Inutilidad del diagnóstico de las enfermedades mentales

Lista completa de temas

TODOS LOS TRASTORNOS ENLISTADOS POR
LA PSIQUIATRÍA TIENEN UN SOLO ORIGEN

Horacio Velmont

Contacto

Resultado de imagen para imagenes inconsciencia

Así es, querido Watson, si hay inconsciencia
también hay grabación de órdenes hipnóticas

Desde el año 1950, fecha en que se publicó la primera edición del libro de Ronald Hubbard “Dianética, la ciencia moderna de la salud mental”, es sabido que la inconsciencia es el origen de todas las enfermedades mentales.

La razón de ello es que la inconsciencia implanta órdenes hipnóticas, denominadas en la Biología “engramas”, que cuando se restimulan provocan trastornos mentales.  Engrama, por lo tanto, es sinónimo de “orden hipnótica”. 

Resultado de imagen para imagenes engrama

Imagen relacionada

Un engrama es una grabación a nivel celular de todo lo que ocurre en un momento de inconsciencia, total o parcial. Siendo el engrama una orden hipnótica es obvio que el mecanismo de restimulación es el mismo.

Resultado de imagen para imagenes auditacion dianetica

Aclaremos, antes de continuar, que en Biología el engrama se define como un registro a nivel celuar “permanente”, pero este calificativo en la actualidad no tiene razón de ser porque ya se descubrió la manera de eliminarlo. La tecnología fue descubierta por Ronald Hubbard y se denomina “auditación”.

En rigor, la diferencia entre una orden hipnótica y el engrama consiste en que mientras en aquella el sujeto se presta voluntariamente a ser hipnotizado, el engrama entra en el organismo subrepticiamente, es decir sin permiso.

Además, el engrama, por definición, contiene dolor como parte de su contenido, en tanto que las órdenes hipnóticas no.

Resultado de imagen para imagenes mk ultra naranja mecanica

Obviamente, si una persona fuera hipnotizada y se le aplicara dolor  no habría diferencia, en cuanto al resultado, con el implante de engramas.

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Los engramas y las órdenes hipnóticas se archivan en la mente reactiva, que es una segunda mente, distinta de la mente analítica, pues mientras la mente reactiva opera reccionando automáticamente ante determinados estímulos, la mente analítica antes de actuar evalúa la situación.

La mente reactiva, en cuanto es un mecanismo de supervivencia, tiene que actuar (“reaccionar” es un término más apropiado) de inmediato.

Resultado de imagen para imagenes huyendo

La mente reactiva es un mecanismo de supervivencia que todos los seres vivos poseen, incluidos las plantas y los animales, y para salvar al organismo no puede perder tiempo evaluando la situación.

Resultado de imagen para imagenes bocinazo

La actuación de la mente reactiva es un hecho  conocido por todos, porque ¿quién no ha pegado un salto ante un bocinazo que nos tomó de sorpresa? Una vez pasado el susto, la mente analítica puede evaluar con tranquilidad si hubo o  no peligro, tomándose el tiempo que desee.

Resultado de imagen para imagenes cruzando la calle distraido

Si se hubiera tratado de un vechículo cuyo chofer nos avisaba que estábamos cruzando la calle distraídos, la mente reactiva reacciona preventivamente para salvar al organismo. Si esta mente no existiera sería imposible sobrevivir.

Hasta aquí hemos explicado el mecanismo de la mente reactiva en cuanto factor de supervivencia, pero tiene otro costado perverso, y es que los engramas, al restimularse, provocan enfermedades mentales.

Parece cosa de locos que un mecanismo que nos ayuda a sobrevivir sea al mismo tiempo un mecanismo que nos enferma e inclusive puede matarnos. Pero la realidad es que resulta imposible la construcción de un mecanismo de supervivencia que no conlleve ese riesgo colateral.

