La humanoide de Winchester

Lista completa de temas

LOS CHARLATANES DE FERIA

Horacio Velmont

Contacto

Resultado de imagen para imagenes charlatanes de feria

https://mail.google.com/mail/u/2/#inbox/KtbxLxGkNDmSBNjnbZXRxvVGScnNrXXDVB

Si no fuera por la guía de los profesores del Grupo Ruanel, en este caso por su director el profesor Daniel, este “enigma” no podría resolverse nunca.

Cuando lo consulté me señaló categóricamente que el hecho era falso. No indagué los pormenores de su génesis simplemente para no perder el tiempo, pero sí diré, por lo que dejó entrever el profesor Daniel, que verosímilmente se trata de una de las tantas engañifas para desinformarnos de la verdadera realidad.

Si prefieren deducir que quien lo divulgó es un mitómano o alguien que buscaba notoriedad, estoy de acuerdo con esta categorización. Y es lo más probable. Pero yo agregaría que es de una soberana irresponsabilidad haber divulgado, sea por los motivos que fuese, un hecho inexistente, es decir, falso de toda falsedad.

Pero veamos un poco la historia divulgada sobre este señor llamado Adrian Hicks, respetado concejal del pueblo de Winchester, una encantadora localidad del Reino Unido.

Bien, todo ocurrió en el año 2004 y le pasó a un señor respetado, un concejal de esta localidad que nos decía que al día de hoy sigue teniendo miedo por haber dicho lo que dijo en su momento de lo que le pasó. Tuvo valor para ponerse delante de una cámara del público,  en el Congres,o y de decir algo tan extremo sobre la humanoide de Winchester.

Para Adrian Hicks todo lo que le pasó cambió su vida, sus fundamentos totalmente.

Se despertó en un día de forma normal, y se acostó con el mundo dado completamente la vuelta.

Adrian Hick exponiendo su experiencia con la humanoide de winchester.

Adrian Hick exponiendo su experiencia con la humanoide de winchester.

Este político británico lanzó un mensaje público directamente a los Estados Unidos de América, sobre lo que le había ocurrido, exponiendo que las decisiones que puedan tomarse al día de hoy definirán lo que será el mundo a corto plazo. Porque este tema influirá en cómo verán nuestros hijos este planeta, así de impresionado se quedó.

Le acompañamos en su desayuno de media mañana que a los británicos les encanta y ahí está él, apretándose un buen sandwich en su bar de siempre, su cafetería de siempre, como un auténtico campeón. A Hicks le conocían todos los de allí, un técnico ortopeda, concejal, pero técnico ortopeda desde hace más de 35 años, ha llevado más de 3000 casos, un hombre respetado, una cara bien conocida por todos, no ha roto un plato en su vida, es bonachón y con un historial impecable.

Bien, pues Hicks se levanta de su mesa en la cafetería, paga la cuenta. sale por la puerta y se encuentra en esa concurrida calle con un montón de gente y Hicks entra en la librería local y se queda mirando un poquitín en los estantes, coge un libro, coge otro, se va a pagarlo, sale de la librería y se pone a andar para arriba, la calle es bastante larga, bastante ancha, y observa andando para arriba algo extraño, está andando por su lado de la calle y no puede creérselo, es una extraña mujer, va vestida muy pero que muy rara, como con dos tutús acabados en esferas relucientes, un tutú arriba y otro tutú abajo, el de arriba hasta la altura del pecho y el de abajo a la altura de la cintura.

Podía ser quizá un atuendo súper moderno, pero vaya, es que tienen como luces, bueno, una fashion distinta del copón, podríamos decir.

Esa extraña mujer viene hacia él, pero hay algo muy raro en ella, anda muy pero que muy raro, sus pies no los tiene hacia delante como todo el mundo, sino que los tiene como girados 90°, y el movimiento es bamboleante, como si fuera el de un pingüino, está claro que es una mujer, tiene el pelo largo por aquí, fino y una silueta fina, pero muy rara.

