Yo estuve preso en la cárcel de Devoto durante quince días

Lista completa de temas 

¿CÁRCELES LIMPIAS Y SANAS?

Por Horacio Velmont

Contacto

Fuga en la cárcel de Devoto | Un preso saltó el par... | Página12

La cárcel de Devoto por dentro: cucarachas, comida podrida y ...

La cárcel de Devoto es el único establecimiento penitenciario en funcionamiento dentro del territorio de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Se ubica en el predio delimitado por las calles Bermúdez, Nogoyá, Desaguadero y Pedro Lozano.

Videos impactantes del motín en la cárcel de Devoto: los presos ...

Protesta en la cárcel de Devoto: comenzó porque un ... | Página12

https://www.pagina12.com.ar/261860-protesta-en-la-carcel-de-devoto-comenzo-porque-un-agente-pen

Protesta en la cárcel de Devoto: comenzó porque
un agente penitenciario dio positivo de coronavirus

Quienes me siguen saben que soy octogenario, pero lo que no saben es que en mi juventud estuve preso en la cárcel de Devoto durante quince días, y es por esta razón que puedo hablar de primera mano sobre cómo es por dentro ese penal, precisamente en estos momentos en que los internos se amotinaron.

La razón por la que estuve preso es en realidad leve, pero no deja de ser delito: en ese momento mi empleador no me pagó lo que me debía y entonces le vendí unos cajones de Coca Cola para cobrarme la deuda. El dueño hizo la correspondiente denuncia.

De acuerdo a nuestras leyes penales, eso era un delito, porque debía haber acudido a la Justicia, pero bueno, era muy joven en ese momento y no me importaron las consecuencias sino solucionar un problema económico que tenía en esos momentos y que para mí era acuciante (debía dos meses de alquiler, entre otros problemas).

interiordedevoto

La cárcel de Devoto consta esencialmente de pabellones de una dimenensión aproximada de 30 por 5o metros, donde a su alrededor se ubican las camas de los internos.

Recuerdo que en cuanto entré pregunté a uno de ellos, para saber cómo debía conducirme allí, en cómo era el sistema. Lo primero que hizo fue mostrarme su brazo derecho, que lo tenía completamente tajeado y con cicatrices recientes. Se las había hecho él mismo para evitar que lo maltrataran en la comisaría donde lo habían detenido. Ningún policía toca a un preso en esas condiciones a fin de que no lo acusen de maltrato, precisamente.

El lugar era un total hacinamiento y cada interno se las arreglaba para sobrevevir como podía. La comida, según decían, era incomible, algo que no puedo asegurar porque en los quince días en que estuve internado no la probé, y sobreviví gracias a que me hice amigo de algunos presos que eran proveídos de alimentos por familiares.

 CIJ 162

El lugar era, en realidad, degradante y en mi caso lo pude soportar debido a mi juventud y especialmente al hecho cierto de que sabía que mi estadía allí sería pasajera.

El problema menor que pasé fue que lavé mi camisa y me la hurtaron. Allí comprobé que ese “honor de ladrón” del que tanto hablaban no existía. Francamente no lo podía creer. Un familiar me trajo una camisa y ya no me la saqué más hasta que me liberaron.

El peor momento fue cuando al ver que no tenía cama donde dormir le pedí a uno de los presos que me dejara dormir en la de él un rato. Accedió, pero a condición de que lo masturbara. La verdad es que me caía de sueño y hubiera hecho cualquier cosa por poder dormir, pero eso era demasiado y lo mandé a…, bueno, ya se imaginan a donde, agregando a mi puteada que estaba decepcionado de él porque creía que había sido un gesto desinteresado.

Evidentemente mi respuesta lo caló hondo porque me dijo que no me preocupara y que a partir de ese momento nadie se metería conmigo, lo que así sucedió.

Una jaula no tiene secretos: Entre las cosas degradantes hay que agendar el hecho de que los baños no tienen puertas, y cuando uno hace sus necesidades está en la mirada de todos. 

