Los secretos de Cienciología revelados

Lista completa de temas

 UNA CIENCIA CAMUFLADA DE RELIGIÓN

Horacio Velmont

Contacto

Así es, querido Watson, es muy sospechoso que los críticos de Cienciología
hagan tanto hincapié en que Ronald Hubbard era un escritor de ciencia ficción…

Resultado de imagen para imagenes detractores de cienciologiaResultado de imagen para imagenes detractores de cienciologiaResultado de imagen para imagenes david miscavigeResultado de imagen para imagenes detractores de cienciologiaImagen relacionadaResultado de imagen para imagenes auditacion dianeticaSi usted entra en una organización donde se hacen prácticas para mejorar la salud, donde se estudian cursos para obtener el mejor provecho de la vida, donde no se ve nada, absolutamente nada, de lo que usted haya visto en la religión que profesa, ni rezos ni adoración a nadie, donde no hay ni santos ni dioses, donde no hay nada sagrado, pues eso es Cienciología. ¿Dónde está, pues, eso de que es una religión?

Si buscamos en la Red alguna definición de la palabra religión encontraremos que “es una fe; la devoción por todo lo que se considera sagrado. Se trata de un culto del ser humano hacia entidades a las que se atribuyen poderes sobrenaturales. Como tal, la religión es la creencia a través de la cual las personas buscan una conexión con lo divino y lo sobrenatural, así como cierto grado de satisfacción espiritual mediante la fe para superar el sufrimiento y alcanzar la felicidad”.

Cienciología está en las antípodas de esta definición. ¿Por qué entonces se la ataca como si fuera un culto religioso?

Prácticamente todos los cuestionamientos que se le hacen a Cienciología devienen de que quienes la critican parten de la base, precisamente, de que se trata de una religión, más o menos como lo son todas las religiones. 

En Cienciologïa jamás se reza, no existen santos a quienes venerar y menos un Dios a quienes se le piden favores. En Cienciología solamente se estudia y se hacen prácticas para mejorar la vida.

Resultado de imagen para imagenes academia de corte y confeccion

Salvando las distancias, es como si uno entrara en una academia de “corte y confesión”, donde se aprende a coser botones y a diseñar prendas de vestir de acuerdo a distintos cursos y prácticas bien preparadas de antemano: “Usted hace esto y esto otro, corta aquí y cose aquí y tendrá un hermoso vestido”.

Si el profesor que le enseña es un tirano que no aguanta que se equivoque, que si corta mal lo envía al rincón y lo humilla, si los estudiantes se pelean entre sí y algunos son echados, ¿qué tiene que ver en todo esto la academia de Corte y Confección como institución? ¡Nada en absoluto!

Imagen relacionada

¿Pero entonces por qué Cienciología está inscripta como culto religioso? Simplemente porque, en sus inicios, su fundador Ron Hubbard la inscribió como tal para proteger sus descubrimientos de los psiquiatras, que vieron amenazado su reinado (léase subvenciones del Estado), y por eso trataron de destruirlos.

Imaginemos que el dueño de una academia de corte y confección lograra inscribirla como culto religioso. Este hecho  no la convertiría en una religión… ¿O sí?

Resultado de imagen para imagenes auditacion dianetica

Hubbard, muy astutamente, para que no le rechazaran la inscripción dijo que las sesiones de auditación eran confesiones como las de la Iglesia Católica. ¡Vaya astucia!

Lo antedicho significa, lisa y llanamente, que todas las críticas hacia Cienciología que la involucran como culto religioso son necesariamente falsas, simplemente porque parten de una base falsa.

En el ejemplo dado de la Academia de Corte y Confección inscipta como religión es como si se la atacara como tal en lugar de cuestionarla porque sus cursos son erróneos y las prendas confeccionadas salen defectuosas.

Uno puede investigar la Red de punta a punta tratando de encontrar alguna crítica a los descubrimientos de Hubbard, demostrando por ejemplo que la tecnología es errónea por tal o cual motivo, pero no hallará nada. Solo encontrará que las críticas a Cienciología están plagadas de los conflictos humanos entre los cienciólogos pero nunca a la tecnología. ¿Y entonces?

