que ello nos otorgue ninguna autoridad especial sobre lo que descubrimos y compartimos.
Nuestro interés es motivar el aumento de conciencia con respecto a los temas, abrir los ojos a la realidad en donde nos encontramos como humanos y motivar la libre y personal investigación de estos asuntos, sugiriendo el desapego a obtusas doctrinas y a cerradas concepciones y generando la confianza de encontrar respuestas al interior del alma.
Por eso no nos preocupemos tanto; la tarea asignada de transmitir nuestro mensaje y reflexiones no debe tomarse como la gran panacea para la humanidad, sino como un trabajo esforzado de llegar al fondo de ciertos asuntos y divulgarlos.
Poner la mano en el fuego por unas conclusiones o por unos trozos de verdad, no es la idea de este trabajo, pues se corre el riesgo de obsesionarse con el conocimiento en sí, la necesidad temible de saciar la morbosa curiosidad, algo con lo que no estamos de acuerdo.
Por eso nos tomamos el trabajo de responder con esto, aunque se requieran demás análisis y de organizar sesiones aclaratorias posteriores para llenar ciertos vacíos, pues como ves no es fácil hacerse responsable de transmitir cosas que aumenten la tensión y distorsión que ya abunda en este planeta.
Tratemos de relajarnos un poco, el mundo no acaba por no saber todas las cosas, y sin embargo somos lentos en enfocarnos en transmitir la manera de impedir la destrucción de las almas humanas…No es tan importante saber los detalles sobre el origen de nuestra ruina como empezar a dar las herramientas para revertir nuestra condición actual y vencer el miedo y la esclavitud.
Un abrazo, Denyse

NOTA ADICIONAL DE HORACIO VELMONT
Los animales creados por el Logos fueron el búfalo, el mamut, el león, el águila, el lobo, la abeja y la gacela. Estos animales eran perfectos, vivían en paz y se alimentaban de los frutos de los árboles. No existían seres carnívoros.
Esto significa que los animales que hoy conocemos fueron el resultado de experimentaciones realizadas por Jehová.
Ya hemos señalado que Jehová  también hizo muchos tipos de experimentaciones dando como resultado, entre otros, a la raza reptiliana. Mencionamos esto porque aquellos que se basan en Zacharia Sitchin, el planeta Nibiru y los extraterrestres reptiles creadores de la raza humana, en realidad se están basando en un bulo. En este sentido, pues, Sitchin es un desinformador.
Los famosos reptilianos de los que hablan  muchos investigadores no son, por lo tanto, extraterrestres sino terrestres, derivados de creaciones de Jehová. Todos los problemas de este mundo parten, pues, de este ser que se hace pasar por Dios.
Por otra parte, Nibiru no es un planeta y no puede albergar vida alguna. Su existencia, como planeta de extraterrestres reptiles que han venido aquí a buscar oro y crearon seres para su extracción en las minas solo se ha difundido para encubrir las actividades nefastas de Jehová-Loki-Satanás-Yahvé (este Hombre Primordial tiene muchos nombres).
La raza humana, valga la reiteración, comenzó en la Tierra hueca (el Paraíso o Jardín del Edén) con Adán y Eva Eva, y éstos y su descendencia  no tienen nada que ver con los reptiles, y menos aún extraterrestres.
Por supuesto que no estamos negando la existencia de alienígenas reptilodeos, pero yo me estoy refiriendo a los famosos extraterrestres reptilianos oriundos de un supuesto planeta llamado Nibiru.

COMENTARIO DE DANIEL
Nibiru es una estrella enana marrón que se acerca al planeta y no se ve de noche, y probablemente solo se vería en infrarrojo. Los reptiles han sido el resultado de manipulaciones genéticas de Loki… Son subterráneos… Seria una derivación “evolutiva” porque en realidad es artificial, no es originaria del  logos. Loki siempe jugó a corregir la naturaleza y a inventar cosas con ella…
En cuanto a la historia que brinda Sitchin tiene que ver con malas traducciones. Es como los jeroglificos Egipcios, en realidad no se sabe bien lo que significan. Es mucha soberbia creerse que pueden leer o descifrar esas escrituras así por que sí… Yo tambien podria aprender a ” leer” esas escrituras, pero de acuerdo a lo que la ciencia considera que significa cada simbolo de ésos y no sobre el real significado.
En cuanto a los, reptiles,  fíjense que no hay reptiles primordiales… El lobo, el león, la abeja, el mamut y el águila, entre otros, son animales primordiales, y de ellos derivan todas las especies y de reptiles no hay. Esto da la pauta de que no fueron creados por el Logos Verdadero sino por el “logos” Loki-Satanás.  

