Carta abierta a Christian Sanz

Lista completa de temas

 LOS PELIGROS DE LAS MEDIAS VERDADES
Y LA MEZCLA DE ACIERTOS CON ERRORES

Horacio Velmont

Contacto

Así es, querido Watson, la honestidad periodística
no garantiza el acierto en las investigaciones

Resultado de imagen para imagenes Christian Sanz

A veces, para pergeñar nuestras páginas, ponemos como ejemplo a personas conocidas que nos facilitan su desarrollo. En este caso nuestro paradigma es el conocido Christian Sanz, a quien catalogamos de periodista honesto, que busca la verdad más allá de los problemas que le pueda acarrear.

Lamentablemente, la honestidad no es ninguna garantía de que las conclusiones serán las correctas.

Christian, en sus reportajes, muchas veces dice verdades a medias o mezcla aciertos con errores fruto de determinados prejuicios. Los aclararemos en beneficio de aquellos que lo siguen, que sabemos que son muchos. 

Comenzaremos  con su artículo sobre los fenómenos paranormales, que los declara inexistentes, y a todos los que manifiestan tenerlos, estafadores. Y como demostración de que está en lo cierto ofrece una recompensa a quienes prueben tenerlos. Aduce, por supuesto, que hasta ahora nadie pudo ganársela.

Basta de estafa: los poderes paranormales no existen


Basta de estafa: los poderes paranormales no existen

http://periodicotribuna.com.ar/17697-basta-de-estafa-los-poderes-paranormales-no-existen.html 

UN DESAFÍO PERSONAL
Lo diré claro y sin vueltas: no existe evidencia alguna de que haya personas que tengan poderes paranormales de ningún tipo.
No hay quien pueda ver el futuro o quien pueda curar con las manos. Tampoco es efectiva aquella gente que nos promete mejorar nuestra suerte o lograr el regreso del ser amado.
Hace casi 20 años que ofrezco 10 mil dólares a cualquiera que pueda demostrar tener dones en tal sentido y jamás nadie ha logrado ganar ese suculento pozo.
Me he enfrentado a parapsicólogos, numerólogos, clarividentes, espiritistas, rabdomantes, manosantas e incluso dobladores de cucharas. Todos ellos fracasaron al primer intento de demostrar sus poderes ante mi persona.
Algunos de esos desafíos fueron televisados y muchos otros casos los relaté a través de las pertinentes crónicas. Todos resultaron un fiasco, una verdadera estafa a la credibilidad ciudadana.
Cada día, los clasificados de los diarios se llenan de avisos de personas que proclaman tener dones sobrehumanos. Mucha de esa gente jura incluso que puede ver el futuro.
Si así fuera, ¿por qué no aprovechan para apostar a la Lotería o la Quiniela, sabiendo de antemano qué números saldrán?
Conozco a demasiadas personas que se muestran escépticas a la hora de comprar un automóvil. Dan vueltas y más vueltas, van con sus mecánicos amigos y se cercioran de que todo esté correcto antes de avanzar en la operación de marras.
Sin embargo, cuando se trata de su propia salud no dudan en ir a un oneroso “manochanta”, de esos que terminan quitándoles todos sus ahorros sin remediarles la salud.
Peor aún: he visto personas que abandonan tratamientos médicos tradicionales para entregarse a estos delincuentes de la fe. Muchos de ellos terminaron muriendo ante la ineficacia de las “terapias” recibidas.
El caso más usual es el que se da con aquellos que padecen cáncer: ante la desesperación, acuden a curas inservibles como la crotoxina, el Hansi, los gorgojos e incluso los sanadores filipinos. Todo ello se ha demostrado ineficaz.
Lo mismo ocurre con aquellos que prometen adivinar nuestro futuro, ya sea tirando las cartas, leyendo las palmas de nuestras manos o analizando la borra de café. Todo es un completo fraude.
Durante más de 100 años, puntuales científicos investigaron cuatro fenómenos de la parapsicología: la clarividencia (la capacidad de ver lo que otros no pueden); la precognición (visión del futuro), la telepatía (transmisión de pensamiento) y la telequineses (dominio de la mente sobre la materia).
¿Cuál fue el resultado? La nada misma. Hubo casos aislados, ciertamente, pero no superaron el nivel de azar.
Para explicar sus pifies, los supuestos dotados suelen decir que los poderes no pueden controlarse y que aparecen cuando le viene en gana al propio fenómeno. ¿Cómo pueden entonces vender sus servicios, si no pueden asegurar que en ese preciso momento aparecerán sus “poderes”?
Por otro lado, si el fenómeno es errático y se da muy “cada tanto”, ¿cómo saber si el cuadro que se cayó luego de clavarle la mirada lo hizo por telequinesis o por una ráfaga de viento que entró por la ventana?
Esas y otras preguntas jamás serán respondidas por aquellos que proclaman tener poderes paranormales. Ello por un sencillo motivo: les es imposible hacerlo.
Insisto: ofrezco desde hace dos décadas 10 mil dólares a cualquiera que pueda callarme la boca demostrando sus dotes.
Si alguien cree que estoy equivocado, sepa que el desafío sigue abierto hasta el día de hoy. Los espero.

