El misterio de la montaña Untersberg

Lista completa de temas 

¿QUIÉNES SON LOS PEQUEÑOS SERES QUE LA HABITAN? 

por Horacio Velmont

Contacto

Hace muchos años concurría asiduamente a mi casa un amigo de mi padre llamado Rotter Vilibauld. Era yugoeslavo y un experto ingeniero en minas. En sus relatos me explicaba que muchas veces en sus incursiones mineras se había encontrado con unos seres pequeños, que casi siempre aparecían para avisarles a los trabajadores que había algún peligro, por ejemplo algún escape de gas.

Por supuesto que no le creí en absoluto, más en esa época en que todas las cosas que hoy doy por ciertas las tomaba como fantasías.

Nadie podía anticiparme que un día encontraría la verdad a eso que yo no tomaba en serio.

Cuando consulté, como hago siempre, a los profesores del Grupo Ruanel sobre el misterio de la montaña Untersberg y sobre los pequeños seres que la habitan, Daniel me dijo resumidamente que esos seres son reales, de un color gris-verdoso, de origen extraterrestre, que viven hace muchísimo tiempo en nuestro planeta y no solo en ese lugar.

Agregó también que en un tiempo lejano hubo una entrada al interior de la Tierra hueca, pero ya no existe más porque está bloqueada, pero no obstante siguen existiendo muchos túneles.

Como ya lo mencioné, me aclaró que los hombrecitos que se han visto son reales, una clase de seres pequeños, que en realidad están en muchas zonas viviendo en forma subterránea. Vinieron aquí hace miles de años, por lo que obviamente sus ancestros no eran de este planeta, sino de otro probablemente con más gravedad que el nuestro.

Pero la sorpresa me la llevé cuando me reveló que estos pequeños seres eran los famosos gnomos, duendes, pomberos, etc. tan conocidos por nosotros los argentinos.

No es un tema al que se le pueda dedicar demasiado tiempo. No obstante, para aquellos que quieren saber más sobre estos habitantes subterráneos, transcribo una página que encontré en Internet que colma bastante las expectativas sobre ellos. Desde ya que en el relato hay que separar la paja del trigo, ya que sucesos como éste dan lugar a muchas leyendas y mitos.

http://marcianosmx.com/untersberg-la-montana-misteriosa/

LA MISTERIOSA MONTAÑA UNTERSBERG

montana_untersberg

En Agosto de 1987 tres personas ingresaron a una montaña del sur de Alemania para explorar varias cavernas. Ellos no regresaron y ni la policía ni los montañeros encontraron algún rastro, excepto por el auto estacionado en un estacionamiento cerca del lugar. Tres meses después, ellos llamaron a sus parientes desde un barco en el mar rojo que se dirigía hacia Alexandria, Egipto. Ellos afirmaron que no tenían idea como habían llegado a ese lugar, como tres meses habían pasado y qué es lo que había pasado dentro de esa montaña. En Alexandria fueron al consulado y regresaron a su país de origen. 

En la visita de 1992 a Austria, el Dalai Lama pidió observar la montaña, llamándola “el dragón Durmiente” y “el corazón del chakra del mundo” (chakra se refiere a una energía en la terminología del medio oriente). Pero ésta no era la primera persona famosa en saber acerca de la montaña. Hitler estaba obsesionado con ella, esperando obtener acceso a fuerzas y poder supernaturales para ganar la guerra que estaba perdiendo. 

Vista desde la casa de Hitler

Vista desde la casa de Hitler

Hitler construyó una casa en la cima de la montaña en la frontera con Austria (llamada “berghof”) de la cual se pudiera observar el “untersberg” (traducción directa: bajo la montaña) todo el día. El creía que la montaña y lo que fuera que estuviera dentro de ella junto con sus poderes místicos lo ayudarían a vencer a sus enemigos.

2znsdih1

Para que Hitler pudiera continuar con su obsesión con mas intensidad, adquirió telescopios, no de los diseñados para observar las estrellas sino de aquellos para explorar la tierra. la siguiente imagen es de Hitler a lado de un de los telescopios apuntando hacia el Untersberg. 

Una de las razones por las que la montaña intrigó a Hitler fue por los eventos recurrentes, leyendas e historias de gente extraviada, gente extraviada en el tiempo, encuentros con elfos, extraterrestres y pasadizos a lo que Hitler bautizó  como “la entrada a la tierra”. 