Pero es que eso no es todo, porque sus brazos, mientras que va andando, van haciendo como círculos acompasados. Entonces Hicks se queda mirando aquello y piensa: “quizá hay gente para todo”. Hicks, sigue avanzando, pero resulta que al tenerla de frente la humanoide de winchester, se percata, primero, de que hay gente que también está viéndola y que incluso hay alguien que le saca una foto, de lo rara que es, pero son los menos también extrañados y asombrados, casi nadie se percata de su presencia, siendo evidente lo extraño de lo que sería su atuendo, lo extraño de sus andares, eso le extraña aún más.

humanoide de winchester parte de abajoHumanoide de Winchester parte de abajo

Hicks sigue avanzando, y se la encuentra de frente, se fija en sus ojos, son inmensos, pupilas, todo son pupilas negras como el carbón, no tiene esclerótica, no son gafas, no es cirugía. Hicks se impresiona,  porque son ojos como de insecto, ovalados y son naturales, real, completamente real, y ella le mira a él.

humanoide de winchester parte de arriba

Humanoide de winchester parte de arriba

Hicks, delante de ella, observa cómo cae su pelo rubio, fuerte, y terso por los lados de su cara, su altura es normal, como la suya, sus ojos son tan impresionantes y su cráneo es que es espectacular, no es un ser humano tal y como lo conocemos,  este hombre no huye, y no lo hace porque lo que observa le deja a un más atónito, la humanoide de winchester con ese extrañísimo atuendo, siendo vista por unos sí y por otros no, con ese curioso andar de pingüino y esos brazos haciendo círculos, ojos gigantes, tiene su correspondiente nariz de ser humano, y una boca normal y corriente, es que el final el colmo de los colmos, es que la humanoide que parece que está más feliz que un regaliz, está disfrutando de todo lo vé como nadie, sonríe como si fuera la primera vez, que ve cada uno de los objetos que hay en esa calle, la carretera, el cielo, está tan feliz de verlo todo, es encantadora, es maravillosa, da como paz verla, impresiona porque aquel ser, aquella humanoide, aquel híbrido, imposible pero totalmente real, de carne y hueso, como una increíble evolución de un ser humano del futuro, estuviera viendo por primera vez, lo que sería el siglo XXI, como si viniera de un futuro híper tecnificado.

humanoide de winchester cuerpo entero

Humanoide de Winchester cuerpo entero

Ahí está ella, que se ríe sin hacer ningún ruido, y resulta que es majísima.

Hicks la mira, la tiene a veces delante, y a veces detrás, porque la persigue haciéndose un poco el longui, y la adelanta para cruzarse algunas veces con ella, varias veces lo hace, y resulta que se da cuenta de que ella tiene un gran sentido del humor, no interacciona con nadie, pero lo siente.

Parece que el mundo del siglo XXI le es completamente ajeno, y ella ríe de placer, no de horror, este mundo, este gentío, quizá los aromas, el ambiente británico, los pájaros, el cielo azul, es súper simpática e irradia felicidad, no habla, pero no le hace falta.

Hicks le emociona al verla, le emociona toda la escena porque es un alma de cántaro, sus ojos dan miendo, sin ninguna duda, su andar perturba, su cabeza es tan grande que es imposible que sea un ser humano, es que es un horror con patas, pero es que ella va tan bien, y además es que es muy curioso porque estaba consciente de que nadie la está viendo, y Hicks se da cuenta de que ella sabe de que nadie la va a reconocer, como si ella supiera que lleva un disfraz de invisibilidad, tan tranquila.

Pero aquel ser encantador, al parecer podía tener un pequeño fallido en aquel disfraz, y que podría darle esa invisibilidad, al menos en lo que sería, pues, ese halo de invisibilidad que debería haber tenido, pero poco más que la igual, esa era su experiencia, quizá en el futuro, esa experiencia como que se pueda comprar, o te la dan, o fuese un experimento, y bueno, pues ella estaba completamente encantada de ver todo aquello.

Hick por supuesto va detrás de ella, y la sigue, al final se queda a 2 metros de ella, y la tiene ahí de frente, y en ese momento decide ir a verla ya a saco.

Ella evidentemente ve que Hicks tiene intención de interaccionar, pero ella no cambia su expresividad, no cambia ni su cuerpo, ni sus andares, ni su sonrisa, y claro, hay una cosa que es increíble porque Hicks no sabe muy bien qué hacer, porque en ese momento de máximo detalle, al ver esos ojos imposibles, elige no hablarla, es una mezcolanza, una mezcla tan imposible, de miedo, de adrenalina de extrañeza máxima lo que tiene este hombre, que no tiene otra cosa que hacer en la vida que decir, “¡¡pero qué coño es esto!!” ¡y lo dice delante de ella! en todo la cara.