Imagen relacionada

Esto es así porque un impacto, por ejemplo la caída de una escalera, que deja inconsciente al accidentado, tiene que implicar necesariamente una grabación de todo lo que sucede para que en el futuro, cuando se produzca una situación parecida, impulse al organismo a huir de ese peligro. Esta es precisamente la misión del engrama-orden hipnótica.

Pero así como la mente reactiva nos salva en el presente, también el organismo lleva consigo las órdenes hipnóticas que nos salvará en el futuro … ¡y que también eventualmente puede enfermarnos!

Para cumplir debidamente la mente reactiva su papel de mecanismo de supervivencia tiene que operar bajo la ecuaciòn A=A=A=A, es decir, todo es igual a todo y cualquier cosa es igual a cualquier cosa.

Resultado de imagen para imagenes ataque de un perro

Esto significa que si nos ataca un perro, momento en que nuestra mente analítica o consciencia disminuirá considerablemente su poder, la mente reactiva entra a funcionar de inmediato y graba el incidente con todos sus percépticos: el perro, la clase de perro, el color de su pelo, su olor, las sensaciones táctiles, etc.

Resultado de imagen para imagenes perro de peluche

Más tarde, si aparece un perro similar, sentiremos el impulso de huir, incluso antes de percibir conscientemente al animal (la mente reactiva sí lo percibió). Pero no serviría de mucho si la mente reactiva solamente nos impulsara a huir cuando se tratara del mismo perro, y por eso reacciona ante la presencia de cualquier perro o cosa que se parezca a un perro, la sombra de algo que aparenta ser la de un perro, o inclusive uno de peluche. ¿Se entiende el punto y por qué un mecanismo de supervivencia tiene que ser de categoría subidiota? No hay tiempo para evaluar la situación, porque en el ínterin el organismo puede perecer.

Resultado de imagen para imagenes hombres primitivos

Ahora bien, la mente reactiva funciona perfectamente bien para los animales y funcionaba muy bien para el hombre primitivo, cuyo lenguaje era elemental: todo tenía un significado literal. Pero ahora, el hombre tiene un lenguaje complejo y cada palabra tiene muchas acepciones distintas. Y no hablemos de las combinaciones de palabras y de las expresiones en sentido figurado.

Imagen relacionada

Si una persona es mordida por un perro, momento en el cual su mente reactiva desconecta a la mente analítica y graba todo lo que sucede, especialmente lo que se conversa alrededor, y alguien dice, por ejemplo, “hay que matarlos a todos”, estas palabras también quedan grabadas en dicha mente como engrama, y ya sabemos que los engramas son órdenes hipnóticas que se restimulan cuando en el medio ambiente aparece un restimulador similar al contenido del engrama.

En consecuencia, esa persona no solo tiene grabado el incidente con el perro sino también tiene implantada la orden hipnótica de que “hay que matarlos a todos”, orden que es impredecible saber hacia que conducta impulsará al organismo.

Un caso expuesto por el propio Hubbard demuestra lo impredecible que es la mente reactiva en cuanto a producir enfermedades mentales.

Resultado de imagen para imagenes joven en muletas

Una madre tenía que cuidar a su hijo enfermo que deliraba y como llevaba muchos días sin sanar, la madre constantemente exclamaba: “Ya no soporto más, ya no soporto más”. El resultado fue que esa grabación la tenía el muchacho en sus células como engrama-orden hipnótica y la mente reactiva interpretó estúpidamente como orden de que las piernas no debían soportar el cuerpo. Y este era el origen de su debilidad en las extremidades inferiores.

Resultado de imagen para imagenes hubbard auditando

Resultado de imagen para imagenes electropsicometro

Una vez encontrado el engrama por Hubbard -que era quien lo trataba mediante la “auditacion”, técnica por él descubierta- y eliminado de su mente reactiva, las piernas recuperaron su capacidad de soportar el cuerpo.

Resultado de imagen para imagenes aracnofobia

Este ejemplo puede multiplicarse por todos los trastornos mentales enlistados por la Psiquiatría, porque todos tienen el mismo origen, sea que se trate de claustrofobia, aerofobia, miedo a las arañas, a las serpientes, a la noche, al día, a los espacios abiertos, al dedo gordo del pie, etc.

