La mítica ciudad de Shamballa

Lista completa de temas 

SU VERDADERA UBICACIÓN

por Horacio Velmont

Contacto

SU VERDADERA UBICACIÓN *
por Horacio Velmontgrupo_elron@live.com.ar
Como una muestra más de cómo el Grupo Elron, del que formé parte durante un largo tiempo, fue coptado por entidades desinformadoras, podemos citar a la mítica ciudad de Shamballa, que fue ubicada en la superficie, cuando en realidad se encuentra en el interior del planeta, en lo que generalmente se conoce como ”la Tierra hueca”.
Dichas entidades desinformadoras, haciéndose pasar por entidades de Luz, engañaron al canalizador diciéndole que Shamballa se encontraba en la zona de Nepal. No niego, desde ya, mi responsabilidad en difundir ese error, como ya lo aclaré reiteradas  veces, ni tampoco mi obligación de repararlo.
Vale la pena transcribir lo que se dijo porque es muy ilustrativo del ingenio que tienen esas entidades negativas para disfrazar la verdad.
La ciudad de Shamballa existió, como existió Lemuria o la Atlántida, hace alrededor de 5000 ó 6000 años y estaba situada en la zona de Nepal. Era una ciudad de aproximadamente 70.000 habitantes, algo inusual para aquella época, y más aún en una zona tan desértica. Shamballa estaba habitada por muchos espíritus de Luz que habían encarnado en esa época y usaban tecnología extraterrestre, entre ellas para cubrir con un campo de energía a la ciudad. Los extraterrestres con los cuales estaban en contacto provenían de Orión 3, los mismos que construyeron las pirámides de Egipto y la famosa Cara de Marte. El campo de energía que cubría la ciudad provocaba su aparición y desaparición. Este aspecto fantasmagórico, visto a la distancia, así como también el hecho de que tenía jardines colgantes como la vieja Babilonia, hizo que los pobladores vecinos comenzaran a tejer fantasías sobre Shamballa, corriéndose el rumor de que estaba situada en otra dimensión. A través de la tecnología extraterrestre habían construido, además de los campos de energía, puertas dimensionales que los transportaban a otros mundos, igual que ocurría con las Pirámides de Egipto, aunque tecnología de Shamballa era superior. Durante más de mil años los ciudadanos de Shamballa recibieron pacíficamente a los extraterrestres de Orión 3, e incluso muchos de éstos convivieron e interactuaron con sus científicos. Pero los extraterrestres, como siempre sucede con los pueblos tecnológicamente avanzados pero moralmente primitivos -es el caso, precisamente, de los habitantes de Orión 3, aún en la actualidad-, decidieron apoderarse de la Tierra usando esta ciudad como base logística. No pudieron hacerlo por la tenaz oposición de los habitantes, que incluso llegaron hasta las armas, las cuales no les sirvieron de nada frente a la tecnología de los extraterrestres, que dispararon una bomba parecida a la de neutrones y destruyeron toda la ciudad junto con sus habitantes. Y así desapareció Shamballa de la faz de la Tierra quedando solamente su leyenda, alimentada en cada época por la fantasía de cada autor que se ocupó del tema. Y ésta es la simple historia, que en nuestro planeta siempre se repite, y que no tiene nada de extraña ni de misteriosa.

 