COMENTARIO DE ARIEL
Aquí copio tres enlaces interesantes. Efectivamente, el famoso Nibiru no es un planeta sino una “estrella fallida” en su formación, la que se denomina “enana marrón”. Si no produce luz y no se puede ver es justamente porque es un cuerpo helado, una estrella que no llegó a formarse.
De todos modos, su efecto gravitacional, en caso de acercarse a la Tierra, seria bastante nefasto. De hecho, si se dice que cada 3600 años es su órbita, pasan cataclismos en nuestro planeta, como fue el llamado diluvio universal y de más (como en el libro de Josué, donde se relata que la Tierra dejó de girar por 20hs, hecho que se registró también en tierras de un rey inca de Perú, al otro lado del planeta de donde estaba Josué). Sitchin y otros científicos en sus trabajos dicen que el próximo acercamiento de “Nibiru” a la Tierra será alrededor del 2060 o 2100.
http://es.wikipedia.org/wiki/Enana_marr%C3%B3n
http://proyectohumano.argentinaforo.net/t3-un-gran-cuerpo-celeste-esta-entrando-en-el-sistema-solar-enana-marron-g1-9
http://www.narom.org/NibiruG19.html
http://www.elintransigente.com/mundo/2012/11/28/conoce-que-nasa-oculta-sobre-nibiru-158869.HTML

LECTURAS RECOMENDADAS
Nibiru es una farsa: todas las claves del complot
https://www.youtube.com/watch?v=Bob-sX3KRYs
Felipe Campos: “Nibiru” no existe
http://www.cosmonoticias.org/nibiru-no-existe/

LECTURAS COMLEMENTARIAS
La verdad sobre Jehova
La verdad sobre las religiones judeocristianas
Jehová es Satanas
Jehová, el dios chantajista
¿Quieres la verdad? ¡Pues aquí la tienes! (Parte I)
¿Quieres la verdad? ¡Pues aquí la tienes! (Parte II)
¿Quieres la verdad? ¡Pues aquí la tienes! (Parte III)
¿Quieres la verdad? ¡Pues aquí la tienes! (Parte IV)
¿Quieres la verdad? ¡Pues aquí la tienes! (Parte V)
¿Quieres la verdad? ¡Pues aquí la tienes! (Parte VI)

Nada es lo que parece

Lista completa de temas

¿TODO ES UN ENGAÑO? 