Una expedición reciente (agosto 2008) dentro de las gigantescas cavernas dentro de la montaña revelan que van tan abajo, que el punto más bajo no ha sido alcanzado todavía. Los exploradores tuvieron que regresar de su expedición sin saber qué tan profunda es. De acuerdo a un reporte de un periódico alemán ellos descendieron 1056 metros antes de ser obligados a regresar por un precipicio. Esto fue posible gracias a que lograron pasar por un pasadizo extremadamente angosto que antes era impasable. también descubrieron alrededor de 800 nuevos pasadizos y, créanlo o no, existe un lago a 930 metros de profundidad. Ellos lo cruzaron gracias a un bote de plástico. 

Como algo similar al Triángulo de las Bermudas, cientos de personas han desaparecido en la montaña, ellos:

◾Nunca más vuelven a ser vistos o

◾Aparecen años mas tarde o en alguna otra parte de la tierra, aparentemente habiendo hecho un salto en tiempo, espacio o ambos. 

f0dwlx1

Las personas extraviadas son tan frecuentes que los periódicos Alemanes y Austríacos regularmente estos sucesos son catalogados como misteriosos. Esta imagen muestra un helicóptero de la policía que buscaba a una pareja que recientemente (2008) se perdió: 

Antiguas leyendas reportan “gente pequeña” saliendo fuera de la montaña y objetos voladores saliendo de la montaña hacia el cielo. Hay también muchas leyendas antiguas rodeando a esta montaña que encierran el fenómeno ”perdidos en el tiempo”, conocidas usualmente en modernos reportes de  abducciones de Ovnis. 

Extrañamente, la mayoría de los viejos mitos, leyendas y historias de hadas que rodean a la montaña (que por cierto son cientos de ellos, que datan de muchos siglos atrás) involucran:

◾Dwarfs o “Gente pequeña”

◾Fenómenos de desapariciones en el tiempo o viajes en el tiempo. 

Esto es inusual porque las historias de otros lugares no involucran dwarfs y desapariciones en el tiempo como su principal argumento. La siguiente sección contiene antiguo folklore y leyendas que solo coinciden con las descripciones de las hoy en día llamados “grises” por la UFOlogia. 

Los siguientes extractos son resúmenes y traducciones de libros del siglo XVIII de la mitología alemana de varios autores. Algunos de ellos son también placas que se encuentran cerca del lugar y en cantidades de museos históricos. 

“Die “Untersberger Mandl” sind Zwerge und darum uralt, zauberfundig, meist gutmütig und hilfreich gegen die Menschen, aber auch falsch und boshaft, wenn sie erzürnt werden. Auf ihrem gedrungenen Körper sitzt ein großer Kopf. Klug blicken die Augen aus dem aschgrauen, faltenreichen Gesicht”. 

Este antiguo texto aleman, que fue encontrado en el siglo 18 en una placa cerca de la montaña, dice que la “gente Untersberg” son dwarfs, muy antiguos, conocedores de la magia, de buen corazón pero aveces traviesos y pesados. En su cuerpo ellos tienen una gran cabeza, ojos finos y piel gris. 

“Daß ist gewiß einer von den Untersbergern; bei dem versuch’ ich mein Glück”, dachte sie und ging schnurgrad auf den Zwerg los.. Wie sie aber ans Kreuz kam und eben den Mund auftun wollte, war das Männlein verschwunden.” 

…mientras ella intentaba acercarse a la pequeña persona, él de pronto desapareció. 

“In der Umgebung von Berchtesgaden erscheinen heute noch zum öftern kräftige “Buam”, von keinem gekannt, ganz eigentümlich gekleidet” 

En el área de Berchtesgaden (Untersberg), personas extrañas que nadie había visto antes aparecían. También vestían de manera extraña. 

“und manchmal hat ein Sterblicher den Marsch der Unterirdischen gesehen.” 

Éste básicamente dice que los granjeros del área creían que los dwarfs venían de “adentro de la Tierra” o casas subterráneas. 

