¿Por qué se nos pega un hit? (A propósito del fenómeno “Despacito”)

Lista completa de temas

 NEUROLOGÍA Y OSCURANTISMO

Horacio Velmont

Contacto

https://www.clarin.com/sociedad/fenomeno-despacito-ciencia-explica-pega-hit_0_SyfEfV8WW.html

En el día de la fecha el matutino Clarín publicó una disparatada nota referente a la canción “Despacito”, y que es la que dio origen a nuestro comentario.

El fenómeno “Despacito”:
la ciencia explica por qué se nos pega un hit

Según un estudio, tres elementos, combinados entre sí, hacen que un tema musical sea irresistible.

¿Cuántas veces se nos pega una canción en la cabeza y no podemos dejar de cantarla más? Se tararea todo el día, está ahí, en el movimiento del pie, en el silbido bajito, en el golpecito contra la mesa. Algo de eso, o quizás todo, tiene la canción “Despacito”, de Luis Fonsi, que ya se convirtió en el suceso del año y que, según un estudio científico, cumple con los tres elementos que debe tener un tema para transformarse en un hit irresistible.

Lo explican los neurólogos, los músicos, los productores y también los DJ. Para que una canción sea exitosa no hay certezas ni una fórmula mágica para crearla, pero sí hay tips que se deben seguir para que sea un hit; para que se cante y se baile aunque no el género no sea del gusto personal. ¿Por qué ocurre esto? Un informe reciente del Departamento de Psicología de la Western Washington University de Estados Unidos señala que existen tres elementos clave que hacen de una canción la más pegadiza.El primero es que el cantante sostenga la palabra sílaba por sílaba (“Des-pa-cito”), que haya muchos sonidos (agudos y graves, rápidos y lentos) y que el cantante tenga una voz aguda, lo que indica más dosis de energía. Todas esas claves convergen en el tema de Fonsi, que se convirtió en la primera canción latina y en español en alcanzar el primer puesto de la lista global de temas más escuchados en Spotify.

“La canción tiene una gran capacidad para generar endorfinas, conocidas como las hormonas de la felicidad”, dice el neurólogo Néstor Braidot y continúa con la explicación sobre por qué una canción puede gustar aunque una persona prefiera escuchar otra cosa: “Antes se creía que las neuronas estaban dirigidas por el sistema nervioso, pero ahora sebemos que hay muchas que se espejan en el comportamiento del otro. Alguien riendo, bailando o cantando, es muy probable que genere lo mismo en quien lo mira”.

La que opina también es Jorgelina Benavidez, directora de Terapias Basadas en las Artes de INECO: “El sistema motor es muy sensible al estímulo auditivo, lo hace sin que nos demos cuenta. Tiene la capacidad de ajustarse a ritmos externos, de sincronizar con los ritmos que escuchamos generando ciertos patrones de movimiento. Por ejemplo como cuando está sonando una música de fondo y de repente nos encontramos moviendo el pie al ritmo de la misma sin proponérnoslo”.

La canción de Fonsi junto a Daddy Yanke terminó de reventar cuando a ellos se sumó Justin Bieber. Acompañada de un piano, violín o saxo coparon las redes sociales y hasta la versión futbolera llegó a la tribuna de la mano de la hinchada de San Lorenzo. “Hacía rato que no pasaba algo así. Nació en el verano pero todavía suena por todos lados”, dice Carlos Prattico, DJ de Bahía Blanca que toca también en Mar del Plata: “Es tremendo porque el inicio con la guitarra ya genera euforia, gritos de todo tipo. Es una locura”, cuenta cada vez que pone el tema en el horario top de las 3.30 de la mañana.

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Resultado de imagen para imagenes mente reactivaLa mente reactiva, tu archienemigo

La sociedad está manejada por la mente reactiva, que impone compulsivamente conductas, y esto lo vemos a diario inclusive en la música, donde de pronto una composición se transforma en un hit arrollador. ¿La gente se vuelca masivamente a adquirirla porque hace algún razonamiento? Por supuesto que no.