Resultado de imagen para imagenes loteria

Sinceramente sorprende que un periodista tan inteligente como Christian Sanz caiga en tamañas banalidades, como afirmar que para demostrar que alguien puede ver el futuro tiene que acertar la Lotería o a la Quiniela o que quien verdaderamente posea facultades “paranormales” lo vaya a desafiar para ganarse unos pesos. 

Resultado de imagen para imagenes poderes paranormales

En principio hay que aclarar qué es eso de “poderes paranomales”. La explicación corriente de “paranormal” es que se trata de un adjetivo usado para calificar a aquel suceso que no puede ser explicado por la ciencia.

Los sucesos paranormales no encuentran explicación en las teorías de la Biología, la Medicina o la Física. Por lo tanto, se consideran como fenómenos fuera de lo normal, ya que su aceptación como real obligaría a modificar y actualizar las teorías de estas ciencias.

Inefablemente, Christian considera que como dichos fenómenos no pueden ser explicados por la ciencia, no existen. Y más aún cree estar en lo cierto si quienes afirman poseerlos no lo prueban.

Resultado de imagen para imagenes poderes paranormales estafadores

Entendámonos, una cosa son los estafadores que lucran haciendo creer que tienen poderes paranormales y otra cosa muy distinta es la cuestión de si estos existen o no en la realidad.

El error de Sanz no es atacar a los estafadores, sino a los poderes paranormales. En su peculiar razonamiento, si estos no existen, entonces los que dicen tenerlos son inevitablemente estafadores.

Resultado de imagen para imagenes telefono sonando

Si queremos rebatir con humor a Sanz, tendríamos que decir que dice lo que dice porque no tiene una esposa que le advierte de cosas tales como: “Viejo, atendé el teléfono que quien llama es Sarita”, y uno le responde: “Estás equivocada, querida, no puede ser Sarita porque ella está en este momento en un avión rumbo a Europa y en los aviones está prohibido el celular”. Y después uno atiende y resulta que es Sarita que aún está en el aeropuerto porque el vuelo se demoró. Entonces tiene que escuchar el consabido: “¿No te lo dije?, ¡Nunca me crees lo que te digo!”.

Imagen relacionada
¡Maldición, otra vez le tengo que dar la razón!
.

Y lo mismo cuando nos dice: “Viejo, no te olvides el paraguas porque va a llover”, y entonces uno le contesta: “Estás equivocada, querida, acabo de escuchar al meteorólogo que dice que no va a caer una gota y que se puede salir tranquilamente sin paraguas”. Entonces uno, ufano por haberle ganado una a la esposa -por qué será que ellas siempre ganan las discusiones- sale sin paraguas y, como era de esperar, regresa todo empapado”. ¡Y vuelta otra vez a escuchar el consabido: “¿No te lo dije?”.

Quien haya leído hasta aquí esta nota seguramente tendrá muchos ejemplos más que demuestran que sí existe lo que Sanz niega que existe.

Es importante aclarar, antes de proseguir, que no dudamos que existan personas con “poderes paranormales” -entendidos estos como conocimiento científico de la forma de provocar los  diversos fenómenos-, pero obviamente nunca lo expondrán públicamente.

Imagen relacionada

Nadie con dos dedos de frente imaginaría al propio Jesús acudiendo a un estudio de televisión a mostrar cómo es capaz de multiplicar los panes y los peces, como si el hacerlo demostrara algo, más allá del hecho en sí. Además, nadie lo creería porque, una de dos, o pensarían que es un truco de cámara o supondrían que es una manipulación de puro ilusionismo. Y terminarían diciendo que David Copperfiel lo hace mejor y pondrían como prueba el truco con el que hizo desaparecer la Estatua de la Libertad.

Pero fuera de las pruebas mínimas antes mencionadas, existen a la vista otras con son realmente contundentes, como la supuesta imposibilidad de percibir el futuro.

Imagen relacionada¿Atentado o autoatentado? (Torres Gemelas)

¿Y qué mejor para demostrarle a Christian su error que citar al vidente Benjamín Solari Parravicini, que con sus psicografías anticipó sucesos, varias décadas antes, que van más allá del azar?

Quizás Christian piense que para probar que el futuro puede ser visto el vidente tiene que decir algo así como: “El día tal, a la hora tal, el avión tal, con tantos pasajeros, chocará con otro avión, con tantos pasajeros, siendo pilotado el primero por…, y el segundo por …, y la causa del accidente se debió a que uno de los pilotos tuvo que ir de urgencia al baño y se olvidó de poner el avión en automático…”. ¿Por qué no pensar que la visión del futuro tiene otra forma de percibirse, que no es la que nosotros precisamente querríamos que fuera?

nk

Clownes en la Argentina gobernarán hasta el ¡basta!

