¿Es posible liberarnos de la esclavitud de las religiones?

Lista completa de temas

 EL DIFÍCIL CAMINO DEL DESPERTAR

Horacio Velmont

Contacto

Así es, querido Watson, el hombre no necesita de  intermediarios
para salvarse, pues para ir al Paraíso solo le basta con ser altruista…

Lo más insólito de las religiones judeocristianas es que tienen al mismo dios, llámese Jehová o Yaveh, pero ignoran que otro de sus nombres es Satanás, que significa “el que dice una cosa y hace otra… ¡Y vaya si los embaucó a todos!

Resultado de imagen para imagenes esclavitud de la religionResultado de imagen para imagenes robert green ingersoll

La religión nunca puede reformar la humanidad
porque la religión es esclavitud.
La religión no mantiene a nadie. Tiene que ser
mantenida. No produce trigo ni maíz; no ara la tierra;
no derriba bosques. Es una mendiga perpetua. Vive del
trabajo de otros, y luego tiene la arrogancia de
pretender que ayuda al que da.
(Robert Green Intersoll)
.

Conozco lo que es la esclavitud de la religión por haber nacido en un hogar católico, donde mi madre utilizaba el cilicio para castigarse por presuntos pecados, donde había que ir a misa todos los domingos, confesarse con regularidad y donde la castidad sexual era lo que más le complacía a Dios, algo que yo en esa época no podía comprender, por qué por un lado el Creador nos otorgaba un placer y por el otro nos castigaba si cedíamos a él. 

Resultado de imagen para imagenes ceguera mental

Mucho más tarde pude darme cuenta de cuál era la solución, que por obvia no había alcazado a ver. ¿Por qué será que lo más obvio es siempre lo que menos se ve?

Desaparición de David Lang

Desaparición del Niño de Somosierra

Como muestra de ello cabe recordar la famosa desaparición en el aire del granjero David Lang frente a toda su familia. En la Red pueden verse las miles de páginas dedicadas a esa extraña desaparición, donde a nadie se le ocurrió pensar que la historia podía ser ficticia. Y lo mismo cabe decir de la misteriosa desaparición del Niño de Somosierra. ¿Es necesario acaso que aclare que la respuesta a las incongruencias de las religiones es porque son simplemente inventos humanos, y vale agregar de mentes severamente retorcidas?

Resultado de imagen para imagenes sacrificio de animales
Resultado de imagen para imagenes sacrificio de animales
.

Una de las preguntas que me he hecho es por qué el Catolicismo no practica sacrificios de animales como lo hace el Judaísmo, ya que ambas religiones tienen el mismo dios, aunque en el primer caso se lo denomina Jehová y en el segundo Yahvé.

Y ahora prepárense para leer, de este párrafo extraído de la web. la más disparatada explicación que se pueda imaginar sobre este tema.

https://www.gotquestions.org/Espanol/sacrificios-animales.html

Pregunta: “¿Por qué Dios requería de sacrificios de animales en el Antiguo Testamento?”

Respuesta:
Dios requería el sacrificio de animales para que la raza humana pudiera recibir el perdón por sus pecados (Levítico 4:35; 5:10). Para empezar, el sacrificio de animales es un tema importante que se encuentra a través de la Escritura. Cuando Adán y Eva pecaron, fueron sacrificados animales para que Dios proveyera la ropa para ellos (Génesis 3:21). Caín y Abel ofrecían sacrificios al Señor. Los de Caín no eran aceptados porque él ofrecía fruta, mientras que los de Abel fueron aceptados porque ofrecía de los “primogénitos de sus ovejas” (Génesis 4:4-5). Después que cedió el diluvio, Noé sacrificó animales a Dios. Este sacrificio de Noé fue de olor grato al Señor (Génesis 8:20-21). Dios ordenó a Abraham sacrificar a su hijo Isaac. Abraham obedeció a Dios, pero justo cuando Abraham estaba por sacrificar a Isaac, Dios intervino y proveyó un carnero para que muriera en lugar de Isaac (Génesis 22:10-13).

