Los humanos robots

Lista completa de temas

EL PEZ POR LA BOCA MUERE

por Horacio Velmont

Contacto

“No me pongan palos en la rueda, eh!”

“A Cristina la persiguen por haber hecho las cosas bien”
La fortuna de Cristina se debe a que es una exitosa abogada…
“No quiero que al gobierno de Macri le vaya bien”


Uno de los más importantes descubrimientos de Ronald Hubbard es que los seres humanos somos como robots, porque hay impulsos que nos fuerzan, sin que nos demos cuenta, a actuar irracionalmente y a decir cosas que no surgen de nuestra mente consciente.

No nos equivocaremos si afirmamos que son pocas las personas de las que pueda decirse que siempre actúan en forma racional. Basta observar lo que hacen y lo que dicen para darnos cuenta de esta circunstancia.

¿Qué es un robot? Un robot es una máquina que está programada para conducirse de acuerdo a la programación. ¿Pero esta definición les cabe también a los seres humanos? La respuesta es que sí y esta aseveración puede ser demostrada fácilmente mediante el hipnotismo.

Si se hipnotiza a una persona puede hacerse que cumpla, cuando se la despierte, diversas órdenes, tal como si fuera un robot programado. Así, puede hacerse que en la conversación omita la palabra “no” o la palabra “sí” o cualquier otra. Puede hacérselo saltar, reír, llorar y todo lo que se le ocurra al operador. Y dicho con toda intención, también decírsele que es el presidente de un país, que sentirá que la culpa la tienen los otros y que la oposición siempre le pone palos en la rueda…

El problema es que no es necesario el hipnotismo para que una persona se conduzca como un robot, porque cada vez que alguien cae en la inconsciencia y se hable a su alrededor, todo lo que se diga se graba como orden hipnótica en sus células y más tarde operará como tal si aparece el restimulador adecuado.
“Hay que matarlas a todas, especialmente a
las coloradas, que son las más dañinas”
.


Tengo que matar a todas las prostituas, especialmente a las pelirrojas…

En estos ejemplos hemos expuesto cómo funcionan las órdenes hipnóticas, que cuando se implantan fuera del hipnotismo se denominan “engramas”. Las palabras contenidas en un engrama son interpretadas irracionalmente por la mente analítica. En el ejemplo, el cirujano podría estar refiriéndose a las hormigas coloradas y no a las prostitutas pelirrojas como interpreta el otrora paciente …
Si se examinara con la técnica desarrollada por  Hubbard para detectar y eliminar los engramas a cualquier asesino serial se podría comprobar que lo que los impulsa a matar son este tipo de órdenes.
La mayor parte de las personas dramatizan a lo largo del día, y la dramatización es lisa y llanamente locura.
 ¿Qué  es dramatización? Es la repetición o duplicación irracional que hace una persona del contenido de un engrama. Al dramatizar, la persona es como un actor representado un papel. Por ejemplo, si el engrama contiene la imagen de un perro mordiéndole un dedo, cada vez que vea un perro (aunque sea un dulce y apacible pequinés), o algo que se parezca a un perro, revivirá inconscientemente ese incidente, le dolerá el dedo, se sobresaltará, dirá lo mismo que dijo antes y sentirá los mismos impulsos de escapar que sintió en el pasado.
Otro ejemplo: una mujer recibe un engrama en el que le dan golpes en el costado mientras le dicen que no es buena y que siempre está cambiando de opinión. Más tarde, en algún momento, se puede restimular este engrama y la mujer podría experimentar un dolor en el costado, sentir que no es buena o tener la idea de que siempre cambia de opinión. Esta sería la dramatización del engrama. El grado de dramatización está en proporción directa al grado de restimulación del o de los engramas que la causan. La conducta aberrada es enteramente dramatización.
Cuando despiertes y me toque la nariz te sacarás
las medias y las colgarás de la araña…
Otro aspecto importante a destacar es el mecanismo de la justificación de la irracionalidad, algo que también se demuestra mediante el hipnotismo. Si a una persona se la hipnotiza y se le da la orden de que al despertar y cuando el operador se toque la nariz se sacará las medias y las colgará de la araña, así lo hará. Pero si se le pregunta por qué hizo eso, no dirá “porque es un acto irracional impulsado por una orden hipnótica”, sino que al ignorar lo sucedido durante el trance inventará una razón (racionalización) y dirá algo así como que las medias estaban húmedas y las colgó de la araña para que se sequen.

¿Qué es, enconces, la “justificación”? Es el intento de explicar los errores más flagrantes. Casi todas las explicaciones de conducta, no importa que tan inverosímiles sean, le parecen perfectamente bien a la persona que las hace, ya que sólo está tratando de afirmar que está en lo correcto y los demás equivocados.

Coincidentemente,”pensamiento justificado” es el intento de la mente analítica o consciente de explicar las reacciones reactivas del organismo en el curso ordinario de la vida. Es un esfuerzo de la mente consciente por explicar la aberración sin admitirla, ya que normalmente no puede aceptar que le ha fallado al organismo.

La misión de Cienciología es precisamente la eliminación de los engramas de la mente reactiva de las personas, de modo que su conducta no esté impulsada por órdenes de tipo hipnótica, es decir que lo que digan o hagan provengan de la mente consciente libre de “acciones impuestas”.

LECTURAS ESPECIALES
Cómo usar Dianética (video completo)
https://www.youtube.com/watch?v=ZLxT10ifzHg 

La Ciencia de la Mente Ilustrada (Parte I)
(libro completo: al pie se incluye el link para acceder a la parte siguiente)

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
DIANÉTICA Y CIENCIOLOGÍA
¿Cristina padece el síndrome de Hubris?
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
¿Puede repararse la mente?
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s