Incendios forestales, ¿quiénes los provocan?

Lista completa de temas
.
DESENMASCARANDO A LOS INCENDIARIOS *
.
por Horacio Velmont
Contacto

Paget_holmes55

Así es, querido Watson, cuando se habla de Ovnis,
no necesariamente se está hablando de extraterrestres…

.

DONDE HAY HUMO SIEMPRE HAY FUEGO,

Y DONDE HAY FUEGO SIEMPRE HAY UN OVNI

.

Tengo la certeza absoluta de que los seres humanos estamos acostumbrados, como si fuera algo natural, que enormes extensiones de bosques de pronto comiencen a arder, y los atribuimos a factores climáticos, a descuidos humanos o incluso provocados adrede por algunos desquiciados.

No cabe duda de que estos factores hay que ponerlos en el tapete cada vez que aparece un incendio de estas características, pero sin embargo hay otro factor en el cual nadie, o quizás muy pocos, han tenido en consideración, a pesar de las pruebas contundentes que existen.
Pero antes de ir al quid de la cuestión analicemos un poco la Biblia.
.
Ofrendas a Jahvé

Yahvé, que era un Hombre Primordial de la Tierra Hueca (Paraíso o Jardín del Edén) que se hacía pasar por Dios frente a Moisés y su pueblo, no solo exigía sacrificios de animales, sino también ofrendas y cremaciones de ciertos vegetales, en una cantidad y de una forma específica.
Veamos como Yahvé le dicta a Moisés la forma en que deben ser hechas las ofrendas de vegetales:
.
“Dile a los israelitas que te den una ternera roja sin defecto y que no haya sido uncida nunca, y degüéllala fuera del campo. Entonces, Eleazar el sacerdote mojará su dedo en la sangre de ella y lo sacudirá siete veces hacia la tienda de las reuniones. Después será quemada la ternera por completo, pero el sacerdote tomará un poco de madera de cedro, un poco de hisopo [una planta muy aromática antiguamente usada en medicina] y un poco de lino color rojo escarlata (!!) y lo arrojará todo al fuego donde se quema la ternera…”. (Num. 19, 1-7).
.
En las ofrendas diarias de por la mañana y por la tarde, junto con los animales que había que sacrificar y quemar, Yahvé exigía sin falta la «ofrenda de cereal», que consistía en la 10a. parte de un “efá” (una medida hebrea) de harina fina, mezclada con 1/4 de “hin” (otra medida) de aceite de aceitunas machacadas, y además había que ofrecerle una libación de 1/4 de “hin” de vino.

Yahvé detallaba bien sus recetas, porque cuando era un toro el animal que se ofrecía, entonces con él había que ofrecer 3 décimos de harina tamizada, mezclada con aceite de oliva; si en vez de un toro era un carnero, entonces la cantidad de harina que había que ofrecer era 2 décimos; si era un cordero, 1 décimo y si era un macho cabrío, entonces no había que ofrecer nada con él. Las cantidades de vino variaban también de acuerdo al animal que se sacrificase.
Pero no solo eso, Yahvé descendía a más detalles. Las ofrendas de cereales tenían que ser siempre sin levadura; había que añadirles algo de incienso; tenían que ser con aceite de oliva; había que echarle sin falta sal (“toda ofrenda tiene que ser con sal”), y nunca había que añadirle miel.
Además especificaba: “Cuando el cereal que se me ofrezca haya sido asado en un horno, tendrá que presentármelo en forma de obleas rociadas con aceite; si ha sido cocinado en una plancha o sartén, entonces habrá que partirlo en trozos y echarles encima el aceite; y si el cereal ha sido preparado dentro de alguna olla, entonces tendrá que ser bien sumergido en aceite para freírlo”.
Y todo ello para ser quemado en la hoguera con las ofrendas, a modo de adobo. Lo curioso es que las particularidades que conocemos de las ofrendas que los dioses mesopotámicos exigían a sus pueblos se parecen enormemente a éstas que vemos exigidas por Yahvé; no solo en el grueso de las ofrendas y de las cremaciones de animales, sino también en estos detalles o caprichos de exigir tal o cual hierba o líquido junto con la ofrenda animal.
Esto nos hace sospechar mucho en la igualdad de Yahvé con todos los demás “falsos dioses” y nos da la explicación de sus tremendos celos hacia ellos.
.
Grandes fuegos

Una de las cosas que hay que tener en cuenta es que la materia vegetal, cuando es quemada, desprende en menor cantidad que la carne energía apreciable o utilizable por los ”dioses”, y ésta es la razón de que haya que quemar grandes cantidades de ella simultáneamente para obtener resultados mensurables.