por Horacio Velmont
Contacto
 

LA FOTO MÁS ENGAÑOSA DE LA HISTORIA
https://www.youtube.com/watch?v=A_Fu9lmJx3Q

Hace unos años, cuando esta foto llegó a mis manos después de recorrer el mundo, mi indignación, como la de todos, contra el coronel que asesinaba a sangre fría a un inocente ciudadano indefenso fue incalculable.
Mucho tiempo después supe la verdadera historia que escondía esa foto.  Y fue esa revelación la que me impulsó a escribir esta nota.
La historia, resumida, es que 1 de febrero de 1968, el temido Jefe de la policía survietnamita, el coronel Nguyen Ngọc Loan, ejecutó de un disparo en la cabeza y en medio de una calle de Saigón, a Nguyen Van Lem, miembro del Frente Nacional de Liberación, el famoso Vietcong, que se hacía llamar capitán Lop.
Lo que pocos saben, incluso ahora que la verdad fue divulgada, es que la supuesta inocente víctima era responsable de la matanza, entre otros, de seis ahijados del coronel.
El vietcong había sido encontrado en una fosa con 34 cadáveres, todos maniatados y con tiro de gracia en el cráneo. Entre los muertos estaban los mencionados familiares del supuesto impiadoso Nguyen Ngọc Loan.
El fotógrafo de guerra Eddie Adams, que fue quien  tomó la foto, y que con ella ganó el tan codiciado premio Pulitzer, confesó acongojado que el coronel había asesinado al preso, pero que él  había asesinado al coronel con su cámara. Arrepentido de lo que había hecho, tiempo después pidió perdón a su familia.
Desde ya que no podemos justificar las ejecuciones sumarias, es decir, la muerte de un ser humano sin juicio previo, no importa lo que haya hecho, pero el objeto de esta nota va por otros carriles, y es hacer ver que los principales hechos de la vida, que damos por ciertos y que de acuerdo a ellos ajustamos nuestra conducta, son totalmente falsos, tan falsos como lo que muestra la imagen, conocida como “La ejecución de Saigón”. YouTube. por su parte, la caratula, con toda razón: “La foto más engañosa del siglo XX”.

El nacimiento de la raza humana


No fue Dios el que creó a Adán y Eva, sino Jehová, un Hombre Primordial y experto genetista que habitaba el Jardín del Edén ubicado en la Tierra hueca. Y no fue un acto de creación sino de clonación. Tampoco fue un acto de amor, sino egoico, porque deseaba ser adorado como si fuera el verdadero creador.
Jehová no solo clonó a Adán y Eva sino que hizo experimentos tenebrosos dando origen a seres monstruosos. Sus hermanos, también habitantes de la Tierra hueca, espantados con estas creaciones, lo echaron del interior del planeta hacia la superficie. A la sazón, él ya había echado del Paraíso  a Adán y Eva, justificando su decisión en que ellos se habían rebelado contra él.
Los habitantes del Jardín del Edén-Tierra hueca no mueren, sino que Ascienden al siguiente reino como algo normal después de vivir milenios sin que su organismo se deteriore. Ésa también debió ser nuestra herencia, pero el egoísmo y perversidad de Jehová hizo que esa posibilidad nos fuera quitada.  

LECTURA COMPLEMENTARIA
Jehová y la clonación de Adán y Eva

La verdad sobre Jehová

Jehová era -es- un ser degradado que para sobrevivir necesita de las emociones negativas humanas: sufrimiento, miedo, ira, etc., y ésta es la razón de que las promueva entre nosotros, es decir, la raza humana que fue resultado de sus experimentos de clonación.


http://www.taringa.net/posts/offtopic/18182897/Jehova-ama-lo-sacrificios-humanos.html

Es realmente incomprensible que a este ser tan tenebroso haya quienes lo consideren un Dios, cuando se supone que un Dios tiene que colmar de bendiciones a sus hijos y no de desgracias. Y quien lo dude le basta consultar la Biblia, donde se puede comprobar los hechos oprobiosos a los que sometió -y sigue sometiendo- a su supuesto “pueblo elegido”.
  Por otra parte, la supuesta medida de higiene que significa la circuncisión no es más que una argucia de Jehová para impedir la Ascensión, ya que este tipo de operación impide el ejercicio de la Yoga Sexual, imprescindible para la elevación al reino superior. 

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
El verdadero Santo Grial   
La verdad sobre Jehova
La verdad sobre las religiones judeocristianas
Jehová es Satanas
Jehová, el dios chantajista
La tentación de Jesús por Satanás
Somos el alimento de los dioses

