La Psiquiatría y la Neurología al borde de la demencia

Lista completa de temas

¡NO TOQUEN EL CEREBRO, ANIMALES!

Horacio Velmont

Contacto

Imagen relacionada

Resultado de imagen para cerebro electricidad

Resultado de imagen para cerebro electricidad

La mente se cura achicharrando el cerebro…

¡No me digan que volví a caer en el Planeta Tierra!

Tranquilo, comandante Taylor, unos toquecitos eléctricos
en el cerebro y quedará como nuevo, será un zombi perfecto…

Así es, querido Watson, es muy peligroso experimentar con
la electricidad, porque el cerebro es un órgano muy delicado…

Resultado de imagen para imagenes patan animado

¡Y pensar que nuestros padres nos advertían
sobre no  poner los dedos en el enchufe!

https://www.clarin.com/viva/esperanza-parkinson_0_HJgloyhMQ.html#cxrecs_s

Esta mañana (estoy escribiendo esto el 8/7/18), leí en Clarín -¿cuándo no?- un artículo titulado “¿Una esperanza contra el Parkinson?”, escrito por Facundo Manes, el “cavernícola” -dicho con todo respeto, por supuesto, ya que hay que aceptar todas las opiniones  aunque algunas merezcan palos-, en el cual hablaba maravillas de las técnicas de estimulación cerebral porque “podrían ser útiles contra enfermedades como el Parkinson y la depresión”.

Resultado de imagen para cerebro ronald hubbard enojado

Seguramente Ronald Hubbard, al leer este artículo desde el Más Allá, habrá pegado un salto de esos -realmente no sé cómo reaccionan los espìritus ante los disparates de los encarnados- y seguramente habrá pensado en cuán inútiles han sido sus esfuerzos para combatir a la Psiquiatría con sus malditos electroshocks y drogas de muerte.

Una de las cosas más insólitas de los descubrimientos de Hubbard sobre la mente humana, y especialmente aquellos dirigidos a devolverle la cordura, desarrollados en Dianética y Cienciología, es que no son temas en las Facultades oficiales, ni siquiera para criticarlas. Simplemente no existen.

También uno puede recorrer la Red de punta a punta y no encontrará un solo artículo que explique por qué sus descubrimientos no tendrían validez.

¿Qué es lo que hacen, entonces, los críticos? ¡Pues atacan a Hubbard y a los cienciólogos en cuanto a sus conductas, supuestamente incorrectas, confundiendo así los descubrimientos científicos con quienes las aplican!

Resultado de imagen para cerebro puentes caidos

Expresado de otra manera, para que se entienda, es lo mismo que atacar a la tabla de multiplicar porque los puentes se vienen abajo.

Imagen relacionada

Los descubrimientos de Hubbard son tan exactos como la tabla de mutiplicar: uno multiplica 2 x 2 y da 4. Así de simple.

Es más, los descubrimientos de Hubhbard sobre la mente humana son tan definitivos como la tabla de multiplicar. Uno los pone en práctica y funcionan. Y funcionan siempre.

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Hablar de la esquizofrenia, como hace Manes, como si fuera un problema del cerebro, es desconocer los descubrimientos de Hubbard, lo que es imperdonable ya que datan del año 1950, fecha en que los difundió al mundo en su libro “Dianética, la ciencia moderna de la salud mental”, que se transformó enseguida en un best seller.

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Seguidamente transcribiré una parte de este libro que habla del descubrimiento de la “mente reactiva”, la segunda mente del hombre, distinta de la mente analítica o consciente, y que es la verdadera culpable de todas las aberraciones humanas.

Se encontró que el carácter humano básico había sido puesto en la picota porque el hombre no había sido capaz de distinguir entre la conducta irracional derivada de datos deficientes y la conducta irracional derivada de otra fuente mucho más perversa. Si alguna vez hubo un diablo, él diseñó la mente reactiva.
Este mecanismo funcional se las arregló para desaparecer de la vista tan concienzudamente que solo la filosofía inductiva, viajando del efecto hacia la causa, sirvió para descubrirlo.
El trabajo
detectivesco que se invirtió en la localización de este supercriminal de la psique humana llevó muchos años. Ahora su identidad puede ser certificada por cualquier técnico en cualquier clínica o en cualquier grupo de personas.
Se han examinado y tratado doscientos setenta y tres individuos,
representantes de todos los diversos tipos de enfermedades mentales inorgánicas y de las muchas variedades de enfermedades psicosomáticas. En cada uno se encontró esta mente reactiva operando,
sin variar sus principios. Esta es una larga serie de casos y pronto se hará más larga.

