Coronavirus y cuarentena: Alberto Fernández no da pie con bola

Lista completa de temas 

LA SOLUCIÓN AL CONTAGIO
NO ES LA PRISIÓN DOMICILIARIA

Por Horacio Velmont

Contacto

Sólo deme la pena de muerte": así es vivir en prisión totalmente ...

Continuará El Chapo en confinamiento solitario | Expreso - Expreso

Coronavirus y cuarentena, ahora todos somos el Chapo Guzmán

Alberto Fernández: "Soy más hijo de la cultura hippie que de las ...

¿En serio la cuarentena es peor remedio que la enfermedad?

Patan GIFs | Tenor

Alberto Fernández, el Coronavirus, la cuarentena y cuando el remedio es peor que la enfermedad

Alberto Fernández y el sofisma de priorizar la salud sobre la economía

Se ha dicho hasta el cansancio que un remedio no puede ser peor que la enfermedad, y la cuarentena, prorrogada “ad infinitum”, cae dentro de esta advertencia.

Es bastante sorprendente observar que no solo nuestro inefable presidente yerra cuando sostiene que primero está la salud antes que la economía, sino también los economistas cuando hablan de que la salud y la economía van de la mano, sobre la base de que son las dos caras de la misma moneda.

6 Causas de sudor frío y qué hacer - Tua Saúde

En otras palabras, todo se centra en la palabra “cuarentena”, porque nadie, ni los infectólogos que la propician ni los economistas que advierten sobre su prolongación parecen darse cuenta de otro factor que está a la vista, o debiera estarlo, y es que el confinamiento es sinónimo de demencia y muerte peor que todos los virus del mundo.

Hace un tiempo, en una serie policial muy conocida, uno de los protagonistas se hizo encerrrar en una celda de aislamiento durante 24 horas para probar personalmente sobre los efectos del encierro, ya que uno de los presos se quejaba de su crueldad.

Cuando lo fueron a liberar, al cabo de 24 horas, el policía de la experiencia quiso matar al carcelero porque pensaba que se había olvidado de sacarlo de allí: ¡Creía que había estado una semana encerrado!

9 Síntomas que indican que tiene las defensas bajas

¿Qué parte no entiendes de “la cuarentena obligatoria disminuye las defensas y el organismo se enferma de cualquier cosa”?

Una cuarentena de solo una hora ya provoca daños irreversibles no solo a nivel mental sino también cerebral: la persona nunca volverá a ser la misma.

¿Se entiende, entonces, que el problema de la cuarentena, además de pasar por la economía también pasa por otro lado, que justamente es el más nocivo?

Sería muy interesante que el presidente Alberto Fernández y los expertos que lo asesoran, hagan la misma experiencia del policía, aunque sea de una hora, y después hablamos.

De Pablo: "El déficit cero no es ideológico, nadie…

https://www.lanacion.com.ar/economia/cuarentena-la-nueva-fecha-es-lo-de-menos-nid2359889

Como demostración de que tampoco los economistas advierten del peligro real de la cuarentena transcribiré un artículo reciente de Juan Carlos de Pablo publicado en La Nación.

Cuarentena: la nueva fecha es lo de menos

Si la cuarentena iba a durar primero hasta el 30 de marzo, luego hasta el 13 de abril y después hasta el 26 del mismo mes, lo único que indica la nueva extensión, hasta el 10 de mayo próximo, es la fecha aproximada en la cual el presidente de la Nación, Alberto Fernández, volverá a anunciar una ulterior prórroga.

La clave, entonces, no está en la nueva fecha, sino en la dinámica que se está produciendo entre las decisiones gubernamentales y lo que hace cada uno de los seres humanos para conseguir la base material para su existencia, eso que la mayoría denomina “la economía”.

La cuarentena se está flexibilizando de derecho y de hecho. Lo primero tiene que ver con la exclusión del aislamiento social preventivo y obligatorio de ciertas actividades en determinadas jurisdicciones, una correcta decisión derivada del hecho de que, en materia de contagio del coronavirus, la Argentina no es homogénea. Lo segundo deriva de que nadie puede pretender que algún ser humano fallezca dentro de su casa por haber respetado la cuarentena, a raíz de la cual se quedó sin alimentos o bebidas.

Los funcionarios pueden creer que, vía legislación, prohibiciones o requerimientos obligatorios, pueden dominar el timing de la realidad económica. Gran equivocación, que se agrava con el correr del tiempo.

Insisto: no es lo mismo que las fábricas y los comercios funcionen a que el Estado emita para pagar salarios y otros gastos; y no me refiero simplemente a los inevitables problemas de implementación.

