La causa de la criminalidad

Lista completa de temas

 LA VERDAD OCULTA DETRÁS DE CADA CRIMEN

Horacio Velmont
Contacto

Paget_holmes55

.Así es, querido Watson, si los tratamientos psiquiátricos fueran
válidos, la criminalidad
hubiera disminuido en lugar de aumentar.

Se puede sostener que la responsable de la criminalidad es la pobreza, o la falta de educación, o que para eliminarla lo que hay que hacer es remediar el destino de los menos privilegiados. Y también se puede afirmar que en la Argentina la culpa de la criminalidad la tiene el gobierno. Todas estas teorías son falsas.

Resultado de imagen para imagenes ronald hubbard

Veamos lo que dice L. Ronald Hubbard, fundador de Diánética y Cienciología sobre la causa del crimen:

http://freedom.lronhubbard.org.mx/page108.htm

¿A quién hay que sindicar, entonces, como la principal causa de la criminalidad? Pues nada más y nada menos que a la Psiquiatría. La Psiquiatría es la fábrica de criminales más grande de todos los tiempos. 

En países muy pobres, hay poco crimen. La “mejora” en la educación fue hecha a la medida de la “reforma social”, no para enseñar destrezas. Y es un fracaso total. Se ha ignorado el hecho de que el premiar a los menos privilegiados, simplemente ha destrozado las escuelas y los vecindarios y ha costado miles de millones.

Así que, ¿quiénes son “ellos”? Los psicólogos y psiquiatras, por supuesto. Estos fueron sus locos remedios para el crimen. Y esto ha destrozado una civilización.

Así que, ¿cuál ES la causa del crimen? ¡El tratamiento, por supuesto! Los electrochoques, la modificación del comportamiento, el ultraje del alma. Esas son las causas del crimen. No habría ningún criminal en absoluto si los psicólogos y psiquiatras no hubieran comenzado a oprimir seres hacia la venganza contra la sociedad.

Sólo hay un remedio para el crimen: ¡librarse de los psiquiatras! ¡Ellos lo están causando!

Así es, esto es cierto. En casos y más casos de investigación acerca de criminales. ¿Y hasta dónde nos lleva todo esto? ¡A los psiquiatras!

Su brutalidad y crueldad son conocidas por todos.

Los datos están llegando. Cualquier dato más que encuentres de un criminal o de cualquiera, mándanoslo.

Respecto al crimen, tenemos una epidemia en marcha en este planeta. Las causas incorrectas que los psiquiatras atribuyen al crimen, más sus propios “tratamientos”, hacen de ellos un virus mortal.

A los psiquiatras no se les debería dejar cometer impunemente “tratamientos” que son equivalentes a actos criminales, mutilación y asesinato. No están por encima de la ley. De hecho no existe ley alguna que los proteja, ya que ¿qué tipo de sociedad cuerda aprobaría los crímenes contra sus ciudadanos, aún como “ciencia”? Se les debería tratar como a cualquier otro criminal. En el mejor de los casos, son psicóticos que dramatizan y son peligrosos, pero aún más peligrosos para la sociedad en general que los psicóticos que mantienen en sus oficinas y loqueros, ya que ellos mienten y son traicioneros. Por qué el gobierno los subvenciona, no lo sé. Ellos son los últimos a los que se les debería dejar sueltos para hacerse responsables de los niños.

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Imagen relacionada

¿Cuáles son las verdaderas razones por las que Ron Hubbard se ha expresado tan duramente contra la Psiquiatría? Simplemente porque los psiquiatras, al ignorar el mecanismo de la mente, han atribuido los trastornos mentales justamente a quien es totalmente inocente: la mente analítica. Y a esta mente, supuestamente para curarla, la han drogado, aplicado electroshocks o directamente cercenado partes (lobotomía).


La mente analítica o consciente se desconecta como se desconecta cualquier máquina ante un aumento desmedido del suministro eléctrico. Cualquier máquina está protegida con un fusible. ¿Cómo no iba a estar protegida así también la mente humana?

Veamos un ejemplo: una persona cruza distraídamente la calzada, es atropellada por un vehículo, sufre una conmoción y se desmaya. ¿Cómo reacciona el organismo ante una circunstancia así, es decir, ante una desconección analítica? Pues de inmediato pone en funcionamiento una segunda mente, la cual toma el mando en esa circunstancia de indefensión. 

Esa segunda mente, denominada reactiva porque no analiza sino que reacciona automáticamente ante un estímulo determinado, graba todo lo que sucede en ese momento a nivel celular. Los motivos de esta grabación son la supervivencia del organismo para cuando en el futuro se encuentre en una situación similar.

Resultado de imagen para imagenes miedo a cruzar la calle

Esa persona, en el futuro, cada vez que cruce una calzada sentirá cierta aprehensión y mirará atentamente para ver si viene algún vehículo que la pueda atropellar. Es la mente reactiva, que es un mecanismo de supervivencia que tienen todos los seres vivos, la que le está advirtiendo del peligro “recordando” el accidente anterior.

Pero lo que ignoran los psiquiatras, además de la existencia de esta segunda mente, es que la mente reactiva, además de ser un mecanismo de supervivencia, también es un mecanismo que ocasiona trastornos mentales.

