Lo que la Psiquiatría ignora sobre los tranquilizantes

Lista completa de temas

EL FRACASO DE UNA SEUDOCIENCIA

Horacio Velmont

Contacto

Resultado de imagen para IMAGENES  PSIQUIATRIA FRAUDE

Imagen relacionada

EL FRAUDE DE LOS PSICOFÁRMACOS

https://www.clinica-aeromedica.net/ciencia/psicofarmacos-ciencia-o-fraude/

Ya bien entrado el Siglo XXI es dable observar que las denominadas  ciencias de la mente no han avanzado un ápice en los conocimientos. ¿No será que  son pseudociencias y por eso no avanzan?

Resultado de imagen para IMAGENES  PSIQUIATRIA FRAUDE

Naturalmente que estamos hablando de la Psiquiatría y todos sus derivados. Si la Psiquiatría fuera realmente una ciencia de la mente, la demencia ya se hubiera erradicado del planeta. Y cualquiera puede darse cuenta de que los seres humanos están cada vez más locos.

Resultado de imagen para IMAGENES  LIBRO DIANETICA

La Psiquiatría no puede presentar ni siquiera a un solo ser humano que haya curado, y no puede hacerlo porque desconoce el mecanismo de la mente, y esto es injustificable porque hace, a estas alturas, más de 70 años que la verdadera ciencia de la mente se dio a conocer, y fue descubierta por L. Ronald Hubbard y expuesta en su libro “La ciencia moderna de la salud mental”.

https://www.clarin.com/viva/riesgos-tranquilizantes_0_6gq2wr5M3.html

En la fecha en que esto escribo, 17/2/19, el matutino Clarín publicó, con el título “¿Tienen riesgos los tranquilizantes? una nota del psiquiatra Norberto Abdala, en la que este profesional hace gala de esa ignorancia.

Si bien advierte que los tranquilizantes pueden resultar adictivos –¡chocolate por la noticia!– las califica de drogas “nobles” y que “bien utilizadas” pueden ser útiles.

En ningún momento explica el verdadero efecto de los tranquilizantes y cuál es el enorme riesgo de ingerirlos.

Resultado de imagen para IMAGENES  MENTE REACTIVA

Imagen relacionada

Resultado de imagen para IMAGENES  MENTE REACTIVA

Esa ignorancia comienza por desconocer que el hombre tiene dos mentes, la analítica o consciente y la reactiva o automática, siendo la primera una mente de evaluación y la segunda de supervivencia. La Psiquiatría solo conoce la existencia de la mente analítica o consciente, a la que achaca, injustamente, todos los trastornos mentales.

Resultado de imagen para IMAGENES  MENTE REACTIVA

La clave de todo radica en que cada vez que alguien entra en la inconsciencia, hay una grabación hipnótica de todo lo que sucede: es para futura supervivencia.

Resultado de imagen para IMAGENES  claustrofobia ascensor

Supongamos que una persona entra en un ascensor y tiene la desgracia que se produzca un corte de luz y por varias horas quede encerrada en él. Esta persona adquiere una orden hipnótica de pánico (claustrofobia), y en el futuro cada vez que tiene que entrar en un ascensor (o a cualquier espacio cerrado) comienza a angustiarse. Subir solo algunos pisos puede ser realmente pavoroso para ella.

Lo que ha sucedido es que cuando quedó encerrada en el ascensor su mente analítica se redujo y su mente reactiva se activó grabando todo lo que estaba sucediendo. Esta grabación funciona como una orden hipnótica, técnicamente llamada “engrama”.

Ese tipo de  grabación sucede siempre, y en forma automática, cada vez que la conciencia se reduce, total o parcialmente.

Resultado de imagen para IMAGENES  claustrofobia ascensor

Como esta mente es un mecanismo de supervivencia, en el futuro se activará cada vez que la persona entre en un espacio cerrado provocándole la misma angustia que sufrió antes y la razón es que este mecanismo está tratando de avisarle del peligro (no importa si es real o imaginario).

Resultado de imagen para IMAGENES  sesion con un psiquiatra

Si esta persona acude a un psiquiatra, este, que no tiene la menor idea del motivo de que su paciente sufra tanta angustia, le receta un tranquilizante.  El paciente se siente de maravillas y, como siempre sucede, comienza a autorecetarse, con la consecuencia de que se hace adicto a él.

Lo peor de todo sucede cuando intenta dejar de tomarlos, porque vuelve la angustia, y entonces continúa ingiriéndolos. Es lo que se conoce como “síndrome de la abstinencia”, algo que uno no se lo desearía ni siquiera a su peor enemigo. Las consecuencias son impredecibles. Y el psiquiatra que se los recetó al principio, nunca aceptará su responsabilidad. 