Si tomamos en cuenta los miles de millones de interpretaciones distintas que se le pueden dar a cada palabra que forme parte de un engrama, queda patente la inulitidad de darles un nombre específico a cada uno como hace la Psiquiatría. De ahí que el diagnóstico de un trastorno mental sea superfluo.

Resultado de imagen para imagenes miedo a los aviones

Resultado de imagen para imagenes claustrofobia

Resultado de imagen para imagenes panico escenico

En síntesis, si alguien tiene terror a los aviones es porque tiene un engrama que le ordena tener terror a los aviones; si tiene terror a los espacios cerrados es porque tiene un engrama que le ordena tener terror a los espacios cerrados; si tiene terror a enfrentarse al público (pánico escénico), tiene un engrama que le ordena tener terror a enfrentarse al público, y así por el estilo.

Después de las explicaciones que anteceden, recién ahora podrá comprenderse el disparate que significa el diagnóstico que hacen los psiquiatras de los trastornos mentales. 

Resultado de imagen para imagenes humedad en las paredes

Sería algo tan tonto como que un plomero hiciera una lista del aspecto que la humedad deja en las paredes ateniéndose al color, a su textura, a la forma que deja en la pared, cuando la única causa de dicha humedad es un caño roto.

Parece increíble que profesionales que se suponen que son más inteligentes que el resto, enlisten estas tonterías, máxime que los descubrimientos sobre la mente, los trastornos mentales y su curación, expuestos por Hubbard hace más de 70 años, sindican que todas las enfermedades mentales, no importa cuales fueren, tienen un solo origen: la dramatización de engramas-órdenes hipnóticas.

Resultado de imagen para imagenes hipnosis

Téngase en cuenta, mientras lee lo que sigue, que todos estos trastornos pueden fácilmente reproducirse mediante la hipnosis.

1. Altrofagia o Pica: Deseo incontrolable de comer sustancias no nutritivas ni comestibles, como por ejemplo la tierra o la pintura.

2. Folie à trois: brote psicótico que se da en tres personas que comparten el trastorno.

3. Síndrome de la mano alienígena: Llamado de “la mano ajena” o “síndrome del Dr. Strangelove” es un trastorno en el que la mano va por su cuenta y hace lo que quiere. La persona que lo padece siente que la mano no es suya.

4. Tricofagia: Deseo irresistible de comerse el propio cabello. Suele presentarse junto a la tricotilomanía, que es el impulso de arrancarse el cabello.

5. Autocanibalismo o Autosarcofagia: Impulso de comerse la propia pien o la propia sangre. El autocanibalismo también ocurre en el llamado Síndrome de Lesch-Nyhan, un trastorno en el cual una persona se automutila y consume sus propias partes del cuerpo. Los individuos con esta enfermedad tienen comportamientos compulsivos como morderse las yemas de los dedos y los labios (o cualquier otra parte del cuerpo a la que tengan acceso), introducirse los dedos en los ojos o lanzar su cuerpo contra la pared.

6. Boantropia: Si ya es raro el caso de la Zoantropía, en el que la persona piensa que es un animal, en la boantropia cree que es una vaca o un buey. Este tipo de comportamiento se conoce como delirio de licantropía, un trastorno que se manifiesta como la creencia irreal de la propia transformación del cuerpo en el de un animal. En este caso, la persona adopta las conductas típicas del animal en cuestión.

7. Aboulomanía: Incapacidad de tomar decisiones.

8. Síndrome del acento extranjero: Compulsión a hablar la lengua materna con acento extranjero.

9. Hikikomori: Compulsión a aislarse de la sociedad encerrándose en su habitación y evitando tener contacto con las personas de su alrededor.