No se le ocurrió decir otra cosa a este buen hombre, ese momento más impresionante de su vida, ese momento increíble, en el que lo que es el mundo de Hicks cambia para siempre.

Adrian Hick elige no decirle nada más, y no lo hace porque ella no decide hacer nada.

Ella seguía totalmente obnubilada por la belleza de aquel pueblo, tras el incidente con Hicks, y su tremendo grito. Sonreía, podemos decir que era el ser más positivo de toda la tierra en ese momento.

Este hombre sigue, porque estuvo nueve minutos persiguiéndola, sin que los demás no la estuviesen viendo, había alguno que la sacaron una foto, jamás salió a la luz y él lo ha dicho muchas veces.

Y entonces tras ese encuentro, resulta que ella se fija en los relojes, esa humanoide de winchester se queda dos minutos enteros observando los relojes, que parece que es la primera vez en su vida que ha visto algo así, como si eso fuese lo más raro que un ser de su especie o de su tiempo pudiese presenciar en toda su existencia.

Hasta dos minutos, siempre despacito y sin miedo.

Era como inocencia y algo completamente puro. Acto seguido, y tras ver los relojes, esta humanoide, se pierde, como ocurrió en el caso de Cádiz en España, se pierde entre el gentío, y Hicks sigue con su vida.

Hicks vive con miedo tras contar toda esta información, pero jamás ha cambiado su opinión en ningún momento, nunca ha dejado de hacer comentarios, completamente respetuosos sobre el tema ovni, sobre sus peticiones al Gobierno los Estados Unidos, defendiendo lo que vio, y siempre con todo respeto.

Resultado de imagen para imagenes carles tora

Carles Torà, ¿contactado o charlatán?

Hasta aquí el relato, y no puedo menos que compararlo con otro charlatán de feria: Carles Torá, el delirante piloto de helicóptero que se encontró con un supuesto cubo en la Antártida y tuvo contacto con seres eléctricos que le dieron un mensaje para la humanidad (?).

Me detengo aquí porque este asunto no dá para más, salvo para incluirlo en la larga lista de fraudes cuyos links figuran al pie.

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
FRAUDES

Resultado de imagen para imagenes agua envasada grifo

El fraude del agua embotellada

Resultado de imagen para imagenes preservativo

 

 

 

El fraude de la efectividad del preservativo

El fraude del calentamiento global

El fraude de las piedras movedizas

El fraude de los círculos en los sembrados

0fa6e-zecharia_sitchin

 

 

 

El fraude del planeta Nibiru y los reptilianos

El Fraude Bob Lazar

 

 

 

El fraude Raoul Wallenberg

El fraude Chernobyl

Resultado de imagen para imagenes auschwitz

Auschwitz o el mito de las cámaras de gas

Imagen relacionada

El fraude de los optimizadores de pc

Desaparición de David Lang

¡Ufa con la crucifixión de Jesús!


El fraude de “El Mensajero Solitario”
El fraude del virus Zika
El fraude de la vacunación
El fraude de la fluoración del agua potable
El fraude de los alimentos transgénicos
El fraude del SIDA
El fraude de los medicamentos
El fraude de la expedición argentina al Polo Norte
El fraude de los detectores de mentiras
Lista de hechos famosos que nunca existieron
José Luis Parise ¿chanta o iluminado?
El cuento de la tumba de Jesús
Corey Goode ¿informador o desinformador?
Alex Collier, ¿contactado o delirante?
Morfeo de Gea, Detrás De La Apariencia (DDLA)
El fraude de las encuestas
¡Cuidado con las noticias apócrifas y los falsos montajes!
La farsa del toreo
El cuento de la Última Cena de Jesús
¿Los astrónomos nos toman el pelo?
Todos los planetas son huecos, con un sol interior y aptos para la vida …
¿Es posible liberarnos de la esclavitud de las religiones?
El fraude de “La lista de Schindler”
Mentiras que nos vendieron como verdades incuestionables(parte I)

El fraude de “Reduccel cápsulas” para adelgazar
¡Ufa con el “Santo Sudario”!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s