Jack el Destripador

Lista completa de temas 

EL VERDADERO ROSTRO DEL ASESINO

por Horacio Velmont
Contacto
 

http://es.wikipedia.org/wiki/William_Withey_Gull 

Cualquiera que revisara los documentos que la policía guardaba sobre los asesinatos de Jack el Destripador vería que sir William Gull, uno de los médicos de la reina Victoria, era uno de los favoritos para atribuírselos. Este médico practicaba la vivisección y pertenecía a una secta masónica.

http://es.wikipedia.org/wiki/Alberto_V%C3%ADctor_de_Clarence  

Otro de los favoritos de los investigadores londineses era el duque de Clarence, Alberto Víctor, sifilítico y bisexual, ─nieto de la Reina Victoria y aspirante al trono─ que era adicto a frecuentar prostitutas. Este duque se había enamorado de una joven irlandesa católica llamada Annie Elizabeth Crook, dependienta de una tienda de tabacos en Cleveland Street, con la que tuvo una hija, siendo uno de los testigos de ello una joven prostituta, Marie Jeanette Kelly, que sería la última víctima conocida del Destripador. Sobre la base de estos hechos, el o los asesinos buscaron con este crimen encubrir una historia en la que estaba involucrada la familia real inglesa. En la época de Jack el Destripador la monarquía estaba en crisis, y tanto la corona como el gobierno del marqués de Salisbury veían en el duque de Clarence la esperanza de remontar la crisis y rehabilitar la monarquía. Es obvio que estos propósitos se vendrían abajo y provocarían una revolución si se divulgaba que el aspirante al trono había tenido relaciones con una prostituta, que era una plebeya católica y de la cual había nacido una hija. Para acabar con el escándalo, Salisbury ordenó en 1888 la detención del duque de Clarence y Marie Jeanette Kelly. Ésta consiguió huir. Además, el médico de la reina Victoria, sir William Gull, certificó falsamente la locura de Annie Elizabeth, y su vida transcurrió de hospital en hospital. Ella y sus cómplices tenían que ser eliminados. El Dr. Gull fue el encargado de eliminar a los testigos. Con la ayuda de su cochero y una tercera persona realizaron los crímenes, algunos de ellos dentro del carruaje, arrojando luego los cadáveres en el East End.

Jack el Destripador, sobre el que se han escrito 4.329 libros y 79 obras de teatro y se han realizado 127 películas, cometió el tercero de sus crímenes en la madrugada del 31 de agosto de 1888.

A las 3:45, el policía John Neil, que hacía su ronda por la calle Buck Row, en el East End, divisó un cuerpo humano sobre el suelo. Era una mujer degollada. El cuerpo estuvo allí, cubierto con una manta, hasta las 9;00, hora en que fue transportado, en un carro tirado por mulas, hasta el depósito de cadáveres de Whitechapel. El cuerpo de la muchacha estaba abierto desde la pelvis hasta el cuello con gran pericia. Policías de la comisaría del barrio identificaron a la víctima como Mary Ann Nichols, de 38 años, prostituta, separada y madre de cinco hijos, domiciliada en el número 18 de Thraw Street, muy cerca del lugar en el que fue encontrada. El inspector Patrick Nelson, encargado de la investigación, arrestó a cien individuos de los bajos fondos, pero ninguno de ellos era el culpable. “Existe tanta miseria humana, tanto asesino suelto, que resulta sumamente difícil encontrar al verdadero destripador. En las pesquisas policiales hemos detenido a criminales a los que buscábamos hace tiempo, pero no al que ahora nos preocupa”, dijo Nelson. No había avanzado demasiado en sus pesquisas cuando, el 8 de septiembre de ese mismo año apareció el cadáver de otra mujer, Ann Marie Chapman, de 45 años, prostituta, madre de dos hijos y domiciliada en el número 35 de Dorset Street, que estaba divorciada de un cochero que trabajaba en el palacio de Windsor. La encontró en un portal, en medio de un gran charco de sangre, el cochero John Davis que aterrorizado se dirigió a todo correr a la comisaría para comunicar su macabro hallazgo. Lo que más traumatizaba de las hazañas de Jack el Destripador a la atemorizada sociedad victoriana era la saña con sus víctimas, en un momento en que se guardaban las buenas formas de forma cínica para ocultar las miserias humanas..

