¿Quieres saber la verdad sobre el Travestismo? ¡Pregúntame!

Lista completa de temas

LOS QUE LES ENCANTA VESTIRSE CON ROPAS FEMENINAS

Horacio Velmont

Contacto

A los efectos prácticos nos referiremos con la expresión “Travesti” a los hombres heterosexuales que disfrutan con las prendas que usan las mujeres, sea poniéndoselas o simplemente olíendolas o tocándolas.

El hecho de que nos refiramos a los heterosexuales como practicantes del Travestismo no significa que no existan otras alternativas o variantes. En absoluto. Valga la aclaración.

Lo que queremos poner de relieve en esta nota, una vez más, es el hecho científico de que una persona normal, digamos un heterosexual en su naturaleza esencial, no siente atracción por las prendas femeninas. Me refiero a vestirse con ellas claro está. Cuando esto sucede, hay un arbitrario que lo está impulsanto que no forma parte de su naturaleza esencial.

La prueba de ello, irrefutable, es que ese arbitrario puede ser eliminado, momento en el cual el travesti deja de serlo y regresa a su naturaleza primordial. Si puede ser eliminado es obvio que no formaba parte esencial de él.

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Para comprender lo expuesto hay que remontarse a los descubrimiento de Ronald Hubbard sobre la mente humana, que no es solo una, la analítica o consciente, sino que también incluye otra, la mente reactiva, que es un mecanismo de superviviencia que todos los seres vivos poseen, incluso los animales y las plantas.

Cuando una persona cae en la inconsciencia, aunque esta sea parcial, la mente reactiva grava órdenes hipnóticas, técnicamente denominadas “engramas”.

Resultado de imagen para imagenes cirujanos

“Yo disfruto vestirme con ropas femeninas”

Esto significa, en cuanto al tema que estamos abordando, que un hombre normalmente heterosexual que tiene impulsos de vestirse como ropas femeninas, en algún momento de su vida alguien le implantó, por supuesto sin saberlo (esto lo damos por descontado), una orden en tal sentido.

Resultado de imagen para imagenes hipnotismo

Cuando despiertes y me toque la nariz  buscarás
alguna prenda femenina y te la pondrás…

Como es sabido, cuando alguien es hipnotizado, todo lo que sucede en el lugar, además de las órdenes que eventualmente pueda darle el operador, configuran restimuladores.

Resultado de imagen para imagenes cirujanos con bisturí

Resultado de imagen para imagenes amas de casa pelirrojas

Esto significa que si en el quirófano se cayó un bisturí, el sonido de este al chocar con el piso se grabará en las células reactivas del paciente en estado inconsciente, y listo para activarse si más trde en su hogar se cae al piso, digamos, un cuchillo. O la esposa tiene el mismo color de pelo que la enfermera que asistía a los cirujanos.

Imagen relacionada

El otrora paciente, que lleva en sus células la orden hipnótica de disfrutar vistiéndose con ropas femeninas, sentirá el impulso de ir al guardarropa de la esposa y cuando ella no esté (también descontamos esto, por supuesto) probarse sus vestidos para ver cómo les quedan, quizás con la excusa de ver cómo les quedan.

Debe entenderse que, en esta circunstancia, el pobre infeliz no puede resistirse a la órden hipnótica porque esta ha sido implantada en un momento de dolor, el de la operación.

Resultado de imagen para imagenes asesinos mk ultra

La peculiaridad de que la sugestiones hipnóticas tengan mayor poder de compulsión ha sido el facctor determinante de que ciertas agendas ocultas de los gobiernos lo utilicen para crear asesinos.

Como ya hemos adelantado, mediante la tecnología descubierta por Ronald Hubbard, esos engramas u órdenes hipnóticas pueden ser eliminadas, desapareciendo definitivamente la compulsión de vestirse con ropas femeninas. El hombre normal no necesita de tales desviaciones para disfrutar de la vida.