Horror en el penal de Devoto: un preso denunció que vendían drogas ...

Y mejor no hablemos de las relaciones sexuales entre presos y las drogas… Al final, uno se acostumbr a estas cosas, y más si se es joven como lo era yo.

Finalmente me liberaron y pude sentir esa extraña sensación de recuperar la libertad. No se puede transmitir, hay que haberlo vivido para saberlo.

Podría contar muchos más hechos degradantes, pero esta nota no es un relato de mi vida sino poner de presente algunas cuestiones sobre la delincuencia que nadie ha tratado hasta este momento.

Haz clic para acceder a 6-La-ilusion-de-las-carceles-sanas-y-limpias.pdf

La principal protesta, naturalmente, es la referente a que el hacinamiento en el que se encuentran los presos es violatorio de la Constitución Nacional, cuyo artículo 18  dice que “Las cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas …”.

ANALISIS
La ley dice que la prisión no debe ser un castigo (Clarín, 10/7/01)

La base para entender los principios constitucionales que regulan la privación de la libertad de las personas surge del artículo 18 de la Constitución Nacional, redactado en 1853, que expresa: “Las cárceles de la Nación serán sanas y limpias para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos más allá de lo que aquélla exija hará responsable al juez que la autorice”.

Se trata de una típica disposición del derecho penal liberal, en la que subyace el respeto por la persona humana. La medida de privarla de su libertad física es extraordinaria y el objetivo que se persigue a través de ella es la tranquilidad de la comunidad; de ningún modo es un medio de tormentos.

Este principio se completa con disposiciones contenidas en tratados internacionales sobre derechos humanos. A partir de la reforma constitucional de 1994, doce convenciones de este tipo tienen jerarquía constitucional, o sea el mismo valor que las propias cláusulas constitucionales. Entre ellos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. El artículo 10 establece que toda persona privada de su libertad “será tratada humanamente y con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano”. Más adelante, se determinan las características del régimen penitenciario, el que deberá tener como finalidad esencial “la reforma y la readaptación social de los penados”.

La Convención Americana sobre Derechos Humanos repite estos mismos principios con un detalle aún mayor. Como se puede observar, el sistema conjuga aspectos básicos del humanismo con la noción de dignidad, a la que se suma la idea de readaptación de que puede ser objeto todo delincuente como su función primordial.

De modo tal que se prohíbe todo castigo, tormento o sufrimiento que bajo pretexto de compensar el dolor causado por el delito cometido por el preso, en realidad esconde las ideas más primitivas propias de la antigüedad, como la Ley del Talión. Allí el “ojo por ojo diente por diente” en realidad funcionaba como una pulsión irracional que, lejos de solucionar los problemas comunitarios, los agravaba en un sinfín de acción y reacción que en nada acentúa la seguridad de los individuos ni el enaltecimiento de su cultura.

A esta altura de la civilización, es de desear que todos adoptemos como nuestros los sabios postulados constitucionales derivados del más puro concepto de civilización.

La crítica que haremos del sistema penal tiene que comenzar, obviamente, por los jueces, que son los que aplican las leyes represivas.

Carteles Antiguos Chapa 60x40cm Cortes De Carne Reses Al-164 ...

Ningún juez penal sabe cuál es el origen de la delincuencia, y en la mayoría de los casos ni siquiera atina a saber por qué razón tal o cual procesado ha cometido tal o cual delito, y aplica las penas de la misma forma que lo hace el carnicero de la esquina, chorizos, tanto; cuadril, tanto; mollejas, tanto…

Además, los jueces penales aplican las penas, cuando el Código Penal los autoriza a graduarlas, según su estómago. ¿No lo cree? Siga leyendo…

El mito de la imparcialidad de los jueces

LA CRUDA VERDAD

Muchos jueces son incorruptibles, nadie puede
inducirlos a hacer justicia. Joan Baez

En la época del reinado de Cambises II de Persia, un juez llamado
Sisamnes aceptó soborno y dictó una sentencia injusta, y como
castigo el rey ordenó que se lo despellejara vivo.
¿Cuántos, al leer este pasaje de Heródoto, secretamente,
no añorarán épocas pasadas? Maurice Le Port−Marly

Resultado de imagen para imagenes desayuno

https://www.clarin.com/sociedad/estudio-jueces-indulgentes-despues-comer_0_BkNMIJETvQx.html

Con la intención de probar la idea de que la justicia depende de “lo que el juez comió en el desayuno”, un grupo de investigadores estudió 1.112 decisiones de jueces israelíes que presidían tribunales encargados de conceder o no libertad condicional a los prisioneros.

