¿Quieres saber la verdad sobre el “Juicio por Jurado”? ¡Pregúntame!

Lista completa de temas

LA JUSTICIA EN MANOS DE SIMIOS

Horacio Velmont

Contacto

Resultado de imagen para imagenes juicio por jurados simios

Imagen relacionada

El mito de la imparcialidad de los jueces 

Resultado de imagen para imagenes desayuno

https://www.clarin.com/sociedad/estudio-jueces-indulgentes-despues-comer_0_BkNMIJETvQx.html

Con la intención de probar la idea de que la justicia depende de “lo que el juez comió en el desayuno”, un grupo de investigadores estudió 1112 decisiones de jueces israelíes que presidían tribunales encargados de conceder o no libertad condicional a los prisioneros.

“Encontramos en la secuencia de casos que la probabilidad de un fallo favorable es mayor en el comienzo de la jornada de trabajo, o después de una pausa para alimentarse, que más adelante”, informaron los investigadores en la última edición de la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (National Academy of Sciences).

Los investigadores encontraron que al comienzo de una sesión de la corte alrededor del 65% de los fallos tienden a favorecer a los presos, pero la posibilidad de un fallo benévolo disminuyó casi a cero al final de la jornada.

Después de una pausa para comer, las sentencias favorables a los prisioneros volvieron a elevarse hasta un 65%, y después empiezan a disminuir de nuevo, agregó.

Los científicos destacaron que el patrón se mantuvo para cada uno de los ocho jueces que observaron por más de 50 días.

La conclusión del estudio es que si alguien tiene que enfrentarse a un juez, lo mejor es que sea a primera hora de la mañana o después del almuerzo, ya que ese es el momento del día en que los magistrados son más indulgentes.

Naturalmente que el hecho de que la objetividad de un juez dependa de su estómago, para decirlo de alguna manera irónica, no significa que sea el único factor que hace que sus fallos sean cuestionables.

Resultado de imagen para imagenes juicio por jurados

Estas explicaciones vienen a cuento para abordar el denominado “Juicio por jurado”, donde una docena de personas tienen, supuestamente, que hacer justicia.

Me refiero a que si la justicia depende, en el caso de un juez, de su estómago, esa justicia será algo así como un tiro al aire, y como lógica consecuencia más lo será si son doce los que tienen que decidir.

Voy a repetir algo que seguramente se les pasó a todos los que leyeron hasta aquí esta nota: “Naturalmente que el hecho de que la objetividad de un juez dependa de su estómago, para decirlo de alguna manera irónica, no significa que sea el único factor que hace que sus fallos sean cuestionables”.

Lo más curioso de la administración de justicia es que aunque un juez objetivamente acierte en la sentencia, sea condenando o absolviendo al acusado, eso no significa que su decisión no haya sido similar a tirar una moneda al aire: si sale cara, absuelvo, y si sale cruz, condeno.

LA CUESTIÓN DEL JUICIO POR JURADO”

Resultado de imagen para imagenes juicio por jurados simios

https://www.espinof.com/criticas/12-hombres-sin-piedad-juicios-y-prejuicios 

Recuerdo que en la famosa película “doce hombre sin piedad” (creo que en Argentina, si mal no recuerdo, se conoció como “doce hombres en pugna”), uno de los jurados quería terminar rápidamente las deliberaciones condenando al acusado  porque tenía  un compromiso que no deseaba posponer.  

Incluso un jurado puede tenerle inquina a quien tiene que juzgar por el solo hecho de haberlo haberlo puesto en esa situación de jurado en la que nunca hubiera deseado estar.

Resultado de imagen para imagenes juicio por jurados simios

Estos hechos, sin embargo, solamente son anecdóticos, porque la verdadera cuestión es que los doce miembros del jurado son semejantes a simios, en cuanto a que su capacidad de razonar es mínima.

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Resultado de imagen para imagenes ronald hubbard

Esta incuestionable aseveración se debe al descubrimiento realizado por L. Ronald Hubbard en cuanto a que los seres humanos tienen una segunda mente que guía su conducta. Y un jurado, les guste o no a los defendedores de este sistema, está regido por esta mente y no por la mente analítica. Es decir que su decisión nunca puede estar basado en la racionalidad porque la mente reactiva, por definición, es irracional.

El descubrimiento de Hubbard radicó en que cada vez que una persona cae en la inconsciencia (es decir, cuando su mente analítica se desconecta), una segunda mente, la mente reactiva, graba a nivel celular, como orden hipnótica, todo lo que sucede alrededor, especialmente las palabras.

¡Y el que crea que nunca estuvo inconsciente o con la mente analítica disminuida por un simple dolor de cabeza qure tire la primera piedra!

Imagen relacionada

Cualquier disminución de la conciencia, aunque sea algo tan leve como quemarse los dedos al encender una cerilla, equivale a una grabación hipnótica que regirá su conducta en el futuro.