10. Síndrome de Diógenes: Compulsión a almacenar cosas y objetos abandonados en general, incluso desperdicios.

11. Síndrome de Tourette: Realización de movimientos y sonidos involuntarios por ningún motivo.

12. Síndrome de Estocolmo: Compulsión a crear lazos emocionales con sus captores.

13. Síndrome de Taijin Kyofusho: Miedo de que el cuerpo, sus partes o sus funciones sean ofensivas para otras personas.

14. Erotomanía: Creencia ilusoria de que un individuo, de estatus superior, de esta enamorado de él o ella, con la peculiaridad que la persona supuestamente enamorada suele ser alguien famoso.

15. Omfalofobia: Miendo irracional a los ombligos. Este miedo o malestar es hacia su propio ombligo o el de los demás. Estos individuos experimentan dificultades al bañarse por no poder mirar su ombligo ni tocarlo.

16. Síndrome de Jerusalén: Delirios, visiones y pérdida de contacto con la realidad, tras visitar la Ciudad Santa de Jerusalén u otras zonas sagradas de Israel. Afecta tanto a turistas como a personas que viven en esta ciudad.

17. Síndrome de París: Decepción que sufren los turistas japoneses cuando visitan la capital francesa.

18. Síndrome de Koro (Síndrome de restricción genital): Sensación de que el pene se va encogiendo cadfa día hasta desaparecer, incluso que es absorbido por el cuerpo hasta causarle la muerte. Aunque se da mayoritariamente en hombres, algunas mujeres también tienen la creencia de que sus genitales externos y pezones serán absorbidos dentro del cuerpo y morirán.

19. Enfermedad de Alicia en el País de las Maravillas: Compulsión a ver los objetos que lo rodean como más pequeños (micropsia) y más grandes (macropsia). Los pacientes también sufren una alteración en la percepción del tiempo en ciertos lugares o momentos.

20. Síndrome de Münchausen: Compulsión a simular de manera constante e intencionada enfermedades muy llamativas a fin de ser atendido. Incluso la persona puede autolesionarse o ingerir sustancias tóxicas para recibir cuidado.

21. Triscaidecafobia: Miedo irracional al número 13.

22. Ilusión de cristal: Creencia en que su cuerpo está hecho de cristal y que se puede romperse en cualquier momento.

23. Síndrome de Cotard: La persona percibe que está separado de la realidad, por ejemplo, puede ver su cuerpo en el espejo, pero lo nota como algo extraño, como si no existiera. Frecuentemente creen estar muertos o en estado de descomposición.

24. Síndrome de Frégoli: La persona que lo padece tiene la creencia de que distintas personas son, en verdad, una sola. Suele venir acompañado de delirios persecutorios.

25. Síndrome de Capgras: Las personas que lo sufren piensan que sus amigos y familiares, en realidad, son impostores, pese a no haber motivos objetivos para tener esta creencia. Suelen reaccionar con hostilidad hacia sus familiares y amigos, pensando que no son ellos.

26. Paramnesia Reduplicativa: La persona tiene la idea de que el contexto o escenario en el que está se ha duplicado, es decir, existe otro igual o varios idénticos en algún lugar del mundo. También pueden creer que ese lugar específico ha sido trasladado a otra localización.

La lista es interminable porque la combinación de palabras es prácticamente infinita y pueden penetrar en la mente de cualquier persona que haya perdido por algún motivo la conciencia. Luego, si por azar se restimulan,  pueden causar todas y cada una de las conductas que hemos enlistado y que se enlistarán en el futuro por la Psiquiatría.

La clave, entonces, es inconsciencia + engrama (orden hipnótica) + restimulación = conducta extraña.

Y recordar siempre que cualquier trastorno mental puede reproducirse mediante la hipnosis, que es la demostración cabal de cuál es en realidad el origen de todas las enfermedades mentales. 