El sistema sacrificial alcanza su clímax con la nación de Israel. Dios ordenó a la nación ejecutar muchos diferentes sacrificios. De acuerdo a Levítico 1:1-4, debía seguirse un cierto procedimiento. Primero, el animal debía ser sin defecto. Después, la persona que ofreciera el sacrificio debía identificarse con el animal. Luego, la persona que ofrecía el animal debía infligirle la muerte. Cuando era hecho en fe, este sacrificio proveía el perdón de los pecados. Otro sacrificio llamado el día de la expiación, descrito en Levítico 16, demostraba el perdón y la remisión del pecado. El sumo sacerdote debía tomar dos machos cabríos como la ofrenda por el pecado. Uno de los machos cabríos era sacrificado en expiación por el pecado del pueblo de Israel (Levítico 16:15), mientras que el otro macho cabrío era llevado y liberado en el desierto (Levítico 16:20-22). La ofrenda por el pecado proveía perdón, mientras que el otro macho cabrío proveía la remisión del pecado.

¿Por qué entonces ahora ya no ofrecemos sacrificios de animales? Los sacrificios de animales han concluido, porque Jesucristo fue el último sacrificio. Juan el Bautista reconoció esto cuando vio a Jesús por primera vez. “He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.” (Juan 1:29). Probablemente te estarás preguntando ¿por qué animales? ¿Qué mal hicieron? Ese es el punto, en que puesto que los animales no hicieron mal, ellos murieron en lugar del que ejecutaba el sacrificio. Jesucristo jamás cometió pecado, pero se dio a Sí mismo gustosamente para morir por los pecados de la raza humana (1 Timoteo 2:6). Mucha gente llama “sustitución” a esta idea de morir en lugar de alguien más. Jesucristo tomó nuestro pecado sobre Él mismo y murió en nuestro lugar. Como dice 2 Corintios 5:21, “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él.” A través de la fe en lo que realizó Jesucristo en la cruz, el individuo puede recibir el perdón.

En resumen, los sacrificios de animales fueron ordenados por Dios, para que el individuo pudiera experimentar el perdón por sus pecados. El animal servía como sustituto—esto es, el animal moría en lugar del pecador. Los sacrificios de animales cesaron con Jesucristo. Jesucristo fue el último sacrificio sustituto y ahora es el único mediador entre Dios y los hombres (1 Timoteo 2:5). Los sacrificios de animales presagiaron el sacrificio de Cristo a nuestro favor. La única base sobre la cual un animal sacrificado pudo proveer el perdón de pecados, es el hecho de que Cristo se sacrificaría a Él mismo por nuestros pecados, proveyendo el perdón que los sacrificios de animales sólo pudieron ilustrar y predecir.

https://i0.wp.com/blogs.ua.es/monarquiahispanicafrancia/files/2013/01/BLOG-Papa-Leon-X1.jpg

“Bien conocemos qué superstición más útil ha sido
para nosotros la fábula de Cristo” (Papa León X, 1513-1521)

¡Ufa con la crucifixión de Jesús!

Más allá del disparate que significa sustituir el sacrificio humano por el de los animales, sin perjuicio, además, de que los animales también son nuestros semejantes, está el hecho de que la crucifixión de Jesús nunca sucedió. 

Resultado de imagen para imagenes gato encerrado

Se dieron miles de explicaciones tratando de interpretar ese supuesto sacrificio supremo de Jesús, pero a nadie se le ocurrió pensar de que detrás había “gato encerrado”.

Claro, como el Judaísmo no reconoce a Jesucristo como el enviado de su dios, entonces no razona en el mismo sentido que el Catolicismo, y prosigue con el sacrificio irracional de nuestros hermanos animales.

Resultado de imagen para imagenes gulliver

¿No les recuerda esto al reino al que llegó Gulliver en uno de sus viajes, el cual estaba en conflicto con otro reino por la forma en cómo se debería cascar un huevo hervido?

Pero la mayor broma es que el sacrificio de animales que impulsaba Jehová o Yahvé no era por los motivos que este falso dios aducía, sino porque se alimentaba, en su degradación, del dolor que tales sacrificios producía. Jehová o Yahvé necesitaba del sacrificio de animales como los humanos necesitamos para sobrevivir del canibalismo. ¿Se entiende el punto?

Y mayor broma aún era el hecho de que a nadie de los ingenuos creyentes se le ocurrió pensar que Jehová o Yahvé era solo un falso dios que se hacía pasar por el Creador.

Resultado de imagen para imagenes internet mundial

Y sin bien es lógico pensar en la ignorancia del pueblo hebreo de esa época, esa ignorancia ya no es justificable en la época actual, donde las verdades han salido a la luz, se han difundido en Internet, y las computadoras y el acceso a la Red están a disposición de los usuarios en todos los países del mundo.

Puse como título de esta nota: “¿Es posible liberarnos de la esclavitud de las religiones?” y como subtítulo:”El difícil camino del despertar” porque realmente  hay una razón.