VIDEOS
http://www.youtube.com/watch?feature=endscreen&v=mn5JLLXFzZw&NR=1
http://www.youtube.com/watch?v=BI7E68cIZ3Q&feature=rellist&playnext=1&list=PL9F5769DDFE1DF5A6
http://www.youtube.com/watch?v=ClR0VnjF_xw&NR=1&feature=endscreen
.
Uno de los mayores encubrimientos de todos los tiempos es el hecho de que la Tierra es hueca y que alberga en su interior una civilización superior a la nuestra. Esta civilización es conocida como “Agartha”, siendo su capital Shamballa.
Muchas veces cuando el Maestro Jesús se dirigía a sus discípulos hacía referencia a que ”en mi mundo el sol nunca se pone”, en obvia referencia a la Tierra hueca y a su sol interior. Naturalmente se refería a su encarnación anterior en ese lugar.
.
Contralmirante Richard E. Byrd 
La primera evidencia científica pública de la existencia de Agartha ocurrió en 1947 cuando el contralmirante Richard E. Byrd, de la Marina de los Estados Unidos, voló al Polo Norte y en lugar de ir sobre el Polo realmente entró en la Tierra interna. En su diario habla, precisamente, de entrar en el interior hueco de la Tierra junto con otros y de viajar mil setecientas millas sobre montañas, lagos, ríos, vegetación verde, y vida animal. Dice haber visto monstruosos animales parecidos a los mamuts de la antigüedad moviéndose entre la maleza. Finalmente encontró ciudades y una próspera civilización. 
Al final su avión fue saludado por máquinas voladoras de un tipo que nunca había visto antes. Le acompañaron a un lugar de aterrizaje seguro y fue saludado graciosamente por emisarios de Agartha. Después de descansar, él y su tripulación fueron llevados a conocer al Rey y la Reina de Agartha. Le dijeron que le habían permitido entrar en Agartha por su alta moral y carácter ético. Continuaron diciendo que desde que los Estados Unidos habían arrojado las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, habían estado muy preocupados por su propia seguridad y supervivencia. Habían decidido que era el momento de hacer un mayor contacto con el mundo exterior para asegurarse que la humanidad no destruiría ese planeta y su civilización con él. A Byrd se le había permitido entrar para poder hacer contacto con alguien en quien confiaran. Para hacer corta una larga historia, cuando su visita terminó, el Almirante Byrd y su tripulación fueron guiados en su avión de vuelta al mundo exterior, habiendo cambiado sus vidas para siempre. 
En Enero de 1956, el Almirante Byrd dirigió una expedición al Polo Sur. En esa expedición él y su tripulación penetraron dos mil trescientas millas en el centro de la Tierra. El Almirante Byrd declaró que los Polos Norte y Sur son sólo dos de las muchas aberturas al centro de la Tierra. El Almirante también declaró también que la Tierra interna tiene su propio sol. La teoría de Byrd es que los polos de la Tierra son cóncavos, en vez de convexos, y los barcos y aviones pueden en efecto navegar o volar hacia dentro. 
La prensa americana anunció el descubrimiento del Almirante Byrd, pero inmediatamente fue suprimida por nuestros buenos amigos, el Gobierno Secreto. Ray Palmer, el editor de la revista “Platillos Volantes” publicó una historia detallada   sobre los descubrimientos del Almirante Byrd. El gobierno de los Estados Unidos compró, robó o destruyó casi todas las copias y después destruyó las placas en la oficina impresora.
Exactamente lo mismo sucedió con un artículo sobre el descubrimiento del Almirante Byrd publicado por el “National Geographic”. Esta revista salió, y el gobierno de los EE.UU. se “engulló” casi todos los números de la revista.   
Es interesante señalar que el gobierno de los Estados Unidos no permite que los aviones vuelen sobre los polos. Todos los vuelos son dirigidos a ir alrededor de los polos, y cualquier piloto de aerolíneas que vuele en esas áreas confirmará esto. Otro punto interesante es que los icebergs están compuestos de agua fresca, no agua salada. También es curioso que hace más calor cerca de los polos que entre unas seiscientas y mil millas lejos de ellos. La apertura en los polos también puede explicar por qué haya tantos avistamientos de Ovnis en esas zonas.
También es interesante señalar que el mismo gobierno cubre con un círculo todas las imágenes donde se pueden apreciar las aberturas polares. Y no solo de la Tierra, sino también de otros planetas, ya que todos son huecos. 
.
“La Tierra Hueca” escrito por el Dr. Raymond Bernard 
En su libro “La Tierra Hueca” el Dr. Raymond Bernard habla de un hombre que ha confirmado la historia del Almirante Byrd. Este hombre es el Dr. Nephi Cotton de los Ángeles que informó que uno de sus pacientes, un hombre de descendencia nórdica, le contó la siguiente historia: 
Yo vivía cerca del Círculo Ártico en Noruega. Un verano un amigo mío y yo pensamos en hacer una excursión en bote juntos e ir tan lejos como pudiéramos hacia el norte del país. Así que pusimos provisiones para un mes en un pequeño bote de pesca y nos echamos a la mar. 
Al terminar un mes habíamos viajado muy lejos hacia el Norte, más allá del polo y a un nuevo y extraño país. Estábamos muy asombrados por el tiempo allí. Hacía calor, y a veces por las noches hacía demasiado calor para dormir. Entonces vimos algo tan extraño que los dos nos quedamos atónitos. Frente a nosotros en el mar abierto templado había lo que parecía una gran montaña. En esa montaña en cierto punto parecía que el océano se estaba vaciando. Estupefactos continuamos en esa dirección y nos encontramos navegando hacia un inmenso cañón que llevaba al interior de la Tierra. Seguimos navegando, y entonces vimos algo que nos sorprendió… un sol brillando dentro de la Tierra. 
El océano que nos había llevado al interior hueco de la Tierra poco a poco se convirtió en un río. Este río nos condujo, como más tarde descubrimos, por todo el mundo interior desde un extremo al otro. Puede llevarles, si lo siguen lo bastante, desde el Polo Norte hasta el Polo Sur. 
Vimos que la superficie del interior de la Tierra estaba dividida, como lo está la exterior, en la tierra y en el agua. Hay mucho sol, y allí abunda la vida animal y vegetal. Navegamos más y más por este fantástico mundo —fantástico porque todo era enorme de tamaño comparado con las cosas en el exterior. Las plantas eran grandes y los árboles gigantes. Finalmente llegamos a encontrar gigantes. Vivían en casas y ciudades, como nosotros en la superficie de la Tierra y usaban un transporte de tipo eléctrico como un coche de monorriel para transportar a la gente. Circulaba a lo largo de la ribera del río de ciudad en ciudad. Algunos de los habitantes de la Tierra interna, gigantes enormes, detectaron nuestro bote y estaban muy asombrados. Ellos, no obstante, fueron muy amistosos. Fuimos invitados a sus casas a comer con ellos, y mi compañero y yo nos separamos, yendo él con un gigante a la casa del gigante y yo yendo con otro a su casa. 
Mi amigo gigantesco me trajo su familia a la casa y yo quedé totalmente desmayado al ver el enorme tamaño de todos los objetos de su casa. La mesa para comer era colosal. Me pusieron un plato y lo llenaron con una porción de comida tan grande que me habría alimentado abundantemente durante toda una semana. El gigante me ofreció un racimo de uvas y cada uva era tan grande como uno de nuestros melocotones. Probé una y la encontré mucho más dulce que cualquiera que hubiese probado en el exterior. En el interior de la Tierra todas las frutas y verduras saben mucho mejor y tienen más sabor que las que tenemos en el exterior de la Tierra. 
Estuvimos con los gigantes durante un año, disfrutando de su compañía tanto como ellos disfrutaban conociéndonos a nosotros. Observamos muchas cosas extrañas e inusuales durante nuestra visita con esta notable gente y continuamente nos asombrábamos de sus progresos científicos e inventos. Todo ese tiempo nunca fueron hostiles con nosotros, y se nos permitió volver a casa en la misma forma en que llegamos… En efecto, cortésmente nos ofrecieron su protección si la necesitábamos en el viaje de vuelta.
“El Dios Humeante” escrito por Willis George Emerson

