¿Matar una cucaracha crea Karma?

Lista completa de temas

 DESENTRAÑANDO LA LEY DE CAUSA Y EFECTO

Horacio Velmont
Contacto

Resultado de imagen para buda cada uno cosecha lo que siembra

Resultado de imagen para imagenes matar cucarachas

Difícilmente exista alguien que no se haya preguntado alguna vez si matar una cucaracha crea Karma, sin darse cuenta de que la pregunta no tiene sentido porque la Ley de Causa y Efecto rige siempre. La respuesta, entonces, a este interrogante es que sí, matar a una cucaracha crea Karma.

Pero lo que realmente hay que preguntarse es si ese Karma es negativo, positivo o quizás neutro, que es harina de otro costal.

Para que se entienda mejor lo expuesto recordemos a Hermes Trismegisto (El Kybalión): 

“Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con la Ley; la suerte no es más que el nombre que se le da a una ley no conocida; hay muchos planos de causalidad, pero nada escapa a la Ley”.

Aquí queda aclarado debidamente que matar a una cucaracha (causa) produce Karma (efecto), porque como dice Hermes Trismegisto “toda causa tiene su efecto” y “todo efecto tiene su causa”. 

El quid, entonces, es saber qué clase de Karma o de efectos (consecuencias) acarrea matar una cucaracha.

Resultado de imagen para imagenes bebe comiendo cucaracha

La clave es la intención, porque no es lo mismo matar a una cucaracha que una criatura se está llevando a su boca que divertirse con una cucaracha arrancándole las patas o quemándola con un cigarrillo para que muera lentamente y con el mayor sufrimiento posible. ¿Se entiende el punto?  buda-borrar

Si alguien me preguntara qué clase de consecuencias negativas acarrearía matar así  a una cucaracha, la respuesta es que solo Dios lo sabe en razón de la infinidad de factores que inciden sobre este acto cruel según cada persona, fundamentalmente dependiendo del grado de conciencia que tenga quien lo realiza.

ca546-monoenmovimiento

El caso de los simios humanos
Ascenso al Reino Krístico o descenso al Reino Simio

Si de algo podemos estar seguros es que en la próxima vida no va a encarnar como un simio por haber matado cruelmente a una cucaracha. Me parece que sería demasiado.

Resultado de imagen para auditacion electropsicometro

Consecuencias de nuestros actos hostiles
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?

No obstante, hay una forma de comprobar que matar a una cucaracha no es algo que pasa desapercibido para nuestro “inconsciente” (o mejor dicho para nuestra “mente reactiva”), que archiva el hecho como carga negativa. En efecto, existe un aparato llamado Electropsicómetro (abreviatura: E-Metro), desarrollado por L. Ronald Hubbard, que puede medir esa carga negativa. En realidad, valga la aclaración, no existen “cargas positivas” en la mente reactiva, pues todo lo que allí se archiva es potencialmente perjudicial.

Resultado de imagen para copiarse escuela

Experimentando con ese aparato en Cienciología, el “auditor” me preguntó si alguna vez me había copiado en la escuela, recordando luego de algunos segundos que sí. La aguja del aparato ya se me había adelantado porque se había movido una décima de milímetro indicando la grabación de la respectiva carga. Esa falta cometida por mí, por supuesto, era un acto hostil. Insignificante pero hostil, contenía carga y el aparato la había mostrado.

Resultado de imagen para agresiones

Resultado de imagen para agresiones

Resultado de imagen para agresiones

Pero como cualquiera habrá deducido de inmediato, lo importante a considerar no es esa ínfima carga, sino la cantidad de cargas que uno puede acumular en su vida a través de actos hostiles, pequeños o grandes.

Para que se entienda: si un nadador lleva como carga una munición, esta no le impedirá mantenerse a flote, pero si lleva una cantidad considerable terminaría por hundirse. 

Resultado de imagen para copiarse sacrificios humanos niños

La verdad sobre los sacrificios humanos

Con los seres humanos sucede lo mismo, pues en el transcurso de nuestras vidas vamos acumulando actos hostiles que finalmente nos hacen sucumbir.

Imagen relacionada

Graficando, si fuéramos a una institución mental y a cualquier interno lo midiéramos con el E-Metro, si no hace explotar el aparato le faltará poco. Nadie está en un manicomio por ser un dechado de virtudes.

Seguidamente voy a transcribir un texto extraído de “Contactos de Luz” que me parece sumamente esclarecedor sobre la Ley de Causa y Efecto y sus implicancias.

