Cienciología y el aborto

Lista completa de temas

EL QUID DE PENALIZAR O DESPENALIZAR
EL ASESINATO DE UNA CRIATURA

Horacio Velmont

Contacto

Así es, querido Watson, cigoto, embrión, feto,
bebé, niño, adulto: todos son la misma persona…

Resultado de imagen para imagenes Ernesto Beruti

Dr. Ernesto Beruti, jefe de Obstetricia del Hospital Universitario
Austral y del Hospital Público Materno Infantil “Ramón Sardá”

“No se trata de una ideología, una creencia o una postura política sino de una evidencia experimental. La ciencia ha probado con certeza que la vida humana comienza en el instante mismo de la fecundación del óvulo por el espermatozoide. Si interrumpimos este proceso vital en cualquier momento de su desarrollo, la ciencia ha demostrado que se elimina un nuevo ser humano”.

Resultado de imagen para imagenes juan minujin y recondo

https://www.clarin.com/espectaculos/juan-minujin-gaston-recondo-discutieron-despenalizacion-aborto_0_S1fKOzn6G.html

Desde el punto de vista científico ya está demostrado
que la vida comienza con la concepción, pero los abortistas
alegan, maliciosamente, que eso no está comprobado…

Resultado de imagen para imagenes ronald hubbard

En Cienciología, y en base a los descubrimientos científicos de L. Ronald Hubbard, no se discute sobre el aborto, simplemente porque se ha demostrado, de modo irrefutable, que ya hay vida a partir de la concepción.

Quienes nos hemos “auditado” lo sabemos por propia experiencia. En efecto, en las sesiones de auditación es algo rutinario (aunque no exento de sorpresa, por supuesto) que uno se encuentre recorriendo todo el período de la gestación y la experiencia en la matriz hasta llegar al nacimiento. 

Desde ya que me veo impedido de explicarlo porque para comprenderlo realmente hay que vivir la experiencia. Solo puedo decir que, después, uno sabe con toda certeza que a partir de la concepción ya hay vida.

Resultado de imagen para imagenes libro dianetica

Ronald Hubbard explicó la cuestión del aborto en su libro “Dianética, la ciencia moderna de la salud mental”, aunque haciendo mayormente hincapié, antes que en el aborto, en el intento de aborto y sus consecuencias posteriores, obviamente en quienes pudieron sobrevivir.

Cigoto, embrión, feto, bebé, niño, adulto: todos son la misma persona… El por qué la gente trata de abortar, es un problema que tiene su respuesta solo en la aberración, pues es muy difícil abortar a una criatura. Puede decirse que en el intento la madre misma tiene más riesgo de morir que la criatura, cualquiera que sea el método empleado.
Una sociedad que suprime el sexo como algo malo, y que está tan aberrada como para que cualquiera de sus miembros intente un aborto, es una sociedad que se está condenando a sí misma a una demencia cada vez mayor, pues es un hecho científico que los intentos de aborto son el factor más importante en la aberración.
¡El niño en el que se ha intentado el aborto está condenado a vivir
con asesinos, de los cuales sabe reactivamente que lo son, a lo largo de su débil e indefensa juventud! Crea vínculos irracionales con los abuelos, tiene reacciones de terror contra todos los castigos, se enferma fácilmente y sufre durante mucho tiempo.
No hay un modo garantizado para
abortar a una criatura. Usa anticonceptivos para controlar la superpoblación, no una aguja de hacer punto o la lavativa.
Una vez que una criatura ha sido concebida, no importa cuán “vergonzosas”
sean las circunstancias, no importan las costumbres, no importan los ingresos; el hombre o mujer que intente el aborto de una criatura en estado prenatal, está intentando un asesinato que rara vez tendrá éxito y está poniendo los cimientos de una infancia de enfermedad y angustia.
Cualquiera
que intente un aborto está cometiendo un acto en contra de toda la sociedad y del futuro; cualquier juez o médico que recomiende un aborto debería ser privado del puesto y del ejercicio inmediatamente, sea cual sea su “razón”.
Si una persona sabe que ha cometido este crimen contra una criatura que ha nacido, debe hacer todo lo posible para “aclarar” a la criatura tan pronto como sea posible, después de los ocho años, y, entretanto, debe tratar a esa criatura con la mayor decencia y cortesía de que sea capaz, con el fin de evitar que se reestimule el engrama. De otro modo, puede enviar a esa criatura a un hospital psiquiátrico.
Una gran proporción de niños supuestamente deficientes mentales son, en realidad, casos de intento de aborto, cuyos engramas los llevan a una parálisis de miedo o a una parálisis regresiva que les ordena no crecer y quedarse para siempre donde están.
Sin embargo, los muchos miles de millones que gasta anualmente América en hospitales para dementes y en cárceles para criminales, se gastan principalmente debido a abortos intentados por madres con algún bloqueo sexual, para quienes los hijos son una maldición, no una bendición de Dios.
La antipatía hacia los niños significa una segunda dinámica bloqueada. El examen fisiológico de cualquier persona que tenga tal bloqueo mostrará un desorden en los genitales o en las glándulas.
La terapia dianética demostraría la presencia de un intento de aborto o de una existencia prenatal igualmente espantosa, y aclararía al individuo.
El caso de la criatura que, mientras esto se está leyendo, todavía no ha nacido, pero en la que se intentó el aborto, no es desesperado. Si se le trata decentemente cuando haya nacido, y si no se le reestimula haciéndole testigo de disputas, crecerá y engordará hasta la edad de ocho años, que es cuando puede aclararse. Probablemente se sobresaltará mucho al saber la verdad, pero ese sobresalto y cualquier antagonismo que éste incluya se desvanecerán cuando se haya aclarado, y el amor por sus padres será mucho mayor que antes.
Todas estas cosas son hechos científicos, probados, comprobados y vueltos a probar. Y con ellos se puede producir un claro, del cual depende el futuro de nuestra raza.