Resultado de imagen para imagenes auditacion dianetica

El libro de Hubbard “Dianética, la ciencia moderna de la salud mental” contiene una técnica para liberar a las personas de algunos de sus trastornos. ¿Acaso alguno de sus críticos ha hecho esa práctica para ver si la técnica realmente funciona? ¡Pues ninguno lo ha hecho! Pero eso sí, critican el libro incluso sin haberlo leído.

Quienes hemos estado en la organización de Cienciología y comprobado que la tecnología realmente funciona, no podemos menos de indignarnos cuando se la critica sin fundamento alguno, confundiendo la conducta de los cienciólogos, que muchas veces es reprochable, con los descubrimientos de Ron Hubbard, que son científicos e irrefutables: uno los pone en práctica y funcionan. Y funcionan siempre, invariablemente, y no de vez en cuando.

Para obtener los resultados prometidos en Cienciología se deben seguir determinadas pautas, y estas pautas han sido malinterpretadas por sus detractores.

Imagen relacionada¡Eres un fracasado y siempre lo serás!
.

Resultado de imagen para imagenes familias destruidas
¡Tu hijo es un inútil y nunca triunfará en la vida!
.
¿Cómo Scientology me ayuda con...?
.
.

Uno de los puntos criticados es la “desconexión” con familiares. En este sentido hay un curso que detecta cuando una persona tiene en su familia un supresor. Si la persona no se desconecta del supresor, pues es mejor que no gaste dinero en Cienciología porque no mejorará.

¿Cómo Scientology me ayuda con...?

Un supresor es una persona que no quiere que el otro mejore porque si lo hace no podrá manipularlo. Entonces lo menoscaba quitándole todas las ganancias. Si quiere estudiar pintura, por ejemplo, le dice que nunca llegará a nada porque no tiene condiciones. Y por supuesto, cada vez que se vanagloria de haber conseguido algo muy barato, el supresor le dirá que él lo consigue por muchos menos precio y que por lo tanto lo tomaron por tonto y le vendieron un buzón… ¿Conocen a alguien así?

Estas definiciones que transcribo pueden ayudar bastante a la comprensión de lo expuesto: 

DOMINACIÓN. Dic. Acad. Acción y efecto de dominar, sujetar, contener, reprimir. ║ Dn y Cn. Compulsión que se ejerce sobre otra persona para que haga exactamente lo que se desea con el mecanismo de la recriminación y negación de amistad o apoyo a menos que haya un cumplimiento instantáneo. El dominador busca, mediante enojo y crítica directa, acusaciones y otros mecanismos, forzar a otro individuo a la sumisión haciéndole menos.
ver también: Dominación por nulificación. 

DOMINACIÓN POR NULIFICACIÓN. Dn y Cn. Método de dominación del cobarde, pues la persona que lo usa siente que ella es menos que el individuo sobre quien lo está usando y no tiene la honestidad o la fortaleza para reconocerlo. Entonces comienza a menoscabar o minimizar al otro individuo, usando críticas molestas. El que está buscando dominar pega fuerte en el punto de orgullo y capacidad de su blanco y, sin embargo, si en cualquier momento el blanco desafía al nulificador, la persona que está usando el mecanismo alega que lo está haciendo tan solo para ayudar y por amistad, o directamente niega que lo ha hecho.  El método de la dominación por nulificación es encubierto y con mucha frecuencia la persona sobre la cual se usa permanece sin sospechar nada, más allá del hecho de que él sabe que es muy infeliz. 

La incomprensión de las verdaderas razones por la que se promueve la desconexión del cienciólogo de sus familiares ha hecho que la crítica a Cienciología sea totalmente injusta.

Ron Hubbard impuso esta desconexión por una cuestión ética: ¿Por qué estaría alguien pagando por una tecnología que no le dará resultado en razón de tener un supresor que le impedirá todas las ganancias?

Téngase en cuenta, por otra parte, de que estamos hablando de desconexión del familiar supresor, no de toda la familia. Y que esta desconexión no es inexorable, porque también la situación se puede manejar e incluso superar. En Cienciología hay tecnología para ello.

Existen críticas que son verdaderamente absurdas, como la que dice que John Travolta no abandona a Cienciología porque lo tienen amenazado con divulgar sus “trapos sucios”.