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Imagen relacionada

Imagen relacionada

Imagen relacionada

Imagen relacionada


Todo el mundo posee la mente reactiva. Ningún ser humano, examinado en cualquier parte, se encontró exento de ella o libre del contenido aberrativo de su banco de engramas, el depósito de datos que sirve a la mente reactiva.

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva


¿Qué es lo que hace esta mente? Bloquea el recuerdo auditivo. Coloca circuitos vocales en la mente. Hace que la gente sea sorda a los tonos. Hace que la gente tartamudee. Hace todas y cada una de las cosas que pueden encontrarse en cualquier lista de enfermedades mentales: psicosis, neurosis, compulsiones, represiones…
¿Qué puede hacer? Puede ocasionarle a una persona artritis, sinovitis, asma, alergias, sinusitis, trastornos coronarios3, hipertensión sanguínea, y así a lo largo de todo el catálogo de enfermedades psicosomáticas, agregando algunas que nunca fueron específicamente clasificadas como psicosomáticas, tales como el catarro común.
Y es lo único en el ser humano que puede producir estos efectos. Es lo que invariablemente los origina.

Resultado de imagen para imagenes socrates


Esta es la mente que hizo pensar a Sócrates que poseía un “demonio” que le daba respuestas.

Resultado de imagen para imagenes calígula caballo


Esta es la mente que hizo que Calígula nombrara a su caballo para un puesto en el gobierno.

Imagen relacionada

Esta es la mente que hizo que César cortara las manos derechas de miles de galos; la que hizo que Napoleón redujera la estatura de los franceses en una pulgada.

Resultado de imagen para imagenes oficiales gritando


Esta es la mente que mantiene la amenaza de la guerra, la que hace que la política sea irracional, la que hace gritar a los oficiales superiores, la que hace que los niños lloren por miedo a la oscuridad. Esta es la mente que hace que un hombre suprima sus esperanzas, la que mantiene sus apatías, la que le da indecisión cuando debería actuar y la que lo mata antes de que haya comenzado a vivir. Si alguna vez hubo un demonio, él la inventó.

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva


Descarga el contenido del banco de esta mente, y la artritis se desvanece, la miopía mejora, la enfermedad cardiaca disminuye, el asma desaparece, los estómagos funcionan correctamente y todo el catálogo de enfermedades se va para no volver.
Descarga el banco reactivo de engramas, y el esquizofrénico finalmente se enfrenta a la realidad, el maníaco-depresivo se lanza a lograr cosas, el neurótico7, deja de aferrarse a libros que le dicen cuánto necesita sus neurosis y empieza a vivir, la mujer deja de gritar a sus hijos y el dipsómano8 puede beber cuando quiera y después dejarlo.

Imagen relacionada

Resultado de imagen para imagenes hombres felices


Estos son hechos científicos. Invariablemente se comparan con la experiencia observada. La mente reactiva es la fuente total de la aberración. Puede probarse, y se ha probado repetidamente, que no hay ninguna otra, ya que cuando se descarga ese banco de engramas todos los síntomas indeseables se desvanecen y el hombre empieza a actuar según su patrón óptimo.
Si uno estuviera buscando algo parecido a demonios en una mente humana -como los que uno observa en algunos pacientes de los manicomios- podría encontrarlos bastante fácilmente. Solo que no son demonios. Son circuitos de desviación que proceden del banco de engramas.
¡Qué de
oraciones y exhortaciones se han empleado en contra de estos circuitos de desviación!