¿A quiénes beneficiaría en la actualidad, entonces, un incendio forestal de grandes proporciones? La respuesta surge obvia: la energía producida por la conflagración de un gran bosque sería el “alimento” ideal para una comunidad “no humana” que necesitara de esa energía en grandes cantidades.
Aclaro, antes de proseguir, que esto fue consultado en sesión por médium del Grupo Ruanel, los profesores Daniel Asamuya y Denyse Gómez, quienes confirmaron que detrás de los grandes fuegos están los  conocidos como “Los Grises”.
Hace algunos años, cuando los incendios forestales veraniegos constituían, no solo en España sino en toda Europa, una verdadera preocupación, Salvador Freixedo, un especialista en estos temas, escribió un artículo titulado “¿Quién quema los montes?”.
La revista a la que iba destinado no consideró prudente publicarlo porque pensó que era demasiado audaz. Hoy, después de varios años, cuando los incendios forestales se han convertido en una pesadilla en algunas naciones, sin que ni las autoridades, ni los técnicos hayan sido capaces de encontrarle una causa o una solución, este autor ha reafirmado más su sospecha de que detrás de causas verdaderamente naturales puede estar la mano o el aliento de algunos de estos “dioses” para avivar las llamas. Y en muchos casos cree que no ha habido ninguna causa natural sino que ellos directamente —y a veces descaradamente— fueron los incendiarios.
Antes de transcribir partes del artículo referido es conveniente hacer hincapié en la energía vital que se libera cuando la materia viva se desintegra violentamente. La materia vuelve a la tierra, pero la vida que la impregnaba se desprende y se libera en forma de radiaciones o de ondas de una enorme frecuencia (totalmente incaptables por los instrumentos con que cuenta la ciencia).
Cuando se queman cuerpos de animales, esta energía se desprende rápida y abundantemente, mientras que cuando se quema materia vegetal se desprende en mucha menor proporción y por eso para lograr alguna cantidad apreciable de esta sutil energía hay que quemar grandes cantidades.

 

Resultado de imagen para imagenes salvador freixedo
Freixedo explica que  fue una circunstancia trivial lo que le animó a poner por escrito su sospecha de que los incendios forestales no eran tan naturales como aparentaban ser. Fue un hecho que le sucedió en una montaña gallega, región en la que precisamente se dan con gran abundancia estos inexplicables incendios.
Caminaba con dos ancianos por un bosque de pino hablando del gran peligro que hoy constituían los incendios de montes, cuando la anciana dijo espontáneamente: “Deus nos libre d’unha mala fada” (Dios nos libre de una mala hada).
En labios de la anciana, aquella frase era solo un instintivo eco con que repetía maquinalmente lo que con toda seguridad habría oído muchos años atrás a sus padres, y en realidad no supo explicar por qué lo decía.
Pero en sus oídos, sigue diciendo Freixedo, aquello dio pábulo a sospechas, aunque todo va más allá porque hay muchos hechos que le dan fuerza; hechos que proceden de campos, épocas y latitudes diferentes.
El año 1979 se reunieron en Orense un grupo de expertos relacionados con la industria de la madera y por lo tanto preocupados por la gran cantidad de incendios forestales; el fin de la reunión era, sobre todo, llegar a algún acuerdo acerca de cual podía ser su origen. Las conclusiones a que llegaron fueron desconcertantes: encontraron nada menos de 14 posibles causas.
Pero «quod nimis probat, nihil probat»: lo que prueba demasiado, prueba nada. Catorce causas eran demasiadas causas para tomarlas en serio y en cierta manera se destruían unas a otras. En realidad eran catorce teorías desesperadas para explicar un hecho inexplicable.