NismanNisman 4

Lo aparente no es lo real
Parravicini y la muerte de Nisman
Ataques de “bandera falsa” (el caso del fiscal Nisman)
Quiénes y por qué asesinaron al fiscal Nisman

En el caso de Parravicini las imágenes le venían a la mente y él las dibujaba sin saber a qué se referían. Mucho más tarde se dio cuenta de que lo que dibujaba eran hechos que se producirían en el futuro. ¿Cómo iba a saber de qué se trataba si incluso los personajes que dibujaba aún no habían nacido, como es el caso de Néstor Kirchner o del fiscal Nisman?

No sé con exactitud cuántas psicografías dibujó Parravicini, pero prácticamente acertó hasta ahora en todas. Me refiero a que cuando un suceso importante ocurre, uno acude a sus psicografías y el suceso allí estaba dibujado. Es algo que realmente lo deja pasmado a uno. Y tampoco no puede uno dejar de esbozar una sonrisa al recordar la negación de Sanz en el sentido de que el futuro no puede percibirse.

NOTA ADICIONAL DE HORACIO VELMONT
Sin los poderes paranormales -entendidos como facutades de excepción que tienen algunos seres humanos y que la ciencia no puede explicar en esta etapa de la evolución-, el Grupo Obnosis no podría haber visto la luz.

Me refiero a que prácticamente todas las develaciones de los enigmas lo han sido gracias a las percepciones psíquicas de los profesores del Grupo Ruanel, que me han facilitado las diversas claves para que yo a su vez busque las respuestas en Internet.

Curiosamente, entre los miles de millones de usuarios de la Red, siempre hay alguien que conoce la respuesta y la ha subido para conocimiento de todos. Cuando uno tiene la clave, es muy fácil hallar la página respectiva.

Y esto es lo que yo he hecho con los enigmas: primero los profesores del Grupo Ruanel me dan la clave del misterio y luego yo busco en Internet la página que la confirma. No hay ningún misterio y cualquiera puede hacerlo.

¿Por qué tengo la certeza de que la develación que brindo de cada enigma es la correcta? Simplemente porque constantemente compruebo que las claves que me dan los profesores mencionados son las correctas porque encuentro la corroboración en Internet.

Es algo similar, exagerando el ejemplo, a un dado que está cargado y por eso siempre aparece con la misma cara. Uno puede apostar con toda seguridad a que en la próxima tirada también saldrá la misma. ¿Captan a qué me refiero?

Como respuesta al desafío hecho por Sanz, yo a su vez lo desafío a que encuentre una explicación mejor a los enigmas que los que se brindan en las páginas del Grupo Obnosis.

VALIDACIÓN DEL GRUPO OBNOSIS

http://librosgabrielsilva.blogspot.com.ar/  

OPINIÓN DEL PROFESOR GABRIEL SILVA SOBRE LOS
ENIGMAS DEVELADOS POR LOS GRUPOS RUANEL Y OBNOSIS 

Hacéis un trabajo formidable. Se puede no estar de acuerdo
en algún punto, como en todo asunto complejo, pero
sinceramente considero el trabajo informativo de ustedes como
el mejor que existe en Internet en el idioma español.
Un Abrazo fraterno.  Gabriel
Silva, fundador de Ecologenia

Bonadío, el gran simulador

http://periodicotribuna.com.ar/17875-bonadio-el-gran-simulador.html

Bonadío, Cristina y un extraño sobreseimiento

Con respecto a las medias verdades me estoy refiriendo a la nota de Sanz sobre el Juez Bonadío titulada “El gran simulador”, que si bien compartimos lo que dice en cuanto a que este magistrado por un lado aparenta querer condenar a Cristinta, mientras que por debajo la defiende a rajatabla, no lo sería de “motu proprio” sino porque ha sido amenazado, y muchas veces. No tendría, por lo tanto, otra alternativa que actuar como lo hace. Se puede ser muy valiente cuando solo se trata del propio pellejo, pero cuando está en juego la vida de los seres queridos, la situación cambia. Estas amenazas Sanz no las pone de presente en su nota lo que a nuestro parecer es muy injusto.

Las notas de Christian Sanz darían para muchas reflexiones más, pero con las expuestas consideramos que la lectura de sus notas debe hacerse con mucha prevención, porque junto a grandes verdades, como por ejemplo el caso de Marita Verón, existen otras que son un verdadero disparate.

LECTURA ESPECIAL
¿POR QUÉ CREER EN EL GRUPO OBNOSIS?
https://horaciovelmont.wordpress.com/2016/02/14/por-que-creer-en-el-grupo-obnosis/  

LECTURAS RECOMENDADAS
Introducción al Grupo Obnosis
Aclaraciones sobre el Grupo Elron

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
Benjamín Solari Parravicini, ¿visionario o delirante?
Néstor y Cristina, ¿destinos marcados?
La política como juego perverso
“Hombre Gris” de Benjamín Solari Parravicini
Estafa electoral a Mauricio Macri, presidente de Argentina
La verdad oculta del Kirchnerismo
Parravicini y el gobierno de Cristina Kirchner
Kirchnerismo, el final de los payasos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s