En Cienciología, tal cosa como divulgar los “trapos sucios” de alguien no existe. Y la razón de ello es que todo cienciólogo se cuida de no ser echado porque ello significará que no se le permitirá mejorar a través de la tecnología diseñada por Hubbard, máxime después de haber comprobado que funciona.

Resultado de imagen para engrama hubbard

¿Tienes en tu poder algo que es propiedad de la organización?

Si alguien cometiera una infidencia de tal naturaleza sería fácilmente detectado por los chequeos que se hacen periódicamente. Estos chequeos, realizados mediante un aparato llamado E-Metro, revelan cualquier falta de ética del cienciólogo.

Este aparato hizo que, en una oportunidad en que tomé prestado un libro de Hubbard sin primero pedir permiso, me echaran de la organización. Luego tuve que hacer un curso sobre la honestidad para volver a ser admitido. Si una cuestión mínima como esta hace que a uno lo echen ya podrá imaginarse entonces lo que sucede cuando el hecho incorrecto es mucho mayor.

Los críticos también hablan de “tareas forzosas” obligadas a cumplir a aquellos cienciólogos que “se portan mal”.

Transcribo un texto que encontré en la Red sobre esta denuncia: “Una ex miembro de la iglesia relata como presuntamente la obligaron a realizar ‘trabajos forzosos’ mientras estaba embarazada y cómo le arrebataron a su bebé para luego abandonarla enferma en cuna empapada de orina y heces y cubierta de moscas’ “.

¿De verdad usted cree en esta patraña? Observe que quien ha escrito esto se ha desligado de toda responsabilidad incluyendo la palabra “presuntamente”. Es como tirar la piedra y esconder la mano.

Para que se vea lo fácil que es tergiversar los hechos les relato una anécdota de Cienciología.

Imagen relacionada

En las sesiones de auditación, donde se aplica la técnica diseñada por Hubbard para eliminar los trastornos -“engramas” se denominan técnicamente-, por norma no se puede abandonar a la persona que se está auditando. Ello es así porque sería muy traumático para el auditado, cuando está liberándose de una carga, cortarle la sesión.

En cierta oportunidad una auditora tuvo tantas ganas de orinar que le impedía cumplir su función. Abandonar la sesión para ir al baño (por supuesto que en la emergencia podía ir) le provocó un dilema moral. ¿Qué hizo entonces? ¡Pues tomó un almohadón que había en la habitación y se puso a orinar mientras continuaba la sesión!

Si yo fuera uno de esos cienciólogos que por su conducta no ética hubiera sido echado de la organización podría utilizar este hecho para hablar en contra de Cienciología diciendo que al auditor se lo obliga a no abandonar la sesión en ninguna circunstancia, por lo cual si tiene ganas irrefrenables de ir al baño debe orinarse y defecarse encima y continuar auditando con todo el olor y la mugre que ello significa. ¿Han captado la idea de cómo es muy fácil tergiversar los hechos?

Antes de continuar es conveniente aclarar que en las sesiones dianéticas el auditado está con los ojos cerrados y concentrado en encontrar y eliminar sus engramas, de modo que no tiene conciencia de lo que estaba sucediendo a su alrededor. Pero sería otro cantar si la auditación es de otra clase, por ejemplo cuando se utiliza el Electropsicómetro, porque en este caso la auditación se hace con los ojos abiertos.

Otra de las críticas que se le hacen a Cienciología y que también carece de todo fundamento es el referido a los secretos, a los que dice que solo se obtienen pagando enormes sumas de dinero.

Esta aseveración es otra de las tergiversaciones de una verdad que en el fondo es muy sencilla. En Cienciología no existen secretos como tales, sino que la tecnología diseñada por Hubbard procura que el cienciólogo vaya avanzando paso a paso sin atorarse, lo que sucedería si quiere avanzar al grado siguiente sin estar bien preparado en el grado anterior. Peor aún si directamente quiere obviarlo.

Un ejemplo práctico hará comprender mejor esta regla de la enseñanza en Cienciología que evita muchos problemas al estudiante ansioso.

Imagen relacionada

Supongamos que soy un trapecista de circo y tengo un aprendiz que ya quiere hacer las mismas acrobacias que hago yo después de muchos años de práctica. ¿Acaso le enseñaría enseguida cómo hacer un salto mortal triple sin red?

