El misterio del Ourang Medan, el barco de la muerte

Lista completa de temas  

LA CLAVE ESTÁ EN LA CARGA 

por Horacio Velmont

Contacto

En fecha no confirmada, 1947 o 1948, los buques que atraviesan la ruta marítima del estrecho de Malaca, entre las costas de Sumatra y Malasia, afirmaron recoger una serie de señales en código morse de socorro (SOS). El mensaje del buque desconocido era tan simple como inquietante:

“Todos los tripulantes entre ellos el capitán están muertos, tumbados en la cubierta y el puente… es posible que toda la tripulación esté muerta… “Yo también estoy muriendo”…

El mensaje provenía del carguero holandés SS Ourang Medan, que estaba navegando en el estrecho de Malaca. El barco mercante americano llamado la Estrella de Plata, que era el más cercano a la presunta ubicación del Ourang Medan, llegó hasta él al cabo de algunas horas, y cuando sus tripulantes lo abordaron se encontraron con una verdadera pesadilla.

La cubierta de la nave estaba plagada de cadáveres de la tripulación holandesa, reflejando el horror en sus rostros. Incluso el perro estaba muerto. El equipo de abordaje encontró los restos del capitán en el puente, mientras que los cadáveres de sus oficiales estaban en diferentes puntos de la nave. El oficial de comunicaciones todavía estaba en su puesto, tan muerto como el resto, sus manos descansando sobre el telégrafo. Todos los cadáveres, según los informes, tenían los ojos muy abiertos.

El equipo estadounidense no encontró evidencias del motivo de las muertes de la tripulación del mercante Holandés, ni vio daños en la nave. El capitán de la Estrella de Plata decidió que se amarrase al Ourang Medan , para remolcarlo a puerto, pero tan pronto como el equipo conectó la línea de remolque al barco holandés se dieron cuenta de la presencia de humo que salía desde las cubiertas inferiores, en concreto de la bodega 4. Minutos después la nave explotó y se hundió rápidamente, llevándose toda la prueba del barco, de la carga y de lo sucedido entrando así en el reino de los mitos y leyendas.

Naturalmente que se trataba de un misterio digno de una página, porque en estos casos uno siempre supone la intervención extraterrestre o fenómenos desconocidos, pero la respuesta del Grupo Ruanel, en particular de Daniel, me alejó de estas ideas:

El Ourang Medan transportaba una carga peligrosa que se desbordó y mató a toda la tripulación por envenenamiento. No se trató de un sabotaje, sino de un accidente.

Con este dato en concreto, transcribiré un artículo que describe en forma ilustrada la historia de este buque, así con las diversas especulaciones a las que dio lugar. Con ellas, cada uno que lo lea podrá sacar sus propias conclusiones sobre cuál era la carga y lo que pudo haber fallado.

¿QUÉ PASÓ CON EL OURANG MEDAN?
http://radioactivity-mistery.blogspot.com.ar/2012/05/el-barco-de-la-muerte-ourang-medan.html

Mientras los rumores sobre el descubrimiento macabro de la Estrella de Plata, circularon a lo largo de las rutas de comercio de las Indias Orientales, el primer informe oficial del evento no se escribiría hasta mayo de 1952, en las “Actas del Consejo de la Marina Mercante”, que fue publicado por el departamento de guardacostas de Estados Unidos. El testimonio en ella se describe el estado de los tripulantes holandeses, incluso yendo tan lejos como para afirmar:

“Sus rostros congelados estaban mirando hacia el sol … miraban fijamente, como si tuvieran miedo … sus ojos y bocas estaban abiertos”.

El primer problema es tratar de averiguar si este carguero holandés existió, y mas teniendo en cuenta que no aparece en ningún registro oficial. Sabemos que la Estrella de Plata era real, pero no hay ningún informe de que socorriera al Ourang Medan.

Algunos investigadores han especulado que si el Ourang Medan era un barco real, posiblemente procedería de Sumatra, que en ese momento era una colonia de los Países Bajos en lo que se conoció como las Indias Orientales Holandesas. “Ourang” en indonesio significa “hombre” y ” Medan” es la ciudad más grande de la isla de Sumatra, el nombre de este carguero seria el “Hombre de Medan.” Pero, mientras que la etimología de su nombre podría dar alguna pista en cuanto a su origen, no hay registros burocráticos del Ourang Medan. 

