El crimen no paga, el aborto tampoco

Lista completa de temas

A VECES EL REMEDIO ES PEOR QUE LA ENFERMEDAD

Contacto

Resultado de imagen para imagenes trastornos mentales aborto

Así es, querido Watson, el embarazo no produce
ningún trastorno mental, pero el aborto sí.

Se pueden tener diversas posturas sobre el aborto, sea a favor o no de su despenalización, pero sobre lo que no hay discusión es que la interrupción del embarazo provoca trastornos mentales impredecibles en la madre, con lo cual se concluye que el aborto, no importa el problema que se pretenda subsanar o la justificación que se le dé, siempre será la peor solución.

Seguidamente transcribiré un artículo que demuestra este aserto.

Resultado de imagen para imagenes depresion

El aborto dispara el riesgo de trastorno mental en la mujer

https://www.larazon.es/historico/el-aborto-dispara-el-riesgo-de-trastorno-mental-en-la-mujer-RLLA_RAZON_103991

ESTUDIOS CIENTÍFICOS LO ASOCIAN A LA DEPRESIÓN, LA ANSIEDAD Y EL ABUSO DE DROGAS

El aborto conlleva un precio en la salud psíquica de la madre, tal y como demuestran varios estudios científicos sobre las consecuencias de la interrupción voluntaria del embarazo en la mujer.

Como explica Natalia López Moratalla, catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Navarra, «se han definido hasta 15 síntomas psíquicos diferentes en las mujeres que han sufrido un aborto».

Al igual que ocurre con la pérdida de un ser querido, la interrupción del embarazo provoca un duelo en la madre, «cuyo cerebro empieza a crear desde el primer día de embarazo un vínculo de apego con el futuro hijo que se ve truncado de golpe», explica.

Este duelo puede llegar a provocar un cuadro psiquiátrico que se denomina trastorno por estrés postraumático y que es el mismo que sufren personas que han sobrevivido a una guerra, atentado o accidente.

Un estudio neozelandés publicado en el «Journal of Child Psychology and Psychiatry» demostró que el daño psíquico es aún mayor en mujeres jóvenes -analizó al grupo de entre 15 y 25 años-. Depresión, ansiedad, conductas suicidas y abuso de sustancias tóxicas son algunas de las secuelas que puede dejar la interrupción del embarazo.

Con independencia de los remordimientos que pueda tener cada persona, las lesiones que produce la rotura del vínculo afectivo materno filial en el cerebro son contrastables con técnicas de imagen.

Físicamente, el daño se manifiesta con una disminución de la zona del hipocampo -la parte del cerebro relacionada con las relaciones de afecto-.

Otro de los síntomas descritos en mujeres que han parado su gestación voluntariamente es lo que se llama «aborto de repetición». «Es un trastorno obsesivo que lleva a la mujer a la necesidad de repetir la experiencia», explica López Moratalla.

Frente a toda esta evidencia, no hay «ningún dato de que el embarazo produzca algún trastorno mental. No afecta negativamente al cerebro para nada, al contrario, reduce el estrés y aumenta la liberación de la oxitocina, una hormona que confiere tranquilidad y serenidad», dice la experta.

Para la catedrática de la Universidad de Navarra resulta «increíble que se vaya a consentir crear una tara así en el cerebro de una mujer, sobre todo de las menores. Es un daño muy fuerte a la mujer que parece imposible que salga de un Ministerio de Igualdad».

Pero quizá la conclusión más llamativa que deja un repaso a la literatura científica sobre el tema la arroja un estudio finés -Finlandia dispone de una ley de plazos para abortar- donde se analizó el historial médico del año anterior a la muerte de más de 9.000 mujeres en edad reproductiva que murieron entre 1987 y 1994.

Tras realizar los ajustes estadísticos pertinentes observaron que el riesgo de fallecer por cualquier causa en el año posterior a haber abortado era cuatro veces mayor que el de las mujeres que habían llevado su embarazo a término.

Además, al observar específicamente los casos en los que la mujer había decidido voluntariamente terminar con su vida, el riesgo de morir era siete veces mayor en las mujeres que habían abortado que en las que tuvieron al niño.

El mayor riesgo de tener esta ideación suicida se daba en las mujeres menores de 30 años y, precisamente, entre los siete y los diez meses posteriores al aborto, coincidiendo con la fecha en la que se debería haber dado a luz.

Hasta aquí llega el artículo, y no es aislado. Seguidamente transcribiré otro, elegido entre los muchos que han sido subidos a la Red.

Por: Sandra Gutierrez

https://www.aciprensa.com/recursos/trastornos-piscologicos-en-mujeres-que-han-abortado-22

Depresión, hostilidad y conducta autodestructiva son algunas de las consecuencias psíquicas que sufren las mujeres que han abortado, que en España suman ya más de 800.000. El “Síndrome Post-aborto” (SPA) ha sido estudiado en países como EEUU, Canadá, Finlandia, Francia, Suiza e Inglaterra. Un equipo de profesionales de salud mental ha iniciado la primera investigación sobre el SPA en España.

Según un estudio de la Real Academia de Obstetricia de Inglaterra, el 59 por ciento de las mujeres que abortan tiene altas probabilidades de sufrir problemas psiquiátricos graves y permanentes. Los trastornos psíquicos derivados del aborto se conocen como Síndrome post-aborto (SPA), un tipo de trastorno de estrés post-traumático (PTSD). Algunos de los síntomas más frecuentes son ansiedad, conducta agresiva, pesadillas, pensamientos o actos suicidas, bulimia, anorexia, abuso de alcohol y drogas y ruptura de relaciones de pareja.