La verdad sobre Jesús


Existen dos Jesús, el inventado y el verdadero. El inventado es el que figura en la Biblia, es decir,  el supuesto hijo de Dios, quien nunca se casó, que hizo muchos milagros, que fue traicionado por Judas y ante quien Pilatos se lavó las manos y por tal razón terminó siendo crucificado, etc. etc.  No es necesario ahondar en esta historia porque es conocida prácticamente por todos.
El verdadero Jesús no tiene nada que ver con el inventado, ni siquiera un poco. El verdadero Jesús era un guerrero que portaba espada y con ella se defendía. Si no lo hubiera hecho lo hubieran asesinado, ya que pendía sobre él una sentencia de muerte de Herodes y muchos buscaban ganar la suculenta recompensa que este perverso gobernante había ofrecido.
Harina de otro costal es que el Maestro, gracias a sus conocimientos, no necesitara matar a nadie para defenderse, sin perjuicio de que haya dejado alguna lección en su adversario como advertencia. Digamos una oreja menos para que se entienda.
Lo de poner la otra mejilla fue un invento de la Iglesia para hacernos creer que siendo mansos y dejándonos humillar es como vamos a conseguir el Paraíso. La crucifixión de Jesús, hecho que jamás ocurrió, también tiene el mismo propósito.
Es impensable que un Maestro de la talla de Jesús iría a dejar un ejemplo tan deplorable: un vulgar muñeco de trapo ensangrentado colgado de una cruz. ¿Qué mensaje a la humanidad podría ser algo así?
Jesús formaba parte del grupo de los Esenios, cuya ética coincidía con la de Roma, y por eso era apreciado por el emperador Tiberio, que era su discípulo lo mismo que Poncio Pilatos, además de amigo. Muchas veces fue invitado junto con sus discípulos a su mesa. Los emperadores eran seres éticos, por lo menos los de las primeras épocas. Incluso Nerón era cristiano. La nefasta historia sobre ellos fueron inventos de sus adversarios.


El episodio de Poncio Pilatos de lavarse las manos fue tergiversado, pues simplemente  significó  que daba fe de que no podía acceder al pedido de apresar a Jesús porque el Maestro ya no estaba bajo su jurisdicción pues se había ido con sus discípulos hacia la Galia, algo rigurosamente cierto.


El Jesús inventado de la Biblia fue célibe, pero el verdadero se casó con María Magdalena. No tuvo descendencia porque ella hubiera obstado a su Ascensión junto con su esposa, mediante la Magia Sexual, hecho que ocurrió en la India (Cachemira) siendo anciano.
Jesús, en su encarnación anterior, había sido un Hombre Primordial, hermano del degradado Jehová, habiendo encarnado en la superficie como humano para prevenirnos contra él. Pocos lo comprendieron.


Jesús tenía conocimientos superiores que traía de su encarnación anterior y podía realizar hechos extraordinarios que para esa época se catalogaban de milagros, pero muchos de ellos, como la multiplicación de los panes y los peces, no fueron públicos sino en ambientes reducidos y como enseñanzas para sus discípulos.

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
El oro de Rennes
El descenso de Jesús “a los Infiernos”
El Evangelio de Nerón
La verdadera historia de Nerón

El misterio de la combustión espontánea

Sudario de Turín, ¿verdadero o falso?

El verdadero Santo Grial
La historia falsificada de Jesús
¿Jesús era un Anunnaki?
El cuento de la “Transfiguración” de Jesús
Reivindicando a Jesús
¿Quién fue el Maestro Jesús?

OTROS HECHOS QUE DEMUESTRAN QUE “NADA ES LO QUE PARECE”
La muerte de Hitler

¿Atentado o Autoatentado? (destrucción de las Torres Gemelas y el Pentágono)
Sodoma y Gomorra
Jack el Destripador
El enigma de la Tierra hueca

El fraude de la vacunación

La verdad sobre la Muerte de Lady Di
La verdad sobre el hundimiento del Titanic
Viaje “oficial” del hombre a la Luna: ¿realidad o fraude?
Incendios forestales ¿quiénes los provocan?
La estafa del Comando Ashtar y la Federación Galáctica

Abducciones, visitantes de dormitorio y círculos en los sembrados
El misterio de la combustión espontánea

Sudario de Turín, ¿verdadero o falso?
Asesinos Programados
El fraude de los circulos en los sembrados
La verdad sobre los Ovnis
El Incidente Roswell
Atentado de Boston

