El misterio del Mary Celeste

Lista completa de temas 

¿QUÉ LE OCURRIÓ A LA TRIPULACIÓN?

por Horacio Velmont

Contacto

LA HISTORIA CONOCIDA *

El Mary Celeste es considerado un buque fantasma, ya que fue encontrado en pleno Océano Atlántico, navegando a toda vela y sin tripulación, rumbo a Gibraltar.

El novelista inglés Arthur Conan Doyle escribió una historia de ficción, sobre el asunto, historia que levantó gran revuelo en su día, siendo juzgada como verídica por algunos periódicos. El Mary Celeste fue un bergantín de 31 metros de eslora y 282 toneladas de peso. Fue construido en 1861 y bautizado con el nombre de Amazon en la Isla Spencer en Nueva Escocia, Canadá. 

Unos pensaban que el navío tenía mala suerte debido a algunas desventuras. Su primer capitán no alcanzó a dirigir el barco, ya que murió ahogado e igualmente el segundo durante el viaje inaugural. Sin embargo, después de su desafortunado comienzo, el bergantín tuvo varios años sin sobresaltos con sus dueños hasta que en 1867 quedó varado en tierra firme debido a una fuerte tormenta, en la bahía de Glace, Nueva Escocia. Fue rescatado y vendido a un estadounidense, quien realizó modificaciones importantes y lo rebautizó como Mary Celeste en 1869.

La desaparición de la tripulación del Mary Celeste (ocurrida alrededor del 5 de diciembre de 1872) compone aún hoy uno de los misterios marítimos más célebres. El 5 de noviembre de 1872 zarpó, con el capitán Benjamín S. Briggs al mando, desde el puerto de Nueva York. La tripulación consistía en siete hombres, además de la mujer y la hija de dos años del capitán. 

Un mes después, exactamente el 5 de diciembre, hacia las tres de la tarde, la tripulación del Dei Gratia, un barco que navegaba desde Nueva York hasta Gibraltar, avistó el bergantín cerca de las Azores. El capitán de este barco, David Reed Morehouse, conocía a Briggs, por lo que, cuando estuvieron los dos barcos lo suficientemente cerca y leyó el nombre, Morehouse se temió lo peor, ya que de inmediato se dio cuenta de que no había nadie en cubierta. 

El capitán mandó a algunos de sus hombres al Mary Celeste, para registrarlo y ayudar en lo posible. Al llegar al barco, no encontraron a ninguno de los tripulantes ni a la familia Briggs. La ropa de unos y otros estaba ordenada en sus respectivos cajones; pero este camarote contenía un brillo espectral, acto después el capitán emprendió la huida. No encontraron el bote salvavidas, el sextante, el cronómetro ni la bitácora. El diario de navegación se encontraba en el cuarto del capitán; la última anotación era del día 24 de noviembre, pero no señalaba nada relevante.

Después de esta inspección, la tripulación del Dei Gratia decidió llevar el bergantín hasta Gibraltar, para allí examinarlo mejor y encontrar una respuesta al misterio. Al llegar a puerto, sometieron al capitán Morehouse a diversos interrogatorios, ya que incluso se especuló que podía haberse puesto de acuerdo con Briggs para simular su desaparición y obtener algún beneficio de las aseguradoras. Al no descubrirse nada significativo, Morehouse, libre de sospechas, recibió una recompensa de alrededor de 8.000 libras esterlinas por su rescate. 

Comentan que en una noche en calma el barco (según dicen) emitió un brillo o luz y en ese momento comenzó a navegar dejando un rastro rojo, pero este desaparecía al instante emitiendo un gran brillo sin que nadie se diera cuenta.

LA SOLUCIÓN DEL MISTERIO

La desaparición de la tripulación del famoso bergantín está relacionada con el no menos famoso Triángulo de las Bermudas, lugar donde se han esfumado no solo personas sino también barcos y aviones, los que jamás fueron encontrados.
La perplejidad de los investigadores que han tratado de desentrañar el misterio de esas desapariciones radica en que no existe un común denominador al cual puedan tomar como 
base para llegar a alguna conclusión.
A veces la desaparición es completa. Otras veces, como en el caso del Mary Celeste, el barco quedó intacto pero la tripulación se esfumó. Lo extraño es que también quedó intacta la mascota del capitán: un canario en su jaula. Verdaderamente, cuando no se conoce la clave, todo queda en especulaciones que solo llevan a un callejón sin salida.
El origen de las desapariciones se encuentra en una máquina construida en la malograda Atlántida, pero que aún conserva su mecanismo y funciona aleatoriamente, a veces disolviendo todo lo que encuentra a su paso, y esto dicho literalmente, y otras veces dejando los objetos pero no los organismos físicos. Sin perjuicio, claro está, de que a veces se lleva las personas pero no a los animales, como en el caso del Mary Celeste.
Cuando esta máquina funcionaba normalmente, es decir, cuando la civilización de la Atlántida estaba viva, se la podía manipular para elegir lo que interesaba desaparecer. Ésa era precisamente su función. Pero al estar semidestruida y su mecanismo desequilibrado y sin que nadie la opere, produce los fenómenos extraños que conocemos.
Y ésta es toda la simple historia de las desapariciones. 

LECTURA RECOMENDADA
El misterioso Triángulo de las Bermudas
https://horaciovelmont.wordpress.com/2015/04/17/el-triangulo-de-las-bermudas/

 

 

Es

*Fuente: http://www.miscuriosidades.com.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s