Jehová es Satanás

Lista completa de temas 

DESENMASCARANDO A UN FALSO DIOS 

por Horacio Velmont

Contacto

La astucia más grande de Jehová ha sido hacerse pasar por Dios e instar a sus seguidores  a luchar contra Satanás, siendo que él mismo es también Satanás. No se puede concebir mayor maquiavelismo.

Recuerdo que cuando era niño esperaba con entusiasmo el día de Reyes, en el cual los famosos magos venían con sus camellos llenos de regalos a cumplir nuestros pedidos. También recuerdo que mis amiguitos, menos ingenuos que yo, se burlaban diciéndome que los Reyes eran los padres.

Por supuesto que yo lo negaba porque aún no estaba preparado para saberlo, ya que es sabido que “el secreto se protege solo”, que significa que a uno le pueden decir a toda voz las más grandes verdades y uno simplemente no darse cuenta y seguir con el engaño.

Todo terminó el día en que me di cuenta del bulo  cuando encontré en el armario el papel con el que mis padres habían envuelto los regalos que después encontré en mis zapatitos.

También recuerdo que me lo tomé a risa al pensar en el entusiasmo con el cual había preparado la comida para los “camellos”, lechugas, zanahorias y papas, que por supuesto habían desaparecido supuestamente comidos por estos animales, porque, curiosamente, ese día, en el almuerzo, mi madre había preparado un suculento plato hecho con lechugas, zanahorias y papas.

Menciono esto  porque para muchos, digamos para la inmensa mayoría, les será imposible creer que Jehová y Satanás sean la misma entidad, y que al adorar a Jehová están también adorando a Satanás. Pero no hay verdad más absoluta que ésta.

sacrificios-humanos4

En realidad es incomprensible que Jehová haya podido engañar a tanta gente haciéndole creer que es Dios. ¿Cómo puede ser Dios un ser que obliga a su pueblo a sacrificar cruelmente animales e incluso personas y lo hace luchar contra otros pueblos para quitarles sus tierras matando a niños y mujeres indefensas? ¿Acaso un Dios no debería colmar de beneficios y felicidad a su pueblo? No se necesita ser muy sabio ni muy inteligente para darse cuenta de esto, pues basta el sentido común.

Y en este disparate hasta cae el propio Papa Francisco, cuando nos insta a luchar contra Satanás, siendo, como ya señalé, que Satanás es el mismo Dios (Jehová) que adoran los católicos.

Desde ya que los católicos no le llaman a Dios Jehová, sino directamente Dios. Pero el cambio de nombre no significa que no sean la misma entidad. También a Jehová se lo llama Yahvé. Pero se lo llame Dios, Jehová o Yahvé, siempre se trata de la misma entidad: Satanás, o sea el mismo Diablo.

Es sumamente revelador este pasaje del libro “Defendámonos de los dioses” de Salvador Freixedo:

Lo que los Dioses han pedido siempre en la antigüedad y continúan pidiendo hoy, es ni más ni menos que sangre; sangre tanto de animales como de seres humanos. ¿Por qué? No lo sé con exactitud. ¿Extraen ellos de la sangre algún producto que les sirva para algo? Tampoco lo sé; aunque al fin del capítulo le comunicaré al lector mis sospechas.

Lo único que sé con exactitud, y que sabemos muy bien todos los que nos dedicamos a investigar en el mundo de la ovnilogía y de la paranormalogía, es que la sangre y ciertas vísceras, son el común denominador entre los Dioses de la antigüedad, —incluido el Dios de la Biblia— y los ovnis de nuestros días.

 Aunque ya traté este tema en mi libro «Israel Pueblo-Contacto», quiero profundizar aquí en él, porque es una gran clave para desentrañar todo este misterio.

 Los eternos dubitantes que constantemente están pidiendo pruebas concretas acerca de todos estos hechos misteriosos, cuando uno se las da, —como en este caso de la sangre— las encuentran tan extrañas, y tan demasiado concretas, que de ordinario en vez de servir para quitarles la duda se la acrecientan.

Pero el hecho está ahí, atestiguado no sólo por todos los libros de los historiadores antiguos, sino por «el libro» por excelencia, —la Biblia— en donde vemos a Yahvé, página tras página, explicarle a Moisés qué era lo que quería que se hiciese con la sangre y con las vísceras de los animales sacrificados.

Nos imaginamos el pasmo de Moisés cuando tras haberle preguntado a Yahvé cómo quería ser adorado, oyó que éste le contestó dándole una serie de pormenores y de órdenes minuciosas de cómo debía degollar a los diferentes animales, qué es lo que debería hacer con las diferentes vísceras, y sobre todo cómo tenía que manipular la sangre.

Moisés, que seguramente conocía muy bien cómo eran los sacrificios que los egipcios y los pueblos mesopotámicos hacían constantemente a sus respectivos Dioses, debió quedarse de una pieza, viendo que su «Único Dios» le pedía exactamente lo mismo que los otros «falsos» Dioses pedían. Y sólo por el hecho de que exigiese que le entregasen «cosas» (en vez de preferir el diálogo directo y unos ritos de una simbología espiritual y lógica) sino porque esas «cosas» que exigía, eran exactamente las mismas que los otros Dioses pedían y con el agravar de que eran unas cosas raras y en nada relacionadas con la adoración o con el perdón de los pecados.