SESIÓN DEL 09/10/12

Médium: Daniel Asamuya
Interlocutor: Denyse Gómez
Entidad convocada: Ruanel, espíritu de quien fue Ronald Hubbard

INTERLOCUTOR: Maestro, esta es una sesión para saber quien fue Jack el Destripador, ¿ya se encuentra presente?
RUANEL: Así es, podemos comenzar.
INTERLOCUTOR: Bien, gracias… Bueno, usted ya sabe que estamos por hacer unas preguntas con respecto a la personalidad de quien fue Jack el Destripador, que al parecer sigue siendo un misterio para muchos. Una de las sospechas que se ha tenido es que pudo haber sido una mujer, e incluso algunos piensan que pueda haber sido un homosexual, ¿nos podría corroborar el sexo de este personaje?
RUANEL: Estuvieron involucrados fundamentalmente dos hombres. Uno era el autor intelectual y el otro el ejecutor.
INTERLOCUTOR: Entiendo, un caso similar al asesino del Zodíaco, que también eran dos. ¿Y cual era la razón de que estos dos hombres solamente mataban mujeres y prostitutas?
RUANEL: Estamos hablando de gente de poder, estamos hablando de un nieto de la reina Victoria, de una persona muy enferma, el duque Alberto Víctor. El que mataba era su médico, que era también el médico de su abuela, la reina Victoria.
INTERLOCUTOR: ¿Y cuál fue el motivo?
RUANEL: Los asesinatos tuvieron origen en una extorsión.
INTERLOCUTOR: ¿Una extorsión?
RUANEL: Así es. El duque Alberto era un frecuentador de burdeles y las prostitutas lo conocían bien, sabían quien era a pesar de que se disfrazaba para pasar desapercibido, y sabían bien que había embarazado a una de ellas, y de cuya relación había nacido una niña. Entonces, debido a este hecho, empezaron a extorsionarlo. El duque Alberto tenía alguien de confianza, su médico, que también lo era, como dije, de la Reina Victoria. Este médico formaba parte de la Masonería, que realizaba ritos sangrientos. Entonces le pidió que acallara esa extorsión. Visualizo a una de las víctimas, que estaba embarazada, a la cual le arrancan el útero y también le hacen determinados cortes. Estos cortes y el llevarse algunos órganos forman parte de oscuros rituales masónicos.
INTERLOCUTOR: ¿Se trata de fetos humanos?
RUANEL: Ella estaba embarazada de un mes y medio, de dos meses como mucho… Si deseas más claridad pregunta para hacer un poco más fluido el diálogo.
INTERLOCUTOR: Bien, ya que sabemos que fueron dos personas y de bastante influencia. Me queda una inquietud con respecto a esto del haber embarazado a una de ellas. ¿Solamente fue ese caso o fue algo reiterado? Es decir, ¿le sucedió con varias prostitutas esta situación y por eso tuvo esas represalias o qué otras razones había para asesinarlas?
RUANEL: Al principio la idea no eran los asesinatos, no se trataba de matar sino de intimidar, pero luego las cosas se fueron de las manos con este médico, que no estaba mentalmente sano, y quién, a la vez, con sus conocimientos manipulaba al duque. Es como cuando estás en un problema y hablas con alguien a quien consideras que puede saber más sobre un tema. Esa otra persona puede llegar a usar sus conocimientos para manipularte. Con la segunda víctima el duque comienza a sospechar que el médico no solamente las amedrentaba sino que también las asesinaba. Pero el médico, que gozaba de la confianza del duque, lo convenció para que no se preocupara y que lo dejara todo en sus manos, que él lo iba a solucionar, pero como las muertes siguieron y ya no podía detenerlas se tuvo que callar. Por otra parte, no tuvo más remedio que permitirlas para acabar con las personas que podían ensuciar su nombre y por ende también a la Corona.
Hay que aclarar también que hacían orgías con las prostitutas durante los rituales masónicos antes de asesinarlas.
INTERLOCUTOR: ¿Cómo serían esos rituales?
RUANEL: Los ritos masónicos oscuros son muy difíciles de explicar, pero todos tienen su significado. Hay cortes que ni siquiera un carnicero podría hacerlos tan mal.
INTERLOCUTOR: ¿El médico era zurdo?
RUANEL: La razón errónea de que se pensara que el asesino era zurdo es porque simplemente las prostitutas acostumbraban con sus clientes a recostarse contra la pared dándole la espalda al hombre para tener la relación sexual; entonces el asesino las degollaba desde atrás, desde la izquierda hacia la derecha. Hubo algunas que primero las estranguló y luego las degolló. Pero son todos símbolos, simbolismos, creo que es la palabra correcta para traducir los cortes y desfiguraciones que se hacen. Recuerda que los masones también matan niños para determinados rituales.
