El misterio de Hanging Rock

Lista completa de temas 

EL CASO DE LAS COLEGIALAS DESAPARECIDAS

por Horacio Velmont

Contacto

 

 

 

Adaptada de una novela de Joan Lindsay, el film “Picnic en Hanging Rock” (“Picnic en las rocas colgantes”, Peter Weir, Australia, 1975) narra los hechos acaecidos el día de San Valentín de 1900 en la formación volcánica de Hanging Rock, en el estado australiano de Victoria.

Según cuenta la leyenda, cuatro alumnas y una maestra del colegio Appleyard de la localidad de Woodend, desaparecieron sin dejar rastro durante una excursión escolar al enigmático lugar.

Más tarde aparecieron dos de ellas sin que pudieran recordar nada de lo sucedido. Del resto nunca se llegó a saber nada y el suceso se convirtió en uno de las enigmas más extraños y misteriosos de la historia negra de Australia. Más datos en 
 http://www.mundoparanormal.com/docs/enigmas/hanging_rock.HTML.

SESION DEL 27/09/12

Médium: Daniel
Interlocutor: Denyse
Entidad convocada: Ruanel, espíritu de quien fuera Ronald Hubbard

RUANEL: Ya estoy aquí, podemos comenzar.
INTERLOCUTOR: Bien, la consulta es sobre Hanging Rock, ¿percibe el caso?
RUANEL: Sí, por supuesto.
INTERLOCUTOR: Se trata de uno de los mayores misterios de Australia. Me refiero a la desaparición, en 1900, de dos colegialas y de una de las maestras en un picnic campestre al pie de las Rocas Colgantes, formación de piedras que se encuentra en el pueblo de Woodend, cerca de Melbourne. Todo lo que se sabe del hecho es por un libro escrito por Joan Lindsay, titulado “Picnic en Hanging Rock”, editado en 1967. Incluso se hizo una película con el mismo nombre en 1975, siendo su director el conocido Peter Weir. La síntesis de la novela es más o menos la siguiente:

En el día de San Valentín de 1900, en el pueblo de Woodend, cerca de Melbourne, Australia, cuatro colegialas y una maestra del colegio para señoritas Appleyard desaparecieron durante una excursión anual en el paraje Hanging Rock (“roca que se balancea”). Una de ellas regresó en ese momento y la otra fue encontrada una semana más tarde. Hacia las tres de la tarde, tres de las chicas mayores pidieron permiso para explorar la roca: Irma Leopold, Marion Quade y una muchacha llamada Miranda, todas de 17 años. Se lo dieron y también a Edith Horton, de 14 años, que pidió acompañarlas y que fue una de las que regresó, pero no pudo relatar nada de lo sucedido. Después de una semana de búsqueda infructuosa, sorpresivamente apareció Irma Leopold, pero tampoco pudo recordar nada de lo sucedido. El libro relata que una de las personas que desaparecieron junto con las colegiales fue la profesora de matemáticas miss Greta MacCraw. En la novela también se cuenta que los relojes de Ben Hussey y de mis McCraw se habían parado a mediodía, y que fue avistada una nube rosa. También se cuenta que la directora del colegio subió sola a Hanging Rock y se tiró o cayó desde arriba falleciendo de inmediato.
Creo que es un misterio interesante para resolver. La pregunta de rigor es cuáles son los verdaderos hechos.
RUANEL: Los hechos existieron, y se trató de una abducción terrestre, no extraterrestre. Las que no volvieron es porque fueron abducidas, y las que escaparon no pudieron recordar lo sucedido.
INTERLOCUTOR: ¿El no recordar nada se debió a que el hecho fue traumático o hubo alguna otra razón?
RUANEL: Estos terrestres, no humanos, que son de la raza de los Grises, usan para atrapar a sus víctimas aparatos que tienen como una especie de zumbido que las dejan como hipnotizadas. Es decir, no siempre atrapan a las presas desde arriba teletransportándolas a la nave, sino directamente en tierra, tal como lo hace cualquier ser humano que quiere atrapar a otro. En cuanto a esa adolescente llamada Edith que se escapó y se magulló toda al huir no recordó nada después porque ese aparato también hace perder la memoria.
INTERLOCUTOR: ¿Qué les hicieron a quienes no pudieron escapar?
RUANEL: Ellos abducen para estudiar a sus víctimas, pero por lo general mueren en el proceso. Naturalmente dependen de los experimentos que hagan. Tienen que recordar que los Grises son como los humanos, muchas veces no tienen escrúpulos. 
INTERLOCUTOR: ¿Esto sería todo sobre este asunto?
RUANEL: Sí, es todo, y traten de no alterar el mensaje.
INTERLOCUTOR: Por supuesto que no, Maestro, y gracias por las explicaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s