Resultado de imagen para imagenes repartiendo alimentos

.
Un botón de contacto es un restimulador de un engrama. Si la gente tiene, por ejemplo, un engrama con el contenido verbal “cuídame”, pues el ofrecimiento de dádivas pulsa ese botón. Un engrama es similar a una orden hipnótica. Y cada uno de nosotros tiene miles, restimulados o inactivos listos para restimularse.

Imagen relacionada
Resultado de imagen para imagenes peleas padres hijos
Imagen relacionada

.
Todos usamos estos botones de contacto para manipular a otros sin saber qué son en realidad: el esposo contra la esposa, la esposa contra el esposo, los padres contra los hijos, los hijos contra los padres, los maestros contra los alumnos, los alumnos contra los maestros, y así hasta el infinito, todos contra todos a través de esos botones.
.
Pruebas de laboratorio han demostrado que esos botones no solo no pierden poder, sino que el poder compulsivo se acrecienta con el tiempo.

Imagen relacionada

.
Naturalmente que la mente puede limpiarse de esos “botones de contacto” y actuar racionalmente, pero esto no es tema de esta nota.
.

Resultado de imagen para imagenes mono ante un espejo

Resultado de imagen para imagenes mono frente al espejo
Imagen relacionada

Como la “Ciencia Oficial” está atrasada un siglo con respecto a los descubrimientos sobre la mente humana, y este atraso se da en todas las materias, no es ninguna novedad que ello suceda con respecto a la mente humana porque se trata de un axioma inveterado. De allí que la Psiquiatría, la Neurología, la Psicología, incluso la Criminología, aún estén en pañales y más perplejos que mono frente a un espejo respecto de los fenómenos que investigan.

Imagen relacionada
Resultado de imagen para imagenes ronald hubbard

.
Si usted duda de lo que decimos, puede probar con cualquiera de estos profesionales, aun los más eminentes, preguntándole sobre si sabe de la segunda mente reactiva del hombre descubierta por Ronald Hubbard y  difundida en su libro “Dianética, la ciencia moderna de la salud mental”.

Este libro fue editado por primera vez en 1950, es un best seller mundial, y dio origen a las miles de organizaciones de Dianética y Cienciología en todo el mundo donde millones de personas de todas las nacionalidades recuperan su salud y adquieren conocimientos certeros para desenvolverse en la vida.

Probablemente la única respuesta sea que alguna vez oyó nombrar a Hubbard, a Dianética y a Cienciología, pero no tienen la menor idea de que el hombre tenga una segunda mente. Y probablemente se justificarán diciendo que ese conocimiento no se enseña en las facultades.

Resultado de imagen para imagenes cancion despacito

Esta ignorancia da lugar a notas como la de Clarín, donde la Neurología trata de explicar por qué una canción se transforma en un hit. Si no fuera dramática tanta ignorancia uno tendría que llorar de la risa ante explicaciones tan burdas.

Hemos escrito mucho sobre la mente reactiva y los “botones de contacto”, de modo que sería reiterativo volver sobre ellos. Pero para quienes deseen profundizar sobre el tema, al pie indicamos algunos link que serán sumamente esclarecedores.

NOTA ADICIONAL DE HORACIO VELMONT

Modelo “de lujo” de “botones de contacto”

Ronald Hubbard, en su libro “Dianética, la ciencia moderna de la salud mental” hace muchas veces hincapié en que el hombre aberrado -¿y quién no lo está en alguna medida?- es fácilmente manejado por “botones de contacto”.