La mente reactiva le pudo ser muy útil al hombre primitivo cuyo lenguaje era casi gutural, pero para el hombre actual es un lastre, en particular por la diversidad del lenguaje. 

Veamos cómo sucede esto. Un hombre está anestesiado en el quirófano, listo para ser operado. Los cirujanos y las enfermeras hablan animadamente. Supongamos que uno de los cirujanos le comenta picarezcamente a su colega guiñándole el ojo y refiriéndose a la bonita enfermera que lo desairó: “Todas las mujeres sufren de vaginismo y la única forma de acostarse con ellas es violándolas”. 

El resultado es que el paciente recibe esas palabras como engrama, es decir como orden hipnótica de alto poder porque está presente el dolor.

Es decir, por un lado, la mente reactiva graba todo lo que sucede en el quirófano, porque para este mecanismo de supervivencia el hecho de que el organismo se encuentre inconsciente es una señal de peligro. Pero por el otro también graba las palabras del cirujano.

Como la mente reactiva no razona, no interpreta las palabras dichas por el cirujano como una broma, sino que se las toma muy en serio. En lo sucesivo, para este paciente “todas las mujeres sufren de vaginismo y la única forma de acostarse con ellas es violándolas”.

Es posible que este engrama nunca se restimule, y estonces nada sucederá. Pero también es posible que por un azar del destino transforme a ese hombre en un ladrón de bancos o en un violador serial. Sin descontar, por supuesto, que sienta impulsos de recluirse en un convento.

Es importante aclarar que como la mente reactiva es un mecanismo irracional e impredecible, no es necesario que el contenido verbal del engrama sea específico, porque hasta frases tan aparentemente anodinas como “hay que hacerlo” o “es mejor así”, pueden producir un violador serial. El ejemplo que hemos dado es simplemente para hacer más ilustrativa la explicación.

Supongamos ahora que alguien que ha sido detenido por violador serial cae en manos de un psiquiatra. ¿Qué hará este profesional si no tiene la menor idea de qué es lo que lo impulsa a violar mujeres? Pues lo drogará, o le aplicará electroshocks o directamente le rebanará parte del cerebro para transformarlo en zombi.

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

La única solución válida es encontrar el o los engramas que le provocan esos impulsos y eliminarlos de la mente reactiva. Esa tecnología existe y puede estudiarse en el libro de L. Ronald Hubbard “Dianética, la ciencia moderna de la salud mental”.

Este libro fue editado en 1950, es decir, hace mucho más de medio siglo y aún los psiquiatras lo ignoran. ¿A qué se deberá? Dejamos la respuesta al lector.

NOTA ADICIONAL DE HORACIO VELMONT
Uno de los beneficios que trajo el descubrimiento de la mente reactiva es que siendo este el único origen de todas las aberraciones mentales (esquizofrenia, manías, fobias, etc.), no es necesario el diagnóstico, ya que todas tienen un solo origen.
Por lo tanto, clasificaciones como las que señala este link solo pueden provocar risa ante la magnitud de la ignorancia -o estupidez- psiquiátrica.

LAS DIEZ FOBIAS MÁS EXTRAÑAS
http://www.taringa.net/posts/info/18501210/Las-10-fobias-mas-extranas.html
Agirofobia, miedo a cruzar la calle; Mageirocofobia, miedo a cocinar; Penterafobia, miedo a las suegras; Pediofobia, miedo a las muñecas; Hipopotomonstroesquipedaliofobia, miedo a las palabras largas; Deipnofobia, miedo a conversar cenando; Eisoptrofobia, miedo a los espejos; Demonofobia, miedo a los demonios; Araquibutirofobia, miedo a que la mantequilla de maní se pegue al paladar; Catisofobia, miedo a sentarse; Automatonofobia, miedo a los muñecos ventrílocuos; Hexakosioihexekeontahexafobia, miedo al número 666; Didaskaleinofobia, miedo a ir a la escuela.
Cualquiera de estas fobias puede producirse a través de la hipnosis, precisamente porque el origen es el mismo: la mente reactiva.
Brindando un ejemplo muy ilustrativo, este tipo de clasificaciones es tan inútil como clasificar la humedad según el aspecto de la pared, cuando en realidad la única causa es el caño roto.

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
DIANÉTICA Y CIENCIOLOGÍA
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
¿Puede repararse la mente?
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
Los humanos robots
La verdad sobre el “baypass gástrico”
Por qué defiendo a Cienciología
La razón por la que se ataca a Cienciología
Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Falacias de la Neurología
Síndrome del impostor
Corrupción, método infalible para exterminarla de golpe
Todos somos dementes hasta que se demuestre lo contrario
Nunca preguntes: “¿Por qué lo hiciste?”
Los peligros del hipnotismo
El caso del médico asaltado que mató al ladrón
El caso de El Estrangulador de Boston
Lo que ignoran los maestros escolares
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Por qué ganó las elecciones Donald Trump?
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Tom Cruise y la maldición de Cienciología
Marlon Brando y la violación de María Schneider en … (Último tango en París)
La verdad sobre la cirugía estética
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La depresión, sus verdaderas causas
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
Hablemos de tetas, con perdón de la palabra
El fraude de las encuestas
¿Matar una cucaracha crea Karma?
¡Ufa con el miedo a volar! (Aerofobia)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s