Resultado de imagen para IMAGENES  PSIQUIATRIA FRAUDE

Pero veamos ahora lo que sucede con los tranquilizantes. Para la mente reactiva, la adquisición y conservación de un engrama de claustrofobia es importante para proteger al organismo de un  peligro similar en el futuro. Y esta es la razón de que cada vez que la persona entre en un espacio cerrado se active ese engrama y procure que la persona huya de ese lugar provocándole angustia y una enorme cantidad de otros síntomas: temblores, sudores fríos, etc.

Resultado de imagen para IMAGENES  ecografia claustrofobia

Imaginemos, por ejemplo, que esa persona que padece claustrofobia tiene que hacerse una “resonancia magnética” ¿Pueden ustedes imaginarse lo que sufrirá durante el tiempo que esté adentro de ese “féretro”. Es en estos casos extremos en que se podría aceptar el uso de algún tranquilizante. Pero hasta ahí nada más.

Resultado de imagen para IMAGENES tranquilizantes

Ahora bien, ¿qué sucede en el organismo cuando alguien toma tranquilizantes? ¡Pues que la mente reactiva los rechaza porque está atentando contra los engramas que tiene archivados, y entonces hará todo lo posible para anularlos. Pero como la persona los sigue tomando, más fuerza hace la mente reactiva para que no los siga ingiriendo. Para la mente reactiva ese engrama de claustrofobia es supervivencia y por eso tiene que protegerlo. Y lo hace inherentemente.

Esta es la razón de que cada vez haya necesidad de tomar más tranquilizantes para producir el mismo efecto de calmar la angustia.

Resultado de imagen para IMAGENES angustia

Desde ya que los trastornos psicosomáticos que pueden provocar los tranquilizantes son impredecibles, y ni el paciente ni el psiquiatra que lo atiende lo relacionarán con los tranquilizantes.

Todo lo expuesto precedentemente está explicado muy, pero muy sencillamente, porque la verdad es que el tema es más complejo.

Seguidamente voy a transcribir algunos párrafos del libro de Hubbard “Dianética, la ciencia moderna de la salud mental”, donde da cuenta de cómo reacciona la mente reactiva ante un fármaco que quiere atacar sus engramas.

 Administrar a un paciente con una enfermedad psicosomática cualquier cantidad de drogas, puede dar como resultado alivio únicamente temporal. El “yo” no quiere la enfermedad. El analizador no la quiere. Pero el cuerpo la tiene, y si alguien tiene éxito en curarla de otra manera que no sea eliminando el engrama, entonces el cuerpo, bajo el mando de la mente reactiva, encontrará alguna otra cosa con que sustituir esa enfermedad, o desarrollará una “alergia” a la droga, o bien anulará totalmente el efecto de la droga. Por supuesto, siempre se puede arrancar el tejido vivo del interior del cráneo con cuchillos, punzones o choques en cantidades masivas. Esto curará la enfermedad psicosomática. Desgraciadamente, también cura la personalidad, el intelecto y, con demasiada frecuencia, la vida misma.
En Dianética, la aplicación de la técnica para eliminar los engramas que causan estas enfermedades ha producido el alivio invariable de todos los pacientes tratados, sin recaída. Resumiendo brevemente, ahora pueden curarse las enfermedades psicosomáticas. Todas, sin excepción.

Queda claro en esta explicación que lo que Hubbard está diciendo es que todo trastorno mental no puede curarse con ningún tipo de droga sino eliminando el engrama que lo causa.

Resultado de imagen para imagenes auditacion dianetica

Resultado de imagen para imagenes auditacion dianetica

Esa técnica, descubierta por Hubbard, está descripta en el libro mencionado, “La ciencia moderna de la salud mental”.

