Auroras boreales

Lista completa de temas 

EL MISTERIO DE LAS LUCES POLARES

por Horacio Velmont
Contacto

A

UN ENIGMA FASCINANTE

En el folklore abundan las explicaciones sobre el origen de estas fascinantes luces del norte. En finés se llaman “revontulet”, que significa “fuegos del zorro”. El nombre se deriva de una antigua leyenda sobre el zorro del ártico que decía que los rabos de los zorros que corrían por los montes lapones, se golpeaban contra los montones de nieve y las chispas que salían de tales golpes se reflejaban en el cielo. En otras culturas los fuegos del zorro designaban al brillo resplandeciente emitido por algunos tipos de hongos que crecen en la madera podrida. Los esquimales, los lapones, los habitantes de Groenlandia, e incluso las tribus del noreste de la India estaban familiarizados con esta luz misteriosa del cielo. Sus leyendas tomaban muchas formas y estaban asociadas con sus ideas de la vida en el otro mundo. Según una leyenda esquimal, la aurora boreal era un sendero estrecho, sinuoso y peligroso que conducía a las regiones celestiales y su luz se debía a la llegada de los nuevos espíritus.

La aurora del hemisferio norte fue nombrada aurora boreal (luces del norte) por el científico francés Pierre Gassendi en 1621, quien fue el primero en hacer observaciones aurorales sistemáticas.

La aurora del sur fue nombrada aurora austral (luces del sur) por el capitán James Cook en 1773, cuando la observó por primera vez en el Océano Índico. Ya los filósofos griegos consideraban a la aurora del norte como un fenómeno natural, y la asociaban con el reflejo de la luz en los hielos polares.

Para explicar las auroras la ciencia ha dicho que el sol desprende partículas cargadas de mucha energía, iones, principalmente protones, y electrones, los cuales viajan por el espacio a velocidades entre 320 y 704 kilómetros por segundo, es decir, necesitan tan solo entre 130 y 60 horas en llegar a la Tierra. Al conjunto de partículas que vienen del Sol se les conoce como viento solar. Cuando éste interactúa con los bordes del campo magnético terrestre, que está originado por el movimiento del núcleo terrestre en estado semilíquido con abundante hierro y animado por la rotación de nuestro planeta, algunas de las partículas quedan atrapadas por él y siguen el curso de las líneas de fuerza magnética en dirección a la ionosfera. Las líneas del campo magnético terrestre salen del polo norte magnético hacia el polo sur. Ionósfera es la parte de la atmósfera terrestre que se extiende hasta unos 60 o 100 kilómetros desde la superficie de la tierra. Cuando las mencionadas partículas chocan con los gases en la ionosfera, empiezan a brillar, produciendo el espectáculo que conocemos como aurora boreal y austral. La variedad de colores, rojo, verde, azul y violeta que aparecen en el cielo se deben a los diferentes gases que componen la ionosfera.

B

LA SOLUCIÓN DEL ENIGMA

El problema de la ciencia es que está compuesto por científicos, y los científicos, que pregonan tanto que son de mente abierta, en realidad no lo son, y la prueba está en que atribuyen la responsabilidad de las auroras al Sol exterior, que no tiene nada que ver.   Durante siglos, y a pesar de las negativas oficiales sobre la existencia de “extraños fenómenos que ocurren en los polos” –extraños por cuanto no se ajustan a la actual teoría sostenida– uno que siempre ha llamado poderosamente la atención es el da las denominadas luces del Norte. Libros enteros se han escrito tratando de explicar este fenómeno que ha sido observado desde la más remota antigüedad y que se manifiesta por medio de la aparición, cerca de las latitudes boreales, de grandes cortinas de luz cambiante de diferentes formas, tamaños y colores. La proximidad del norte de Asia y Europa (ambos continentes muy poblados) a la región boreal, así como la existencia de los esquimales y lapones en esas zonas, ayudaron a incrementar el número de observadores y de observaciones, conjeturándose muchas hipótesis sobre cual podría ser la causa de dicho fenómeno. No fue sino hasta la fecha reciente que se comprobó que el mismo extraño fenómeno ocurría en inmediaciones del Polo Sur, pues por estar el continente antártico desierto las observaciones eran muy escasas. El término “Luces del Norte” fue por consiguiente abandonado y en su lugar se empezó a usar el de “auroras”; “boreal” para el norte y “austral” para el sur. La gran mayoría de las hipótesis respecto de la causa de las auroras se derrumbaron por entonces y las restantes fueron revisadas en 1958 a raíz del descubrimiento del llamado “cinturón de Van Allen”, cinturón que hoy se considera parte de la magnetósfera. Se atribuyó a dicho fenómeno magnético ser la causa de las auroras, cuando cierta actividad solar se acrecentaba y el flujo del viento solar chocaba con el campo magnético terrestre. Esta teoría no ha llegado a satisfacer plenamente como explicación del fenómeno, pues a poco se comprobó que las auroras se manifiestan independientemente del incremento de las descargas magnéticas. Finalmente, y a raíz de los datos obtenidos durante el Año Geofísico Internacional, acerca de las auroras y su relación Tierra-Sol,  “ellos han producido más preguntas que las que han sido contestadas”.

