El misterio de la esquizofrenia

Lista completa de temas

EL MAYOR ENIGMA DE LA CIENCIA MÉDICA REVELADO

Horacio Velmont

Contacto

Imagen relacionada

Estamos en 2018, más precisamente en junio, y la Psiquiatría sabe de la esquizofrenia lo mismo que sabía hace 200 años. No se puede decir, por lo tanto, que la Psiquiatría sea una ciencia que avanza… ¿O sí?

Seguidamente transcribiré un texto que extraje de Internet que da la pauta del estado actual en que se encuentra la Psiquiatría respecto de esta enfermedad.

Explicaciones para todos los gustos

http://www.lne.es/blogs/psicoactiva-mente/el-enigma-de-la-esquizofrenia.html

Si ya nos es difícil el responder qué es esquizofrenia, no hablemos ya de intentar encontrar sus causas. Las explicaciones acerca del por qué del trastorno son casi infinitas, sin que ninguna de ellas haya sido aceptada como la explicación definitiva. Lo más correcto sería decir que no tenemos ni idea de por qué se da la esquizofrenia, si bien hay ciertas hipótesis que parecen marcarnos una línea a seguir, la mayoría provenientes del ámbito médico y psicológico. En una época de biologización del ser humano como la actual, en la que todo parece explicarse por el funcionamiento del cerebro y las neuronas, no podía faltar la hipótesis dopaminérgica. Siendo justos, esta supone una de las líneas de investigación más exitosas en esquizofrenia, aunque por sí misma no es capaz de pasar de una mera correlación, y ya hemos aprendido en posts anteriores que correlación no implica causalidad. Sin profundizar excesivamente en tal hipótesis, lo cual nos daría para otro par de artículos, esta postula que los pacientes esquizofrénicos tienen unos niveles anormalmente altos de dopamina en el cerebro.

Resultado de imagen para imagenes auditacion dianetica

Resultado de imagen para imagenes auditacion dianetica

Naturalmente que el mayor misterio de la ciencia médica no es la esquizofrenia sino el motivo por el cual la Psiquiatría sigue estando vigente, cuando ha demostrado que no ha logrado curar a nadie, ni siquiera un simple dolor de cabeza, que solo sabe paliar con analgésicos. Y ni que mencionar sobre la ignorancia acerca del origen de los trastornos mentales.

Resultado de imagen para imagenes drogas prohibidas

Resultado de imagen para imagenes choques electricos

Se podría decir, sin temor a equivocarnos, que la Psiquiatría se mantiene aún vigente a causa de la existencia de drogas, las que son utilizadas como supuestos factores de curación,  y también -¿por qué no?- de los choques eléctricos.

Lo que ocurre con la esquizofrenia es que no es un trastorno cuyo origen haya que buscarlo como si fuera algo especial, alejado de los otros trastornos.

Lo que queremos decir es que la esquizofrenia tiene el mismo origen  que cualquier otro trastorno mental de la extensa –e inútil-lista pergeñada por la Psiquiatría. 

Cuando alguien va a un psiquiatra, lo primero que este hace es diagnosticarle el trastorno que padece, con lo cual simula entender de qué se trata: “Usted padece de  un trastorno de identidad disociativo” dice, por ejemplo, muy ufano.

El paciente, por supuesto, queda anonadado por la “sapiencia” del médico, e incluso hasta cree que la curación será un hecho cierto: si el profesional “sabe” de qué se trata su enfermedad, también tiene que suponer que “sabe” cómo se cura.

Por supuesto que el “profesional” le recetará alguna droga, que lo único que hará es ocultar la enfermedad trasladándola a otro sitio o la reemplazará por otra, que por supuesto él ni por asomo la relacionará con la anterior y la tratará como una nueva y para colmo con nuevas drogas que se sumarán a las que ya estuviera tomando el paciente. ¡Vaya con estos tíos!

Resultado de imagen para imagenes humedad pared caño roto

Para que se entienda bien el origen de los trastornos mentales cabe señalar que todos, absolutamente todos, tienen origen en un solo punto. Es algo similar a la humedad de la pared, que sin importar el tipo de deterioro que le cause, el origen es siempre un caño roto. ¿Se entiende el punto?

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

En el caso de los trastornos mentales el único origen es la mente reactiva, de la cual ya hemos hablado hasta el cansancio, y por supuesto la dramatización de los engramas, es decir, de las órdenes hipnóticas que forman su contenido. 

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Concretamente, la esquizofrenia es una enfermedad psicosomática provocada por engramas, y la prueba de que esto es así es que cuando se encuentra y elimina el engrama-orden hipnótica que la provoca, el trastorno desaparece definitivamente. 