LECTURA IMPRESCINDIBLE
http://www.nogracias.eu/2014/08/10/la-psiquiatria-se-hunde/

LECTURA RECOMENDADA
Dianética y Cienciología
La Ciencia de la Mente Ilustrada (Parte I)
(libro completo: al pie se incluye el link para acceder a la parte siguiente)

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
¿Puede repararse la mente?
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
Los humanos robots
La verdad sobre el “baypass gástrico”
Por qué defiendo a Cienciología
La razón por la que se ataca a Cienciología
Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Falacias de la Neurología
Síndrome del impostor
Corrupción, método infalible para exterminarla de golpe
Todos somos dementes hasta que se demuestre lo contrario
Nunca preguntes: “¿Por qué lo hiciste?”
Los peligros del hipnotismo
El caso del médico asaltado que mató al ladrón
El caso de El Estrangulador de Boston
Lo que ignoran los maestros escolares
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Por qué ganó las elecciones Donald Trump?
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Tom Cruise y la maldición de Cienciología
Marlon Brando y la violación de María Schneider en … (Último tango en París)
La verdad sobre la cirugía estética
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La depresión, sus verdaderas causas
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
Hablemos de tetas, con perdón de la palabra
El fraude de las encuestas
¿Matar una cucaracha crea Karma?
¡Ufa con el miedo a volar! (Aerofobia)
La causa de la criminalidad
El síndrome de Tourette #!@%*
¿Qué es la Prosopagnosia o “ceguera facial”
¿Qué es la erotomanía?
Gurdjieff y su enseñanza sobre la falta de unidad en el hombre
Leah Remini vesus Cienciología
Los secretos de Cienciología develados
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte I)
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte II)
Cienciología y la Tecnología de Estudio
¿Realmente crees conocer a las personas?
Uso de la invalidación para manipular a las personas
Los esclavos de la Cienciología
La verdad sobre la carrera de Psicología
Preguntas y respuestas basadas en las críticas a Cienciología
¿Son recuperables los violadores?
Crítica a la serie Esclavos de la Cienciología
Obsolencia de la Justicia Penal, la pena, la cárcel y …
Cienciologia y el lavado de cerebro
Cómo inventa enfermedades la Psiquiatría
¿Es verdad que el tiempo cura todos los males?
Stealthing, práctica sexual de quitarse disimuladamente el preservativo
Trastorno por déficit de atención

Homosexualidad, inexorable camino involutivo
¿Por qué se nos pega un hit? (A propósito del … tema “despacito”)

El caso Fernando Farré, asesino de su esposa con 70 puñaladas …
Síndrome de la acumulación compulsiva
El origen del síndrome de las compras compulsivas
La Psiquiatría y el cuento de los asesinatos a sangre fría
La verdad sobre el éxito de la canción “Despacito” 
El affaire Julio De Vido, ¿honor entre ladrones?  
Sadismo, masoquismo y “Las 50 Sombras de Grey”
Dislexia, Neurobiología y Oscurantismo

El extraño caso de las “Ponygirls”
El síndrome de Asperger o los inventos de la Psiquiatría
La verdad sobre los asesinatos de mujeres en México
El Nudismo al desnudo
Hablemos de sexo, con perdón de la palabra
El extraño caso de Andréi Chikatilo, el carnicero de Rostov
Cayó preso Boudou, ¿y Cristina cuándo cae?
La cárcel, el invento más perverso, estúpido e inútil del mundo

La homosexualidad no es inherente al ser humano
Eduardo Feinmann y su fallida encuesta sobre el aborto
Tiempos de barbarie: la terapia de conversión para curar la homosexualidad
El caso del policía Luis Chocobar, ¿héroe o asesino?

Aborto o el dilema de asesinar o no a la criatura por nacer
No siempre “somos lo que pensamos” 
Misión imposible: atropellar y no huir
Cienciología y el aborto
Exhibicionismo, ¿perversión sexual o enfermedad mental?
Oscurantismo y castración química para los violadores
La verdad de lo que nos sucede cuando muere un ser querido
Falacias abortistas
Instrucciones para provocar trastornos mentales en el niño
El misterio de la extraña enfermedad de Shanyna Isom
El misterio de la esquizofrenia
Inutilidad del diagnóstico de las enfermedades mentales
El aborto y la justificación del asesinato de la criatura por nacer …
El crimen no paga, el aborto tampoco
El lucrativo negocio que encubre el aborto legal, seguro y gratuito …
La Psiquiatría y la Neurología al borde de la demencia
Mauricio Macri y la ley de aborto legal ¿cómplice de homicidio …
El “Aborto legal” y “El Planeta de los Simios”
El fraude de “Reduccel cápsulas” para adelgazar
El Aborto Legal y el refrán “Morte a te, felicita per noi”
El mito de la imparcialidad de los jueces 
Mario Vargas Llosas y el aborto
La verdad sobre el sexo anal
Los peligros ocultos de las prácticas sadomasoquistas
La violación de Thelma Fardin (Juan Darthés)
Carta abierta a todas las mujeres violadas
Boxeo ¿deporte o crimen? 
Lo único malo de Cienciología son los cienciólogos
Hablemos de la obesidad y las dietas

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s