Resultado de imagen para imagenes alcoholismo

Resultado de imagen para imagenes tabaquismo

Resultado de imagen para imagenes maradona drogado

Resultado de imagen para imagenes maricas

Resultado de imagen para imagenes transexualismo

Resultado de imagen para imagenes asesinato

Resultado de imagen para imagenes torturadores

Cuando los hombres, incluidas las mujeres, son normales, es decir, sin engramas u ordenes hipnóticas que dirijan su existencia, no toman alcohol hasta reventar su hígado, ni fuman hasta que sus pulmones estén alquitranados y mueran de asfixia, ni se drogan hasta quedar como Maradona (por dar un ejemplo solamente), ni tampoco se sienten atraídos por personas del mismo sexo, ni intentanh operarse para parecer del sexo opuesto, ni matan, ni torturan, ni hacen guerras o fabrican armas para matar a smejantes, ni roban, ni tampoco mienten descaradamente.

Resultado de imagen para imagenes mente analitica

Cienciología, mal que les pese a sus detractores, que no tienen la menor idea de que se trata esta ciencia, devuelve a los seres humanos esa normalidad perdida. Cuando esto sucvede, a la persona se le llama “clear” (aclarado), es decir, libre de engramas.

¿Habría algo más que decir, acaso, del Travestismo, para que se entienda que es un arbitrario y que como tal no forma parte del ser humano, sino que es una desviación de la sexcualidad normal?

LECTURA IMPRESCINDIBLE
La Ciencia de la Mente Ilustrada (Parte I)
(libro completo: al pie se incluye el link para acceder a la parte siguiente)

LECTURAS RECOMENDADAS
La verdad de las siglas LGBT (Lesbianas, Gay, Bissexual, Transgénero)
El extraño caso de las personas que se creen animales
El drama de los LGBTIQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Travestis, Transesuales, Intersexos)

¿Quieres saber la verdad sobre la homosexualidad? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre la fiebre uterina o ninfomanía? ¡Pregúntame!

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
DIANÉTICA Y CIENCIOLOGÍA
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
No creas en todo lo que piensas
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
¿Puede repararse la mente?
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
Los humanos robots
La verdad sobre el “baypass gástrico”
Por qué defiendo a Cienciología
La razón por la que se ataca a Cienciología
Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Falacias de la Neurología
Síndrome del impostor
Corrupción, método infalible para exterminarla de golpe
Todos somos dementes hasta que se demuestre lo contrario
Nunca preguntes: “¿Por qué lo hiciste?”
Los peligros del hipnotismo
El caso del médico asaltado que mató al ladrón
El caso de El Estrangulador de Boston
Lo que ignoran los maestros escolares
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Por qué ganó las elecciones Donald Trump?
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Tom Cruise y la maldición de Cienciología
Marlon Brando y la violación de María Schneider en … (Último tango en París)
La verdad sobre la cirugía estética
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La depresión, sus verdaderas causas
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
Hablemos de tetas, con perdón de la palabra
El fraude de las encuestas
¿Matar una cucaracha crea Karma?
¡Ufa con el miedo a volar! (Aerofobia)
La causa de la criminalidad
El síndrome de Tourette #!@%*
¿Qué es la Prosopagnosia o “ceguera facial”
¿Qué es la erotomanía?
Gurdjieff y su enseñanza sobre la falta de unidad en el hombre
Leah Remini vesus Cienciología
Los secretos de Cienciología develados
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte I)
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte II)
Cienciología y la Tecnología de Estudio
¿Realmente crees conocer a las personas?
Uso de la invalidación para manipular a las personas
Los esclavos de la Cienciología
La verdad sobre la carrera de Psicología
Preguntas y respuestas basadas en las críticas a Cienciología
¿Son recuperables los violadores?
Crítica a la serie Esclavos de la Cienciología
Obsolencia de la Justicia Penal, la pena, la cárcel y …
Cienciologia y el lavado de cerebro
Cómo inventa enfermedades la Psiquiatría
¿Es verdad que el tiempo cura todos los males?
Stealthing, práctica sexual de quitarse disimuladamente el preservativo
Trastorno por déficit de atención

