El fraude del SIDA

Lista completa de temas

UN VIRUS INEXISTENTE *

por Horacio Velmont
Contacto
PETER DUESBERG

 CELIA FARBER

 EL VIH/SIDA CARECE DE FUNDAMENTO CIENTÍFICO
Y SE BASA EN UN FRAUDE DEL Dr. GALLO EN 1984
.
El 13 de mayo de 2008, la SSI (Semmelweis Society Interrnational) concedió sus premios anuales Manos Limpias (Clean Hands) al profesor del Departamento de Bilogía Molecular de la Universidad de California en Berkeley, Dr. Peter Duesberg *, y a la periodista estadounidense Celia Farber *, por su rechazo de la versión oficial del SIDA y por su formulación, defensa y divulgación de hipótesis causativas alternativas.
Tanto entidades y personas ajenas a la SSI como algunos de sus miembros y ex miembros protestaron ante dichas nominaciones. El Presidente de la SSI, Dr. Roland Chalifoux, hizo público un Comunicado de Prensa el 1 de junio reafirmando la importancia y la justicia de los premios concedidos.
CLARK BAKER
.
Ante la persistencia de algunas críticas, el Dr. Chalifoux pidió al experimentado detective californiano Clark Baker** que investigase el caso. ROBERT GALLO
.
El 21 de julio hizo público el Informe titulado “Gallo’s Egg”, que había entregado unos días antes a la SSI.
Solo con la introducción de su informe ya nos podemos dar cuenta de cuáles son sus conclusiones sobre el SIDA: un fraude total.
.
Mi nombre es Clark Baker. Soy un detective privado, con licencia en California. He sido detective durante 28 años, tanto privado como en el Departamento de Policía de Los Ángeles (1980-2000).
He realizado más de 5000 investigaciones criminales y civiles, y he investigado, arrestado, procesado y ayudado a detener más de 2.700 carreras delictivas. También he recibido más de 80 condecoraciones militares y civiles por mis servicios como sargento de marines de los USA y como oficial de policía.
Tras estos 28 años, me considero enormemente escéptico ante todo hasta que no lo he probado por mí mismo. Hoy en día, la mayor parte de mi trabajo es pro bono [en beneficio de la humanidad, sin retribución monetaria], por lo que puedo ser muy exigente con aquellas personas a las que asisto. Se espera que los testigos mientan, pero si descubro que un cliente mío me ha tergiversado los hechos o me ha mentido, normalmente lo abandono.
Soy afortunado por tener el tiempo, la energía y los recursos para ayudar a que buenas personas puedan salir de apuros inmerecidos.
Empecé esta investigación en mayo de este año, y desde entonces he transferido TODAS mis demás investigaciones a otros detectives. Por estos esfuerzos, no he sido compensado económicamente. Mi intención es continuar implicado en este tema hasta que los tribunales y/o los legisladores hayan terminado con esta empresa criminal (llamada SIDA).
Hasta ahora, nunca imaginé que algunas de las industrias farmacéuticas podían apoyar falsa ciencia para financiar investigadores a fin de que produzcan fármacos caros que causan sufrimientos y enfermedades por todo el mundo; o utilizar legislación confusa para forzar a madres sanas y a sus bebés (bajo amenaza de quitarles la patria potestad) a ingerir fármacos que matan, y entonces utilizar las enfermedades y la mortalidad que se generan como evidencia de que una no-existente enfermedad sí que en realidad existe.
Si Ud. quiere comprender lo que ahora entiendo que es la conspiración criminal más importante que nunca pude imaginar, lea el Informe que he elaborado.
En circunstancias normales, pondría una lista con mi agradecimiento a todas las personas que me han ayudado en esta investigación y en el subsiguiente informe. Debido a las condiciones que existen en la comunidad científica y en la industria farmacéutica, no tendría sentido legítimo alguno exponer a estos testigos como potenciales dianas u objetivos. Cuando llegue el momento adecuado, el mundo conocerá la diferencia entre aquellos que sirven a la Humanidad y aquellos que se sirven a sí mismos a expensas de la Humanidad.
Jamás he escrito sobre algo más importante. Esta historia ha cambiado mi vida, y si Ud. se toma el tiempo y la paciencia para comprender lo que he redactado, también puede cambiar la suya.
No se precisa de formación médica alguna para investigar conductas fraudulentas o criminales, así como la financiación utilizada. (…) No se requiere un cerebro de neurocirujano para ver que ningún científico ha demostrado nunca que el VIH: 1) existe; 2) ataca células; ó 3) causa el SIDA.
Argumentar contra las montañas de minucias del VIH/SIDA, que son interdependientes y que se apoyan las unas a las otras, requeriría terabytes de capacidad computacional y la tenacidad de los fanáticos deportivos más detestables del mundo.
La clave de todo este enorme entramado no se encuentra en las paredes de cartón-piedra ni en los peones ni en los corre-ve-y-diles, sino en la declaración original misma del propio Dr. Gallo sobre el VIH.