LECTURA ESPECIAL
Dianética y Cienciología
La Ciencia de la Mente Ilustrada (Parte I)
(libro completo: al pie se incluye el link para acceder a la parte siguiente)

LECTURAS RECOMENDADAS
Cómo inventa enfermedades la Psiquiatría
El misterio de la extraña enfermedad de Shanyna Isom
Instrucciones para provocar trastornos mentales en el niño
Facundo Manes, el cavernícola
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
La mente reactiva, tu archienemigo

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
DIANÉTICA Y CIENCIOLOGÍA
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
¿Puede repararse la mente?
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
Los humanos robots
La verdad sobre el “baypass gástrico”
Por qué defiendo a Cienciología
La razón por la que se ataca a Cienciología
Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Falacias de la Neurología
Síndrome del impostor
Corrupción, método infalible para exterminarla de golpe
Todos somos dementes hasta que se demuestre lo contrario
Nunca preguntes: “¿Por qué lo hiciste?”
Los peligros del hipnotismo
El caso del médico asaltado que mató al ladrón
El caso de El Estrangulador de Boston
Lo que ignoran los maestros escolares
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Por qué ganó las elecciones Donald Trump?
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Tom Cruise y la maldición de Cienciología
Marlon Brando y la violación de María Schneider en … (Último tango en París)
La verdad sobre la cirugía estética
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La depresión, sus verdaderas causas
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
Hablemos de tetas, con perdón de la palabra
El fraude de las encuestas
¿Matar una cucaracha crea Karma?
¡Ufa con el miedo a volar! (Aerofobia)
La causa de la criminalidad
El síndrome de Tourette #!@%*
¿Qué es la Prosopagnosia o “ceguera facial”
¿Qué es la erotomanía?
Gurdjieff y su enseñanza sobre la falta de unidad en el hombre
Leah Remini vesus Cienciología
Los secretos de Cienciología develados
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte I)
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte II)
Cienciología y la Tecnología de Estudio
¿Realmente crees conocer a las personas?
Uso de la invalidación para manipular a las personas
Los esclavos de la Cienciología
La verdad sobre la carrera de Psicología
Preguntas y respuestas basadas en las críticas a Cienciología
¿Son recuperables los violadores?
Crítica a la serie Esclavos de la Cienciología
Obsolencia de la Justicia Penal, la pena, la cárcel y …
Cienciologia y el lavado de cerebro
¿Es verdad que el tiempo cura todos los males?
Stealthing, práctica sexual de quitarse disimuladamente el preservativo
Trastorno por déficit de atención
Homosexualidad, inexorable camino involutivo
¿Por qué se nos pega un hit? (A propósito del … tema “despacito”)
El caso Fernando Farré, asesino de su esposa con 70 puñaladas …

Síndrome de la acumulación compulsiva
El origen del síndrome de las compras compulsivas
La Psiquiatría y el cuento de los asesinatos a sangre fría
La verdad sobre el éxito de la canción “Despacito” 
El affaire Julio De Vido, ¿honor entre ladrones?
Sadismo, masoquismo y “Las 50 Sombras de Grey”
Dislexia, Neurobiología y Oscurantismo

El extraño caso de las “Ponygirls”
El síndrome de Asperger o los inventos de la Psiquiatría
La verdad sobre los asesinatos de mujeres en México
El Nudismo al desnudo
Hablemos de sexo, con perdón de la palabra
El extraño caso de Andréi Chikatilo, el carnicero de Rostov
Cayó preso Boudou, ¿y Cristina cuándo cae?
La cárcel, el invento más perverso, estúpido e inútil del mundo

La homosexualidad no es inherente al ser humano
Eduardo Feinmann y su fallida encuesta sobre el aborto
Tiempos de barbarie: la terapia de conversión para curar la homosexualidad
El caso del policía Luis Chocobar, ¿héroe o asesino?

Aborto o el dilema de asesinar o no a la criatura por nacer
No siempre “somos lo que pensamos” 
Misión imposible: atropellar y no huir
Cienciología y el aborto
Exhibicionismo, ¿perversión sexual o enfermedad mental?
Oscurantismo y castración química para los violadores

La verdad de lo que nos sucede cuando muere un ser querido
Falacias abortistas

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s