La verdad sobre Sodoma y Gomorra

Lista completa de temas 

¿BOMBA ATÓMICA, TERREMOTO O COMETA?

por Horacio Velmont
Contacto

LA DESTRUCCIÓN DE SODOMA Y GOMORRA EN LA BIBLIA

Génesis 19

1

Llegaron, pues, los dos ángeles a Sodoma a la caída de la tarde: y Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma. Y viéndolos Lot, levantóse a recibirlos, e inclinóse hacia el suelo;

2

Y dijo: Ahora, pues, mis señores, os ruego que vengáis a casa de vuestro siervo y os hospedéis, y lavaréis vuestros pies: y por la mañana os levantaréis, y seguiréis vuestro camino. Y ellos respondieron: No, que en la plaza nos quedaremos esta noche.

3

Mas él porfió con ellos mucho, y se vinieron con él, y entraron en su casa; e hízoles banquete, y coció panes sin levadura y comieron.

4

Y antes que se acostasen, cercaron la casa los hombres de la ciudad, los varones de Sodoma, todo el pueblo junto, desde el más joven hasta el más viejo;

5

Y llamaron a Lot, y le dijeron: ¿Dónde están los varones que vinieron a ti esta noche? sácanoslos, para que los conozcamos.

6

Entonces Lot salió a ellos a la puerta, y cerró las puertas tras sí,

7

Y dijo: Os ruego, hermanos míos, que no hagáis tal maldad.

8

He aquí ahora yo tengo dos hijas que no han conocido varón; os las sacaré afuera, y haced de ellas como bien os pareciere: solamente a estos varones no hagáis nada, pues que vinieron a la sombra de mi tejado.

9

Y ellos respondieron: Quita allá: y añadieron: Vino éste aquí para habitar como un extraño, ¿y habrá de erigirse en juez? Ahora te haremos más mal que a ellos. Y hacían gran violencia al varón, a Lot, y se acercaron para romper las puertas.

10

Entonces los varones alargaron la mano, y metieron a Lot en casa con ellos, y cerraron las puertas.

11

Y a los hombres que estaban a la puerta de la casa desde el menor hasta el mayor, hirieron con ceguera; mas ellos se fatigaban por hallar la puerta.

12

Y dijeron los varones a Lot: ¿Tienes aquí alguno más? Yernos, y tus hijos y tus hijas, y todo lo que tienes en la ciudad, sácalo de este lugar:

13

Porque vamos a destruir este lugar, por cuanto el clamor de ellos ha subido de punto delante de Jehová; por tanto Jehová nos ha enviado para destruirlo.

14

Entonces salió Lot, y habló a sus yernos, los que habían de tomar sus hijas, y les dijo: Levantaos, salid de este lugar; porque Jehová va a destruir esta ciudad. Mas pareció a sus yernos como que se burlaba.

15

Y al rayar el alba, los ángeles daban prisa a Lot, diciendo: Levántate, toma tu mujer, y tus dos hijas que se hallan aquí, porque no perezcas en el castigo de la ciudad.

16

Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su mujer, y de las manos de sus dos hijas según la misericordia de Jehová para con él; y le sacaron, y le pusieron fuera de la ciudad.

17

Y fué que cuando los hubo sacado fuera, dijo: Escapa por tu vida; no mires tras ti, ni pares en toda esta llanura; escapa al monte, no sea que perezcas.

18

Y Lot les dijo: No, yo os ruego, señores míos;

19

He aquí ahora ha hallado tu siervo gracia en tus ojos, y has engrandecido tu misericordia que has hecho conmigo dándome la vida; mas yo no podré escapar al monte, no sea caso que me alcance el mal y muera.

20

He aquí ahora esta ciudad está cerca para huir allá, la cual es pequeña; escaparé ahora allá, (¿no es ella pequeña?) y vivirá mi alma.

21

Y le respondió: He aquí he recibido también tu súplica sobre esto, y no destruiré la ciudad de que has hablado.

22

Date prisa, escápate allá; porque nada podré hacer hasta que allí hayas llegado. Por esto fué llamado el nombre de la ciudad, Zoar.

23

El sol salía sobre la tierra, cuando Lot llegó a Zoar.

24

Entonces llovió Jehová sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos;

25

Y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra.

26

Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal.

27

Y subió Abraham por la mañana al lugar donde había estado delante de Jehová:

28

Y miró hacia Sodoma y Gomorra, y hacia toda la tierra de aquella llanura miró; y he aquí que el humo subía de la tierra como el humo de un horno.

29

Así fué que, cuando destruyó Dios las ciudades de la llanura, acordóse Dios de Abraham, y envió fuera a Lot de en medio de la destrucción, al asolar las ciudades donde Lot estaba.

30

Empero Lot subió de Zoar, y asentó en el monte, y sus dos hijas con él; porque tuvo miedo de quedar en Zoar, y se alojó en una cueva él y sus dos hijas.

31

Entonces la mayor dijo a la menor: Nuestro padre es viejo, y no queda varón en la tierra que entre a nosotras conforme a la costumbre de toda la tierra:

32

Ven, demos a beber vino a nuestro padre, y durmamos con él, y conservaremos de nuestro padre generación.

33

Y dieron a beber vino a su padre aquella noche: y entró la mayor, y durmió con su padre; mas él no sintió cuándo se acostó ella, ni cuándo se levantó.

34

El día siguiente dijo la mayor a la menor: He aquí yo dormí la noche pasada con mi padre; démosle a beber vino también esta noche, y entra y duerme con él, para que conservemos de nuestro padre generación.

35

Y dieron a beber vino a su padre también aquella noche: y levantóse la menor, y durmió con él; pero no echó de ver cuándo se acostó ella, ni cuándo se levantó.