“Encontramos en la secuencia de casos que la probabilidad de un fallo favorable es mayor en el comienzo de la jornada de trabajo, o después de una pausa para alimentarse, que más adelante”, informaron los investigadores en la última edición de la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (National Academy of Sciences).

Los investigadores encontraron que al comienzo de una sesión de la corte alrededor del 65% de los fallos tienden a favorecer a los presos, pero la posibilidad de un fallo benévolo disminuyó casi a cero al final de la jornada.

Después de una pausa para comer, las sentencias favorables a los prisioneros volvieron a elevarse hasta un 65%, y después empiezan a disminuir de nuevo, agregó.

Los científicos destacaron que el patrón se mantuvo para cada uno de los ocho jueces que observaron por más de 50 días.

Cuando las personas toman muchas decisiones seguidas, tienden a buscar maneras de simplificar el proceso cuando se fatigan mentalmente, dijo uno de los coautores del estudio, Jonathan Levav, de la Universidad de Columbia, en una entrevista telefónica.
Lo más fácil es mantener el status quo, es decir, dejar al preso en la cárcel, agregó.

Los investigadores descubrieron que las sentencias no suelen verse afectadas por la gravedad del delito, el tiempo de prisión cumplido o el sexo u origen étnico del recluso.

Los presos en los programas de rehabilitación obtuvieron la libertad condicional en más ocasiones, y los que eran reincidentes, en menos.

Los investigadores dijeron que sospechan que la gente también busca maneras de simplificar las cosas cuando se enfrenta a una serie de decisiones en situaciones legales, médicas, financieros o de otro tipo.

La conclusión del estudio es que si alguien tiene que enfrentarse a un juez, lo mejor es que sea a primera hora de la mañana o después del almuerzo, ya que ese es el momento del día en que los magistrados son más indulgentes.

Naturalmente que el hecho de que la objetividad de un juez dependa de su estómago, para decirlo de alguna manera irónica, no significa que sea el único factor que hace que sus fallos sean cuestionables.

La Corrupción K en la “Década Ganada” (Capítulo IX)

Bonadío, Cristina y un extraño sobreseimiento

Y no podemos dejar de mencionar el fallo por el cual el inefable juez Norberto Oyarbide absolvió del delito de enriquecimiento ilícito al matrimonio Kirchner o el del juez Claudio Bonadío con respecto al título de abogada de Cristina.

Resultado de imagen para imagenes mente reactiva

Existe otro factor, sin embargo, que es prioritario a la hora de juzgar a los jueces por sus fallos y es  la existencia en todos los seres humanos de la mente reactiva, de la que tanto hemos hablado, y que es la que en última instancia los dicta.

Resultado de imagen para imagenes desmayo

Resultado de imagen para imagenes desmayo bicicleta

Cualquier juez, lo mismo que ha ocurrido con todos los seres humanos, alguna vez por lo menos, ha caído en la inconsciencia, y la inconsciencia significa insoslayablemente implante de orden hipnótica. Técnicamente, estas órdenes hipnóticas se denominan “engramas”.

Resultado de imagen para imagenes cirujanos quirofano

Imagen relacionada

Un engrama es la grabación a nivel celular de todos los percépticos presentes en el incidente en el cual una persona ha entrado en la inconsciencia, por ejemplo a causa de una operación quirúrgica o por una caída de una escalera.

Si bien los percépticos mencionados son varios, tales como el olor, el color, el tacto, el oído, etc., el más importante es la palabra, especialmente cuando contiene acción.