No, no haría tal cosa, y por más que el aprendiz me rogara que le enseñara el secreto de cómo hacer ese salto mortal triple no accedería porque de lo contrario lo estaría desprotegiendo, es decir, posibilitando que se lesionara. ¿Acaso por esta razón a mi enseñanza habría que tildarla de tener secretos?

En Cienciología sucede lo mismo: se avanza grado por grado y se accede al siguiente una vez que el anterior haya sido bien aprendido.

En realidad no es que vaya a suceder algún desastre descomunal si se salta un grado, sino que por falta del debido conocimiento precedente la enseñanza puede tornarse tan dificultosa que  la consecuencia sería el abandono del curso.

http://spanish.scientologyhandbook.org/sh1_2.htm

En Cienciología este aspecto se estudia en el curso sobre “La Tecnología de Estudio”. El “Gradiente excesivo” es precisamente la segunda de las barreras a la comprensión (la primera es la “falta de masa” y la tercera “la palabra mal entendida”).

Francamente no sé por qué se ha hecho de algo tan obvio una cuestión misteriosa.  Salvo, claro está, que se tengan malas intenciones.

Y así podría seguir hasta el infinito, pero creo que con lo expuesto hasta aquí basta para demostrar la mala fe, o la ignorancia, de quienes critican a Cienciología sin saber.

A ellos les cabe lo que dijera Jesús sobre el no juzguéis, con lo cual el Maestro quería significar que para juzgar algo válidamente primero hay que saber.

Resultado de imagen para imagenes simios

Ignoro cuál es el Karma que tendrán aquellos que han criticado a Cienciología sin razón, especialmente por haber apartado a muchas personas de una tecnología que les pudo haber llevado a una vida de felicidad al eliminarle los factores que la ensombrecían, pero no dudo que muchos de ellos en la próxima encarnación nacerán como simios.

NOTA ADICIONAL DE HORACIO VELMONT

Resultado de imagen para imagenes detractores de cienciologiaUn punto importante a tener en cuenta es que aquellos cienciólogos que han estado en la organización y luego la abandonaron, sea por las razones que fueren, y se dedican a criticarla, son una ínfima parte, pero como hacen mucho ruido con la publicidad la gente despistadamente los toman como un referente válido.

Imagen relacionadaResultado de imagen para imagenes africa cienciologia
Cabe preguntarse, entonces, ¿qué sucedería si los miles de millones de cienciólogos en todo el mundo, que obtienen o han obtenido beneficios de los descubrimientos de Hubbard, hicieran publicidad de sus logros? ¡Pues que sus detractores pasarían desapercibidos! ¿Así de simple? ¡Pues sí, así de simple!

LECTURAS ESPECIALES
La verdad sobre Cienciología
Por qué defiendo a Cienciología
La razón por la que se ataca a Cienciología
Tom Cruise y la maldición de Cienciología


LECTURAS RECOMENDADAS
Dianética y Cienciología

La Ciencia de la Mente Ilustrada (Parte I)
(libro completo: al pie se incluye el link para acceder a la parte siguiente)

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
¿Puede repararse la mente?
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
Los humanos robots
La verdad sobre el “baypass gástrico”
Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Falacias de la Neurología
Síndrome del impostor
Corrupción, método infalible para exterminarla de golpe
Todos somos dementes hasta que se demuestre lo contrario
Nunca preguntes: “¿Por qué lo hiciste?”
Los peligros del hipnotismo
El caso del médico asaltado que mató al ladrón
El caso de El Estrangulador de Boston
Lo que ignoran los maestros escolares
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Por qué ganó las elecciones Donald Trump?
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Marlon Brando y la violación de María Schneider en … (Último tango en París)
La verdad sobre la cirugía estética
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La depresión, sus verdaderas causas
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
Hablemos de tetas, con perdón de la palabra
El fraude de las encuestas
¿Matar una cucaracha crea Karma?
¡Ufa con el miedo a volar! (Aerofobia)
La causa de la criminalidad
El síndrome de Tourette #!@%*
¿Qué es la Prosopagnosia o “ceguera facial”
¿Qué es la erotomanía?
Gurdjieff y su enseñanza sobre la falta de unidad en el hombre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s