“Es trafen einmal zufällig sieben Holzknechte und drei Reichenhaller in der Früh um 4 Uhr auf dem Untersberg zusammen, alle willens, nach Salzburg zu gehen. Als sie miteinander fortwanderten, kam auf dem schmalen Fußwege ein Zug schwarzer Männlein daher, Paar an Paar, gegen 400 an der Zahl, sämtliche gleich gekleidet, zwei Trommelschläger und zwei Pfeiffer voran. Die Männlein marschierten rüstig vorüber, ohne sich irgend um die Zuschauer zu kümmern, zogen dann um eine Felsecke und waren nicht mehr zu erfragen” 

Algunos leñadores quedaron de verse a las 4 de la mañana para viajar a Salzburg (10 millas de Untersberg). Mientras ellos caminaban, observaron alrededor de 400 “personas pequeñas”, todas ellas vestidas de la misma manera recorriendo una grieta de la montaña y desapareciendo detrás de ella. 

“Zwischen Berchtesgaden und Salzburg ist der Pass “Am hangenden Stein”.

Zur Zeit der Franzosenkriege, wo Salzburg bald siesem, bald jenem Herrn gehörte, wurde der Beamte in tiefer Nacht aus dem Schlafe geweckt; ein Zwergmännchen, dergleichen er nie gesehen, stund am Fenster und forderte ihn auf, die Gitter zu öffnen. Er blickte um sich und gewahrte eine unabsehbare Menge ähnlicher Gestalten. Er wagte nicht den geforderten Dienst zu verweigern. Und nun begann der Durchmarsch der Untersbergmännchen. Voran zogen Jünglinge, wohl in einer Fronte von 10 Mann; ihnen folgten Männer, alle nach alter Art gekleidet und bewaffnet. Dann folgten Greise, ihrer Kleidung nach schienen sie Richter oder Räte zu sein, worauf der Zug, wie er begonnen, sich schloß. Wohl 2 Stunden dauerte der schweigsame Zug. Der letzte befahl, die Gitter wieder zu schließen. Am frühen Morgen erkundigte sich der Beamte bei den Landleuten des nächsten Dorfes. Einige hatten den Marsch deutlich vernommen und sie meinten, das bedeute neuen Krieg” 

Este texto habla acerca de el tiempo de las “guerras francesas” y de un soldado francés que se encontraba estacionado al pie de Untersberg. El fue despertado en una noche por un “dwarf” como nunca antes lo había visto. Este dwarf se encontraba parado en su ventana pidiéndole que abriera las puertas que daban a una cierta vereda de la montaña. Mientras él veía, miró también a muchas personas pequeñas y no se atrevió a seguir las instrucciones de abrir la ventana. La gente pequeña ignoró su negativa y marchó a través de las puertas de todos modos. La mañana siguiente el soldado preguntó a la gente del lugar acerca de estas personas pequeñas y el barrio le dijo que escucharon la conmoción y la marcha. 

“Die Gänge und Hallen des Untersberges funkeln und flimmern von Gold und Edelgestein. Auch auf seinen freien Höhen hat mancher Glückliche einen kostbaren Schatz gefunden. So weiß das Volk zu erzählen von Goldsand, Goldkohlen, goldenen Spänen und glänzenden Steinen. “ 

Este texto refleja un tema común de todas las leyendas e historias: que dentro de la montaña, esta lleno de joyas, oro y piedras brillantes y otros tesoros. 

La siguiente historia que data del siglo 15 habla acerca de la experiencia de alguien al perderse en el tiempo habiendo entrado en la montaña. También habla acerca de túneles que comienzan desde una montaña cerca de un lago llamado “Konigssee” (Lago de los Reyes) a una iglesia ahí dentro. Como después les mostrare, hay evidencia de un sistema de túneles en el área y eso se sabia desde cientos de años atrás. 

“Lazarus Aigner

 Im Jahre 1529 stand Lazarus Aigner*, aus Bergheim bei Salzburg gebürtig, bei dem Herrn Stadtschreiber zu Reichenhall in Diensten. Da fügte es sich einstmals, daß Aigner mit seinem Herrn, dem Pfarrer Martin Elbenberger und dem Pfleger den Untersberg bestieg. Unterhalb des Hochthrons fanden sie eine Art Felsenkapelle. Allda war in die Wand eine Schrift mit silbernen Buchstaben eingehauen, welche sie lange anschauten und lasen, ohne indes deren Sinn und Inhalt enträtseln zu können.

 Als sie wieder zu Hause angekommen waren, wollte dem Herrn Pfarrer die rätselhafte Inschrift nicht aus dem Kopfe, und er bat des Stadtschreibers Knecht, Lazarus, nochmals auf den Untersberg zu gehen und die Schrift abzuschreiben.