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva


Si uno no creyera en los demonios, si uno supusiera que, después de todo, el hombre es bueno  (como postulado, naturalmente), ¿cómo entraría en él la maldad?, ¿cuál sería la fuente de estas cóleras dementes?, ¿cuál sería la causa de que se le trabara la lengua?, ¿cómo llegaría a conocer el miedo irracional?
¿Por qué a uno no le agrada su jefe, aunque éste siempre ha sido amable? ¿Por qué los suicidas destrozan sus cuerpos? ¿Por qué el hombre se comporta destructivamente, irracionalmente, haciendo guerras, matando, destruyendo secciones completas de la humanidad?
¿Cuál es la fuente de todas las neurosis, psicosis, demencias?
Volvamos a hacer un breve examen de la mente analítica. Examinemos sus bancos de memoria. Encontramos archivados aquí todos los conceptos sensoriales; al menos, así parece a primera vista. Echemos otra mirada, una mirada al factor tiempo. Existe un sentido de tiempo en torno a estos bancos de la mente analítica. Es muy exacto, como si el organismo estuviese equipado con un reloj muy preciso. Pero algo anda mal aquí en cuanto al tiempo: ¡tiene lagunas en él! Hay momentos en los que parece que nada está archivado en estos bancos estándares. Estas son lagunas que tienen lugar durante momentos de “inconsciencia”, ese estado del ser causado por anestesia, drogas, lesión o conmoción.
Estos son los únicos datos que faltan de un banco estándar. Si en un trance hipnótico examinas el recuerdo que un paciente tiene de una operación, estos incidentes son los únicos períodos que no encontrarás en los bancos. Puedes encontrarlos si te molestas en mirar y no te importa lo que le suceda a tu paciente; de esto hablaremos más adelante. Pero el asunto es que falta algo que siempre se ha considerado, por todos y en todas las épocas, como no grabado.
Nadie, en ninguna época, ha sido capaz de atreverse con la demencia. ¿Están estos dos datos de acuerdo y tienen alguna interrelación? Definitivamente, sí.
Hay dos cosas que parecen estar -pero no están grabadas en los bancos estándares: la emoción dolorosa y el dolor físico.

Resultado de imagen para imagenes fusibles


¿Cómo emprenderías la construcción de una máquina sensible de la cual dependieran los asuntos de vida y muerte de un organismo y. que tuviera que ser la herramienta principal de un individuo? ¿Dejarías sus delicados circuitos expuestos a cualquier sobrecarga, o instalarías un sistema de fusibles? Si un instrumento delicado está conectado a un circuito eléctrico, se le protege con varios juegos de fusibles. Cualquier computadora estaría protegida así.
Sucede que hay alguna pequeña evidencia para apoyar la teoría eléctrica del sistema nervioso.

Resultado de imagen para imagenes dolor


Cuando hay dolor, hay muy fuertes sobrecargas en los nervios. Bien puede ser -y en otra parte se han hecho algunas computaciones dianéticas sobre esto- que el cerebro sea el que absorbe las sobrecargas de energía que resultan de alguna lesión, siendo generada la energía en sí por las células lastimadas en el área de la lesión. Esto es teoría y no tiene cabida aquí salvo para servir de ejemplo. Ahora únicamente nos estamos ocupando de hechos científicos.

Resultado de imagen para imagenes accidente vial


La acción de la mente analítica se suspende durante un momento de dolor intenso. De hecho, la mente analítica se conduce justamente como si fuese un órgano del que se desconecta el abastecimiento vital, siempre que esté presente la conmoción. Por ejemplo: un hombre golpeado en un costado por un coche queda “inconsciente” por el golpe; al recuperar la “consciencia” no tiene ningún registro del período en que estuvo “fuera de combate”.
Esta sería una circunstancia de no supervivencia. Significa que no habría voluntad por
parte de quien estuviese lesionado, y éste es el momento en que el organismo más necesita de ella.
De manera que si toda la mente se desconecta cada vez que aparece el dolor, esto no es supervivencia.
¿Dejaría un organismo con más de mil millones de años de ingeniería biológica tras
de sí un problema como éste sin resolver?
En realidad, el organismo sí resolvió el problema. Quizá, biológicamente, el problema sea muy difícil, y quizá la solución no sea muy buena, pero se han tomado grandes medidas para estos momentos en los que el organismo está “inconsciente”.
La respuesta al problema de hacer que el organismo reaccione en momentos de “inconsciencia” o casi “inconsciencia”, es también la respuesta a la demencia y a las enfermedades psicosomáticas y a todas aquellas extrañas peculiaridades mentales a las que la gente está expuesta, y que dieron origen a la fábula de que “errar es humano”.
Experimentos clínicos prueban que estas afirmaciones son hechos científicos:
-En algún nivel, la mente registra continuamente durante toda la vida del organismo.
Todos los registros de una vida están disponible.
-La “inconsciencia”, en la cual la mente se olvida de lo que la rodea, solamente es posible en
la muerte y no existe como amnesia total mientras haya vida.
-Todos los desórdenes mentales y físicos de naturaleza psíquica proceden de momentos de “inconsciencia”.
Tales momentos se pueden localizar y liberar de carga1, con el resultado de que la mente retorna a una condición óptima de operación.
La “inconsciencia” es la única fuente de la aberración. No existe una acción como el “condicionamiento mental”, excepto en un nivel de entrenamiento consciente (en el que existe solamente con el consentimiento de la persona).