El enigma de “suicide mouse”
El fraude del SIDA
El fraude del calentamiento global
¿Provocó Haarp el tifón de Filipinas?
El tsunami de Japón fue obra del hombre
Métodos de manipulación social
Desaparición de niños
Crimenes sexuales del Vaticano
La Masonería al descubierto
¿Quieres ser masón?
Las esclavas sexuales MK Ultra
El dios humeante, viaje al interior de la Tierra
La desaparición del avión de Malaysia Airlines
Somos el alimento de los dioses
Stanley Kubrick revela secretos Illuminati
Control mental basado en el trauma
El rostro oculto de Sasha Grey
Paul McCartney ¿vivo o muerto?
¿Quieres la verdad? ¡Pues aquí la tienes! (Parte I)
El atentado en París (operación de bandera falsa)
Los monstruos humanos que gobiernan el mundo (Parte I)
Lo aparente no es lo real (la muerte del fiscal Nisman)

LISTA COMPLETA DE TEMAS
https://horaciovelmont.wordpress.com/category/lista-completa-de-temas/ 

.

Cristina y el uso de la invalidación para manipular

Lista completa de temas

EL TRUCO DE DOMINAR POR NULIFICACIÓN 

por Horacio Velmont
Contacto
 

Axel, no te distraigas, Néstor no se distraía nunca…

El deleznable sistema de dominar, más aún, de manipular utilizando la nulificación, no solo de los adversarios sino también de sus propios adeptos, es utilizado reiteradamente en todas las ocasiones en que Cristina Fernández de Kirchner se presenta al público.

Como para muestra un botón podemos señalar que en su último discurso como mandataria en el Congreso le espetó a Axel Kicillof, su ministro de economía: “No te distraigas, Néstor no se distraía nunca”. En otras palabras, una invalidación de lujo para el pobre ministro. 

En Cienciología, quien utiliza este sistema de dominación menoscabando a su blanco se denomina “Persona Supresiva”.

¿Qué significa “persona supresiva”?

Una Persona Supresiva (SP, del inglés Suppresive Person) es alguien que busca suprimir a la gente de su entorno, menoscabándola o disminuyéndola con el propósito de manipularla.

La persona supresiva es también conocida como la Personalidad Antisocial. La razón básica de que la personalidad antisocial se comporte como lo hace radica en un terror oculto a los demás. Para una persona así, cualquier otro ser es un enemigo; un enemigo al que se debe destruir de forma encubierta o manifiesta.

Hace un tiempo escribí una nota que vale la pena transcribir porque no solo Cristina utiliza este método deleznable, sino también muchas otras personas: jefes contra  sus empleados, esposas contra sus esposos, padres contra sus hijos, maestros contra sus alumnos, y así hasta el infinito.

En definitiva, todos, en mayor o en menor medida, somos supresores de alguien. Esto, por supuesto, no exculpa a Cristina de utilizarlo.

Conocer el mecanismo de este sistema significa también transformarlo en inocuo cuando alguien lo dirige en nuestra contra.

¿TIENES UN SUPRESOR? 

por Horacio Velmont

(Según las enseñanzas de L. Ronald Hubbard)

 

¿Cómo Scientology me ayuda con...? 
La personalidad antisocial tiene un terror oculto a los demás.

¿Cómo Scientology me ayuda con...? 
Todos los demás son enemigos a quienes se debe destruir de manera encubierta o manifiesta.

¿Cómo Scientology me ayuda con...? 
Un indicio de la personalidad antisocial es que principalmente trata con afirmaciones críticas u hostiles, invalidación y supreción general.

Según la Psicología tradicional, el complejo de inferioridad es una patología por la que un sujeto se siente constantemente inferior a los demás, aunque no exista causa alguna que justifique este sentimiento. 

Hasta aquí todo está bien, pero en cuanto los psicólogos se ponen a explicar (quizás sería mejor decir “delirar”) todo se complica y ni siquiera se entienden entre ellos mismos. 

Como para muestra basta un botón, aquí transcribo algunas definiciones sobre el tema. 

Complejo
Conjunto organizado de representaciones y de recuerdos dotados de intenso valor afectivo, parcial o totalmente inconsciente. Un complejo se forma a partir de las relaciones interpersonales de la historia infantil; puede estructurar todos los niveles psicológicos: emociones, actitudes, conductas adaptadas. 