Esta ley, conocida en oriente como la Ley del Karma, y cuya reinterpretación en occidente ha dado lugar a explicaciones, a veces superficiales, sobre las razones que causan las experiencias del ser humano, es una ley que simplemente hace alusión a la lógica de la naturaleza en la cual no existe cosa alguna que no tenga su origen. Por lo tanto esta ley aclara la inexistencia del azar o de la casualidad y atribuye esta manera común de explicar los fenómenos o sucesos a la ignorancia e incapacidad del ser humano de entender o visualizar los múltiples mecanismo de la vida en su profundidad.
De esta manera todo lo que no hemos logrado dilucidar de manera racional no pasa de ser otra cosa que un simple vacío de conocimiento con respecto a las misma leyes universales, las cuales debidamente estudiadas podrían aclarar todos los misterios del Universo. Los milagros, los fenómenos paranormales, las vivencias dolorosas inexplicables y muchas otras cosas no resueltas por nuestra cuestionadora razón, podrían iluminarse bajo la simple aceptación de nuestra limitada condición humana y el reconocimiento de verdades superiores a las que debemos ser dignos de acceso.
El Ser Humano por lo tanto está llamado a trascender progresivamente los niveles cada vez más complejos y sutiles en los cuales esta ley universal se aplica hasta convertirnos más en generadores de causas que en supuestas víctimas inconscientes de efectos ajenos a nuestra comprensión. Esta es la propuesta del hermetismo para la aplicación consciente de esta ley: conocer cuáles son los móviles por los cuales nos encontramos aquí, cómo llegamos a ser lo que somos y conocer las acciones que nos llevan a experimentar el dolor y el placer y las que nos llevan por encima de tal polaridad para conocer nuevas y mejores realidades.
Esta ley nos obliga a ver alrededor el impacto de toda acción, no solo propia sino también de otros, así como la realidad que creamos constantemente tanto a nivel individual como en conjunto con otros –los efectos de las acciones del colectivo humano-. Esta toma de consciencia no puede estar aislada, por lo tanto, entre las partes de la sociedad, sino verse en relación a la influencia ejercida sobre los demás. De ahí que sea importante vernos como reflejos permanentes de nuestro mundo exterior y viceversa, pues esta ley nos ayuda a ver que la separatividad y el egoísmo son una ilusión en cuanto todas nuestras acciones están unidas a otras en una interminable red de causas y efectos, que se convierten en causas de nuevos efectos en una cadena que fluye en cada segundo de la vida.
Pero la gran mayoría de los seres humanos actúa sin darse cuenta de la fuerza de esta ley al punto de dejarse arrastrar por la oleada de efectos que otros generan por mera inmersión y aceptación de una realidad distorsionada o por repetición automática de lo que la gran masa realiza, bien sea por educación, marcas de la herencia o simple sugestión, sin cuestionarse la dirección o los efectos que puedan producir. Así, los círculos de causa-efecto se repiten una y otra vez sumiéndonos en un estancamiento evolutivo deplorable.
Cuando un ser humano decide despertar ayudado por la comprensión de esta Ley, se convierte en dueño y señor de sus actos, ya que comienza a tomar verdadera responsabilidad de sus consecuencias, asume su presente, lo confronta y evita repetir los mismos desaciertos que lo han desviado de su natural y más elevado Destino. Así esta ley empieza a aplicarse o manifestarse de manera positiva, los frutos o resultados que obtengamos serán cada vez más dulces y no tan amargos y eso será la señal de nuestro bien obrar. Ya lo decía el Maestro de maestros: “Por sus frutos los reconoceréis”, haciéndonos ver que la integridad humana es reconocida no por las palabras y las actitudes, sino por la realidad vital que cada uno de nosotros haya logrado crear, los efectos visibles de nuestra acción en el ahora.
De esta manera nos vamos alejando del aparente determinismo que nos agita como viento huracanado debido a los movimientos invisibles de las leyes y nos vamos acercando al Libre Albedrío, derecho de todo ser capaz de mover el barco de su vida en la dirección correcta usando estos “vientos” a su favor. Este progreso representa la verdadera liberación de nuestras propias ataduras internas y externas, sin olvidar que el comienzo de toda libertad real comienza en la elección consciente de aquello que nos eleva y no nos suprime, de integrar nuestros deseos, razones y necesidades a los Principios Espirituales y no a las meras conjeturas y opiniones sin fundamento de un sistema, una colectividad, una persona o una mente centrada en la mera supervivencia. Los siguientes artículos pretenden ser una guía para identificar el sustento de nuestras elecciones y dirigir la mirada a lo imperecedero.

En resumidas cuentas, si el simple hecho de copiarse en la escuela nos crea Karma, cuya consecuencia inmediata es el implante de una carga negativa en nuestras células, según lo demuestra el E-Metro, uno ya puede imaginarse cuáles podrán ser las consecuencias en las futuras encarnaciones con las cargas acumuladas, porque ellas, huelga la aclaración, no se disipan al desencarnar sino que se llevan “a cuestas” al desencarnar. 

Resultado de imagen para imagenes tortura de la rueda

Cierta vez vi un documental sobre una niña que tenía los huesos quebradizos y tenía que vivir entre algodones. Curiosamente, segundos antes había visto, también en un documental, la conocida tortura medieval de la Rueda, donde un verdugo le daba golpes a un condenado hasta dejarle todos los huesos rotos. No pude dejar de relacionar a esa niña con huesos quebradizos con ese cruel verdugo.