Desde ya que no puede negarse el hecho de que un bosque arda por causas completamente naturales, como son la acción de un pirómano, la colilla de un irresponsable, una descarga eléctrica, etc. Pero ninguna de esas causas y ni siquiera todas reunidas, son capaces de explicarnos la enorme cantidad de incendios que estos últimos años se han des encadenado no sólo en España sino en muchas otras naciones del mundo.
Una de las causas que durante mucho tiempo se ha admitido como posible explicación fue que los vidrios o botellas, y en especial los fondos de las botellas rotas abandonadas en el monte hacían de lupa, concentrando los rayos solares y comenzando así el incendio.
Esta causa fue estudiada en los Estados Unidos de una manera especial por una Universidad del Oeste, en donde también se dan con mucha frecuencia estos grandes incendios inexplicables, y se halló que de unas 5.000 pruebas que se hicieron (abandonando fondos de botellas en lugares en donde con cierta facilidad pudieran haber provocado un incendio) ninguna resultó en un incendio real. De la mayoría de las otras 14 causas podría decirse algo por el estilo.
Desde ya que hay que reconocerle una fuerza mayor a las colillas lanzadas por irresponsables a los lados de la carretera, a los restos de hogueras de excursionistas y sobre todo a incendiarios psicópatas o a sueldo; pero ni aun así queda explicado el extraño fenómeno con toda la extensión y abundancia que ha ido alcanzando en los últimos años; y más, teniendo en cuenta que algunos de estos grandes incendios han comenzado muy lejos de carreteras, en lugares a donde nunca llegan los turistas domingueros (que son los más peligrosos) y sobre todo teniendo en cuenta la circunstancia de que, en muchas ocasiones, los incendios han comenzado simultáneamente o con muy poca diferencia de tiempo a todo lo largo de una montaña o cordillera.
.
Incendios causados por Ovnis
.
http://www.mundomisterioso.net/2012/07/ovni-en-el-incendio-del-canon-waldo.html#.UKzIJORdNWQ
Ovni en el incendio del Cañón Waldo (detrás del helicóptero, 2/7/12
.
En el campo de la ufología los fuegos son cosa muy relacionada con los extraterrestres, y hay que decir que no solo para causarlos, sino en ocasiones hasta par apagarlos, por donde se ve que tienen gran dominio en esta materia. Pero hay que confesar que son mucho más abundantes los casos en que estos intrusos espaciales en vez de apagar fuegos, los causan.

En la oleada de 1975 en Puerto Rico, en la que junto con gran cantidad de Ovnis se vieron en el cielo otras extrañas criaturas parecidas a grandes pájaros –fenómeno que también ha sucedido en otras partes concomitantemente con el avistamiento de Ovnis– hubo un caso en que una pequeña choza sobre la que se posó una de estas grandes “aves”, estalló inexplicablemente en llamas en cuanto ella desapareció.

Pero el caso más aleccionador en este particular es el famoso “Fuego de Peshtigo”, más conocido como el “Incendio de Chicago”, por haber sido ésta una de sus consecuencias más famosas. Mucha gente ignora que la misma noche que ardió Chicago (8 de octubre de 1871) ardieron muchos otros pequeños pueblos y aun ciudades como la hoy populosa Greenbay, en la que perecieron abrasadas alrededor de 3.000 personas.
Y aquella misma noche ardieron enormes extensiones de terreno en, por lo menos, siete estados de Norteamérica con una superficie como la mitad de la península Ibérica.
¿Causa de este fantástico incendio? Ni más ni menos que lo que hoy llamamos un Ovni. Una bola de fuego que cruzó por el norte y el nordeste de los Estados Unidos desde el estado de Nebraska hasta el de Pensylvania siguiendo una línea recta de no menos de 2000 kilómetros y causando a su paso enormes conflagraciones en miles de kilómetros cuadrados. Según los testigos presenciales, repentinamente bajaba del cielo un calor sofocante que ahogaba a todo aquel que se encontraba en descampado sin tener lugar en que guarecerse.

Leemos en el “Excélsior” de México, del día 29 de Sept. de 1979: “Un total de 25.000 hectáreas de pastizales y bosques de San Pedro Mártir y Sierra Juárez; en el municipio de Ensenada, fueron destruidos por incendios durante la temporada de verano”.
Noticias como ésta, pueden hallarse por cientos en todos los periódicos de buena parte de las naciones del mundo, sobre todo de aquellas en las que abundan los bosques.