 Lazarus tat, wie ihm geheißen. Glücklich erreichte der die Stelle, fand auch die Schrift noch vor und schrieb sie genau ab, wie folgt:

  1. V. R. G. E. T. S. A. T. U. M. 

Indes war es Abend geworden, Lazarus überlegte, ob er bei eingebrochener Dunkelheit noch den Berg hinabsteigen oder besser auf demselben übernachten sollte. Er entschied sich für das Letztere. Das war Mittwoch Abends. Er schlief die Nacht sehr gut, stand am Donnerstag Morgens neu gestärkt auf und trat den Heimweg an. Eine Weile war vergangen, als plötzlich zu seinem nicht geringem Erstaunen ein barfüßiger Mönch vor ihm stand. Er trug einen großen Bund Schlüssel und betete andächtig aus einem Gebetbuche. Jetzt sprach er zu Lazarus:” 

Dice que en 1529 un tipo llamado Lazarus Aigner subió a la montaña en compañía del alcalde y el sacerdote de la parroquia de un pueblo cercano. Debajo de uno de los picos de la montaña encontraron una pequeña capilla que estaba construida con roca y contenía unas inscripciones de plata que no pudieron leer ni descifrar. Habiendo ya regresado a casa el sacerdote no podía sacar de su mente la inscripción, así que solicitó a Lazarus regresar al lugar y copiar las palabras, la inscripción era: S. V. R. G. E. T. S. A. T. U. M. 

La tarde había caído y Lazarus pensó que seria mejor no regresar cuesta abajo de la montaña y decidió quedarse la noche. Eso fue en miércoles por la tardenoche. El durmió bien y despertó el jueves por la mañana sintiéndose refrescado. Algún tiempo había pasado en su camino hacia abajo cuando se encontró un monje descalzo cargando una cadena con muchas llaves y recitando oraciones de un libro. Lazarus se encontraba asombrado y le preguntó que si de donde era y hacia donde se dirigía. El monje le contestó que le gustaría darle algo de comer y también le reveló qué significaba la escritura de plata encontrada en la capilla. El monje dirigió el camino hacia una puerta de acero hecha en la montaña y abrió la puerta de acero con una de sus muchas llaves. 

“Lazarus trat ohne Furcht durch dieselbe. Da sprach der Mönch also: «Lege Denen Hut allda nieder, so kannst Du wieder hinaus; und so du herinnen sein wirst, so sprich zu Niemandem ein Wort, es sage Einer zu Dir, was er wolle. Mit mir aber darfst Du reden und mich alles fragen. Merke auch wohl, was Du siehst und hörst.” Nach diesen Worten schritten Beide durch das Tor. Da sah Lazarus einen großen Turm mit einer goldenen Uhr geziert. Der Mönch sagte zu ihm: «Schau an die Uhr, auf welcher Stunde der Zeiger steht und um welche Stunde es ist”. Und es war sieben Uhr. Weiter stand ein schönes Gebäude mit doppeltem Glockenturm, einem ansehnlichen Kloster ähnlich, in üppig grünender Wiese. Ein dunkler Tannenwald umrahmte die letztere und ein monumentaler Brunnen spendete aus zwei Rohren frisches, erquickendes Quellwasser. Auf der Wiese standen Obstbäume voll der seltensten Früchte.

 Lazarus trat mit dem Mönch in das Gebäude und gelangte in eine Kirche, die war so groß, daß er von der hinteren Kirchentüre auf kaum auf den Chor sehen konnte. Der Mönch führte ihn vor bis zum Hochaltar, hieß ihn da zum Gebete niederzuknien und tat desgleichen.” 

Lazarus entró sin miedo. El monje le pidió que se quitara su sombrero y que nunca de los nuncas mencionara el lugar a nadie  pero que escuchara y observara cuidadosamente. Una vez dentro de la montaña Lazarus observó una torre con un reloj dorado y el monje le dijo que tomara nota del reloj y que tiempo y hora marcaba. Eran las 7, Lazarus describe construcciones, arboles, fuentes, frutas raras, y una gigantesca estructura parecida a un templo o iglesia (me salto la sección de la historia que describe un montón de gente cantando en la iglesia y el monje mostrando a Lazarus algunas construcciones y estructuras donde lo invitaba a que comiera y bebiera). 