36

Y concibieron las dos hijas de Lot, de su padre.

37

Y parió la mayor un hijo, y llamó su nombre Moab, el cual es padre de los Moabitas hasta hoy.

38

La menor también parió un hijo, y llamó su nombre Ben-ammí, el cual es padre de los Ammonitas hasta hoy.

LA DESTRUCCIÓN DE SODOMA Y GOMORRA EN LA CIENCIA

Con respecto a la destrucción de Sodoma y Gomorra, en la actualidad  muchos científicos opinan que se debió a la actividad de un cometa, y explican el relato bíblico sobre el azufre y el fuego que cayó del cielo sosteniendo, como lo hace el Dr. John S. Lewis, profesor emérito de Ciencias Planetarias de la Universidad de Arizona y co-director del Centro Espacial de la NASA de Investigación de Ingeniería de la Universidad de Arizona: “La lluvia de fuego desde el cielo podría ser una descripción de la ruptura y la desintegración de un cometa en la atmósfera de la Tierra por encima de estas ciudades antiguas, ya que grandes trozos de material rocoso y de hielo cayeron desde el cielo. Esto sería visto como lluvia de fuego desde el cielo. Además, el material cometario es rico en azufre. Incluso una caída de meteoritos pequeños puede producir un olor a azufre que es tan fuerte que casi lo ahoga a uno”.

Debe tenerse en cuenta que incluso el impacto sobre estas ciudades de un pequeño fragmento del cometa pudo liberar la energía equivalente a la explosión de bombas de hidrógeno y levantar una nube de hongo como el de las explosiones nucleares. La Biblia también usa la expresión “el humo de un horno” en Apocalipsis 9:1-2, al contar cómo una estrella (un cuerpo luminoso celestial – un cometa) del cielo cae a la tierra, y abre un gran hoyo (cráter de impacto).   Al explicar lo sucedido con la mujer de Lot que se convirtió en estatua de sal, el profesor Lewis lo aclara diciendo que la palabra “sal” debe ser traducida como “polvo”, como algo “pulverizado”, por lo que el texto correcto debe interpretarse como que la mujer de Lot se convirtió no en una en una estatua de sal sino en una “estatua de polvo”.   Más datos en   http://www.noticiacristiana.com/sociedad/2012/04/la-nasa-afirma-que-sodoma-y-gomorra-fueron-arrasadas-por-un-bombardeo-cosmico.html  

A fin de resolver definitivamente el misterio acudimos a los profesores del Grupo Ruanel, quienes confirmaron la tesis de los científicos que sostienen que lo que destruyó las ciudades de Sodoma y Gomora no fue un terremoto sino simplemente la actividad de un cometa.

La destrucción tuvo que ver con un cometa, con su desintegración en la atmósfera de la Tierra sobre esas ciudades. Se ha hablado de sismos, de terremotos, e incluso, en páginas ufológicas, de la intervención de seres extraterrestres que las destruyeron como venganza. Esto es absolutamente falso.

La lluvia de fuego se debió al cometa. Los comentas contienen grandes trozos de roca y hielo que pueden causar grandes destrozos. Además, contienen asteroides y meteoritos. Los meteoritos contienen mucho azufre, y por eso el texto bíblico habla de que llovía fuego y azufre. En un terremoto esto no sucede. Y algo más, un trozo pequeño de cometa puede liberar tanta energía como una bomba de hidrogeno, eso levanta un hongo como las explosiones nucleares. La biblia es exacta relatando todo esto. Relean bien el caso este en la Biblia.

La Biblia dice que la mujer de Lot se convirtió en una estatua de sal, pero se trata de una mala traducción, porque debió referirse a polvo y no sal. El impacto de un cometa produce mucho polvo porque cuando choca contra la atmosfera se deshace, se hace polvo. El impacto, por otra parte, produce grandes vientos, y ese viento contiene ese polvo sobrecalentado. Si eso te alcanza a una justa distancia, como le ocurrió a la mujer de Lot, te asfixia, te cubre de polvo y cuando eso se enfría se endurece y quedas como una estatua de polvo, no de sal.

Respecto de los ángeles que menciona la Biblia, en realidad eran extraterrestres, y en cuanto al relato de que cegaron a la gente que quiso atacarlos, es otro malentendido porque se trató de un encandilamiento. Es algo similar a cuando en la oscuridad de la noche alguien dirige una linterna a los ojos de alguien. Es obvio que quedará ciego por unos momentos, y entonces ese escaso tiempo resulta suficiente para encerrarte en tu casa.

En cuanto a la pregunta lógica sobre cómo sabían esos extraterrestres que ese fenómeno de la naturaleza se produciría, la respuesta es que de la misma manera que los científicos pueden anticipar catástrofes naturales. Además, súmenle la capacidad psíquica de esos seres.

NOTA DE ARIEL C: Para que se comprenda mejor, salvando las distancias, podría compararse con el flujo o nube piroclástica (ver info: http://es.wikipedia.org/wiki/Flujo_pirocl%C3%A1stico) que emana de un volcán en erupción y puede arrasar todo a su paso, convirtiendo a las personas que agarra en su camino en “estatuas”. Un ejemplo clásico son las personas e incluso animales convertidas en estatuas de roca o polvo en la mítica ciudad de Pompeya (ver: http://es.wikipedia.org/wiki/Pompeya) cuando en el año 79 de nuestra era hizo erupción el volcán Vesubio, de la cual se conservan restos e inclusos moldes en yeso en museos, de la gente que fue alcanzada y enterrada por la erupción y quedo “congelada” en la posición en la que se encontraba: trabajando, durmiendo, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s