“Yo nunca perdonaría a quien estuviera a favor de este gobierno”

Como hacemos siempre, ponemos de ejemplo al quirófano, que es el lugar donde más órdenes hipnóticas y más severas se producen porque, además de la inconsciencia, está presente el dolor provocado por la cirugía.

Imaginemos que los cirujanos hablan animadamente, algo que por supuesto no debieran hacer, ya que las células del paciente graban todo como órdenes hipnóticas, y uno le dice al otro “yo nunca perdonaría a quien estuviera a favor de este gobierno”.

Ese paciente, así, tiene grabado en su mente reactiva la orden hipnótica de no perdonar “a quien estuviera a favor de este gobierno”.

Piensen un poco: ¿Qué sucedería si más tarde este paciente tiene que actuar como jurado de un acusado “partidario de este gobierno”?

Resultado de imagen para IMAGENES JUSTIFICACION

¿Qué es “pensamiento justificado”?

Este jurado, otrora paciente, ignora que tiene en sus células esa orden hipnótica porque cuando la recibió estaba inconsciente. Y es esa mente la que lo inducirá a “racionalizar” en el sentido de que “ese partidario de este gobierno no puede ser perdonado”, sin importar cuál sea la verdad real del hecho del que se lo acusa.

Es importante comprender el mecanismo de la “racionalización”, que impulsa a justificar la aberración (el implante hipnótico), en este caso de “no perdonar al partidario de este gobierno”.

706dc-introhisthipn

Ahora te voy a despertar, y cuanto me toque la
nariz te sacarás las medias y las colgarás de la araña …

El ejemplo clásico es el de la persona que es hipnotizada y el operador le da la orden de que cuando despierte se sacará las medias y las colgará en la araña. Despertado, así lo hace. Y cuando se le pregunta por qué lo hizo, expresará alguna justificación tal como “porque estaban húmedas y en la araña se secarán más rápido”.

Nunca dirá que es un acto disparatado basado en una orden tonta que le dio el hipnotizador, simplemente porque ignora esa orden. Entonces, al no encontrar ningún motivo por el cual colgó las medias sobre la araña utiliza cualquier explicación porque su mente analítica no puede aceptar que haya actuado de forma irracional, y entonces, por construcción inherente, está obligada a justificarlo.

Imagen relacionada

En el caso del ejemplo, ese jurado también justificará el por qué no perdona al acusado, sin saber que es simplemente porque tiene una orden que le implantó en el pasado un cirujano que habló, cuando no debiera haberlo hecho, en el quirófano.

Imagen relacionada

No puedo perdonar al acusado, no puedo perdonar
al acusado, no puedo perdonar al acusado, no puedo …

Multiplíquese este ejemplo por doce y podrá comprenderse por qué el juicio por jurado es un disparate jurídico. Y si la palabra “simio” le resulta muy fuerte, puede reemplazarla válidamente por “robot”.

Quizás alguno ya haya sacado la conclusión de todo lo expuesto: que todo los seres humanos tenemos, desde el mismo nacimiento, órdenes hipnóticas que rigen nuestra vida, creyendo que siempre, en todos los casos, son nuestras ideas, sin darnos cuenta que simplemente estamos repitiendo como loros ideas de otros.

Imagen relacionada

Imagen relacionada

¿Por qué creen que apareció Dianética, y más tarde Cienciología? Pues para transformar a los seres humanos en clear, aclarados, libre de órdenes hipnóticas, técnicamente denominadas “engramas”!

Un clear es, precisamente, alguien que actúa libremente según su mente analítica, ya que su mente reactiva (la cual nunca desaparece, valga la aclaración) está limpia de órdenes hipnóticas que dirigen imperativamente su conducta.

NOTA ADICIONAL DE HORACIO VELMONT
Para aquellos que piensen que es una mera teoría la aseveración de que la inconsciencia graba órdenes hipnóticas, les aclaramos que con la tecnología dianética es posible hacer que una persona “recuerde” todo lo que sucedió en el quirófano cuando estaba analíticamente inconsciente, ya que su mente reactiva estaba activada y grabando a pleno.

Resultado de imagen para imagenes cd y lector de cd

La mente reactiva es similar a un CD cuya grabación se puede escuchar en cuanto se pone en el lector de la computadora. La tecnología dianética vendría a ser el lector de la mente reactiva. Francamente no sé cómo explicarlo más sencillamente.