Hace algunos años un gigantesco incendio forestal arrasó bosques y pueblos en Australia, habiendo consumido las llamas una superficie aproximada de más de 5000 kilómetros cuadrados. Naturalmente, las personas que viven en las ciudades apenas si se enteran de estas enormes conflagraciones y para ellas no pasa de ser una noticia más del periódico o de la radio.

En la década de los años 60 ardió una superficie de bosque comparable a la superficie de toda España. Si bien es cierto que, como dijimos anteriormente, podrá en muchísimos casos encontrarse una causa perfectamente humana y natural para estos fenómenos, también es muy cierto que el caso de los incendios forestales es uno más de los casos en que estas entidades no humanas cubren sus actuaciones en nuestro planeta bajo las apariencias de fenómenos naturales, cuando en realidad son fenómenos causados o avivados por ellos; al igual que, en ocasiones, hacen todo lo contrario, es decir, nos hacen creer que algo es “sobrenatural”, cuando en realidad es algo perfectamente natural, pero debido a causas que nosotros desconocemos y que ellos usan a su antojo para impresionarnos.
Para demostrar que estos hechos no son cosas del pasado, transcribiré esta noticia aparecida en el diario Crónica de Buenos Aires, el día agosto de 1982, bajo el título: “Un ovni incendiario-Catamarca”:
.
“Un incendio registrado hoy en la localidad de Londres y zonas aledañas afectó a 11 viviendas y causó heridas a dos personas amén de importantes pérdidas en plantaciones de nogales, citrus viñedos; y si bien las fuertes ráfagas de viento que se registraban en ese momento, hicieron temer por su seguridad a la población, el fuego se alejó luego hacia los cerros, tras cambiar el viento de dirección. Sin embargo, cuando el origen del siniestro no pasaba aún de conjeturas, un comunicado oficial dejó perpleja a la población. En efecto, la Jefatura de la Policía informó esta noche que un incendio registrado en la ciudad de Londres habría sido causado por un objeto volador no identificado (OVNI) que en dos oportunidades había logrado contactar con la tierra».
.
El comunicado dado a través del Departamento de Relaciones decía así:
.
“En la localidad de Londres, Departamento de Belén, se inició anoche un viento zonda con velocidad aproximada de 150 Km. por hora, provocando cuantiosos daños, voladuras de techos de viviendas, caída de nogales y postes de alumbrado público. A las 3,50 se observó un ovni que se desplazaba de oeste a este a una altura de 7 metros, iluminando en una circunferencia de 50 metros con luz amarilla sobre la población”.
“Posteriormente se posó en una finca, para luego levantar vuelo, dirigiéndose hacia el noroeste, descendiendo nuevamente por espacio de dos a tres minutos, pudiéndose observar de inmediato que se producía un voraz incendio en el lugar en que se posó; dicho siniestro se expandió a causa del fuerte viento…”.
.
Todavía sigue el diario “Crónica” durante una columna entera dando más detalles del suceso. Y por si tuviésemos duda de que se trata sólo de una noticia sensacionalista más, cuatro días más tarde el diario “Clarín”, también de Buenos Aires, abundaba más en el hecho tras su propia investigación:
.
“ASOMBRA A CATAMARCA UN OVNI INCENDIARIO… Las evoluciones del Ovni fueron seguidas con preocupación desde un automóvil patrullero policial, por los agentes provinciales Andrés Soria y Ramón Carpió, en circunstancias en que efectuaban un recorrido de rutina por el pueblo… Toda la provincia de Catamarca está convulsionada por el extraño incendio de campos que se produjo en un extremo del pueblo de Londres a partir de una gran llamarada emitida por un objeto volador no identificado (Ovni), según informó la propia policía local. Mientras comenzaba a soplar un fuerte viento, los policías vieron al objeto detenido y posado sobre la calle, en la esquina de las calles Zurita y Calchaquí. Al detener ellos la marcha del vehículo, el Ovni tomó altura rápidamente, y luego de un zigzagueante recorrido, produjo un violento estampido que derivó en una inmensa llamarada…”.
.
El diario “Clarín” continúa su información aportando más testimonios de testigos presenciales y terminando con esta atemorizante descripción: “Alberto Seleme, un caracterizado habitante del lugar, corroboró lo expresado y agregó: ‘Era algo dantesco; la tierra, el viento, el humo, el llanto de la gente que corría, las llamas. La policía tocaba las sirenas. Todo era un infierno’ “.
Como en “La Viña del Señor” hay de todo, en ocasiones se ha visto a estos visitantes del espacio apagar fuegos. En un caso acaecido en Tolima (Colombia), el rancho de una muy conocida periodista fue salvada de ser devorada por un incendio gracias a la oportuna y manifiesta intervención de un Ovni. Cuando ella se hallaba aterrada en compañía de una amiga viendo cómo las llamas avanzaban devorándolo todo, y estaban ya a muy corta distancia de la casa, un aparato en forma de disco se fue acercando lentamente, a muy baja altura, hacia las llamas.
En unos instantes se sintió un frío intensísimo que no sólo la puso a ella a temblar, junto con todos los peones de la finca que estaban luchando por impedir que el fuego avanzase, sino que hizo que las enormes llamas se extinguiesen en pocos instantes. La propia dueña de la finca explicó el caso con todos sus detalles, cómo había sido todo el increíble suceso, y el relato figura en el diario “El Tiempo”, que le había dedicado una página entera.
Cuando en el año 1931, hubo en el enigmático Mount Shasta (oeste de los Estados Unidos) un gran incendio forestal que avanzaba rápidamente, devorándolo todo, por una de las laderas del monte, según muchos testigos, se vio aparecer una extrañísima niebla que inexplicablemente lo detuvo. La señal en donde se detuvo el fuego, se pudo ver durante muchos años como una gran curva perfectamente trazada en la mitad de la montaña.
.
Solución del misterio