Valga la ocasión para traer a colación a Jesús -al verdadero, no al inventado por la Biblia- sobre sus enseñanzas a los discípulos respecto de enfrentar a los enemigos. Recuérdese que el Maestro portaba espada y era un temible guerrero, ya que si no lo fuera hubiera sucumbido ante los secuaces del rey Herodes que querían matarlo para ganar la suculenta recompensa que este cruel rey, fiel servidor de Jehová, había ofrecido por su cabeza. 

El Evangelio de Nerón

Los párrafos que siguen los he extraído de El Evangelio de Nerón y me parecen sumamente ilustrativos sobre este tema tan delicado. 

… y quisieron matarle muchas veces. Pero su espada era muy buena y su brazo muy diestro, así que quien se le acercaba para matarle resultaba con una oreja menos, y siempre evitaba matar a sus enemigos. Por ello Santiago que era pescador de peces y se hizo pescador de  almas y buen discípulo, le preguntó porqué no mataba a quienes le querían matar.
-“Si os atacan unos críos usando escarbadientes ¿los mataríais con vuestra espada?” -dijo el Maestro, y ante la negativa de Santiago, el Maestro agregó -“Si os atacan a hierro, pues que a hierro mueran, mas no podéis matar cuando tenéis demasiada ventaja, porque sabéis que no necesitáis matar a quien no puede superaros ni heriros. Mas no dudéis que yo mataría si me viera en real peligro, porque la propia vida es prioridad de defensa. Y tened por seguro que si matáis a un hombre que os ataca para mataros o someteros, no haréis pecado alguno, pues verdadero pecado es hacer hijos de la carne cuando sabéis que debéis hacer de vosotros mismo un Hijo de Hombre, que es un Kristos.”
En eso Petrus, que era lerdo de entendederas le preguntó: -“Así que si viene un hombre y me abofetea una mejilla, y me provoca a duelo, ¿Qué debo hacer?”.
Entonces el Alto Maestro, que halló inocencia en la pregunta, alzóse de la piedra en que hallábase sentado, y mirando en lo profundo de sus ojos, con lo que Petrus se estremeció, le dijo:
-“¿Acaso os dejaríais abofetear la otra, teniendo una espada tan grande como  la mía.?”
Así que Petrus entendió que la Ley de Dios, que es amar a todas las criaturas, no está reñida con la Ley de los Guerreros de la Luz, pues quien mata por odio, por odio muere, pero quien arriesga la vida, muere o mata por Amor de Dios, amando aún a su enemigo, consigue la Vida Eterna, aunque para ello deba volver al mundo usando otro cuerpo.
Pues es Ley del Mundo que para alcanzar el Reino de los Kristos, habiendo nacido mortal, debe hacerse por asalto, a fuerza de amor y de espada, y quien no entienda esta aparente contradicción es porque en su corazón aún anidan el odio y el temor, que son la raíz de todos los males del mundo. Y como Iesus enseñara estas cosas con autoridad, y sacara los demonios de dentro de quienes le provocaban, las gentes le tenían respeto.

Creo que con lo expuesto queda suficientemente aclarado que los actos humanos siempre tienen consecuencias, pero se evalúan por la intención, y es la intención la que los transforma en positivos o negativos. 

¿POR QUÉ SE OCULTA LA EXISTENCIA DE ESTE APARATO?

El Electropsicómetro (“E-Metro”) es un aparato inventado hace más de medio siglo que puede medir el grado de conciencia que tenía una persona al instante de cometer un delito. Por ejemplo, si al famoso dentista Ricardo Barreda, que mató a toda su familia con una escopeta, se lo examinara con él, se podría comprobar que estaba totalmente obnubilado en el momento del hecho. Sin embargo el psiquiatra forense que lo examinó concluyó que sabía lo que hacía. ¿A quién puede ocurrírsele algo tan absurdo como que alguien que mata a toda su familia a escopetazos puede estar en sus cabales en el momento del hecho?

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
DIANÉTICA Y CIENCIOLOGÍA
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
¿Puede repararse la mente?
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
Los humanos robots
La verdad sobre el “baypass gástrico”
Por qué defiendo a Cienciología
La razón por la que se ataca a Cienciología
Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Falacias de la Neurología
Síndrome del impostor
Corrupción, método infalible para exterminarla de golpe
Todos somos dementes hasta que se demuestre lo contrario
Nunca preguntes: “¿Por qué lo hiciste?”
Los peligros del hipnotismo
El caso del médico asaltado que mató al ladrón
El caso de El Estrangulador de Boston
Lo que ignoran los maestros escolares
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Por qué ganó las elecciones Donald Trump?
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Tom Cruise y la maldición de Cienciología
Marlon Brando y la violación de María Schneider en … (Último tango en París)
La verdad sobre la cirugía estética
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La depresión, sus verdaderas causas
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
Hablemos de tetas, con perdón de la palabra
El fraude de las encuestas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s