Daños a largo plazo

El Síndrome post-aborto puede tardar años en manifestarse debido a la represión a la que recurren muchas mujeres como mecanismo de defensa. Según Juan Cardona, psiquiatra y académico de la Real Academia de Medicina de Valencia y miembro del equipo investigador español, «después del trauma que supone el aborto se deteriora la afectividad, la capacidad de querer, la voluntad, y todo lo demás viene en cascada: la ruptura con parejas sucesivas, la depresión y otras consecuencias negativas».

En cuanto a la relación de pareja, la doctora Emily Milling halló que el 70 por ciento de las 400 parejas de su estudio se rompieron en el año siguiente al aborto. Por otro lado, el doctor Phillip Ney, psiquiatra infantil de la Universidad de British Columbia, descubrió que el aborto aumenta el maltrato a los otros hijos. De hecho, en Estados Unidos el maltrato infantil ha aumentado un 1000 por cien desde que se legalizó el aborto.

También el suicidio aumenta notablemente entre las mujeres que han abortado. Los investigadores finlandeses Speckhard y Vaughan constataron que la tasa de suicidio en el año posterior al aborto era tres veces más alta que la media femenina, y siete veces más alta que la de las mujeres que habían dado a luz. El estudio más completo sobre el SPA data de 1997, y fue financiado por el Gobierno de Finlandia. Sobre una muestra de 9.129 mujeres, el estudio reveló que las que abortaron tuvieron 4 veces más probabilidades de morir al año siguiente que las que habían dado a luz.

Organismos internacionales que promueven el aborto han reconocido la existencia de secuelas psicopatológicas. La Federación Internacional de Planificación Familiar (Planned Parenthood) los ha confirmado en su Plan Trienal del período 1990-1993: «Una serie de estudios y encuestas de los opositores al aborto han mostrado que la incidencia del trauma post-aborto puede llegar a afectar al 91 por ciento de los casos. Algunos informes recientes del Instituto Alan Guttmacher que no han sido publicados indican que el alcance del problema puede haber sido correctamente calculado en dichos estudios».

Hasta ahora, el único estudio que existe en España sobre este Síndrome fue elaborado en 1993 por la Asociación Española de Neuropsiquiatría, titulado «Mujer y salud mental». En él se señalaban como rasgos de las mujeres que abortan más de una vez la inmadurez, la inestabilidad emocional, la sexualidad dependiente, los problemas de pareja y las tendencias de personalidad patológica como esquizofrenia y psicopatía. Según datos oficiales, el 25 por ciento de las mujeres que abortan ya habían abortado antes.

Primer estudio en España

Ante la ausencia de estudios especializados sobre este problema que afecta a casi un millón de mujeres en nuestro país, un equipo de psicólogos y psiquiatras ha elaborado una página web para dar a conocer los estudios internacionales sobre las secuelas del aborto. En ella se presenta un cuestionario para profesionales de salud interesados en colaborar para recoger datos de la población española con el fin de realizar un estudio sobre el SPA en España. Asimismo, desde su página web, http://www.nomassilencio.com, se ofrece ayuda psicológica a las mujeres que sufren el Síndrome.

Frente a la idea de que el aborto evita problemas psíquicos derivados de un embarazo no deseado, Pilar Gutiérrez, psicóloga e investigadora del SPA, aclara que «las estadísticas muestran todo lo contrario». Según la OMS, «las mujeres con algún trastorno emocional corren mayor riesgo de desajustes mentales después del aborto».

Estos trastornos mentales, por otra parte, pueden ser descubiertos por el Electropsicómetro, aparato inventado por L. Ronald Hubbard para detectar conflictos mentales y, por supuesto, eliminarlos.

Estas consecuencias penosas para las mujeres que abortan no son puestas en el tapete por quienes son partidarios de la interrupción del embarazo, y que no se diga que es porque las ignoran. Hay mucha hipocresía en los abortistas. Que cada uno los juzgue.

De lo expuesto surge lo apropiado que ha sido el título de esta nota: “El crimen no paga, el aborto tampoco”.

Una vez más se justifica la admonición bíblica: “La siembra es libre, la cosecha obligatoria”.  

Que cada uno saque sus propias conclusiones.

LECTURAS RECOMENDADAS
El Síndrome silenciado
“El bebé llora desconsoladamente. La madre lo busca por todas las habitaciones de la casa, pero no lo encuentra. Esta es una de las pesadillas más recurrentes de las mujeres que padecen el trauma del aborto”, afirmó ayer la psicóloga estadounidense Priscilla Coleman, profesora en la Universidad Bowling Green State de Ohio (EEUU) y una de las investigadoras más prestigiosas del mundo en este tipo de trastornos mentales.
http://www.mscperu.org/aborto/info_aborto/20porceinttrastornos.htm

El negocio del aborto (venta de tejido fetal)
¿Qué hay detrás de la ley de aborto? Varios factores, uno de ellos –quizá el más poderoso– es que alimenta un negocio que mueve miles de millones es dólares.
http://www.alternativaespanola.com/el-negocio-del-aborto

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
Falacias abortistas
El precio por legalizar el aborto
Los idiotas útiles pro aborto legal seguro y gratuito
https://www.infobae.com/opinion/2018/05/27/cual-es-el-precio-a-pagar-por-legalizar-el-aborto/
La verdad sobre el aborto
El aborto y el supuesto derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo …

Aborto o el dilema de asesinar o no a la criatura por nacer
Carta abierta a Victoria Donda sobre el aborto
Eduardo Feinmann y su fallida encuesta sobre el aborto

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s