La inmensa mayoría de los incendios forestales son provocados por los seres terrestres no humanos conocidos como “Los Grises”, y su finalidad es absorber las energías que se desprenden los vegetales al ser quemados.
Esta aseveración, como ya lo señalamos, ha sido confirmada a través de la mediumnidad, algo que para nosotros es definitivo. Para aquellos que no creen en la mediumnidad y que todo surge de la mente afiebrada de los médium, esta aseveración pueden tomarla “con beneficio de inventario”, como suelen decir los abogados, o como “dato estable provisorio”, como decimos nosotros en el Grupo Obnosis.
Las razones por las cuales este tipo de entidades necesitan para sobrevivir de las energías que surgen de la quema de los vegetales y de los sacrificios de animales e incluso de seres humanos, pueden obtenerse de los links que se indican al pie.
Desde ya que en muchos casos esos incendios son provocados con la complicidad de terrestres, y también en muchos casos obligados a provocarlos, porque “Los Grises” son expertos en la manipulación mental.
.
Quiénes son los Grises y los Reptilianos (publicado en Casiopea) (leer con reservas)
http://www.bibliotecapleyades.net/vida_alien/revelacion_cosmos/casiopea.htm
Esas criaturas ubicuas popularmente conocidos como los “Grises” son sondas de la 4ª densidad creadas por los Reptilianos (los seres que a su vez dieron origen a todos los cultos a la Serpiente extendidos por el orbe entero) por medio de tecnología cibergenética. Sus funciones alimenticias guardan similitud con las de estos últimos. Existen en virtud de su interacción con las almas de los Reptilianos, una especie de relación de interfase conseguida por medios tecnológicos más avanzadas que cualquiera de que tenga conocimiento el ser humano. Los “Grises” no solamente son diseñados y creados en forma artificial, sino que también funcionan como una proyección mental y física de los Reptilianos. Presentan muchas de las mismas capacidades de estos últimos pero se diferencian en su apariencia física y por el hecho de que no tienen un alma propia (la morfología y estructura biológica de sus órganos internos es también diferente). No obstante esto, su funcionamiento es similar, y para poder manifestarse en forma física como proyecciones sólidas en la 3ª densidad (cosa que en algunos casos solamente pueden conseguir por períodos limitados de tiempo y con gran inversión de energía), deben absorber los nutrimentos adecuados en la manera descrita anteriormente.
Los Reptilianos tienen la apariencia de lagartos erectos sobre dos patas, de entre 6 y 8 pies de altura y con rasgos humanoides. Idolatran el universo físico. Todos los seres que sirven a su propio ego son consumidos por el deseo de manifestarse por medio de cuerpos físicos.
 .
El Salto Cuántico
Los Reptilianos han decidido plantarse firmemente en la modalidad existencial de SAS (Servicio a sí mismo) y por ello deben constantemente absorber grandes cantidades de energía negativa proveniente del 3º y 2º niveles. Puesto que han optado por permanecer en este nivel para atrincherarse con absoluta determinación en él y puesto que han renunciado a seguir el flujo natural de progreso hacia los niveles superiores, su raza ha sufrido un estancamiento patológico como resultado del cual está en una etapa de diezmado, y ésa es la razón por la que en esta coordenada espacio-temporal particular del ciclo tratan desesperadamente de tomar tanta energía como les sea posible; esto explica también su iniciativa de poner en marcha un proceso de reconstrucción metabólica a nivel racial. Han estado viajando constantemente en el “tiempo”, tanto hacia adelante como hacia atrás, para manipular los eventos de la historia de forma tal que las condiciones les sean propicias para la absorción de una máxima cantidad de energía negativa, y en el momento en que se efectúe la transición del 3º al 4º nivel puedan lograr varios objetivos:
1.   Preservar su raza como una especie viable;
2.   Prosperar en número;
3.   Incrementar su poder;
4.   Expandir su raza a lo largo de la realidad de la 4ª densidad.
En un estado de perfecta inmovilidad espacial han estado viajando hacia adelante y atrás en el tiempo para allanar el camino hacia la consecución de estos objetivos.
Sus esfuerzos, no obstante, pueden parecer desesperados y fútiles puesto que pierden de vista el hecho de que, si bien en la 3ª densidad han tirado de los hilos con relativa impunidad, la 4ª densidad es un campo de juego mucho más nivelado que no otorga ventajas a ninguno de sus habitantes. Allí se corren los velos que nublan la percepción de los seres humanos y se sueltan los grilletes que aprisionan sus pies.
Su talón de Aquiles Reptiliano reside, entonces, en el hecho de que solamente ven las cosas que desean ver: experimentan la más alta manifestación posible de lo que se conoce como “anhelación compulsiva”. En la 4ª densidad el objeto de la anhelación compulsiva se convierte en la realidad que allí se experimenta, de forma tal que la realidad percibida está construida de los propios deseos y anhelos y estos conforman nuestro estado de conciencia.
.
* Bibliografía: Salvador Freixedo, “Defendámonos de los Dioses” (Cap. 05).
http://www.bibliotecapleyades.net/vida_alien/defendamonos_dioses/defendamonos_dioses05.htm
.
LECTURA RECOMENDADA
Alex Collier, ¿contactado o delirante?
LECTURAS COMPLEMENTARIAS
Mutilación de animales
Mutilación de animales
El misterio del “Hombre Polilla”
Los habitantes de la Tierra intermedia