Tras haber investigado miles de crímenes y haber arrestado cientos de miembros de bandas criminales y otras gamas de depredadores, reconozco un asunto criminal en cuanto lo huelo.
El VIH/SIDA convierte la estafa Enron en un juego de póker entre buenos vecinos.
Por malo que fuese Ken Lay (el fundador de Enron), nunca pudo pensar en envenenar y matar la cantidad de personas que las empresas farmacéuticas están dañando y matando en base a la medicina tipo-Mengele de Anthony Fauci y Robert Gallo.
Escorias como ellos (y como John Moore, de la Cornell University) finalmente se pudrirán en el infierno, pero tengo la intención de que conozcan alguna justicia terrestre antes de que los chacales del infierno se los merienden.
.
Mientras tanto, los “expertos” en SIDA siguen tratando a millones de personas con supuestos antirretrovirales para un virus que ni siquiera está demostrado que exista. Lo que sí está demostrado es que la relación VIH/SIDA se basó en un fraude científico.
Para quien quiera profundizar en este fraude puede acudir al libro sobre este asunto de Luis Botinas –cofundador y actual presidente de Plural-21, “Asociación para el cuidado de la vida en un planeta vivo”– y que lleva por título “El VIH/SIDA no existe; preguntas para desmontar un invento ‘made in USA’ ” ***.
En síntesis, el invento fraudulento del SIDA no es más que un mayúsculo engaño y crimen contra la humanidad, por parte de la miserable industria farmacéutica, con el claro objetivo de enriquecerse asesinando a millones de personas con sus venenosos medicamentos, como el AZT.
El siguiente texto presenta un valioso testimonio de una víctima que ha despertado tras sufrir las consecuencias de este colosal atentado farmacéutico contra la salud ****.
.
Me diagnosticaron VIH a los 20, por lo que ingresé a una fundación donde me invitaron a participar en un estudio clínico donde probarían un nuevo medicamento, firmé documentos donde la fundación se desligaba de cualquier responsabilidad, incluso de mi muerte. Después de 12 años tomando la terapia, hoy observo como mi cuerpo y cara se fueron desfigurando hasta parecer un extraterrestre, mi colon quedo destruido, mi mente y mi autoestima profundamente afectadas, mi familia separada y mis conocidos sintiendo lastima por mí, así como yo mismo, que en cada relación me sentía pidiendo disculpas por no tener salud para pensar en un futuro medianamente feliz.
Hace 2 años fui dejando la venenosa terapia que anula la capacidad de regeneración celular, empecé a preocuparme de elegir los alimentos necesarios para mantener mi sistema inmunológico en condiciones óptimas, durmiendo de corrido sin las pesadillas que uno de los medicamentos provocaba, y empecé a notar como la calidad de mi piel y pelo empezó a mejorar cada día.
Curiosamente mis análisis de sangre indican que mis CD4 estan perfectos aunque mi “carga viral”??? aumentó… ¿qué indices necesito para saber que me siento feliz y mejor que nunca???.  Ahora bien… yo quiero saber quién responde por todo los daños ocasionados… quién me devuelve ese trozo de vida que picaron como carne… ¿qué me respondes desde tu mente formateada?, ¿alguna vez te tragaste una dosis de antiretrovirales para saber lo que se siente?
Indignación es poco para describir el dolor que siento al darme cuenta como me masacraban, mientras yo les agradecía que me estuvieran “salvando” la vida, cuando lo que hacía la FDA, la empresa farmacéutica, y los doctores fue llenarse los bolsillos con el dinero que sidosos o no, nos ganamos trabajando como bestias cada día, y que el gobierno nos hace pagar en impuestos para financiar estos fraudes.
Dime algo que me conforme, o sigue apoyando este negocio. Cualquier respuesta me da igual. Hoy estoy por la vida y es el único derecho que no me pueden quitar.
.
* Luis Botinas, “La versión oficial del SIDA se basa en un fraude científico del Dr. Luis Gallo”,
 http://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/ciencia_aids14.htm;
http://superandoelsida.ning.com/profiles/blogs/sida-25-anos-de-fraude-del-dr
**http://replantearsida.blogspot.com.ar/2008_08_26_archive.HTML
*** Luis Botinas, “La versión oficial del SIDA se basa en un fraude científico del Dr. Luis Gallo”,
http://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/ciencia_aids14.htm
**** http://teatrevesadespertar.wordpress.com/2012/09/13/testimonio-de-un-seropositivo-sobre-el-fraude-del-sida/.
 Más información en  http://superandoelsida.ning.com/


LECTURAS COMPLEMENTARIAS

El fraude de la vacunación
Chemtrails

El fraude de la fluoración del agua potable
El fraude de los alimentos transgénicos
El fraude del calentamiento global
Métodos de manipulación social

El fraude de los medicamentos
La verdad sobre la Marihuana
La conspiración contra la Marihuana

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s