¿Robledo Puch puede salir libre?

Lista completa de temas

EL TIEMPO NO CURA NADA

por Horacio Velmont

Contacto

CLARÍN

20/2/16

Robledo Puch pide un “indulto
extraordinario” para salir libre

http://www.clarin.com/policiales/Robledo-Puch-indulto-extraordinario-libre_0_1525047904.html

El hombre que más tiempo lleva detenido en la Argentina. Condenado a perpetua por 11 asesinatos, lleva 44 años preso. Ahora le escribió una carta a la gobernadora Vidal en la que se compara con Nelson Mandela.

El mayor asesino civil que haya conocido Argentina se convirtió este mes en el preso con más años en prisión de nuestra historia. Lleva 44, pero no quiere sumar más: acaba de pedir, por medio de una carta dirigida a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, un “indulto extraordinario”.

“El Angel de la Muerte” lo bautizaron los diarios de 1972. Hijo ejemplar, trilingüe –estudió inglés y alemán–, asiduo concurrente a misa y dueño de una sensibilidad particular para el piano, Robledo Puch empezó a robar a mano armada a los 16 años. No quería llenarse la panza, sino tener plata para comprarse motos y manejar cupés Dodge Polara. A los 18 empezó a asesinar a sus víctimas y a los 20 lo detuvieron. En su último asalto, además de matar al sereno de una ferretería, ejecutó a su cómplice, sin darse cuenta de que el joven tenía el DNI en un bolsillo: la Policía lo identificó y llegó hasta él.

Robledo Puch, hoy preso en Sierra Chica, pasó toda su vida adulta en prisión. Condenado a reclusión perpetua más la pena accesoria de reclusión por tiempo indeterminado, la defensa de Robledo viene pidiendo desde hace tiempo su libertad, al considerar que la sentencia se le debió dar por cumplida a los 35 años de encierro. Sin embargo, ningún juez se la quiere conceder. El último tribunal en negársela fue la Cámara de Casación bonaerense, que en 2015 se basó en una pericia psiquiátrica que indicó: “No reúne las condiciones para el reingreso al medio libre. Carece de mentalidad reflexiva del accionar transgresor, reconociendo tan sólo ser autor de los robos cometidos con el fin de ayudar a los necesitados”.

Una vez más queda patente la ignorancia de la Psiquiatría sobre la mente humana y de las verdaderas razones por las cuales resulta prudente mantener a Robledo Puch en prisión: el dictamen del perito solo es una evaluación a “ojo de buen cubero”.

Para resolver este caso es inevitable acudir a los descubrimientos sobre la mente humana de L. Ronald Hubbard, dados a conocer en su libro “Dianética, la ciencia moderna de la salud mental”, cuya primera edición data de 1950. Demasido tiempo como para ignorarlos.

Cuando inicié mis estudios sobre dichos descubrimientos, cinco de ellos me llamaron poderosamente la atención. El primero, que la mente humana era una computadora perfecta, al punto de ser infalible; el segundo, que el hombre era inherentemente un ser bueno y solidario; el tercero, que el tiempo no cura todos los males sino que los agrava; el cuarto, que la responsable de todas las aberraciones era una segunda mente, que operaba como un mecanismo de supervivencia grabando todo lo que sucedía en cada momento en que la mente analítica o consciente se desconectaba por algún golpe o disminuía su poder, como en el delirio por una enfermedad; y finalmente el quinto, que la mente podía repararse eliminando esas grabaciones.

La mente, decía Hubbard, podía ser comparada a una calculadora. Si a una calculadora le multiplicamos 7 por 7 el resultado que nos dará es 49. Correcto. Pero si se le atasca un siete, el resultado será distinto: 7x7x7: 343. Éste resultado también es correcto, porque la calculadora operó con los datos que le dieron.

Con la mente humana sucede lo mismo. Si una persona piensa que algunos políticos son honestos mientras que otros no lo son, y luego al operarse de la vesícula y ser anestesiado totalmente uno de los cirujanos le implanta (sin saberlo por supuesto) la idea de que todos los políticos son corruptos, cuando despierte cambiará su idea y pensará que no hay políticos honestos.

A pesar de que se trata de una idea aberrada y que además no es la suya, la mente de esta persona operará en el futuro correctamente con los datos que tenía, y esos datos son que “todos los políticos son corruptos”.

Debe entenderse que a esta persona su mente reactiva la está obligando a pensar así sin que ella se dé cuenta de que se trata de un implante.

¿Por qué sucede esto? Porque de la misma forma que la calculadora no está preparada para evaluar si el resultado es correcto, tampoco la mente humana lo está: si los datos que le dan son falsos, computará perfectamente sin equivocarse con esos datos falsos y brindará un resultado correcto adecuado a los datos que le dieron.

Esto significa, concretamente, que mientras una persona tenga en su mente datos falsos (engramas-órdenes hipnóticas), si bien computará perfectamente con ellos, el resultado no será el correcto.

En el caso de Robledo Puch, siendo, como pauta, inherentemente bueno y solidario, porque todos los seres humanos lo somos, sus engramas-órdenes hipnóticas lo impulsaron a cometer todos los actos aberrantes conocidos.

Al estar en la cárcel, aislado de la sociedad a la que no puede atacar, su conducta no puede ser otra que la de alguien pacífico. En otras palabras, allí no hay restimuladores de sus engramas-órdenes hipnóticas. Pero la cosa cambia si sale en libertad sin que los engramas-órdenes hipnóticas que lo impulsan a matar le hayan sido eliminados, ya que éstos volverán a tomar el mando. ¿Se entiende a qué me refiero?

Robledo Puch puede estar muy convencido de que sus impulsos homicidas están controlados o eliminados, pero es por su situación carcelaria. Si sale pueden despertarse, ¿y qué juez aceptaría correr ese riesgo?

Aquí no tiene nada que ver ni el tiempo, ni el arrepentimiento, ni la buena conducta, porque los engramas-órdenes hipnóticas son los que lo impulsarán en cuanto lo pongan en libertad.

Es muy sintomático que haya amenazado al Tribunal que le dictó la cadena perpetua: “Algún día voy a salir y los voy a matar a todos”. Estas palabras, con toda certeza, forman parte de un engrama-orden hipnótica y está latente en su mente reactiva, la que puede impulsarlo a cumplir esa promesa.

Incluso es muy probable que ése sea el contenido verbal del engrama que le hizo cometener tantas tropelías: “… los voy a matar a todos”.

Algún día, lejano seguramente, en las cárceles se tratarán a los presos con la tecnología desarrollada por Hubbard y entonces podrán salir en libertad una vez llegados a “clear” (aclarado, libre de engramas).

NOTA ADICIONAL DE HORACIO VELMONT

Robledo Puch siempre negó que haya asesinado a alguien, por lo que sería muy ilustrativo probarlo con el Electropsicómetro para saber el grado de conciencia que tenía al cometer los crímenes. Los peritos forenses podrían llevarse la sorpresa de que mató sin tener verdadera conciencia de lo que hacía.

LECTURA RECOMENDADA
Dianética y Cienciología
La Ciencia de la Mente Ilustrada (Parte I)
(libro completo: al pie se incluye el link para acceder a la parte siguiente)

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s