Resultado de imagen para imagenes auditacion dianetica


Si te tomas la molestia de hacer el experimento, puedes coger a una persona, llevarla a la “inconsciencia”, lesionarla y proporcionarle información. Mediante la técnica dianética, esta información puede ser recuperada, no importa qué información le hayas dado. Este experimento no se debe hacer descuidadamente, pues también podrías enloquecerla.
Se puede obtener un cierto parecido a esta operación mediante la hipnosis, ya sea mediante sus técnicas usuales o con drogas. Instalando “sugestiones imperativas” en un individuo, puede hacérsele actuar como una persona demente. Esta prueba no es nueva. Ha sido bien sabido que las compulsiones o las represiones pueden ser introducidas de este modo en la psique. Los antiguos griegos estaban bastante familiarizados con ello y lo empleaban para producir diversas ilusiones.

Imagen relacionada


Existe lo que es conocido como “sugestión posthipnótica”. Una comprensión de esto puede
ayudar a la comprensión del mecanismo básico de la demencia. Las acciones bajo ambas circunstancias no son idénticas, pero son suficientemente parecidas en su esencia.
Se pone a un hombre en trance hipnótico mediante la técnica hipnótica estándar o con alguna droga hipnótica. Después el operador puede decirle: “Cuando despiertes hay algo que debes hacer.
Cada vez que yo me toque la corbata, te quitarás la chaqueta. Cuando yo suelte la corbata, te pondrás la chaqueta. Ahora olvidarás que te he dicho que hagas esto”.
Se despierta entonces al individuo. El no está conscientemente enterado de la orden. Si se le dijera que se le había dado una orden mientras “dormía”, se resistiría a la idea o se encogería de hombros, pero no lo sabría. Entonces el operador se toca la corbata. El individuo puede hacer un comentario de que hace demasiado calor y así quitarse la chaqueta. Entonces el operador suelta la corbata. El individuo puede decir que ahora tiene frío y volverá a ponerse la chaqueta. El operador, entonces, se toca la corbata. El individuo puede decir que ha llevado la chaqueta al sastre y con mucha verborrea explica finalmente porqué se la quita, quizá para ver si la costura de la espalda estaba bien cosida. Entonces, el operador suelta su corbata y el individuo dice que está satisfecho con el sastre y vuelve a ponerse la chaqueta. El operador puede tocar su corbata muchas veces y todas ellas conseguir que el individuo actúe.
Finalmente, por las expresiones en los rostros de la gente, el individuo puede darse cuenta de que algo anda mal. No sabrá qué es lo que anda mal. Ni siquiera sabrá que el tocar la corbata es la señal que le hace quitarse la chaqueta. Empezará a sentirse incómodo. Puede encontrar defectos en el aspecto del operador y comenzar a criticar su indumentaria. Todavía no sabe que la corbata es una señal. Seguirá reaccionando y continuará ignorando que hay una extraña razón por la cual debe quitarse la chaqueta; todo lo que sabe es que se siente incómodo con la chaqueta puesta cada vez que el operador se toca la corbata, e incómodo sin la chaqueta cada vez que el operador suelta la corbata.
Estas diversas acciones son muy importantes para una comprensión de la mente reactiva. El hipnotismo es una herramienta de laboratorio. No se emplea en lo más mínimo en la terapia dianética, pero ha servido como medio para examinar las mentes y obtener sus reacciones.
El
hipnotismo es una variable incontrolable. Unas pocas personas pueden ser hipnotizadas; muchas no pueden serlo. Las sugestiones hipnóticas a veces “prenden” y a veces no. A veces mejoran a las personas y a veces las enferman; la misma sugestión reacciona de forma diferente en diferentes personas. Un ingeniero sabe cómo utilizar una variable incontrolable. Hay algo que la hace impredecible. El encontrar la razón básica por la que el hipnotismo era una variable ayudó a descubrir la fuente de la demencia. Y la comprensión del mecanismo de la sugestión poshipnótica puede ayudar a la comprensión de la aberración.
No importa cuán tonta sea la sugestión dada a un individuo bajo hipnosis, él la llevará a cabo de una manera u otra. Se le puede decir que se quite los zapatos o que llame a alguien a las diez del día siguiente o que coma guisantes para desayunar, y lo hará. Estas son órdenes directas, y él las cumplirá.
Se le puede decir que sus sombreros no le sientan bien, y lo creerá así. Cualquier
sugestión operará en el interior de su mente, quedando desconocida para sus niveles más altos de
consciencia.