Resultado de imagen para imagenes cirujanos quirofano

Supongamos que un juez en algún momento de su vida ha sufrido una operación quirúrgica con anestesia total. En ese momento todo lo que sucede en el quirófano se graba en sus células como engrama, es decir, como orden hipnótica, siendo las voces de los cirujanos y de las enfermeras, los ruidos -quizás la caída de un bisturí al suelo- los olores, etc., restimuladores de dicha orden hipnótica.

Supongamos también que uno de los cirujanos le dice a su colega “no tengas contemplación alguna, el mal hay que atacarlo de raíz”, por supuesto refiriéndose a algún órgano deteriorado.

Estas palabras se graban en el paciente para operar más tarde cuando aparezcan los restimuladores adecuados, igual que sucede con las sugestiones hipnóticas.

Resultado de imagen para imagenes gifs animados magistrados

“Al mal hay que atacarlo de raíz”…

En el futuro, este otrora paciente tiene que juzgar, ahora como juez, a un delincuente cuya voz es algo parecida a la de uno de los cirujanos y el incidente de la operación se le restimula dictándole que “no debe tener contemplación alguna porque el mal hay que atacarlo de raiz”, y el pobre infeliz, que a lo mejor robó un pedazo de pan, se ve sentenciado a la pena máxima.

Resultado de imagen para imagenes pensando

No creas en todo lo que piensas

El juez cree que la pena que aplicó parte de su mente analítica o consciente, es decir que es racional, pero resulta que salió de su mente reactiva, que por definición es irracional porque no piensa, solo reacciona ante un estímulo determinado. Él no sabe, ya que estaba inconsciente en la mesa de operaciones, que su decisión no es suya sino de una orden hipnótica que no puede desobedecer ya que desconoce su existencia.

Resultado de imagen para imagenes auditacion cienciologia

Resultado de imagen para imagenes auditacion dianetica

Esto no es teoría sino un hecho científico y sucede todo el tiempo, habiéndose comprobado su realidad en las sesiones de auditación celebradas en todas las organizaciones de Dianética y Cienciología.

Algún día, muy en el futuro, ningún juez podrá ejercer si no limpia su mente de engramas a través de la tecnología desarrollada por Ronald Hubbard, pues es la única forma de que sus fallos puedan considerarse que parten de su mente analítica o consciente y no de su mente reactiva, que no es más que una máquina.

El estado “libre de engramas” se denomina, en Dianética, “clear” (claro, aclarado).

El claro es la meta de la terapia dianética. Al  claro se lo puede someter a pruebas de todas y cada una de las psicosis, neurosis, compulsiones y represiones (todas ellas aberraciones), y se le puede examinar en busca de cualquiera de las enfermedades autogénicas (autogeneradas) denominadas enfermedades psicosomáticas. Estas pruebas confirman que el claro carece completamente de tales enfermedades o aberraciones. Pruebas adicionales de su inteligencia indican que esta es muy superior al promedio actual. La observación de su actividad demuestra que se entrega a la vida con vigor y satisfacción.
Además, estos resultados pueden obtenerse comparativamente. A una persona neurótica, que posee además enfermedades psicosomáticas, se le puede someter a pruebas en busca de estas aberraciones y enfermedades, demostrándose que existen. Se le puede aplicar entonces la terapia dianética con el fin de eliminar estas neurosis y enfermedades. Finalmente, se la puede examinar obteniéndose los resultados mencionados. Esto, dicho sea de paso, es un experimento que se ha realizado muchas veces, siempre con los mismos resultados. Se puede probar en un laboratorio que todas las personas a las que no les falte ningún órgano del sistema nervioso responden de este modo
al aclararse con Dianética.
Además, el claro posee atributos fundamentales e inherentes, pero no siempre disponibles para quien no tenga el estado de claro, que no se habían sospechado en el hombre y que no están incluidos en las discusiones pasadas sobre sus capacidades y su comportamiento.

