El engaño de la sal dietética

Lista completa de temas

¿LA SARTÉN O EL FUEGO?

Horacio Velmont

Contacto

sal a paladas

https://blog.nutritienda.com/cloruro-de-potasio/

En el caso de sustituir la sal de mesa por cloruro potásico,
no debemos olvidar que todo ingrediente en exceso puede
resultar perjudicial para la salud y el empleo de cloruro de
potasio en exceso también puede resultar dañino y
ocasionar un exceso de potasio

Imagen relacionada

Resultado de imagen para imagenes sal dietetica o sodio

No caí en la cuenta del engaño de la sal dietética sino después de mucho tiempo de consumirla. Me refiero al producto que en la etiqueta dice “O sodio” o “sin sodio”.

Es cierto, este tipo de productos tiene “O sodio”, es decir, no contiene cloruro sódico, pero resulta que contiene como sustituto cloruro potásico, cuyo exceso también puede resultar nocivo para la salud.

El problema radica, en realidad, en que la sal dietética no tiene el mismo poder de salación de la sal común, de modo que para igualarlo hay que utilizar mucha más cantidad en el alimento que se desea salar. ¿Captan cuál es “la madre del borrego”?

Si alguien utiliza la sal dietética moderadamente, por supuesto que no le causará ningún problema, pero la comida no tendrá el sabor al que uno está acostumbrado con la sal común. ¿Se justifica, entonces, adquirir tal producto, máxime con el riesgo de sobrepasarse en su uso? No sé cómo explicarlo más claramente.

En la etiqueta de los envases de la sal dietética nada dice de que para que el producto obtenga el mismo nivel de la salación que la sal común hay que verter tantas veces más la cantidad usual.

Entonces, uno, por inadvertencia, confiado en que la sal dietética no contiene sodio, y en la creencia de que es inocua, vacía el envase sobre la comida para obtener el mismo nivel de salación. ¡Y lo que en realidad está haciendo es sobrecargar al organismo con cloruro potásico, lo cual también es perjudicial.

El cloruro potásico alto puede ser difícil de diagnosticar ya que muchas veces no hay síntomas. Cuando sí hay síntomas, estos pueden ser:
• Nausea.
• Pulso lento, débil o irregular.
• Desvanecimientos repentinos si el ritmo cardíaco se enlentece o detiene.
• Irritabilidad.
• Entumecimiento, usualmente en manos, brazos, piernas o pies.
• Debilidad muscular.
• Diarrea o calambres abdominales.

La clave, entonces, es la que indicamos al comienzo: “En el caso de sustituir la sal de mesa por cloruro potásico, no debemos olvidar que todo ingrediente en exceso puede resultar perjudicial para la salud y el empleo de cloruro potásico en exceso también puede resultar dañino y ocasionar un exceso de potasio”.

LECTURA RECOMENDADA
https://blogs.20minutos.es/el-nutricionista-de-la-general/tag/cloruro-potasico/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s