INTERLOCUTOR: ¿Eso quiere decir que este médico también pertenecía a esa misma red de masonería oscura?
RUANEL: Claro, él era uno de los cabecillas.
INTERLOCUTOR: No solamente el duque, entonces…
RUANEL: No, no, claro que no…
INTERLOCUTOR: Entiendo…
RUANEL: No es la primera vez que el poder elitista comete aberraciones. Si bien en ese tiempo no había un buen nivel de investigación para sacar huellas y esas cosas, a través del tiempo el mismo poder se ha encargado de que eso no salga a la luz; porque imagínate que un duque o una reina se hallen implicados en uno de los asesinatos más aberrantes… A una víctima incluso le arrancaron directamente la cara. Todas esas cosas simbolizan algo en el otro plano, algo oscuro, claro.
INTERLOCUTOR: ¿Y cómo es el final de estos dos personajes?
RUANEL: Como este médico se les va de las manos lo hacen pasar por loco y lo internan.
INTERLOCUTOR: ¿Pero en algún momento logran sospechar de él o no?
RUANEL: Se ha sospechado, pero ha quedado todo oculto. Visualizo una persona de la ley en ese tiempo que sospechó mucho de eso. Él sabía quiénes habían sido, pero tuvo que callar, obviamente.
INTERLOCUTOR: ¿Y que pasó con el duque? ¿Quedó todo oculto por pertenecer a la élite?
RUANEL: Claro, sí, así fue.
INTERLOCUTOR: ¿Y así permaneció oculto hasta ahora?
RUANEL: Así es, oficialmente aún no salió a la luz.
INTERLOCUTOR: El médico que fue internado ¿murió allí?
RUANEL: No visualizo eso…
INTERLOCUTOR: ¿Y que sucedió con esa persona entonces?
RUANEL: Lo hacen pasar por loco y termina sus días solitario. En realidad no lo hacen pasar por loco porque estaba loco, tenía problemas mentales severos. Alguien en sus cabales no hace lo que hizo este médico, en absoluto.
INTERLOCUTOR: ¿La Reina Victoria realmente estaba al tanto de todo lo que sucedía?
RUANEL: Sí, estaba al tanto, pero se calló.
INTERLOCUTOR: Tengo agendada una pregunta sobre una escritura en tinta roja que la policía recibió por parte del asesino. ¿Pertenecía al médico o al duque?
RUANEL: Pertenecía al médico, y simulaban la escritura para despistar. Por ejemplo, en una de las cartas hay una expresión que es típicamente americana: “Me lo comí”, en referencia a que se había comido un órgano y que lo había disfrutado. Muchas cosas se simulaban para desviar las investigaciones. Este médico en realidad era un psicópata inteligente, porque para hacer lo que hizo hay que reconocerle también astucia. No era alguien que estaba perdido, como se dice comúnmente.
INTERLOCUTOR: ¿Pero las cosas que expresaba en esas cartas realmente las hacía para despistar o también formaban parte del simbolismo masónico?
RUANEL: ¿A qué cosas te refieres?
INTERLOCUTOR: Me refiero a eso de que se comió tal órgano y esto o aquello.
RUANEL: Los desafiaba a que lo intentaran atrapar, si podían. Todo ese tipo de cosas eran como…
INTERLOCUTOR: ¿Cómo un juego?
RUANEL: Exacto, como un juego, porque él pensaba que era más astuto que todos. Además tenía el apoyo del poder. Cuando tienes el apoyo de alguien poderoso no pueden hacer nada contra ti, por más que sepan quien eres.
INTERLOCUTOR: Obvio… ¿Algo más para destacar?
RUANEL: Bueno, se puede aclarar que al médico lo internan porque él quería usar ese poder a su favor, entonces directamente la Corona decide sacárselo de encima y lo hace internar.
INTERLOCUTOR: ¿Y él no tenía poder siendo masón?
RUANEL: Los masones son gente de poder, pero nunca iban a poder contra la Corona porque ellos son más poderosos. Si no fuera así nunca podrían haberlo hecho pasar por desquiciado. Reitero que tomaron esa medida luego que él empezó a querer usar sus vínculos con el poder a su favor.
INTERLOCUTOR: Creo que el caso ha quedado bien aclarado…
RUANEL: Hay una película sobre Jack el Destripador que acierta bastante sobre el autor de los crímenes. Véanla.
INTERLOCUTOR: ¿Usted se refiere por casualidad al film “Desde el infierno”, con el actor Johnny Deep?
RUANEL: Así es.
INTERLOCUTOR: Está bien, la veré. ¿Hay algo más que sea interesante en este caso?
RUANEL: No, no hay nada más interesante que lo que ya se ha dicho..