LECTURA ESPECIAL

Resultado de imagen para imagenes electropsicometro

El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal

El Electropsicómetro (“E-Metro”) es un aparato inventado hace más de medio siglo que puede medir el grado de conciencia que tenía una persona al instante de cometer un delito. Por ejemplo, si al famoso dentista Ricardo Barreda, que mató a toda su familia con una escopeta, se lo examinara con él, se podría comprobar que estaba totalmente obnubilado en el momento del hecho. Sin embargo el psiquiatra forense que lo examinó concluyó que sabía lo que hacía.

¿A quién puede ocurrírsele algo tan absurdo como que alguien que mata a toda su familia a escopetazos puede estar en sus cabales en el momento del hecho?

LECTURAS RECOMENDADAS
Dianética y Cienciología
La Ciencia de la Mente Ilustrada (Parte I) (libro completo: al pie se incluye el link para acceder a la parte siguiente)

Obsolencia de la Justicia Penal, la pena, la cárcel y …

La verdad sobre el caso Nahir Galarza

LECTURAS COMPLEMENTARIAS
La verdad sobre Cienciología
Consecuencias de nuestros actos hostiles
Mente reactiva y programación MK Ultra
¿Por qué mierda tengo ataques de pánico?
Vendo o alquilo trastornos mentales
¿Qué nos sucede cuando cometemos un acto hostil …
El que las hace ¿las paga o no las paga?
¿Juicio por jurados o juicio por aberrados?
Internet profunda (Deep Web)
El castigo, ¿sirve para educar?
Padres contra hijos (la educación traumática)
La verdad sobre la adicción a la comida
La mente reactiva, tu archienemigo
Adopción homosexual, ¿sí o no?
La verdad sobre el Bondage
La verdad sobre la felicidad
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte I)
La verdad sobre el Psicoanálisis (Parte II)
Criminología, ¿ciencia o seudociencia?
La verdad sobre el dolor
Muerte de un hijo, ¿se puede superar?
Psiquiatría Forense, ¿ciencia o seudociencia?
La terapia de choque
El mito del libre albedrío
Psiquiatría, una siniestra seudociencia
Terapias de aversión, añadiendo leña al fuego
El Electropsicómetro, el aparato que le falta a la Justicia Penal
Facundo Manes, el cavernícola
¿Son recuperables los Amish?
¿Robledo Puch puede salir libre?
El contagio de la aberración en la sociedad
El verdadero origen de la violencia de género
La verdad sobre el duelo amoroso
¿Puede repararse la mente?
Pedofilia, ¿amor a los niños o enfermedad mental?
Cómo transformar a un niño vivaz en autista
Los aplaudidores de Cristina, ¿por la plata baila el mono?
La violación de Rocío Girat
Jorge Lanata contra la Psiquiatría
El misterio de los “Niños Solares” de Paquistán
Lo que los médicos, los psicólogos y los psiquiatras ignoran
La mujer golpeada y el botón de contacto
Muhammad Ali, víctima del boxeo
Cristina y el mito de la impunidad
¿El perro es el mejor amigo del hombre?
Cristina y la violación de los códigos morales
Los humanos robots
La verdad sobre el “baypass gástrico”
Por qué defiendo a Cienciología
La razón por la que se ataca a Cienciología
Los heterosexuales “flexibles” (crossdressers)
Falacias de la Neurología
Síndrome del impostor
Corrupción, método infalible para exterminarla de golpe
Todos somos dementes hasta que se demuestre lo contrario
Nunca preguntes: “¿Por qué lo hiciste?”
Los peligros del hipnotismo
El caso del médico asaltado que mató al ladrón
El caso de El Estrangulador de Boston
Lo que ignoran los maestros escolares
La verdad sobre la bisexualidad
Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal
Disfunción sexual, la Psicología cada vez más lejos…
¿Por qué ganó las elecciones Donald Trump?
¿Qué es “pensamiento justificado”?
Tom Cruise y la maldición de Cienciología
Marlon Brando y la violación de María Schneider en … (Último tango en París)
La verdad sobre la cirugía estética
Carta abierta a los cirujanos
El muelle, peligroso juego sexual adolescente
La verdad sobre el “Trastorno Obsesivo Compulsivo …
La depresión, sus verdaderas causas
La verdad sobre la homosexualidad y la poligamia
La verdad sobre las técnicas de liberación emocional (EFT)
Hablemos de tetas, con perdón de la palabra
El fraude de las encuestas
¿Matar una cucaracha crea Karma?
¡Ufa con el miedo a volar! (Aerofobia)
La causa de la criminalidad
El síndrome de Tourette #!@%*
¿Qué es la Prosopagnosia o “ceguera facial”
¿Qué es la erotomanía?
Gurdjieff y su enseñanza sobre la falta de unidad en el hombre
Leah Remini vesus Cienciología
Los secretos de Cienciología develados
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte I)
Cienciología, ¿funciona o no funciona? (Parte II)
Cienciología y la Tecnología de Estudio
¿Realmente crees conocer a las personas?
Uso de la invalidación para manipular a las personas
Los esclavos de la Cienciología
La verdad sobre la carrera de Psicología
Preguntas y respuestas basadas en las críticas a Cienciología
¿Son recuperables los violadores?
Crítica a la serie Esclavos de la Cienciología
Obsolencia de la Justicia Penal, la pena, la cárcel y …
Cienciologia y el lavado de cerebro
Cómo inventa enfermedades la Psiquiatría
¿Es verdad que el tiempo cura todos los males?
Stealthing, práctica sexual de quitarse disimuladamente el preservativo
Trastorno por déficit de atención
Homosexualidad, inexorable camino involutivo
¿Por qué se nos pega un hit? (A propósito del … tema “despacito”)
El caso Fernando Farré, asesino de su esposa con 70 puñaladas …