Defendámonos de los dioses
http://www.bibliotecapleyades.net/vida_alien/defendamonos_dioses/defendamonos_dioses.htm#Índice
.
MÁS INFORMACIÓN: Pueden extraerse mejores conclusiones acudiendo al Google y colocando en la casilla de búsqueda estas palabras (o similares): OVNIS INCENDIO. Aparecerán varios links sobre estos temas. Con las mismas palabras también pueden verse videos en YouTube.
.
NOTA ADICIONAL DE HORACIO VELMONT
Muchas veces, cuando hablamos de “extraterrestres”, lo hacemos con el propósito de dar a entender la existencia de entidades físicas que no pertenecen a la raza humana. Deberíamos hablar más bien de “seres no humanos”, pero eso sería más confuso porque podría pensarse que estamos refiriéndonos a entidades del mundo suprafísico. Lo que ocurre es que existen seres físicos no humanos que habitan en el planeta desde tiempos inmemoriales y que son terrestres y no extraterrestres. Es el caso de los “Grises” que aquí se mencionan. Es algo similar a que nosotros viajáramos a otro planeta, por ejemplo a Marte, nos afincáramos allí y tuviéramos descendencia. Nuestra descendencia no sería terrestre sino directamente marciana.
Con respecto a los Ovnis que se ven en el cielo, la inmensa mayoría son terrestres (de la superficie o del interior del planeta), siendo extremadamente raro que se trate de naves del espacio exterior.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s