El hombre necesita estar siempre en lo correcto porque estar en lo correcto es superviviencia. Quien se equivoca constantemente finalmente sucumbe. ¿Y quién quiere sucumbir?

Imagen relacionada

Es por esta razón que cuando uno le dice a alguien que está equivocado en determinada idea, especialmente si ella está fuertemente arraigada en él, inmediatamente lo rechazará de plano y buscará justificativos para sostenerla.

Esta dificultad para aceptar que uno puede estar equivocado lo he experimentado durante muchas décadas en mí mismo, y por eso sé de qué hablo. Y aún hoy, cuando alguien me refuta lo que yo creo firmemente un hecho incuestionable, me hace pegar un salto. Pero como ahora sé que es una reacción natural ante un ataque a mi supervivencia, pronto me recupero y analizo esa refutación para ver si tiene algo de verdad.

En mi vida he tenido incorporado tantos hechos falsos que considero un verdadero milagro haber podido reconocerlos como tales.

Las religiones, en cuanto sus falsos postulados, son a mi criterio los escollos más difíciles de superar, y por eso soy escéptico en que algún miembro de ellas pueda zafar con facilidad de la esclavitud que imponen.

Pero si esta página logra hacer recapacitar a algunos de ellos, inclusive solo a uno, creo que habrá valido la pena escribirla.

El terrible secreto de François Berenger-Saunière.

A quienes estén interesados en profundizar sobre este tema les recomiendo la lectura de “El terrible secreto de Francois Berenger-Sauniere” y cómo quedó espantado al descubrir que era el párraco de una religión satánica, hecho que lo reflejó en una estatua demoníaca a la entrada de la iglesia y con una inscripción, tallada sobre el pórtico, que reza: “Terribilis Est Locus Iste” (este lugar es terrible).

LECTURA ESPECIAL
Circuncisión, ¿mutilación divina o satánica?

LECTURAS RECOMENDADAS
El horrendo destino de Jehová
La verdad sobre Sodoma y Gomorra
Jehová es Satanás
Jehová, el dios chantajista
La farsa de las religiones judeo cristianas
Sudario de Turín, ¿verdadero o falso?
Origen de Jehová y los humanos mortales
¿Jesús es Dios?
El enigma de la combustión humana espontánea
El cuento de la tumba de Jesús
El cuento de la Última Cena de Jesús
El cuento de la “Transfiguración” de Jesús
La tentación de Jesús por Satanás
Jehová y la clonación de Adán y Eva
Reivindicando a Jesús
Las muertes de Jesús
El Jardín del Edén existe y está ubicado
La verdad sobre la virginidad de María
La historia adulterada de Jesús
La verdad sobre el nacimiento de Jesús

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
Las plagas de Egipto
El descenso de Jesús “a los infiernos”
El verdadero Santo Grial
La verdadera historia de Nerón
El Evangelio de Nerón
La iglesia del papa Francisco
La trampa de la reencarnación
Código Da Vinci, ¿ficción o realidad?
Ascensión, autocombustión y evolución
El enigma de la combustión humana espontánea
El caso de los simios humanos
El secreto de los Templarios
El Papa Francisco y la Iglesia Católica
Ascenso al Reino Krístico o descenso al Reino Simio
Papa Francisco, ¿comprador o vendedor de humo?


COMENTARIOS DE LOS LECTORES

Carlos Alfredo
carlosgamarraf@yahoo.es
181.65.87.55
Estimado Sr Velmont, coincido plenamente con ud. Yo estuve algún tiempo en una religión, pero me costó poder salirme, ya que por un lado, el sentido común me decía de que uno debe ser libre, pero por otro lado la religión por sus dogmas no te permite ser libre de pensar. Debo reconocer que cuando leía la pagina del Grupo Elron, despertó en mi la capacidad de cuestionarme de todo lo que había aprendido, pero a su vez me permitió seguir en la búsqueda de la verdad, y pude encontrar respuestas en varias páginas de la web, sobre todo en esta página que ud muy bien dirige. Sé que vivimos en un mundo de apariencias, pero aun así, existen muchas personas con ansias de saber la verdad. Existe una frase conocida que dice. “Es más fácil engañar a la gente, que convencerlos de que han sido engañados”. La labor que ud desempeña es muy loable y lo felicito por ello y lo animo a seguir adelante, que estoy seguro que muchas personas lo agradecerán.
Saludos cordiales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s