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Hubbard, en su libro Dianética, la ciencia moderna de la ciencia mental, dice con toda claridad respecto al uso de las drogas como factor de curación:

“Administrar a un paciente con una enfermedad psicosomática cualquier cantidad de drogas, puede dar como resultado alivio únicamente temporal. El “yo” no quiere la enfermedad. El analizador no la quiere. Pero el cuerpo la tiene, y si alguien tiene éxito en curarla de otra manera que no sea eliminando el engrama, entonces el cuerpo, bajo el mando de la mente reactiva, encontrará alguna otra cosa con que sustituir esa enfermedad, o desarrollará una “alergia” a la droga, o bien anulará totalmente el efecto de la droga. Por supuesto, siempre se puede arrancar el tejido vivo del interior del cráneo con cuchillos, punzones o choques el{ectricos en cantidades masivas. Esto curará la enfermedad psicosomática. Pero desgraciadamente, también cura la personalidad, el intelecto y, con demasiada frecuencia, la vida misma. En Dianética, la aplicación de la técnica para aliviar los engramas que causan estas enfermedades ha producido el alivio invariable de todos los pacientes tratados, sin recaída. Resumiendo brevemente, ahora pueden curarse las enfermedades psicosomáticas. Todas, sin excepción”.

“La razón por la cual diversos preparados de drogas que buscan modificar las enfermedades psicosomáticas tienen un éxito tan incierto, reside en el hecho de que la mente, conteniendo estos engramas que son “supervivencia” (del mismo modo en que un individuo necesita un agujero en la cabeza), maneja el regulador de las funciones vitales para producir enfermedades activamente. Algo entra para eliminarlas (recuerda que son ‘supervivencia’, y estas malditas células, estúpidamente, insisten en esto), y la mente tiene que revertir rápidamente la actividad y volver a poner en su sitio la enfermedad. Trata de influir en la mente reactiva con la razón o con agujas y verás que no es más fácil de convencer que un individuo enloquecido por drogas, decidido a asesinar a todo el mundo en un bar. También él está ‘sobreviviendo’ “.

Resultado de imagen para imagenes desmayo

La clave para comprender cualquier tipo de trastorno mental es la inconsciencia, porque la inconsciencia, total o parcial, provoca el implante automático de órdenes hipnóticas, técnicamente llamados “engramas”, un viejo término de la Biología.

Resultado de imagen para IMAGENES AUDITACION DIANETICA CIENCIOLOGIA

La Biología considera a los engramas como “permanentes”, pero Ronald Hubbard encontró la forma de eliminarlos.

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva engrama

El engrama es la grabación, con todos los percépticos presentes (tacto, gusto, olor, etc.), de un incidente en el que la persona se ha desmayado o su poder analítico ha disminuido en alguna medida.

Esta grabación es para futura supervivencia, porque en cuanto aparezcan las mismas circunstancias, o siquiera parecidas, los engramas se activarán y la mente reactiva impulsará al organismo a huir.

Se sobreentiende, entonces, la importancia que tienen para la mente reactiva los engramas –supervivencia del organismo-, siendo esta la razón de que los proteja ante cualquier droga, terapia o tratamiento que intente eliminarlos.

Resultado de imagen para imagenes drogas prohibidas

¿Cuándo comprenderá la Psiquiatría que la verdadera curación no puede pasar por las drogas?

Seguidamente transcribiré algunos párrafos del libro de Hubbard “Dianética, la ciencia moderna de la salud mental”, que explica con toda claridad el descubrimiento de la mente reactiva y su incidencia en las aberraciones humanas.

Se descubrió que la mente humana había sido enormemente calumniada, ya que se encontró que poseía capacidades que excedían en mucho a las que se habían imaginado, y mucho menos comprobado, hasta ahora.

Se encontró que el carácter humano básico había sido puesto en la picota porque el hombre no había sido capaz de distinguir entre la conducta irracional derivada de datos deficientes y la conducta irracional derivada de otra fuente mucho más perversa. Si alguna vez hubo un diablo, él diseñó la mente reactiva.

Este mecanismo funcional se las arregló para desaparecer de la vista tan concienzudamente que sólo la filosofía inductiva2, viajando del efecto hacia la causa, sirvió para descubrirlo. El trabajo detectivesco que se invirtió en la localización de este supercriminal de la psique humana llevó muchos años. Ahora su identidad puede ser certificada por cualquier técnico en cualquier clínica o en cualquier grupo de personas. Se han examinado y tratado doscientos setenta y tres individuos, representantes de todos los diversos tipos de enfermedades mentales inorgánicas y de las muchas variedades de enfermedades psicosomáticas. En cada uno se encontró esta mente reactiva operando, sin variar sus principios. Esta es una larga serie de casos y pronto se hará más larga.

Todo el mundo posee la mente reactiva. Ningún ser humano, examinado en cualquier parte, se encontró exento de ella o libre del contenido aberrativo de su banco de engramas, el depósito de datos que sirve a la mente reactiva.