LECTURA ESPECIAL
La Ciencia de la Mente Ilustrada (Parte I)
(libro completo: al pie se incluye el link para acceder a la parte siguiente)

LECTURAS RECOMENDADAS
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
La mente reactiva, tu archienemigo
No creas en todo lo que piensas
La verdad sobre el dolor
El contagio de la aberración en la sociedad
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
¿Puede repararse la mente?
Los humanos robots
Todos somos dementes hasta que se demuestre lo contrario
¿Realmente crees conocer a las personas?
¿Es verdad que el tiempo cura todos los males?
No siempre “somos lo que pensamos” 

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
DIANÉTICA Y CIENCIOLOGÍA
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
La verdad sobre el “baypass gástrico”
Por qué defiendo a Cienciología
La razón por la que se ataca a Cienciología
Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Falacias de la Neurología
Síndrome del impostor
Corrupción, método infalible para exterminarla de golpe
Nunca preguntes: “¿Por qué lo hiciste?”
Los peligros del hipnotismo
El caso del médico asaltado que mató al ladrón
El caso de El Estrangulador de Boston
Lo que ignoran los maestros escolares
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Por qué ganó las elecciones Donald Trump?
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Tom Cruise y la maldición de Cienciología
Marlon Brando y la violación de María Schneider en … (Último tango en París)
La verdad sobre la cirugía estética
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La depresión, sus verdaderas causas
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
Hablemos de tetas, con perdón de la palabra
El fraude de las encuestas
¿Matar una cucaracha crea Karma?
¡Ufa con el miedo a volar! (Aerofobia)
La causa de la criminalidad
El síndrome de Tourette #!@%*
¿Qué es la Prosopagnosia o “ceguera facial”
¿Qué es la erotomanía?
Gurdjieff y su enseñanza sobre la falta de unidad en el hombre
Leah Remini vesus Cienciología
Los secretos de Cienciología develados
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte I)
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte II)
Cienciología y la Tecnología de Estudio
Uso de la invalidación para manipular a las personas
Los esclavos de la Cienciología
La verdad sobre la carrera de Psicología
Preguntas y respuestas basadas en las críticas a Cienciología
¿Son recuperables los violadores?
Crítica a la serie Esclavos de la Cienciología
Obsolencia de la Justicia Penal, la pena, la cárcel y …
Cienciologia y el lavado de cerebro
Cómo inventa enfermedades la Psiquiatría
Stealthing, práctica sexual de quitarse disimuladamente el preservativo
Trastorno por déficit de atención
Homosexualidad, inexorable camino involutivo
¿Por qué se nos pega un hit? (A propósito del … tema “despacito”)
El caso Fernando Farré, asesino de su esposa con 70 puñaladas …

Síndrome de la acumulación compulsiva
El origen del síndrome de las compras compulsivas
La Psiquiatría y el cuento de los asesinatos a sangre fría
La verdad sobre el éxito de la canción “Despacito” 
El affaire Julio De Vido, ¿honor entre ladrones?  
Sadismo, masoquismo y “Las 50 Sombras de Grey”
Dislexia, Neurobiología y Oscurantismo

El extraño caso de las “Ponygirls”
El síndrome de Asperger o los inventos de la Psiquiatría
La verdad sobre los asesinatos de mujeres en México
El Nudismo al desnudo
Hablemos de sexo, con perdón de la palabra
El extraño caso de Andréi Chikatilo, el carnicero de Rostov
Cayó preso Boudou, ¿y Cristina cuándo cae?
La cárcel, el invento más perverso, estúpido e inútil del mundo

La homosexualidad no es inherente al ser humano
Eduardo Feinmann y su fallida encuesta sobre el aborto
Tiempos de barbarie: la terapia de conversión para curar la homosexualidad
El caso del policía Luis Chocobar, ¿héroe o asesino?

Aborto o el dilema de asesinar o no a la criatura por nacer
Misión imposible: atropellar y no huir
Cienciología y el aborto
Exhibicionismo, ¿perversión sexual o enfermedad mental?
Oscurantismo y castración química para los violadores

La verdad de lo que nos sucede cuando muere un ser querido
Falacias abortistas
Instrucciones para provocar trastornos mentales en el niño
El misterio de la extraña enfermedad de Shanyna Isom
El misterio de la esquizofrenia
Inutilidad del diagnóstico de las enfermedades mentales
El aborto y la justificación del asesinato de la criatura por nacer …
El crimen no paga, el aborto tampoco
El lucrativo negocio que encubre el aborto legal, seguro y gratuito …
La Psiquiatría y la Neurología al borde de la demencia
Mauricio Macri y la ley de aborto legal ¿cómplice de homicidio …
El “Aborto legal” y “El Planeta de los Simios”
El fraude de “Reduccel cápsulas” para adelgazar
El Aborto Legal y el refrán “Morte a te, felicita per noi”
Mario Vargas Llosas y el aborto
La verdad sobre el sexo anal
Los peligros ocultos de las prácticas sadomasoquistas
La violación de Thelma Fardin (Juan Darthés)
Carta abierta a todas las mujeres violadas
Boxeo ¿deporte o crimen? 

Lo único malo de Cienciología son los cienciólogos
Hablemos de la obesidad y las dietas
Lo que la Psiquiatria ignora sobre los tranquilizantes
Neurología o cómo seguir en el horno
Psiquiatras: ¡la depresión no se cura con drogas ni con electrochoques!

El Código Penal como indicio del fracaso de una civilización
La tortura del aplanamiento de senos
¿Quieres saber la verdad sobre Cienciología? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre el Psicoanálisis?  ¡Pregúntame!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s