Síndrome de la acumulación compulsiva
El origen del síndrome de las compras compulsivas
La Psiquiatría y el cuento de los asesinatos a sangre fría
La verdad sobre el éxito de la canción “Despacito” 
El affaire Julio De Vido, ¿honor entre ladrones?
Sadismo, masoquismo y “Las 50 Sombras de Grey”
Dislexia, Neurobiología y Oscurantismo

El extraño caso de las “Ponygirls”
El síndrome de Asperger o los inventos de la Psiquiatría
La verdad sobre los asesinatos de mujeres en México
El Nudismo al desnudo
Hablemos de sexo, con perdón de la palabra
El extraño caso de Andréi Chikatilo, el carnicero de Rostov
Cayó preso Boudou, ¿y Cristina cuándo cae?
La cárcel, el invento más perverso, estúpido e inútil del mundo

La homosexualidad no es inherente al ser humano
Eduardo Feinmann y su fallida encuesta sobre el aborto
Tiempos de barbarie: la terapia de conversión para curar la homosexualidad
El caso del policía Luis Chocobar, ¿héroe o asesino?

Aborto o el dilema de asesinar o no a la criatura por nacer
No siempre “somos lo que pensamos” 
Misión imposible: atropellar y no huir
Cienciología y el aborto
Exhibicionismo, ¿perversión sexual o enfermedad mental?
Oscurantismo y castración química para los violadores

La verdad de lo que nos sucede cuando muere un ser querido
Falacias abortistas
Instrucciones para provocar trastornos mentales en el niño
El misterio de la extraña enfermedad de Shanyna Isom
El misterio de la esquizofrenia
Inutilidad del diagnóstico de las enfermedades mentales
El aborto y la justificación del asesinato de la criatura por nacer …
El crimen no paga, el aborto tampoco
El lucrativo negocio que encubre el aborto legal, seguro y gratuito …
La Psiquiatría y la Neurología al borde de la demencia
Mauricio Macri y la ley de aborto legal ¿cómplice de homicidio …
El “Aborto legal” y “El Planeta de los Simios”
El fraude de “Reduccel cápsulas” para adelgazar
El Aborto Legal y el refrán “Morte a te, felicita per noi”

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s