Exponemos a continuación la explicación de las auroras, basada en la existencia de las aberturas polares y el Sol central interno. Siendo  el diámetro de las aberturas polares de aproximadamente 2000 kilómetros, y estando sus bordes cubiertos por una capa atmosférica que la circunda con un espesor de 6 kilómetros aproximadamente, sucede que cuando las nubes, que generalmente son muy cargadas, se disipan ocasionalmente permiten que el cono de luz proveniente del Sol interno traspase el borde de la abertura, proyectándose en las altas capas de la mesósfera (cuya altitud alcanza los 80 kilómetros), como en una pantalla cuyo material fuera de una densidad variable. Estas nubosidades cambiantes y más o menos refractantes descomponen la luz del Sol interno (que es luz de igual naturaleza que la del Sol común o externo que conocemos), en cientos de matices de diversos colores y gran variedad de formas, mostrando tres patrones característicos:   a)Se presentan únicamente cerca de los Polos. b) Se manifiestan frecuentemente como cortinas verticales, de forma y colores cambiantes. c) Son visibles únicamente de noche.   El observador solo aprecia una cara o faceta del fenómeno integral: un tronco-cono de luz (oscuro en su centro), que tiene su causa en el Sol interno. Fascinado por el misterio que envuelve este fenómeno y tratando de desentrañarlo, en época muy reciente, un astrónomo japonés se dedicó a unir unas fotografías de observaciones aisladas de auroras y luego de obtener muchas, estudiarlas en conjunto. Se sorprendió al comprobar que juntándolas adquirían una forma circular, y publicó la conclusión de estos trabajos en diarios y revistas.

En 1981, el satélite norteamericano “Explorer” fotografió una aurora boreal, desde una distancia de 14000 millas (22000 kilómetros) de altura, en inmediaciones del Polo Norte de la Tierra. Al publicarse dicha foto se confirmó la aseveración hecha anteriormente por el astrónomo japonés y además sumó una nueva prueba –sin proponérselo– a la existencia de las aberturas polares, por cuanto se aprecia claramente en ella gran parte del borde de la abertura polar y el reflejo de la luz del Sol interior en la superficie cóncava de nuestro globo, la que muestra una forma elíptica, como corresponde a un círculo observado en perspectiva. Algunos escépticos intentaron interpretar la zona de luz como el perímetro del globo terrestre, pero una esfera no puede verse jamás como un elipsoide, aparte de que en tal caso la “aurora” estaría cubriendo media Tierra, cuando sabemos que sólo son visibles en las inmediaciones de los Polos..

SESIÓN DEL 13/10/12

Médium: Daniel Asamuya
Interlocutor: Denyse Gómez
Entidad convocada: Ruanel, espíritu de quien fue Ronald Hubbard

INTERLOCUTOR: Esta sesión es para determinar el origen de las auroras, que tan perplejos tienen a los científicos, aunque no se han privado de emitir algunas teorías. ¿Concrétamente, el Sol es el directamente responsable de ellas?
RUANEL: Sí, el Sol es responsable, pero no el Sol exterior, sino el interior.
INTERLOCUTOR: ¿Usted se está refiriendo por casualidad al asunto tan controversial de la Tierra Hueca?
RUANEL: Así es.
INTERLOCUTOR: ¿Concrétamente, entonces, la luz del Sol interior sale al exterior por la abertura de los Polos y produce esos efectos?
RUANEL: Exacto… El asunto es muy simple… La luz del Sol interior de la Tierra sale por las cavidades y al encontrarse con las capas de la atmósfera produce algo así como una especie de refracción que forma una corona en cuyo centro están dichas cavidades.
INTERLOCUTOR: ¿Ése es todo el misterio?
RUANEL: Así es… Los cientificos no lo saben porque no quieren dar crédito a que la Tierra pueda estar hueca e incluso tener un Sol central.
INTERLOCUTOR: Desde el punto de vista científico, y es lo que nos enseñan en la escuela, es que la Tierra es una esfera sólida en cuyo interior hay hierro fundido…
RUANEL: Así es… A todo esto hay que agregar que hay cosas que se ocultan, como por ejemplo que en el centro de la Tierra hay también civilizaciones, incluso más avanzadas que las del exterior. Hay maestros elevados, que ustedes conocen, que vinieron de ese lugar. Jesús dijo que venia de un lugar donde el Sol no se ponía, pero sus palabras no fueron entendidas… Es un tema fascinante… Verdaderamente lo que hay allí es algo que la gente nunca vio…
INTERLOCUTOR: Es un tema para tratar en profundidad, pero, como dijera Rudyard Kipling al final de su novela <El libro de la selva>, “eso es otra historia”…
RUANEL: Sí, así es, eso es otra historia..

BIBLIOGRAFÍA Y LECTURA COMPLEMENTARIA

Eduardo Elías, “La Tierra es hueca”:
http://es.scribd.com/doc/6632399/Elias-Eduardo-La-Tierra-Es-Hueca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s