Macri, la reforma jubilatoria y el film “El mar no perdona”

Lista completa de temas

UNA LEY ABERRANTE, MORAL Y JURÍDICAMENTE

Horacio Velmont

Contacto

https://infosur.info/la-reforma-jubilatoria-de-macri-es-un-atropello-a-la-tercera-edad/

El 19 de diciembre de 2017, a las 7.05 de la mañana, el oficialismo de Cambiemos y la Casa Rosada pudieron festejar: la reforma previsional se convirtió en ley en la Cámara de Diputados, con 127 votos a favor, 117 en contra y 2 abstenciones. Fueron diecisiete horas de sesión, sin interrupciones, con los ecos en el recinto de los graves enfrentamientos en las calles a lo largo del lunes y un cacerolazo de miles de manifestantes que se movilizaron ya de noche hasta los vallados que impidieron acercarse al Congreso.

La reforma previsional es inaudita. La clase pasiva será uno de los sectores más afectados: los jubilados cobrarán un 20% menos de lo que cobraban antes. El país está embarcado en un viaje para invisibilizar a la tercera edad.
Una de las principales reformas de la ley es el cambio de la fórmula de la movilidad jubilatoria, antes ligada a la evolución salarial y la recaudación y ahora a una nueva fórmula basada en “indexación de las jubilaciones por inflación”. El déficit se reduciría en unos 100 mil millones de pesos. Eso es lo que perderían los jubilados. El 70 % de los jubilados están bajo la línea de la pobreza.
Todos estos cambios son impulsados desde hace tiempo por el Fondo Monetario Internacional. Es un retroceso siniestro. Macri nos endeudó en casi 120 mil millones de dólares en los últimos dos años. Nuestro país tiene el nivel de inversiones más bajo de la América hispana convirtiéndose en la Argentina de la timba, la patria subsidiada y concesionada. Cambiemos no tiene explicaciones para semejante atropello.
Desde el oficialismo, la propuesta se presentó como una racionalización de recursos que permitiría un “ahorro” estatal. Mentira. En vez de aumentar la edad jubilatoria, el gobierno debería aumentar los haberes.
La reforma previsional es clave para los intereses de Cambiemos. Es ajustar para abajo, ajustar a los más débiles. Los jubilados continúan cediendo y cediendo mientras a los grandes empresarios se les rebajan los impuestos.
Que quede claro: para Macri, las jubilaciones encabezan la lista de todos los recortes y son la primera variable de ajuste. Con la reforma jubilatoria los jubilados en este año (2018) ganarán $ 1.500 mensuales menos por cambio de fórmula; es decir, la mitad de lo previsto con la fórmula antigua.
A Macri no le tiembla la mano cuando se trata de ignorar a los jubilados. En el proyecto económico de Cambiemos no hay lugar para ellos.

Este sombrío panorama para los jubilados me hizo recordar una vieja película donde el protagonista principal era Tyron Power. La trama se basaba en un hecho real: el capitán de un bote salvavidas decide, para salvar a algunos pasajeros, echar al mar a aquellos que estaban débiles o moribundos y que no podrían sobrevivir. Se trataba de una embarcación que solo podía albergar una cantidad limitada de pasajeros, siendo el total de los que habían sobrevivido al naufragio muchos más.