Juego peligroso

Quien dice “estoy de acuerdo con las decisiones adoptadas por el Gobierno, pero…” está jugando peligrosamente con las palabras. Porque si estás de acuerdo no hay pero que valga.

La clave está en advertir que el conflicto entre “salud y economía” es real, pero su dimensión depende de las medidas que se adopten. Ejemplo: el congelamiento de los precios genera desabastecimiento, no mejora de los salarios.

En estos días en los que se destaca tanto el papel del Estado, es menester enfatizar la enorme cantidad de energías privadas puestas al servicio de encontrarle la vuelta. Teletrabajo, delivery , transformación de la producción, revisión de los contratos, etc. Sobre esto último: los empleados de la sección finanzas de las empresas saben mejor que sus dueños cuánta plata hay para pagar salarios, de manera que a nivel individual se negocia sobre bases ciertas, teniendo presente que nadie sabe cuánto va a durar esta emergencia.

Resultado de imagen de imagenes hacinamiento damilias

las mejores ideas para no aburrirse durante el confinamiento

https://www.clarin.com/sociedad/coronavirus-argentina-advierten-encierro-aumenta-violencia-abusos-ninos-ninas_0_soJmHGLVK.html

Condenar al aislamiento a las familias y especialmente
a los niños es lisa y llanamente un acto criminal que
dejará secuelas mentales y física impredecibles.
En todos los países se han registrado aumentos de
abusos infantiles a causa de la cuarentena.

Sobre las consecuencias de la “prisión domiciliaria”, término más ilustrativo que el eufemístico “cuarentena”, hemos escrito mucho, de modo que quien desee profundizar sobre el tema puede acudir a los links que se indican al pie.

LECTURAS RECOMENDADAS
El Coronavirus y la teoría oficial para ingenuos
Coronavirus, cuando el miedo es el verdadero enemigo
El Coronavirus y otras falsas pandemias
Alberto Fernández, el Coronavirus, la cuarentena y cuando el remedio es peor que la enfermedad
¿Qué parte no entiendes de “los italianos fallecidos a causa del Coronavirus tenían enfermedes previas”?
El Coronavirus no mata, el miedo sí
El Coronavirus y López Obrador, ¿demente o iluminado?
La predicción de Bill Gates de la aparición del Coronavirus
El Coronavirus asusta, la cuarentena mata
Coronavirus, el informe negativo de IDESA sobre la cuarentena
¿Quién pagará por las muertes y el caos social y económico causado por la cuarentena?
Coronavirus, irracionalidad e inhumanidad de la cuarentena
Gabriel Silva y la farsa del Coronavirus
¿Qué parte no entiendes de “la cuarentena es peor remedio que la enfermedad”?
Coronavirus y cuarentena, ahora todos somos el Chapo Guzmán
La masturbación en tiempos del Coronavirus
Coronavirus, penosos efectos mentales de la cuarentena obligatoria
Alberto Fernández y la farsa de la cuarentena como solución al Coronavirus
¿Qué parte no entiendes de “el aislamiento y la vacunación son más perjudiciales que las pandemias”?
Alberto Fernández y la cuarentena de los ricos
El Coronavirus y las nefastas consecuencias de la cuarentena
La trampa de la cuarentena
Coronavirus, con cuarentena o sin cuarentena, los muertos serán los mismos
Alberto Fernández y el sofisma de priorizar la salud sobre la economía
Alberto Fernández, Coronavirus, aislamiento y síndrome de la cuarentena
Sr. Presidente, no nos tome por idiotas
¿Qué parte no entiendes de “la cuarentena obligatoria disminuye las defensas y el organismo se enferma de cualquier cosa”?
“Ave, Albertus, morituri te salutant”
Alberto Fernández y la falacia de priorizar la salud sobre la economía
La peste es como la lluvia, siempre que llovió paró
José Abadi, Psiquiatría y Coronavirus
Coronavirus, cuando la cuarentena se transforma en genocidio
Cuarentena, arresto domiciliario de mayores de 70 años
Rodríguez Larreta-Adolf Hitler, ¿otra vez ghetto?
Carta abierta a mi “Führer” Rodríguez Larreta
Nacha Guevara puso en ridículo a Rodríguez Larreta
Repudio de intelectuales a Rodríguez Larreta
Rodríguez Larreta, prisión domiciliaria encubierta para ancianos
Dios no juega a los dados, el Coronavirus tampoco
Alberto Fernández se enamoró de la cuarentena

El Coronavirus y la somatización de sus síntomas

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s