“Nach beendeter Mahlzeit und nachdem das Tischgebet gesprochen war, führte der Mönch den Aigner in die Bibliothek, deren Wände angefüllt waren mit Büchern in Baumrinde und Schweinsleder gebunden. Von da aus blickte Lazarus wieder ins Freie und sah viele Bischöfe und Herren in prachtvollen Gewändern, Frauen und Jungfrauen. Und da er fragte, wer dieselben wären, so sagte der Mönch: «Es sind alte Kaiser, Könige, Fürsten, Bischöfe, Ritter, Herren und Knechte, Edel und Unedelgeborene, Frauen voll Frömmigkeit und Herzensgüte, wie überhaupt nur gute Christen, welche den christlichen Glauben in der letzten Zeit des Bestandes der Welt erretten und verteidigen werden”.

Darauf zeigte er ihm die Bücher und las ihm daraus vor. Lazarus fand in denselben auch die rätselhafte Inschrift, die er sich für den Pfarrer abgeschrieben hatte. Der Mönch las sie ihm auch vor, allein verstehen konnte er’s nicht, da sie in lateinischer Sprache verfaßt war.

 So kam die Vesperzeit heran. Glockengeläute rief die Andächtigen zur Kirche. Auch die Beiden gingen hin und beteten mit großer Andacht. Nach der Vesper erhielt Lazarus wieder Speise und Trank. Nach der Complet, die dem Abendbrot folgte, versammelten sich die Mönche, jeder mit einem großen Buche, an dem ein Laternchen befestigt war, und zogen paarweise nach dem großen Turm, in welchen Lazarus bei seinem Eintritt in den Untersberg gekommen war. Zu beiden Seiten in dem selben gab es sechs, zusammen also zwölf Türen.

«Durch diese Türen gelangt man” – so sprach der Mönch zu Lazarus – « in die Domkirche zu Salzburg, in die Kirche nach Reichenhall, nach Feldkirch in Tirol, nach Gmain, nach Seekirchen, nach St. Maximilien, nach St. Michael, nach St. Peter und Paul bei Hall, nach St. Zeno, nach Traunstein gegen Egg, nach St. Dionysien und St. Bartholomä am Königssee”.

Diese Nacht gingen sie nach St. Bartholomä, ein schöner gewölbter Gang, so breit daß ihrer Drei und Drei nebeneinander gehen konnten, führte dahin. Als sie schon ein Stück des Weges zurückgelegt, sagte der Mönch zu Lazarus: «Jetzt gehen wir tief unter dem Königssee !” – Gegen Mitternacht kamen sie in der Kirche zu St. Bartholomä und sangen da die Mette. Nach derselben kehrten sie laudos, wie gekommen, wieder in den Untersberg zurück, wo sie eben recht zur Prim (6 Uhr Morgens) angelangten. In der nächsten Nacht gingen sie in die Domkirche nach Salzburg. Da währen sie indes bald vom Messner überrascht worden, wenn sie nicht rasch durch die hintere Türe und die sich öffnenden Türchen in den Mauern hinausgekommen wären.

 Diese Nacht gingen sie nach St. Bartholomä, ein schöner gewölbter Gang, so breit daß ihrer Drei und Drei nebeneinander gehen konnten, führte dahin. Als sie schon ein Stück des Weges zurückgelegt, sagte der Mönch zu Lazarus: «Jetzt gehen wir tief unter dem Königssee !” – Gegen Mitternacht kamen sie in der Kirche zu St. Bartholomä und sangen da die Mette. Nach derselben kehrten sie laudos, wie gekommen, wieder in den Untersberg zurück, wo sie eben recht zur Prim (6 Uhr Morgens) angelangten. In der nächsten Nacht gingen sie in die Domkirche nach Salzburg. Da währen sie indes bald vom Messner überrascht worden, wenn sie nicht rasch durch die hintere Türe und die sich öffnenden Türchen in den Mauern hinausgekommen wären.” 

Después de la comida el monje lo llevo a la librería. Cuando Lazarus preguntó ¿quiénes eran todas estas personas que viven aquí? el monje respondió “Almas viejas que hicieron bien en su vida y defenderán a la humanidad en los últimos tiempos”. En los libros Lazarus encontró las mismas inscripciones  que el no había podido descifrar ni entender en cualquier otro libro porque se encontraban escritas en un tipo de Latín. 

El monje también le mostró 12 puertas. Dijo que estas puertas llevaban a 12 iglesias de los alrededores. Ellos entraron en una de las puertas, la cual los llevó por un túnel subterráneo a una de las iglesias en un lugar llamado ST. Bartholoma. Este túnel también llevaba debajo de un lago llamado “Königssee” – Nota: esta iglesia es famosa por sus muy fuertes anomalías goemagnéticas, más de esto después. 