Se supone que el hombre es un organismo autodeterminado, y mientras pueda hacer evaluaciones de sus datos sin compulsiones o represiones artificiales (los sietes atascados en una calculadora), podrá operar con máxima eficiencia. Cuando un hombre se vuelve determinado exteriormente, es decir, se ve impulsado a hacer o reprimido de hacer, sin su propio consentimiento racional, se convierte en un animal de botón de contacto.
El “manejo de seres humanos” y lo que la gente ha estado llamando de modo general “psicología”, en realidad han sido manejos de botón de contacto de las frases y sonidos aberrativos de una persona. Los niños las descubren en sus padres y las utilizan como venganza. El oficinista descubre que su jefe no puede soportar el cesto de basura lleno, y por lo tanto lo mantiene siempre lleno. El contramaestre de un barco descubre que uno de sus marineros se acobarda cada vez que oye la palabra “señorito”, y entonces usa la palabra para intimidarlo. Esto es una gerra de botones de contacto entre aberrrados. Las esposas pueden descubrir que ciertas palabras hacen que el esposo haga muecas de dolor o se enoje, o le hagan refrenarse de hacer algo, así que usan esos “botones de contacto”. Y los maridos encuentran los botones de contacto de sus esposas y les impiden comprar ropas o usar el automóvil. Este duelo defensivo y ofensivo entre aberrados está ocasionado por botones de contacto que reaccionan contra botones de contacto.
Todos los populachos son manejados por sus respuestas de botón de contacto. La publicidad aprende acerca de los botones de contacto y los usa en cosas como el “olor corporal” o el estreñimiento. Y en el campo de la diversión y de las composiciones de canciones, los botones de contacto se pulsan a montones y en serie para producir respuestas aberradas. La pornografía atrae a la gente que tiene botones de contacto pornográficos. El gobierno de “comida y juegos” atrae a la gente que tiene botones de contacto de “cuídame”, y otros. Se podría decir que no hay necesidad de apelar a la razón cuando hay tantos botones de contacto rondando por ahí.

Estas enseñanzas de Hubbard basadas en sus descubrimientos sobre el mecanismo mental no dejan ninguna duda de que las explicaciones brindadas por la Neurología en la nota de Clarín mencionada más arriba no es más que un intento fallido de acercarse a un fenómeno que en realidad es muy simple: “botones de contacto”,  pulsados por la restimulación de engramas.

LECTURA ESPECIAL
Dianética y Cienciología

La Ciencia de la Mente Ilustrada (Parte I)
(libro completo: al pie se incluye el link para acceder a la parte siguiente)

LECTURAS RECOMENDADAS
Facundo Manes, el cavernícola
¿Puede repararse la mente?
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Falacias de la Neurología
¿Por qué ganó las elecciones Donald Trump?
Cómo inventa enfermedades la Psiquiatría
¿Es verdad que el tiempo cura todos los males?

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal

¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
Los humanos robots
La verdad sobre el “baypass gástrico”
Por qué defiendo a Cienciología
La razón por la que se ataca a Cienciología
Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Síndrome del impostor
Corrupción, método infalible para exterminarla de golpe
Todos somos dementes hasta que se demuestre lo contrario
Nunca preguntes: “¿Por qué lo hiciste?”
Los peligros del hipnotismo
El caso del médico asaltado que mató al ladrón
El caso de El Estrangulador de Boston
Lo que ignoran los maestros escolares
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Tom Cruise y la maldición de Cienciología
Marlon Brando y la violación de María Schneider en … (Último tango en París)
La verdad sobre la cirugía estética
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La depresión, sus verdaderas causas
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
Hablemos de tetas, con perdón de la palabra
El fraude de las encuestas
¿Matar una cucaracha crea Karma?
¡Ufa con el miedo a volar! (Aerofobia)
La causa de la criminalidad
El síndrome de Tourette #!@%*
¿Qué es la Prosopagnosia o “ceguera facial”
¿Qué es la erotomanía?
Gurdjieff y su enseñanza sobre la falta de unidad en el hombre
Leah Remini vesus Cienciología
Los secretos de Cienciología develados
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte I)
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte II)
Cienciología y la Tecnología de Estudio
¿Realmente crees conocer a las personas?
Uso de la invalidación para manipular a las personas
Los esclavos de la Cienciología
La verdad sobre la carrera de Psicología
Preguntas y respuestas basadas en las críticas a Cienciología
¿Son recuperables los violadores?
Crítica a la serie Esclavos de la Cienciología
Obsolencia de la Justicia Penal, la pena, la cárcel y …
Cienciologia y el lavado de cerebro

Stealthing, práctica sexual de quitarse disimuladamente el preservativo
Trastorno por déficit de atención
Homosexualidad, inexorable camino involutivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s