Complejo de inferioridad
Término que tiene su origen en la psicología adleriana; designa, de un modo muy general, el conjunto de actitudes, representaciones y conductas que constituyen expresiones, mas o menos disminuidas, de un sentimiento de inferioridad o de las reacciones frente a este.
Véase sentimiento de inferioridad. 

Sentimiento de inferioridad
Para Adler, sentimiento basado en una inferioridad orgánica efectiva. En el complejo de inferioridad, el individuo intenta compensar, con mayor o menor éxito, su deficiencia. Adler atribuye a este mecanismo una significación etiológica muy general, válida para el conjunto de las afecciones. 

Según Freud, el sentimiento de inferioridad no guarda una relación electiva con una inferioridad orgánica. No constituye un factor etiológico último, sino que debe comprenderse e interpretarse como un síntoma. 

Si después de leer esto, usted siente que no ha comprendido nada de lo que es el complejo de inferioridad, no se haga ningún drama, nosotros tampoco. 

El problema es que los psicólogos no solo no saben de qué hablan, sino que no saben que no saben de que hablan. 

Es importante, entonces, que aclaremos bien cuál es la verdadera razón por la que una persona, sin razón aparente, siente que es menos que otras y que ese sentimiento la abrume y la haga muy infeliz. 

En primer lugar hay que entender muy bien lo que es una persona supresiva, porque la supresión es uno de los factores que originan el complejo de inferioridad. 

La persona supresiva es una personalidad antisocial que le tiene terror a los demás. Para una persona así el otro es un enemigo al que debe destruir, abierta o encubiertamente. La persona supresiva se obsesiona en que la supervivencia misma depende de “oprimir a los demás” o de “mantener a la gente en la ignorancia”. 

Si alguien prometiera hacer a otros más fuertes o más inteligentes, la persona antisocial se angustiaría con ello porque lo viviría como un peligro personal. 

Su absurdo razonamiento es que si se tienen tantos problemas con las personas que nos rodean, siendo ellas débiles o estúpidas, más problemas tendríamos, incluso pereceríamos, si se las hace fuertes o inteligentes. 

Una persona así carece de confianza en sí misma hasta el punto del terror, pero como está enmascarado, el común de la gente no lo nota. 

Cuando una persona así se vuelve loca, lo cual no es nada extraño, el mundo está lleno de marcianos o de agentes del F.B.I., y cada persona con la que se encuentra es un marciano o un agente del F.B.I. al que hay que destruir. 

El problema con ellas es que no exhiben esas señales de locura, y uno puede tomarlas incluso como muy racionales porque son muy convincentes en lo que dicen o hacen. 

En Cienciología existe un curso donde se estudian las personalidades antisociales, y donde el estudiante, al final, tiene que indicar con cuáles se identifica. 

En realidad, se trata de un test muy astuto, porque detecta con facilidad a la personalidad supresiva, ya que ésta no se identifica con ninguna de las personalidades antisociales. 

¿Por qué razón no se identifica con ninguna? Simplemente porque la persona supresiva es incapaz de cuestionarse. La autocrítica es un lujo que no se pueden permitir. 

Una personalidad no es en realidad antisocial por el hecho de que se identifique con algunas características antisociales. Solamente las personas cuerdas, bien equilibradas, son capaces de darse cuenta de sus falencias y tratan de corregir su conducta. 

Ahora bien, ¿cómo actúa la persona supresiva en su entorno? ¡Pues suprimiendo a los demás, menoscabándolos, haciéndolos inferior para poderlos manipular a su antojo! Su idea absurda es que de ello depende su supervivencia. 

Ya podrá uno imaginarse lo que ocurrirá si el marido constantemente acusa a su mujer de inepta (o viceversa), o el patrón menoscaba reiteradamente a su empleado. 

En realidad, es muy difícil que quienes son víctimas de una persona supresiva puedan sustraerse a esas invalidaciones y no terminar sintiéndose “inferior”. 

Salvo, claro está, que sepan de esas características y no caigan en la trampa que les tiende el supresor. 

Lo primero que hay que hacer, por lo tanto, es identificar al supresor, y en segundo lugar, desconectarse. 