COMENTARIO DE ARIEL C.
La película a la que hace referencia el Maestro Ruanel la vi hace algunos años. Me refiero a“Desde el infierno” (2001), interpretada por Johnny Deep, en donde la trama trata casi al 100% lo que dijo Ruanel en la sesión: el príncipe Alberto se casa en secreto con una chica plebeya y sus amigas, prostitutas, salen de testigo de la boda. Tienen una hija. Pasado el tiempo y en razón de que Alberto cae enfermo con sifilis cerebral (neurosifilis) debido a su gusto por las prostitutas, la Corona decide silenciar el pasado innoble del duque y encomienda al Dr. William Gull, médico de Alberto (interpretado por Ian Holm) la tarea. Primero se empieza con la chica con la que se había casado, internándola en un manicomio, donde le realizan una lobotomía para dejarla como un zombi y secuestrando a su hija a quien dan en adopción a un tercero. Segundo: hay que silenciar a sus amigas que sabían todo y pretendían extorsionar a la Corona con dinero. Es aquí donde empiezan los crímenes de “Jack”. En la película puede verse la genial interpretación de Ian Holm (actor inglés muy conocido, candidato al Oscar por “Carrozas de fuego” -1981- y ganador de los premios Bafta y Cannes por dicha película) como el Destripador, una persona totalmente desquiciada, que por un lado habla animosamente con cualquiera pero que oculta una costado maléfico, asesinando brutalmente de noche, ayudado por su sirviente, su cochero, que se queda en el carruaje haciendo de “campana” mientras el doctor simula querer tomar servicio con la chica a la que lleva a un callejón alejado para cometer su crimen. Cuando las cosas terminan y como este tipo estaba loco la Corona decide silenciarlo haciéndole una lobotomía, dejándolo como un zombi, e internándolo en un manicomio. El actor Johnny Deep interpreta al jefe de policía encargado de la investigación, que al buscar consejo sobre quien pudo cometer el crimen, debido a los conocimientos que se necesitan, traba amistad con el Dr. Gull sin saber quien es en el fondo realmente esta persona, lo que oculta.
Como me llamó la atención la gran coincidencia de la sesión con esta película, busqué de donde venía la trama, sobre quién había escrito la historia. Así que investigando di con otros datos. La película tiene directores comunes que solo se encargaron de llevar al cine una historia. La película se basa en el comic “From Hell” (desde el infierno), creado por el historietista inglés y escritor de ficción Alan Moore, apareciendo entre 1993 y 1997.
Ver info: http://es.wikipedia.org/wiki/From_Hell 
A su vez, Moore tampoco es el autor, pues simplemente llevó al comic la historia original, que fue autoría del escritor inglés Sthepen Knigth
(ver info: http://es.wikipedia.org/wiki/Stephen_Knight)
en su libro “Jack the Riper, the final solution” de 1976
(ver info: http://es.wikipedia.org/wiki/Jack_the_Ripper:_The_Final_Solution)
donde da cuenta de su investigación que lo llevó a teorizar lo mismo que dijo Ruanel en la sesión. El principe Alberto murió a los 28 años, unos pocos años después de los crímenes, de neumonía según el parte oficial, ocultando por supuesto que se había contagiado sifilis por los lugares que frecuentaba.
Ver info: http://es.wikipedia.org/wiki/Alberto_V%C3%ADctor_de_Sajonia-Coburgo-Gotha
El Dr. William Gull (Jack el Destripador) murió dos años después de los crímenes.
Ver info: http://es.wikipedia.org/wiki/William_Withey_Gull
Para mas datos el Dr. Gull fue fisioterapeuta de la Reina Victoria y también fue medico del Príncipe de Gales. Dos datos importantes, además del tercero y principal: que era masón, que enlazan con la hipótesis de que ha sido realmente el Destripador. Con los dos autores principales muertos al poco tiempo, es lógico que quedara todo en el mas absoluto secreto. Sin embargo, en la Red hay bastante material sobre estas teorías y varias investigaciones, no solo la del escritor Sthepen Knight.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s