El autor e historiador Roy Bainton , que ha hecho la investigación más exhaustiva y reveladora sobre el tema del SS Ourang Medan, llego a un callejón sin salida en su búsqueda de la verdadera historia del “barco de la muerte.” En primer lugar se dirigió a la fuentes habituales, pero no pudo encontrar ninguna mención de la nave en los registros de la aseguradora Lloyd o el Diccionario de los desastres del mar, 1824-1962.

Entonces se puso en contacto con el Ministerio de marina del Reino Unido, el Secretario de la Marina y el Museo Nacional Marítimo de Greenwich, todos los cuales le dijeron que el único lugar para verificar los registros de buques holandeses se encontraba en Amsterdam. Bainton buscó en los registros holandeses, así como de la Autoridad Marítima de Singapur pero fue en vano.

Justo cuando estaba a punto de abandonar su investigación, Bainton conoció al profesor Theodor Siersdorfer de Essen, Alemania, que había estado investigando el caso durante los años 50 y fue el primero en revelar los nombres de los dos barcos estadounidenses que habían escuchado las llamadas de socorro del Ourang Medan.Siersdorfer llevó a Bainton a un folleto de 32 páginas en alemán escrito en 1954 por Otto Mielke, titulado “Das Totenschiffin der Südsee” o “barco de la muerte en el Mar del Sur”. Mielke parecía saber mucho sobre el viaje del Ourang Medan, la carga, el tonelaje y la potencia del motor, e incluso, al parecer, el nombre del capitán. Uno se ve obligado a preguntarse si Mielke había tenido contacto con miembros de la tripulación de la Estrella de Plata.

El folleto de Mielke da también la fecha de junio de 1947 y agrega otra pieza de peso para el rompecabezas, lo que ayudó a continuar con el interés de Bainton en el proyecto. Era la sospecha de que en la bodega nº 4 del Ourang Medan hubiese una carga ilegal y altamente peligrosa. De acuerdo con Bainton: 

“… Hay una explicación tentadora, a la desaparición física del barco y su desaparición de los registros. Mielke menciona un cargamento mixto, muy letal en el barco, ‘Zyankali’ (cianuro de potasio) y nitroglicerina “. 

Ni que decir tiene que esto sería una mezcla bastante peligrosa en un laboratorio con los protocolos de seguridad más altos, pero en una bodega de carga de un barco en mares agitados seria una pesadilla, esto podría explicar la muerte inexplicable de la tripulación holandesa, y la posterior explosión del barco. 

Aún más aterrador, de acuerdo con Bainton, es la conjetura de que el Ourang Medan pudiera llevar de contrabando gas nervioso o armas biológicas fabricadas por científicos japoneses durante la II guerra mundial. Estas armas abrían sido fabricadas por la unidad 731, al cuyo mando estaba el brillante bacteriológico japones Shiro Ishii. La unidad fue diseñada para la investigación clandestina y desarrollo de armas químicas y biológicas para asegurar la victoria del Japón a través de cualquier enemigo potencial.

Ishii estableció la Unidad 731 (cuyo nombre en código “Unidad de Tongo”) durante la Segunda Guerra Chino-japonesa, fue allí donde los científicos de su división llevaron a cabo algunos de los experimentos biológicos más lamentables conocidos por la humanidad durante la Segunda Guerra Mundial.

Esta unidad secreta utilizo a seres humanos – incluyendo mujeres y niños – en sus experimentos atroces, que incluyeron de todo, desde la exposición a temperaturas bajo cero, o estudiar los efectos de sustancias tóxicas en el cuerpo humano.

Sin embargo, el general Douglas MacArthur, supuestamente en aras de la defensa nacional, da secretamente inmunidad a Ishii y a su personal a cambio de proporcionar a los EE.UU. su investigación sobre la guerra biológica, independientemente de los actos atroces que hubiese cometido.

El por eso qué estos materiales peligrosos son cargados en el Ourang Medan cuando podría haber volado directamente a un laboratorio secreto, Bainton especula que tal vez el gobierno de los EE.UU. – o de otra potencia mundial – decidió utilizar como transporte un lento y poco visible carguero holandés para el llevarse la carga por razones de seguridad y ocultación.