Quien identifica a quien lo está suprimiendo y luego se desconecta de él experimentará con toda certeza un gran alivio. 

El problema se presenta cuando es imposible desconectarse del supresor. No obstante, hay formas de manejar la situación. Esto se enseña en Cienciología. 

Por otra parte, si la sociedad reconociera a este tipo de personas como alguien enfermo se daría un importante paso adelante. 

No es probable que las cosas mejoren mucho mientras se permita que el 20 % de la población, que es lo que se calcula que hay de personalidades antisociales, domine al resto. 

Como la personalidad antisocial no permite que se la ayude, y si de todos modos se intentara hacerlo no respondería al tratamiento, una de las herramientas para enfrentarla es conocer sus artimañas. 

Estas definiciones que transcribo pueden ayudar bastante: 

DOMINACIÓN. Dic. Acad. Acción y efecto de dominar, sujetar, contener, reprimir. ║ Dn y Cn. Compulsión que se ejerce sobre otra persona para que haga exactamente lo que se desea con el mecanismo de la recriminación y negación de amistad o apoyo a menos que haya un cumplimiento instantáneo. El dominador busca, mediante enojo y crítica directa, acusaciones y otros mecanismos, forzar a otro individuo a la sumisión haciéndole menos.
ver también: Dominación por nulificación. 

DOMINACIÓN POR NULIFICACIÓN. Dn y Cn. Método de dominación del cobarde, pues la persona que lo usa siente que ella es menos que el individuo sobre quien lo está usando y no tiene la honestidad o la fortaleza para reconocerlo. Entonces comienza a menoscabar o minimizar al otro individuo, usando críticas molestas. El que está buscando dominar pega fuerte en el punto de orgullo y capacidad de su blanco y, sin embargo, si en cualquier momento el blanco desafía al nulificador, la persona que está usando el mecanismo alega que lo está haciendo tan solo para ayudar y por amistad, o directamente niega que lo ha hecho.  El método de la dominación por nulificación es encubierto y con mucha frecuencia la persona sobre la cual se usa permanece sin sospechar nada, más allá del hecho de que él sabe que es muy infeliz. 

Desde ya que la persona supresiva le implanta también engramas a su víctima. Como se dice vulgarmente: “Sobre llovido, mojado”, es decir, además de la supresión, implantación de engramas. 

Esta implantación de engramas se facilita porque inevitablemente la persona suprimida está anímicamente mal y al estar la mente analítica disminuida la mente reactiva se enciende en la misma proporción: no hay grabación engrámica cuando la mente analítica está funcionando a pleno. 

No es necesario entrar en demasiados detalles para saber cuáles pueden ser los contenidos verbales de los engramas que influirán en una persona para que se sienta “inferior”: 

“No tienes talento para eso, mejor te dedicas a otra cosa”; “Eres gorda y fea y siempre lo serás”; “Nunca aprenderás a cocinar”; “Siempre te estás equivocando, nunca haces nada bien”; “No sabes ni siquiera coserte un botón”; “Eres muy lento para las matemáticas”; etc. etc. 

Ahora bien, ¿cuáles son las características que nos permiten descubrir a la personalidad antisocial? Aquí van: 

  1. Habla sólo en términos muy generales. “Dicen…”, “todo el mundo piensa…”, “todos saben…” y expresiones así son de uso continuo, especialmente al difundir un rumor. Cuando se le pregunta: “¿Quién es todo el mundo…?”, por lo general resulta que es una sola fuente; y a partir de esa fuente, la persona antisocial ha inventado lo que pretende que es la opinión de toda la sociedad. 

Esto le parece natural, ya que para ella toda la sociedad es una gran generalidad hostil, especialmente contra la personalidad antisocial. 

  1. Una persona así trafica principalmente con malas noticias, observaciones críticas u hostiles, invalidación y supresión general. 

En tiempos pasados se le describió como “chismoso”, “pájaro de mal agüero” o “traficante de rumores”. 

Es notable que una persona así nunca transmite buenas noticias u observaciones elogiosas. 

