Por qué defiendo a Cienciología

Lista completa de temas

¡ES LA MENTE REACTIVA, ESTÚPIDO!

por Horacio Velmont

Contacto


Lo hemos dicho muchas veces y no estará de más volver a repetirlo: la mente reactiva, segunda mente del hombre que opera como mecanismo de supervivencia descubierta por L. Ronald Hubbard, es un artilugio que se autoprotege.
.
Cienciología, por lo tanto, es inherentemente un enemigo mortal al que hay que destruir.

.

Cuando escuchamos que gente que desconoce totalmente lo que es Cienciología la critica catalogándola de secta o mafia y otras tonterías, la que habla no es la mente analítica o consciente sino la mente reactiva protegiéndose. 

En realidad, Cienciología no busca la eliminación de la mente reactiva porque ésta es inherente a todos los seres vivos y por lo tanto es indestructible, sino a su contenido engrámico, que es el factor aberrante.

Y aquí está la respuesta de por qué algunos cienciólogos, después de estar varios años en la organización, de pronto la abandonan y se ponen en contra de ella de la forma más agresiva posible: La mente rectiva triunfó sobre la mente analítica o consciente.

Pero, curiosamente, entre las razones que esgrimen para atacar a Cienciología nunca se encuentra la tecnología, sino otro tipo de problemas que no tienen nada que ver con los descubrimientos de Ron Hubnbard. ¿Se entiende esto?

Éste es un aspecto importante, porque la tecnología desarrollada por Hubbard está basada en axiomas científicos y no en meras teorías. Uno los pone en práctica y funcionan. Y funcionan siempre.

Ésta es la razón por la que aquellos que estuvieron en la organización y luego se fueron no dicen nada en contra de la tecnología, porque sería lo mismo que criticar la Tabla de Multiplicar.

En todas las organizaciones humanas siempre se producen roces entre los miembros, que son los que verdaderamente hacen que algunos se vayan.

Pero la pregunta del millón es, precisamente, por qué se van de Cienciología y luego se dedican a atacarla. ¿Acaso todos los que se van de una organización cualquiera después se abocan con todas sus fuerzas a tratar de destruirla?

Aquí opera otro factor, y es que cuando la mente, me refiero a la mente analítica o consciente, descubre que Cienciología funciona y puede devolverle la cordura, el hecho de abandonarla transforma al ex cienciólogo en algo peor que en una mujer despechada, que quiere destruir con tanto afán a quien tanto amó.

.

La razón por la que defiendo a Cienciología es, como resulta lógico, porque estuve varios años en la organización y la tecnología desarrollada por Hubbard me devolvió la salud mental. Y no solamente esto, sino adquirí muchos datos que me sirven para manejarme en la vida.

Entendámonos, Cienciología no es la panacea universal, ni tampoco brinda lo que no se posee. Es algo similar, si se me permite una comparación un poco burda pero ilustrativa, a los lentes para leer: con ellos uno recupera la vista y así puede leer un libro, pero siempre que uno ya sepa leer. ¿Se entiende?

Comparando el estado en que me encontraba cuando entré en Cienciología con el que estoy ahora, la diferencia es abismal. ¿Acaso voy a a atacarla por los problemas internos que yo tuve con algunos miembros, que nada tienen que ver con los descubrimientos de Hubbard?

.
Y no solo defiendo a Cienciología por los beneficios que obtuve con ella sino porque la inmensa mayoría de los que entran en la organización también los obtienen, y solo una ínfima minoría  fracasan. Y reitero, el fracaso nunca es por la tecnología, porque ésta, si ha sido bien aplicada, funciona siempre.

Por supuesto que también están los que la atacan por ignorancia, sin siquiera haberse hecho un test, que es gratuito. Pero esto forma parte de la estupidez humana de siempre, y no vale la pena ocuparse de ellos.

NOTA ADICIONAL DE HORACIO VELMONT
Algunas de las críticas a Cienciología hablan de que se trata de un lavado de cerebro, y en cierta manera lo es, pero en el sentido de que la tecnología desarrollada por Hubbard elimina los engramas, que -a diferencia de los recuerdos, que son “experiencia”, están a disposición de la persona y no son aberrativos- son “acción impuesta”, ya que son similares a órdenes hipnóticas.
Muchos de los rechazos a Cienciología tienen origen en el carácter de religión que le impuso Hubbard para protegerla de aquellos que al principio buscaron destruirla, pero ahora, que está afincada definitivamente, tal carácter no es necesario. Cienciología es ciencia, no religión. Y la prueba está en que en los países donde no hay persecución no funciona como culto, por ejemplo en la Argentina, sino como asociación civil.

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
DIANÉTICA Y CIENCIOLOGÍA
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
¿Puede repararse la mente?
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
Los humanos robots
La verdad sobre el “baypass gástrico”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s