Porque si lo miramos con una mente sin prejuicios, ¿qué tiene que ver la muerte de un cabrito y diseccionar de sus vísceras de tal o cual modo, o el derramar su sangre en determinados lugares, con la demostración del amor a Dios y de la obediencia a sus mandatos? ¿Qué tiene que ver degollar una vaca, con el sincero arrepentimiento y con el reconocimiento de los propios defectos?

La verdadera historia de Jehová-Satanás ya la hemos expuesto exhaustivamente en otro lugar, bajo el título “La verdad sobre Jehová, el científico que se volvió loco” ,  y hacía él nos remitimos.

Siendo Jehová, como es, entonces, un ser físico como nosotros, incluso también humano como nosotros, aunque con características que nosotros no poseemos, por ejemplo, la inmortalidad (del organismo físico, obviamente), porque gracias a su perversidad nos la quitó al clonarnos, comenzando por uno de sus primeros experimentos, Adán y Eva, la pregunta del millón es dónde se encuentra. Desde ya que es falso, al no ser el Dios verdadero, que todo lo abarca y que por lo tanto también está en nuestro interior.

Esta se lo hemos preguntado a los profesores del Grupo Ruanel, respondiéndonos la profesora Denyse a través del siguiente comentario, muy sugestivo y también prudente, dada la falta de pruebas fehacientes sobre este tema. Cada uno, por lo tanto, lo evaluará según sus conocimientos y propia intuición.

Se trata, fundamentalmente, de responder a los siguientes interrogantes: 1) ¿Dónde está Jehová actualmente?, ¿por qué no se manifiesta como antes?;  2) ¿Hay alguna organización que esté en contacto directo con él?; 3) ¿Es Jehová creador de la especie de reptiles que  lo está ayudando en  el asunto de las ofrendas de sangre y órganos?

Esta última pregunta surge de  “La Biblia III, Testamento de todos los tiempos!”, donde  Jehová les dice a Adán y Eva que debió haber continuado sus experimentos con los reptiles en vez de dedicarse a ellos. Si es así, ¿en dónde encajan los Grises en todo esto?

“Daniel y yo hemos percibido como posible acierto que este ser demiúrgico se encuentra actualmente en una construcción-ciudad subterránea ubicada en el África, sin embargo no es algo que hayamos podido corroborar por ninguna fuente. Lo único que se acerca a esto es la “supuesta” declaración del personaje Credo Mutwa de quien recibió información David Icke sobre los reptilianos, ya que estas entidades avistadas por este personaje, asociadas a algunas culturas de allí como ‘dioses ancestrales’ son demonios astrales y algunos físicos que se encuentran como custodios de estas construcciones. Como digo, no es algo que hayamos podido corroborar así que puede tomarlo como simples conjeturas.

Tampoco considero, de manera personal, que esta entidad se encuentre únicamente en esta zona, sino que se desplaza subterráneamente por diversas zonas del planeta coordinando las diferentes ‘cabezas’ de su jerarquía demoníaca (humanos y humanoides que son de su familia primigenea ancestral) que son solo vistos o entrevistados por contados representantes del sionismo internacional.

Esto es algo que he visualizado por desgracia y que me genera bastante rechazo, por lo que suelo evadir hurgar mentalmente en ello y en dicha entidad. Las visiones son poco agradables y es importante cuidarse de ello. Por eso es solo lo que puedo decirle y hasta donde me atrevo a investigar de esta manera canalizada.

La secta que usted intuye es efectivamente el sionismo que ha existido desde tiempos ancestrales, y solo unos cuantos siglos antes de Jesucristo se autodenominaron judaísmo como “secta religiosa”. Sin embargo quienes realizan voluntariamente las acciones demiúrgicas organizadas de esta jerarquía son solo una minoría elitista, que en muchos casos ni siquiera se muestran como judíos. Los judíos como grupo masivo, son mayormente sirvientes de esta ideología antikrística pero no siempre conscientes de su origen y propósitos, sino personas programadas y engañadas al igual que el resto de la humanidad. 

Con respecto a los reptiles tenemos la fuerte sospecha de que efectivamente son creaciones de Jehová cuyas manipulaciones mal llamadas evolutivas de los antiguos dinosaurios, terminó en formar entidades a su servicio, de una tremenda frialdad emocional pero muy inteligentes (astutos más bien). Ésta es posiblemente la principal razón por la cual confunden a estos seres con ‘creadores’ de la raza humana, ya que pueden haber participado en manipulaciones genéticas de los humanos y de especies animales. Todo esto está sin corroboración fiable y documentada, por lo que debes tomarlo como opiniones nuestras.

Naturalmente que el tema de Jehová da para para extendernos mucho más, pero en honor a la brevedad creemos que resulta mucho mejor detenernos aquí e indicar, para aquellos que quieran profundizar más sobre este falso dios, algunas lecturas complementarias, siendo clave, a nuestro entender la ya mencionada Biblia III.

LECTURA RECOMENDADA
Credo Mutwa-David Icke- Reptiles (video explicativo)
http://granmisterio.org/2014/09/22/los-chitauri-y-la-historia-de-credo-mutwa/

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
Ramiro de Granada, La Biblia III, Testamento de todos los tiempos
http://ramirodegranada.blogspot.com.ar/

Mutilación de animales
https://horaciovelmont.wordpress.com/2014/11/16/fabio-zerpa-y-la-mutilacion-de-animales/

Somos el alimento de los dioses
https://horaciovelmont.wordpress.com/2014/11/16/somos-el-alimento-de-los-dioses/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s