 
 
Un relato adicional de una visita a la tierra hueca fue contado por otro noruego, Olaf Jansen, y se informó de ello en “El Dios Humeante” escrito por Willis George Emerson, y publicado en 1908. El libro relata la experiencia de un padre nórdico y su hijo que, en su pequeño bote de pesca, intentaron encontrar la tierra más allá del Viento del Norte, de la que habían oído hablar. Al parecer una tormenta de viento les llevó a través de la apertura polar y al interior hueco de la Tierra. Allí pasaron dos años y al regresar a través de la apertura del Polo Sur, el padre perdió su vida cuando un iceberg se rompió en dos y destruyó el bote. El hijo fue rescatado, pero cuando contó su increíble historia, lo metieron en una prisión para dementes porque nadie le creería. Después de ser liberado y de pasar 26 años como pescador se mudó a los Estados Unidos. A sus noventa años hizo amistad con Willis George Emerson y le contó su historia. En su lecho de muerte dio también a Emerson mapas que había hecho en el interior de la Tierra junto con un manuscrito relatando sus experiencias. 
El término Dios Humeante se refiere al sol central en el interior hueco de la Tierra, que es más pequeño y menos brillante que el sol exterior y por eso parece “humeante”.  
Dijo que la gente vivía entre cuatrocientos y ochocientos años y tenían una altura de 12 pies de alto o más. Su tecnología científica estaba muy avanzada. Podían trasmitirse sus pensamientos unos a otros usando ciertos tipos de radiación y tenían fuentes energéticas mayores que la electricidad. Fabrican  ‘platillos volantes’ que son operados por su poder superior que se saca del electromagnetismo en la atmósfera. Es de notar que en 1942, la Alemania Nazi envió una expedición compuesta de algunos de sus científicos líderes en un intento de encontrar una entrada a la Tierra hueca. Göring, Himmler y Hitler apoyaron este proyecto con entusiasmo. El führer estaba convencido de que la Tierra es cóncava y que una humanidad vive en el interior del globo. 
En “La Tierra Hueca”, Bernard habla de una fotografía publicada en 1969 en el “Globe and Mail” en Toronto, Canadá, que muestra un hermoso valle con exuberantes colinas verdes. Un aviador dijo que la foto había sido tomada desde su avión cuando volaba ‘más allá del Polo Norte.
* BIBLIOGRAFÍA
Joshua David Stone, Agartha en la Tierra hueca
http://www.luisprada.com/protected/agartha_en_la_tierra_hueca.htm
.
LECTURAS COMPLEMENTARIAS

El dios humeante, viaje al interior de la Tierra

https://horaciovelmont.wordpress.com/2014/11/15/el-dios-humeante-viaje-al-interior-de-la-tierra/

El enigma de la Tierra hueca
https://horaciovelmont.wordpress.com/2015/04/11/el-enigma-de-la-tierra-hueca/

Las auroras boreales

https://horaciovelmont.wordpress.com/2015/04/11/auroras-boreales/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s