¿Qué es lo que hace esta mente? Bloquea el recuerdo auditivo. Coloca circuitos vocales en la mente. Hace que la gente sea sorda a los tonos. Hace que la gente tartamudee. Hace todas y cada una de las cosas que pueden encontrarse en cualquier lista de enfermedades mentales: psicosis, neurosis, compulsiones, represiones…

¿Qué puede hacer? Puede ocasionarle a una persona artritis1, sinovitis2, asma, alergias, sinusitis, trastornos coronarios, hipertensión sanguínea, y así a lo largo de todo el catálogo de enfermedades psicosomáticas, agregando algunas que nunca fueron específicamente clasificadas como psicosomáticas, tales como el catarro común.

Y es lo único en el ser humano que puede producir estos efectos. Es lo que invariablemente los origina.

Esta es la mente que hizo pensar a Sócrates que poseía un “demonio” que le daba respuestas. Esta es la mente que hizo que Calígula4 nombrara a su caballo para un puesto en el gobierno. Esta es la mente que hizo que César cortara las manos derechas de miles de galos; la que hizo que Napoleón redujera la estatura de los franceses en una pulgada.

Esta es la mente que mantiene la amenaza de la guerra, la que hace que la política sea irracional, la que hace gritar a los oficiales superiores, la que hace que los niños lloren por miedo a la oscuridad. Esta es la mente que hace que un hombre suprima sus esperanzas, la que mantiene sus apatías, la que le da indecisión cuando debería actuar y la que lo mata antes de que haya comenzado a vivir.

Si alguna vez hubo un demonio, él la inventó.

Descarga el contenido del banco de esta mente, y la artritis se desvanece, la miopía mejora, la enfermedad cardiaca disminuye, el asma desaparece, los estómagos funcionan correctamente y todo el catálogo de enfermedades se va para no volver.

Descarga el banco reactivo de engramas, y el esquizofrénico finalmente se enfrenta a la realidad, el maníaco-depresivo6 se lanza a lograr cosas, el neurótico7, deja de aferrarse a libros que le dicen cuánto necesita sus neurosis y empieza a vivir, la mujer deja de gritar a sus hijos y el dipsómano puede beber cuando quiera y después dejarlo.

Estos son hechos científicos. Invariablemente se comparan con la experiencia observada.

La mente reactiva es la fuente total de la aberración. Puede probarse, y se ha probado repetidamente, que no hay ninguna otra, ya que cuando se descarga ese banco de engramas todos los síntomas indeseables se desvanecen y el hombre empieza a actuar según su patrón óptimo.

Si uno estuviera buscando algo parecido a demonios en una mente humana -como los que uno observa en algunos pacientes de los manicomios- podría encontrarlos bastante fácilmente. Sólo que no son demonios. Son circuitos de desviación que proceden del banco de engramas. ¡Qué de oraciones y exhortaciones se han empleado en contra de estos circuitos de desviación!

Resultado de imagen para IMAGENES esquizofrenia

Veamos ahora cómo se produce el trastorno mental que la psiquiatría denomina “esquizofrenia” (personalidad dividida).

Como primer medida definamos a esta enfermedad señalando que el concepto de esquizofrenia tiene su origen en dos términos griegos: schizo (“división”, “escisión”) y phrenos (“mente”). Quien padece este trastorno presenta una mente partida en dos: una porción que se relaciona con la realidad y otra u otras que interactúan, en mayor o menor grado, con un mundo imaginario. El esquizofrénico, en concreto, es un aberrado multivalente, es decir, tiene varias personalidades y en raras ocasiones es él mismo.

Resultado de imagen para imagenes quirofano cirujanos

Supongamos que alguien está en el quirófano anestesiado para una determinada operación y los cirujanos  y enfermeras conversan animadamente sin saber que las células del paciente estarán grabando como engramas-órdenes hipnóticas todo lo que sucede en ese momento, especialmente las palabras, que son las que producen acción.

Imaginemos que un cirujano le dice a su colega: “Lo que sucede contigo es que siempre eres otra persona, nunca eres tú mismo”, y el otro le responde: “Te imaginarás que no puedo decirle la verdad, que soy un ladrón que tengo antecedentes penales y que la Policía me está buscando”.

No importa el sentido de esta conversación, si es seria o en broma, el resultado es que ambos le implantaron al paciente anestesiado lo que en términos psiquiátricos se llama “demencia esquizofrénica” (el que habló en primer término) y “demencia paranoico-esquizofrénica” (el que habló en segundo término).

Y supongamos también, para mayor abundancia, que la enfermera dice por su parte algo así: Mejor dile que eres un político muy influyente y que los agentes del servicio secreto están tratanndo de asesinarte”. En este caso el implante engrámico sería una “psicosis”.