Resultado de imagen para imagenes matar a un bebe

Pero hay algo más, ya que no se trata solamente de la criatura, sino de la madre y de quienes participaron en el aborto o aun en el intento de aborto.

Incluso si hubiera una ley declarando impune el asesinato de las criaturas por nacer, ello no significará que no haya sanciones, aunque obviamente serán de otra categoría.

Resultado de imagen para imagenes electropsicometro

El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal

Y no nos estamos refiriendo a nada que tenga que ver con el “infierno” (si tal cosa existiera, claro está), sino con el hecho de que los actos hostiles se graban como engramas a nivel celular de los involucrados y pueden ser detectados.

La consecuencia son los trastornos mentales que implica la grabación engrámica, de la cual no me referiré ahora por la simple razón de que ya me he explayado sobre este aspecto en forma exhaustiva. No existe impunidad para los asesinos de una criatura en el vientre de la madre.

Curiosamente, en los debates sobre el aborto se utiliza siempre la expresión “aborto”, y no la palabra que en realidad significa: “asesinato”. Quienes abogan por la despenalización del aborto debieran dejar de utilizar eufemismos y decir claramente: “Yo voto por la legalización del asesinato de las criaturas por nacer”. Por lo menos, así sabríamos que tienen verdadera conciencia de lo que están votando.

Resultado de imagen para imagenes madre embarazada

No estará de más reiterar lo que hace tiempo venimos diciendo, y es que los abortistas actúan falazmente al decir que la mujer debe ser dueña de su cuerpo y que eso le da derecho a asesinar al bebé.¡Pero resulta que el bebé no es su cuerpo y por lo tanto no tiene ningún derecho para disponer de él! Mas claro échenle agua…

También los abortistas hacen hincapié en que la legalización del aborto hará disminuir las muertes de las embarazadas al evitar los abortos clandestinos. Esto tampoco es  verdad y solo lo aducen para reforzar sus argumentos.

Pero sobre esto la falacia es evidente: tratan de apagar el incendio con gasolina o, en buen romance, tratan de solucionar un problema, que no hay duda que puede ser grave, a costa del asesinato de una criatura que no puede defenderse.

En otras palabras, en un platillo de la balanza ponen el drama de una violación, que nadie discute lo penoso que pueda ser, y en el otro a una criatura, eligiendo el asesinato de esta. ¡Vaya genialidad!

