Circuncisión, ¿mutilación divina o satánica?

Lista completa de temas      

EL MACABRO ENGAÑO DE  YAVEH 

por Horacio Velmont

Contacto

Los seres humanos somos propicios a justificar cualquier barbaridad en nombre de una deidad, sin razonar sobre los verdaderos motivos que pueden existir detrás de costumbres bárbaras, como por ejemplo los sacrificios humanos, inclusive de niños, o a gran distancia, por supuesto, como la mutilación del pene, es decir, la circuncisión.

Son muchas las explicaciones que se han dado para justificar tan bárbara costumbre, siendo una de ellas que es un signo de pertenencia, de formar parte de una determinada comunidad. Si estás circuncidado eres mi hermano, si no lo estás eres mi enemigo, para ilustrarlo de una manera extrema. Uno se pregunta si es necesario como signo de pertenencia mutilarse una parte del cuerpo. ¿Acaso no es un acto hostil contra sí mismo que acarreará posteriormente graves consecuencias? En lugar de preservar el cuerpo, como templo que es del espíritu, lo agredimos. 

 

 La circuncisión es practicada por numerosos pueblos, generalmente en conexión con la entrada en la comunidad de los adultos o en el matrimonio. Y es considerado una vergüenza no estar circuncidado. Frente a los no circuncidados aquellos que lo están experimentan repulsión.  El no circuncidado no es verdaderamente un hombre. Esto es lo más parecido al puro salvajismo, quizás justificable en el hombre de las cavernas, pero no en el civilizado.

En relación directa con la religiosidad, la circuncisión se practica por orden de Yahveh o para alejar su cólera. Se da un paso decisivo cuando este rito viene a ser, sobre todo en la literatura sacerdotal, el signo físico de la Alianza, que todo israelita varón debe llevar en su carne desde el octavo día de su vida. Esto lo confirma el hecho de la sangre entonces derramada, sangre que el judaísmo posterior llamará con facilidad “sangre de la alianza”.

Relacionada con Abraham, padre del pueblo, promulgada en la ley,  es la condición indispensable para poder celebrar la Pascua, en que Israel se declara pueblo elegido y salvado por Yaveh. Prohibida por la autoridad pagana en el tiempo de la persecución, vendrá a ser el signo mismo de la opción judía: unos tratarán de disimularla, mientras que otros la practicarán en sus niños con peligro de su vida y la impondrán por la fuerza a los vacilantes. 

Se ha difundido que Jesús, como el Bautista, fue circuncidado. Esto es pura patraña, en primer lugar porque Jesús no era judío como se hizo creer. En segundo lugar porque la circuncisión le hubiera impedido la Ascensión al reino crístico, al que se estaba preparando para acceder con su esposa María Magdalena.

Tanto Jesús como ella eran Humanos Primordiales y el propósito de ambos en esta encarnación era alcanzar dicho reino, reino al que tenemos derecho todos los seres humanos y que eventualmente alcanzaremos algún día.

Y aquí llegamos al quid de la circuncisión. La circuncisión fue una imposición de Yaveh para impedirle a la humanidad alcanzar ese reino. Fue un ardid macabro de un falso pastor para tener ovejas a su disposición. Un pastor extrae muchos beneficios de sus ovejas, pero esto es harina de otro costal.

¿Por qué la circuncisión obstaculiza la Ascensión? Sencillamente porque la operación, al disminuir la sensibilidad del pene,  impide controlar el orgasmo y la emisión del semen, factores necesarios para el procedimiento (Magia Sexual).

Entiéndase que diferenciamos las mutilaciones que son médicamente necesarias, como la “fimosis”, de las mutilaciones que son gratuitas, como la circuncisión.

No estará de más aclarar que también hay un gran negocio detrás, pero también esto es harina de otro costal.