Homosexualidad, inexorable camino involutivo
¿Por qué se nos pega un hit? (A propósito del … tema “despacito”)

El caso Fernando Farré, asesino de su esposa con 70 puñaladas …
Síndrome de la acumulación compulsiva
El origen del síndrome de las compras compulsivas
La Psiquiatría y el cuento de los asesinatos a sangre fría
La verdad sobre el éxito de la canción “Despacito” 
El affaire Julio De Vido, ¿honor entre ladrones?
Sadismo, masoquismo y “Las 50 Sombras de Grey”
Dislexia, Neurobiología y Oscurantismo

El extraño caso de las “Ponygirls”
El síndrome de Asperger o los inventos de la Psiquiatría
La verdad sobre los asesinatos de mujeres en México
El Nudismo al desnudo
Hablemos de sexo, con perdón de la palabra
El extraño caso de Andréi Chikatilo, el carnicero de Rostov
Cayó preso Boudou, ¿y Cristina cuándo cae?
La cárcel, el invento más perverso, estúpido e inútil del mundo

La homosexualidad no es inherente al ser humano
Eduardo Feinmann y su fallida encuesta sobre el aborto
Tiempos de barbarie: la terapia de conversión para curar la homosexualidad
El caso del policía Luis Chocobar, ¿héroe o asesino?

Aborto o el dilema de asesinar o no a la criatura por nacer
No siempre “somos lo que pensamos” 
Misión imposible: atropellar y no huir
Cienciología y el aborto
Exhibicionismo, ¿perversión sexual o enfermedad mental?
Oscurantismo y castración química para los violadores
La verdad de lo que nos sucede cuando muere un ser querido
Falacias abortistas
Instrucciones para provocar trastornos mentales en el niño
El misterio de la extraña enfermedad de Shanyna Isom
El misterio de la esquizofrenia
Inutilidad del diagnóstico de las enfermedades mentales
El aborto y la justificación del asesinato de la criatura por nacer …
El crimen no paga, el aborto tampoco
El lucrativo negocio que encubre el aborto legal, seguro y gratuito …
La Psiquiatría y la Neurología al borde de la demencia
Mauricio Macri y la ley de aborto legal ¿cómplice de homicidio …
El “Aborto legal” y “El Planeta de los Simios”
El fraude de “Reduccel cápsulas” para adelgazar
El Aborto Legal y el refrán “Morte a te, felicita per noi”
El mito de la imparcialidad de los jueces 
Mario Vargas Llosas y el aborto
La verdad sobre el sexo anal
Los peligros ocultos de las prácticas sadomasoquistas
La violación de Thelma Fardin (Juan Darthés)
Carta abierta a todas las mujeres violadas
Boxeo ¿deporte o crimen? 
Lo único malo de Cienciología son los cienciólogos
Hablemos de la obesidad y las dietas
Lo que la Psiquiatria ignora sobre los tranquilizantes
Neurología o cómo seguir en el horno
Psiquiatras: ¡la depresión no se cura con drogas ni con electrochoques!
El Código Penal como indicio del fracaso de una civilización
La tortura del aplanamiento de senos
¿Quieres saber la verdad sobre Cienciología? ¡Pregúntame!
¿Quieres saber la verdad sobre el Psicoanálisis?  ¡Pregúntame!
Tu Sam y los peligros del hipnotismo
¿Quieres saber la verdad sobre el “Juicio por Jurado”? ¡Pregúntame!
¿Por qué Cristina, ladrona confesa, mide tanto en las encuestas?
Pedofilia, ¿amor por los niños o enfermedad mental?
Hablemos de la pedofilia y de los pedófilos
Eutanasia, el caso de Noa Pothoven
¿Por qué los políticos nunca admiten su culpabilidad?
La violación de Marcela Baños

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s