Resultado de imagen para imagenes electropsicometro

“Lo mejor es eliminarlo”…

Resultado de imagen para imagenes embarazo

Maldición, estoy embarazada, “lo mejor es eliminarlo”…

Resultado de imagen para imagenes diputados abortitas

“Lo mejor es eliminarlo”…

Para concluir, una reflexión basada en los descubrimientos sobre la mente de Ronald Hubbard: el ser humano es inherentemente bueno y solidario y por esencia jamás podría estar a favor del asesinato de una criatura. Si lo está es a causa de engramas del tipo de “deshacerse de ello” que le dictan imperiosamente que “lo mejor es eliminarlo”. Y ya sabemos que los engramas son, por definición, irracionales.

LECTURAS RECOMENDADAS
La verdad sobre el aborto
El aborto y el supuesto derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo …
Aborto o el dilema de asesinar o no a la criatura por nacer
Carta abierta a Victoria Donda sobre el aborto
Aborto o el dilema de asesinar o no a la criatura por nacer
Eduardo Feinmann y su fallida encuesta sobre el aborto

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
DIANÉTICA Y CIENCIOLOGÍA
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
¿Puede repararse la mente?
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
Los humanos robots
La verdad sobre el “baypass gástrico”
Por qué defiendo a Cienciología
La razón por la que se ataca a Cienciología
Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Falacias de la Neurología
Síndrome del impostor
Corrupción, método infalible para exterminarla de golpe
Todos somos dementes hasta que se demuestre lo contrario
Nunca preguntes: “¿Por qué lo hiciste?”
Los peligros del hipnotismo
El caso del médico asaltado que mató al ladrón
El caso de El Estrangulador de Boston
Lo que ignoran los maestros escolares
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Por qué ganó las elecciones Donald Trump?
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Tom Cruise y la maldición de Cienciología
Marlon Brando y la violación de María Schneider en … (Último tango en París)
La verdad sobre la cirugía estética
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La depresión, sus verdaderas causas
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
Hablemos de tetas, con perdón de la palabra
El fraude de las encuestas
¿Matar una cucaracha crea Karma?
¡Ufa con el miedo a volar! (Aerofobia)
La causa de la criminalidad
El síndrome de Tourette #!@%*
¿Qué es la Prosopagnosia o “ceguera facial”
¿Qué es la erotomanía?
Gurdjieff y su enseñanza sobre la falta de unidad en el hombre
Leah Remini vesus Cienciología
Los secretos de Cienciología develados
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte I)
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte II)
Cienciología y la Tecnología de Estudio
¿Realmente crees conocer a las personas?
Uso de la invalidación para manipular a las personas
Los esclavos de la Cienciología
La verdad sobre la carrera de Psicología
Preguntas y respuestas basadas en las críticas a Cienciología
¿Son recuperables los violadores?
Crítica a la serie Esclavos de la Cienciología
Obsolencia de la Justicia Penal, la pena, la cárcel y …
Cienciologia y el lavado de cerebro
Cómo inventa enfermedades la Psiquiatría
¿Es verdad que el tiempo cura todos los males?
Stealthing, práctica sexual de quitarse disimuladamente el preservativo
Trastorno por déficit de atención
Homosexualidad, inexorable camino involutivo
¿Por qué se nos pega un hit? (A propósito del … tema “despacito”)
El caso Fernando Farré, asesino de su esposa con 70 puñaladas …

Síndrome de la acumulación compulsiva
El origen del síndrome de las compras compulsivas
La Psiquiatría y el cuento de los asesinatos a sangre fría
La verdad sobre el éxito de la canción “Despacito” 
El affaire Julio De Vido, ¿honor entre ladrones?
Sadismo, masoquismo y “Las 50 Sombras de Grey”
Dislexia, Neurobiología y Oscurantismo

El extraño caso de las “Ponygirls”
El síndrome de Asperger o los inventos de la Psiquiatría
La verdad sobre los asesinatos de mujeres en México
El Nudismo al desnudo
Hablemos de sexo, con perdón de la palabra
El extraño caso de Andréi Chikatilo, el carnicero de Rostov
Cayó preso Boudou, ¿y Cristina cuándo cae?
La cárcel, el invento más perverso, estúpido e inútil del mundo

La homosexualidad no es inherente al ser humano
Eduardo Feinmann y su fallida encuesta sobre el aborto
Tiempos de barbarie: la terapia de conversión para curar la homosexualidad
El caso del policía Luis Chocobar, ¿héroe o asesino?

Aborto o el dilema de asesinar o no a la criatura por nacer
No siempre “somos lo que pensamos” 
Misión imposible: atropellar y no huir 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s