El monje hizo notar que tenían que ir a estas iglesias sin ser notados  por gente del exterior. 

Me salto la parte donde describe otras vistas a otras iglesias y cuando Lazarus se da cuenta que algunas personas que vivían en la montaña están muertas y son reyes que murieron mucho tiempo atrás. 

“Am siebenten Tage jenes Aufenthaltes im Untersberg sagt der Mönch zu Lazarus, nachdem, sie von der Kirche zu Unserer lieben Frau auf der Gmain nach Hause gekommen waren: «Lazarus, nun ist es Zeit daß Du wieder hinausgehest; oder willst du herinnen verbleiben, so magst Du es auch tun”. Doch jener meinte, ihn verlange nach der Heimat; der Mönch gab ihm hierauf noch zwei Laib Brot mit auf den Weg und sagte: «Solches iß im Heimgehen und sei hinfüro fein demütig, derweil du lebest”. Hernach führte er ihn zur Tür, durch welche er gekommen. Als Lazarus auf Verlangen seines Begleiters die Uhr schaute, zeigte der Zeiger genau dieselbe Stunde wie er gekommen – 7 Uhr. Wieder auf der Außenwelt angelangt, sprach der Mönch zum letzten Mal zu Lazarus: «Schau, mein Lazarus, daß Du Deine Erlebnisse im Untersberge Niemandem mitteilst, ehe 35 Jahre verstrichen, wenn Dir Dein Leben lieb ist. Vergiß nicht, was Du gesehen und gehört hast. Wenn die Zeit von 35 Jahren vorüber, so magst Du es offenbaren; denn es wird hernach große Not und Gott dem Allmächtigen viel abzubitten sein. Daß es aber auch Alles dann Kundbar werde, was Dir begegnet, beschreib alles genau und behalte es fleißig bei Dir”. Und weiter sprach er: «Es werden sich gefährliche Zeiten in der Welt zutragen; aber Diejenigen, welche an Gott glauben und auf ihn fest vertrauen, werden von allen Greueln, Übeln und Beschwerden befreit sein. Nun gehe hin im Namen des Friedens, dereinst wirst Du wieder zu mir kommen”. Dann verschwand der Mönch und Lazarus trat den Rückweg nach Reichenhall an Genau 35 Jahre nach dieser Begebenheit starb er, fromm und stark im Glauben, wie er gelebt. An Totenbette übergab er seinem Sohne die Aufschreibung und dieser teilte sie der Welt mit.” 

En el séptimo dia de su estancia, el monje le dio a Lazarus la opción de quedarse o regresar a casa. Lazarus extrañaba su hogar y el monje lo acompañó hacia afuera, pidiéndole una vez más, que mirara el reloj. Era exactamente la misma hora que cuando el habia llegado: las 7. El monje le explicó que “no había pasado tiempo” aunque Lazarus sabía que habían ya pasado 7 días. Por Último el monje le dijo: “Si deseas vivir no le digas a nadie de esto que te pasó por 35 años. Podrás hacerlo despues de 35 años. Ahora vete en paz”. 

Exactamente 35 años más tarde Lazarus escribió su historia, y murió unos dias después. 

5dpi1f1

Iglesia en “Koenigssee”  de donde, segun la antigua leyenda,
túneles llegan desde el interior del Untersberg.

NOTA ADICIONAL DE HORACIO VELMONT
Un tema pendiente sobre este tema es el de las desapariciones, las cuales, según me aclaró Daniel, se deben a que las personas que se adentran en la montaña se extravían y mueren, ya que los laberintos son muy extensos, y si uno no los conoce no sale. Es más, hay como especies de precipicios que son muy riesgosos para quien no los conoce. Hay personas desaparecidas que recibieron advertencias de estos seres pequeños, pero hicieron caso omiso de ellas y así les fue.
Desde ya que no hay que confundir a estos pequeños seres con los Elementales, que son harina de otro costal…

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
El misterio de la montaña Untersberg (video)
https://www.youtube.com/watch?v=uYSU5IgWyMY 

NOTA: Hay más material afín en los sitios del Grupo Ruanel y Grupo Obnosis
http://gruporuanel.blogspot.com.ar/p/quienes-somos.html
https://horaciovelmont.wordpress.com/2014/11/12/lista-completa-de-temas/
..

 .

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s