Naturalmente estamos forzando los ejemplos para tratar de ser lo más claros posibles sobre cómo se implantan las enfermedades mentales, ya que cualquier palabra pronunciada ante una persona inconsciente puede conducirlo a la demencia y más aún si existen otros engramas similares de la misma cadena. Recordemos que la mente reactiva no es una mente racional sino un mecanismo de supervivencia de categoría subidiota, que no evalúa la situación antes de actuar, sino que reacciona automáticamente ante un estímu lo determinado.

LECTURA ESPECIAL
Dianética y Cienciología
La Ciencia de la Mente Ilustrada (Parte I)
(libro completo: al pie se incluye el link para acceder a la parte siguiente)

LECTURAS RECOMENDADAS
El misterio de la extraña enfermedad de Shanyna Isom
Instrucciones para provocar trastornos mentales en el niño
Facundo Manes, el cavernícola
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
La mente reactiva, tu archienemigo

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
DIANÉTICA Y CIENCIOLOGÍA
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
¿Puede repararse la mente?
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
Los humanos robots
La verdad sobre el “baypass gástrico”
Por qué defiendo a Cienciología
La razón por la que se ataca a Cienciología
Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Falacias de la Neurología
Síndrome del impostor
Corrupción, método infalible para exterminarla de golpe
Todos somos dementes hasta que se demuestre lo contrario
Nunca preguntes: “¿Por qué lo hiciste?”
Los peligros del hipnotismo
El caso del médico asaltado que mató al ladrón
El caso de El Estrangulador de Boston
Lo que ignoran los maestros escolares
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Por qué ganó las elecciones Donald Trump?
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Tom Cruise y la maldición de Cienciología
Marlon Brando y la violación de María Schneider en … (Último tango en París)
La verdad sobre la cirugía estética
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La depresión, sus verdaderas causas
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
Hablemos de tetas, con perdón de la palabra
El fraude de las encuestas
¿Matar una cucaracha crea Karma?
¡Ufa con el miedo a volar! (Aerofobia)
La causa de la criminalidad
El síndrome de Tourette #!@%*
¿Qué es la Prosopagnosia o “ceguera facial”
¿Qué es la erotomanía?
Gurdjieff y su enseñanza sobre la falta de unidad en el hombre
Leah Remini vesus Cienciología
Los secretos de Cienciología develados
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte I)
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte II)
Cienciología y la Tecnología de Estudio
¿Realmente crees conocer a las personas?
Uso de la invalidación para manipular a las personas
Los esclavos de la Cienciología
La verdad sobre la carrera de Psicología
Preguntas y respuestas basadas en las críticas a Cienciología
¿Son recuperables los violadores?
Crítica a la serie Esclavos de la Cienciología
Obsolencia de la Justicia Penal, la pena, la cárcel y …
Cienciologia y el lavado de cerebro
Cómo inventa enfermedades la Psiquiatría
¿Es verdad que el tiempo cura todos los males?
Stealthing, práctica sexual de quitarse disimuladamente el preservativo
Trastorno por déficit de atención
Homosexualidad, inexorable camino involutivo
¿Por qué se nos pega un hit? (A propósito del … tema “despacito”)
El caso Fernando Farré, asesino de su esposa con 70 puñaladas …

Síndrome de la acumulación compulsiva
El origen del síndrome de las compras compulsivas
La Psiquiatría y el cuento de los asesinatos a sangre fría
La verdad sobre el éxito de la canción “Despacito” 
El affaire Julio De Vido, ¿honor entre ladrones?
Sadismo, masoquismo y “Las 50 Sombras de Grey”
Dislexia, Neurobiología y Oscurantismo

El extraño caso de las “Ponygirls”
El síndrome de Asperger o los inventos de la Psiquiatría
La verdad sobre los asesinatos de mujeres en México
El Nudismo al desnudo
Hablemos de sexo, con perdón de la palabra
El extraño caso de Andréi Chikatilo, el carnicero de Rostov
Cayó preso Boudou, ¿y Cristina cuándo cae?
La cárcel, el invento más perverso, estúpido e inútil del mundo

La homosexualidad no es inherente al ser humano
Eduardo Feinmann y su fallida encuesta sobre el aborto
Tiempos de barbarie: la terapia de conversión para curar la homosexualidad
El caso del policía Luis Chocobar, ¿héroe o asesino?

Aborto o el dilema de asesinar o no a la criatura por nacer
No siempre “somos lo que pensamos” 
Misión imposible: atropellar y no huir
Cienciología y el aborto
Exhibicionismo, ¿perversión sexual o enfermedad mental?
Oscurantismo y castración química para los violadores

La verdad de lo que nos sucede cuando muere un ser querido
Falacias abortistas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s