La leyenda de los niños verdes

Lista completa de temas      

UNA LEYENDA QUE ES VERDAD

por Horacio Velmont

Contacto

Map of Woolpit, Bury Saint Edmunds, Suffolk IP30, Reino Unido

Cartel de entrada al pueblo que alude a la
leyenda de los dos niños verdes de Woolpit

Según Wikipedia, la Leyenda de los Niños Verdes de Woolpit, que tuvo lugar en el siglo XII en la pequeña localidad de Woolpit, en Suffolk, narra la historia sobre dos hermanos (una hermana mayor y su hermano pequeño), cuyo rasgo más significativo era que tenían la piel verde. También hablaban en un idioma ininteligible. 

La historia es narrada en dos obras: Historia rerum Anglicarum, de William de Newburgh, y Chronicum Anglicanum, de Ralph de Coggeshall. Aun así, la leyenda cobró gran importancia en la cultura popular cuando se publicó el libro The Green Child, de Herbert Read. 

La historia tuvo lugar un día durante la época de la cosecha, en el reinado del rey Esteban. Los aldeanos de Woolpit descubrieron dos niños, un hermano y una hermana, al lado de uno de los pozos de lobo (agujeros que se hacían para que los lobos sucumbieran y no acabaran con el ganado). Su piel era de color verde, y hablaban en una lengua desconocida. Su ropa estaba hecha de forma rudimentaria, como si llevaran puesto unas bolsas de patatas. Ralph de Coggeshall, uno de los dos escritores junto con William de Newburgh, informa que los niños fueron llevados a la casa de Richard de Calne, uno de los vecinos del pueblo. 

Ralph y William están de acuerdo en que los dos niños se negaron a consumir alimentos durante varios días hasta que se encontraron con algunos granos, que consumieron con avidez. Los niños se adaptaron gradualmente a una alimentación normal y al tiempo perdieron su color verde. El chico, que parecía ser el más joven de los dos, murió poco después de que él y su hermana fueran bautizados. 

Después de aprender a hablar inglés, la niña (que había conseguido sobrevivir) explicó que ella y su hermano vinieron de una tierra donde el sol nunca brillaba y la luz era como el crepúsculo. William dice que los niños llaman a su casa La Tierra de San Martín; Ralph añade que todo lo que había era verde. Según William, los niños eran incapaces de darse cuenta de su llegada a Woolpit; iban yendo a la ganadería de su padre cuando oyeron un ruido fuerte y se encontraron de repente en el hoyo lobo donde fueron encontrados. Ralph opina lo contrario, asegurando que los niños habían seguido a un ganado y se perdieron en el bosque, antes de acabar siendo encontrados por los aldeanos. 

Según Ralph, la chica trabajó durante muchos años como sirvienta en la casa de Richard de Calne. William añade que ella finalmente se casó con un hombre de King’s Lynn, al este de Woolpit, donde se trasladó a vivir. Una investigación llevada a cabo por el astrónomo y escritor Duncan Lunan, ha llegado a la conclusión de que la chica se le dio el nombre de “Agnes” y que se casó con el funcionario real Richard Barre, con el que al menos tuvieron un hijo.

Otra parte del relato lo extraje de otro lugar de Internet, que lo completaría:
http://www.mundoesotericoparanormal.com/el-caso-de-los-ninos-verdes-uno-de-los-grandes-misterios-de-europa/ 

A medida que pasaba el tiempo, su marido le enseñó el idioma Inglés, y pronto fue capaz de comunicarse bastante bien. Entonces explicó la historia de dónde venía y cómo llegó a nuestro “mundo” con su hermano. Ella le dijo a su marido que en su pueblo todos tenían la piel similar a la de ella, o más bien similar al color de piel que tenía antes. Ella describió su mundo como un país cavernoso y subterráneo de enormes dimensiones. La tierra en que vivía fue descripta como un “Crepúsculo”, sin embargo, había un gran río subterráneo que separaba otra tierra más iluminada. Un día, ella y su hermano mientras paseaban, escucharon un sonido como de “campanas” que salía de uno de los túneles de la cueva. Por curiosidad, entraron en el túnel y siguieron hacia arriba durante un par de días, aunque en su tierra subterránea es probable que no tuvieran el concepto del “día” o la “noche”. Después de su largo viaje, salieron a la brillante luz del sol de la aldea británica. Después de investigar la zona, intentaron volver a la pequeña abertura por donde habían salido, pero no pudieron hacerlo debido a la luz cegadora. Fue en ese momento cuando los agricultores encontraron a los niños y se los llevaron a la aldea.

Bueno, hasta aquí los datos que se tienen sobre este asunto. Veamos ahora la solución del misterio, que en realidad es muy sencilla, claro, cuando uno tiene la clave. Según Daniel, la verdadera historia de los niños verdes es la siguiente:

Los niños verdes son intraterráqueos, es decir, no del interior de la Tierra hueca sino del mundo intermedio. Los Primordiales los llaman Cloremáticos. Son una mezcla genética que armó Orguimed o Satán (Jehová) con vegetales, por eso son verdes, se alimentan de agua y sustancias que hay en ellas. Su apariencia es humanoide en su mayoría, con algunos detalles vegetales… ¿Como llegaron aquí? Se ve que de alguna forma pudieron pasar la barrera infranqueable o barrera al exterior y mueren por lo que ya le dije, no pueden comer como nosotros… Hay barreras que pusieron los Primordiales que ahora son mas seguras para que no pasen principalmente unos seres destructores que estan abajo refugiados y esos destruyen todo, se parecen a los grises pero con antenas como insectos, pero eso ya es otro tema. 

Ninguna duda cabe que esta historia demuestra lo poco que conocemos de nuestro mundo, porque como podemos apreciar no solo existe una  civilización en el interior de la Tierra hueca sino también existen civilizaciones -¿cuántas?- en la zona intermedia. 

Es importante destacar que a partir de esta historia se han difundido muchas otras parecidas, pero todas están basadas en los Niños Verdes de Woolpit.

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
Los extraños hoyos en la tierra
El dios humeante, viaje al interior de la Tierra
Hallazgo de una ciudad reptiliana en Los Ángeles

 

 

Un comentario en “La leyenda de los niños verdes

  1. “los Cloremáticos conservaron mucho del espíritu de los vegetales, y son gente muy amable y simpática, porque además de haber evolucionado, ya que a la larga la Naturaleza tiende a arreglar todo del mejor modo posible, son en extremo sensibles” – Pasaje del libro “El tesoro mágico de las pirámides” de Gabriel de Alas

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s