Bainton supuso que el agua de mar podría haber entrado en la bodega del barco, que reaccionaria con la carga y liberaría los gases venenosos, que luego causaron que la tripulación muriese al inhalarlos. En este punto, el agua salada podría haber reaccionado con la nitroglicerina, creando la explosión que se dice que causa la desaparición definitiva de la nave. Bainton especula que es por esta razón que los Estados Unidos borran todo registro de la existencia misma del barco.

¿ Así que vamos a creer que éste fue el destino final del Ourang Medan y su tripulación?, ¿ fue simplemente un trágico accidente del resultado de una combinación de productos químicos peligrosos como la nitroglicerina en un mar agitado? Si esto fue lo que ocurrió, entonces parece que es tan válida como cualquier otra posibilidad, pero eso no quiere decir que sea la única opción. Hay investigadores que creen que la tripulación sufrió otro percance diferente al que explica Roy Bainton. 

 

El notable investigador del “Experimento Filadelfia”, Morris K. Jessup, cree que la tripulación del Medan Ourang pudiera haber sido atacados por extraterrestres, por razones desconocidas.

Otros entusiastas han teorizado que la tripulación holandesa pudieran haber tenido un encuentro con fantasmas del mar. Los partidarios de la opción de lo paranormal utilizan para confirmar su teoría, las expresiones en los rostros de los marineros muertos. Añádase a esto el frío anormal en la bodega de carga..

Esta son pruebas muy pobres, y suenan mas a historias que contarían los marineros a sus hijos al rededor de una buena fogata. Así pues, si por el momento descartamos a extraterrestre y fantasmas, entonces podíamos estar tratando con…

Causas naturales: una de estas teorías explica que la tripulación fuera asfixiada por una nube de gas metano que gorgotearía a partir de una fisura en el fondo del mar y envenenaría a los marineros. Esta explicación podría valer si no fuera porque no tiene en cuenta la explosión descrita por la tripulación de la Estrella de Plata. Así que si no eran burbujas de metano las responsables de la tragedia, entonces tal vez se tratara de un accidente.

El autor Vincent Gaddis, en su libro de 1965 “Horizontes invisibles”, planteó la posibilidad de que un incendio o la averiá en el sistema de la caldera de la nave podría haber sido responsable de la desaparición de la embarcación.

Afirmó que el monóxido de carbono podría haberse filtrado causando la muerte de todos a bordo, mientras que el fuego creció lentamente, el tiempo suficiente de encender el combustible y provocar la explosión que hundió el barco.

Si bien esto es una teoría sólida, tal vez la verdad es incluso más simple que un incendio o un fallo de mantenimiento y todo esto no sea más que una…

Leyenda:

A pesar de la explicación de Bainton de que los registros pudieran haber sido eliminados, el que no haya registros del Ourang Medan sigue siendo un detalle sospechoso. Combine esto con que no hay sobrevivientes de la Estrella de Plata que alguna vez se hayan sentido obligados a contar su desgarradora historia (y esto tiene toda la pinta de una buena historia).

Por contra el hecho de que el departamento de guardacostas de los Estados Unidos parece confirmar la historia, y que destacados autores sobre náutica han invertido tanto tiempo y tantos recursos en encontrar la verdad, se presta a dar credibilidad a la totalidad del hecho.

Conclusión:

Cualquiera que sea la verdad que hay detrás de esta tragedia, sigue siendo uno de los enigmas marítimos más desconcertantes y aterradores de el siglo XX … y a mí me plantea que navegar por el mar puede ser una gran aventura, pero después de conocer la historia del Ourang Medan también puede ser muy aterrador.

Hasta aquí la nota sobre el Ourang Medan en lo que a mí respecta. Esperemos que en algún momento los profesores del Grupo Ruanel puedan darnos algunos datos más precisos, pero por lo menos lo que hasta ahora sabemos es suficiente, en cuanto no hay que acudir a extraterrestres ni a fantasmas ni a fenómenos inexplicables.

NOTA: Hay más material afín en los sitios del Grupo Ruanel y Grupo Obnosis
http://gruporuanel.blogspot.com.ar/p/quienes-somos.html
https://horaciovelmont.wordpress.com/2014/11/12/lista-completa-de-temas/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s