¿Qué dice la Biblia sobre la circuncisión? Génesis 16-17: “Siendo Abram de noventa y nueve años, se le apareció Yaveh y le dijo: Yo soy El-Saddai; anda en mi presencia y sé perfecto. Yo haré contigo mi alianza y te multiplicaré muy grandemente. Cayó Abram rostro a tierra y siguió diciéndole Dios: He aquí mi pacto contigo: serás padre de una muchedumbre de pueblos y ya no te llamarás Abram, sino Abraham, porque yo te haré padre de una muchedumbre de pueblos. Te acrecentaré muy mucho y te daré pueblos y saldrán de tí reyes; yo establezco contigo y con tu descendencia después de ti por generaciones, mi pacto eterno de ser tu Dios y el de tu descendencia después de ti…Este es mi pacto, que guardaréis entre mí y vosotros y entre la descendencia después de ti: circuncidad todo varón, circuncidad la carne de vuestro prepucio y ésta será la señal de mi pacto entre mí y vosotros… y el incircunciso que no circuncidare la carne de su prepucio será borrado de su pueblo; rompió mi pacto”.

La circuncisión, en concreto, no es más que una estafa a la credulidad pública, como son las vacunas, el calentamiento global, la fluoración del agua, o los alimentos transgénicos, por citar solo unos pocos ejemplos.

Y como medio de engaño se difunden bulos como este: “Está demostrado científicamente que la circuncisión es muy buena porque evita infecciones en el hombre y en la mujer con la que tiene relaciones sexuales, debido a que esa bolsa de piel es un sitio donde proliferan abundantes bacterias, aunque se tenga mucha higiene. Tambíen evita problemas de próstata y disminuye el riesgo de cáncer de pene. Y por supuesto, si el niño tiene un problema de fimosis, éste desaparece. La Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) aconseja esta práctica como medida preventiva de enfermedades. De hecho en Estados Unidos se realiza habitualmente por el mismo motivo. Si a un bebé se le realiza la circuncisión (con anestesia por supuesto), le estaremos evitando muchos problemas que podría tener de adulto”.  

¿Qué más podríamos agregar a lo ya dicho, salvo que quien promueve o practica la circuncisión, o lo que es lo mismo la mutilación gratuita de una parte del cuerpo, comete un crimen de lesa humanidad, que inevitablemente le acarreará gravísimo karma, y qué, francamente, yo no quisiera estar en su pellejo?

NOTA ADICIONAL DE HORACIO VELMONT

Contrariamente a lo que es mi costumbre, solo voy a exponer esta noticia sin hacer ningún comentario, dejando que cada lector saque sus propias conclusiones…

LOS RABINOS JUDÍOS PODRÁN SEGUIR CHUPANDO EL PENE DE LOS BEBÉS TRASLA CIRCUNCISIÓN

La justicia de Estados Unidos ha fallado a su favor al considerar que no supone ningún daño moral ni sexual para los niños.

Los rabinos judíos podrán seguir chupando el pene de los bebés tras la circuncisión

En la ceremonia de la circuncisión del pene a los varones los judíos realizan un pacto con Dios en el que cortan el prepucio a los bebés a los 8 día de nacer. Un rito que en ocasiones se remata con la succión del miembro del pequeño por parte del rabino que oficia la ceremonia.

Se trata de una práctica que, aparte de antihigiénica (puede causar infecciones) recibe desde hace tiempo las críticas de la sociedad norteamericana, para la que esta costumbre roza casi la pederastia. Es una batalla legal que lleva tiempo librándose en los juzagados y ahora la Justicia de Estados Unidos ha fallado a favor de que siga realizándose, pues considera que forma parte de la praxis religiosa hebrea sin ningún daño moral ni sexual para los niños. Por ello, según informa DiarioCrítico.com, los rabinos judíos de Nueva York podrán a partir de ahora seguir chupando el pene de los bebés sin temor a ninguna sanción.

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
El horrendo destino de Jehová
Jehová es Satanás
Jehová, el dios chantajista
La farsa de las religiones judeo cristianas
Origen de Jehová y los humanos mortales
Jehová y la clonación de Adán y Eva

La trampa de la reencarnación
http://contactosdeluz.blogspot.com.ar/2014/12/la-trampa-de-la-reencarnacion.html

Diferencias entre autocombustión y Ascensión
http://contactosdeluz.blogspot.com.ar/2014/10/diferencias-entre-autocombustion-y.html

NOTA: Todos los temas que figuran en esta página están desarrollado con más amplitud en los sitios oficiales del Grupo Ruanel y Grupo Obnosis. Consúltese la Lista Completa en este link: 
https://horaciovelmont.wordpress.com/2014/11/12/lista-completa-de-temas/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s