  1. La personalidad antisocial, cuando transmite un mensaje o una noticia, altera la comunicación para empeorarla. 

Detiene las buenas noticias y sólo transmite las malas, que con frecuencia adorna. 

Una persona así, también finge pasar “malas noticias” que en realidad son inventadas. 

  1. Una característica de la personalidad antisocial, y una de las cosas lamentables acerca de ella, es que no responde al tratamiento o a la reforma.
     
  2. Cerca de una personalidad así, vemos compañeros o amigos acobardados o enfermos que, aun cuando no se vuelven realmente locos, se conducen en la vida de manera incapaz, fracasando, sin triunfar. 

Esas personas causan problemas a los demás. 

Al tratar o educar al compañero íntimo de la personalidad antisocial, éste no tiene ganancia estable, sino que recae con rapidez o pierde las ventajas de su conocimiento, ya que está bajo la influencia supresiva de la otra persona. 

Al tratar físicamente a estos compañeros, generalmente no se recuperan en el tiempo esperado, sino que empeoran y sus convalecencias son deficientes. 

Es bastante inútil tratar, ayudar o entrenar a personas así mientras permanezcan bajo la influencia de la persona antisocial. 

La mayoría de los dementes, lo están debido a estas personas antisociales con las que están relacionados; y por la misma razón, no se recuperan fácilmente. 

Injustamente, muy pocas veces vemos realmente a la personalidad antisocial en una institución mental o social; sólo sus “amigos” y su familia están ahí. 

  1. La personalidad antisocial elige habitualmente el blanco incorrecto. 

Si un neumático se pincha por conducir sobre clavos, maldice a un compañero o a algo que no es la fuente causante del problema. Si en la casa de al lado la radio está demasiado fuerte, él patea al gato. 

Si la causa obvia es A, la personalidad antisocial inevitablemente culpa a B, C o D. 

  1. La personalidad antisocial no puede terminar un ciclo de acción. Toda acción sigue una secuencia en que se inicia, se continúa mientras se requiera y se termina como se había planeado. Esto se conoce en Scientology como un ciclo de acción. 

El antisocial acaba rodeado de proyectos incompletos. 

  1. Muchas personas antisociales confiesan abiertamente los crímenes más alarmantes cuando se les obliga a hacerlo, pero no tienen el más mínimo sentido de responsabilidad acerca de ellos. 

Sus acciones tienen poco o nada que ver con su propia voluntad; las cosas “simplemente sucedieron”. 

No tienen sentido alguno de la causa correcta; y en especial, no pueden experimentar por lo tanto, ninguna sensación de remordimiento o vergüenza. 

  1. La personalidad antisocial solo apoya a grupos destructivos, y muestra enojo violento y ataca a cualquier grupo constructivo o de mejoramiento.
     
  2. Este tipo de personalidad sólo aprueba acciones destructivas y lucha contra acciones o actividades constructivas o de ayuda. 

A menudo se encuentra que el artista, en especial, atrae a individuos con personalidad antisocial, que ven en su arte algo que debe destruirse, y encubiertamente, “como un amigo”, proceden a intentarlo. 

  1. Ayudar a otros es una actividad que casi vuelve frenética a la personalidad antisocial. Sin embargo, colabora estrechamente en actividades que destruyen en nombre de la ayuda.
     
  2. La personalidad antisocial tiene un sentido incorrecto de la propiedad y piensa que la idea de que alguien posea algo es un pretexto inventado para engañar a la gente. En realidad, nada se posee nunca. 

Un interesante ejercicio para el lector es que haga una enumeración de los rubros en los que considera involucrada a Cristina Kirchner para decidir luego si es o no una persona supresiva y por lo tanto antisocial.

LECTURA COMPLEMENTARIA
La personalidad social
http://spanish.scientologyhandbook.org/sh11_2.htm 
La invalidación como forma de control
http://www.facetahumana.com/fh07-la-invalidacion-como-forma-de-control.html
¿Cristina padece el síndrome de Hubris?
https://horaciovelmont.wordpress.com/2014/11/17/cristina-padece-el-sindrome-de-hubris/