El mar no perdona

http://www.cinemaldito.com/el-mar-no-perdona-richard-sale/

La película evita presentar una larga introducción o antecedente de la tragedia marítima, apenas ubica en la historia al espectador con una especie de noticiero sensacionalista, en donde se advierte que un crucero con 1.156 personas a bordo chocó con una mina abandonada en el Atlántico Sur y que, en menos de 7 minutos, murieron casi todos los ocupantes del buque excepto 37 personas.
De manera inmediata, se presenta una escena con 4 sobrevivientes en una balsa, entre ellos un miembro de la tripulación: Alexander Holmes (Tyrone Power). Allí veremos el drama por la pérdida de familiares, por el hundimiento de la nave y…. fin del capítulo, ya que sólo aquí se revelarán estos sentimientos; el resto del filme se enfocará a otro análisis conmovedor, para ello la balsa con sus tripulantes quedará relegada y olvidada. Holmes decidirá ir a una pequeña canoa que avizoró a lo lejos, y que únicamente tiene capacidad para 9 personas, pero hay 26 en ella, la gran mayoría arriba y el resto en una situación más dramática, porque se encuentran con más de medio cuerpo sumergido en el mar, sujetos con sus manos a los filos de la nave, siendo potenciales víctimas de los tiburones y de la hipotermia.
Ante la muerte del capitán del crucero, sucedida en esta pequeña nave, Holmes asumirá el mando, y desde este instante la película sienta también al espectador en la barca, a través de una efectiva ubicación de la cámara, para hacerlo sentir como testigo privilegiado de lo que verá de aquí en adelante.
Power, con una magistral actuación, trazará un personaje ambiguo de principio a fin, víctima de una radical transformación. Iniciará como fue conocido en el mundo del cine: el líder humano y práctico, que actúa con firmeza cuando asume la responsabilidad de guiar a un grupo, en este caso, esperando un rescate ilusorio. No obstante, dos situaciones lo mutarán: el enterarse que el telegrafista del barco nunca pudo enviar la señal o mensaje de socorro, por daños en los aparatos, y el persistente consejo fatalista de un agonizante miembro de la tripulación para que no arriesgue la vida de todos los sobrevivientes, tratando de cuidar a quienes no podrían salvarse “por no estar aptos para ello”.
Holmes dará la pauta inicial del cambio de su personalidad cuando niegue, para no desperdiciar, un poco de agua a una mujer enferma. En ese instante, un fotograma más oscuro que la noche en alta mar dará la señal al espectador para que se aliste a presenciar un debate polémico, con acciones que pueden rayar lo inhumano y hasta lo inmoral. La lección darwinista de que sólo los más aptos serán los que sobrevivan, se elevará a su máxima expresión y preocupación.
En esta ocasión, las mujeres, los niños, los ancianos, los enfermos y hasta los inútiles no tendrán la primera opción de salvarse, sino todo lo contrario, deberán, “por el bien de todos”, ser desechados, pues los más idóneos son los que tendrán la oportunidad para sobrevivir.
Prácticamente, todo el filme se desarrolla en este espacio. La historia sienta su solidez en una creciente intensidad dramática por el buen uso del ritmo, lo que contrarresta cualquier falta de efectos especiales o espectacularidad del filme.
El mar no perdona también delata la doble moral humana, y como las personas modifican su comportamiento de acuerdo a los factores externos que se presenten. El rostro de Power, en el desenlace del filme, será el mejor ejemplo de cómo se simboliza el asombro ante este tipo de conducta.
Power realizó este filme un año antes de morir, y dejó entrever su gran capacidad para representar a un personaje difícil. Al final de la cinta, se hará una controvertida pregunta al espectador: ¿Qué hubieras hecho en su lugar?

El recuerdo de esta película ante la sanción de la reforma jubilatoria se debió, como ya los lectores se habrán dado cuenta, a la similitud de situaciones, salvando las distancias, por supuesto.

No obstante, hay una diferencia: en el caso del bote salvavidas el capitán no tenía otra alternativa, pues o se salvaban algunos o morirían todos. Lo supiera o no -recuérdese que el film está basado en un hecho real- el capitán aplicó la “solución óptima”: “El mayor beneficio para el mayor número de personas por el más largo tiempo”.

Pero en el caso de Macri y quienes lo secundaron había otras alternativas, precisamente planteadas por la oposición, pero optaron por la más fácil: robarles a los jubilados.

La situación es similar a la de un padre que, para solucionar los problemas económicos de su familia, saliera a saquearles a los mendigos las limosnas que la gente solidaria deja en sus tachitos.

Por esta razón es que la reforma jubilatoria, no solo aprobada por los legisladores oficialistas sino también por muchos de la oposición, es aberrante, moral y jurídicamente.

Resultado de imagen para imagenes pena de muerte verdugos

https://www.elpensante.com/por-que-nadie-quiere-ser-verdugo-en-sri-lanka/

La pregunta obvia que surge de lo expuesto es por qué razón esos legisladores votaron a favor de la ley, y la respuesta es que lo hicieron por la misma razón que los legisladores de otras latitudes legislaron sobre la pena de muerte: porque la aplican otros y no ellos.

En buen romance, ¿alguien piensa que un legislador va a votar la pena de muerte si es él el que le tiene que poner la soga al cuello del condenado y tirar de la palanca para que se ahorque después de patalear un rato? Bueno, a menos que ese legislador sea un sádico, por supuesto.

Los legisladores que votaron a favor de la reforma, sabiendo el perjuicio que le causaban a los jubilados (¿o acaso eran tan ingenuos que lo ignoraban?) lo hicieron porque estaban alejados del drama de cada familia cuando ese jubilado no pueda comprar los medicamentos para sobrevivir y ni hablar si no puede comprar los alimentos. ¿Se entiende el punto o tengo que explicarlo más sencillamente?

Resultado de imagen para imagenes fernando iglesias

¿De qué se quejan, no les hemos dado un bono compensatorio?

Incluso hay más: tienen que haber justificado su voto de alguna manera para tranquilizar su conciencia, tal vez como hizo el capitán del bote salvavidas.