Pueden darse sugestiones muy complejas. Una de estas sería la de que fuese incapaz de pronunciar la palabra yo. La omitiría en su conversación, utilizando sustitutos notables, sin “darse cuenta” de que tenía que evitar la palabra. O bien se le podría decir que jamás debe mirarse las manos, y no lo hará. Estas son represiones. Dadas al individuo estando éste drogado o en un sueño hipnótico, estas sugestiones operan cuando está despierto. Y seguirán operando hasta que el hipnotizador le libere de ellas.
Se le puede decir que tiene necesidad de estornudar cada vez que escucha la palabra “alfombra” y que estornudará cuando se pronuncie. Se le puede decir que debe dar un salto de medio metro de altura cada vez que vea un gato, y saltará. Y hará todas esas cosas después de que
se le haya despertado. Estas son compulsiones.
Se le puede decir que tendrá pensamientos muy eróticos respecto a cierta chica, pero que cuando los tenga sentirá que le pica la nariz. Se le puede decir que tiene un continuo impulso de acostarse y dormir, y que cada vez que se acueste sentirá que no puede dormir. Experimentará estas cosas. Son neurosis.
En otros experimentos se le puede decir, mientras se encuentra en su “sueño” hipnótico, que es el presidente del país y que los agentes del servicio secreto están tratando de asesinarle. O se le puede decir que se le está dando veneno en todo restaurante en el que intente comer. Estas son psicosis.
Puede informársele de que en realidad es otra persona y de que posee un yate y responde al nombre de “Sir Reginaid”. O bien puede decírsele que es un ladrón, que tiene antecedentes penales y que la policía le anda buscando. Estas serían demencias esquizofrénicas y paranoicoesquizofrénicas, respectivamente.
El operador puede informar al individuo de que es la persona más maravillosa de la tierra y de que esto lo piensa todo el mundo; o de que el individuo es el objeto de adoración de todas las mujeres. Esto sería el tipo de demencia maníaca.
Mientras está hipnotizado, se le puede convencer de que cuando despierte se sentirá tan terriblemente mal, que no tendrá otra esperanza más que la muerte. Este sería el tipo de demencia depresiva.
Puede decírsele que en lo único que puede pensar es en lo enfermo que está y que hará suya toda enfermedad sobre la que lea. Esto le haría reaccionar como un hipocondríaco.
Así podríamos recorrer todo el catálogo de enfermedades mentales y, creando sugestiones imperativas para crear el estado de ánimo, podríamos lograr en el individuo despierto una apariencia de cada demencia.
Quede entendido que éstas son apariencias. Son similares a la demencia en el sentido de que el individuo actúa como una persona demente. No sería una persona demente. En el momento en que se elimina la sugestión -informándole al individuo de que se trataba de una sugestión- la aberración (y todas estas demencias, etc., se agrupan bajo el título de aberraciones) teóricamente desaparece.
La reproducción de aberraciones de todas clases y tipos en individuos que han sido hipnotizados o drogados, ha demostrado que hay alguna porción de la mente. que no está en contacto con la consciencia, pero que contiene datos.
Fue la búsqueda de esta parte de la mente lo que condujo a la solución del problema de la demencia, las enfermedades psicosomáticas y otras aberraciones. No fue abordándolas mediante el hipnotismo; este es simplemente otra herramienta, una herramienta que es de uso únicamente ocasional en la práctica de la Dianética, y que en realidad no se necesita en absoluto.
Tenemos a un individuo que actúa cuerdamente, al que se le da una sugestión imperativa y que luego, temporalmente, actúa de forma demente. Su cordura es restaurada al liberar la sugestión pasándola a su consciencia, momento en que la sugestión pierde la fuerza que tiene sobre él. Pero esto es solo una apariencia del mecanismo involucrado. La verdadera demencia, la que no ha sido instalada por algún hipnotizador, no es necesario que emerja a la consciencia para que se descargue.
Existen ésta y otras diferencias entre la hipnosis y la verdadera fuente de la aberración,
pero el hipnotismo es una demostración de sus mecanismos.

Creo que después de estas enseñanzas magistrales de Hubbard no hay ninguna necesidad en seguir insistiendo en que el cerebro no tiene nada que ver con las aberraciones y por lo tanto no hay que tocarlo, y menos aún con electricidad, porque los problemas mentales no estan en ninguna supuesta deficiencia de él.

¿Lo llegarán a comprender alguna vez los psiquiatras o los neurólogos o nos obligarán a seguir insistiendo, con la lamentable pérdida de tiempo que ello significa?