El defensor de la tercera edad advierte que ajustar jubilaciones por inflación es condena a muerte

EUGENIO SEMINO, DEFENSOR DE LA TERCERA EDAD

“Ajustar jubilaciones por inflación es condenar a muerte a los jubilados”…

http://www.lacapital.com.ar/politica/el-defensor-la-tercera-edad-advierte-que-ajustar-jubilaciones-inflacion-es-condena-muerte-n1497680.html

No quiero terminar esta nota sin hacer hincapié en el hecho de que los legisladores que votan una ley genocida -tal como lo es la de la reforma previsional- están exentos de sanciones penales. Sería importante que algún experto penalista nos explique por qué razón ello es así.

OPINIONES SOBRE LA REFORMA JUBILATORIA

Imagen relacionada

Para el abogado Félix Loñ, la reforma previsional “no se ajusta a la Constitución Nacional”. El constitucionalista se expresó sobre la ley que modifica el cálculo de las jubilaciones. “Según el art. 14 bis, a los fondos de la ANSES no se le puede dar otro destino que no sea el pago a los jubilados”.

Resultado de imagen para imagenes Daniel Sabsay

Para el abogado constitucionalista Daniel Sabsay la nueva fórmula de actualización de haberes jubilatorios, al aplicarse retroactivamente a los actuales beneficiarios, “implica una seria violación al principio respectivo y a la seguridad jurídica en que se asienta el derecho de propiedad”.

Gustavo Corregido.

El defensor del Pueblo, Gustavo Corregido, se expresó en contra de la reforma previsional. El ombudsman resaltó que la medida es inconstitucional, regresiva para los derechos humanos y resaltó que viola principios básicos como la Convención Americana sobre los Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica), que tiene jerarquía constitucional en nuestro país.
“El proyecto aprobado implica una pérdida de un trimestre entero de recomposición, lo que se traduce en una violación brutal al principio de desarrollo progresivo al que está adherido Argentina a través del Pacto de San José de Costa Rica”, indicó.
En esa línea, el defensor explicó que la modificación resulta regresiva porque tiende a disminuir el monto del haber jubilatorio, aplicando una fórmula que actualiza los valores del salario sobre el tercer trimestre del 2017 en lugar de hacerlo sobre el segundo semestre como se venía aplicando desde el 2008. Esa diferencia de tres meses se traduce en una diferencia de 6,3 puntos porcentuales en la mejora que deberían recibir los jubilados en marzo, que significa cobrar un importe menor a lo que correspondía para esa fecha.
“Como lo han señalado los constitucionalistas Félix Loñ y Daniel Sabsay, la fórmula que pretende aplicar el gobierno nacional implica un retroceso sobre los principios fundamentales del sistema previsional que están garantizados por el artículo 14 bis de la Constitución Nacional y toda norma que implique un retroceso en esos principios es inconstitucional”, destacó.
Corregido también remarcó que esta medida transgrede un principio fundamental marcado en el Pacto de San José de Costa Rica en su artículo 26. Argentina como Estado parte se comprometió en ese instrumento legal a nivel técnico y en especial en el plano económico, a lograr progresivamente la plena efectividad de los derechos que se derivan de las normas económicas, sociales y sobre educación, ciencia y cultura. “Con esta modificación se viola esa progresividad de derechos al forzar una merma en los haberes jubilatorios, que también afecta a pensionados y beneficiarios de prestaciones sociales, lo que va en contra de ese artículo”, señaló el ombudsman.
“Juegan con el derecho alimentario de un grupo vulnerable, pretendiendo que sean ellos, sobre todo nuestros abuelos quienes financien el ajuste fiscal. Por donde se mire, es una medida regresiva e inconstitucional que nos perjudica a todos los argentinos”, concluyó.

Resultado de imagen para imagenes Andrés Gil Domínguez

Por su parte, el abogado Andrés Gil Domínguez, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Buenos Aires (UBA), consideró que la reforma previsional es contraria al “Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que tiene estabilidad constitucional, y a las observaciones que hizo el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales”.
Y explicó: “La fórmula nueva, en la medida que implique una regresión desde lo que se estaba ganando, viola los derechos de los jubilados, como derecho económico, social y cultural. La pauta que rige es la de progresividad: si se adoptan posturas regresivas, se viola el derecho a la previsión social”. En este caso, eso ocurriría porque la actualización planteada sería menor a la que correspondería con la fórmula prevista en la ley de movilidad anteriormente vigente.
“Cualquier modificación en la fórmula de cálculo que implique que los jubilados ganen menos es regresiva y viola los derechos económicos, sociales y culturales”, enfatizó Gil Domínguez.

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
Todo gobierno que esquilma a los jubilados es genocida
Macri, la Reforma previsional y la justificación de la aberración

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s