LECTURA ESPECIAL
Dianética y Cienciología
La Ciencia de la Mente Ilustrada (Parte I)
(libro completo: al pie se incluye el link para acceder a la parte siguiente)

LECTURAS RECOMENDADAS
El misterio de la esquizofrenia

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
DIANÉTICA Y CIENCIOLOGÍA
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
¿Puede repararse la mente?
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
Los humanos robots
La verdad sobre el “baypass gástrico”
Por qué defiendo a Cienciología
La razón por la que se ataca a Cienciología
Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Falacias de la Neurología
Síndrome del impostor
Corrupción, método infalible para exterminarla de golpe
Todos somos dementes hasta que se demuestre lo contrario
Nunca preguntes: “¿Por qué lo hiciste?”
Los peligros del hipnotismo
El caso del médico asaltado que mató al ladrón
El caso de El Estrangulador de Boston
Lo que ignoran los maestros escolares
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Por qué ganó las elecciones Donald Trump?
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Tom Cruise y la maldición de Cienciología
Marlon Brando y la violación de María Schneider en … (Último tango en París)
La verdad sobre la cirugía estética
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La depresión, sus verdaderas causas
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
Hablemos de tetas, con perdón de la palabra
El fraude de las encuestas
¿Matar una cucaracha crea Karma?
¡Ufa con el miedo a volar! (Aerofobia)
La causa de la criminalidad
El síndrome de Tourette #!@%*
¿Qué es la Prosopagnosia o “ceguera facial”
¿Qué es la erotomanía?
Gurdjieff y su enseñanza sobre la falta de unidad en el hombre
Leah Remini vesus Cienciología
Los secretos de Cienciología develados
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte I)
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte II)
Cienciología y la Tecnología de Estudio
¿Realmente crees conocer a las personas?
Uso de la invalidación para manipular a las personas
Los esclavos de la Cienciología
La verdad sobre la carrera de Psicología
Preguntas y respuestas basadas en las críticas a Cienciología
¿Son recuperables los violadores?
Crítica a la serie Esclavos de la Cienciología
Obsolencia de la Justicia Penal, la pena, la cárcel y …
Cienciologia y el lavado de cerebro
Cómo inventa enfermedades la Psiquiatría
¿Es verdad que el tiempo cura todos los males?
Stealthing, práctica sexual de quitarse disimuladamente el preservativo
Trastorno por déficit de atención
Homosexualidad, inexorable camino involutivo
¿Por qué se nos pega un hit? (A propósito del … tema “despacito”)
El caso Fernando Farré, asesino de su esposa con 70 puñaladas …

Síndrome de la acumulación compulsiva
El origen del síndrome de las compras compulsivas
La Psiquiatría y el cuento de los asesinatos a sangre fría
La verdad sobre el éxito de la canción “Despacito” 
El affaire Julio De Vido, ¿honor entre ladrones?
Sadismo, masoquismo y “Las 50 Sombras de Grey”
Dislexia, Neurobiología y Oscurantismo

El extraño caso de las “Ponygirls”
El síndrome de Asperger o los inventos de la Psiquiatría
La verdad sobre los asesinatos de mujeres en México
El Nudismo al desnudo
Hablemos de sexo, con perdón de la palabra
El extraño caso de Andréi Chikatilo, el carnicero de Rostov
Cayó preso Boudou, ¿y Cristina cuándo cae?
La cárcel, el invento más perverso, estúpido e inútil del mundo

La homosexualidad no es inherente al ser humano
Eduardo Feinmann y su fallida encuesta sobre el aborto
Tiempos de barbarie: la terapia de conversión para curar la homosexualidad
El caso del policía Luis Chocobar, ¿héroe o asesino?

Aborto o el dilema de asesinar o no a la criatura por nacer
No siempre “somos lo que pensamos” 
Misión imposible: atropellar y no huir
Cienciología y el aborto
Exhibicionismo, ¿perversión sexual o enfermedad mental?
Oscurantismo y castración química para los violadores

La verdad de lo que nos sucede cuando muere un ser querido
Falacias abortistas
Instrucciones para provocar trastornos mentales en el niño
El misterio de la extraña enfermedad de Shanyna Isom
El misterio de la esquizofrenia
Inutilidad del diagnóstico de las enfermedades mentales
El aborto y la justificación del asesinato de la criatura por nacer …
El crimen no paga, el aborto tampoco
El lucrativo negocio que encubre el aborto legal, seguro y gratuito …

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s